LA LUC ATENTA CONTRA “LA GRANDEZA DE LA LEY DE COLONIZACIÓN QUE ES SER LA ÚNICA POSIBILIDAD DE QUE UN POBRE TENGA UNA PARCELA DE CAMPO”
Horacio Zefferino y Washington Lockhart desde Mercedes, 16 de junio de 2020

Desde la ciudad de Mercedes, capital del departamento de Soriano, conversamos con el médico veterinario Horacio Zefferino y con el productor lechero y técnico agropecuario, a Washington Lockhart sobre los cambios incluidos en la Ley de Urgente Consideración para el Instituto de Colonización y la situación general del agro. Había tres cuestiones en el proyecto original pero el Senado ya desestimó una de ellas. “Pero quedan dos que nos preocupan mucho” dijo el Dr. Vet. Horaco Zefferino y agregó: “una, que el productor, el colono pueda no vivir en el establecimiento es decir, no residir en el establecimiento” y lo otro es que “las tierras que tienen los colonos que compraron al Instituto de Colonización, las puedan vender a particular cosa que por ley está vedada porque el concepto es que la tierra que una vez que le dio Colonización, quede para Colonización en el futuro”. Transcribimos esta nota que usted puede escuchar aquí:
https://archive.org/details/2020-06-16-zeferino-rodriguez-y-washington-locart-soriano

 

Hernán Salina: Nos vamos a la ciudad de Mercedes, capital del departamento de Soriano, porque allí tenemos para conversar con nosotros a Horacio Zefferino -médico veterinario- y a Washington Lockhart -productor lechero y técnico agropecuario- también identificado con el Movimiento Avanzar de Unidad Popular. Queremos hablar con ellos temas que se están debatiendo en la llamada Ley de Urgente Consideración vinculada a la tierra precisamente.
Buen día doctor Zefferino.

Horacio Zefferino: ¿Qué tal? ¿Cómo le va?
Buen día.

 

HS: Bueno, nosotros contentos de reencontrarnos con ustedes de poder tener una visión directa que está vinculada hace tantos años a los temas de la tierra, de la producción rural, con respecto a los debates actuales. Y a usted le preocupaba particularmente analizar lo que se está planteando en la Ley de Urgente Consideración, por ejemplo referido al Instituto de Colonización.

HZ: Exacto, habían tres propuestas en el parlamento -se que del Senado pasó ahora a Diputados- de las tres, una de las propuestas ya fue rechazada, pero quedan dos importantes que son: una. que el productor del colono pueda no vivir en el establecimiento es decir, no residir en el establecimiento y otra es que las tierras que tienen los colonos que compraron al Instituto de Colonización, las puedan vender a particular cosa que por ley está vedada porque el concepto es que la tierra que una vez que le dio Colonización, quede para Colonización en el futuro. Esos son los dos temas que nos preocupan que pasaron a Diputados, que ahora en Diputados lo van a tratar.

 

DM: Se logró si un avance digamos pero por lo menos no un retroceso en algunos de los aspectos que venía con la Ley de Urgente Consideración entorno al tema de las sociedades anónimas.

HZ: Eso sí. Eso parece que fue sacado del proyecto de la discusión pero los otros dos son muy importantes, sobre todo el segundo. Yo lo veo porque hay muchos intereses por detrás de que se habla de que hay 140 mil hectáreas, 140 mil hectáreas que poseen los productores que le compraron al Instituto de Colonización y que los podrían ofertar a la venta y bueno ya sabemos quienes tienen plata al contado y quienes están necesitando tierras que son las forestales obviamente UPM.

 

Diego Martínez: Capaz que ayuda la audiencia para entender completamente que se explique cómo es que el Instituto de Colonización tiene tierras, que pone al servicio del usufructo de los colonos, y cómo es que la vende también si son procesos distintos si hay un solo proceso hoy entorno al Instituto de Colonización.

HZ: Siempre hubo la posibilidad en el Instituto de Colonización de que el colono pudiera comprar esas tierras se llama prominente compradores es decir que pagaban el arrendamiento del establecimiento y a su vez iban pagando la compra del predio.

