“PONEMOS EN PRIMER LUGAR AL AMBIENTE Y A LOS CLASIFICADORES. NO A LAS EMPRESAS QUE NEGOCIAN CON LA BASURA”
Entrevista a Luis Catalano y Jorge Ramada, 2 de septiembre de 2020

 

“Hicimos el primer conversatorio en Montevideo y el viernes pasado hicimos otro en Canelones, esto era parte de un plan o una idea de trabajo que habíamos generado en un grupo que convocó el Pit-Cnt para discutir la implementación de la Ley de Gestión Integral de Residuos, que se aprobó en septiembre del año pasado, habilita por su reglamentación y por la creación de un Plan Nacional a generar propuestas que pueden ser muy positivas para los clasificadores”, explicó Jorge Ramada que compartió junto a Luis Catalano ‘Mañanas de Radio’ en CX36. Explicaron que “lo que ponemos en primer lugar nosotros es el ambiente y los clasificadores. No las empresas que negocian con la basura” y por tanto se pusieron a trabajar “a hacer propuestas, ideas de establecer circuitos limpios de recolección, de cómo eliminar los vertederos a cielo abierto sin dejar en banda a los trabajadores que trabajan ahí, etcétera”. Transcribimos la nota que usted puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/2020-09-02-jorge-ramada-y-luis-catalano-recicladores

 

Diego Martínez: Estamos recibiendo con mucho gusto a Luis Catalano y Jorge Ramada para conversar sobre la basura, la clasificación de residuos, etc.; a raíz de los conversatorios que se vienen realizando.
Bienvenidos ambos, ¿cómo están?

Luis Catalano: Muy bien, muchas gracias

Jorge Ramada: Muy bien, muchas gracias. Saludos para toda la audiencia.


DM: Ya se han hecho conversatorios en su momento sobre planificación, propuestas, cuéntenos en qué estado de situación está todo eso

JR: Hicimos el primer conversatorio el 6 y 7 de agosto en Montevideo, y el viernes pasado hicimos otro en Canelones, esto era parte de un plan o una idea de trabajo que habíamos generado en un grupo que convocó el Pit-Cnt para discutir la implementación de la Ley de Gestión Integral de Residuos, que se aprobó en septiembre del año pasado, habilita por su reglamentación y por la creación de un plan nacional a generar propuestas que pueden ser muy positivas para los clasificadores. Lo que ponemos en primer lugar nosotros es el ambiente y los clasificadores. No las empresas que negocian con la basura.
Entonces, eso empezamos a trabajar, a hacer propuestas, ideas por ejemplo de establecer circuitos limpios de recolección, por ejemplo de cómo eliminar los vertederos a cielo abierto sin dejar en banda a los trabajadores que trabajan ahí, etcétera.


DM: ¿Cómo es eso de los circuitos limpios de recolección?

LC: Me parece que lo fundamental de esto es enseñarle a la población cómo se recicla, aunque no queramos creer lo que está reciclando la población estamos hablando de que de vuelta a la industria. O sea, las botellas retornables uno las tira pero no se trata de enterrarlas, sino de que vuelva al mercado y se pueda reciclar de vuelta, que es lo que estamos haciendo nosotros.


MAB: Hay mucha plata ahí ¿no?

LC: Sí, hay mucha gente que no sabe, pero estamos hablando de bastante plata.
Es que en realidad las cosas materiales que nosotros reciclamos es todo reusable, el kilo de botellita blanca nomas lo están pagando casi $15. Parece que no, pero eso es todo plata, y es algo que se usa mucho.


MAB: Hay que enseñarle a la población a reciclar, pero después qué hacer con eso.

LC: Por eso digo que no se trata solamente de que la población recicle, también se trata de que cómo eso reciclable que se mata reciclando el vecino, cómo se rehúsa después, porque yo no puedo reciclar material mojado con el material seco, porque contamina todo. Sin embargo es como dice el dicho, nosotros como quien dice, estamos reciclando sobre lo que no está reciclado, la población se mata reciclando y llevan los camiones al vertedero, llevan los camiones a las plantas y se lleva todo entreverado.


MAB: Claro, tenés que volver a hacerlo

LC: Volver a hacerlo y todavía contaminado, porque se contamina toda la basura.


MAB: Y hay cosas que se pierden, todo lo que sea papel, todo eso se pierde, cartón.

LC: Y aparte no se da el valor a los clasificadores, es lo fundamental, yo pienso que el trabajo de reciclaje es un trabajo como cualquier otro. Hay gente que no lo toma como eso, lo toma como que, hay mucha discriminación sobre el clasificador, y yo pienso que eso no debe suceder, digo porque el clasificador está reciclando y está haciendo un trabajo para la comunidad, cuidando el medioambiente y aparte con lo que se vende, con lo que se recicla es plata que estamos recuperando nosotros.


MAB: Jorge, ¿cómo ves que ha evolucionado el tema? ¿Ha ido para adelante? ¿Está estancado, cómo lo ves?

