“QUEDA CLARÍSIMO QUE EL GENOCIDIO ES UNA POLÍTICA DE ESTADO DE BOLSONARO”
El informe de Plínio de Arruda Sampaio Jr., jueves 23 de julio de 2020.

Desde San Pablo, el profesor y economista Plínio de Arruda Sampaio Jr., columnista de CX36, habló del supuesto contagio de Bolsonaro de Covid-19 y sus test, dijo que esto le ha servido para desviar temas importantes.
“La verdad es que la pandemia en Brasil está sin control, vamos para más de 80 mil muertos oficiales y la tasa de crecimiento no ha parado, somos el campeón mundial de muertos por día. Esta es una situación descontrolada que va a dar problemas”.
A continuación trascribimos el informe que usted podrá volver a escuchar aquí: https://archive.org/details/2020-07-23-plinio-de-arruda-sampaio-jr-brasil

 

 

Diego Martínez: Plínio, buen día, un gusto hablar contigo y en este caso verte también a nivel de la pantalla

Plínio de Arruda Sampaio Jr.: También, también siempre un gusto hablar con Radio Centenario, y mejor todavía si logramos vernos

 

DM: Bueno, Plínio, decíamos con Ángeles un poco dando introducción al tema que se hizo el cuarto test, con esta desconfianza que existe por parte de todos de cuán reales son estas informaciones, tratándose de Bolsonaro y tratándose del manejo publicitario que hace muchas veces desde las cosas. Pero en todo caso, de todas maneras van cuatro test que dice Bolsonaro o el gobierno, que le dieron positivo al presidente

PASJ: Sí, bueno, es un poco lo que ya resumiste, Bolsonaro aparentemente tuvo coronavirus, es extraño que todavía tenga el test positivo porque ya pasaron 14 días. Esto puede ocurrir porque hay la posibilidad de un residuo del virus y entonces el test detecta que todavía está presente el virus aunque no esté activo.
Pero siempre Bolsonaro transforma todo lo referente a su vida en un misterio, en un secreto, y esto es más para desviar la atención de lo que importa.
La verdad es que la pandemia en Brasil está sin control, ya vamos a más de 80 mil muertos oficiales, lo que quiere decir que tenemos ya por lo menos casi el doble de muertos reales. El índice, la tasa de crecimiento sigue en ascenso, o sea que no estamos con la enfermedad cayendo, estamos con la enfermedad en expansión. Y somos el campeón mundial de muertos por día, los brasileños tienen mucha manía de grandeza...

 

DM: Sí, "mais grande do mundo" en todo

PASJ: Sí, y ahora somos el que más matamos por coronavirus de mundo diariamente.
O sea, es una cosa descontrolada, esto va a dar problemas.
Aquí en Brasil hay una institución que se llama Tribunal de Cuentas, es una cosa muy rara, no sé si existe en otros países, pero es un tribunal que fiscaliza las cuentas del sector público

 

DM: Acá existe

PASJ: Bueno, ayer este tribunal publica las cuentas de los gastos del gobierno federal con la pandemia. Entonces, el gobierno gastó un tercio de lo que le fue asignado para gastar, o sea, no tuvo interés ni voluntad política de gastar. Y lo que gastó, lo hizo en regiones de apoyo a Bolsonaro y no en las regiones que necesitaban del apoyo financiero como por ejemplo, Amazonas, Ceará que es del gobierno del PT.
Entonces, queda clarísimo que el genocidio es una política de Estado de Bolsonaro, él no quiere gastar plata con la enfermedad y politizó la administración de la crisis sanitaria. Y con esto, el desastre aquí en Brasil es de proporción realmente amazónica

 

DM: Cuando hablamos de servicios de salud, porque es uno de los elementos que por lo menos acá en Uruguay se ve como clave, ¿qué posibilidades reales hay de contener la enfermedad, de realizar los testeos, de tener disponibles elementos, y bueno, también camas para la asistencia en diferentes centros de salud? ¿Cómo está, cómo estaba y cómo fue el proceso en ese sentido de Brasil en torno al tema de la asistencia de salud? ¿Es un sistema a nivel público que está bien preparado para esto?

PASJ: Mira Diego, Brasil, en la Constitución del 88 se creó un sistema único de salud, la idea era universalizar el acceso a la salud.
Este sistema fue estructurado de manera muy precaria porque siempre falta dinero, faltan recursos para la salud, pero desde el final del gobierno Dilma y de manera muy clara desde Temer, se está sacando plata del SUS (Sistema Único de Salud)
Para que tengan una idea, los recursos adicionales que el gobierno Temer asignó al SUS son inferiores a los recursos que él había retirado el SUS el año anterior.
Aun así este sistema constituye una red de protección importante para la población brasileña, sino tuviéramos el SUS la crisis sería todavía más caótica, mucho más caótica.
Doy un ejemplo personal, está la vacuna contra la gripe, yo estoy aquí en el interior de Brasil, voy a un puesto de salud, el puesto se está cayendo porque ya no hay manutención, todos los funcionarios muy mal pagos, pero ahí están, te dan el servicio de manera muy clara, muy espartana, pero funciona. Y esto es San Pablo, claro que hay lugares donde el desguace, la destrucción es mayor, pero sí tenemos un sistema de salud que todavía da algún servicio importante a la población

 

DM: Bien, para terminar con el tema Covid, Brasil habría comprado, por lo menos fue anunciado esto, un montón de vacunas o medicamentos a Rusia. ¿Esto, desde el punto de vista del relacionamiento de Brasil a nivel internacional, significa un viraje, una especie de amistad, un darle vuelta la cara a Estados Unidos en este momento donde hay confrontación entre Rusia y Estados Unidos y apostar a los laboratorios rusos y no a los europeos que es a los que está apostando Estados Unidos? ¿Cómo se podría leer esta decisión de Brasil, de Ministerio de Salud, de ir hacia la ciencia rusa en este caso?

