“NADA MÁS EXPLOSIVO QUE CUANDO MEZCLAS RELIGIÓN Y POLÍTICA, ESTO SIEMPRE FUE TRÁGICO, Y ACÁ EN BRASIL ES MUY FUERTE”
El contacto con Jair Krischke, lunes 17 de agosto de 2020.

Desde Porto Alegre, Jair Krischke del Movimiento de Justicia y Derechos Humanos en contacto telefónico con CX36 se refirió al alto apoyo en las encuestas a Bolsonaro.
"Lamentablemente es una de las cosas más difíciles de entender".
Señaló que cuando empezó el gobierno tenía una aprobación del 34% y ahora con más de 110 mil muertos por coronavirus, la última encuesta le da una aprobación del 47%".
Dijo que esto demuestra la bajísima politización del pueblo brasileño, con una concentración de ese apoyo en el nordeste, la zona más pobre del país, donde también tenía su máxima aprobación Lula".
A continuación transcribimos el informe que usted podrá volver a escuchar aquí: https://archive.org/details/2020-08-17-jair-krischke-brasil

 

 

Hernán Salina: Con el gusto de recibir a Jair Krischke del Movimiento de Justicia y Derechos Humanos de Brasil, desde Porto Alegre, Jair, bienvenido, un gusto, una semana más contigo

Jair Krischke: Igualmente, siempre es una alegría compartir con ustedes y nuestros oyentes

 

HS: Bueno, le contamos a la audiencia, creo que lo hemos comentado otras veces que a nosotros nos mantiene bien aprovisionados de noticias, Jair, incluso nos manda periódicos, las versiones digitales, revistas políticas, que ojalá nos diera todo el tiempo que nos gusta para dedicar a leer a todo eso pero por lo menos llegamos a vichar algunos temas. Y una de las cosas que se destaca de estos días que queríamos analizar contigo, Jair, es esto de que hay sondeos de opinión que siguen dando con un apoyo muy alto a Jair Bolsonaro como presidente ¿no?

JK: Sí, lamentablemente. Esta es una de las cosas que es muy difícil para uno de entender. Porque, mira, cuando empezó el gobierno Bolsonaro el apoyo era de un 34%, apenas el 34%. Ahora, con casi 110 personas muertas por coronavirus, y muchísimas de estas muertes son responsabilidad de Bolsonaro, la última encuesta nos dice que tiene una aprobación del 47%, es incomprensible.
Esto demuestra muchísimo, bien y claramente, la bajísima politización del pueblo brasilero. Y también llama la atención lo siguiente, que es donde está la mayor aprobación a Bolsonaro, en el nordeste del país que es la región más pobre

 

HS: Claro, te iba a preguntar en este sentido, ¿es un apoyo que en algún lado puede tener una base concreta de algo que ha recibido la gente que le ha cambiado o le ha mejorado la vida en algún sector de la población brasileña, o es un apoyo en base a lo que simboliza Bolsonaro?

JK: No, realmente el tema es bastante sencillo, es este subsidio emergencial de 600 reales. 600 reales es casi nada pero para esta gente muy pobre, que está bajo la línea de pobreza, en la miseria en verdad, esto resultó el apoyo, porque justo está concentrado en esta región más pobre del país.
Y hay otro dato interesante, es donde Lula también ganaba la más importante aprobación, estaba ahí. Es muy interesante esto, no hay nada ideológico en esto

 

Diego Martínez: Pasa un fenómeno bastante parecido, según los analistas acá en el Uruguay, con algunos sectores que votaban a determinados dirigentes asociados con las líneas de la izquierda, que votaban muy bien en algunos sectores de la sociedad, socio económicamente más sumergidos, y que hoy se los está llevando un candidato que tiene una mirada bastante parecida de cercanía con lo militar acá en el Uruguay. Se ve que está estudiado esto por parte de estos candidatos de ir aprovechándose de estos sectores más vulnerables

JK: Sí, lamentablemente es así.
Cuando uno manifiesta la aprobación a un gobierno, a una propuesta de gobierno basado no en un raciocinio claro, no libre, sino  en una ventaja inmediatista que no tiene nada que ver con cambios fundamentales en la sociedad que pueda propiciarle realmente mejorar su estándar de vida, es un regalito que mañana termina, pero mientras tanto apoyan, esto es trágico para un pueblo, es trágico. Y estamos acá en Brasil.
Tú sabes que en noviembre tenemos elecciones municipales, y esto va a repercutir en estas elecciones, es muy importante y muy grave

 

DM: ¿Y qué papel juega la religión y qué papel juegan los medios en todo esto de la mirada hacia los líderes?

