“LOS SINDICATOS ESTADOUNIDENSES ESTÁN TOCANDO LA GUITARRA”
El informe semanal de James Petras, lunes 25 de julio de 2020.

El sociólogo y profesor James Petras, en su informe semanal para Radio Centenario se refirió a las protestas de este fin de semana en Estados Unidos, donde la policía federal “está actuando con total impunidad”.
Dijo que la discriminación racial no ha cambiado y en contraste con las necesidades sociales, aumenta la represión militar y policial.
A continuación transcribimos el informe James Petras que usted podrá volver a escuchar aquí: https://archive.org/details/2020-07-27-james-petras

 

 

Hernán Salina: Estamos recibiendo, en la última columna de este mes de julio, al profesor Petras desde Estados Unidos. Un gusto, como siempre, James

James Petras: Un placer, estamos esperando comentar, hay muchas cosas para discutir

 

HS: Exactamente, comencemos en lo local a nivel de Estados Unidos, venimos de un fin de semana donde hubo una nueva serie de protestas y se habla de un muerto y decenas de detenidos, Petras

JP: Sí, la policía federal está interviniendo en algunos conflictos actuando con total impunidad. Las protestas están en gran crecimiento.


Y ahora en algunos lugares hay fuerzas anti racistas que están bien armadas, no sé cuántos tiempo podría continuar un conflicto que tenía dimensiones políticas y ahora militares. Podríamos decir que los oficiales en Washington no tienen ninguna solución para todos los problemas que están pendientes, no han cambiado el problema del racismo, el desempleo, los afectados por el coronavirus y otras cosas más. La discriminación racial ha crecido en vez de bajar, y en contraste con las necesidades sociales, aumentan la represión militar, policial y otras cosas más.
Trump ha dicho que sólo la fuerza puede pegar los conflictos, está militarizando toda la situación racial, y eso ha provocado reacciones más radicales por parte de sectores de la población.
Debemos reconocer que los movimientos sociales han avanzado mucho en el último tiempo, han creado una enorme ola de apoyo en todos los deportes. En el béisbol los jugadores están con uniformes que representan la lucha contra el racismo. Es interesante en el basquetbol, en el fútbol y en todos los deportes los deportistas están politizándose

 

HS: ¿Pero qué pasa además con el tipo de procedimientos que está usando a nivel federal Trump para reprimir? Porque se habla el uso de vehículos no identificados, a veces no está muy claro qué efectivos están actuando. O sea, ¿hay alguna denuncia o reacción política de procedimientos lo legales que se estén haciendo?

JP: Sí, hay muchas protestas. Los del Partido Demócrata, los jueces, los representantes legales han dicho que todo lo que Trump está haciendo son indicadores de un Estado policial. Incluso Trump han dicho que tal vez no va a renunciar si pierde las elecciones

 

HS: ¿Y eso cómo repercute, el hecho de que Trump diga eso?

JP: Es muy negativo, Trump tiene un apoyo ahora de menos del 30% de la población.
La población está muy enojada con Trump en este momento, por el desempleo y otras medidas también. Incluso el racismo, la represión, el uso de policía federal sin identificar, bien armados, es parte de la política de Trump de convertir al país en una dictadura militar

 

HS: Bien.
Yendo al involucramiento de Estados Unidos con otros países en conflicto, esta situación con China, el cierre mutuo de consulados. En estas horas se cerró en China el consulado de Estados Unidos en Chengdu. ¿Cómo encuadrar esto en ese capítulo de tensiones permanentes que hay con China? ¿Por qué se llegó a estos episodios?

JP: Porque Washington quiere provocar a China, no tiene forma de competir. El sector manufacturero en China está creciendo, Washington no puede negar la importancia de Huawei, la gran empresa de telecomunicaciones de China frente a la imposibilidad económica de Washington de competir, está tratando de usar medidas coercitivas, represivas contra China, pero no tiene éxito. Ningún país está siguiendo la política de Washington de enfrentarse a China en este momento.
El cierre de consulados es simplemente una táctica de Washington de intimidación pero no tiene éxito porque en ningún otro país se está siguiendo el cierre de consulados chinos en este momento

 

HS: Estamos en un momento muy alto de las tensiones, donde ahora van a seguir por ejemplo con sanciones y con pronunciamientos sobre distintos conflictos territoriales que tienen ambos países

JP: Sí, es cierto, pero es un problema de doble filo, China tiene capacidad de tomar represalias también, y no sólo eso, los hombres de negocios que tratan con China han encontrado grandes desafíos. China sigue invirtiendo en los Estados Unidos, los hombres de negocios norteamericanos quieren inversiones que vienen de China, asociaciones.
Entonces, el gobierno de Trump está muy aislado, no tiene el apoyo de grandes sectores de negocios que están tratando con China, es una política de los fanáticos de los que buscan siempre conquistar sin el poder de realizarse.

