“NO CREO QUE BIELORRUSIA SEA UCRANIA, PERO HAY ALGUNOS PUNTOS EN COMÚN”
El contacto con Agustín Casanova, lunes 24 de agosto de 2020.

 

El sociólogo Agustín Casanova, que realiza un doctorado en Moscú, en estos momentos a distancia, fue consultado por CX36 por la situación en Bielorrusia.
Casanova señaló que las manifestaciones son influencia desde el exterior y explicó que Bielorrusia es un capitalismo de Estado, con el 65% de las empresas estatales, y es un país que produce de todo. También tiene estabilidad social y un alto desarrollo humano.
Allí no se ve la pobreza que abunda en América Latina o Rusia, desde hace unos años hay cierto estancamiento que genera ciertos movimientos y eso puede hacer perder la perspectiva general.
A continuación transcribimos la entrevista que usted puede volver a escuchar aquí: https://archive.org/details/2020-08-24-agustin-casanova

 

 

Hernán Salina: Diego, estamos en contacto telefónico con el sociólogo Agustín Casanova, este joven sociólogo que tiene una actividad académica que abarca a varios países habiendo estudiado en la Universidad ahí en la triple frontera en Brasil, en Cuba y estás realizando un doctorado en Moscú, en la Universidad de la Amistad con los Pueblos pero que desde hace unos meses lo tenemos por acá con esto de la pandemia que alteró los planes del año de todo el mundo podríamos decir. Pero siguiendo la actualidad política de aquella región, además sin las barreras idiomáticas que nosotros tenemos en cuanto a lo que ocurre en Rusia.
Y también queríamos mirar hacia Bielorrusia en particular, una de las ex repúblicas soviéticas que está convulsionada.
Lo tenemos en línea a Agustín por ahí, bienvenido, buen día, tanto tiempo que no conversábamos. ¿Cómo andás?

Agustín Casanova: Buenos días, es un placer volver a estar conectado con ustedes, gracias por la oportunidad de hablar con la audiencia y con ustedes

 

HS: Bueno, ¿en qué andás? ¿Estudiando desde acá desde Montevideo? ¿Qué actividad estás pudiendo hacer?

AC: Sí, estoy siguiendo con el trabajo a distancia que es lo que se puede hacer, no es lo ideal pero es lo vamos haciendo por ahora

 

HS: Claro, el trabajo del doctorado y otros trabajos académicos

AC: Sí, y otros más

 

Diego Martínez: Bien, sobre estos hechos que están ocurriendo en Bielorrusia, primero lo que queríamos conocer es qué características podrías dar de ese país, del gobierno, de las elecciones. ¿Por qué se da esta gran manifestación que algunos hablan de varios miles en las calles? ¿Qué perfiles tienen las manifestaciones y también el gobierno de Bielorrusia? Porque algunos caracterizan esto como algo influenciado desde el exterior

AC: Sí, yo creo que evidentemente es algo influenciado desde el exterior, digo para poner en contexto Bielorrusia es una especie de capitalismo de Estado donde el 65% de las empresas son estatales, es un país que produce prácticamente de todo, desde industria pesada y liviana, agricultura. Es un país que produce hasta trenes y uno de los mayores productores de tractores. Es un país que también tiene una estabilidad social importante donde hay un desarrollo humano alto.
Si bien los salarios no son muy altos, tampoco los precios son altos. Yo tuve la experiencia de estar en Minsk en el 2017, personalmente doy fe de esa estabilidad y no se ve la pobreza que abunda en América Latina e incluso en Rusia.
Es un país además que es el único del mundo que considera feriado el 7 de noviembre por el ser el día de la gran Revolución Socialista de Octubre. La bandera roja que tiene es una bandera que Lukashenko reinsertó que era la bandera de la República Socialista Soviética de Bielorrusia. Sin duda ese es el contexto del país que es Bielorrusia.
Desde hace unos años hay cierto estancamiento y ese movimiento evidentemente genera descontento, pero eso no tiene que perder la perspectiva general. Entonces, ese gobierno, que es un gobierno popular, que ha sido el que ha conservado más beneficios de la época soviética, creo que olvidé mencionar pero a diferencia de Rusia, por ejemplo, la educación y la salud son gratuitas y son de buena calidad

 

DM: ¿Únicamente educación pública hay?

