SEGUNDA OLA DE CORONAVIRUS EN EUROPA QUE EVALÚA LA SITUACIÓN COMO CAÓTICA
Contacto con Jorge López Ave desde Europa, 29 de agosto de 2020

 
Hungría cerró sus fronteras para intentar frenar la segunda ola de coronavirus

“El gobierno húngaro ha decretado el cierre de fronteras a partir del 1 de setiembre”, lo que “indica que en toda Europa el rebrote va a más”, dijo nuestro corresponsal el periodista Jorge López Ave. Agregó al respecto que hay preocupación por el comienzo de los cursos escolares, “hay una gran incógnita y cada país de Europa está evaluando esto como una situación caótica y con gran miedo de que esta segunda ola sea todavía más dañina que la primera”, indicó. Además comentó la manifestación que se realizó en Berlín, Alemania, en contra de las medidas por el coronavirus; informó sobre el referéndum en Italia y sobre el acoso de la ultra derecha en la vivienda personal de dos Ministros en Madrid, España. Transcribimos esta nota que usted puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/2020-08-29-jorge-lopez-ave

Hernán Salina: Como cada sábado, recibimos a nuestro compañero, corresponsal en Europa, Jorge López Ave.
Buen día, Jorge.

Jorge López Ave: buen día, ¿cómo les va?

 

HS: Comencemos por una movilización que hay en Alemania.

JLA: Si, se está haciendo ahora, se calcula que participan entre 30 y 35 mil personas, una cifra importante en Berlín.
La manifestación es convocada por colectivos muy diversos, muy heterogéneos, en protesta por la situación del coronavirus, pero no protestan por cómo está la situación a raíz del coronavirus sino que es una manifestación que cuestiona la información que estamos recibiendo y de hecho niegan el tema de la necesidad del uso de tapabocas, mascarillas, etc. O sea, todo lo que se viene haciendo desde el sistema sanitario lo consideran una gran farsa, en vez de pandemia lo llaman 'plandemia' y que es todo una gran mentira para aumentar el control social.
Eso hace que la heterogeneidad de la manifestación, de la movilización, sea muy amplia. Y hasta último momento las autoridades alemanas han tratado de impedir la movilización por el riesgo de contagio que se supone que puede tener con personas que acuden a estas movilizaciones sin las más mínimas precauciones ni de distancia ni de mascarilla ni de nada de nada; pero los tribunales de Justicia alemana a última hora de la tarde de ayer (por el viernes 28) decidieron que estaba dentro del campo e la libertad de expresión y por tanto, pese a ser una muy polémica declaración, dejaron que la manifestación se realizara.

 

HS: ¿Quiénes convocan a nivel político, quiénes pueden estar detrás de esto?

JLA: La cosa es transversal.
Hace un ratito estaba viendo la manifestación, imágenes de la Puerta de Brandenburgo donde es un poco el epicentro de la movilización y se ven banderas de países, banderas LGTB. Podemos decir que en principio los medios de comunicación, las agencias de noticias -que tienen su grado de interés en que esto sea así- asignaban también a la ultraderecha que iba a apersonarse pero por el momento no se ha visto su presencia. Y por tanto, digamos que en los carteles que vimos -obviamente en alemán- reclaman que no se vote a nadie, que es todo una gran farsa, que estamos metidos en una burbuja, por tanto no convoca ningún partido político ni siquiera la AFD -la extrema derecha alemana-. Entonces, es como digo, un poco transversal y va más allá de lo que en Europa se puede llamar a este tipo de gente como 'negacionista', porque niegan la versión oficial -vamos a llamarlo así- de lo que está pasando.

 

HS: En este panorama es un país ex integrante del bloque socialista, como Hungría, el que ha endurecido medidas.

