“UNO SE LLEVA EL CORAZÓN LLENO DE NOMBRES, DE HISTORIAS, DE PERSONAS Y ACONTECIMIENTOS”
Contacto con monseñor Arturo Fajardo, 22 de junio de 2020

El monseñor Arturo Fajardo, Obispo de la Diócesis de San José fue consultado en CX36 sobre su nombramiento -por parte del Papa Francisco- para ocupar la Diócesis de Salto que abarca los territorios de los departamentos de Artigas, Salto, Paysandú y Río Negro. Se trata de la Diócesis uruguaya con más departamentos a su cargo y mayor extensión territorial. Fajardo señaló que "este es un gran desafío” ya que lleva 13 años como Obispo de San José, comentó que su designación se debió al fallecimiento del nuevo Obispo de Salto, monseñor Arturo Gil. “Me han pedido que me traslade a Salto, es un desafío conocer toda esa diócesis del litoral norte, con toda esta situación de la pandemia, con las dificultades que están teniendo, las crisis de los naranjales, con un historia muy importante”, admitió. Transcribimos la nota que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/2020-06-22-monsenor-arturo-fajardo-de-san-jose-a-salto

 

Hernán Salina: Hace un tiempo conversamos con el invitado de hoy, para conocer un poco de la realidad de distintas partes del país también desde la vivencia de la práctica de la Iglesia católica de nuestro país y ha habido una noticia importante con la cual queremos recibirlo queremos conversar.
Hablamos de Monseñor Arturo Fajardo, Obispo que ha sido hasta ahora de la diócesis de San José y ahora ha sido designado por el Papa para la Diócesis de Salto. Buen día Monseñor Fajardo.

Arturo Fajardo: Bueno, un saludo a toda la audiencia de Radio 36 y de Mañanas de Radio como le decía la otra vez, yo soy muy escucha de radio, así que muchas veces estoy sintonizando la programación de ustedes. Así que gracias por la oportunidad de comunicarme con la audiencia de la 36 y bueno una alegría en esta mañana húmeda acá en San José podernos comunicar con ustedes.

 

HS: Motivaba un poco las noticias precisamente de la designación que se realiza desde el vaticano para trasladarse de la diócesis de San José de Mayo a la de Salto. ¿Qué significa esto monseñor?

AF: Y bueno un gran desafío para mi yo estaba muy contento yo soy de la zona de Maldonado de Aiguá -un pequeño pueblo del interior de la República- y bueno la verdad que llevo 13 años como Obispo de San José como dicen los paisanos me he aquerenciado en esta zona. Falleció el nuevo Obispo de Salto que era monseñor Fernando Gil, un hombre realmente que se hizo querer mucho en muy poco tiempo, había trabajado mucho en la Universidad Católica argentina, era uruguayo pero toda su tarea su ministerio lo había desarrollado en la Argentina en la universidad y en las villas populares, en una zona de la Diócesis de Merlo, Moreno, muy pobre.
Así que de alguna forma conjugaba esas dos dimensiones por un lado el pie a tierra y el encuentro con zonas sobre todo de inmigrantes paraguayos, él contaba mucho su historia su tradición allí y después también un fuerte contenido intelectual.
Y bueno me han pedido a mí que me traslade a Salto.
Creo que es un desafío conocer toda esa Diócesis del litoral norte porque son los cuatro departamentos -Artigas, Salto, Paysandú y Río Negro- que ocupa la Diócesis que es de la más grande del país.

 

HS: ¿Es la más grande?

