DESIGUALDAD: “EN TÉRMINOS DE CONSUMO UN HABITANTE DE EEUU EQUIVALE A 10 DE ÁFRICA”
El espacio del demógrafo Guillermo Macció en CX36, 9 de junio de 2020

El demógrafo Guillermo Macció propuso a la audiencia de CX36 analizar en profundidad el tema que tituló “Los responsables de la contaminación”. Según indicó, se trata de un estudio que ha venido realizando con unos 20 subtemas. En esta oportunidad abordó el primero. “El primer problema que tiene el planeta tierra es la población humana que es el número de pasajeros, para usar una figura más poética, que pueden ir en una nave espacial o en un ómnibus. La población que tiene el planeta en estos momentos ronda los 7.000 millones de habitantes, cuando se había estimado que la población máxima de sostenimiento no podía exceder de 5.500 millones de personas”. Pero advirtió que “esa es una estimación por lo tanto está sujeta a error” porque “es muy distinto un consumidor europeo que un consumidor de las selvas amazónicas o de los territorios más pobres de la India”. Por tanto, subrayó “es un tema muy largo, muy complejo, muy opinable y que tiene que ver finalmente con qué sociedad queremos”. Transcribimos esta nota que puede escuchar aquí:
https://archive.org/details/2020-06-09-demografo-guillermo-maccio

Hernán Salina: Ahora nos vamos a recibir a nuestro compañero demógrafo Guillermo Macció para su participación, que estamos teniendo periódicamente aquí en la mañana de la radio.
Buen día Guillermo, un gusto recibirte.

Guillermo Macció: Buen día. ¿Cómo están ustedes?

 

HS: Bien. Nosotros volvimos los tres al estudio y atentos para escucharte, en este caso teniendo como tema de partida “Los responsables de la contaminación”.

GM: Yo escribí, me puse a estudiar, hace 10 días que estoy estudiando intensamente la tierra y sus amenazas concretas y es un tema que tiene 20 subtemas, por lo tanto, pienso que eso nos podría ocupar hasta tres audiciones, un análisis detenido de todo lo que se puede rastrear de lo que ha hecho el hombre por distintas vías, por distintos caminos, con datos, con información muy seria, en todos los casos verificada, entonces uno llega a la conclusión que pobre tierra todo lo que ha tenido y todo lo que ha tenido que soportar todavía. ¿Te parece la propuesta?

 

HS: Por supuesto, venimos de hace pocos días de celebrar o recordar el día mundial del medio ambiente nada más ni nada menos, así que vaya si será oportuno este tema…

GM: Yo como les digo y le digo a la audiencia tan atenta siempre, que son 20 capítulos los que tengo para tratar respecto a la acción humana sobre el planeta tierra en distintas dimensiones, entonces podemos empezar, están todos debidamente ordenados, así que no hay problema en interrumpir la audición en un punto y seguir en la siguiente.
El primer problema que tiene el planeta tierra es la población humana que es el número de pasajeros, para usar una figura más poética, que pueden ir en una nave espacial o en un ómnibus. La población que tiene el planeta en estos momentos ronda los 7.000 millones de habitantes, 6.900, 7.000 millones, cuando se había estimado que la población máxima de sostenimiento, para aquellos que pueden vivir sin crear condiciones adversas para la naturaleza, el agua, el suelo, el oxígeno, el aire, los bosques, etcétera, todos los bienes naturales, no podía exceder de 5.500 millones de personas, en realidad, se dan cuenta que, si eso fuera cierto nosotros tenemos una cantidad de pasajeros colados que va de 5.500 a 7.000, estaríamos hablando que tenemos 1.500 millones de pasajeros por encima de lo que sería una cifra aceptable para el planeta. Esta es una estimación por lo tanto está sujeta a error, está sujeta a discusión, está sujeta a calidad de consumo, porque es muy distinto un consumidor europeo que un consumidor de las selvas amazónicas o de los territorios más pobres dela India, es un promedio, o sea que ahí tenemos un tema en el cual la humanidad ha fracasado, porque allá en la segunda conferencia mundial de población que alguna vez he mencionado que tuvo lugar en México, se habló que la tierra no debería pasar de 5.000 millones de habitantes y estamos en 7.000.

 
HS: El tema es con esta población, que se habla que en pocas décadas va a llegar a los 10.000 millones, pero hablando de lo que hay ahora podría estar más organizado y más regulado el planeta en cuanto a contaminación.

