“TENEMOS PROYECTOS PARA FAVORECER EL TRABAJO Y ASEGURAR LA ALIMENTACIÓN DE LA GENTE”
Contacto con Daniel Campanella, candidato a Edil Lista 326 (UP) de San José, 28 de agosto de 2020

En los 16 Departamentos donde Unidad Popular presenta candidatos en las próximas elecciones departamentales del 27 setiembre, cuenta entre sus integrantes a mujeres y hombres con una extensa militancia política partidaria y una reconocida participación social. En San José, el productor Daniel Campanella -que ya fue Edil departamental en los años en que el 26 de Marzo integraba el Frente Amplio- encabeza la lista de Ediles de Unidad Popular por la Lista 326. En contacto con Puesta al Día -el informativo de CX36- nos habla de los cambios que se han venido operando en la gestión del legislativo departamental. Transcribimos esta nota que puede escuchar aquí:
https://archive.org/details/daniel-campanella-sj-28ago-20

Daniel Campanella: Hay un montón de ausencias que deberían estar y no están, y la curiosidad te lleva a posibles respuestas, primero que la Junta Departamental como órgano deliberativo al que nosotros conocimos en la época que había Ediles de Pacheco, más allá que San José es un departamento blanco, pero con fuerte presencia del Partido Colorado. En ese momento estaba el PGP -imaginate en el ‘90 teníamos 3 Ediles del Frente Amplio y 2 del PGP- que tenía fuerza acá en San José.
En una realidad política donde no había hora de finalización las Sesiones, o sea había un Orden del Día y hasta que no se terminara el Orden del Día -si no era muy tarde ya una cosa muy exagerada, muy en la madrugada- se seguía legislando. Después fue mutilándose, yo digo se fue prostituyendo, y seguro tiene su lógica desde el Ejecutivo porque no le sirve a ningún Intendente que el legislativo o sea que la Junta Departamental sea una usina elaboradora y controladora importante, con un funcionamiento importante.
Entonces la fueron podando, podando, bajo falsas propuestas como fue la nafta de los Ediles en su momento, que lo que hacía era, si no tenías auto no podías ir a la Junta Departamental, antiguamente te traían, sea la Comisión, sea la Sesión Ordinaria o Extraordinaria, vos tenías el regreso asegurado a tu casa tranquilo. Entonces ahí fueron clasificando, le pusieron orden de terminar más allá de las 22:30, creo que son 2 horas que sesiona la Junta o 3, no recuerdo actualmente, pero es muy poquito rato que trabaja la Junta Departamental. Y después -lo que uno lee todos los días- por las vías de ‘las excepciones’, por ejemplo, la Junta Departamental está habilitando nuevas tierras para la forestación, y todo muere entrando en esa misma melodía política, ese mismo bipartidismo actual, bipartidismo porque si coincidís, si no tenés diferencias políticas, es más o menos, bueno vos ganaste, vos estás en el ejecutivo, yo perdí, estoy en la oposición. Pero bueno un ratito cada uno como una telenovela, y poca cosa más.

 

Héctor Vicente: ¿Diferencias de fondo no hay?

DC: No. Absolutamente, es que cada vez hay menos.

 

HV: ¿Cómo recibe la gente las propuestas que plantea la Unidad Popular?

DC: El vecino común, el que la sufre, el que la pelea, el que busca, el que intenta encontrar una salida a este país, nos atiende con mucho respeto, nos señala, porque en esencia las propuestas de la Unidad Popular y el 26 de Marzo es de una lectura muy sana, una fuerza política muy auténtica. Y el que nos vota a nosotros, sabe lo que está votando, sabe que no le vamos a mentir, sabe que no hay una cosa por otra, y sabe que las propuestas nuestras van directamente dirigidas a cómo tiene que funcionar este como cualquier país en el mundo, que hay que trabajar, que hay que ser respetuoso de las normas establecidas, que hay que las riquezas naturales, las riquezas productivas tienen que estar al servicio de la nación, de la población, de la educación, no hay ninguna cosa que precises un manual para entenderla.

 

HV: ¿Cuáles son las primeras propuestas que plantearás de resultar electo para ingresar en la Junta Departamental?

DC: Digo primero siempre están las urgencias, primero las urgencias.
¿Qué necesita hoy la gente? Trabajo y seguridad, más allá de vivienda, salud, educación, etcétera.
Yo tengo una propuesta doble, vamos a hacer un proyecto que vaya desde el productor directamente al consumidor, automáticamente y sin pedirle plata a nadie, no se necesita ningún capital, le estamos duplicando las jubilaciones a los jubilados y los sueldos a los sueldos menores. ¿Por qué? Porque la alimentación en este país, lo que es la comida, la manejan las grandes áreas, las grandes superficies multinacionales de los consorcios, de estos grandes supermercados, no sólo se llevan la plata del interior, de las ciudades pequeñas o más grandes, sino que después se van del Uruguay.
Entonces de esta manera yo me evito la intermediación, estoy apoyando al pequeño productor que va sobreviviendo, lo estoy apoyando porque le estoy comprando directamente, le aseguro una cadena de comercialización, y a su vez a la población, le aseguro una canasta que puede ser 15, 20, 40 artículos, se verá, de todo lo que producen nuestras granjas, carne, pescado, lácteos, quesos, directamente, y eso hoy con los costos que tiene instalar un comercio, desde el alquiler, la luz, el BPS, la DGI, etcétera. Yo entiendo que tienen que marcar con un 200%, 300%, compran una lechuga en 10 pesos y la venden en 40, o lo que tú quieras, entonces de esta manera yo mejoro un poquito el precio al productor y a su vez ese dinero que el jubilado no tiene para pagar la luz, el agua y sus medicamentos, y después la comidita para llegar a fin de mes, yo se la voy a duplicar inmediatamente.
Entonces, primero entro a resolver un tema que es la violencia porque si vos no das trabajo en este país ni Larrañaga ni Bonomi, nadie va a resolver el tema de la violencia. La violencia sigue lo más campante, la atenuarán, la correrán para un lado, para el otro, pero resolverla no la resuelven. Entonces si yo doy trabajo, empiezo a resolver este flagelo y empiezo a resolver el tema de la alimentación que es lo más urgente, después tenemos propuestas infinitas.