“CONSIDERAMOS QUE CON PROTOCOLOS ESTRICTOS, VAMOS A TENER UN GRAN FLUJO DE GENTE Y UNA TEMPORADA ESTUPENDA”
Contacto con el intendente de Maldonado, Jesús Bentancur, 6 de julio de 2020

“La atracción principal para que el turismo nos visite es ese protocolo que estamos elaborando ahora, que el propio Ministro también ahora salió a decir que realmente era necesario” y es que el turista “debería hacerse un hisopado antes de salir de su país” y presentar el negativo al ingresar a Uruguay; además “se hará un hisopado a quienes vengan en barco o en avión, y hasta que no esté de negativo no pueden bajarse del avión o del barco. Y que a los 7 días tienen que hacérselo de nuevo estando acá en el país”, dijo el intendente de Maldonado, Jesús Bentancur, en contacto con CX36. “Esa es la mejor garantía y publicidad que podamos tener porque la gente va a buscar destinos limpios y yo creo que esa es la razón por la cual nosotros tenemos que cuidar tanto que seamos un destino limpio”, indicó. Transcribimos este contacto que usted puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/2020-07-06-jesus-bentancur-intendente-maldonado

 

Diego Martínez: Recibimos –vía telefónica- a Jesús Bentancur, Intendente de Maldonado, a quien le agradecemos muchísimo este contacto.
¿Qué tal, Bentancur? Buen día

Jesús Bentancur: Buen día, un gusto estar junto al equipo de trabajo de la Radio, y un saludo a la audiencia.


DM: ¿Usted está desde febrero ejerciendo el cargo luego de la renuncia de Enrque Antía (para presentarse como candidato a la reelección)?

JB: Correcto.

María de los Ángeles Balparda: Y le toca justo todo esto por el coronavirus. En Maldonado, un departamento muy especial por la vinculación con Argentina, incluso los únicos casos que tienen hoy son dos argentinos que llegaron a Uruguay. ¿Cómo están evaluando desde la Intendencia el funcionamiento de los controles y de la política que de a ratos, abre fronteras?

JB: Nosotros iniciamos este proceso desde antes que apareciera el primer caso de Covid-19 en el Uruguay, ya en base a la realidad que veíamos en el mundo, iniciamos un proceso de concientización dentro del departamento con todo lo que teníamos de contratos a nivel periodístico, de pautas publicitarias, para concientizar de algo a la gente que no tenía mucha idea lo que era Covid-19, coronavirus… Eran como nombres raros y lo veían medio al pasar, en algún informativo, sin embargo venía haciendo destrozos en el mundo.
Y nos preparamos para eso, como toda cosa que llega y agarra a la gente media sin conocimiento, sucedieron casos en el Uruguay, sucedió alguno en Maldonado, pero se tomaron protocolos muy estrictos con relación a cierre de fiestas, cierre de parques, suspensión de cumpleaños, casamientos, velorios, todo el proceso ese que indudablemente generaba un conglomerado de gente que era peligroso, y  se logró llegar a cero.
Veníamos muy bien, estábamos siendo vistos por el mundo como un departamento y un país digamos libre prácticamente del Covid-19, en el caso de Maldonado libre de Covid-19 y era una tarjeta de presentación importantísima para nuestro departamento y digamos al mundo, porque hoy el mundo está mirando hacia donde se dirige en sus vacaciones que no tenga, que no corra peligro su familia de caer en algún problema de infección, y nosotros estamos en primera línea en ese aspecto.
Lamentablemente se autorizó la llegada de un barco con 250 pasajeros de los cuales no se sabía en qué condiciones venían, de hecho por iniciativa incluso de este señor con su hijo se lo hicieron ellos puntualmente el hisopado y les dio positivo y como consecuencia se desata todo este proceso en el cual nosotros realmente nos alteramos y pusimos un poco el grito en el cielo, porque no puede ser que durante meses vengamos cuidando de tener un país sano y un departamento sano y que de un día para el otro se autoricen la entrada de gente -sea barco, sea avión, no importa-; porque estábamos también con el tema de que la Unión Europea nos había señalado como un país limpio y entonces que no se le hiciese un hisopado antes de venderle el pasaje, prácticamente dejarlo subir al avión o al barco. Porque en definitiva es un tema de responsabilidad para la compañía que trae la gente, para la gente que está viajando junto a otras personas que no sabe en qué situación está, y después lógicamente a la entrada de nuestro país, que la persona antes de exhibir el documento de identidad o el pasaje, lo que tiene que hacer es decir, acá está mi garantía de que estoy libre de Covid-19 porque me hice 48 horas antes un hisopado y me dio negativo.
Eso es fundamental en este nuevo tiempo, porque estamos en una nueva realidad que tenemos que hacernos cargo de esa nueva realidad, y una de las cosas que tenemos que hacernos cargo es que el certificado de libre de Covid-19 tiene que andar de la misma manera que va el documento de identidad, en nosotros.