GM: Ahí tenemos otro problema, que consumidores que son ocupantes del planeta, pero de qué estilo, occidental, asiático o africano, si uno mide en calorías básicas que consumen los occidentales capitalistas con respecto a los indígenas es para la risa, entonces tenemos que fijar ciertos estándares o ciertos patrones, lo que es un hecho constante, categórico es que no pueda haber ni población como los habitantes que viven en condiciones sub humanas en la mayoría del planeta, con los habitantes que viven en la Europa Occidental capitalista y en los Estados Unidos, que son maestros del desperdicio en todos los rubros que se quiera considerar, ahí hay un tema de desigualdad astronómica, abismal, que hace que un habitante en términos de consumo de los Estados Unidos equivalga a 10 habitantes del África por lo menos, entonces tenemos un problema de desigualdad. La condición de ser humano no es suficientemente uniforme como para poderlas comparar linealmente entre los Estados Unidos y Europa y el continente africano, por ejemplo, entonces el número fijo solo no nos dice nada porque significa dos entidades de consumo, es como si en un ómnibus un europeo ocupara 10 asientos y un africano fuera de pie en el estribo más o menos.

 

Diego Martínez: Y todo lo que el mundo hace para sostener el consumo de esos países, digamos el tipo de producción además al que se ha llegado.

GM: Y bueno, hay que desarrollarlo no por la vía capitalista porque es absolutamente impensable, los híper consumidores se manejan por la regla del mercado, los sub consumidores del África no aplican las reglas del mercado, hay una diferencia, lo único que tienen de común es que se llaman especie humana, pero después en todo lo demás son absolutamente diferentes y en término de energía ya sea eólica, eléctrica, en término de consumo de agua, en todos los otros términos son entidades, no s e pueden comparar linealmente, ese es el problema que tenemos cuando estudiamos relación de poblaciones.

 

HS: Esa sería una de las principales responsabilidades de la contaminación, estos sectores de la humanidad con esos altos niveles de consumo.

GM: Exactamente, esos altísimos niveles de consumo, el consumo exagerado, desproporcionado, desequilibrado, desaforado de los ricos de occidente del planeta, son los elementos desequilibradores, porque el hombre de la selva que vive en el Amazonas o que vive en el Congo vive de lo que le da la naturaleza, por lo tanto, por un hecho tan simple como depende directamente de ella tiene que cuidarla, tiene que cuidar el agua porque si no tiene agua no tiene otra fuente de alimentación. Es decir, uno cuando viaja por un río de la cuenca amazónica para no irse tan lejos consigue el agua en perfecta potabilidad, porque la cuida, si no la cuida sucumbe con ella, en cambio hoy si uno se arrima al Arroyo Pantanoso o el Arroyo Miguelete es una vergüenza y eso que el Uruguay no es un país exageradamente capitalista, entonces los términos no significan ni tienen el mismo contenido, por lo tanto cuando hablamos de hombres y habitantes tenemos que distinguir porque son entidades diferentes sea que se hable de África, sea que se hable de Asia o sea que se hable de Estados Unidos o Canadá.

 
HS: Ahora, ¿está esa lógica instalada de ese estímulo de alto consumo, pero están también podríamos decir las formas de producción que tiene el planeta y fundamentalmente podríamos decir el sistema capitalista hegemónico como factor importante de responsabilidad de la contaminación Guillermo?

 

GM: Claro, el sistema de vida llámesele como se quiera, es el que determina el patrón de consumo y el patrón de consumo es el que le marca el daño el uso bueno o malo que se le hace a la tierra.
Entonces si no cambiamos la cantidad de habitantes tenemos que cambiar la calidad de los habitantes, la naturaleza de los habitantes, los patrones de consumo que en es lo realidad lo que define este problema que tenemos, para poner un ejemplo el automóvil individual de 4 asientos, 4 puertas que va todos los días de Carrasco al centro ocupado por una sola persona consumiendo un combustible fósil, una cantidad de tecnología, recorre 5 kilómetros y lo pare frente a la puerta del negocio, es la cosa más absurda, comparada con el feriante que va los domingos a Tristán Narvaja a vender sus cosas, son dos mundos que ni siquiera se tocan, el patrón de consumo de uno y de otro son absolutamente diferentes y lo tenemos en nuestra propia pequeña ciudad de Montevideo

 

DM: Está el consumo personal digamos o incluso a nivel de las sociedades que describías perfectamente, están las decisiones políticas también para abastecer y hasta para fomentar ese consumo que ya son determinadas por las empresas y los dirigentes políticos.