AC: Sí, supongo que debe haber algunas cuestiones privadas pero no a nivel universitario y a esos niveles más altos de la educación, debe haber algo menor. La verdad no te puedo decir con exactitud pero sí el groso de la educación es pública y gratuita.
Y bueno, sí, ese Estado ahora está siendo asediado por un porcentaje importante de la población, que no es tan grande como se intenta dimensionar pero sin duda es importante, hay cierta enajenación de ciertas masas influidas también por el discurso liberal de Occidente.
Por ejemplo, esto parece estar armado incluso desde años. Svetlana Aleksiévich que fue Premio Nobel en el 2015, es una referencia de la literatura bielorrusa. Y no sé quién ha leído el libro más conocido de ella que es "El fin del Homo sovieticus". Yo lo leí y es un análisis donde agarra experiencias particulares para dar una versión totalmente tergiversada de lo que era la vida en el socialismo.
Entonces, uno sospecha también, por qué se les da cierta importancia a esos personajes que evidentemente generan daño en la estabilidad del país.
Bueno, también, claro, a ese descontento tras el estancamiento, la influencia lógica del neoliberalismo, hay que sumarle también sectores corporativos de la clase obrera que aprovechan esta oportunidad para exigir concesiones.
Inclusive hay un sector infantilista de izquierda, un sector que fue escindido del Partido Comunista de Bielorrusia que es "Un Mundo Justo" que está apoyando las protestas, pero evidentemente uno tiene que considerar la legitimidad de ciertas reivindicaciones.
El problema de esto es que estas reivindicaciones están siendo conducidas por los intereses más reaccionarios, y bueno, eso hay que verlo así

 

HS: Claro.
Uno lo ve también, Agustín, ve que se repite una fórmula que se ha practicado en distintos países. Se habla de esto de la Revolución de los Colores, pasó en varios países de África y Medio Oriente, se ha intentado también en los ex países soviéticos, está pasando ahora como vos decís con Bielorrusia a partir de realidades o problemas objetivos, el tema es quien trabaja para alimentar esto de las protestas ¿no?

AC: Claro, es así, lo que ha pasado en Ucrania ha sido terrible porque de esas protestas ha salido un gobierno prácticamente que ha hecho la vista gorda con el fascismo, y si no es fascista es protofascista. De hecho en Ucrania se ha prohibido el Partido Comunista de Ucrania, se intenta equiparar al comunismo con lo que fue el nazismo.
Y bueno, en eso hay algunas características que ahora aparecen en Bielorrusia. La bandera esta blanca y roja que está usando la oposición es la misma bandera que usaban los colaboradores del nazismo durante la Gran Guerra Patria en el territorio bielorruso.
Entonces, yo no creo que Bielorrusia sea Ucrania, pero hay algunos puntos en común. Mismo por el país que es Bielorrusia, hay otra fuerza de parte del gobierno, y tampoco el gobierno de Ucrania anterior al Maidán, ofrecía la estabilidad que ofrece el gobierno de Lukashenko.
Entonces yo no creo que se vaya a desarrollar, que vaya a llegar a ser algo parecido a lo que pasó en Ucrania pero evidentemente hay peligros en eso sí, claro que sí

 

HS: Lo que se habla más, a lo que se apunta más en estas horas fue a partir de las recientes elecciones, como que se estarían falseando los resultados o que habría habido trampa en particular en estas elecciones de hace algunos días

AC: Sí, claro, la oposición desconoce el resultado donde Lukashenko tuvo 80% de los votos. Realmente es hasta absurdo, con un porcentaje semejante, desconocer. Ya no es el 1 o 2 % de otros casos sino es una victoria contundente.
Evidentemente tiene sentido que los sectores de la oposición sean más urbanizados, estén más concentrados en Minsk, y claro Lukashenko tiene un gran apoyo en las zonas rurales, en ciudades más pequeñas.
Sí, ese desconocimiento ha sido la chispa que ha encendido este fuego reaccionario.
De todos modos creo que desde la izquierda deberíamos hablar de democracia, en un sentido ampliarlo, claro, reconociendo el tema electoral pero llevarlo a más allá. Y democracia también es, los cubanos usan mucho la definición de Lincoln que dice que democracia es el gobierno del, por y para el pueblo.
Entonces, no sólo son las elecciones sino las cosas que se hacen. Que las cosas que se hacen sean para el pueblo. En ese sentido el carácter democrático del gobierno bielorruso es incuestionable. Así que, bueno, eso hay que ponerlo sobre la mesa también, y más cuando gobiernos que condenan a Lukashenko por estar desde el año 94, son gobiernos que tienen una reina desde el año 52 o 53 si mal no recuerdo. Es bastante hipócrita la doble moral con que se manejan los gobiernos de Europa Occidental

