EL GOBIERNO CULMINA EL PROCESO QUE INICIÓ EL FRENTE AMPLIO: “ESTAMOS YENDO HACIA LA PRIVATIZACIÓN DE LOS BANCOS OFICIALES”
Entrevista a Álvaro Legaspi y Matías Arbizu de Aebu Banca Oficial, 12 de agosto de 2020

 

Los trabajadores bancarios del sector banca Oficial llevan adelante un plan de lucha contra la progresiva privatización de servicios bancarios, el cierre de sucursales y la supresión del llenado de vacantes. Al compartir ‘Mañanas de Radio’ con la audiencia de la Centenario, Álvaro Legaspi y Matías Arbizu, del Consejo Central de Banca Oficial de Aebu, explicaron los motivos de la movilización que llevan adelante desde el 2017, el proceso de desmantelamiento de la banca oficial que comenzó con el Frente Amplio y se apresta a continuar el actual gobierno y los pasos a dar para unificar los conflictos con el resto de los trabajadores públicos. Transcribimos la entrevista que usted puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/alvaro-legaspi-brou

Diego Martínez: Los entrevistados de hoy son los trabajadores bancarios, está con nosotros Álvaro Legaspi, integrante de la Mesa de Banca Estatal, integrante también del Consejo Central de Aebu; y esperamos la llegada de otros trabajadores.
Buen día, Álvaro, bienvenido.

Álvaro Legaspi: Buenos días.
Gracias por recibirnos.


DM: Los trabajadores bancarios, desde hace mucho tiempo que vienen desarrollando una lucha en defensa de la banca estatal, pero ahora se vienen anuncios de recorte, hubo una reunión con Isaac Alfie de la OPP (Oficina de Planeamiento y Presupuesto).
¿Qué situación tiene la banca estatal y sobre todo qué preocupa a los trabajadores de banca estatal?

AL: Venimos desde hace un tiempo movilizados, este proceso de movilización comenzó en el año 2017, donde afrontamos una reestructura importante que se pretendía hacer en el Banco República y que llevaba al cierre parcial de varias sucursales del interior profundo, algunas pasaban a micro banca. Y también se estaba generando un proceso importante de deterioro en la plantilla del Banco República que llevaba a la privatización también de muchas áreas del banco; a lo cual nosotros -como movimiento sindical- siempre estuvimos en contra.
Cuando tuvimos ese hecho arriba tuvimos que hacer una movilización de las más profundas, llevamos el tema dos veces al Parlamento, o sea hubo una discusión de la agenda en el primer lugar de lo que era la privatización, la defensa de la banca, tuvimos un proceso de ocupación del Mercado Modelo de 56 días; ocupamos 6 dependencias del Banco de la República, la primera vez que se ocupó en el interior del país la sucursal Rodó -que fue una sucursal que pasó a micro banca con una inversión importantísima de 1 millón y pico de dólares de infraestructura que luego pasó a micro banca-; luego de este proceso veníamos de un recorte de un tercio de las vacantes por parte del gobierno frenteamplista, esto se fue acumulando. Y llegamos al día de hoy en el cual, a modo de ejemplo -porque es el banco que todos conocen más- el Banco República tiene una plantilla de 3500 trabajadores, la más baja desde el año 2006, luego de un proceso de 15 años sin ingresos en el banco.
El Poder Ejecutivo actual establece la eliminación de dos tercios de las vacantes, o sea duplica la eliminación, lo cual nos va a llevar a un proceso en el cual de no mediar un cambio en esta política, va a llevar a una profundización de lo que es el cierre de dependencias porque no va a haber gente. También lo que van a ser las privatizaciones, y también otro aspecto que nos preocupa en forma superlativa es la rentabilidad de los bancos. El negocio de la banca oficial es importante, hay bancos oficiales que tienen ganancias importantes, el Banco República en el último bienio generó mil millones de dólares de ganancia, lo cual el 50% va a Rentas Generales, eso deriva en que contribuye con el presupuesto de la Educación Pública, de la Salud Pública, del instituto jubilatorio. Son un montón de situaciones que nosotros entendemos que corren serios riesgos de mantener esas ganancias y nutrir a Renta Generales. Por encima del gobierno que esté que los administre mal, bien, regular, etc.; pero nosotros entendemos que eso es importante que permanezca en la órbita estatal.
La banca privada en contraposición a este planteo, el año pasado la banca privada extranjera con su casa matriz en el exterior, con sus financieras, generó 500 millones de dólares de ganancias, los cuales se exportaron del país, sin ningún rédito para la población del Uruguay.


