“HOY POR HOY LA PREOCUPACIÓN DE LA GENTE VA POR EL CAMINO DE LA SALUD Y LA ECONOMÍA”
La entrevista a Óscar Bottinelli, viernes 14 de agosto de 2020.

El politólogo Óscar Bottinelli compartió la mañana con los oyentes de la 36, a poco más de un mes de las elecciones departamentales dijo que la percepción en Montevideo de la elección departamental es un tema de bajo impacto en la gente, con una curiosidad más de tipo deportivo de quién gana.
En el interior es diferente por el nivel de cercanía con la gente, salvo Canalones que tiene un comportamiento de área metropolitana y Maldonado por la influencia del turismo.
Dijo que la Constitución o mantenía las elecciones juntas o las separaba del todo, “pero esto de separarlas un poco, que cae en el medio de la pandemia y cuando el gobierno nacional se está instalando, hace que la preocupación de la gente vaya por otro lado.
Respecto a las elecciones competitivas se refirió a la interna del Frente Amplio en Montevideo, con tres candidatos con buen respaldo de gestión.
A continuación transcribimos la entrevista que usted podrá volver a escuchar aquí: https://archive.org/details/oscar-botinelli_202008

 

 

María de los Ángeles Balparda: Vamos rápidamente a recibir a nuestro invitado que siempre estamos peleando por el tiempo cuando viene. ¿Óscar Bottinelli, qué tal, cómo estás?

Óscar Bottinelli: ¿Qué tal, cómo están? Buenos días

MAB: Muy bien, de Factum, los oyentes lo conocen, saben, pero bueno, con un estudio muy permanente sobre la opinión pública. Y bueno, nosotros lo convocamos siempre para hablar de la situación política y de ahora que estamos a un mes, un poquito más de un mes de las elecciones departamentales y municipales sin duda que ya vale la pena hacer una primera evaluación ¿no? En algo tan distinto, en un período tan distinto a todos los que hemos vivido

OB: Sí, la percepción que tenemos es que en Montevideo la elección departamental es un tema de muy bajo impacto en la gente. Hay casi una curiosidad llamémosle más deportiva de quién gana. Es distinto en el interior donde en general además las Intendencias tienen un nivel de proximidad con la gente, incluso los Municipios, los Municipios en Montevideo son una cosa medio abstracta, como mucho un lugar donde uno va a hacer trámites. Incluso es más próximo en Centro Comunal Zonal que el Municipio por el tamaño.
No es lo mismo en un pueblo del interior, bueno, en muchos lados sucedió a las viejas Juntas Locales con la diferencia que el ser electivo le da otra proximidad, otra legitimidad social

 

MAB: ¿Incluís a Canelones ahí en ese interior?

OB: No, Canelones...

 

MAB: Más Montevideo que Canelones

OB: Creo que cuando se habla del interior y se incluye Canelones es un error sociológico, Canelones, si bien tiene una zona de comportamiento del interior, básicamente el santoral digamos, hasta incluido Canelones y Santa Lucía, son comportamientos de tipo metropolitano

 

Diego Martínez: Se extiende Montevideo, su comportamiento

OB: Y sí, ese es un gran área metropolitana a Montevideo, entonces su comportamiento es muy similar, es un comportamiento metropolitano. Como también habría que excluir cuando habla del interior en general al departamento de Maldonado. El comportamiento de Maldonado casi que hay que excluirlo del comportamiento uruguayo, está muy influido culturalmente por lo argentino ¿no?

 

MAB: Sí

OB: Entonces, cuando uno habla del interior, habla del resto, de los otros 17 departamentos donde obviamente, no es lo mismo Colonia que Flores o Cerro Largo que son culturas distintas.
Pero, lo que sí es común, incluso en Maldonado, la proximidad que tiene el gobierno departamental y el municipal. Y además porque yo creo que la Constitución, o mantenía las elecciones juntas o las separaba del todo, pero esto de haberlas separado un poquito, que además cae en medio de esta pandemia cuando se está instalando un gobierno, las preocupaciones de la gente van por otro lado.
Realmente uno admira a los partidos y a los candidatos el esfuerzo que hacen para presentar un programa más o menos original sobre el gobierno departamental, porque además todo termina en el transporte, en la limpieza, en el tránsito, en las veredas, y bueno, el tema es que hoy por hoy la preocupación de la gente va por dos caminos, el camino de la salud, el camino del coronavirus y el camino que globalmente podemos llamar económico. Yo prefiero económico-social, porque a veces económico dice, no, porque sube y baja el PBI (Producto Bruto Interno).
No, no, el tema es, puestos de trabajo, ingreso en los hogares, esencialmente.  Y precios, pero está muy ligado también al ingreso en los hogares. El ingreso en los hogares se afecta porque uno gane menos o porque a uno le cobren más.
Y sobre todo a la inflación que ha habido estos meses, no a la inflación global que ha sido baja, porque claro, hay mucha cosa que no suben, no suben los colegios privados, no suben los automóviles, no sube el combustible. Pero sí, en lo que más impacta a todo el mundo que son los artículos directos básicos

 

DM: De primera necesidad

OB: Digamos, la alimentación, la limpieza y ahí la suba ha sido importante.
Entonces, la gente está mucho más preocupada por esas cosas que en sí por las elecciones departamentales. Eso es un dato, aún en el interior, siendo muy importante, tiene más impacto que acá pero lo económico personal, lo económico social es determinante

 

MAB: ¿En ese caso qué es lo que prima, qué podría primar, el posicionamiento respecto al gobierno nacional o la continuidad o no de la Intendencia que tiene?

