“SR. BAYARDI, POR FAVOR, CUÉNTEME OTRO CHISTE, ESTE ES IMPOSIBLE DE ACEPTAR”
El contacto con Jair Krischke, lunes 31 de agosto de 2020.

Desde Porto Alegre, en su contacto semanal con CX36, el destacado luchador brasileño por los derechos humanos Jair Krischke, tan comprometido con el pueblo uruguayo y la búsqueda de verdad y justicia, analiza los hechos de estos días a partir de conocerse actas del Tribunal Militar ante el que declaró el coronel retirado Gilberto Vázquez. Nuestro entrevistado traza un paralelo con lo que sucedió en Brasil.
A continuación transcribimos el informe que usted podrá volver a escuchar aquí: https://archive.org/details/jair-krischke-brasil-cx-36-31-8

 

 

María de los Ángeles Balparda: Nos vamos al encuentro de nuestro compañero Jair Krischke, un militante de los derechos humanos de todas las horas a quien estamos necesitando en este momento. ¿Cómo te va Jair? Buen día

Jair Krischke: Buen día, bastante bien, por suerte. ¿Ustedes cómo están?

 

MAB: Bien también, acá con mucho tema y con temas muy delicados que estamos viviendo en Uruguay. Vos conocés como nosotros o capaz que hasta más la situación de lo que pasó en la dictadura en el Uruguay, lo que pasó después de la dictadura, los temas de la impunidad y demás.
En estos últimos días ha estado sacudido el Uruguay porque se conocieron actas de uno de los militares acusados de violación de derechos humanos, de las más duras violaciones, de declaraciones que hizo ante un tribunal militar en el año 2006 y recién ahora se conocen, donde acepta que ellos ejecutaron militantes, dijo que no eran asesinatos sino ejecuciones. Que torturaron, que no eran torturas sino apremios. Pero reivindicando todo, dice que no se arrepiente de nada de lo que hizo, que a veces le cuesta dormir pero que no se arrepiente de nada.
Y bueno, ahora el tema es, los militares y su silencio, los civiles del gobierno que conociendo esto no lo pasaron a la Justicia ordinaria, bueno, todo lo que se abre a partir de esto, Jair, no sé si has escuchado sobre lo que está sucediendo aquí

JK: Sí, estoy enterado, y te digo así, me siento bastante mal con esto, bastante mal. Porque de los crímenes de los militares sabíamos todos, todos, cosas que ellos siempre insistentemente niegan como el segundo vuelo, etc.
Pero lo lamentable, lo terrible es que un gobierno del Frente Amplio, de donde un número importante fueron víctimas de la represión, tengan una postura absolutamente, no voy a decir de criminales pero de encubrir hechos criminales. Sería casi una complicidad con estos hechos.
Es muy triste. Es muy triste porque ellos saben lo que pasó y estas declaraciones de Gilberto Vázquez ante el tribunal de Honor en el 2006, como señalaste...

 

MAB: Es mucho tiempo ¿no?

JK: Estamos en el 2020, mucho tiempo, y estamos hablando solamente de hacer justicia, nada más que eso, hacer justicia. Lo negaron, no le permitieron ni a madres y familiares, periodistas algunos pero ni que solicitaran, decían que no tenían. ¿Cómo que no?
Lo lamento profundamente. Lamento profundamente lo que pasó en Uruguay.
En Brasil esto es muy común, es muy común, pero en Uruguay...

 

MAB: Justamente te queríamos pedir, por lo de Uruguay y también por lo de Brasil porque, bueno, fue una de las primeras dictaduras del continente, muy cruel y muchas veces hablamos de Argentina, de Chile pero no hablamos de Brasil, por el tema de los militares brasileños

JK: Yo te diría, los militares brasileños siempre tuvieron una postura muy interesante, siempre cuidaron de no dejar huellas digitales en los crímenes que cometían. Pero en Brasil sí, fue la primera dictadura bajo la doctrina de seguridad nacional en la región, 1964. Y tuvo una influencia pero enorme del golpe en Uruguay, hay harta documentación de esto, buenos libros sobre esto. Después en Chile, complicidad con Argentina, con Bolivia.
Entonces, los militares brasileños tuvieron un papel tan o más protagónico que Estados Unidos, y poco se habla de esto.
Y esta complicidad sigue en los días de hoy, esta complicidad sigue en los días de hoy. Te digo, Brasil, por tener esta postura en los sucesivos gobiernos, "gobiernos de izquierda" como Lula y Dilma, nunca permitieron que nosotros lleváramos a los tribunales a los militares brasileños culpables de crímenes de lesa humanidad

 

MAB: ¿Por qué, Jair, por qué es que no permitían eso?