JLA: Efectivamente, a partir del 1 de setiembre va a ser imposible entrar en Hungría. Es decir, las autoridades húngaras que por cierto, son de extrema derecha, no nos olvidemos. Yo siempre intento hacer hincapié en esto porque desde Uruguay se puede pensar que como forman parte de la Unión Europea, que es todo un bálsamo democrático, etc., etc.; y siempre intento hacer hincapié en que hay países como Ucrania, Polonia, Hungría, no es que exista la extrema derecha, sino que gobierna la extrema derecha con postulados abiertamente nazis como no podía ser de otra manera.
El gobierno húngaro ha decretado que a partir del 1 de setiembre no va a poder entra la gente, y los propios húngaros que están en el exterior y quieran entrar a su país, tendrán un período de cuarentena muy, muy largo.
Esto lo que está indicando es que en toda Europa el rebrote va a más, ya hay miles de casos, incluso que se está dando que gente que estuvo infectada y que se creía ya no le podía volver, pero sí, hay personas que pasaron el coronavirus y que vuelven a estar infectados. Así que se dispara la casuística y la realidad es que dentro de unos pocos días, según cada país, la semana que entra, comienzan las clases, los cursos en escuelas y liceos; y hay un mar de fondo enorme sobre qué va a pasar, si van a comenzar, si los maestros van a tener que dar clases presenciales, si en ese caso tendrán grupos de 25 o 30 o tendrán que reducirlos a 8 o 9.
Hay una gran incógnita y cada país de Europa está evaluando esto como una situación caótica y con gran miedo de que esta segunda ola sea todavía más dañina que la primera.

 

HS: Incluso esta semana escuchamos parte de una conferencia que dio el Presidente del Gobierno español que apeló a los militares para el control una especie de observadores,  inspectores.

JLA: Si. Y lo difícil que debe ser asumir  esa imagen de 'militares rastreadores', así los han llamado. Las distintas Comunidades Autónomas pueden solicitar una cantidad de militares rastreadores, que significa que si a una persona le da positivo el Covid-19, pues empiezan a rastrear a todas las distintas personas que pueden haber estado en contacto, ya sea comprando el pan o tomando un café.
Esa figura de rastreadores van a crear una red en torno a esa persona, el gobierno ha preparado en teoría a dos mil militares para que ayuden a la causa de buscar personas con coronavirus.
Un poco eso también, y volvemos al principio, está cuestionando la manifestación en Berlín, hablan también de un exceso de militarización, de un exceso de vigilancia social por parte de empresas y gobiernos.

 

HS: Seguimos con España, a nivel político.

JLA: Si, hay un tema interesante porque ya lleva muchas semanas.
Como sabe la audiencia, al gobierno español lo compone el Partido Socialista y cuatro Ministros de Unidas Podemos -que es la unión de Izquierda Unida y Podemos-. Como vicepresidente tercero del gobierno, aparece Pablo Iglesias y su compañera, Irene Montero, también es Ministra.
Bueno, ellos viven en una zona residencial en Madrid que desde hace ya más de dos meses están haciendo guardia en la puerta sectores de extrema derecha, de ultra derecha, que la persona vigila, mira, no acaba de intervenir con mayor dureza y lo cierto es que es algo que se ha complicado en las últimas horas. Las imágenes han captado anoche mismo la presencia de militantes nazis, con sus logotipos, etc.; haciendo este acoso a dos de los cuatro ministros que tiene Unidas Podemos.
La derecha jalea y se pone muy contenta de que acosen la casa de esos dos ministros, porque dicen que Podemos hizo también algo parecido en determinado momento, pero lo cierto y verdad es que es bastante impactante ver la casa rodeada por elementos de extrema derecha, con la policía vigilando casi a distancia, sin  comprometerse mucho. Y es todo un terremoto político porque hay una situación no sólo de vigilancia sino de acoso a dos Ministros del gobierno español, que no es un día ni dos ni es una anécdota sino que llevan meses en esa situación. Ellos han denunciado que tienen tres hijos y que prácticamente no pueden salir de casa sin una gran custodia; y van pasando los días y se va sumando gente de más extrema derecha. Todo pinta que va a acabar un poco regular el asunto.    

 

HS: Entonces, ¿la Policía -que es del propio gobierno- permite eso?

JLA: Efectivamente.
Esa es la polémica que tienen los ministros de Unidas Podemos, porque dicen el Ministro del Interior es del Partido Socialista ¿por qué no dice nada?
Es interesante analizarlo, porque la verdad es que hay algo de desobediencia por una parte de la Policía hacia el propio Ministerio del Interior. Si uno ve los comunicados que ha emitido el Ministerio del Interior y ha hecho llegar a los medios de comunicación, a la propia Policía, Guardia Civil, etc.; son bastante contundentes en cuanto a que tienen que dispersar a los manifestantes, pero a la hora de la verdad, lo que hacen es poner más policías pero mantienen una especie de muralla para que no se acerquen más a la casa, pero no intervienen más allá. Entonces, digamos que eso ha dado pie a militantes de la extrema derecha a sumarse a esa especie de escrache.

 

HS: Yendo a Italia, ¿se viene un referéndum?  

