SENTENCIA CONTRA LA ANV: “EL CAMBIO DE LA MONEDA FUE MUY PERJUDICIAL PARA LOS DEUDORES”
Contacto con el doctor Ricardo Racchetti, 13 de julio de 2002

Una sentencia de la Justicia en última instancia, está condenando a la estatal Agencia Nacional de la Vivienda a devolver todo el dinero cobrado de más a los demandantes de un préstamo otorgado por el Banco Hipotecario en el año 2002 y que en 2006 cambiaron la moneda original del contrato, de dólares a Unidades Reajustables. Lo que pasó fue que en el 2011 estos préstamos integraron un fideicomiso que pasó a administrar la Agencia Nacional de la Vivienda y la registración contable se hizo en pesos reajustables, es decir, en UR. La sentencia beneficia en este caso a cinco demandantes, pero se transforma en una seria amenaza para las arcas del Estado, porque existen al menos 1500 préstamos que han tenido el mismo tratamiento, y que suman una cantidad de dinero millonaria en dólares. Transcribimos esta nota que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/2020-07-13-ricardo-rachetti-ag.-n.-viviendas-abogado

José Luis Vázquez: Estamos en contacto telefónico con el doctor Ricardo Rachetti, que es el abogado de estos cinco demandantes.
Rachetti, buen día, mucho gusto en recibirlo.

Ricardo Rachetti: Buen día, el placer es mío de estar acá con ustedes compartiendo esta mañana.


JLV: Salió una sentencia de la Justicia en última instancia, está condenando a la estatal Agencia Nacional de la Vivienda a devolver todo el dinero cobrado de más. La sentencia beneficia en este caso a 5 demandantes, pero se transforma en una seria amenaza para las arcas del Estado, porque existen al menos 1500 préstamos que han tenido el mismo tratamiento, y que suman una cantidad de dinero millonaria en dólares.

RR: No, todos tienen una variedad de créditos diferentes.
Son cinco personas que tienen créditos de distinta índole, no es que obtuvieron un crédito los cinco, sino que cada uno sacó un crédito, uno o varios créditos, los obtuvieron en dólares, que era la moneda de crédito en aquel entonces. Más o menos época año 2002, cuando después en el año 2002 sobreviene la crisis, y ahí mucha gente dejó de pagar, entonces el Banco Hipotecario buscó favorecer a los acreedores o deudores en dólares, y les permitió y les ofreció firmar un documento que establecía que en vez de pagar en dólares, ellos iban a poder pagar en pesos, al valor de UR más un 7%.
Lo que cambiaba era la forma de pago, no la moneda del contrato.
Todo eso empezó en este caso, estas personas firmaron el documento que se denominaba “Procedimiento alternativo para el pago de la deuda con el Banco Hipotecario” y comenzaron a pagar lo que yo les decía. Es decir, una cifra en pesos que determinaba el valor de la UR más un 7%.
¿Eso qué quiere decir? Que si yo le debo en dólares y pago en pesos al valor de la UR, todos los meses o por lo menos una vez al año, debería regularizarse la situación y hacer el paso a dólares de las sumas que fueron siendo pagadas. Eso fue en el 2006, en el 2008 ya empezaron a estar pronto los fideicomisos y se empezaron a migrar cuentas del Banco Hipotecario hacia la Agencia Nacional de Vivienda. Digo que la Ley 18.125 es una norma que crea la Agencia Nacional de Vivienda y hace todo el traspaso de activos del Banco Hipotecario, la Agencia Nacional de vivienda, traspaso de personal, es una ley que abarca mucha cosa. 
Entonces, ¿qué fue lo que pasó? En el año 2011 el Banco Hipotecario remite a la Agencia Nacional de Vivienda, se forma fideicomiso y remite a la Agencia Nacional de Vivienda el fideicomiso y lo transmite como si la moneda del contrato fuera en UR. Y eso es el origen o la madre del borrego.
Porque el cambio de la moneda fue muy perjudicial para los deudores, porque claro, mientras que el dólar fue bajando en aquel entonces, y el dólar pasó a estar 19, 18, 22, la UR siempre subiendo, subiendo, entonces cada vez yo pagaba más, y tenía una deuda cada vez más cara, cuando en realidad yo debería estar pagando más y una deuda cada vez más barata, y a su vez como estoy pagando URs, la deuda se debería amortizar más. 
Bueno, entonces iniciamos un juicio en donde nosotros pedíamos a la justicia que declare que esos contratos que nosotros firmamos eran en dólares, ¿y por qué nosotros decimos eso?
Si nosotros en cierta forma modificamos el contrato con la moneda de pago, y nosotros  hicimos eso porque hay una cláusula de los contratos que se firmaron en 2006 que decía que no tenía efectos novatorios, eso quiere decir que no se modificó nada que no sea establecido en el contrato, en ese documento que se firmó en ese procedimiento alternativo para el pago de la deuda con el Banco Hipotecario del Uruguay. Y bueno, ahora se contrató este, nosotros solicitamos y la sede designó un perito que nosotros pagamos, que  estableció todo una cuenta de cuánto era, si la moneda en dólares, cuánto se había pagado de más, y bueno, en dos casos da 20 mil dólares, otro de 17 mil dólares, otro da 12 mil dólares, y había una quinta también reclamante que le dice que debe nada más que 10 mil dólares. Eso hace un beneficio real y es una sentencia que sienta precedente porque es el primer caso que se da en esta materia.