DM: En este desarrollo que dabas de la pérdida de puestos de trabajo, puede deberse a que cada vez hay más máquinas, computadoras, cajeros; ¿esto condiciona la cantidad de puestos de trabajo?

AL: No necesariamente.


DM: ¿Por qué?

AL: El cambio tecnológico -no son avances, a veces la clase dominante nos hace creer que son avances y para nosotros no son avances- creo que es una opción que se da, lo que pasa es que hay medidas que ha tomado el Banco, político - administrativas, que han llevado al retiro para decirlo en forma grosera ‘de pesado’ de la gente. O sea, expulsarlos de los bancos, atendiéndolos mal, derivándolos a las redes de pago, mediante -como te decía- resoluciones político administrativas, que las redes de pago se están haciendo un festival. En el año 2017 cuando tuvimos este conflicto…


DM: Las redes de pago son los locales de cobranza conocidos.

AL: Sí, no quise nombrarlas, pero son Abitab, Red Pagos, que se están haciendo un festín, para decir las cosas como son.
En el año 2017 cuando iniciamos el proceso de movilización, estas redes recibían 1.200.000 mil dólares por mes aproximadamente de comisiones porque está prohibido depositar en las cajas del Banco de la República por una resolución político administrativa. Y en el día de hoy están cobrando 20 millones por año.
O sea se están haciendo un festival.


DM: ¿De comisiones?

AL: De comisiones.
Hoy están en 20 millones por año, un 50 o un 60% más.
Con estas comisiones obviamente se podría contratar personal con determinado salario digno.


DM: Porque la excusa es que no había personal para retirar los depósitos.

AL: No. Yo creo que es un planteo político.
Acá no se le ocurrió a ningún partido, esto viene, digamos, de ‘recomendaciones’ de los organismos internacionales de crédito, y que a la banca oficial cada vez quieren restarle más espacio y quieren darle a los privados, porque a ver, acá estamos en un modelo de país que viene de hace tiempo que se profundiza hoy, pero que viene desde hace mucho tiempo.
Al día de hoy hay una tarjeta que va a sacar el Banco de la República que también se va a entregar ahora a través de las redes de pago. Esos son temas que los estamos analizando por encima de este conflicto, pero que también hacen al conflicto, hacen al planteo, y hacen a que nosotros esos temas vamos a tratar de revertirlos con movilizaciones que están planteadas semana a semana.


DM: Además en un ambiente que se trató de proponer, de bancarización, de que todo se hiciera a través en los bancos, de que la gente tuviera su sueldo, jubilaciones, a través de los bancos; y en ese momento se retrae del mercado el Banco República, llama mucho la atención.

AL: Sí, claro.


DM: Es como contradictorio que el Estado diga, vamos a proponer que todo pase por los bancos, y que a su vez…

AL: Diga: pero yo me retiro.
Incluso que se retire el República de algunos lugares, de algunas localidades en las cuales no es apetecible para el capital financiero. Con todo el respeto y los compañeros que trabajan ahí me conocen, por ejemplo, nadie va a quererse instalar en Tranqueras, nadie va a querer instalarse en Minas de Corrales, sino que es un servicio del banco. Pero qué pasa, al profundizar el tema de los corresponsales –a los que cada vez se les fue dando más-; eso comenzó en el año 2003 con Red Pagos, tímidamente, retiritos, y luego empezaron los depósitos, luego comenzaron a levantar el umbral de los depósitos, o sea que todo pasa por ahí. Y al día de hoy tenemos que todo, porque hoy para ir a una caja física del Banco de la República hay que llevar más de 160 mil pesos, o sea muy pocos… Pero a aquellos uruguayos todos se los hace pasar necesariamente por las redes de pago, y eso creo que es un hecho que no es menor.


DM: Recibimos a Matías Arbizu, también integrante de Aebu.
Nos quedaban temas pendientes respecto a lo que veníamos hablando de cómo se está manejando el tema de la tecnología en el Banco República, y nos contaban que en realidad ni siquiera se recorta para facilitar o que haya menos cantidad de trabajadores, sino que paga a privados para que realicen la tarea.