 

DM: ¿Una parte de la cuota era para la futura compra digamos?

HZ: Con ese dinero se compraban nuevas tierras y bueno se hablan de 140 mil hectáreas no se cuantos productores son realmente el número no se pero esas hectáreas el Instituto de Colonización se las reservaba por ley para otros colonos futuros que permaneciera la filosofía de la colonización que el concepto siguiera. Bueno lo que proponen ahora es que esas tierras puedan ser vendidas a cualquier privado y ya sabemos quienes están detrás para comprar esas tierras.

 

HS: ¿Quienes están detrás Zefferino?

HZ: Bueno yo supongo que los primeros interesados que tienen mucha plata para comprar son las forestales, las plantas con destino a la fabricación de celulosa, sobre todo UPM2, que está construyendo la planta en pueblo Centenario. Es decir es una cosa que medio se cae de maduro.

 

DM: ¿Estos dos aspectos van un poco en contra hasta de la propia filosofía de la creación  digamos del instituto que sea para poblar la campaña?

HZ: Si, ni que hablar. Es decir, de eso podemos hablar muchísimo lo que es la colonización y lo que son los colonos.
Yo personalmente durante toda mi vida productiva como veterinario de campo tuve conocimiento en varias colonias, muchos productores del Instituto de Colonización remiten a las plantas de lechería o hacen queso; la colonia Larrañaga en Cardona, la colonia San Martín y José Enrique Rodó; la colonia Lara, también en José Enrique Rodó; la colonia Tomás Berreta acá en Fray Bentos, que es las más grande que yo he conocido, son unas 12 mil hectáreas que están 200 productores; la colonia Progreso a 70 kilómetros de Mercedes, donde ahí llevamos la corriente eléctrica y se formó toda una cuenca lechera. Yo conozco bastante de cerca lo que es el Instituto de Colonización y para lo que sirve para el país. Lo tengo muy asumido, digamos.

 

DM: ¿Y esto qué perjuicio tiene para otras ramas de la producción no solo la producción directa de la tierra? Usted hablaba recién  de los quesos, pero debe haber otras producciones que dependen de los colonos y la producción de la gente afincada.

HZ: Si ni que hablar porque existen agricultores hay fracciones que son mas grandes entonces se hace agricultura ahí en la colonia Tomás Berreta son viejos plantadores de trigo, de girasol; también hay colonias chiquitas, por ejemplo en la colonia Lara en José Enrique Rodó creo que son 2 hectáreas a cada uno, entonces hacen huertas y frutales hay es muy diversa lo que hacen los colonos. Este de lechería es uno los rubros que hacen, es uno, y casi todos son colmeneros son mediana y pequeñas fracciones.

 

HS: Zefferino además en estos cambios que se plantea la Ley de Urgente Consideración estaba ahí en debate, estoy leyendo el texto tal como quedo aprobado en el Senado respecto a modificaciones, de la obligatoriedad de residir en el terreno.

HZ: Eso que te parece si te doy a Lockhart que hable él porque es un productor que vivió, vive hace 40 años en el campo y te puede decir porque un productor tiene que vivir en su predio y no manejarlo desde la ciudad.

Washington Lockhart: Hola, buen día.

 

HS: Que tal  Lockhart un gusto recibirlo en Radio Centenario ya decíamos productor de muchos años técnico agropecuario. Recuerdénos exactamente en qué zona de Soriano está usted y hace cuanto tiempo.

WL: Estoy hace 45 años en paraje Cerro Alegre, es a 13 kilómetros al sur de Mercedes departamento de Soriano.

 

HS: Bueno así que algo de trabajo en la tierra y la realidad agropecuaria algún tiempito de conocimiento nos puede plantear. Esto que dejaba planteado Zefferino, Lockhart, de la necesidad que los colonos estén en la tierra, que es algo que está ahora en cuestión precisamente.

