HUERTA URBANA: “ES IMPORTANTE CONOCER LO QUE PLANTAMOS A QUÉ FAMILIA PERTENECE”
Contacto con la profesora Cecilia Vignoles, 10 de junio de 2020

 
Siguiendo con el ciclo de huerta urbana en Radio Centenario, la profesora Cecilia Vignoles compartió la mañana de la 36 dando más recomendaciones para tener nuestra propia huerta en ese pedacito de patio o incluso azotea o balcones que tengamos a disposición. Tras dar recomendaciones básicas para tener en cuenta como el peso de nuestra huerta por metro cuadrado que debemos considerar, las buenas condiciones de impermeabilización en el caso de azoteas y de soporte, en los balcones; dedicó este contacto a explicarnos las familias de las verduras. Nos dio características de cada una de ellas, contó cómo asociamos una planta y como las plantas se cuidan entre ellas y se ayudan y se estimulan; y se refirió al valor estético y la importancia del verde. Transcribimos esta nota que usted puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/2020-06-10-cecilia-vignols

 

Hernán Salina: Recibimos a la profesora Cecilia Vignoles, a propósito de huertas orgánicas y consejos para la salud desde la alimentación, podríamos decir, de las muchas variantes que este tema tiene.
Cecilia, buen día, un gusto recibirte.

Cecilia Vignoles: Buen día.
Como siempre una alegría para mí un honor que me hayan invitado nuevamente

 

HS: Bueno en un espacio que genera mucho interés por supuesto en la audiencia en estos tiempos y veníamos haciendo recomendaciones veníamos hablando de la posibilidad de  huertas en  azoteas por ejemplo dentro de las posibilidades que podemos tener en las casas.

CV: Si, exactamente. Habíamos estado dando algunos consejos para tener huerta en las azoteas o en el balcón. Para aquellos que se reenganchan hoy pueden escuchar el audio que queda en la radio.
Hoy quiero puntualizar Hernán algunas cositas más que habían quedado pendientes. Habíamos estado hablando de sustrato, de como plantar, de orientación en el balcón, de las horas de sol, de todo eso, pero hay dos recomendaciones para plantar en azotea a tener en cuenta: que la huerta no puede pesar más de 300 kilos por metro cuadrado, porque de repente uno pone un contenedor plástico o mismo un contendedor de madera que lo arma y no es muy pesado en sí, pero hay que tener en cuenta cuando se le agrega la tierra, y la tierra mojada el peso que toma. Entonces, tener esas precauciones.
Además, que sean en azoteas que estén en buenas condiciones de impermeabilización y que estén en buenas condiciones como para sostener, sino distribuir bien el peso.
Tener cuidado con eso.

 

HS: Correcto.

CV: Lo mismo para los que hacen huerta en maceta o maceteros en balcones. Tener mucho cuidado de no dejar macetas sueltas en barandas por los vientos, sobre todo en esta época.
Y también una recomendación que es poner todos los contenedores o los maceteros más pesados no cerca de la baranda del balcón sino todo lo contrario; hacia las ventanas, hacia los lugares más cercanos a la pared. Porque de repente alguien pone un divino limonero y lo pone contra la baranda y es el mayor peso. Entonces dejar lo más alto, lo de más peso, contra la pared o los ventanales y en las barandas tener, por ejemplo, aromáticas, flores, cosas más livianas.
Dando esa recomendación, creo que era lo que faltaba importante para tener en cuenta. Comentar del valor estético, no la importancia de lo verde, que tiene de hacer una huerta de azotea o de balcón y tiene otra gran ventaja que en general en alturas no hay plagas o sea que en general, tenemos naturalmente si armar ese micro clima o ese pequeño medioambiente favorable, por las distintas combinaciones de plantas ya de por si en general en azotea y balcón no hay tanta plaga como en la huerta en tierra, en un fondo, en el campo, y también incidimos en la calidad de mejorar el aire porque absorben las emisiones de dióxido de carbono. También se mejora la aislación sonora, aunque parezca increíble, un balcón lleno de plantas absorbe el ruido. Y en la azotea también nivela la temperatura.
O sea que todas esas ventajas tienen las huertas, aparte de lo que nos da para comer saludable y de nuestro entretenimiento y nuestra salud, por así decir, sicológica.
Otro tema Hernán que queríamos tratar hoy, brevemente, era empezar a hablar de las principales familias de la huerta.
Esto porque manejándonos de la huerta orgánica habíamos estado hablando de lo super importante es como combinábamos las plantas, las verduras, las hortalizas, las flores, las hierbas aromáticas. Eso por un lado. Entonces identificar qué hortaliza, qué verdura, pertenece a tal familia nos va a ayudar, pero también nos va a ayudar en algo super importante que es en lo que se basa la huerta orgánica, que es la rotación de cultivos.
Que se hace fundamentalmente a gran escala en una chacra, en el campo, porque si tu tenés por ejemplo un tomate y te lo agarra por decir pulgón o un hongo que queda generalmente en la tierra y yo en el siguiente año, en la próxima estación, planto algo de la misma familia voy a estar intensificando y dándole qué comer a esa plaga. En cambio, si yo cambio en esa tierra, que la renuevo, que la abono y demás, pongo otra planta, de otra familia, ya no es ese ataque, como que va a cesar.