AF: Si, exactamente.
Y bueno con toda esta situación de la pandemia las dificultades yo escuchaba el otro día todo el tema de la crisis de los naranjales de toda esa zona con una historia muy importante ahí estuvo monseñor (Tomás Gregorio) Camacho que fue el primer Obispo en el año ’19 (hasta 1940), después estuvo monseñor  Alfredo Viola (1940-1968) y después monseñor Marcelo Mendiharat (1968-1989) que fue también un Obispo que tuvo mucha trascendencia, sobre todo estuvo mucho tiempo exiliado en Argentina, justamente ahí en la zona Merlo, Moreno, por ahí estuvo él  el tiempo que a consecuencia del gobierno militar no pudo estar en el país. (En ausencia de monseñor Mendiharat fue Administrador Apostólico Sede Plena monseñor Carlos Alberto Nicolini (1978-1984) quien fuera nombrado Obispo Coadjutor al regresar Mendiharat).

 

HS: ¿Qué significa entonces? Porque esto se designa desde el Vaticano, hay una orientación central donde el Papa es quien realiza la designación, pero además usted tiene otras responsabilidades que muchas veces se conocen menos en la actividad de la Iglesia que es estar presidiendo la Conferencia Episcopal del Uruguay y la Comisión Nacional de Ecumenismo y Diálogo Interreligioso de la Conferencia.

AF: Bueno normalmente hay un procedimiento para nombrar a un Obispo que es conocer un poco las características de las Diócesis que hay que proveer ahí se hace una consulta a laicos, a sacerdotes, bueno a mucha gente. Ese se encarga ese procedimiento el Nuncio Apostólico que es el representante ante el gobierno y ante la Iglesia de parte de en este caso del Papa Francisco. Y bueno, terminado esos procedimientos esas consultas normalmente se envía a Roma una terna con tres nombres y ahí el Papa -después de un estudio que hace lo que se llama la Congregación para los Obispos, que un organismo que estudia la Diócesis a proveer y el perfil de los candidatos; la última palabra la tiene el Papa y de Uruguay- el Papa conoce bastante como latinoamericano y como argentino cuando yo estuve con él tuvimos una larga charla que me concedió una audiencia ya hace algún tiempo de 40 minutos, uno se da cuenta cuanto conoce de la realidad latinoamericana y la realidad uruguaya en concreto por los amigos que tiene por la gente que conoce.

 

HS: Claro y le preguntaba esas otras tareas en qué consiste para los que no conocemos la actividad en la conferencia episcopal en sí y la comisión nacional de ecumenismo y diálogo interreligioso.

AF: Bueno de hecho la Conferencia Episcopal es un organismo de animación y de coordinación, no es que tenga así una autoridad inmediata sobre los otros obispos pero si en cuanto a la animación y a la coordinación de las distintas comisiones, comisiones de jóvenes de pastoral juvenil, de pastoral social etcétera bueno le toca al presidente de la conferencia junto con el consejo permanente que lo constituyen tres dos obispos mas el vicepresidente y el secretario general. Y después en la comisión de ecumenismo y dialogo interreligioso por un lado está todo el dialogo con las otras Iglesias cristianas gracias dios hay un muy buen relacionamiento y un muy buen contacto en base mas yo siempre digo a lo que nos une y al esfuerzo también de servir a las sociedades desde la mística cristiana de alguna manera que bueno de eso nos une a todos los cristianos y después también el diálogo interreligioso, con otras comunidades, como la comunidad judía y también algunas veces aunque hay una pequeña comunidad de origen musulmán se ha intentado establecer algún contacto algún forma de conocimiento mutuo primero conocernos también eso ayuda a dialogar y bueno si se puede hacer alguna tarea conjunta se intenta en ese sentido. Uruguay tiene una larga tradición existe la confraternidad judía- cristiana que tiene más de 60 años y bueno fue la primera de América Latina así que también en eso Uruguay ha marcado un hito en esta historia de diálogo.

 

MAB: ¿Cómo es para un cura trasladarse ?en este caso desde San José a Salto para toda esta zona que le va a tocar allí en la diócesis. ¿Qué se deja en el caso suyo en San José? donde estuvo muchos años donde sabemos que fue muy activo. ¿Cómo se toma eso con que espíritu se toma el dejar San José lo pongo entrecomillas y llegar ahora a toda esta región del litoral?