JR: Yo diría que ha ido para adelante muy lentamente, porque por lo menos se ha avanzado un poco en la coincidencia de la gente, el tema se ha metido más en el sentir de la gente, me parece.
Ahora, y por eso lo de los circuitos limpios, no tiene sentido separar en la casa, si no hay una recolección selectiva, eso es un circuito limpio. Más allá de que ahora hay alguna separación como hay en Ciudad Vieja y Centro, en dos contenedores, que es poco, pero en dos contenedores, pero después el mismo camión que levanta lo seco, a veces para completar la carga, carga lo húmedo. Ni que hablar de los contenedores monstruos que tenemos en otros barrios, que esos sí son para mezclar nomas.
Entonces cuando hay una estrategia de limpieza de parte de la Intendencia que se basa en sistemas que solo funcionan mezclando todo, estamos ya cortando la cadena en un punto importante. Ese es uno de los temas básicos y ese es uno de los temas que nosotros queremos, estamos planteando en estos conversatorios como central: Cómo se genera a partir de las intendencias planes de separar lo más posible en origen, pero además juntarlo por separado.


DM: ¿Cuál es la razón por la que tienen que completar la carga con los contenedores húmedos?

JR: Sí, claro, un camión sale, un camión tiene que llevar, no le sirve trasladarse hasta una planta que está a las afueras de la ciudad de repente con la mitad de la carga, es decir, no estamos inventando.


DM: ¿Pero es una ecuación que la obliga la Intendencia?

JR: No, no lo controla lo suficiente, y no hay mecanismo de control a empresas porque es privado además. No estamos hablando de suposiciones, estamos hablando de lo que los clasificadores ven en las plantas todos los días, lo que llega, a veces echan la culpa que el vecino no cumple. Bueno, puede ser sí, puede ser que en un contenedor que hay seco por desidia o por lo que sea, un 10% esté mal puesto. Ahora que esté puesto más de la mitad, ya es distinto, ya no es problema de los vecinos.
Y si los vecinos no lo hacen, también hay que controlar ahí.
Cuando nosotros planteamos hace años que existía lo que llamamos promotores ambientales, que eran clasificadores recorriendo los barrios, enseñando, no tuvimos éxito, hubo dos nomás, le pagaron a dos y sin boletos, a tres en realidad, pero a uno le robaron la bicicleta y no fue más. Vamos a decir cómo son las cosas. Nosotros no pedíamos mucho, pedíamos uno por municipio, o por comunal, no me acuerdo.
Pero se precisa esa cercanía, esto si queda liberado a que cada cual haga lo que quiera, no funciona, esto precisa una cercanía, precisa una complementación del vecino con el clasificador, y que además se vea para qué sirve lo que hace. Porque eso es lo otro, esto es una cadena, y si se corta en algún lado, se rompe todo, porque esto implica que además lo que se juntó sea aprovechado para hacer algo, y ese algo se coloque, se le de una utilidad. Si esto queda a manos del mercado, estamos fritos, porque ya lo sabemos, los clasificadores de repente tienen amontonado varias toneladas de cartón porque los depósitos de compra de cartón dicen: ‘este mes no compramos’.
Entonces si no hay una política que arranque, que contenga de punta a punta, por eso hablamos de Ley integral, que empiece acá, pero que acá termine con la utilización de lo que se junta, incluso con alternativa utilización, porque yo entiendo, pongamos el plástico en el plástico, se pueden hacer muchas cosas, por ejemplo mobiliario urbano a través de bloques de plástico. Supongamos que en determinado momento no se precisa, bueno pero tiene que haber una alternativa, la alternativa posible, picarlo para incluirlo en materiales de construcción que está posible también, pero eso tiene que tener todo una visión general que se sepa, empezamos acá y terminamos acá, y que no se corte.


MAB: Claro, y eso en algunas cosas ya se hace. Porque el otro día pasaron a la señora del presidente de la república entregando carpetas hechas con el material de los cartonplas, me parece que son, esos carteles de las campañas electorales. ¿Lo hacen plantas privadas?

JR: Sí, en general sí

LC: No solamente plantas privadas, sino que hay gente que se ingenia en hacer esas cosas, con una botellita puede hacer muchas cosas, yo una vez fui a una fábrica que estaba abandonada, en San José. Y me mostraron cada camperones hechos con plástico, con las botellitas de plástico que es impresionante, acolchados, las camisetas del Barcelona se hicieron con las botellitas de plástico, aunque no quieras creer.


MAB: Teniendo la tecnología lo podés hacer.

LC: Teniendo la tecnología hacés una cantidad de cosas, lástima no se sabe aprovechar.


MAB: ¿La Cámara de Industrias tendría que jugar un papel muy importante en esto?