WL: Mire, acá el tema es muy claro, en un pequeño predio la presencia es indispensable, no tiene sentido para un colono no vivir en el predio porque hay mil detalles que le pueden graficar eso de vivir lejos: se le rompió el molino, la vaca no tomó agua, yo que se… hay que mover las parcelas, hay tareas cotidianas que requieren si o si la presencia total, incluso por eso una de las condiciones de colonización es ser casado, se supone que la familia asienta un poco más en la parcela.

 

HS: Los cambios en la ley modifican permiten ciertas excepciones que no estén en el terreno digamos.

WL: Bueno eso es sencillamente inadmisible, así nomás porque no tienen vergüenza prácticamente de hacer esa propuesta porque atenta contra el espíritu de un colono. Sabido es que en el sistema capitalista en el que vivimos hay gente que heredó campos y gente que tiene tierras, pero la Ley de Colonización tiene la grandeza de dentro del sistema de clases que vivimos, es la única posibilidad que un pobre tenga una parcela de campo. Y acá se ve a todas luces que la tendencia es un atentado contra la propia Ley de Colonización.
Entonces, en todo caso habría que darle la parcela al que se queda a trabajar y el que está 50 kilómetros se ve que tiene otra cosa, que haga otra cosa, más o menos eso es el espíritu de ser un colono.

 

DM: Entre las excepciones justamente se plantea la necesidad de algún miembro de la familia de estudio o alguna cuestión vinculada al trabajo y la cuestión de salud. Lo que planteaba el espíritu digamos de colonización que esas tierras son tierras para trabajar en lugar digamos.

 

WL: Totalmente.
El pueblo uruguayo esta subsidiando la renta; o sea se paga la mitad más o menos de una renta de mercado, entonces usted no le va a dar un campo subsidiado a uno para que vaya a vivir a 50 kilómetros. Eso está como en la tapa del libro.
Por eso digo, para nosotros es inadmisible que hagan esa propuesta porque realmente es para gente que quiere la tierra y tiene necesidad de la tierra y quiere trabajar en la tierra, eso de los 50 kilómetros para nosotros no es ni siquiera de recibo, lo digo como trabajador de campo de toda la vida.

 

HS: En un panorama donde sigue preocupando la reducción de la cantidad de gente asentada en el campo para el trabajo de la tierra, que es esencial para la vida del país, eso no ha frenado la retirada de productores del campo.

WL: Exactamente.
Pero mire eso no es casualidad. Eso es por un proyecto de país que se han planteado desde muy arriba porque le comento, acá en este país se han instalado dos grandes monocultivos que son los monocultivos de eucaliptus  y la soja. Cualquiera de esos dos monocultivos son totalmente despobladores del campo, eso es un tema que le pido como periodista que trate de que se ponga en la mesa de discusión porque es fundamental para entender lo que está pasando. O sea los monocultivos del punto de vista agronómico vamos a ponerle, degradan las tierras.
A las tierras hay que potenciarlas no degradarlas.
Hay un caso muy claro, como en Nueva Zelanda que potenció las tierras vamos a partir de la base que en Uruguay, la riqueza principal que tiene es la tierra y el agua e instalándole monocultivo, las degradamos. Entonces estamos matando lo que nos da de comer. Eso nos pasa por una tremenda dependencia.
Tenemos el agronegocio sacando sus buenos dividendos en base a la soja por ejemplo, en esta oportunidad, y las grandes empresas estas que vienen por 40 o 50 años, pero después nos vamos a quedar los uruguayos con los campos más degradados. El caso de la soja es otra historia por los agrotóxicos y todo lo demás.
Pero eso hace que por ejemplo, si tomamos una tabla de lo que ocupa cada rubro por ejemplo los monocultivos son los que menos mano de obra ocupan. Si usted hace una tablita referido a cada mil hectáreas como los grandes capitales ya sea soja y eucaliptus tienen grandes capitales justamente fuerte inversiones, están muy tecnificados, la tecnificación que tienen ellos con una persona hacen mil hectáreas, tanto uno como el otro, esa es la forma, la vuelta que le buscaron para despoblar los campos. Si usted va por las plantaciones de eucaliptus ve que a las casas las han tirado a todas, o a casi todas; yo no conozco plantaciones de eucaliptus que tengan las casa en pie y señoras casas y casas de todo tipo.
Y en la soja, si bien donde hay soja no hay que tirar las casas, pero llevan y traen los peones, los poquitos que trabajan, y bueno consecuencia de eso es porque se está despoblado el campo. Esa misma despoblación ya que está de paso un poco trae otras consecuencias. Por ejemplo el abigeato yo le comentó cuando yo fui hace 45 años desde mi casa, veía 6 vecinos, ahora está todo rodeado de eucaliptus. Ahí no se ve a nadie en esas 10 mil hectáreas. Había 100 vecinos, esos 100 vecinos cuando uno no veía a un desconocido en la zona era otro que lo veía, entonces para el ladrón de ganado era mucho más complicado, prácticamente no era corriente.

