“HAY UNA TRANSFORMACIÓN EN EL CONTENIDO, CARÁCTER Y OPERACIÓN DEL ESTADO CAPITALISTA EN ESTADOS UNIDOS”
El análisis de James Petras en CX36, 8 de junio de 2020.

 

“Las movilizaciones y protestas han cambiado su naturaleza” y “ahora hay algunas demandas políticas, sociales, legales y otras más que podrían tener un impacto sobre la estructura de poder”, dijo el sociólogo norteamericano, profesor James Petras, en su espacio semanal por CX36. Destacó que tras los primeros quince días de manifestaciones, las mismas siguen siendo masivas, “en otras palabras hay una transformación en el contenido, carácter y operación del Estado capitalista en Estados Unidos, todavía embrionaria pero empieza a mostrarse”, subrayó. En otro orden destacó “la gran victoria de Venezuela” que “derrotó los esfuerzos de Trump” de “bloquear los barcos petroleros de Irán”; cuestionó que el presidente mexicano “no responde adecuadamente frente al coronavirus” y al brasileño Jair Bolsonaro, país en el que “el número de muertos está creciendo y la democracia está bajo ataque”. Transcribimos esta nota que usted puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/el-analisis-de-james-petras-en-cx-36-08jun-20

 

Hernán Salina: Profesor James Petras, el gusto de siempre de recibirlo desde Montevideo en Radio Centenario.
Buenos días para usted, buenas tardes para nosotros. ¿Qué tal?

James Petras: Hay mucho para discutir hoy, hay una lista larga de temas que debemos tratar.

 

HS: Sí, comencemos, un poco se ha desplazado todo el tema coronavirus, que no es menor en Estados Unidos, pero se ha desplazado un poco por las inmensas movilizaciones, las protestas que siguen ¿verdad?

JP: Sí, y las movilizaciones y protestas han cambiado su naturaleza. Las protestas que comenzaran contra la represión de víctimas, pero ahora hay algunas demandas políticas, sociales, legales y otras más que podrían tener un impacto sobre la estructura de poder. Con más de 100 mil personas en varias ciudades y con las grandes movilizaciones en el este, oeste, norte y sur de Estados Unidos cientos de pueblos y otros más están marchando pero piden entre otras cosas transformación de la policía, incluso la eliminación de la policía en algunas grandes ciudades, cambios en las leyes, aplicación del poder civil contra la policía y podríamos decir que algunos alcaldes que apoyaban a la policía están para reemplazarlos y echarlos el Estado.
En otras palabras hay una transformación en el contenido, carácter y operación del Estado capitalista en Estados Unidos, todavía embrionaria pero empieza a mostrarse.
La segunda cosa importante es el hecho que los participantes en estas movilizaciones son multiétnicas, no son simplemente afroamericanos, hay blancos, negros, jóvenes, de clase media y otras cosas más. No es como las protestas en los 60 cuando la composición era mucho más de afroamericanos.
Y el tercer punto importante a tratar es la amplitud de la coalición, hay muchas cosas para decir pero la naturaleza de las marchas de protestas, confrontaciones, representan un amplio sector de la población. Blancos, afroamericanos, hispanos y otros grupos más, tenemos una amplia coalición que podría tener un carácter político. Ya tiene carácter político pero mucho se está canalizando hacia las movilizaciones y no han tomado un carácter partidario.

 

HS: En todo este panorama hubo, por lo menos se manejó como una contradicción o un choque dentro del gobierno con el jefe del Pentágono declarándose en contra del uso de Ejército de Estados Unidos para reprimir esto como Trump amenazó a utilizar.

JP: Sí, es otro factor importante, hay divisiones en el Estado. Muchos ex generales están atacando al gobierno de Trump y el uso el militar contra los civiles, es un cambio importante.

 

HS: ¿Esto lo frena un poco a Trump en la cuestión de la represión, tiene que seguir manejándose sólo con los cuerpos policiales?

JP: Bueno, está en un dilema ahora, Trump quiere utilizar a los militares para ocupar las ciudades y reprimir a los civiles, a los activistas, las políticas que están actuando. Pero los militares no quieren meterse en este conflicto político entre Trump que está muy desprestigiado entre los militares, por lo menos entre los generales. Y hay dos cosas posibles, una es que Trump actúa contra los generales en retiro y trata de usar a los militares actuales.
Lo otro es que los militares actuales empiezan a tomar un respiro y actuar con los militares en retiro. En todo caso debemos ver qué hacen los militares ahora frente a los desafíos de Trump a movilizar el ejército y reprimir a la población.

 

HS: ¿Qué cambios políticos puede estar generando esto, bueno salvo esto de cambiar algunos cuerpos policiales o a nivel de reglamentación de la policía y de la Justicia, pero más allá de esto qué cambios políticos podría llegar a generar este movimiento?