Matías Arbizu: Sí, claro.
No hay ninguna novedad acá. Es decir, esto es una profundización capitalista de la situación que ya veníamos arrastrando.
Sin irnos muy lejos, específicamente en el Área que trata de los ‘nuevos canales’ ahí donde el banco dice que quiere empezar a mejorar y a donde quiere derivar a los nuevos usuarios y clientes y todo lo demás, tiene dos tercios privatizado un sector y directamente privatizado todo el resto de la atención vía mensaje de texto por ejemplo.
Entonces, es brutal cómo están aprovechando para eliminar puestos de trabajo o para no generar puestos de trabajo, privatizando, precarizando, cosa que en definitiva al banco le termina saliendo más, porque ya lo hemos demostrado a eso, lo hemos demostrado con números, que le cuesta más caro al banco.


DM: Y a nivel de servicios al cliente también le rebaja la calidad de la atención. Porque como usuario es muy complicado cuando tenés alguna duda o consulta para el Banco República porque no hay nadie del otro lado que oriente al usuario. Y el Banco República maneja muchas cuentas de jubilados, de gente mayor, que por ahí tiene hasta incluso más dificultades por edad o por lo que fuera de comprender ciertas cuestiones tecnológicas.

AL: Es un tema bien importante este. Sí, el modelito este que están implementando, no sólo perjudica a los usuarios de más bajos ingresos, también hay una parte importante del negocio del banco que se está desatendiendo con políticas de este estilo.
El BROU insistió en los últimos tiempos en una centralización del crédito corporativo, o sea que a los clientes del interior se los atienda a distancia. Y esto ha ido en sentido negativo para lo que son los intereses del banco, ha habido una pérdida de negocios a manos casualmente de las empresas privadas.
Pasa que el productor rural de Baltasar Brum por ejemplo, antes yo lo atendía en el banco todos los días con un ejecutivo, hoy la estructura hizo que el banco no tenga ejecutivo en Baltasar Brum -a modo de ejemplo lo digo- y entonces lo atiende un ejecutivo de acá de Montevideo, y entonces el habitante dice, no, pero yo para que me atiendan por teléfono, me voy con la banca privada, viene equis banco y me seduce porque me da una tarjeta, a mis hijos que entran al cine, que están estudiando en Montevideo, etc., cualquier paquete le arman y así como el banco ha perdido toda esa ganancia que te decía, el crédito corporativo del banco solamente es el 22% más o menos.
O sea ha habido una retranca en cuanto a la colocación. Eso sabemos que le preocupa al Directorio hoy, o por lo menos lo han manifestado en reuniones, es un tema del corporativo que a ellos les interesa y a nosotros también obviamente, porque entendemos que el banco no solo debe ser el generador de ganancias sino también motor de la economía del país. Y es una garantía en cierta forma que esté interviniendo en lo que es el mercado financiero el Banco República.

 

DM: Para muchos el tema bancos es siempre en desmedro de la población porque son entidades que se dedican justamente a manejar dinero y a especular con el dinero de la gente es básicamente a lo que se dedican los bancos, pero más si está en manos privadas. Si el lucro en vez de quedar en el Estado y que se pueda retribuir nuevamente a la sociedad, se le da un espacio más amplio a la banca privada, sobre todo extranjera, uno siente que el daño es peor para la sociedad todavía.
 
MA: Fijate que el año pasado las empresas financieras privadas ganaron en el entorno de los 500 millones de dólares.
500 millones de dólares que directamente van a sus casa matrices, no queda nada acá, que aparte van derivando sus negocios y generando nuevas instituciones financieras buscando “atender” otros sectores en donde los trabajadores ganan menos, realizan la misma tarea que en los bancos porque en definitiva es lo mismo, pero tienen otra concepción, ganan menos, otro laudo, otra estabilidad laboral. Entonces los bancos siguen aumentando su margen de ganancia y al final del ejercicio, se vuela el dinero de acá, cosa que obviamente en los bancos oficiales no pasa.
En los bancos oficiales el dinero que se recauda termina o en Renta Generales, etc.
 
