DECISIONES EMPRESARIALES AFECTAN FUENTES LABORALES DE LOS TRABAJADORES DE LA PRENSA
Contacto con Fabián Cardozo, 12 de agosto de 2020

En tiempos de pandemia los trabajadores de la Prensa han sido afectados particularmente no sólo por el envío masivo a seguro de paro -total o parcial- sino incluso por despidos y hasta tercerizaciones, en base al aprovechamiento que ha hecho el empresariado de esta situación. Sobre el tema conversamos en ‘Mañanas de Radio’ con el presidente de la Asociación de la Prensa Uruguaya (APU) que nuclea a periodistas y trabajadores técnicos de los medios de comunicación, Fabián Cardozo. Transcribimos la nota que usted puede escuchar aquí:
https://archive.org/details/2020-08-12-fabian-cardozo-presidente-de-apu

Hernán Salina: Vamos a hablar de la situación de la prensa y tenemos en línea a Fabián Cardozo, presidente de APU (Asociación de la Prensa de Uruguay).
Fabián ¿cómo andas? Buen día.

Fabián Cardozo: ¿Qué tal?
Buen día Hernán, buen día Ángeles, buen día a todos por ahí.

 
HS: ¿Cómo resumirías la situación a nivel laboral de los trabajadores de la prensa en este momento?

FC: Una situación complicada. Tiene que ver con lo que pasó en la pandemia que obviamente afectó a todos los trabajadores del Uruguay, tenemos una cifra muy fuerte de envío al seguro de desempleo en todos los sectores.
Nosotros en el monitoreo que hicimos que terminó en el mes de mayo, estábamos en la cuenta en 350 puestos de trabajo afectados. Tal vez para la cifra de todo el país de fuentes de trabajo pueda sonar a poco, pero a nosotros nos duelen muchísimo esos 350 compañeros que han tenido su fuente de trabajo de alguna manera afectada.
Ahí hay despidos, hay envíos al seguro de paro, hay envíos al seguro de paro especial por la pandemia que el gobierno dispuso, ese seguro de paro que se han ido renovando de carácter flexible. Y tenemos que contar además en todo eso, las pérdidas de medios de comunicación, porque como ustedes saben el diario El Observador dejó de ser diario en papel para pasar a ser un portal y ahí, más allá de esa decisión que obviamente es una decisión muy compleja, porque se está perdiendo una voz, se está perdiendo un medio de comunicación, nosotros decimos que cuando un medio de comunicación cierra o se apaga se está perdiendo una opción más de información; por lo tanto se está perdiendo una opción para que la gente se informe o reciba contenidos periodísticos y eso es una afectación a la democracia. Pero más allá de esa decisión de carácter político, hay una decisión empresarial que afectó a una decena de trabajadores que al dejar de ser diario perdieron su fuente de trabajo.
Después tuvimos una radio como Océano FM que dejó de tener programación periodística para pasar únicamente música y ahí fueron 15 trabajadores que también fueron despedidos, la radio trató de mostrar que eso era un cambio de programación, un cambio de formato, pero lo concreto es que la radio prácticamente cerró y pasó de ser una programación periodística a pasar música y únicamente una computadora es la que hoy cumple la función en la radio, una computadora y un locutor. Eso es parte de lo que nos dejó.
Y lo más complejo como consecuencia de la pandemia tiene que ver con los despidos en el sector TV Cable. Eso es lo más complejo, porque ahí estamos teniendo en los últimos 15 días 48 días despidos, 20 en Equital que es la empresa del sector de TV para abonados, la empresa monopólica que agrupa a los tres proveedores de cable en Montevideo; y 28 en Montecable que es una  de las empresas de las tres que hoy tienen el servicio en  Montevideo. Esa es la cifra más compleja porque ahí es el número de despidos.
Te agrego que ahí aparece una palabra que no es novedosa para los trabajadores, pero es nueva en este contexto. Ahí no está sólo la pandemia, ahí aparece la palabra “reestructura” que es lo que nos han puesto los empresarios como argumento para tomar esta decisión, en cuanto a los despidos en el sector de TV Cable.