JLA: Si, un referéndum que se me antoja super importante y en unas semanas se ha preparado el mecanismo porque por correo epistolar se podrá votar antes. Es una reforma para reducir la cantidad de Diputados y de Senadores.
Es decir, Italia tiene 630 Diputados, creo que son de los mejor pagados del mundo, ganan decenas de miles de euros por mes.  Los Diputados en todos lados tienen sueldos generosos, pero en el caso de Italia es totalmente desproporcionado y es un despropósito absoluto. Bueno, la Ley que tiene que llevarse a referéndum propone rebajar a 400 el número de Diputados y en vez de 315 Senadores, rebajarlos a 200.
Es obvio que va a salir que sí a la reforma porque el Estado va a ahorrarse unos 150 millones de euros por mes; pero la polémica es que hecha la ley hecha la trampa y va a haber zonas de Italia que van a quedar sin representación política, porque no van a llegar al número de población suficiente. Pero es interesante porque es algo que llevaban muchos años y nadie quería suicidarse y los Diputados no querían votar su desaparición, porque de 630 a 400 y de 315 a 200 es una cifra muy alta.
Pero la verdad que esto es un dato de la situación.
En Italia se dice que el caos de la pandemia también ha provocado el tema de la austeridad, que la plata no alcanza, y eso ha propiciado que los políticos han empezado a a ser mal vistos, a ser mal recibidos en actos, conferencias, por las calles, porque la gente les exigía esto: la desaparición de casi un 40% de Diputados y Senadores, lo que es muy significativo.

 

HS: Bien. Y cerramos con Rusia y la tensión permanente con las potencias occidentales.

JLA: Si. Hay dos focos de tensión en este momento. Anteanoche fuerzas de la OTAN, siempre estamos hablando del cerco que se ha establecido en torno a Rusia, donde el tema de Bielorrusia juega un papel determinante, por cierto Vladimir Putin ha decretado que las elecciones en Bielorrusia han sido legales y que Bielorrusia cuente con todo el aparato policial ruso en caso de que sea invadida por la OTAN; noticia muy importante porque si interviene Rusia ya estamos hablando de palabras mayores.
Bueno, en ese acoso han ocurrido cosas muy importantes. Hay una zona fronteriza en el norte de Rusia con los países bálticos y los aviones de la OTAN pasaron ese límite de tierra de nadie, digamos, o de espacio aéreo de nadie, lo cual está absolutamente prohibido entrar; y un caza ruso salió y disparó hacia la zona, creando momentos de altísima tensión. Se ha sabido al cabo de las horas, pero que en el aire hubo momentos de enfrentamiento y forma parte de eso de ese acoso absoluto hacia Rusia por parte de la OTAN en ese eje báltico, Ucrania, Polonia, y la pieza que le falta es Bielorrusia. Ese es uno de los focos.
El otro, muy importante también, en el Mediterráneo oriental, entre Grecia y Turquía, que en realidad es entre Europa, porque Grecia es apoyado por la Unión Europea, sobre todo por los países más cercanos como Italia. Y es porque Turquía dice haber descubierto en el Mar Negro que tiene una salida al Mediterráneo, gas. Y quiere sacar ese gas por el Mediterráneo.
Al fin y al cabo, Grecia dice que para sacar ese gas tienen que pasar por territorio de Islas Griegas y que no le da su consentimiento, lo cual ha generado -para hacer un cálculo, según confiesan ellos mismos- en la última reunión de hace 48 horas, de las máximas autoridades de la Unión Europea, con todo lo que está pasando en el mundo, con la pandemia, con Bielorrusia, etc., el 70% del tiempo lo dedicaron a esta cuestión. Porque ven una situación en Grecia-Turquía muy dinamitada y que puede ocasionar grandísimos trastornos.
Como resumen vemos una vez más, igual que cuando criticamos o exponemos todo el tema del imperialismo de los países europeos hacia el resto del planeta, una vez más la chispa la vuelve a sacar las materias primas. Es decir, no pasa nada hasta que alguien descubre, en este caso Turquía en el Mar Negro una cantidad espectacular de gas, de calidad muy alta; y la necesidad de sacarlo del Mar negro y tener que tocar o atravesar a alguna Isla Griega que -como se dice en la calle- querrán la suya por dejar pasar por ahí el gas. y de ahí el conflicto.

 

HS: Muy bien, Jorge, cerramos por esta semana.
Muchas gracias. Un abrazo.

JLA: Gracias a ustedes, estoy a la orden.
Un abrazo, saludos.