AL: Sí, incluso vos fijate que estos bancos que generaron los 500 millones son dueños de las Administradoras de Crédito y ahora vino la pandemia, en dos meses medio complicados, enviaron a seguro de desempleo a los trabajadores. Por ejemplo, el grupo Santander que es propietario de Creditel, de Crédito de la Casa, el banco ganó 100 y pico de millones de dólares, ganaron entre 28 y 30 millones de dólares el año pasado cada una de estas financieras y mandaron a seguro de desempleo, pero sin anestesia.
Creditel, Crédito de la Casa, Anda mandó a seguro de desempleo, Fucac mandó a seguro de desempleo, Pronto mandó -propiedad de Scotia-…
O sea se hacen un festival por varias situaciones, porque el país se lo permite y a veces también porque el sindicato es conciliador, y acompaña y acompasa lo que son estos procesos en lugar de enfrentarlos y luchar. Porque esta situación que hoy tenemos en el sector financiero, porque nosotros somos un sindicato único, también nos preocupa a nosotros. Y en cada lugar que tenemos la posibilidad de decir esto, que hay 1500 trabajadores en el sistema financiero que están en el seguro de desempleo total o parcial, pasa con Prosegur, pasa con Tecnisegur, pasa con todas las empresas privadas que se llevan toda la plata del país, y luego ¿la crisis quién la paga? Los trabajadores, como siempre.

 

DM: Me acuerdo de la publicidad “yo tengo un banco”, pero cada vez es más chiquito el banco que nos están dejando, tanto que uno se plantea qué diferencia hay entre atenderte en una pública y una privada si es todo así, es todo a distancia.
 
AL: Se pierde el diferencial que tenía la atención personalizada.
 
MA: En este momento estamos en niveles inferiores de personal al 2006 que fue el pico más bajo de funcionarios del Banco República y la banca Oficial en general, en la historia. En este momento ya estamos en el límite o por debajo de eso. El Banco República para tener un parámetro, estábamos en 3600 en el año 2006, hoy estamos 3450 funcionarios.

 

DM: O sea una especie de U al revés donde desde 2006 que tocó el pico mínimo, empezó a subir y ahora bajó al nivel mínimo de vuelta
 
MA: Exacto.
Con más clientes y con unas ganancias del Banco República históricas, entonces ¿cuál es la justificación para que esto se de así?
Pero además la profundización va a ser mucho peor, se está jubilando en el entorno del 10% de los funcionarios por año, más o menos; de no ingresar personal rápidamente, hay dependencias que directamente no van a poder abrir. La gente muy difícilmente vaya a poder ir a los bancos y poder ser atendida, va a ser muy difícil, si hoy tenemos una hora y media, dos horas de espera en un lugar normal, producto de la falta de personal que ya venimos arrastrando, en esta profundización obviamente la atención va a ser mucho peor. Y eso obviamente siempre es en beneficio de las empresas privadas.

 

DM: Hubo una reunión con Isaac Alfie, el director de la OPP, donde ustedes fueron a hacer un planteo que ahora nos van a contar cuál fue, recibieron una respuesta, y a partir de esa respuesta ustedes también van a responder como trabajadores, ¿qué fueron a plantearle, qué recibieron como alternativa por parte del Estado, y cuál va a ser la respuesta a eso que planteó la OPP?
 
MA: El planteo fue rever las pautas planteadas por la OPP con respecto a la eliminación de las vacantes y con respecto a la reducción del presupuesto. Y básicamente ejemplificando con las situaciones que se están dando, el recorte de 22 vacantes en el hospital del Banco de Seguros es una cosa brutal, con la cantidad de trabajadores que se atienden accidentados y con enfermedades laborales.
Es un disparate porque además, el propio decreto 90 que ellos mismos resolvieron, apuntaba a que dentro de la Salud no se iban a eliminar, entonces no se van a eliminar, pero se eliminan. Absolutamente contradictorio.
Eso por un lado, por otro lado, lo que veníamos explicando recién, lo que va a pasar con las vacantes, la cantidad de gente que se viene jubilando, y las dificultades que hay para poder atender y para poder mantener el servicio en todos los lugares. Pero además el tema propio del recorte de gastos y de inversiones en empresas que están en competencia, la reducción de inversiones es complicadísimo.
Y además en este momento, por ejemplo, y para tirar un ejemplo bien concreto: se cayó parte del techo de Minas, de la sucursal Minas del Banco República, no hay presupuesto para arreglar, o sea los trabajadores y los clientes en riesgo de que se siga cayendo en la cabeza de ellos. El banco nos dice, no hay presupuesto, eso es lo que dice el banco.
Lo que dice OPP es: -Yo mandé que recortaran, no les dije dónde.
La respuesta de Alfie fue: -Nos mantenemos con el lineamiento que planteamos, con el recorte tal cual está, en cuanto a los gastos, a las inversiones, a las vacantes. Podríamos llegar a ver puntualmente estudiando una a una, el ingreso en el interior en el Banco República, y más nada de eso, esa fue la respuesta.
 