JK: Yo te digo, la religión, acá en Brasil son muy fuertes estas iglesias que llaman pentecostales, que en realidad no son iglesias, son negocios, especialmente esta Iglesia Universal del Reino de Dios que en Brasil es muy fuerte, económicamente muy fuerte. Que tiene, y ahí completo lo que me preguntabas, que por ejemplo tiene medios de comunicación, tiene un canal de televisión que sería el segundo o tercero, está abajo de la Globo.
Pero también tiene radios, muchas radios, y tiene algún que otro diario. Entonces, esta gente tiene una influencia fantástica, en el Parlamento brasilero, ya ocupan una cantidad de asientos importantísimos, incluso ganan partidos políticos, más de un partido político está vinculado a estas iglesias. Y yo digo, nada más explosivo que cuando mezclas religión y política, esto siempre fue trágico en la historia de la humanidad, esta mezcla, y acá en Brasil es muy fuerte

 

HS: Ya que mencionás este tema de la religión, veía este fin de semana una noticia que viene de otro país pero vinculado a Brasil, otro país también como Brasil, colonia portuguesa en su momento que es Angola donde los fiscales incautaron varias iglesias de la Iglesia Universal del Reino de Dios precisamente, acusada de fraude y actividades delictivas allá en Angola, esta iglesia que tiene más de 8 millones de miembros en Brasil y está presente en más de 100 países del mundo, los están investigando por prácticas contrarias a la legalidad de Angola y de África, señalaron por ejemplo evasión fiscal

JK: Sí, sí, pasa lo mismo en Brasil, es una práctica, defraudar los impuestos, las licencias para operar en televisión y radio, esta gente está especializada en esto. No te imaginas cómo esta gente maneja estas cosas, y cómo se van acercando al poder y van logrando lo que para ellos es fundamental, la impunidad.
Entonces, por ahí se mueven y fuertemente.
Lo que pasó en Angola me gustaría mucho que pasara en Brasil también, incluso que pasara en Uruguay, porque me llama la atención cada vez que paso por Montevideo, cómo esta gente creció en Uruguay

 

HS: Sí, sí

JK: ¡Cómo crecieron en Uruguay! Y te digo porque Uruguay para mí siempre fue un ejemplo de un país laico, el país más laico de nuestra América. Y ahora, cuando veo a esta gente que también se va acercando a través de programas de radios y programas de televisión, se van acercando al poder, eligiendo diputados concejales, esto es muy, muy peligroso

 

HS: Pero es también parte de ese proceso que vos mencionabas, por ejemplo, al explicar el apoyo a Bolsonaro de la despolitización de la gente, de la desesperación de la gente ante la pérdida de otros ámbitos que antes eran un sostenimiento espiritual comunitario y la gente en su desesperación termina abriendo camino a ese tipo de cosas ¿no?

JK: Claro que sí, porque te digo, cuando uno tiene pocas esperanzas de mejorar la vida, de cambiar su situación, de repente llegan estas personas con una propuesta un poco mágica, y entonces esta gente se encanta, pobre gente, se encanta y pasan sí a votar a este señor. Incluso la gente muy pobre, a aportar plata, mira qué locura, a aportar plata a esta gente que cada vez maneja cantidades de plata más impresionantes.
Es muy grave lo que está pasando, en el mundo

 

HS: Sí.
Volviendo a este panorama del apoyo a Bolsonaro, veíamos también incluso en las publicaciones que nos enviás, que el PT, el partido de Lula, está intentando como relanzarse a disputar esa base social, esa base que en algún momento lo apoyó a él tratando de mostrar como políticas sociales que fueron más eficaces que las que hace Bolsonaro, hacer una guerra de números, de resultados intentando recuperar apoyo

JK: Esto es bastante complicado, porque si Lula, el gobierno Lula alguna vez logró avanzar, y avanzó bastante, esto es una realidad, fue una realidad, también se puede ver lo siguiente, es que la economía del mundo en aquel momento lo posibilitó a Brasil especialmente porque había en el mercado internacional una buena recepción para los productos brasileros, no fue nada política económica del gobierno Lula que mejoró las condiciones de vida de las personas, fue un contexto internacional

 

HS: No fue que le sacó más a los ricos

JK: No, no, es muy importante lo que pones en la mesa, porque en verdad, si en Brasil durante el gobierno de Lula y Dilma la gente, un número importantísimo de personas salió de la miseria y mejoró sus condiciones de vida, yo siempre digo, ¿de dónde salió la plata? ¿Fue de los ricos, de los poderosos? No, salió de la clase media, porque los ricos, los privilegiados lograron un aumento de concentración de rentas.
Es bastante simple, vean los balances de los bancos, nunca ganaron tanta plata en la vida como en este gobierno de Lula y Dilma.
Entonces, si la gente mejoró sus condiciones de vida, la plata salió de la clase media, vean que de socialismo no hay nada ahí.
Fue el contexto internacional que favoreció, y en este momento el contexto internacional no es absolutamente nada bueno para Brasil, entonces esta mágica que el PT se propone realizar, es muy difícil de concretar.
Y además yo creo que la gente está tan decepcionada con Lula y con el PT, que por más esfuerzo que hagan, no van a lograr volver a una situación privilegiada políticamente

 

MAB: Bueno, un tema más para agregar, capaz que tiene que ver con todo esto también, el temor que hay de que se termine la operación Lava Jato, que se cierre ya la investigación de Lava Jato después de estos 6 años, que llevaron mucha gente presa y demás, pero ahora se dice que estaría rápidamente cerrándose esta investigación.
¿Qué opinás de eso?