PASJ: Mira Diego, en realidad no tengo información exacta sobre este asunto, lo que voy a decir es una especulación. Lo más probable es que sea un desespero, porque la verdad es que el Ministerio compra poca cosa, no tiene ni capacidad de gastar lo que le dieron de recursos para gastar, y cuando lo gasta normalmente es por dos intereses: por el interés político en la asignación, y por el interés de los negocios en la compra.
Entonces, yo no sé exactamente este asunto.
Pero de cualquier manera no creo que sea posible que Bolsonaro se aleje de su relación con Estados Unidos, tiene una relación estrecha con Trump. Para que tengan una idea, aquí en el Día de la Patria la gente de Bolsonaro salió a la calle con la bandera de Brasil y de los Estados Unidos

 

María de los Ángeles Balparda: Pah, qué definición…

DM: Es impresionante, sólo eso como dato es impresionante

 

MAB: Tremenda definición.
Plínio, otra cosa que queríamos preguntarte, porque siempre nos gusta preguntarte sobre temas de la economía de Brasil, le preguntaríamos a cualquier columnista que tuviéramos en Brasil pero a vos más que estás en el asunto. Esta reforma tributaria, que la presentan como una gran reforma tributaria que quiere aplicar el ministro de Economía, está ya en el Congreso. ¿Qué es esta reforma y qué posibilidades de salir tiene?

PASJ: En Brasil, en los últimos 10 años, el espíritu de la reforma tributaria liberal es de disminuir la tributación sobre el capital y desvincular la tributación de los usos de los recursos. En Brasil el sistema tributario vincula, en algunos tributos, el uso que se tiene que dar a este recurso, que fue la manera que la Constitución del 88 encontró de financiar lo que nosotros llamamos "presupuesto de la seguridad nacional".
Uno y el más importante es exactamente lo que discutimos al comienzo, el Sistema Único de Salud (SUS).
Bueno, los neoliberales quieren que este vínculo legal entre recurso y uso del recurso, se rompa. Este es el espíritu de la reforma que se discute, que dicen que es necesaria.
Brasil sí necesita una reforma tributaria, para tributar más al capital y asignar los recursos a políticas públicas, no a la deuda pública. Pero no es esta reforma que se está discutiendo, es una reforma liberal.
El proyecto que Guedes lanzó es muy pequeño, no se puede decir ni que sea una reforma, es un cambio importante pero no una reforma. Y la información que tenemos es que va a tributar menos a los bancos y más a las empresas, lo que ya demuestra lo que está por detrás de todo esto

 

MAB: Claro, va a beneficiar a los bancos, al sector financiero digamos

PASJ: Disminuye la carga tributaria sobre los bancos, aumenta la carga tributaria sobre servicios, servicios esenciales, es exactamente en el espíritu del gobierno Bolsonaro.
Para el público que no nos acompaña puede parecer que yo cargo un poco la mano sobre Bolsonaro, pero la realidad es que Bolsonaro es un gobierno muy, muy coherente, es pésimo en todo lo que hace y siempre anti social, anti nacional y anti democrático

 

DM: Hay un capítulo ahí que vos mencionabas al pasar que es el tema deuda pública, ¿qué importancia tiene en la economía y a nivel de la distribución del presupuesto, de los ingresos que tiene Brasil como Estado, la deuda pública, el pago de intereses de deuda? ¿Cuánto se destina a eso, más o menos, para tener una idea? Porque acá en el Uruguay es uno de los elementos claves a la hora de distribuir el presupuesto, con lo pequeña que es la economía uruguaya, más de 3.000 millones de dólares se van en pagos de deuda todos los años

PASJ: Mira, esta es una discusión muy importante, Diego, y yo voy a decir los números de memoria, o sea, en redondo.
En los últimos 20 años el Estado brasileño gastó, con el pago del interés de la deuda pública, más o menos 7% del PIB (Producto Interno Bruto). El promedio de América Latina es más o menos 1%, con esto se puede tener la idea del amazonas de recursos públicos que son desviados para remunerar a los acreedores del Estado. Básicamente capital, la plutocracia brasileña y el capital internacional

 

DM: Sí, acá se habla de un 6% el PIB en pagos de intereses de deuda también, es una cifra altísima, sobre todo pensando en las carencias que hay en otras partes del Estado en gastos.
Plínio, como siempre, un gusto hablar contigo, un gusto tener tu análisis, y bueno, desde hace ya varias sesiones viéndote lo cual también hace que el diálogo sea prácticamente como tenerte acá en el estudio de Radio Centenario. Un fuerte abrazo y muchísimas gracias

PASJ: Un abrazo a ustedes, a ti Diego, a Ángeles y a todos los oyentes de Radio Centenario. Nos vemos la semana que viene

 

MAB: Hasta la próxima.