AL: Y la parte tecnológica, la parte de tecnología también creo que estaban dispuestos a cubrir.
 
MA: Si, la parte de tecnología también, viendo también uno a uno donde podía ingresar y nada más, ese es el planteo que hace la OPP, habremos estado 45 minutos.
 
 
DM: ¿Y el clima cómo es en una reunión con Isaac Alfie?
 
MA: El diálogo fue una exposición nuestra y una respuesta de Alfie.
Hubo algún intercambio, pero en realidad nunca hubo un movimiento con respecto a la negociación nunca hubo, jamás, en ningún momento.
Fue muy parecido a la reunión -salvando las distancias- fue bastante parecida a la reunión que tuvimos en el Ministerio de Trabajo hace ya un mes y pico, es decir, el sindicato exponiendo las razones por las cuales estamos en desacuerdo con este planteo de recortes, Economía y OPP hablando de porque sí, punto. No hubo en ningún momento ninguna intención de un acercamiento, ninguna apertura para ver.
Pero me parece que la respuesta de Alfie fue más concreta incluso diciendo este es el lineamiento, y no nos movemos.
Evidentemente para nosotros esto es gravísimo, y el conflicto en el que estamos desde hace un buen tiempo ya va a tener que comenzar a profundizarse.
 
 
DM: ¿Qué han resuelto? ¿Cómo van a encarar este conflicto?

MA: Nosotros en la resolución por asamblea que tuvimos el 29 de julio, resolvimos hacer los máximos esfuerzos para seguir unificando la lucha con el resto de los públicos. Ahora viene el tema de la discusión presupuestal a nivel general, en ese caso ya sería más grande aún que la Mesa de Entes, sería ya la Salud, serían los docentes, y el Departamento de Públicos en general.
Entonces vamos a tener que apuntar ahí, a unificar las luchas, una forma de fortalecernos entre todos, porque en definitiva el mismo problema vamos a tener en todos lados.
 
 
DM: ¿Qué medidas se han resuelto tomar?
 
MA: Por el momento seguimos tomando medidas agitativas de difusión, un paro a primera hora, con cartelería, con folletos, con volantes, con mariposas, con denuncias. Estamos haciendo también denuncias públicas en cuanto medio podemos hacerlo.

 

DM: ¿Han tenido suerte con respecto a las posibilidades de difundir el conflicto?
 