AF: Bueno yo digo siempre que uno se lleva el corazón lleno de nombres, de historias, de personas, de acontecimientos, que ha intentado acompañar con fragilidades y defectos sin duda pero también con mucho cariño. Porque yo creo que el centro también eso yo le escribí una carta hace unos días a la comunidad de San José, diciendo eso que sólo tenía motivos de agradecimiento a la gente por lo que había compartido por tanta vida compartida por tanta historia y bueno uno en sí tiene sentimientos muy encontrados. La verdad que yo había pedido quedarme en San José, era lo que había pedido, llevaba 13 años aquí y bueno tenía algunas cosas pendientes todavía. Pero bueno también es verdad lo que decía la otra vez, siempre me han tocado cambios en los primeros cuatro años de sacerdote cambié cuatro veces y uno se hizo cura no para no estar cómodo, yo estaba muy cómodo; sino para ponerse en camino y servir. Uno también tiene el peligro a veces cuando uno está muy bien de acomodarse a la situación.

 

MAB: Si se echa al abandono como dicen.

AF: Es un desafío ponerse en camino bueno hacia ya vamos. No sin dificultad con cierta resistencia interiores pero bueno y ‘ta hay que ponerse en camino y yo creo que bueno para los que creemos que dios va llevando la historia a pesar que a veces aún no entendemos las circunstancias particulares que nos tocan vivir, de hecho Salto tenía ya tenía su obispo bueno sabemos que el fallecimiento de monseñor Fernando que fue muy doloroso para la gente que estuvo apenas un año también eso genera todos estos cambios.  

 

MAB: Cómo funciona perdone la ignorancia, como hace el Papa para decir bueno se murió el de Salto y en Uruguay vamos a cambiar a fulano para tal lado. ¿Cómo es la estructura para que pueda tomar esas decisiones?

AF: Bueno como le explicaba un poquito hay primero se busca un perfil cual es el perfil la diócesis es distinto si una diócesis es rural, si es pequeña si es grande cual es el perfil después normalmente se proponen algunos nombres y de eso se hace una consulta y se elabora una terna y esa terna se eleva a Roma y hay un equipo un consejo que aconseja normalmente pero como decía en Argentina y Uruguay creo que el Papa es determinante en este caso porque el Papa conoce mucho porque tiene mucha gente a través de la compañía de Jesús de los jesuítas de otra gente que también a él le informan por otros caminos en eso el Papa es muy libre y lo ha demostrado así en los distintos cambios que ha hecho no se ha basado muchas veces o si o no depende en aquello que bueno también en su conocimiento personal en eso es muy personal en cuanto a las decisiones que toma.

 

MAB: Cuánto de la impronta del Papa hay en todo esto? Digo no solo en su traslado digo en general en su posicionamiento actual de la Iglesia como se lo ve mucho más cercano a este Papa.

AF: Si bueno creo que ser un Papa latinoamericano y hay una impronta de la Iglesia latinoamericana que bueno todo lo que ha significado la opción por los pobres lo que ha significado las conferencias episcopales Medellín, Puebla, Santo Domingo donde sin duda el Papa era arzobispo de Buenos Aires fue el presidente de la comisión de redacción muchos dicen esos son análisis que se hacen a la interna que fue determinante su participación en esa conferencia para que después lo eligieran como sucesor de Pedro. Y bueno el Papa también en todo lo que ha sido el apoyo de los movimientos populares las tres T: el techo, el trabajo, la tierra. Y su impronta a la Iglesia en su conjunto la defensa de los inmigrantes, hay una cantidad de situaciones que creo que ha marcado y que nos pide una impronta distinta.
La Iglesia uruguaya  ha sido siempre muy llana y hemos tenido siempre esa dimensión quizás esto sorprenda un poco más en otros estratos y bueno también en otro contextos. Para nosotros nos es muy cercano este estilo

 