 
HS: ¿Y por qué esto se ha hecho en particular en el sector de TV cable? ¿Qué es lo que pasa en ese sector?

FC: Eso es cierto. En realidad cuando en algún caso en las reuniones que hemos tenido en estas horas -ya hubo dos audiencias de carácter tripartito en el Ministerio de Trabajo, audiencias que no han tenido resultado favorable- las empresas argumentan que hay problemas económicos y que existen algunas dificultades para mantener la plantilla de trabajadores. Obviamente no tienen cómo argumentar o cómo sostener el argumento que eso tiene que ver con la pandemia, porque es de sentido común, además está avalado por las cifras, que lo que ha sido el mensaje del gobierno de quedarse en casa, el hecho de no tener clase los niños por ejemplo, el hecho de que la gente permanezca más horas en su hogar si no estuviera la pandemia ubicada en el país, la TV Cable ha sido un refugio para varias familias y que los números no reflejan que existan hoy menos abonados.
Lo que sí hay son cuestiones de reordenamiento empresarial, que tiene que ver con la propia situación interna del grupo Equital, que hay que explicarle a la gente que es un conglomerado que agrupan las tres familias que hoy son dueños de los canales de televisión abierta, pero que no siempre se llevan tan bien como uno se lo imagina, hay cuestiones empresariales, divisiones y demás, que llevan a veces a que las propia estructura interna de los accionistas al haber menos capital se pase rápidamente la factura a tener menos trabajadores. También se han puesto en lo de la tercerización, hay muchos trabajadores tercerizados y se opta por reducir la plantilla y contratar por afuera servicios tercerizados y eso es uno de los múltiples factores que llevan a esta situación.

 

María de los Ángeles Balparda: Sí, porque además ahora hay muchos programas en vivo también.

FC: Bueno, en el tema de la TV abierta nosotros hemos planteado esa situación y eso tiene que ver con la situación de la pandemia e irónicamente y paralelamente a que los canales abiertos también redujeran su plantilla, enviaran al seguro a los trabajadores por decenas, en TV abierta entre los tres canales a fines de marzo llegamos a contar más de 100 trabajadores enviados al seguro de paro. Y, al mismo tiempo, aumentaban la cantidad de horas en vivo de los programas informativos. ¿Y cómo se sostenía eso? Y bueno en los trabajadores, que algunos tenían que hacer más horas de las que indicaban las tareas, que tenían muchas veces que exponerse hacer coberturas no con todas las medidas de protección necesarias, ustedes lo habrán visto -nosotros lo denunciamos en su momento-, las conferencias de prensa que se realizaban en la sala de prensa de la Presidencia, una sala no tan preparada para este tipo de condiciones; las largas esperas en las puertas de los hospitales, en el Aeropuerto de Carrasco para hacer coberturas.
Bueno entre los trabajadores se sostuvo esta situación, al mismo tiempo se pasaba la factura de que la supuesta reducción publicitaria en las tandas en los canales de televisión abierta tenía que incidir en las fuentes de trabajo y se utilizó mucho el recurso de los seguro de paro flexibles.

 
Diego Martínez: Fabián, ¿cómo se revierte esta situación?