AL: En el interior fundamentalmente, lo que sí nosotros tratamos de unificar con los restos de los públicos, pero tampoco nos vamos a quedar esperando que se movilicen todos para movilizarnos nosotros.
La asamblea nos habilitó además a tomar medidas que impacten sobre la operativa y en ese aspecto estamos trabajando, porque eso hay que hacer un trabajo antes, hay que ver bien por dónde vamos, tenemos que hacer una ingeniería en lo que es la movilización para poder impactar de la mejor manera.
En otras oportunidades nosotros teníamos la posibilidad de afectar el clearing, la tecnología, el avance de los patrones nos quitó esa herramienta sindical que tenía impacto, pero nosotros tenemos igual algunas otras medias, que no es lo que queremos, pero si la realidad política nos lleva a implementarlas, las vamos a implementar en conjunto con las agitativas de denuncia. Porque Matías reseñaba así al pasar y creo que hay que hacer un análisis de eso, lo que es el interior.
Por algo del interior dan una luz como que se puede mejorar, porque están los votos, y ahí es donde nosotros tenemos -el sistema político opera así, cuando uno va y denuncia determinadas cosas, le pega al sistema político- y creo que en el interior es de los lugares que el gobierno anterior, que no solamente eliminó las vacantes, sino que hizo un planteo político: quiero cerrar. Ellos decían que querían cerrar en el interior.
Estos de ahora dicen, no quiero cerrar, pero no entra gente.
En todas las reuniones que tuvimos con directores del Banco República, garantizamos que no va a cerrar ninguna sucursal, lo dicen, pero si no entra gente, va a ser imposible, o sea los de antes era un plan orquestado de cierre, de achique, así abiertamente, hoy dice que no quieren, pero si no entra gente, es lo mismo.
Y las privatizaciones, qué pasa si no entra nadie en Montevideo, todas las áreas centrales, van a privatizar, porque la pérdida que vamos a tener de 300 trabajadores del Banco República, en otros bancos el Banco Hipotecario, la ANV, todos tienen ese mismo proceso, y el cierre de dependencias del Banco Hipotecario, el gobierno anterior, acordó con la representativa un concurso para funcionarios públicos, para cubrir estas vacantes en el interior, sino Melo, Rivera y Salto cerraban, que se cerró ese concurso y no ingresó nadie. O sea lo hicieron, lo acordaron y no lo remataron, y ahora vinieron con este recorte de las vacantes y obviamente está todo trabado. Tenemos lista de prelación en el Banco de Seguros, lista de prelación en Banco Hipotecario, y el directorio del Banco República hace dos o tres viernes, nos comunicó que van a ingresar los 22 que están en la lista de prelación del concurso del año 2017. Van a ingresar todos para el interior.
 
 
DM: ¿2017?
Hay gente que está esperando hacer tres años para entrar al banco.
 
MA: Sí, que tendrían que haber entrado el año pasado.
 
ÁL: Fue el gobierno anterior que no lo quiso, se plantaron firmas, y tuvieron la posibilidad de que ingresaran y no los dejaron ingresar, ahora vino este Poder Ejecutivo y dijo, adentro, después de la movilización nuestra.
 
 
DM: Pero igual poniéndonos en los zapatos de esos trabajadores, tres años esperando para ingresar a un concurso que ganaron.
 
ÁL: Con las vacantes presupuestadas.
 
 
DM: Dos años presupuestadas las vacantes y no se cubrían.
 
MA: Exacto, tuvieron la incertidumbre hasta ahora recién.
 
ÁL: Estuvieron presupuestadas, los convocaron a elegir, ellos habían salvado  concursos del interior, porque el banco hizo concurso zonal, y los convocaron a elegir Montevideo, de pesado los quisieron traer a Montevideo, porque querían liquidar el interior, expresamente. Entonces ellos no eligieron porque obviamente es gente que tiene su vida en el interior, no quisieron, y entonces el banco dijo, no entrás en el interior, no entrás, te castigo, así estamos, tenemos sucursales que no tienen funcionarios, Cerro Chato, Olimar, van desde Melo a abrirlo, 140 kilómetros hacen ida y 140 vuelta para abrir el banco, estos 26 lo que no van a poder es dar alguna solución de ese estilo pero no mueve la aguja. Son 22, no mueven.
 
MA: Algunos datos más si me permitís, en el Banco Hipotecario estarían entrando 12 trabajadores en este momento, en el Banco República estarían entrando estos 22 y algunos más de concurso para personas con discapacidad y en el concurso de ingenieros que hubo, que creo que son tres, estarían entrando también. En el Banco Central entraban dos, obviamente estos números, más allá que nos alegramos que haya ingresos, no van a hacer diferencia con respecto al problema general que existe.
Yo quiero dar un dato más que me parece muy interesante y muy clarificador de todo esto: en el Banco de Seguros no solamente están recortando vacantes, sino que en el interior del país, están abriendo agencias privadas del Banco de Seguros en los mismos lugares donde el Banco tiene sucursales.
 
 
DM: A competir.
 
MA: Está compitiendo directamente con las sucursales del banco, agencias privadas que trabajan para el Banco de Seguros. Esto es absolutamente clarificador de hacia dónde estamos yendo.
Es decir estamos yendo hacia una privatización clara de los bancos oficiales, de las empresas del Estado.
 
 
DM: Las dificultades que enfrentan los trabajadores bancarios parece que Aebu no sea hoy el sindicato que en algún momento fue muy poderoso en cuanto a las cosas que lograba. ¿Qué está pasando hoy? ¿Cómo sienten ustedes también el respaldo de todos los trabajadores bancarios de este tipo de luchas que ustedes están emprendiendo?