OB: No, yo creo que el posicionamiento del gobierno nacional es marginal.
Primero, no nos olvidemos que hay un número muy alto de departamentos que no hay competencia interpartidaria históricamente. Hay algunos datos que son importantes, Cerro Largo, Tacuarembó, Durazno, Flores, San José, el Partido Nacional gobierna desde 1946.
Tacuarembó, Colonia, gobierna desde 1958. Soriano, como en Montevideo el Frente Amplio, gobierna desde 1989

MAB: ¿Y Rivera?

OB: Rivera desde 1994 el Partido Colorado.
Entonces, los departamentos competitivos son los departamentos pendulantes, llamémosle así.
Hay un caso muy original que es Treinta y Tres en que el Partido nacional gobierna desde 1946 ininterrumpidamente y perdió en el 2005 que ganó el Frente Amplio. Pero el Frente Amplio no ganó, el Partido Nacional se dividió en una guerra fratricida feroz y entonces medio Partido nacional le dio el voto al Frente Amplio para evitar que ganara la otra parte del Partido Nacional. Es decir, sociológicamente el Partido Nacional está ganando desde 1946.
Entonces, en esos departamentos o hay una candidatura única superpotente, Fernando Echeverría en Flores, Carmelo Vidalín en Durazno, o hay una formidable competencia que hace que votar a otro partido, Frente Amplio, Partido Colorado, Cabildo Abierto o algún otro partido, sea una hazaña, sea de fanático de barra de la Ámsterdam porque en realidad, Tacuarembó. En Tacuarembó la Intendencia está entre Wilson Ezquerra y Alfredo de Mattos y el tema es, bueno, a diferencia de la elección nacional, no hay una valoración de la importancia del Parlamento Departamental, de la Junta Departamental, eso es para gente muy elaborada, muy informada

 

DM: Es de liderazgos la cuestión

OB: Sí, lo que pasa que, vamos a aclarar una cosa, Uruguay que yo he insistido mucho en que no es un país presidencial, sí lo es a nivel departamental, la competencia que tiene un intendente es de un presidencialismo extremo. Más aun, yo diría, el papel del presidente uruguayo en la Constitución de 1830 es el que tiene un intendente. El intendente está muy poco limitado por la Junta Departamental, casi la única gran limitante es el presupuesto o algún tipo de contracción de deudas a largo plazo, nada más.
Entonces es una figura todopoderosa, uno diría casi monárquica en el departamento. Entonces quién es el intendente, es un tema no menor. Ya sea voto a favor de Ezquerra o en contra de De Mattos, o voto a favor de De Mattos y en contra de Ezquerra, sea por la positiva o la negativa, polariza. Esa polarización, por eso puse primero ese caso, en otro departamento no es tan grande cuando hay un desnivel del tipo Moreira en Colonia, Besozzi en Soriano, Antía en Maldonado. Pero en Montevideo es lo mismo, perfecto, muy bueno, yo no quiero al frente Amplio, soy de la coalición multicolor pero la Intendencia está entre Daniel Martínez, Álvaro Villar y Carolina Cosse, quien quiero o quien no quiero, se terminó. Eso siempre da un plus al partido dominante.
Entonces, verdadera competencia termina habiendo donde hay una incógnita de qué partido gana

 

MAB: En Salto dicen que hay

OB: Salto, Paysandú, Río negro, Rocha y probablemente...

 

MAB: Que es donde está el Frente Amplio en la Intendencia

OB: Donde está el Frente Amplio pero también el partido Nacional tiene una en riesgo, no quiere decir que la pierda, pero hay una competencia, que es Florida.
En general el Partido Nacional está muy convencido de que gana Florida pero hay un margen de duda, no es la certeza de otros departamentos.
Bueno, cuando yo hablé de Vidalín y Echeverría, también hay que agregar a Yamandú Orsi, es decir, el frente Amplio no sólo gana sin competencia en Canelones sino con candidato único como Echeverría en Flores. Es decir, son figuras totalmente dominantes.
Entonces, las elecciones más importantes son las elecciones competitivas. Para el frente Amplio nada menor, más que lo cualitativo lo cuantitativo. Es decir, para el Frente Amplio perder 3 Intendencias, porque el mayor riesgo lo tiene en Salto, Paysandú y Río Negro, parecería que Rocha está por lo menos competiendo bien con un poco de fortaleza, no es tan claro que esté tan en riesgo aunque lo está, pero que pierda 3 Intendencias y no gane ninguna es un golpe

 

MAB: Claro, había ganado por pocos votos, yo estaba mirando, en salto había ganado por última vez por 1.500 votos. En Paysandú por 1.400 y en Río negro 237 votos de diferencia nada más, es poquísimo.
Bottinelli, entramos directo en Montevideo donde está firme que ganaría el frente Amplio, donde hay una competencia de cuál de los 3 candidatos podría ganar que se dice que está muy competitiva en la interna