HS: Fajardo que si hubiera que pensar que le gustaría llevarse en ese cambio hacia Salto de la experiencia de San José que piensa que experiencia que valoraciones importantes piensa traslada al desafío que significa a la nueva diócesis ¿qué cosas serían?  
AF: El trabajo en equipo. Yo creo que hemos trabajado en equipo, hemos logrado armar equipos de trabajo. Siempre digo que el Obispo no es ni mucho menos el más importante, es el que anima, es el que a veces tiene que conducir pero creo que lo más importante no es lo que uno hace si no lo que hace tanta gente, es impresionante. Yo en eso quiero agradecer también tanta gente de la capillita más perdida de un pueblo de la campaña, el aporte de tantísimo en estos momentos de pandemia de acompañar gente de juntar ropa de alimentos de tantas cosas y esos son los que hacen posible y visible la vida de la Iglesia creo que el obispo no es tan importante yo siempre lo digo y lo decían ya los santos padres sin la presencia de tantas personas que aportan su cariño que aportan su esfuerzo que aportan su vida esto no funciona.
Bueno allá la idea es continuar en ese mismo estilo que fue el de muchos que me han precedido que han marcado una historia de la Iglesia es más que centenaria la de Salto fue de las diócesis primeras que se crearon después de Montevideo.

 

HS: Si por acá teníamos unos datos de que fue creada en 1897, por el Papa León XIII.

AF: Exactamente el Papa de la rerum novarum es la Encíclica que fue la que comenzó todo el pensamiento social y en eso el primer Obispo marcó mucho porque ahí surgieron los sindicatos cristianos, primeros rurales con el padre Merilla, hay una historia muy rica de Salto bueno que trataremos de conocer porque yo estoy conociendo y leyendo y bueno de todo lo bueno intentar de promoverlo y avanzar.

 

HS: Y comprende además como mencionábamos el litoral Artigas, Paysandú y Río Negro también.

AF: Si las cuatro, cuatro departamentos.

 

HS: A nivel de desafío pero también de reconocimiento de lo que deja en San José nos llegaban algunos materiales que destacan me imagino además del trabajo con la comunidad por supuesto de la esencia del trabajo con la gente pero también destacan acciones de recuperación edilicia. Podríamos contarnos algo de eso que queda en San José.

AF: Bueno si estuvimos trabajando en la recuperación de la catedral, la catedral basílica y santuario nacional que es un edificio emblemático quizá junto con el Teatro Macció hicimos la recuperación de las cúpulas y una serie de también de las aberturas de arriba los vitrales eso era una tarea pendiente de mucho tiempo queda mucho para hacer estábamos ahora embarcados en  la recuperación con un convenio con la embajada Suiza de lo que llamamos la capilla del Santísimo donde hay una obra de Martino Perlasca, un pintor suizo que ha sido muy reconocido y hemos conocido su historia y bueno una catedral tan grande y tan linda sin duda queda mucho por hacer.
Pero bueno, esta la obra de (Lino) Dinetto aquí en la catedral es el edificio que tiene más obras de Dinetto en todo el mundo entonces también eso tiene un valor patrimonial -mas allá de lo religioso, siempre hacía hincapié en eso- y cultural impresionante. H venido gente de muchos lados a conocer la obra de Perlasca y la obra de Dinetto y a visitarla acá en la catedral.
Y bueno todo ese cuidado del patrimonio cultural y del patrimonio histórico también de esta catedral y bueno el que venga después será también uno de los desvelos a tener en cuenta porque queda mucho aunque se hizo mucho aunque se hizo lo más importante había que empezar de arriba hacia abajo como cualquier edificio porque si comenzábamos a recuperar las pinturas y no quitábamos la humedad el trabajo iba a quedar sin una solución a largo plazo.

 

HS: Si tuviera que resumir los desafíos de la Iglesia católica hoy en nuestro país en esta situación tan especial todavía con la presencia del coronavirus con las consecuencias económicas que esto ha tenido en un nuevo período de gobierno. ¿Qué desafíos se plantea la Iglesia en este tiempo?