AL: Tremendo tema, Aebu la fuerza la tiene intacta, la infraestructura la tiene intacta, tiene presencia nacional, afecta a la totalidad del sistema financiero, pero lo que a veces faltan son decisiones políticas.
A modo de ejemplo, el año 2017 que fue de los conflictos más profundos, más importantes, el Consejo Central no apoyó esa movilización. Incluso salieron a declarar en contra del conflicto, en ese momento tenemos que tener en cuenta que era el Frente Amplio quien estaba en el gobierno, la independencia de clase no funcionó, en el día de hoy creo que tenemos una oportunidad histórica de unificar las luchas dentro de lo que es el sistema financiero; con una ataque no solamente a la banca oficial, sino al sistema financiero privado. Los bancos privados además están pasando por un proceso de reestructura encubierta con incentivo, los bancos están dejando sin trabajadores y apuestan hacia las empresas colaterales, eso también genera un problema que afecta a lo que es el instituto previsional, que puede parecer que es muy corporativo el planteo, pero las jubilaciones de los trabajadores bancarios dependen de que se mantengan las plantillas de los bancos oficiales, privados, de las empresas financieras. Vamos a un proceso en el cual incluso hay actores políticos que están en contra de lo que es la PCP, que es la partida complementaria que pagan los activos de las empresas financieras, y entonces creemos que estamos en un proceso de ataque a las fuentes laborales, ataque también porque el sector privado, el Pit-Cnt acordó una rebaja salarial que afecta al sector privado ahora, que esto obviamente que va a repercutir en lo que va a ser la negociación posterior de todos -públicos y privados- en el cual Aebu tuvo un posicionamiento favorable a este recorte, con una resolución tomada…


DM: ¿Favorable a la rebaja salarial?

AL: Sí, además cambian algunos parámetros, porque vincula los aumentos salariales al PBI, que era un elemento que nunca estuvo presente y está avalado eso. A nosotros obviamente no se nos consultó, no se discutió en ningún organismo, y nosotros estamos en contra.
Pero creemos que sí estamos en condiciones de sindicato único para luchar, porque la concepción sindical es muy importante, el sindicato único para amortiguar no estamos de acuerdo, que es lo que se ha hecho hasta ahora. El sindicato único ha amortiguado y nosotros creemos que es al revés, debemos unificar las luchas con los trabajadores del sistema financiero y lo que bien decía Matías, tender a unificar las luchas por nuestros hermanos que también están siendo atacados por los recortes de presupuesto, de salario, que son los trabajadores del Estado también por otro lado.
Creo estamos en un momento fermental que con decisiones políticas correctas, trabajando en unidad, pero con independencia política y de clase, que eso va a ser fundamental a la hora de llevar adelante nuestro planteo.


DM: ¿Se está dando un quiebre interno o la posibilidad de generar ámbitos por separado de lo que está haciendo el Consejo Central?

AL: Al revés. Lo que queremos es unificar con planteos dentro del Consejo Central primero y llevar adelante todo lo que sea unificar. Pero también el otro lado, o sea los trabajadores públicos también.
Por eso decía creo que hoy estamos en una posición importante, en una posición favorable de lograr movilizaciones en conjunto como sindicato único.


DM: Bien, ¿estos planteos, estas movilizaciones que están preparando, tienen el respaldo del Consejo Central?

MA: Y sería interesante…
No ha habido comunicación al respecto, nosotros hace un buen tiempo cuando se inició todo este tema, nos empezamos a enterar -porque tampoco hay mucha información- de que determinadas empresas privadas estaban mandando trabajadores al seguro de paro; nosotros planteamos en el Consejo Central la intención nuestra de ponernos alerta y declarar el sindicato en conflicto antes esta situación. Lo cual obviamente nunca sucedió.
Lo que se ha hecho es que se ha negociado de qué forma se pasa al seguro de paro, de qué forma se nos rebaja el salario. Se ha gestionado por parte de la Dirección del sindicato en el sector privado de qué forma se va dando, pero en ningún momento se planteó la posibilidad de enfrentar esta situación.
Nosotros creemos que hay que enfrentarlo, no podemos permitir empresas que han ganado millones y millones en los últimos años se sigan llevando la plata y los trabajadores tengan que pagar el pato.
Lamentablemente de parte del sector privado hasta el momento no hemos encontrado una intención de poder avanzar en eso, cuando los compañeros decidan ingresar en ese camino de conflicto, nosotros vamos a estar. Para nosotros, como decía Álvaro, la unificación de los conflictos es fundamental para dar fortaleza a todo el planteo general y a la defensa de los trabajadores.
No hemos tenido, como te decía al principio, ningún planteo por parte de los compañeros de banca privada, ni el apoyo, lo que sí por suerte en este momento no hemos tenido tampoco ningún planteo en contra, como sí lo tuvimos en otro momento.