 

JLV: Claro, aquello que era para favorecer a los deudores terminó perjudicándolos muchísimo. Ahora, ¿usted tiene solo este grupo de demandantes o tiene otros demandantes? Porque dicen que son muchos los deudores con este tratamiento por parte del banco y de la Agencia Nacional de la Vivienda, se habla de 1500 préstamos. ¿Usted está en conocimiento de eso?

RR: Sí, estoy en conocimiento que son 1500, estoy en conocimiento que está todo mundo expectante del resultado de este juicio, y bueno, yo me imagino que a través de después de haber obtenido esta sentencia mucha gente comenzará a comunicarse a los efectos de poder interiorizarse cómo fueron las cosas, pero esto no es solamente importante por esto, porque durante el gobierno anterior se le ofreció a mucha gente deudora en dólares en la misma situación de estas personas, regularizar su situación, hacerle una quita, porque eran buenos pagadores, hacerle una quita, pero tenían que firmar un contrato, entonces ese contrato decía que la moneda del contrato era URs, entonces esas personas firmaron, les dieron una quita del 40%, pero unificaron la deuda. Entonces en realidad firmaron engañadas, yo creo que esas personas que digamos firmaron engañadas, no otorgaron el consentimiento y ese contrato es nulo, y podrían perfectamente reclamar ante la justicia que quede sin efecto ese contrato y reclamar que la moneda del contrato anterior era dólares, y bueno, por eso es que son 1500.
Hay mucha gente de esa que ya firmó para unificar la deuda y tendría que hacer primero, caer el contrato que firmó con la ANV.


Fabrizzio Acosta: Doctor, en relación justamente a este tema, justamente la semana pasada el diputado Omar Lafluf decía que había que en este caso lograr una solución definitiva para los deudores del Banco Hipotecario y que hay 3 proyectos, 2 en Diputados y 1 en Senadores, ¿cree que esta sentencia puede acelerar lo que es la intención de búsqueda de solución definitiva y global en este tema?

RR: Yo creo que sí puede acelerar en algunos casos, lo que pasa que lo que hay que hacer es separar, porque la problemática del Banco Hipotecario son 2, la primera es, aquellos que obtuvieron un crédito en URs, y están pagando en URs, y que tienen problemas,  que no terminan más de pagar y que la pagaron 5 veces la casa. Ese es un tema.
El nuestro es diferente, este precisamente es diferente, porque los deudores habían contratado en dólares, contrataron en dólares, y el Banco Hipotecario y la Agencia Nacional de Vivienda, lo cambiaron la moneda, que es justamente lo que nosotros obtuvimos, la moneda del contrato es en dólares. Entonces nosotros tenemos el contrato en dólares y queremos que se respete que sea en dólares, y si es en dólares, nosotros tuvimos un pago indebido que obliga esta sentencia a la Agencia Nacional de Vivienda a devolver esa suma de dinero, que en este caso, en estas 5 personas ya estamos hablando de 50 mil dólares o más, 60 mil dólares, pero en el caso de los 1500 va a ser una suma bastante importante, pero reitero, hay que separar, el deudor, el que contrató deuda en UR y paga UR, con el que contrató deuda en dólares y paga URs, son dos casos totalmente distintos.


JLV: Rachetti, ¿tiene un estimativo del costo cuál podría ser para en este caso para la Agencia Nacional de la Vivienda?

RR: Y los números que habían hecho mis clientes rondaba los 100 millones de dólares.

JLV: Muy bien, no sé si usted quería decir otra cosa.

RR: No, traté de resumir sucintamente en qué consistía el juicio y el resultado del mismo, cualquier cosa quedo a las órdenes y nos comunicamos para hacer todas las aclaraciones que se pretendan, nosotros estamos calculo yo que por lo que, esto fue el jueves pasado. Entonces esto es todo muy reciente, la gente recién se está enterando, y de hecho no salió en los medios todavía, así que usted está teniendo prácticamente la primicia para poder explayarse sobre el tema.


JLV: Muchísimas gracias, doctor Rachetti, quedamos a la orden nosotros también, hasta luego y muchas gracias.

RR: No, por favor, gracias a ustedes.