AF: Bueno el desafío fundamental sin duda siempre será la organización con todo lo que eso supone cuando hablamos de organización en sentido integral también el de acompañar a tanta gente que ha perdido el trabajo que está en el seguro de paro que vive momentos dificultad en eso creo que fortalecer lo que nosotros llamamos las dimensión social de la fe es todo una tarea que no es fácil que hay que implementarla y bueno todo lo que significa el aporte de Caritas ahora tenemos nosotros junto con el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, un programa de acompañamiento que el otro día en la Conferencia informaban a los inmigrantes de origen venezolano, por ejemplo, puentes de solidaridad.
Todo eso será sin duda, creo que es, el desafío fundamental en un momento de crisis que estamos viviendo acá esta pandemia que ha tocado las forma de vivir lo social lo familiar lo educacional y también lo religioso. Yo recordaba en semana santa todo el desafío que ha significado la utilización de las plataformas digitales para transmisión de celebraciones que bueno es una realidad inédita para nosotros.

 

HS: ¿Ahora se está retomando?

AF: Ahora se está retomando poco a poco y con esta primera fase con muchas limitaciones que también son un desafío para las comunidades porque sabemos de acá eso de tomar el nombre el teléfono el tapabocas bueno hay una cantidad de limitaciones pero es una forma de retomar poco a poco la actividad.

 

MAB: Y siempre confiando en el papel del ser humano, porque muchas veces uno escucha discusiones en esta época que hablan de que bueno cuando pase esto el mundo va a ser mejor porque la gente se va a dar cuenta de que lo que importaba no era lo material era estar lejos de los demás; todo eso y abren alguna compuerta y lo primero que hacen la gente agarrar la tarjeta de crédito e ir a comprar algo en el shopping.
Hay que dar ese paso conscientemente hay que querer tener un relacionamiento solidario entre personas, buscar justicia todo eso hay querer hay que buscarlo no va a llegar porque si.

AF: Sin duda. Yo creo que las crisis alguien me lo decía el otro día lo mejor y lo peor ha habido en las personas a veces hay gente que se basa en hace la tuya, sálvese quien pueda, y otros que también en estas instancias -y estoy hablando también en el ámbito religioso, en el ámbito civil, en todo- creo que se vuelcan al servicio a la solidaridad en el acompañamiento a los demás.
Yo no creo en ese sentido en  un cambio radical sin duda va haber un antes y un después eso no significa que todo esté solucionado ni mucho menos sin duda que nosotros nos cuesta aprender como decía somos los únicos que tropezamos dos veces con la misma piedra. Pero bueno ojala que si que aprendamos a descubrir que lo más importante son los afectos que lo más importante es avanzar juntos que lo más importante no es el acumular en ese sentido también el evangelio es claro y bueno ojala que esto nos ayude como país como nación y también como Iglesia  a tener otra actitud frente a determinadas cosas porque también sin duda nos falta mucho todavía.

 

HS: Muy bien monseñor Arturo Fajardo, Obispo de Salto y comienza a asumir digamos en agosto tenemos entendido.

AF: El 15 de agosto, marqué es una fecha significativa para nosotros religiosamente es la asunción de la virgen, entonces yo pedí también que me den un tiempo cerrar algunas cosas pendientes y bueno ir a conocer allí, porque no conozco nada, hacer una gira un poquito para ver y reunirme con la gente que está trabajando y a tomar primer contacto con la realidad.

 

HS: Muy bien mucha suerte en esa nueva etapa. Esperamos mantener el contacto para conocer aquella otra parte de la realidad que encara entonces desde agosto y gracias por estos minutos.

AF: Bueno gracias a ustedes, a Radio Centenario y si van por Salto ya saben estaremos a las ordenes allí.

 

MAB: Como no y acá quedamos a las órdenes también.

AF: Bueno muchísimas gracias, gracias a ustedes por la oportunidad de comunicarnos y bueno un saludo a la audiencia de Mañanas de Radio y a toda Radio Centenario.