AL: Salir a declarar a la prensa contra el conflicto por parte del Presidente del Sindicato, fue muy grave, cuando estaba ocupada la sucursal Mercado Modelo. Muchas cosas que pasaron que son parte del pasado, de la historia, que uno no puede vivir resentido.


DM: Un mensaje de Héctor del Buceo: “Buen día. Pregunto, el sector informático del Brou, que aplica los débitos automáticos, ¿también está privatizado?”.

MA: El sector informático del Brou está en un 50% privatizado.


DM: ¿Y esto por qué? ¿Cómo se explica que un sector tan importante como en este caso el manejo de todo lo informático de un banco esté en manos de privados?

AL: El tema informático del Brou hay gente que hace 20 y pico de años que trabaja en el Brou con una empresa privada, este ha sido un proceso que se viene profundizando año a año.
Las empresas le venden al banco además ahora -porque es jugar y cobrar con el Brou- le venden un paquete informático y después queda prendido porque le tienen que dar ellos el service, y ellos le venden la propia mano de obra en algunos aspectos. Pero el Brou tiene 140 trabajadores, y las empresas privadas tienen 120 en el aspecto informático, y las empresas privadas -lo que decía Matías- no necesariamente cuando hay una empresa privada es porque es más barato. Hay contratos, el otro día hicimos una asamblea en tecnología nosotros, y los compañeros nos decían que hay contratos de 150 dólares la hora, estamos hablando de plata, y eso ha llevado a que el Brou cada vez dependa menos de sus funcionarios y más de las privadas.
Hoy es rehén casi en la parte tecnológica de las privadas, o sea queda de rodillas con el privado, y no vemos que eso se detenga hasta el día de hoy porque no hay una política clara, no hay llamado a concurso hace muchos años, nosotros ahora logramos que hubiera el otro día un llamado a concurso interno para que alguien pasara a informática, pero son todos, como te decía, es todo a base de planteos, asamblea con los trabajadores, estar permanentemente, y no movemos la aguja, tiene que haber un movimiento grande que no lo vamos a sacar solamente con gestión.


DM: ¿Cuántos trabajadores se necesitarían hoy mínimamente para mantener lo que hay sin privadas?

MA: Tenemos, te hablo específicamente del Banco República, después tenemos el resto de los bancos oficiales que también. Pero en el Banco República tenemos 350 que se eliminan el año pasado, en 2019.
250 que se van este año, más, menos, y 250 que se van el año que viene. Además, 120 trabajadores privados en informática, 180 becarios, 55 trabajadores privados del área de canales -de FonoBrou, de EBrou, etc.-; 130 trabajadores en las dependencias, en las agencias sucursales. O sea estamos hablando de 450 privados más 700 trabajadores que se eliminan entre el 2019 y este, es enorme el número.

AL: Sin contar los tercios que se eliminaron durante el progresismo, porque año a año se eliminaba un tercio de las vacantes.


DM: O sea estamos hablando de mínimo para empezar se deberían ingresar mil trabajadores más o menos.

MA: Si vamos a avanzar en la eliminación de las privatizaciones y todo lo demás, sí, mil trabajadores.

AL: O sea la tecnología nos sacó el trabajo.


DM: Para mover eso obviamente que se precisa otro ambiente, otro clima, porque en el clima actual de recorte, de ajuste, de que todo va para abajo, difícil.

MA: Ni que hablar.


DM: Les quiero agradecer que hayan estado por acá y por toda esta información.

MA: Gracias a ustedes.

AL: Muchísimas gracias a ustedes.