OB: Sí, es difícil saberlo, para empezar técnicamente la diferencia entre los 3 está dentro del margen de error estadístico, pero además con alguna movilidad, no hay un seguimiento de encuestas como hubo en otras épocas, la propia pandemia ha dificultado las cosas, también las limitaciones económicas fueron llevando a que cada vez las encuestas tuvieran más dificultades para hacerse a alto nivel de calidad, ese es un dato, no las financia ni organismos internacionales ni el Estado.
Y lo que se observa es que en algunos casos hay, por ejemplo, Álvaro Villar es un candidato que la gente descubre recién después de ser candidato. Entonces, bueno, tiene un problema de lo que es asentarse una figura no conocida. A mí me llamó la atención porque me imaginé que la pandemia iba a ser el gran salto que iba a hacer Villar, un poco me imaginaba a lo Tabaré Vázquez poniéndose la túnica blanca y saliendo todos los días

 

MAB: Por los temas de la salud, seguro

OB: Y no, no lo hizo.
Y Carolina Cosse se ha visto beneficiada en su papel de senadora combinada con que uno de los tiros al blanco del oficialismo es Antel, primero empezó con el Antel Arena pero después ya siguió con la fibra óptica y con el programa Vera. Entonces, eso le ha dado un protagonismo a Carolina Cosse como la gran contrincante del oficialismo en un tema emblemático con una parte del país como es Antel y las empresas del Estado.
Y Daniel Martínez tiene la ventaja y la contra de su trayectoria de campaña electoral que le dio una gran visibilidad, le da un soporte importante, y por otro lado le ha generado un cierto desgaste.
En realidad no nos olvidemos que el Frente va a tener mucho voto no frenteamplista por la misma razón que hablamos de Tacuarembó, porque quiero decidir la elección y si no soy fanático de otro partido, voy a votar al partido cuya elección interna decida la Intendencia.
Y bueno, Daniel Martínez, la gente de afuera del Frente mucha de ella va a votar al candidato que vea menos frenteamplista, eso puede de alguna manera beneficiarlo en el sentido de verlo más separado de los aparatos, precisamente más individualista, pero todavía es una gran incógnita

 

DM: De todas maneras son 3 candidatos que no tienen, más allá de que a Villar se lo pueda asociar directamente con el MPP, que a Carolina Cosse últimamente se la pueda asociar con la Lista 1001 más allá de que ella no sea originaria de allí y que a Daniel Martínez se lo puede asociar con el Partido Socialista más allá de que ahora no está, los tres son figuras como que juegan solas ¿no?

OB: Sí, hay una diferencia, a Villar se lo identifica más con el grupo Bergara que con el MPP, uno diría que es una candidatura apoyada por el MPP y no del MPP. Este es un elemento importante.
El caso de Carolina es parte de la 1001 en sentido ampliado, es decir, de un espacio donde se mezcla la vieja 1001 con movimientos de nueva agenda de derechos y con una gestión en el estado como la de Carolina Cosse en las comunicaciones.
Quizás hoy, no es su origen pero quizás hoy la que aparece como más orgánica es Carolina Cosse, más ligada, no empezó así pero más a un juego de estructura.
Villar aparece muy personalizado, incluso jugando con gestos de independencia y Daniel Martínez obviamente, ya se despegó en la propia campaña presidencial, aparece como una figura que corre con todas sus ventajas y desventajas solo buscando que los apoyos sean apoyos a y no pertenencia a.
Son perfiles distintos, sobre todo que los 3 tienen un buen respaldo de gestión. Daniel Martínez, sobre la Intendencia esta que todavía está por terminar el período, Carolina Cosse sobre todo se identifica con Antel y Álvaro Villar con la gestión hospitalaria y mucho en el hospital Maciel.
Entonces son figuras que tienen gestión atrás, y eso también pesa

 

DM: En lo que hace a Montevideo como novedad podría decirse, estuvo lo de Vega planteándose de apoyo a Raffo, a la candidata de la coalición. ¿Cómo influye eso, qué determina?

OB: Bueno, hay una cosa que es esta, el Partido Ecologista Radical Intransigente (PERI) llegó al Parlamento como una gran incógnita. Cuando nosotros observamos el voto en el ballotage, hay que tener cuidado con esto porque son números muy chicos desde el punto de vista estadístico, pero observamos que tanto los votantes del PERI como del Partido verde Animalista de Gustavo Salle, a groso modo se dividieron en mitades, una mitad votó a Lacalle Pou y la otra mitad a Daniel Martínez. Porque las causas que representan ambos partidos no eran parteaguas en el eje central de la política de Uruguay. Es decir, puede haber un parteaguas entre ser ambientalista o no serlo, pero no el parteaguas más clásico.
Y lo que se ha observado es que particularmente, en el caso de Salle él construyó un personaje muy atractivo, un gran trasgresor. El caso del PERI creo que fue muy importante la marca, es decir, frente a una caída de credibilidad del sistema político y un tema que cada vez preocupa más en el mundo que es el tema ambiental, bueno, un partido ecologista es una marca muy atractiva.
Y uno nota que, yo diría que en primer término el voto de la Ley de Urgente Consideración (LUC) ya generó en mucha gente rechazo, dice, "ah, no, yo no voté esto". Otra mitad sí, por eso digo, fue un partido que la mitad votó a Lacalle Pou y la otra mitad a Daniel Martínez.
Es decir, yo creo que el PERI tiene ese problema.
Y el alineamiento con Laura Raffo lo deja muy escorado ya en una visión muy en esa especie de parteaguas, muy del lado de centro-derecha o el oficialismo