 

DM: ¿Bentancur con qué antelación se prepara una temporada? Pensando en eso que decía de cómo nos ve el mundo.

JB: Yo creo que la atracción principal para que el turismo nos visite es ese protocolo que estamos elaborando ahora, que el propio Ministro también ahora salió a decir que realmente era necesario eso y que debería hacerse un hisopado antes de salir de su país, y que se hará un hisopado a quienes vengan en barco o en avión, y hasta que no esté ese negativo no pueden bajarse del avión o del barco. Y que a los 7 días tienen que hacérselo de nuevo estando acá en el país.
Esa es la mejor en garantía y publicidad que podamos tener porque la gente va a buscar destinos limpios y yo creo que esa es la razón por la cual nosotros tenemos que cuidar tanto que seamos un destino limpio.


MAB: Ustedes tienen además allí el aeropuerto de Laguna del Sauce que es otra entrada, ¿cómo está funcionando? ¿Hay movimiento en este momento?

JB: La gente que llega acá tiene que venir con documentación uruguaya, puede ser un argentino que tiene documentación uruguaya y llega, puede entrar y salir del país.
Tiene que tener documentación uruguaya, eso es elemental.
Pero hay miles de argentinos que tienen documentación uruguaya, los mismos europeos, o brasileños, es muy fácil sacar la cédula de identidad acá en 60 días se la dan. Es presentarse.
Pero de todas maneras, lo importante de todo esto es que este protocolo que nosotros exigíamos que se puso en funcionamiento este fin de semana, el día viernes por el Ministerio de Salud Pública, que esto sea una exigencia fundamental digamos para que alguien baje en nuestro país. Nosotros tenemos muchos puntos de entrada, puede ser un barco que venga tipo buquebus, una línea aérea como la que viene de la Unión Europea, los propios barcos que vienen al puerto de Punta del Este o al puerto de Piriápolis. Entonces, hay que tener un protocolo estricto con todo ese proceso de gente que entra al país y que sale, porque en definitiva por ahí se detiene la entrada del virus al Uruguay. Y no se deja entrar o entra sin control y ahí sí que es imposible de controlar después acá adentro.

 

MAB: Claro. Lo otro es cómo está viviendo el departamento esto, que ha afectado a todo el país, con el cierre de empresas y gente que ha quedado sin trabajo. ¿Cómo ha afectado allí en Maldonado?

JB: Ha sido tremendo. A partir del 13 de marzo, el turismo desapareció de acá por ende cerraron todos los hoteles, todos los restaurantes, los salones de fiesta, se prohibieron fiestas, se suspendieron todos los casamientos -que era época de casamientos, de diferentes lugares del mundo venían- el primer día tuvimos que suspender un casamiento donde había gente que había venido de diferentes lugares del mundo, hacía una semana que estaban acá, de 500 personas, y lo tuvimos que suspender el día del casamiento porque surgió el primer caso de Covid-19. Fiestas enormes en zonas muy lindas de José Ignacio, y lamentablemente lo tuvimos que hacer. Y por ende ese tema significó que nos dimos cuenta de que del universo de gente que trabajaba en nuestro departamento, en el entorno del turismo un 25% de esa gente estaba fuera del sistema, ¿qué quiere decir fuera del sistema? Que esa gente no tenía ni seguro de paro, ni una contención para cuando no trabajase, y ahí surgieron los grandes problemas de una persona que de un día para el otro el mozo que estaba en la fiesta se quedó sin trabajo, el de los cumpleaños también, el de los casamientos, el mozo que trabajaba en los restaurantes, en los bares, cerró absolutamente todo; la gente de limpieza de repente las señoras que hacían por hora, quedaron sin trabajo; los cuida coches sin la posibilidad de hacer el pesito que llevaban a la casa para comer; el que hacía changas de construcción se quedó sin eso porque la gente no quería que entrasen a su casa; o el que cortaba el pasto.
Una cantidad de gente que lógicamente estaba sin cobertura y que indudablemente quedó sin cobertura. Y ahí entonces tuvimos que iniciar un proceso de alimentación que hoy está en un orden de unas 25 mil personas, donde tenemos más de 30 mil canastas, 3300 y algo de viandas diarias, contención para la gente en situación de calle que indudablemente quedó y quedó mucha, y que le estamos haciendo una contención en algunos lugares que hemos abierto y unos con el Mides que estamos por abrir. O sea, una realidad absolutamente diferente a la que habíamos vivido jamás, y en ese camino estamos tratando aún así, de  mantenernos limpio, porque consideramos que en la medida que en noviembre se empiecen a abrir intensamente las fronteras, con protocolos estrictos, nosotros vamos a tener un gran flujo de gente y va a ser una temporada estupenda.