GM: Claro porque hay un fenómeno, hay un engendro de la naturaleza en la especie humana que es el empresario, el empresario es el que trabaja en cualquier actividad para enriquecerse mediante una cosa que se llama mercado, que es un invento del hombre y en el mercado rigen ciertas reglas donde él se apropia de la mayor parte de la torta, un fragmento muy pequeño es lo que llega a los que la rodean y se conviertan en sus clientes, es así, mirado en forma abstracta desde arriba hay que mirar los actores que rigen el destino de los de bienes de la humanidad y lo viene siendo consumo, porque están todos estos hechos, generados en la naturaleza, el reparto es por sistemas perversos de apropiación y hasta que eso no se le meta en la cabeza al ser humano estaremos al borde la crisis permanentemente. Es un tema muy largo, muy complejo, muy opinable y que tiene que ver finalmente con qué sociedad queremos, una sociedad desigualmente creciente o igualmente creciente.

 

DM: Sí, ahí supongo que hay varios debates que entre ellos se entrecruzan, por un lado, el tipo de sociedad, por otro lado, el cómo saciar también, porque puede haber sociedades de consumo que logren saciar ese nivel de consumo de manera poco menos agresivas de las que están ocurriendo en este momento.

GM: Claro, el patrón de consumo lo fija una institución que creó el capitalismo que se llama el mercado, el mercado es el que te fija o les fija a los ciudadanos que pueden lo que va consumir o no va a consumir. Hay un gran festejo en Montevideo hoy porque van abrir las puertas del shopping que son las catedrales del consumo, la gente no está ansiosa de que se abran las iglesias hoy para ir acercarse a su Dios, la gente está ansiosa para que se abran las puertas del shopping para air a comprar o pasear, eso muestra dos prototipos de ser humano.

 
HS: Ahora, la escala de responsabilidades y esto del consumo está por ejemplo el tipo de actividad a gran escala que se está haciendo a nivel agrícola, por ejemplo.

GM: Sí también, a eso vamos a llegar también, estamos tratando recién el primer punto. El otro tema, el punto número dos es el uso de la tierra de manera perversa con la utilización muy reciente de agrotóxicos, para aumentar la producción natural de ella y eso es responsabilidad de dos empresas capitalistas que son Bayer y Dupont, una alemana y otra norteamericana, que son las que inventaron todos los agrotóxicos para eliminar las plagas de las plantas por un lado y hacer plantas prácticamente estériles y luego abreviar el tiempo de crecimiento y eventualmente agrandar el tamaño de la planta, todos son agrotóxicos que se vierten sobre la tierra  para que el producto rinda más, tenga mejor precio y tan grave es la situación que México tiene una crisis alimentaria, donde la base de la población, la base de la alimentación de la población originaria es el maíz, de donde es originario el maíz, que tiene problemas severos de alimentación porque se inventó el maíz transgénico que pierde una cantidad de propiedades, proteínas y otros nutrientes, lo que hace insuficiente el consumo de maíz para la cultura mexicana que vivió con el maíz durante siglos y siglos en la cultura maya, es decir, hay más producción de maíz pero tiene menor poder alimenticio y eso es un producto neto de la voracidad del mercado de elementos transgénicos.
Es aplastante, el ejemplo del maíz en México es realmente aplastante.
 

HS: Algo más que quieras redondear por hoy, sobre estos puntos del tema.

GM: Bueno redondeamos por hoy, porque lo que digo que todo eso, cuando hablamos de crisis alimentaria y todo es porque detrás de la crisis alimentaria hay actores que acumulan fabulosas cifras de riqueza, en detrimento de una parte de la sociedad. El primer elemento es la desigualdad de la especie humana en el trato de sus relaciones con el planeta tierra, eso es fundamental y aquí dejamos, hemos entrado recién en el segundo punto de los veinte que tengo preparados.

  
HS: Muy bien, quedamos con la expectativa de seguir el análisis que bien vale la pena en estos tiempos. Guillermo, te mandamos un a brazo, hasta la próxima.

GM: Un abrazo igual para ustedes y mis saludos afectuosos a toda la audiencia.