 

MAB: Claro, y eso puede influir en el futuro del tablero político y partidario que tenemos en Uruguay

OB: Sí, en general en los partidos chicos, y con chicos estamos hablando de partidos que estén en el entorno o por debajo de 30 mil votos, cualquier movimiento en favor o en contra de votos es determinante, le pasó a Unidad Popular que perdió poquísimos votos y con eso pierde la banca.
Y lo que se ha observado es que la gestión política y parlamentaria no es tan determinante, no es que la gente siguió toda una gestión, tanto desde el punto de vista de gestión personal, de calidad como de propuestas que quedan muy ahogadas en medio del gran debate político. Y eso les significa a los partidos de menor porte serios problemas de que el mensaje llegue; el mensaje, el eslogan, lo que es el contenido de la actuación. Entonces, ahí es muy difícil el predecir nada

 

MAB: Claro, pero en el caso del partido PERI, el hecho de que haya tomado postura...

OB: Ah no, eso es determinante

 

MAB: Es determinante

OB: Bueno, puede de repente servirle muy bien porque puede recoger insatisfacciones con los partidos dentro de esa área de gente que no cambia de área pero dice esto es más fresco, es más nuevo. O puede no, pero ya es un recambio de una parte del electorado al cual tiene que apostar

 

DM: Bueno, queríamos hablar de la interna del Partido Colorado también con usted, Bottinelli, que ha sido un partido que en los últimos dos meses ha generado mucha información con todo lo que fue la situación de Talvi, renunciando, que ya estaba prácticamente nombrado el sucesor y que fue como medio apurado que lo hicieron salir después del haber anunciado que se quería ir a fin de año. Y todo lo que generó después internamente dentro del Partido Colorado con Sanguinetti, hasta con Bordaberry ahora en las últimas semanas también teniendo una aparición que no se sabe bien cuál va a ser su final.
¿Qué nos puede decir de la realidad de ese partido que también uno tiene la sensación de que cuantitativamente se juega una parada importante en las elecciones municipales para ver cómo queda dentro de la coalición?

OB: Sí, yo creo que el voto de las departamentales no va a ser un buen reflejo de la situación en que van a estar los partidos, una cosa son los bloques. Pero tampoco los bloques porque, por ejemplo, los no frenteamplistas que voten al Frente Amplio en Montevideo, no es un síntoma decir qué desafección que tiene el gobierno. Y los frenteamplistas, con frenteamplistas me refiero a votantes frenteamplistas, que voten en Tacuarembó a Ezquerra o a De Matto en Tacuarembó no es que digan que ahora están con el gobierno de Lacalle Pou.
Es decir, creo que los ejes cambian y no son buenos síntomas.
Yo creo que el problema del Partido Colorado más que interno es externo. Es decir, en el nivel macro, grande del sistema político uruguayo, estamos asistiendo a un tetrapartidismo, es decir, cuatro grandes actores. Y es muy complicado un juego de cuatro, porque a veces no quedan demasiados espacios.
Cabildo Abierto por supuesto está en una etapa inicial, todavía tiene desajustes, le falta encontrar un poco el rumbo o la temática, pero ocupa un espacio bastante claro, importante, significativo del país.
El Partido nacional, salvo que fuera estrepitosamente un fracaso el gobierno, pero lo más probable es que aunque no le vaya muy bien, tiene un espacio ya consolidado como uno de los dos principales partidos del Uruguay y es difícil que pierda ese lugar. Y ocupa desde el centro a la derecha un espacio que domina, que si bien puede tener alguna leve superposición con Cabildo, es diferente, el Partido Nacional va más hacia los conceptos tipo liberalismo económico y no así Cabildo que es más estatista.
Y luego, del centro hacia la izquierda el Frente Amplio.
¿Entonces, el primer problema del Partido Colorado dónde se ubica? Si uno mira el mapa y dice, dígame una cosa, ¿dónde hay un terreno vacío? Bueno, el terreno vacío para mí está en ese espacio de centro, apenitas a la derecha, un poquito más a la izquierda que en general se le llama socialdemócrata, que en un momento pareció que lo ocupaba con cierta solidez el Partido Independiente. Luego, formas en las que actúa el Partido Independiente, etc., no lo logra ocupar, pero lo ocupa, no estoy hablando conceptualmente, estoy hablando lo que vio el votante que es lo que importa, Talvi, sobre todo con mucha fuerza hasta julio - agosto, se diluye pero sigue ocupando.
Es decir, el voto talviano fue un voto más tirando...