 

MAB: ¿Ustedes piensan que se retoman las fuentes de trabajo, porque mayoritariamente son vinculadas al turismo?

JB: Si, exactamente.
Y por otra parte, la avidez que tiene la gente hoy por hoy argentinos, brasileños, pero europeos también de conocer cuáles son las condiciones para radicarse acá, mucha gente ya está radicada en Punta del Este, en José Ignacio desde después del verano que ya se quedaron. Y otros vinieron con su familia, mientras durase este tema de la pandemia, son gente que está usando, con un protocolo muy estricto, y creo que eso es muy bueno, por eso se ven tantas matrículas brasileñas y argentinas acá. Y bueno, la avidez por la gente por averiguar, el sector inmobiliario está trabajando muy bien en ese aspecto, con muchísimas consultas y con ventas que no eran comunes en el invierno.
Eso creo que está dando una señal de que en la medida que nosotros podamos abrir las fronteras y tener un país y un departamento libre de Covid-19, vamos a tener una excelente llegada de gente.

 

DM: Tiene la suerte de que el Ministro de Turismo es locatario allí. ¿Ha dialogado con él para generar políticas especificas al departamento?
Y por otro lado, con el Congreso de Intendentes, ¿también se ha dialogado, se ha planteado alguna cuestión específica para aquellos que dependen justamente de la entrada en otros departamentos como es el caso de Montevideo o algunos otros cruces de frontera de que tengan también la previsión de cuidar esto?

JB: Sin duda con el Ministro de Turismo desde el primer día estamos trabajando intensamente porque él tiene que trabajar a nivel país evidentemente, pero lógicamente que una de las entradas más importantes o la entrada más importante del turismo es por el departamento de Maldonado, puntualmente Punta del Este y su entorno. Entonces en definitiva hemos venido trabajando con el turismo interno, pero también poniendo un poco la visión en lo que va a ser el verano próximo, de acuerdo a que podamos ir evolucionando en este tema del Covid-19.
Y desde el Congreso de Intendentes indudablemente que hay diferentes realidades, está la zona termal que quiere abrir ya, porque las vacaciones de julio es la temporada de ellos y hay problemas. Después hay otros sectores del país que no tuvieron problemas como ha tenido Maldonado que se le cerraron todas las fuentes de trabajo porque la gente, esto es un país agrícola ganadero, y la agricultura y la ganadería siguió evolucionando, los animales siguieron creciendo, se siguen vendiendo, se abrió, se reabrió el mercado chino y sigue avanzando, las cosechas de soja y de arroz han sido buenas y de grano en general, pero como en el caso nuestro, los que vivimos del turismo de un día para el otro se nos cerró la cortina y tenemos que mirar el futuro con mucha detención y con mucha prolijidad para tener un departamento limpio.

 

MAB: Hay un rebrote de esta enfermedad en Europa, hoy habla la prensa europea de 200 mil confinados en España, de nuevo confinados, que han dado un paso atrás, ¿esto habla de la necesidad por un lado de protegerse con todo?

JB: Pero no hay duda, porque de repente la necesidad de abrir los comercios o de abrir el fútbol, o de abrir cosas que son importantes, ahí genera justamente el paso atrás, y lo que no queremos acá es eso, el paso atrás no sirve para nada, al contrario, es preferible dar un paso cortito pero con mucha seguridad, que abrir las puertas a cosas que sabemos que pueden ser peligrosas y después caer en el tema de volver hacia el mes de marzo. Eso no sirve como país, todas las empresas tienen que abrir, los comercios están desesperados, hay una nueva realidad, hay un mundo diferente, no cabe ninguna duda, pero seguir abriendo puertas sin control, sin saber exactamente qué es lo que se está abriendo, indudablemente no es lo que le conviene al Uruguay, ni al departamento de Maldonado.


DM: Muy bien Intendente, le agradecemos mucho estos minutos.
Un saludo.

JB: Gracias a ustedes, a las órdenes.