 

HS: Bien.
Y una mirada que involucra a Israel también, la situación en Siria porque hay advertencias de Hezbolá de una  respuesta al asesinato de un combatiente que se había acusado, este fue asesinado en los alrededores del aeropuerto internacional de Damasco. Hezbolá tiene fuerzas que combatieron junto al gobierno sirio ¿verdad?
Pero por otro lado vemos con frecuencia choques de patrullas rusas y sirias que se encuentran con vehículos militares blindados estadounidenses en territorio sirio, donde Trump ya anunció que se quedaban para cuidar el petróleo.
¿Esto se va a seguir dando así, esta convivencia sin que pase a mayores?

JP: Bueno, Washington está respaldando a Israel en todas sus agresiones, ataques en todas partes, pero no tiene apoyo más allá de Arabia Saudita y otros países muy débiles de Medio Oriente. Washington busca impulsar a Israel a más agresión, pero en el momento actual, el problema de coronavirus está afectando internamente en Israel provocando grandes movilizaciones de judíos contra Netanyahu, porque dicen que descuida al país, descuida la salud, provoca conflictos con los árabes en un momento cuando Israel tiene muchos problemas domésticos.
Y eso, actualmente hay un juicio contra Netanyahu y parece que están a punto de un quiebre dentro del gobierno de Netanyahu, podría resultar en otros conflictos domésticos

 

HS: Y una mirada también a algo en lo que Estados Unidos ha tenido mucho que ver que es la situación en Libia, hace poco Egipto anunció que iba a involucrarse con tropas y hoy la jefa de la misión de apoyo de la ONU en Libia ha acusado a varios Estados extranjeros de violar un embargo internacional de armas contra este país árabe donde parece que hay una ofensiva e involucrarse en el conflicto interno para repartirse su riqueza en definitiva

JP: Sí, hay un conflicto entre Turquía por un lado y Egipto por el otro. Cada cual quiere apropiarse de distritos y sectores de la economía de Libia, después de asesinar a Gadafi que era el protector del petróleo provocando políticas positivas por Libia. El país está en caos, está dividido entre diferentes fracciones, tribus, guerreros y ahora extranjeros como Turquía y Egipto.
No sé dónde va a terminar eso, Libia podría dividirse en pedazos y dejar de ser un país. Es la situación que encontramos en Libia en este momento. La invasión norteamericana, la quiebra del país y ahora las incapacidades de mostrar coherencia y soberanía

 

HS: Bien.
Otros temas, Petras, que quiera abordar esta semana

JP: Bueno, muy importante es el conflicto de Estados Unidos con Cuba. Esta semana pasada en Italia, en Turín, el alcalde declaró una gran fiesta para celebrar el gran trabajo de Cuba en la lucha contra el coronavirus.
Mientras tanto Estados Unidos trata de aumentar las presiones y dejar a Cuba recibir ayuda, inversiones de otros países, y peor, quiere que Cuba no reciba los pagos de ayuda por el coronavirus y otros temas.
Pero nadie está tomando en cuenta que Cuba es una estrella, es el país con menos coronavirus en las Américas. Es un placer para los dirigentes italianos celebrar las tareas que han cumplido.
Tenemos otro caso, en Brasil hay un conflicto entre los dos gobernantes o ex gobernantes, entre Bolsonaro y Sergio Moro. Sergio Moro era parte de la mafia que trata de encarcelar a Lula, hay corrupción, hay conflictos internos entre los dos y parece que toda la campaña supuestamente contra la corrupción está en desintegración. La corrupción está floreciendo, Bolsonaro y Moro no tienen solución, ambos están metidos en la corrupción.
Y aquí el coronavirus en Estados Unidos, en Florida, California y Texas, toda la campaña de Trump y los gobernadores han fracasado por la tasa de crecimiento, el virus está creando grandes problemas.
Y finalmente tenemos el problema económico de Estados Unidos, el desempleo está creciendo y los gobernantes republicanos quieren bajar las compensaciones para los desocupados. No tienen dinero ahora para pagar los alquileres de sus casas, millones de personas enfrentan la posibilidad de quedarse sin empleo, sin dinero y sin casa

 

HS: ¿Y qué pasa con los sindicatos estadounidenses con esa realidad?

JP: Los sindicatos están tocando la guitarra. El 9% de la mano de obra está sindicalizada

 

HS: Claro, claro.
Bien, James, muchas gracias, como siempre sabemos que están soportando el calor por allá a diferencia de nosotros en el sur. Le mandamos un abrazo, a cuidarse, hasta la próxima semana

JP: Un gran abrazo para vosotros

 

HS: Un abrazo, hasta pronto./