 

HS: O sea que el cambio de familias es necesario también para eliminar ese tipo de cosas.  

CV: Es necesario en general para prevenir, capaz que no tenemos ninguna enfermedad, ninguna plaga, esta todo sanito, divino. Sobre todo que estamos hablando de huerta urbana en balcones y azoteas, donde estamos hablando que generalmente no hay tanto ataque de nada, pero es importantísimo tener eso y por eso es importante conocer lo que plantamos a qué familia pertenece.

 

HS: ¿Por eso sólo o hay otras razones también?

CV: También después por las asociaciones benéficas que hacemos, eso da para hablar porque es muy complejo, es cómo asociamos una planta y como las plantas se cuidan entre ellas y se ayudan y se estimulan. Ese es otro capítulo aparte para más adelante.
Pero es bastante básico conocer a las familias, entonces yo le voy a pedir a la audiencia -a los que tengan  interés- que por favor agarren papel y una lapicera para tomar nota recordando que eso va a quedar en el audio y que siempre me pueden hacer todo tipo de consultas.
Bueno vamos a empezar por las familias de las solanáceas.
Solanáceas, que es de la familia del tomate, de ajíes como morrones, de la papa, de las berenjenas, del tomatillo verde ese mexicano, y de lo que estuvimos hablando la otra vez, del fisalis, de la uchuva, ¿se acuerdan de ese arbustito que tenía tanta vitamina c, su fruto? Bueno la solanáceas son como 2.700 especies para darse una idea.

 

Diego Martínez: Es muy diversa por lo que nos decís, porque la papa con el tomate parecen no tener mucha conexión.

CV: La conexión está en la floración, el tipo de floraciones es lo que da la clasificación, se clasifica por las flores, o sea tienen el mismo tipo de flores.
Todas gozan de bastante mala -en un comienzo- gozaban de muy mala fama porque todos los brotes -vieron los brote de la papa, cuando la papa se brota- son sumamente tóxicos. La papa tuvo muy mala fama en Europa al comienzo nadie la quería comer, hay muchas historias muy simpáticas con respecto a eso que no podemos ahondar en eso sino no vamos a dar nada.
Lo mismo con la berenjena que por ejemplo en italiano se llama melanzana y que venía el nombre de ‘mala e insana’.

 

HS: ¡Mira vos!

CV: Imagínense la fama que tenía. Decían que si la comías durante una semana te podías a llegar a morir, así es la cosa.
Pero bueno después fueron muy simpáticas y todo el mundo las adoptó. Ni que hablar en Europa que la papa fue fundamental en el norte y centro de Europa para la superviviencia en Irlanda ni que hablar Escocia, todo eso.
Bueno pasando a la siguiente familia, otra muy conocida es la de los zapallos, calabazas, que son las cucurbitáceas.
 

HS: Exacto, las sandías también.