 

DM: Batllista

OB: Exacto, a batllista, socialdemócrata, al Frente Amplio no lo quiero por muchas razones, porque no era de izquierda la persona, pero tampoco quiero esto otro, entonces aparecía una cosa en el medio.
Yo creo que el único espacio libre a nivel de grandes partidos es ocupar el espacio batllista socialdemócrata. Y el Partido Colorado las definiciones que tome internas, por eso digo, preocupa no lo interno sino lo externo, es decir, a dónde va a pelear.
A mí me sorprendió lo de Bordaberry, incluso mi primera reacción fue decir "no tiene lugar" porque el lugar de Bordaberry es el Partido Colorado decida salir a competir directamente con cabildo Abierto a ver quién se queda con el mismo electorado

 

DM: Claro, Manini o Bordaberry

MAB: Porque Cabildo también está peleando para quedarse con colorados digamos

OB: No, Cabildo está peleando con todos claramente, lo hemos hablado acá largamente del nivel más bajo, más popular pelea claramente en un mano a mano con el Frente Amplio, es una derecha social, una derecha popular. En general con el que no compite tanto es con el Partido Nacional, sobre todo un Partido Nacional que el liberalismo económico lo ha asumido mucho cuando tiene posturas muy contrarias al liberalismo, muy estatistas, se vio en la LUC.
Entonces el ubicarse el Partido Colorado ahí, por lo menos va a quedar Cabildo, un pedazo del Partido Nacional y el Partido Colorado todos tratando de ocupar el mismo edificio, y va quedando vacío lo otro. Es decir, el Frente Amplio realmente, el mayor alivio que puede tener es que el partido Colorado se corra más hacia la derecha, que pretenda salir a competir con cabildo y no con el Frente

 

MAB: Claro.
Ahora, Talvi se fue, después de estar en el gobierno sólo 5 meses

OB: En el gobierno y en la política no electoral

 

MAB: Sí, peor todavía.
Talvi se fue, con ese perfil que vos decías, viene Bordaberry que es la otra punta, y dicen, Sanguinetti con esto se fortaleció, pero Sanguinetti está en el final de su carrera

OB: Claro, lo que pasa que Sanguinetti se fortaleció en cuanto a poder de partido, pero pensemos una cosa, Sanguinetti no es un hombre que tenga expectativas de orden personal, es un hombre de partido como no quedan tantos hoy en el Uruguay, que quiere a su partido, que siente que su misión hoy es salvar al Partido Colorado, realmente eso es lo que los llevó a entrar, y que va a tratar de procesar algo para ver que el Partido Colorado reflote

 

MAB: No está fácil ¿no?

OB: Que no está fácil, pero además tiene un problema de ubicación interna.
En general hay una tendencia a considerar que en un partido cuantas más alas tengas mejor

 

DM: Aquello del rastrillo

OB: Sí, yo no estoy convencido. Estoy convencido sí a nivel del Partido Nacional, que le faltan alas además, ha quedado muy corrido hacia un solo lado

 

MAB: Falta Carlos Julio decís vos

OB: Claro, le falta lo que muchos llaman el wilsonismo que para mí lo más correcto es hablar de lo que representó el Movimiento de Rocha que tenía un perfil ideológico mucho más claro.
El Partido Colorado con la dimensión que tiene, dos alas opuestas, una bien batllista, otra corriéndose a competir con cabildo, puede hasta debilitarlo. Efectivamente uno mira de afuera, de afuera digo que uno se sitúa en Afganistán y ve que hay un vacío en el centro político que no está ocupando nadie, porque el propio Frente Amplio tampoco tiene alas poderosas para competir ahí.
El Partido Nacional, lo que decíamos, no hay un Carlos Julio Pereira, y si el Partido Colorado no se batllistiza del todo, como con el sobretodo de Batlle bien puesto arriba, no va a ocupar ese espacio tampoco, va a ser un espacio que el que naturalmente va a ocupar si nadie se lo disputa es el Frente Amplio

 

DM: ¿Y no le hubiera servido posicionar a Talvi, darle más respaldo a Talvi que el que pareció darle?

OB: No porque Talvi, el Talvi que ya se visualizaba no era el de la campaña electoral, era el Talvi propio, auténtico.
Hay algo que pinta a Talvi que la gente se ha olvidado, cuando la reforma Rama, donde parte de la izquierda hizo una guerra que puede discutirse mucho cuánto estuvo acertada, pero que Rama era defender la educación pública centralizada en el Estado, de golpe aparece Ernesto Talvi, estaba Pablo da Silveira también en la misma...

 

MAB: Recorrió el país

OB: No, no, estoy hablando en el 95, atacando la reforma Rama, decía, no es seguir con la educación en manos del Estado cuando la solución es que el Estado entregue el dinero a través de vouchers a los padres. Es decir, era (...) contrario a la educación pública estatal.
Talvi fue un gran defensor siempre del más puro, o si no se quiere tan puro pero fuerte liberalismo económico. Entonces, ese Talvi no era el Talvi que la gente vio como un socialdemócrata en la campaña electoral. Es decir, Talvi iba a ir por ese camino.
Quizás sí, se dice, bueno, pero en Venezuela tuvo una postura distinta a la que tuvo el presidente. Sí, es verdad, pero vamos a aclarar, la postura que asumió el gobierno uruguayo es una postura que va a mantener fuerza si el 3 de noviembre es reelegido Trump, pero si gana Biden viene un giro muy grande de Estados Unidos. No nos olvidemos que la Unión Europea, no lo planteó oficialmente pero sí lo dijo con todas las palabras, su especie de ministro de Relaciones Exteriores, Josep Borrell, pide la postergación para marzo de la elección del presidente del BID (Banco Interamericano de Desarrollo). Y Biden ha mandado mensaje a todo el mundo diciendo que Estados Unidos retira al candidato si yo gano.
Es decir, hay un cambio importante en América Latina, y Talvi de alguna manera ahí sí expresaba una línea más acorde a la que puede tener Estados Unidos de llegar a ganar Biden, que no es del todo seguro, tiene más probabilidades pero no es seguro. Y el gobierno uruguayo ha quedado muy atado al triunfo de Trump, entonces, ahí sí lo de Talvi era significativo.
Pero diría que no es un hombre de un pensamiento tan socialdemócrata, incluso el sector Ciudadanos es un sector que ofrece ciertas contradicciones en el manejo programático, para empezar los legisladores que ya vienen de antes vienen todos de Vamos Uruguay, de Bordaberry

