“EN BRASIL EN ESTE MOMENTO HAY MÁS DE 12 MILLONES DE DESOCUPADOS, EL SECTOR SERVICIOS ESTÁ SIENDO EL MÁS PERJUDICADO”
El contacto telefónico con Jair Krischke, lunes 3 de agosto de 2020.

Desde Porto Alegre, Jair Krischke del Movimiento Justicia y Derechos Humanos, en contacto con CX36 analizó la realidad que se vive en Brasil, sobre todo en el estado limítrofe con Uruguay.
Dijo que en Porto Alegre “la cosa se complicó bastante en los últimos días, en los hospitales las unidades de terapia intensiva están casi al 90% de su ocupación y aumenta el número de casos".
Indicó que aún no hay fecha de retorno a las clases presenciales y los alumnos de la red pública no cuentan con tablets como pasa en Uruguay, ni siquiera un sistema de internet pública para conectarse.
A continuación transcribimos el informe que usted podrá volver a escuchar aquí: https://archive.org/details/2020-08-03-jair-krischke-brasil

 

 

Hernán salina: Bueno, estamos recibiendo a Jair Krischke del Movimiento de Justicia y derechos Humanos de Brasil, que por suerte tenemos el privilegio de poder conversar con él cada 15 días desde Porto Alegre, la capital gaúcha, buen día Jair, un gusto recibirte como siempre

Jair Krischke: Buenos días, igualmente, para mí siempre es una alegría compartir con ustedes y nuestros oyentes

 

HS: Antes de ir a los temas políticos para comentar contigo, está bueno que nos actualices un poco cómo son las condiciones, las medidas por ejemplo con que se están rigiendo en Porto Alegre, en el Estado de Río Grande del Sur fronterizo con nosotros porque no sé si cada Estado establece sus propias reglas, Jair, ¿no?

JK: No, además de Estados incluso cada Municipalidad tiene legalmente derechos de establecer reglas. Entonces, estamos viendo esto.
Acá en Porto Alegre la cosa ahora, en los últimos días, se complicó bastante, porque la ocupación en los hospitales, de esas unidades de terapia intensiva está en casi el 90% y sigue aumentando día a día el número de casos

 

HS: Claro.
¿Y qué pasa, por ejemplo, a nivel de la educación? Que acá en Uruguay se ha hecho como una combinación que han tenido clases a distancia los alumnos por internet en los distintos niveles, y ahora de a poco se comienza a hacer presencial algunos días. ¿En ese sentido qué ha pasado en Río Grande?

JK: Acá tenemos una envidia de Uruguay que no te imaginas, porque ustedes tienen hace bastante tiempo, creo que fue desde el primer gobierno de Tabaré Vázquez el Estado regaló a los alumnos tablets

 

HS: Sí

JK: Bueno, acá no, por favor, acá los alumnos especialmente de la red pública de enseñanza, no tienen condiciones de adquirir una tablet ni tampoco hay red de internet pública disponible para acceder.
Entonces acá, claro, la red privada, estos gozan de los beneficios, pero es una cantidad pequeña.
Y estamos acá, en este momento en Porto Alegre y en Río Grande del Sur, no se tiene una fecha de cuándo vamos a empezar las clases presenciales, no se tiene una fecha. En Río de Janeiro ya se tiene, van a empezar ahora, esta semana están empezando. Pero acá no, no hay ninguna (...), ni siquiera se especula en qué fecha será

 

HS: Y esto ha golpeado también a nivel, me imagino que siendo Porto Alegre la capital, la actividad de trabajo, de envíos a lo que nosotros le decimos el seguro de paro, esa suspensión provisional de trabajo con la pérdida de empleos por la baja de la actividad

JK: Mira, ya veníamos en una crisis muy grande de desocupación, la crisis era bastante grande.
Bueno, ahí llega el coronavirus, el Covid-19 y ahí sí arrasan. En Brasil en este momento hay más de 12 millones de desocupados, solamente en el mes de mayo, que son los datos que tenemos son que en mayo y junio la desocupación fue de 1.700.000 personas que sufrieron despidos de sus actividades laborales.
Entonces, es muy grave esto.
Por ejemplo, acá hay una cantidad de actividades en Porto Alegre que se cree que no van a volver, que no tendrán condiciones. Bares y restaurantes, por ejemplo, el 70% no van a tener condiciones para volver a trabajar. Es impresionante...

 

María de los Ángeles Balparda: Está pasando eso en Europa también, Jair, buen día

JK: Buen día. ¿Qué tal?