JK: Yo siempre digo que en Brasil no hubo transición, hubo transacción. Son palabras con sonoridad muy parecida pero de contenido absolutamente distinto.
Acá en Brasil hubo una transacción, un acuerdo

 

Diego Martínez: ¿Quiénes eran los protagonistas de ese acuerdo?

JK: Esta es una historia bastante simple de explicar, te digo, vamos a 1961 que fue cuando hubo la primera tentativa de golpe. Renuncia del presidente Jânio Quadros, del vicepresidente João Goulart que en ese momento estaba en una visita oficial en China, empieza a volver a Brasil y los militares no querían que João Goulart asumiera como presidente como dice la Constitución.
Entonces acá en Río Grande del Sur el gobernador era Leonel Brizola, y como gobernador inició una resistencia que llamábamos "legalidad". ¿Por qué legalidad? Porque estaba en la Constitución, el que sustituye al presidente es el vicepresidente.
João Goulart vino por la ruta del Pacífico, bajó en Montevideo y ahí se quedó mientras acá bajo el mando de Brizola se resistía.
De repente fue un grupo a Montevideo para hacer una negociación con Goulart. Entre las figuras importantes de este grupo que fue a Montevideo nombramos al entonces coronel Geisel

MAB: Ah sí...

JK: Mira qué interesante, el entonces coronel Geisel, y un político conocido Tancredo Neves. Ahí arreglan que sí, que se ponían de acuerdo, João Goulart iba a ascender a la Presidencia pero iban a cambiar el sistema de gobierno, de presidencialista para parlamentarista.
Ahí vuelve João Goulart a Brasil, asume el 7 de setiembre de 1961 a la Presidencia en un régimen parlamentarista, así como la reina de Inglaterra, reina pero no gobierna.
Pero Goulart era un tipo muy hábil políticamente, tremendamente hábil, aceptó y dejó pasar un tiempo, convoca a un plebiscito nacional donde la gente tenía que optar entre seguir en régimen parlamentario o volver al presidencial.
Bueno, volver al presidencial ganó con más del 90% de los votos, entonces Goulart otra vez es presidente con todos los poderes.
En 1964 golpe militar, 21 años de una dictadura feroz, en Brasil había el más importante movimiento de masas en Brasil. "Directas ya" esto se prendió fuego en Brasil.
La dictadura, y había un proyecto de ley en el Congreso Nacional, la dictadura hizo de todo y no lo permitió, entonces, en un Colegio Electoral donde también había un candidato a la Presidencia del partido de la dictadura, ARENA (Alianza Renovadora Nacional) se eligió a Tancredo Neves.
¿Qué les parece?
Tancredo Neves, este mismo tipo que en 1961, hubo una transacción y Tancredo Neves ascendió, fue electo pero no llegó a asumir la Presidencia porque murió. Bueno, ahí asume José Sarney, había un compromiso con los militares de impunidad absoluta y esto viene de gobierno a gobierno.
Cuando llega Lula al poder pasó lo mismo, Lula se puso de acuerdo con este compromiso, no tira a nadie, ninguna punición, y pasó lo mismo con Dilma. Entonces acá en Brasil la gente dice, pero Dilma creó una Comisión Nacional de la Verdad, y yo les digo con mucho dolor, para mí fue la comisión nacional de la casi verdad, porque no hizo absolutamente ningún avance, y en verdad puso una piedra en el tema, ustedes querían una Comisión Nacional de la Verdad, ahí está

 

DM: ¿Jair, qué compromiso tenía Lula para que, después de todo ese proceso que tú describías, asumiera el poder el PT y no hacer los cambios en ese sentido, en el sentido de buscar la verdad y la justicia en torno a lo que había pasado en esos 21 años de dictadura?

JK: No, esto fue un compromiso que Lula y su gente asumió de absolutamente no molestar a los militares

 

DM: ¿Y a cambio de qué?