CV: Exactamente. Zapallo en todas sus variedades, calabazas, el zapallito de tronco, el zapallito largo o zuchini o zapallito italiano que le dicen, las sandías como tú has dicho, más grandes, más chicas, los melones, el melón escrito tan rico que tenemos, y las otras variedades. Los matecitos o porongo también, preciosos, y se consiguen. Casi todas son tipo trepadoras o apoyantes, tienen agarre por parte de zarcillos o sea que se pueden cultivar tanto a ras de suelo como colgadas. Por ejemplo hay mucha gente que planta en azotea o cuelgan, inclusive de garaje, o que le hacen tutores, o les hacen un arco en hierro y cultivan todas las calabazas colgantes, que quedan realmente fabulosas.
También de la misma familia es la lufa o la esponja vegetal, es que sale tan cara por ahí que es de la misma familia, tiene una semilla negrita, bien parecida a la de la sandía; y la famosa papa del aire que nos regala tanto la compañera Lydia. Y también los pepinos.
Es una familia que hay que tener cuidado con el entrecruzamiento por la polinización, por ejemplo, si plantamos un zapallo de una variedad, un zapallo criollo, y quiero plantar una calabaza, no los voy a plantar cerca. En el caso que tengamos que hacerlo en azotea, tendríamos que optar por una variedad o por otra, porque en general se entrecruzan y sale una mezcla entre ambos, te quedas a medio camino.
Después seguiríamos a la otra familia que es la de las fabáceas o leguminosas.
Ahí está la arveja, habas que ahora dijimos que se podía plantar, por supuesto los porotos de soja, todo tipo de porotos, los garbanzos, el poroto mung, ese poroto verde con el que se hace los mal llamado -como yo digo- brotes de soja, que no son brotes de soja verdaderamente, sino brotes del poroto mung, que es un poroto verde. El maní, que es una leguminosa, que de repente cuando compramos maní, por todas sus formas y todo lo unimos con los frutos secos, pensamos que son de las familias de las nueces, de las almendras, de las avellanas, pero no, es una leguminosa el maní. El chícharo, el famoso poroto de chícharo nuestro con el que se hace la harina del fainá, porque aquí la harina de fainá es basada en chícharo con muy poco de harina de garbanzo, el garbanzo acá no se produce es muy caro; y la alfalfa. Todas esas son fabáceas.

 

HS: ¿Esto estamos hablando de lo que llamabas leguminosas?

CV: Leguminosas.

 

HS: ¿Y las lentejas por ejemplo?

CV: También. De esto, a ver, lo que vamos a plantar en nuestra huerta van a ser arvejas, habas y muchos más, el maní puede ser perfectamente, pero para que la conozcan.

 

DM: ¿Serían las que vienen con las semillas envueltas, con este grano envuelto en la hoja?

CV: Claro, que vienen como en chauchitas.
Bueno luego tenemos las quenopodiáceas, todas tienen nombres fáciles, que es en realidad una subfamilia de las amarantáceas o sea del amaranto. Ahí hay 1.400 especies.
El famoso amaranto que ha logrado vencer a Monsanto. Esa planta sagrada de la poblaciones de los Andes, lo que tenemos más conocido y estamos consumiendo ahora, es la espinaca, acelga en todas sus variedades, remolacha, el amaranto y la quinua, que es un seudo cereal; son de la misma familia.
Y luego tenemos las liliáceas, en donde hay también flores, pero también géneros comestibles como ser el bien conocido ajo, que ya lo estamos ahora plantando en julio; cebollas de verdeo, los puerros, las ciboulettes, el  nira que habíamos estado hablando esa hojita parecida a al ciboulette per chata y más gruesa y con sabor a ajo; el echalote que es como una cruza entre cebolla y ajo, no sé si lo han probado, más dulzón y menos fuerte es un bulbo, un poco más amarronado, más rosadito. Todo eso sería del mismo género de la misma familia perdón.
Después tendríamos las brasicáceas que es el nombre actual, antes se llamaban crucíferas. Por ejemplo de esas están el repollo, coliflor, brócoli, porque en la base tienen como una cruz -no si se fijaron cuando tiene la planta entera- de ahí venía el nombre. Ahí tenemos todas las variedades de repollo, el repollo blanco, el colorado, el repollo crespo, que a veces se ve; los repollitos de Bruselas, que eso es algo muy lindo para plantar en balcón y en azotea porque ocupa poco espacio y es verdaderamente vistoso, muy bueno para la salud; tenemos después -que acá no se ve- pero en la Argentina hay, el famoso romanesco, que es una cruza entre coliflor y brócoli, es precioso, como en una forma de pirámide; el radicchio roso, no si lo han visto -el otro día vi en la feria de Tristán Narvaja- hay un productor italiano que todavía sigue plantando, es como un repollo chiquito, más pequeño, de un color violeta intenso, muy amargo, se usa para ensaladas, para risottos.
Estas son todas crucíferas que era el nombre anterior o brasicáceas como se llaman ahora, a los botánicos les gusta mucho cambiar el nombre como si fueran fáciles además; o sea que esta familia son todos los repollos, coliflor, brócoli, las coles de Bruselas, el queule, que tanto hablamos en todas sus variedades: el queule toscano, el ruso, rojo onduladito, el que tiene la hoja onduladita; después ahí también entra la famosa mizuna que está muy de moda, no se si han oído hablar, que hay una verde y hay una morada, que es una mostaza japonesa. La mostaza también, por supuesto, entra la hoja de mostaza.