 

MAB: Está pasando en Europa, en muchos lados.
Y estábamos viendo que este fin de semana, el sábado, el grupo Latam, este grupo brasileño - chileno, anunció que despedía por lo menos a 2.700 tripulantes, 2.700 trabajadores. Es más de la tercera parte del personal que tiene la empresa, la despide y dice que es por el coronavirus

JK: Sí, porque todas las empresas de aviación del mundo sufrieron bárbaramente con el tema coronavirus, esto es una verdad. Pero te digo, Latam ya venía mal, estaba con problemas económicos graves

 

MAB: Claro

JK: Ahora se suma esto del coronavirus, bueno, despidió, te digo sinceramente que no sé si va a quedarse ahí, no sé dentro de 1 o 2 meses tal vez otro grupo sea despedido.
Es una tragedia.
El sector servicios está siendo el más perjudicado, sin duda

 

Diego Martínez: Jair, y en esta evaluación que hacés clara de lo que está pasando en Brasil con la pérdida de puestos de trabajo, con los 94 mil muertos además por Covid, ¿tiene alguna explicación que exista todavía un grupo de gente tan importante, capaz que con la dimensión de Brasil no lo es, vos nos podrás decir, que hace una especie de manifestación permanente a favor del gobierno?
Digo porque en el Uruguay no es común que un gobierno logre hacer convocatorias de gente adepta a lo que son sus políticas. Pero en el caso de Brasil con este marco es más extraño aún. ¿Cómo se explica? ¿Por qué se da esto?

JK: Es inexplicable, realmente es muy difícil de explicar esto. Porque empieza que es una locura, por ejemplo, el presidente puso en la cabeza y publicita todos los días esta medicación hidroxicloroquina como solución para el coronavirus. Lo que científicamente es un absurdo, ya se hizo prueba contra prueba que no funciona.
Pero ahora el viernes estuve en Bagé, ahí al lado de Uruguay, una gran manifestación de gente, los que estaban apoyando, y él saca del bolsillo una caja de hidroxicloroquina y la exhibe. Por favor, haciendo publicidad, viejo... ¡No, por favor!
Entonces, te digo así, murió una cantidad de gente absurda, a mí me espanta, contrariando las reglas de no juntar gente, usar mascarillas, absolutamente no. Entonces, este presidente tiene esta postura, pero logra que la gente lo apoye, este es el último absurdo

 

DM: Por eso, incluso más allá de las barreras sanitarias que se promueven en gran parte del mundo y que en Brasil parecen estar un poco contrariadas por las políticas de Bolsonaro, lo que llama la atención es la cantidad de gente que resuelve ir a manifestar su apoyo en estas condiciones que recién tú comentabas, con una crisis

JK: Sí, esto es inexplicable, porque la gente se expone, expone su salud, expone su vida al fin y al cabo, y la gente va, son de las cosas absurdas.
Yo te digo, creo que solamente en Brasil, mira, hace un par de días en Berlín reunieron a más de 10 mil nazis, entonces, creo que el mundo todo, la humanidad pasa por una crisis profunda y absolutamente irracional, porque depende de uno ser de izquierda, de derecha o del centro ¿no?

 

MAB: Sí, es importante lo que estás diciendo, porque a veces se ve como que fuera una cuestión de rebeldía el no aceptar el tener que cuidarse o no tener que amontonarse, como que eso fuera rebeldía. Pero la rebeldía pasa por otro lado ¿no?

JK: Exactamente, esta es la cosa, rebeldía sí, claro...

 

MAB: Sino los más rebeldes son Donald Trump y Bolsonaro

JK: ...pero no vas a hacer la rebeldía con los nazis

 

MAB: Claro, claro

JK: Entonces, hay un fenómeno que una y otra vez me acuerdo de los diálogos entre André Malraux y Charles de Gaulle, en ese momento André Malraux era ministro de Cultura de Francia en mayo de 1968.
Entonces André Malraux comentaba con  De Gaulle "es una crisis de la juventud", y el viejo general, mismo siendo un tipo de derecha dijo que no, que era una crisis de la humanidad.
Entonces yo creo que la humanidad sigue en crisis pero ahora de una manera muy aguda, muy aguda. Esto que comentaba de los nazis en Berlín, porque el tema del nazismo y Alemania produjo un impacto tan grande que hasta hace poquísimo tiempo la gente tenía vergüenza hasta de pensar con una cabeza nazi, y ahora se manifiestan en la calle.
Es impresionante esto, a mí me asusta te digo

 

MAB: Asusta sí

JK: Y en Brasil pasan estas cosas, es un fenómeno en la gente. ¿Será que tenemos tantos imbéciles en el país, tanta gente que sea incapaz de razonar? ¿Será?