JK: De tener un gobierno tranquilo

 

MAB: Claro

JK: Que los militares no iban a hacer nada, era esto

 

DM: O sea que siguen teniendo un poder de presión

JK: ¡Sí, claro!
Digo, así de una forma bien sintética, en Brasil los militares apenas desocuparon la plaza pero teniendo una inserción en el gobierno, tal vez nunca como actualmente pero una inserción importante. No pasa nada que sea fundamental para el país que no tenga el concurso, la opinión, la manifestación de los militares, pública o discretamente.
Como les digo, en Brasil los militares apenas desocuparon la plaza, siguen siendo importantísimos en la administración del país

 

Hernán Salina: Y en el caso de Uruguay, Jair, que vos has conocido tan profundamente durante tantos años lo que pasó, la persecución, la represión, ayudaste a salvar vidas de uruguayos, has conocido a dirigentes políticos del Frente Amplio, ¿cuál es la percepción que tenés de lo que ha pasado del vínculo, de la cúpula del Frente Amplio con los militares que han permitido estas cosas?

JK: Yo creo que es muy, muy semejante a Brasil, muy semejante. ¿Porque cómo voy a explicar que en gobiernos del Frente Amplio nunca se quiso avanzar en la investigación y la punición de los responsables por crímenes de lesa humanidad?
Y fue así siempre, desde el primer gobierno de Tabaré Vázquez, Pepe Mujica que tal vez fue peor aún, disculpen, y vuelve Tabaré. Ha sido una manera, una postura de impedir todo.
¿Hubo avances? Claro que sí. Hubo avances porque por suerte nuestros compañeros militantes de derechos humanos uruguayos son muy buenos, mejores que los nuestros, tanto que lograron avances, pero nunca se puede decir que esto fue una actitud generosa del Frente Amplio. No, los avances en Uruguay son resultado del trabajo de los compañeros de derechos humanos uruguayos y punto

 

MAB: Acá se ha dicho, Jair, en estos últimos días se ha planteado que los archivos de las Fuerzas Armadas, que no los prendieron fuego, podrían haberlos prendido fuego, haberlos hecho desaparecer, pero se sintieron con la capacidad y el derecho de guardarlos. Y dicen que los tenían en el Comando del Ejército.
Ahora aparecen otras voces, que incluso a esta hora esto es motivo de reuniones políticas en el caso de los blancos, del Partido Nacional. Dicen que estaban en el Ministerio de Defensa, por allí han pasado varios ministros civiles y esos archivos dicen que estaban allí y nunca se entregaron.
Y hay que destacar que no es sólo una generación de militares, no son los militares de la dictadura solamente los que han hecho esto sino que los que vinieron después también, porque el Tribunal Militar frente al que declaró este Gilberto Vázquez, las actuales autoridades de las Fuerzas Armadas, son gente más joven, son otras generaciones de militares. Nos hace acordar a lo que decía el General Víctor Licandro desde el Frente Amplio, que no salimos nunca de una transición, quedaron siempre ellos en el lugar donde estaban

JK: Sí, yo aprovecho para prestar un homenaje a la memoria del General Licandro, una persona admirable, un gran uruguayo, siempre lo admiré mucho. Y dijo una verdad, esto es una verdad, y en esto te digo claramente, hay gente joven hoy, gente que se puede decir que no tiene nada que ver con los crímenes de la dictadura, pero ellos se formaron en las academias militares donde quiénes eran sus maestros

 

MAB: Claro...

JK: Es lo mismo que en Brasil, sus maestros, sus profesores eran los veteranos represores.
Y ahí, esto no cambió nada, si vas a ver la formación de los militares actuales uruguayos no cambió mucho de la formación que tuvieron los golpistas, no cambió mucho, siguen con la misma manera de ver el mundo, de interpretar las cosas. Sigue lo mismo, es gente joven lo que es peor, son jóvenes pero con pensamiento viejo, tan viejo como Matusalén

MAB: Es cierto

 

HS: Ahora, la pregunta que se mantiene es esa también, decíamos para el lado de Uruguay, ¿por qué esa actitud de los dirigentes máximos que con una poderosa base de apoyo político de la gente con muchos votos encima, con mucho prestigio a nivel internacional incluso, no se animaron a dar más pasos hacia la justicia, te parece?