 

HS: Tanto que se habla de la inseguridad en el campo, del abigeato ¿esa realidad también incide?

WL: Totalmente incide.
Incide mucho. Mire ahí hay dos factores: uno, se lo digo por experiencia total, por un lado la despoblación hace que la gente ande más impune; y por otro lado, tenemos la parte de la corrupción que la viví muy de cerca. Yo personalmente descubrí varios robos de ganado y bueno la corrupción y la despoblación sino corrigen eso, el abigeato no lo para nadie, que me disculpe (el ministro Jorge) Larrañaga; pero estoy muy seguro de lo que estoy diciendo.

 

HS: Y lo de la fuente de trabajo que usted decía y que pasa -usted también ha tenido la experiencia- de trabajo en el sector de los tamberos Lockhart, ¿cuál es la realidad?

WL: Mire en mi parte personal yo tenía un predio de 70 hectáreas, ordeñé e intenté darle valor agregado a la leche, hice queso y vendía queso; entonces los numeritos me dieron bastante bien -que no es el caso de la gente que remite que está quedando el tendal de gente realmente, en la época de Conaprole, en su apogeo, había como 5 mil y ahora quedarán 1.700 más o menos; le digo Conaprole porque es la más notoria, la más importante, pero a todas las plantas les está pasando lo mismo- y le comento otra cosa yo integré 20 años un grupo CREA, donde se llevaban muy bien los registros económicos y todo lo demás y en un promedio de 900 productores se sacó el costo de lo que costaba producir un litro de leche y le daba $9 el costo de producción. Y se la pagan $10. Entonces por eso se endeudan y desaparecen.
Y bueno parece que la zona franca y los subsidios son para otra gente para forestales para ese tipo de cosas, pero acá es como el caso de los colmeneros también. Cuando el Ministro le dijo a uno que andaban mal “reconviértase” –así le dijo el ministro Enzo Benech- pero son barbaridades.
La dependencia de este país es muy notoria.

 

DM: Lockhart esto que ustedes están señalando sobre estas modificaciones algunas que tuvieron que retroceder porque había incluso un legislador de la propia coalición que planteaba disidencia ¿Es algo que se está conversando entre los productores?  

WL: Mire ya me dio la piolita para hablar un poco más.
Hace 12 años fundamos la Sociedad de Fomento Rural de Cerro Alegre con el espíritu -yo estoy en una zona de minifundios, digamos, chacritas muy chicas- con el espíritu de potenciar a esos vecinos. Entonces la necesidad de la gente todos queriendo un pedacito más de campo, entonces conseguimos un campo de Colonización y está ocupado por 10 familias ahora, más o menos, o sea para potenciar sus pequeños predios. Y estamos en contacto con las otras sociedades de Fomento Rural  y hace poco vino un delegado del Consejo Nacional de Fomento Rural que era encargado de ir a contactarse con los políticos para ver la postura nuestra, por lo que él me comentó estamos todos muy en sintonía en este sentido de lo que le comenté de los 50 kilómetros. Y lo que se comenta -que decía Zefferino- de la venta de los colonos propietarios y eso, estamos totalmente de acuerdo. La verdad que para un trabajador no tiene otra lectura. Hay que mirarlo con cabeza de otra gente que no son realmente los colonos.