 

MAB: Un oyente, Elbio del Cerro dice, "Como senador Manini presentó el proyecto de Ley de Caducidad. ¿Eso puede influir en la votación para Cabildo Abierto, debido a que los votos de Cabildo Abierto son flotantes?"

OB: Bueno, no sé, es muy difícil porque no tengo claro cómo reaccionan frente a eso los propios votantes de Manini, falta información. Es una pregunta muy interesante, diría que todos nos la hemos hecho, pero no tenemos idea

 

MAB: ¿Cómo interpretar la preparación y el lanzamiento de Daisy Tourné encabezando una lista a favor de Martínez?

OB: Bueno, esto daría para hablar mucho rato, es decir, el Partido Socialista viene, no sólo en Uruguay, los Partidos Socialistas son partidos que en general siempre han tenido conflictividades, traumas y rupturas. No nos olvidemos que la primera ruptura que se produce del Partido Socialista es en abril de 1921, cuando el partido cambia de nombre, se llama Partido Comunista y es la Tercera Internacional, se abre Frugoni, refunda el partido.
Pero luego tenemos en el 49 - 50 una nueva ruptura, tenemos otra posterior en el 62. Es decir, es un partido que ha tenido muchas situaciones difíciles y esta, uno diría que con idas y vueltas, tiene una larga continuidad de conflictividad desde 1994

 

MAB: Sí, es cierto, por las épocas en que empezó el Encuentro Progresista, por ahí

OB: Sí, cuando apareció Tabaré Vázquez en una función de liderazgo

 

MAB: Es cierto

OB: Ahí empieza donde quedó muy centrado, incluso en el fondo, en una dicotomía entre estar con la línea de Tabaré Vázquez o estar con la línea de Gargano ¿no?

 

MAB: Sí, sí

OB: Y esto yo creo que es una especie de coletazo de esta divisoria, que es la última, no empieza hoy, empezó en el 2018 - 2019. No nos olvidemos que se forma un grupo encabezado por Álvaro García que saca un número interesante de votos, y suponiendo que esos votos se hubieran mantenido en la 90, hubiera permitido la elección en el Senado de Mónica Xavier y de Fernando Isabella como tercer diputado por Montevideo.
Es decir, los propios llamados "renovadores" en su elección le quitaron banca a un senador y a un diputado de ese sector

 

MAB: Está muy dispersa...

OB: Lo que pasa que, claro, yo diría que en los disidentes o cuestionadores de la conducción del Partido Socialista, se está dando un fenómeno que tiene algún parecido con la explosión que tuvo en su momento el Partido Comunista donde no se partió en dos sino que los que se fueron terminaron en una disgregación muy grande que no construyeron un gran proyecto sino proyectos de menor o mayor porte pero no un gran bloque

 

MAB: Bueno, hay una pregunta de Cecilia, que creo que alguna referencia ya hizo sobre esto Bottinelli, "Una pregunta para Bottinelli, ¿cómo ve a los uruguayos que da la impresión que en los últimos años no vota por gestión realizada o por un programa propuesto a nivel de Intendencia sino más bien por la persona que se promociona o por la camiseta sin analizar? ¿Han influido los grandes medios?", y manda un saludo.
Adrián de La Curva dice, "Muy buen aporte del consultor, gracias por hacerlo en la 36, un abrazo grande a todos"
Víctor da los buenos días y dice, "¿Cómo ve el relacionamiento en la llegada a la población con la idea política que propone la Unidad Popular, teniendo en cuenta que a esta altura gran parte de la gente lo conoce?"
No sé si será tan así, pero bueno...

OB: Acá se plantean algunos temas que son muy largos para desarrollar, pero digamos lo siguiente, el tema que la temática departamental, es una temática que tiene su importancia sin ninguna duda pero que no es tan trascendente en cambiar la vida o en parteaguas, no digo de repente en un barrio específico sí, pero globalmente. Digo, es una temática que hay que darle importancia cuando en el país las cosas están todas tranquilas y bien, cuando estamos en una situación social y económica como estamos viviendo, tu no vas a decir, bueno, voy a mejorar las paradas de ómnibus, la preocupación va por cosas diferentes. Por supuesto que mejoren la parada de ómnibus donde uno esté atornillado de frío...