 

HS:¿La rúcula también?

CV: Si también la rúcula, el pak choi, que es el repollo chino que también se ve bastante, todos esos. Todos justo ahora de invierno, en plena temporada.
Después pasaríamos a las umbelíferas, se llaman así, son las zanahorias, el perejil, el apio, el anís, el eneldo, el eneldo dill, las hierbas aromáticas, también es de esa familia. La característica es que forman una umbela, eso se llama a esa flor que es media como un paragüitas, se abre así como en ramitos, por eso ahí les viene el nombre  son todas también de las mismas familias.
No se si voy muy rápido ¿se va entendiendo?

 

HS: Si, bien, vamos bien marcando la separación entre cada familia ¿que en algunos casos son miles?

CV: Claro, son miles, estamos manejándonos con las variedades más simples de las que tenemos acá, en el mundo hay infinidades, cosas que aquí no llegan, por ejemplo en Australia yo recibo una revista y te da una envidia tísica, porque tienen remolachas anaranjadas, amarillas, tienen coliflores violáceos y amarillentos; no se los sabores desde el punto de vista de lo estético, de lo visual bellísimos.

 

HS: Uno mira en los programas estos que hay que muestran los mercados populares, gente que viaja mostrando y ve una variedad que acá no tenemos.

CV: Claro, que acá no tenemos lamentablemente porque no hay consumo y porque bueno yo creo que también porque como los horticultores no tienen a veces demasiado apoyo, se tiran más bien a lo seguro, el que ha innovado un poco más creo que es toda la parte de lo orgánico, que tienen algunas variedades diferentes y la gente yo creo que cada vez va queriendo más y la va aceptando más en la medida que va probando. Y que ha entrado mucho todo el tema gastronómico, de cocinar cosas diferentes y todo el tema de cocina vegetariana y vegana, por ese lado creo que hay mucho interés y mucha curiosidad.
Bueno, la otra familia que tenemos es el de las lechugas, las asteráceas con todas las variedades:  la manteca, la crespa, la lechuga capuccina que es esa toda arrolladita como un repollo, que a mí me encanta, que es bastante crujiente, que es la que usa la cadena esta tan conocida de fast food, la ponen mucho en sus sándwiches, la introdujo bastante acá y la hizo famosa. De hecho en Estados Unidos tiene nombre ese Mac tan conocido, no le quiero hacer propaganda.
Bueno, todas las variedades de lechuga son de la familia de las asteráceas que es una familia de flores, las margaritas por ejemplo, la manzanilla, o sea todas las flores con ese centro amarillito y los pétalos es de esa familia.
Y ahí también Diego viste no tienen nada que ver con lo que es una lechuga, pero se clasifica por las flores.
Después tendríamos el boniato, que es obviamente un tubérculo y que no comparte ninguna de estas familias anteriores. Es algo aparte, es de una familia que se llama convolvuláceas o sea que terrible de pronunciarlo no más; y es de la familias de las campanillas, vieron por ejemplo la campanilla esa azul que trepa por todos lados, antes en las vías, en todo los arcos, que invade todo, bueno es una ipomoea. Es una familia de las campanillas, el boniato, y si se fijan la hoja del boniato es muy parecida y la forma en que se haga y trepa o cubre, también es muy estilo campanilla en su propagación.
Y bueno por ahí más o menos quedaríamos.

 

HS: ¿Esas son las principales familias que hay en nuestro país?