 

HS: Si es importante esto que planteaba, acá vemos en Montevideo algunos sectores que poco a poco van movilizándose primero, reuniéndose, para informarse a fondo de las consecuencias, en particular de la Ley de Urgente Consideración.  Pero bueno, de todo lo que se viene y ésta realidad referida al campo que puede pasar con los sectores organizados teniendo en cuenta además el desarrollo de otra pastera Lockhart como la que se viene ya en pueblo Centenario.
¿Qué va a pasar respecto a la organización, a la respuesta de los productores?

WL: Si mire acá lamentablemente, se está extinguiendo, es una purga de productores permanente, constante. Yo estoy muy dolorido por lo que estoy viendo y se va debilitando la fuerza real de trabajo, que son verdaderamente la gente que siente un poco el tema de la tierra.
Yo veo, mire, con tristeza también, hay como una invasión cultural también alrededor del punto de vista de la educación. Escuchaba en esa famosa achicada del Estado que quieren hacer, quieren achicar el tema de las Educación y que se hagan cargo las empresas estas, entonces seguro agarran a los chiquilines y le van hacer creer que los eucaliptus son la salvación de la patria, por decirle algo mal dicho, así de apuro, bueno entonces eso es gravísimo, porque la soberanía nuestra está en juego y es un tema que hay que agitarlo mucho, porque realmente estamos en problemas. Somos un país ocupado yo lo veo así y la gente que más lo defiende se está purgando en el sentido del campo me refiero.
Usted sabe en el año ‘90 empezaron a plantar eucaliptus, en el año ‘95 en la zona de Cerro Alegre hizo fama un poco trascendió porque al hacer una zona muy poblada y llenarla de eucaliptus, empezó a faltar el agua. Y eso sigue hasta el día de hoy, pero en aquel momento habían 180 vecinos que se le habían secado los pozos, muchos de ellos ya no existen, se ha debilitado mucho, hay menos gente.
En aquel momento hicimos una movilización y cortamos las rutas y que esto y lo otro, había mucha conciencia, mucha rabia, porque la gente no tenía agua ni para regar el tomate ni para la vaca lechera que tomara agua, para las necesidades mínimas de producción y de vida de la gente y eso hizo que se protestara con bastante energía. Ahora le cuento nos juntamos todos los departamentos forestados en Paso Severino por allá por el 2005, me parece y ahí me invitaron a mí a delegar a Uruguay, en un encuentro mundial sobre monocultivo de eucaliptus. Resulta que vi gente de Sao Paulo, Brasil, había gente de 30, 40 países, todos decían lo mismo.
Mire, ya que esta le voy a decir un poco el resumen, el común denominador, con toda esa gente. La primera realidad era que eran todos países -usted imagine el globo terráqueo- entre paralelos 30 y 40, toda esa franja, es por una cuestión climatológica. Ahí usted al eucaliptus lo cosecha en 10, 12 años y en Finlandia el mismo eucaliptus precisaba 80 años, por eso, es una razón de clima. Pero aparte, las otras dos condiciones que precisaban, eran los campos despoblados y yo que viví la rabia de mi gente esa cuando cortamos la ruta eran 100 familias las que salimos a pelearla, pero imagínese si hubieran 100 mil, los 100 mil salen también y era gente que  no estaba politizada ni nada, estaba caliente porque no tenía agua vamos a entendernos.
Entonces ellos se han propuesto a despoblar el campo.

 

HS: Hay que agregar en este capítulo del agua a la Ley de Riego que privatiza y que fue aprobada en el anterior gobierno.