 

DM: Pero no es la preocupación directa de la gente

OB: La preocupación es otra, muchos dirán, ojalá mi problema fuera la parada del ómnibus porque quiere decir que tengo que ir a esperar un ómnibus para ir a trabajar, el problema es que no tengo a donde ir a trabajar.
Es decir, eso es lo que está pasando mucho también.
Y lo personal pesa, porque realmente en la ejecución de la gestión pesa mucho la habilidad y la calidad del intendente.
Bueno, sobre Unidad Popular yo creo que quizás daría para muy largo, pero hay un tema genérico que es el siguiente, en Uruguay siempre hubo cierto dominio de medios de comunicación tradicionales aunque quizás hubo mayor, la izquierda en general construyó medios más eficientes que los que tiene hoy. Pero era muy importante la vía pública, y ésta ha desaparecido.
Es decir, yo me acuerdo de niño todo lo que aprendí de política, obsesionado por la política, en la ventanilla del ómnibus mirando todas las pintadas habidas y por haber, era una escuela de política. Después ya ni hablar cuando había los afiches, como se decía antes, los posters.
Es decir, era una forma, eso se terminó

 

MAB: Es verdad, los actos callejeros

OB: Bueno, ni hablar los actos, pero yo hablando incluso de la vida estática, los muros pintados.
Hoy la vía pública ya no cumple esa función. Dicen, ahora tenemos las redes sociales, pero las redes sociales es ensordecedor, ya requiere toda una gran habilidad encontrar los mensajes, es uno tras otro que confunde.
Entonces, hoy diría, cualquier cosa alternativa, y no estoy hablando de izquierda, estoy diciendo alternativa a lo que sea dominante, del lugar que sea o de la temática que sea, tiene serios problemas hoy de posicionamiento.
Yo no soy experto en comunicación y capaz que me van a decir que lo digo es un disparate, que está demostrado que no, pero me da la sensación o porque soy nostálgico, que es más difícil hoy que lo pudiera ser hace 50 años. Hace 50 años con un tarro de pintura y una brocha...

MAB: Está más controlado todo con esas redes

OB: Sí, claro, por ejemplo, las redes son tan democráticas -como se dice- inundan tanto que al final es difícil oír lo que hay ahí. El tarro de pintura con la brocha yendo por ahí, generaba una gran comunicación ¿no?

 

MAB: Sí, claro que sí

OB: Entonces, ahí hay un problema serio pero que excede el tema este de elecciones departamentales, excede el tema Unidad Popular y va más a todo lo que sea el plantear cosas diferentes, incluso no estoy diciendo que diferente sea de izquierda, diferente al concierto o los instrumentos más usuales que escucha la gente

 

MAB: Pregunta por la elección, bueno, por lo menos la propuesta de Nin Novoa de candidato a intendente en Cerro Largo, "¿cuál puede ser su camino?"

OB: No tengo datos

 

MAB: No hay datos

OB: No, capaz que hay

 

MAB: Allí normalmente ganan los blancos

OB: Sí, yo creo que lo de Nin es un desafío muy audaz porque, está bien, él tiene en su favor que fue intendente por el Partido Nacional, pero ha quedado muy identificado con los gobiernos del Frente Amplio, vicepresidente de la República, ministro de Relaciones Exteriores, entonces romper la hegemonía blanca que repito está desde 1946, incluso en el año 42 el Partido Nacional pierde la Intendencia de Cerro Largo porque votó dividido, pero la suma de los blancos era más que los colorados.
Es decir, cerro largo es un departamento blanco por naturaleza, pero me faltan datos, no puedo opinar sobre qué probabilidad puede tener Nin Novoa

 

DM: ¿Pero sobre la voluntad de Nin Novoa, más allá del desafío que usted decía, después de ser vicepresidente de la República, canciller, tirarse a una elección como intendente que muy probablemente no gane, cómo se explica? Sobre todo a su edad y después de haber sido intendente ya mucho tiempo, o sea, ya lo cumplió ese objetivo

OB: Bueno, pero no era un objetivo personal, sin duda, él lo dijo, él pensaba que con su figura potencie al Frente Amplio que no estaba fuerte en materia de figuras en un departamento en el cual él fue dos períodos intendente, no es un individuo que aterrizó de la Vicepresidencia de la República a cualquier departamento, fue al departamento donde él nace en su carrera política, es 10 años intendente. Precisamente él salta a la candidatura vicepresidencial desde la Intendencia de Cerro largo.
Es decir, yo creo que no fue una puesta de ambición personal, él llegó a niveles muy elevados, sino una apuesta más de tipo colectivo

 

DM: Bien.
Con respecto a las figuras, que es un tema al que usted recurrió en varias oportunidades en la charla, a cómo generar figuras de peso y uno ya empieza, lo hemos conversado acá, termina una elección y empieza la otra, a visualizar posibles liderazgos de cara a lo que se viene.
Lacalle Pou no va a poder ser candidato a presidente pero parece ser una figura importante en el escenario político, y en el Partido Nacional aparecen varios con determinadas características de liderazgo que pueden ser también posibles candidatos.
¿En los otros partidos, además de Manini, qué figuras aparecen que puedan protagonizar? En el Frente Amplio mismo con un Tabaré Vázquez que no se despega del todo, Mujica que tampoco se despega del todo...