FC: Lo primero es la denuncia pública. Explicarle a la gente, a la audiencia, que estas cosas pasan porque  a veces uno puede creer que deja de ver tal figura en la televisión o deja de escucharlo en la radio o deja de leerlo en los diarios y cree que está de vacaciones, se tomó un tiempo o está en otra tarea.
Y es muy difícil que la gente entienda -entre otras cosas porque el sindicato de la Prensa es el que menos prensa tiene a la hora de distribuir este tipo de informaciones- que muchas veces esas personas fueron afectadas en su fuente de trabajo, enviadas al seguro de paro o incluso fueron despedidas.
Pero nosotros siempre ponemos la autocrítica de que fundamentalmente a los periodistas nos cuesta mucho hablar de nuestra situación laboral, nos cuesta mucho sentirnos trabajadores, entender que la herramienta del sindicato es una  herramienta válida y es una herramienta que te permite defenderte cuando estas cosa suceden. Y también en solidaridad con otros compañeros denunciar este tipo de situaciones.
Hoy APU, que por suerte agrupa no solamente a periodistas sino también a técnicos, ha colocado la situación de la TV Cable como el punto central de su plataforma por esta cifra muy fuerte de despidos, pero obviamente estamos monitoreando todo lo que pasa a nivel de medios de comunicación y la situación lejos de tener una perspectiva positiva tiende a agravarse.

 
DM: Sí, con respecto a esto que decís de la mirada de los periodistas o de la prensa hemos visto periodistas poniéndose en actitudes favorables a los empresarios, por eso a veces también no se ve a los periodistas como trabajadores.

FC: Claro, ese es un tema que hemos discutido bastante en la interna y desde la Comisión Directiva de APU -que tengo la posibilidad, la responsabilidad, de presidirla hace casi dos años- hemos tratado de mejorar la visibilidad de la herramienta del sindicato para que también nuestros colegas entiendan que es la mejor posibilidad que tenemos de defendernos como colectivo de este tipo de situaciones. Que también hay que mirar para el costado y entender que muchas veces los compañeros técnicos tienen situaciones de incertidumbre laboral muy compleja.
Para mí fue una muy linda imagen lo que sucedió el otro día en la puerta del Palacio Legislativo con la presencia de trabajadores de la televisión para abonados, que se concentraron en la puerta del anexo, minutos antes que ingresáramos a la Comisión de Asuntos Laborales y también hubo periodistas, pocos pero hubo. Que se acercaron y entendieron que eso es una de las herramientas que tenemos, la movilización, aunque sea poca, aunque sea pequeña, el hecho de haberse concentrado en la puerta del Palacio en solidaridad con los compañeros del cable, creo que es parte de una nueva etapa que aspiramos a que podemos encabezar desde APU.

 

HS: Bien Fabián, vos mencionas en una entrevista que publica La Mañana hoy, que en el rubro del periodismo también tiene mucho peso el llamado teletrabajo, que en esta situación de la pandemia desde las patronales se apela a mandar para la casa pero en realidad estás trabajando desde la computadora más horas que si estuvieras en el lugar de trabajo.

FC: Si eso pasó, especialmente en la pandemia, de hecho nosotros dimos cuenta al Ministerio de Trabajo de situaciones de carácter que había que denunciar, de carácter más complejo, por ejemplo el hecho de que se enviaba al seguro de paro parcial por ejemplo a algunos periodistas y trabajadores en general, pero fundamentalmente periodistas, para que realizaran tareas de medio turno -un seguro de paro parcial- pero terminaban haciendo todo el turno o más, por la coyuntura informativa. Y ahí está el tema del teletrabajo que no está regulado para los periodistas, sabemos que hay una iniciativa en el Parlamento que tiene que ver con eso, habrá que conocer que detalles tiene, pero es un asunto a resolver el tema del teletrabajo, el tema de los ‘freelance’ por ejemplo, otras de las cuestiones que nos plantearon últimamente. Son estas modas que la pandemia ha traído, que pueden ser muy valiosas y que en algún caso pueden parecer una protección sanitaria para los trabajadores para que no estén tan expuestos, pero que inevitablemente tendrá que tener una remuneración para que no exista aprovechamiento de esta situación.

HS: Fabián Cardozo, presidente de APU, muchas gracias por estos minutos, conversamos con más tiempo en los próximos días.
Un abrazo.

FC: Un abrazo para todos por ahí.