 

MAB: Es verdad

JK: No tengo explicación

 

MAB: Sí, claro.
Si nos permitís pasamos a otro tema, vos ya lo de la economía con el tema del desempleo lo abordabas, pero vos que sos un hombre de los derechos humanos, ¿qué opinión tenés sobre esto que se conoció en los últimos días de que el ministro de Justicia y seguridad Pública ordenó una investigación interna sobre la posible elaboración de un informe secreto de inteligencia que se estaría haciendo sobre gente que estuviera vinculada a movimientos contrarios al gobierno? ¿Pensás que eso es verdad? ¿Cómo has visto la reacción de este ministro?

JK: Bueno, lo peor de todo es que es verdad, pero la cosa es un poquito más complicada. Mira, la gente que sacó un informe, el número llegó a 579 personas y están clasificados como antifascistas.
¿Y de dónde sale esto? Del Ministerio de la Justicia.
Entonces me parece que simplemente por ahí este gobierno se declara fascista, es un razonamiento muy sencillo, si estos son contrarios a los otros y yo los clasifico como antifascistas, este gobierno es fascista, punto.
Pero es que esto es después que Sergio Moro salió del Ministerio de la Justicia, algo bastante reciente es que el nuevo ministro de la Justicia que creó un departamento de informaciones y que el título es de "informaciones para la seguridad pública".
Pero al revés de esto, están produciendo informes políticos, ideológicos, lo que está prohibido por la Constitución.
Yo digo, este sector que está dentro del Ministerio es algo absolutamente clandestino, porque no se permite en Brasil, la Constitución de Brasil no permite este tipo de actividad, de elaboración este tipo de informes.
Entonces, es clandestino, clandestino dentro de un gobierno que se eligió democráticamente. Entonces, es el absurdo total.
Es un informe que reúne a 579 personas y sale de ahí del Ministerio de la Justicia, hace una distribución a los organismos de inteligencia del país. Porque en Brasil, creo que en Uruguay también, hay un sector de inteligencia, el Sistema Nacional de Informaciones ahora es Sistema Nacional de Inteligencia

 

MAB: Acá es de las dos, información e inteligencia

JK: Peor aun

 

MAB: Sí

JK: Y entonces ahí Brasil creó, antes estaba el temible SNI y ahora, ya en el gobierno de Collor de Mello se terminó con el SNI y se creó el ABIN (Agencia Brasileña de Inteligencia).
Y claro, los militares siguen con su servicio de inteligencia, el Ejército, la Aviación, la Marina siguen con los servicios de inteligencia, en la policía federal brasileña hay un sector de inteligencia, pero estos todos gravitan alrededor del SNI.
Bueno, esta gente del Ministerio de la Justicia no hace parte, el ministro dice que sí pero no, no hace parte.
Entonces ellos tuvieron la iniciativa de hacer una larga distribución en el aparato de inteligencia, mire qué locura hicieron ellos, no fue solamente para uso del Ministerio de la Justicia, para todo el sistema de inteligencia brasileño. Es impresionante esto, y absolutamente clandestino, que ofende la Constitución brasileña

 

MAB: Bien, bueno, no sé si vos querés agregar algo más en este informe de esta semana...

JK: Yo diría que esto que comentamos ya tiene una gravedad tan grande, que nos da un trabajo terrible

 

MAB: Sí, sí

JK: Especialmente en este momento de pandemia.
Yo quiero llamar la atención de ustedes, de nuestros oyentes en lo siguiente, que en Brasil, por toda la experiencia nuestra de dictadura, cuando se crea esta ABIN, también el Parlamento, el Congreso Nacional creó una forma de monitorear a esta gente que maneja inteligencia.
Entonces, en el Congreso Nacional hay un tutor para fiscalizar las actividades de inteligencia. Hasta el día de hoy no escuché ninguna manifestación de este sector del Congreso Nacional que tiene la atribución legal de fiscalizar, vigilar los servicios de inteligencia. Es terrible

 

MAB: Terrible.
Bueno, Jair, gracias por estos minutos y por supuesto gracias por toda la información que siempre nos acercás. Te mandamos un abrazo grande desde acá

JK: Para ustedes también, un gusto como siempre

 

DM: Un abrazo.