 

DM: Bien.
El otro tema que queríamos conversar contigo es sobre el tema de la vacuna esta planteada desde Rusia con un proceso que muchos descubrieron luego del anuncio que hizo Rusia justamente de ya estar en un proceso prácticamente terminal de esta vacuna. Contanos un poco qué se puede decir de esto

AC: Si, lo que yo quisiera apuntar en un primer lugar es cómo la prensa imperialista maneja también con doble vara, porque cuando hay una contribución desde Oxford o la vacuna promovida por los gobiernos imperialistas occidentales, se habla de esperanza y cuando eso surge en Rusia se habla de los peligros del proceso, de la informalidad y de cómo se violaron los procedimientos, etc. Cómo se busca lo tendencioso que es

 

DM: La propaganda

AC: Claro, y ya queda la cuestión contaminada como, en vez de ser una gran noticia como lo es, termina siendo como una noticia hasta en contra de Rusia.
Tampoco se habla mucho, por ejemplo, del medicamento que Rusia ya está produciendo, el Avifavir, tampoco se lo menciona. Claro que tampoco quiero sostener que el gobierno ruso sea un gobierno popular, simplemente mostrar el carácter con el que la gran prensa le dio el enfoque que le dio a la noticia de la vacuna.
La verdad de términos técnicos sobre biología no puedo decir mucha cosa, pero sí lo interesante de todo eso es que ha sido el Estado el que ha conseguido una solución efectiva a este problema de salud colectiva que tenemos en el mundo. Muchas veces los liberales hablan de la eficiencia de los emprendimientos privados y que poco más que si no hay espíritu de lucro no se puede conseguir nada, y eso está demostrando que lo que está salvando al mundo de este problema o lo va a salvar es una ciencia que es financiada por el sector público, por el Estado y porque donde se realizó la vacuna es en el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología que se llama Gamaleya, que es un centro que pertenece al Ministerio de Salud Pública de Rusia.
De eso también, si puedo mencionar rápidamente, es interesante la historia de ese centro, fue creado a fines del siglo XIX y fue nacionalizado por el poder soviético en los años de Lenin en 1919. Y lleva el nombre de un virólogo nacido en Odesa, que estudió con Pasteur, Nikolai Gamaleya, fue el primero en llevar adelante, a partir de sus estudios, un programa de vacunación de la población total. Eso ha sido un gran logro de la ciencia soviética. Ese programa contra la viruela se implementó ya también en los tiempos de Lenin en el año 19.
De hecho Gamaleya se afilió al Partido Comunista, como le había prometido a Lenin, también en los años de vida de Lenin, se afilió en los años 40, ya con Lenin muerto pero bueno.
Son datos interesantes sobre el desarrollo de la ciencia soviética porque la ciencia en la Unión Soviética era como objeto de culto del socialismo. El 25% de los científicos del mundo en los años 80 eran soviéticos, había un millón y medio de científicos y 4,5 millones de personas que trabajaban en el área científica, era un 4% de la población activa.
Eso, durante los 30 años que vinieron después, fue deteriorándose pero aún se conserva esa estructura que hoy posibilita este gran avance que ha sido la vacuna, que evidentemente faltan algunos pasos para que se masifique, pero sin duda es un granito

 

María de los Ángeles Balparda: Hay un mensaje por acá, Agustín que llega para vos que manda un oyente que se llama Edinson, dice, "¿Qué tal? Tendría una pregunta para Agustín Casanova, la misma es si está informado respecto a la vacuna rusa contra el Covid 2 y si en todo caso desde sus posibilidades podría hacer un seguimiento de las novedades que haya al respecto, quizás para un próximo contacto con él. Mis saludos para él y para ustedes". Hablabas vos del tema, Agustín, pero bueno, te hace el pedido que le hagas el seguimiento

AC: Bueno, le mando un saludo a Edinson y por supuesto que estaré siguiendo la noticia y brindando la información que sea importante con ustedes los compañeros de la 36 que los escucho siempre y les tengo gran aprecio, que como bien dice el eslogan de la Radio, es la imprescindible

 

MAB: Muchas gracias, Agustín

DM: Un fuerte abrazo, muchísimas gracias

AC: Abrazo, hasta luego.