JK: A mí me gustaría poder explicar esto, no me alcanza, no me alcanza. Y cosas impresionantes, digo, fue ministro de Defensa una persona importante, un comandante tupamaro, Eleuterio Fernández Huidobro, para este no se necesitaba explicar nada porque sabía todo. Y como ministro de Defensa fue mucho más militar que los militares, ¡dijo barbaridades a familiares!
Entonces digo, para mí son cosas inexplicables. Fue ministro de Defensa de Pepe Mujica, otro tipo al que no se le necesita explicar nada de lo que fue la represión uruguaya, desde el primero al último día, y después siguió con Tabaré.
Entonces, hay cosas increíbles, yo no logro explicar esto, no lo consigo explicar. Porque es como en Brasil, para Dilma, presa política, ¿qué le voy a explicar? ¡Ella sabe! Ella sabía y sigue sabiendo, pero se mantuvieron muy así de pasar la mano sobre estos criminales.
Esto es gravísimo. ¿Qué democracia es esta que no es capaz de resistir y de imponer qué cosas? Imponer la ley.
Esto es muy grave en nuestros países, pero ustedes saben cosas y ahora, en este momento, Vázquez está en Rivera según sé

 

MAB: Sí

JK: Está en Rivera al lado de su compañero Pedro Antonio Mato Narbondo que está en Santana do Livramento, tan criminal como él.
Entonces esto para nosotros es inaceptable, complejo de entender...

 

HS: Hay una cosa del avance que decías, o el hecho que se haya logrado que algunos fueran presos en condiciones muy especiales, en una cárcel especial para ellos, pero que se logró eso también a cuenta de que tenían sobre sus cabezas la amenaza de ser extraditados. Uruguay no se iba a poder negar a que los extraditaran por juicios en otros países si no quedaban presos acá en Uruguay ¿no?

JK: Sí, sí, en esto todo usaron una cantidad de mecanismos que se pueden manipular, dar un aspecto legal para mantenerlos en territorio uruguayo en penales que son, no te digo 5 estrellas, pero 3 estrellas creo que sí ¿no?

 

MAB: Sí, claro

JK: Muy buena vida.
Y una vez y otra les regalaron, como es el caso de Gilberto Vázquez, una domiciliaria ¿no?

 

HS: Sí

JK: Entonces, por favor, esto es mínimamente una vergüenza para la democracia, no se puede dimitir esto

 

MAB: Sí, hay una cosa que también aquí se ha resaltado que el general Guido Manini Ríos, que ahora es senador en Uruguay, cuando murió Fernández Huidobro dicen fue el que hizo el mejor discurso a favor de Fernández Huidobro, destacando sus valores, que dijo que había descubierto en Fernández Huidobro a un ser humano excepcional, una persona singular, se fue ganando poco a poco el respeto y la consideración de las Fuerzas Armadas. Lo dijo Manini Ríos, un general de las Fuerzas Armadas, las mismas Fuerzas Armadas

JK: Te digo, me parece que es un discurso altamente sospechoso ¿no?

 

MAB: Y sí

JK: Altamente sospechoso.
Hoy por la mañana leí en la prensa uruguaya algo que me dejó también muy, muy herido, una declaración de Bayardi, que de alguna manera tiene que ver con estos hechos ¿no?

 

HS: Sí, él era subsecretario de Defensa

MAB: Y después fue ministro

JK: Diciendo que ahora se tornan públicas estas declaraciones de esta Corte de Honor, que fue una maniobra del Partido Nacional discutir en el Parlamento el tema de Manini

 

MAB: Es brutal, es brutal sí

JK: Por favor, cuénteme otro chiste, este es imposible de aceptar

 

MAB: Claro, claro

JK: Esto me dejó hoy por la mañana, me sacó el humor

 

MAB: Es muy grave sí

JK: Porque quédate quieto, hombre, quédate quieto, no digas cualquier barbaridad por favor...

 

MAB: Exactamente

DM: Mejor el silencio a veces

JK: Porque parece que quiere pasarnos por tontos. ¡Por favor! No me diga esto, José Bayardi, a quien conozco personalmente, pero lamenté, lamenté...

 

HS: Hoy no hablamos, no profundizamos más de la actualidad brasileña porque nos parecía muy valioso contar con tus reflexiones sobre estos temas que están, y uno mira con indignación también que en un día como ayer, Jair, que era el Día Internacional del Detenido Desaparecido, los principales dirigentes y el Frente Amplio pone en sus cuentas, en las redes sociales, el reclamo de verdad y justicia y hacen reflexiones sobre este tema ¿no?

JK: Sí, sí, y que deben hacerlo pero con consecuencias, hacer la reflexión con consecuencias, sino es inútil. ¿Reflexionar para qué, para no hacer nada, para seguir la impunidad? No, por favor

MAB: Totalmente

 

DM: Muchísimas gracias, Jair

JK: Siempre es un gusto compartir con ustedes, muchísimas gracias a ustedes

 

DM: Es muy importante tu aporte, un abrazo

MAB: Un abrazo

JK: Buen día.