WL: Pero mire, dejeme terminar la historia. O sea, la condición primera: despoblar el campo que lo están haciendo con los monocultivos.
Y la otra condición político permisiva es que le hicieron todas las leyes a la medida de ellos y en ese sentido hicieron tres leyes: hicieron el tratado Uruguay-Finlandia, después hicieron la Ley Forestal y después hicieron la Ley de Zona Franca.
Bueno, le comento la Ley Forestal medio rapidito, así por ejemplo, dice que se puede plantar eucaliptus en tierras que no sirvan para otro emprendimiento permanente y provechoso. El campo mío esta declarado de ‘prioridad forestal’ o sea que según la ley no tenía que servir para otra cosa, resulta que yo sacaba casi el doble de promedio de la leche de producción del país, por decirle algo.
Entonces es una barbaridad.
Y bueno, la Ley de Zona Franca es un atentado contra todos los uruguayos, el primer artículo de la Ley de Zona Franca sabe lo que dice, serán exonerados de todo impuesto vigente y de todo impuesto a crearse. Por eso la empresa instalada en zona franca tiene una asimetría con el resto de los uruguayos fantasmal.

 

HS: Yo le preguntaba de esto de  la Ley de Riego como continuidad a esta realidad de la falta de agua que este modelo productivo digamos, así se ha desarrollado en nuestro país.

WL: Y si, mire, es un capítulo más de toda esta novela de privatizar y darle prioridad a los grandes capitales.
El agua es como un derecho básico para todos y acá va a tener más derecho el que tenga más plata, la lógica del sistema que vivimos va a hacer gala ahí.

 

HS: Muy bien. Lockhart no se si Zefferino quería hacer alguna frase final para redondear este contacto que debe estar escuchando también. Le agradecemos y bueno queda mucho para seguir conversando de esta realidad.

WL: La verdad que es un gran tema.
Bueno de alguna cosita capaz que rescatan algo, hay temas que serían saludables que estén arriba de la mesa, que se hable, el tema de la dependencia eso es muy fuerte acá, se respira eso, el tema de los monocultivos, este tema cuanto agrónomo haya usted tiene -se me ocurre por tener un micrófono ahí- preguntarles a ver como justifican que haya monocultivo cuando Berger en 1912 ya se había entrado a cuestionar.

 

HS: Le agradecemos no sé si está Zefferino por ahí para saludarlo también.
Gracias

WL: Si, si le doy con él. Bueno, un gusto entonces.

 

HS: Muchas gracias. Vamos a redondear despidiendo también a Horacio si querías agregar algo más en el final de este diálogo.

HZ: Yo creo que fue ya bastante sustancioso lo que dijo Washington, estamos absolutamente en sintonía total con el tema muy preocupados con esta colonización que nos están haciendo en este caso las multinacionales.
Creo que hay que luchar, hay que buscar alguna cosita para luchar contra esto, nosotros estamos acá en Mercedes muy de acuerdo para juntar las firmas y apoyamos al grupo Por un Uruguay Soberano para poder plebiscitar en el año 2024 un cambio en la Constitución que no permita que estas multinacionales se instalen así nomás sino que pasen por el parlamento. Y también tirar abajo el ignominioso contrato que hizo el anterior gobierno y este lo ratifica con respecto a la multinacional UPM2.

 

HS: Bien y un panorama además de lo que hablábamos con Lockhart del tema movilización donde lamentablemente desde fuerzas que se definían de izquierda se ha alimentado como el enfrentamiento campo ciudad, como que todo lo que es reivindicación del campo responde a sectores reaccionarios, responde a la derecha tradicional, eso es lo que se le ha intentado ver a la gente acá en Montevideo.

HZ: Ni que hablar. Y es más los gobernantes que estuvieron antes y los que están ahora saben realmente muy poquito. Esa es realidad.
Atrás de un escritorio y hablando con los dueños de las multinacionales es muy fácil planificar un plan, pero nosotros, la gente que estamos acá en el interior, que lo vemos, que lo sentimos, que tuvimos 40 años trabajando en el campo, vamos a resistir de forma pacífica obviamente juntando firmas para poder revertir esta situación.

 
HS: Doctor Horacio Zefferino, gracias.

HZ: Bueno muchas gracias a ustedes.