CV: Exactamente. Y ahí además de con lo reducido de lo que vamos a elegir de alguna forma para tener en una azotea, o en un balcón, con eso como que bastante nos alcanza para conocerlas. Pero la verdadera importancia entonces de conocerlas es poder identificarlas para saber combinarlas y para eso que decíamos de poder prevenir con nuestra rotación el que se instale en nuestra huerta algún tipo de plaga o de enfermedad.

 

DM: Algunas seguramente sean muy buenas. ¿Cuáles dirías esta familia no se puede juntar con otra en un mismo lugar?

CV: Bueno, hay algunas que a nivel de una azotea y de balcones o macetas prácticamente no tenemos inconvenientes; porque además vamos a estar plantando fundamentalmente lo de estación, entonces ahí no hay ningún problema.
Lo que siempre recomendamos no vas a tener en una maceta tomates, ají y no vas a poner berenjena; no vas a poner todo junto.
Lo que habíamos estado hablando de la huerta orgánica, que siempre tratamos de combinar, de mezclar, que vamos a alternar los tomates, lo vamos a poner con albahaca, los vamos a poner con alguna hierba, lo vamos a poner por ejemplo alguna flor, vamos a ir combinando y distribuyendo para que haya más diversidad.
Y después en un momento ya específicamente, vamos a hablar de qué combinaciones exactamente conviene tener, porque son muchísimas las que podemos hacer pero no hay nada que se diga hay no esto realmente no va. Lo que si no se nos va a ocurrir, como yo les decía, es plantar justamente un zapallito y un zapallo o un melón, todo junto, todo al lado, por este tema del entrecruzamiento que hay por la polinización. O sea que vamos a estar siempre combinando. Por ejemplo, la combinación perfecta muy famosa que se llama las tres hermanas es la clásica que hubo en nuestros pueblos andinos y también en los pueblos indígenas de Estados Unidos, en el norte también lo utilizaban que era la combinación de maíz, de porotos y de zapallo o calabazas, porque en ese caso el crecimiento de uno beneficia al otro, digamos. El maíz se planta primero, crece y va a servir de apoyo a los porotos, que la verdad que necesitan apoyo, trepa apoyándose el poroto en el maíz y después por la característica, justo que estuvimos hablando la cucurbitáceas, o sea de las calabazas, de los zapallos, esta va a ir justamente cubriendo el suelo lo va a estar protegiendo del sol de la deshidratación y también en ese caso, suprime el crecimiento de otras hierbas que puedan competir. Y en el verano, porque a ver, el maíz es un cultivo ya para el verano, todo esto se planta en la primavera, mantiene también la humedad del suelo y esa asociación se llama las tres hermanas: el maíz sería la hermana mayor, que es la que da apoyo, los porotos sería la hermana generosa porque da mucho, vieron que todos los porotos es un cultivo muy abundante; y el zapallo o la calabaza, se le llama la hermana protectora, porque justamente es la que protege el suelo de todo esto, deshidratación y del calor.

 

HS: Bien Cecilia para cerrar un par de mensajes.
Lydia, que precisamente mencionabas, dice buen día querida radio y querida Cecilia, aquí agradeciendo tan útiles enseñanzas y manda un abrazo.
Y Héctor del Buceo que aprovecha para hacerte una consulta casi medicinal pero capaz que podes; por favor que me diga la invitada que se debe comer para superar un ataque de divertículos.

CV: No soy nutricionista, pero lo que sé que no se debe comer es nada que inflame el intestino nada de semillas.

 

HS: Cosas con semillas.

CV: Nada de semillas y nada justamente de brasicáceas, de crucíferas, todo lo que es repollo, coliflor, brócoli, eliminarlo; porque por lo general tiende a dar bastantes gases, entonces inflama el intestino. Lo que le puedo recomendar es cúrcuma, que a lo que coma le ponga cúrcuma que es un antiinflamatorio entonces va a ayudar con el intestino, no irrita, lo único después que consulte a un especialista en eso; yo no soy.
La verdad que en ese aspecto no puedo ayudar, eso si se lo que es en mi experiencia, lo que puedo recomendar.

 

HS: Muy bien. Cecilia muchas gracias como siempre por este rato, con este tema tan importante que engancha además a la audiencia de la radio. La seguimos en una próxima.

CV: Como no un gusto gracias a todos.