OB: Bueno, el tema es el siguiente, lo que estamos viendo es, el Partido Colorado que ya vimos que tiene un tema que es interno pero externo, es decir, en el caso del Partido Colorado las figuras que aparezcan van a determinar dónde se ubica el Partido Colorado en el juego político global

 

DM: Si se ubica a la derecha queda escondido

OB: Bueno, o no, o disputando con Manini. Pero lo que quiero decir es que no es neutro dónde se ubique.
Si se quiere ubicar para los dos lados, puede ser desde muy interesante y potenciar al Partido Colorado a quedar asfixiado, eso son apuestas.
El Frente Amplio lo que pasa que, yo diría que el menor problema que tiene es la aparición de figuras. El mayor problema que tiene es, bueno, ahora están empezando a hacer reuniones, empieza a nivel de sectores, de conjuntos, de análisis de lo que pasó.
Y veo que empieza sí a caer la idea de que el análisis no qué errores hubo en la campaña electoral sino qué cosas pasaron para que un partido que gobierna 15 años pierda el gobierno. El análisis es de fondo y no en "ah, nos equivocamos en el eslogan y le erramos al color de la pintura", nadie gana o pierde una elección....

 

MAB: Es un tema de fondo

OB: Es un tema de fondo de un partido que gobierna 15 años, por lo tanto es un juicio.
Yo hice un cálculo y me da, esos cálculos hechos a groso modo, esas balanzas que pesan de a 10 kg., si es 1 o 3 kg. más no se nota. Hay unas 400 mil personas que votaron al Frente Amplio y después no lo votaron, entre 2004 y 2019.
O que debieron votarlo y no votaron. ¿Qué es eso? Bueno, el Frente Amplio se benefició en Uruguay históricamente desde el 71 con una firme reproducción -se dice- intrafamiliar del voto y a su vez una quiebra de la reproducción intrafamiliar del voto a nivel tradicional.
Dicho de otra manera, que los hijos de blancos y colorados votaban a la izquierda y que los hijos de frenteamplistas votaban al Frente.
Resulta que a partir de 2009 se empieza a encontrar que hijos de hogares frenteamplistas no votan al Frente. Entonces, si lo lógico era la continuidad de la reproducción intrafamiliar, eso más los que se fueron da unas 400 mil personas, +/- 50 mil.
Bueno, ¡es una barbaridad! Es decir, el Frente Amplio del 2004, si no hubiera perdido nada y seguía acumulando, en esta elección del 2019 llegaba al 56% del país, era una fuerza dominante. Entonces el tema es por qué 400 mil personas se le van o no les resultó atractiva. El tema de fondo es ese.
He visto, y en eso hemos sido muy insistentes, que en Uruguay se ha dejado, en los grandes análisis, en los más globales, que existe algo que se llama clase social. Hemos visto mucho, yo he hablado muchas veces del tema, que los niveles socioeconómicos, los niveles de ingreso, pero el comportamiento político va más allá, el nivel de ingresos es muy bueno para analizar el mercado pero la política tiene que ver con la clase social. La clase social es mucho más complicada que solamente cuánto gana una persona, y diría más, tiene mucho más que ver con de repente dónde vive, dónde se crió, cómo se educó, qué hace en la vida, qué hicieron los padres además, hay toda una formación que se tiene desde el nacimiento.
Y bueno, he visto que ahora en el Frente Amplio empieza alguna gente a incorporar lo que ha sido rupturas, o por lo menos debilitamientos del Frente Amplio con determinadas clases sociales. La primera que se exhibió del Frente Amplio o le costó entender fue con las capas medias profesionales, llamémosle así, o de trabajo por su cuenta calificado que llevó a lo que hemos visto, a la pérdida del Municipio Ch, zona que el Frente Amplio, el posicionamiento que tiene  en el año 84 al 71 ganaba al galope, era tan fuerte...

 

MAB: Sí, sí, pero eso cambió

OB: Bueno, pero porque ahí hubo un divorcio

 

MAB: Sí

OB: pero luego, que ahí sí viene el fenómeno Manini en términos cuantitativos, el divorcio que tuvo, la pérdida o la pérdida de ilusión que generó en el sector subproletario -dicho más técnicamente- que es un sector que quedó muy a la deriva, que fue muy beneficiado por el Frente Amplio, pero que en los últimos 5 años empezó a perder esos beneficios, a tener cada vez más dificultades, a vivir más a la intemperie. Fue el que sufrió la inseguridad, porque la inseguridad se sufre ahí y no en la costa de Montevideo, se sufre con el vecino además.
Y bueno, el no encarar eso al Frente Amplio le ha costado mucho y el análisis tiene que empezar por, que son opciones, no es aciertos o errores, una fuerza política opta siempre por representar algo y enfrentar algo

 

MAB: Está claro

OB: Y bueno, el tema es, el Frente Amplio cuando se funda en el 71 para mí el documento más importante de su historia que es la declaración constitutiva porque hace lo que verdaderamente se llama un programa, una definición de la sociedad y de la ubicación en la sociedad.
Bueno, lo que necesita es hacer eso, dónde se piensa ubicar, representa a quiénes y como nunca se puede representar a todos porque siempre algún cayo se va a pisar, y a quiénes se va a enfrentar

 

MAB: Está clarísimo

OB: Eso es lo esencial que tiene que definir

 

MAB: Óscar Bottinelli, muchas gracias por haber venido

OB: No, gracias a ustedes, por favor.