JP: Bueno, como mínimo van a tener comisiones y tratar de implementar algunas medidas dando más poderes a civiles y gobernantes. Eso es muy limitado porque los gobernantes actuales tienen mucha simpatía o por lo menos son sometidos a la policía.
El problema que tenemos ahora, lo que está claro es que el Estado norteamericano es un Estado policial, la policía tiene una enorme autonomía y ellos podrían dictar lo que los civiles pueden hacer.
Hay huelgas policiales, debemos entender que el sindicato policial es una forma de represión y justificar la represión y no es un sindicato que defiende al pueblo. Es un sindicato privilegiando a los policías, justificando cualquier crimen de cualquier policía, cualquier asesinato que la policía implementa. Como lo que hemos visto en Minneapolis, la policía justificó todo, cuando le pegaron a un viejo de 75 años el sindicato defendió a la policía contra cualquier juicio.

 

HS: Hay una imagen que vimos estos días que queremos preguntarle también qué significado puede tener, fue en alguna de estas movilizaciones lo que serían representantes de hoy del Movimiento de Panteras Negras, hombres y mujeres jóvenes con armas de guerra en la primera fila de algunas movilizaciones.
¿Esto tiene algún significado de grupos armados organizados que están participando de las protestas, o tuvo más que nada una imagen, un peso simbólico de esto? ¿Qué se sabe?

JP: Es totalmente simbólico, no tiene ninguna significación. Los millones que están en la calle no tienen armas, buscan una lucha política, es simbólico.

 

HS: Pero entonces no puede darse un uso de armas como sí lo han hecho desde la derecha en los Estados donde están autorizados.

JP: Sí, la derecha está utilizando armas a escondidas, no tienen la capacidad de movilizar milicias en esta situación. Los simpatizantes trumpistas están todavía guardando suposiciones, dependen entre Trump mismo a utilizar el propio ejército y no formar milicias. La fuerza popular tampoco está dispuesta a utilizar armas.

 

HS: Bien.
¿Qué otros temas vinculados primero, antes de hablar de otros temas fuera de Estados Unidos, vinculado a esto qué más le interesa agregar, Petras?

JP: Bueno, lo único es Facebook que Mark Zuckerberg ha utilizado el Twitter de Trump para denunciar los movimientos; y la oposición está atacando a Facebook ahora diciendo que no deben dar libertad a un presidente que está destruyendo la Constitución y todos los derechos civiles.

 

HS: Bien.
¿Otros temas por fuera de Estados Unidos que quiera remarcar esta semana?

JP: Sí, varias cosas.
Primero, en Venezuela han derrotado los esfuerzos de Trump a bloquear los barcos petroleros de Irán. Es una gran victoria porque Venezuela recibe el petróleo y ahora podría funcionar su economía.
México se ha visto en una situación de grandes problemas con el coronavirus, es otro problema, AMLO (el presidente Andrés Manuel López Obrador) no responde adecuadamente frente al desafío de la enfermedad.
Finalmente tenemos el hecho de Brasil donde Jair Bolsonaro está escondiendo los datos sobre el número que están acumulando. La cifra sobre el número de muertos está creciendo y la democracia está bajo ataque. No sé qué pasa entre los civiles en este momento pero Bolsonaro está muy desprestigiado, Washington sigue apoyando a Bolsonaro, Trump es el mejor aliado de Bolsonaro. Es una doble combinación de tiranos en ambos lados

 

HS: Bien, le agrego como tema que se maneja en estas horas un artículo del New York Times que ratifica que hizo un análisis equivocado la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre aquella supuesta denuncia de fraude electoral en Bolivia, Petras. Está confirmando esto en estas horas nada menos que el New York Times ahora.

JP: Sí, Washington y el New York Times siempre apologistas para el golpe contra Evo Morales. No es ninguna sorpresa que Washington esté apoyando la represión civil en Bolivia en este momento, no tienen ninguna alternativa pero quieren continuar y Trump no quiere en ningún caso un cambio que devuelva la democracia en Bolivia.

 

HS: Petras, muchas gracias como siempre por este contacto y seguimos muy atentos a lo que está pasando en Estados Unidos con esa multitud que sigue peleando en las calles y que está recibiendo solidaridad en el mundo también como las movilizaciones que han tenido lugar en Europa en estos días.

JP: Sí, es un movimiento mundial con repercusiones profundas aquí. Nunca hemos visto movilizaciones tan granes, tan amplias y con tanto tiempo, ya pasaron cerca de dos semanas y el pueblo sigue radicalizado en vez de moderando.
Es una gran posibilidad de cambiar el país finalmente después de tantos años.

 

HS: Ojalá se mantenga unido y no haya maniobras, infiltraciones, o provocaciones que intenten debilitarlo.

JP: Exactamente, hay provocadores también y hay algunos oportunistas el Partido Demócrata que quieren aprovecharlo para conseguir votos como el Sr. (Joe) Biden.

 

HS: Claro. Muchas gracias Petras, como siempre.

JP: Muchas gracias a ustedes.