JK: Yo creo que sí, porque en una velocidad espantosa se van cambiando decisiones en la Justicia brasilera, desde la Suprema Corte, desde ese nivel se van cambiando posiciones.
¿Por qué digo así? Porque lamentablemente hay corruptos en Brasil para todos los gustos, tenemos corruptos de "izquierda", de centro y derecha, ahí hay corruptos para todos los gustos

 

MAB: Sí, no sólo en Brasil, Jair

JK: Bueno, yo digo Brasil porque soy brasilero

 

MAB: Claro

JK: Ahora, lo que pasa, van cambiando, van a terminar con el Lava Jato justo para que sigan impunes, la gente del centro, los políticos que siempre están buscando una ventaja, sea el gobierno que sea, no importa, siempre están ahí muy atentos para sacar ventajas.
Esta gente metida en la corrupción no le interesa el Lava Jato, por eso te digo, creo que sí, estamos llegando a los últimos días.
Bueno, esta gente dice que el Lava Jato exageró en una cantidad de cosas, y sí, yo estoy de acuerdo, pero también por primera vez fue a la prisión gente muy poderosa, muy poderosa.
Entonces, esto fue lo bueno, nos dice que es posible, se llegó a ahí.
Tú no te imaginas la cantidad de plata que esta gente corrupta devolvió, millones y millones que robaron de Petrobras especialmente. Entonces, cuando alguien dice, no, porque fue una barbaridad.
¿Y por qué devolvieron millones y millones? Porque los robaron, y claro que no devolvieron toda la plata

 

MAB: Seguro.
¿Y cómo quedó Sergio Moro después de todo lo que pasó? Tuvo un papel, se veía mucho a Sergio Moro cuando toda esta operación, después fue ministro, después se peleó con Bolsonaro. ¿Cómo queda Moro?

JK: Moro impresionante, fue un juez muy bueno, examiné con mucha atención todos sus fallos, técnicamente perfectos, muy bueno, desde el punto de vista jurídico irreparable. Tanto que las sentencias condenatorias, vamos a ubicarnos en Lula especialmente, de los condenados es la figura más interesante, fue recorriendo varias instancias hasta la Suprema Corte y fueron mantenidas todas las condenas.
Bueno, esta figura que fue un buen juez de repente, no sé, acá en Brasil se dice que la mosca azul le picó, quiso transformarse en político y aceptó la invitación de Bolsonaro para ser ministro de la Justicia. Pero él se metió en un campo que no conocía, en la política. Y la política no es para amateurs, es para profesionales, ahí está mal, no se habla más de Bolsonaro, nada.
A mí me parece que él tenía pretensiones a la Presidencia de la Nación, pero esto no va a pasar, Bolsonaro ya tiene que tratar de buscar otro tipo de trabajo, ser abogado, probablemente de un estudio importantísimo, porque políticamente no, en Brasil dura muy poco. Estás en la prensa unos días, te dicen que sos máximo, mañana sales de la prensa y la gente te olvida, aparece una nueva figura, es así. Se consume como cualquier producto y se terminó

 

DM: esta mirada que hubo en algún momento de que los políticos no eran impunes, un poco por Sergio Moro, por Lava Jato y por algunas potras operaciones judiciales que se dieron, juicios y castigos con gente presa, como vos decías, muy poderosos dentro de la política y el empresariado.
Al revertirse esto y de alguna manera empezar a generarse mantos de impunidad, ¿qué genera, expectativas de que la solución va por otro lado fuera de los ámbitos institucionales o de alguna manera el descreimiento absoluto y aferrarse a esas prebendas que el estado da? ¿Por dónde sale la gente de esta situación?

JK: Es muy difícil (...) lo que va a pasar, porque de alguna manera estos hechos no los logras borrar totalmente. Entonces, un día pasó, un día fue posible juzgar a algunas figuras importantes del escenario político y económico, grandes empresarios y políticos importantes, un día se logró condenarlos, meterlos en cana.
Alguna cosa se queda de ahí, entonces, ¿cuánto? No sé, no sé decirte cuánto va a quedarse esto. Pero terminando el Lava Jato creo que van a iniciar un nuevo escenario también político, y ahí vamos. Por esto es que yo digo que las elecciones municipales ahora del mes de noviembre, son muy importantes, porque van a definir una cantidad de cosas. De alguna manera es la preparación para las elecciones del 2022, Presidencia de la República, gobernadores de los Estados, diputados nacionales y provinciales. Entonces, es una elección que es una preparación. Yo creo que ahora en noviembre vamos a poder ver qué va a pasar en Brasil efectivamente, creo que va a tirar los datos que posibilitarán de alguna manera reflexionar sobre la política en Brasil -voy a arriesgar bastante- pos Lava Jato

 

MAB: Pos Lava Jato, muy bien.
Jair, te agradecemos mucho por este contacto y por todos los aportes siempre

JK: Un gusto siempre compartir con ustedes, me encantan estos lunes por la mañana gracias a ustedes

 

MAB: ¡Qué bueno! A nosotros también nos encanta, te mandamos un abrazo desde acá

DM: Fuerte abrazo.