JR: La Cámara de Industria el papel que ha jugado en las plantas de clasificación ha sido bastante negativo, trancado por todos lados, una disposición permanente a recortar beneficios, a negar insumos imprescindibles, incluso ahora a cumplir con lo mínimo. Porque ahora las plantas de Montevideo y algunas del interior ya lo fueron, las plantas de Montevideo van a pasar a ser cooperativas y no se les da el mínimo apoyo económico para darles un empujón de entrada. Simplemente el que no quiere ser cooperativa cobre el despido y el que quiere ser sigue trabajando como hasta ahora, con sueldos que sabemos lo que son, que son sueldos de menos de 20 mil pesos más algo de lo que vendan, pero además no se les permite que puedan juntar otras cosas, que no sean lo que ellos entienden que está en el marco de la Ley de Envase para procesar la planta; que no se les permite que instalen otro tipo de máquinas que le permitan procesar el plástico en mejores condiciones. Es decir, es todo límites, para un negocio que es de ellos, que lo inventaron para ellos, para cumplir con la supuesta responsabilidad empresarial de que los que contaminan pagan. Pero pagan lo menos posible.
Y a partir de eso limpian una imagen, pero no contribuyen en nada a que esto se desarrolle. O sea los intereses son muy fuertes ahí.


MAB: Hablando de las botellas no retornables que debe ser lo que más se ve ahora en la calle, ¿cómo es el tema con eso?

JR: Yo lo que decía en la pausa que quien compra una botella no retornable, un refresco en botella no retornable, está pagando alrededor de $20 por esa botella para tirar y no recibe ningún beneficio. La comodidad de no tener que devolverla en realidad, porque en eso se basa mucho también el mercado.
Algunas de esas botellas se recogen, ya sea por la vía de las islas que se ponen en los supermercados, los contenedores de los supermercados, o los clasificadores que revuelven contenedores, o lo que llega a las plantas, y el circuito es cerrado, vuelve eso a una empresa que está vinculada a las embotelladoras, y vinculada a la fábrica de plástico que lo rescata y lo vuelve a vender. Ya sea exportado en packs, en prensados a China, también se exportó a Brasil, o intentan alguna experiencia de reciclaje para hacer botellitas para agua mineral como lo han propagandeado, que creo que no sé si siguen haciendo acá.
Pero en definitiva, es el mismo circuito cerrado de los que contaminan además, porque ese es el tema, son los que contaminan, son los que generan eso.
La Ley de Envases original tenía un último artículo que decía que todo envase debía ser retornable y eso se sacó, y retornable no quiere decir que sea para rehusar, porque algunos dicen no, porque es un problema lavarlo. Pero, yo cuando digo retornable, quiero decir, yo compro un envase, lo devuelvo y me pagan por él, después si se rehúsa, se pica, es otra cosa, pero eso agilita el rehúso.


MAB: Y menos botellerío en la calle, igual que ahora con las bolsas de nylon, que no te dan más en los comercios y tenés que pagarlas; pero no sirve cosas aisladas, tiene que ser algo de punta a punta.

LC: Lamentablemente ahora no se está dando eso. Nosotros estamos esperando hace mucho tiempo que se de eso, hay muchos clasificadores que llevan años, y viven de eso, lamentablemente no se le da el valor de lo que hace el clasificador.


DM: ¿Quiénes son los que tienen a su cargo el control? Tras la recolección de residuos, ¿a dónde llegan es una planta de la Intendencia o una planta privada?

LC: Nosotros, yo vamos a suponer, soy trabajador de la planta Géminis, hace aproximadamente 6 años que estoy ahí. La planta Géminis está en Camino Maldonado, en el kilómetro 12.
Hemos estado pelando desde los 6 años que estoy ahí aproximadamente 5 años y medio, que estamos peleando para que nos llegue el material que tiene que llegar en origen, cosa que nunca se hizo. Nos está llegando material todo entreverado, tanto residuo húmedo, como residuo seco. Hace mucho que estamos peleando eso, y no lo hemos logrado.


DM: ¿Y quién tiene a su cargo la planta Géminis? ¿Es la Intendencia o es un privado?

LC: Hay 5 instituciones, está Mides, la Intendencia, está Cámara de Industrias, está Dinama, y la Ong, que ahora ya se van.
Pero nosotros estamos lidiando con las plantas que no nos llega material en origen, porque las plantas se hicieron para que se lleve material ya clasificado, cosa que no está pasando. De los 6 años que estoy nunca ha pasado esto, esperemos que hoy o mañana se puede dar.
Pero los clasificadores se están yendo ahora porque no se les está dando el valor de lo que está haciendo el clasificador, por eso es que yo insisto en eso, se están yendo. Y lamentablemente si el clasificador no está que es el que hace el trabajo, el trabajo de clasificar, ¿quién lo va a hacer?


MAB: ¿Y cómo funciona, les pagan un sueldo?

LC: A nosotros nos pagan el sueldo, pero las ventas actuales no son de nosotros, las ventas se las lleva.


DM: ¿La ganancia se la lleva ese grupo multi institucional, digamos?

JR: En realidad es así: hay un fideicomiso que lo maneja la Cámara de Industrias, es un fideicomiso privado, que lo maneja la Cámara de Industrias en función de los aportes que le piden a las empresas que generan envases no retornables de todo tipo, va desde la botella hasta los blíster de medicamentos, por ejemplo.
De ese fideicomiso que maneja la Cámara de Industria y con ese fideicomiso paga el funcionamiento de las plantas, los sueldos y los insumos, o el mantenimiento de la planta, bastante macheteado siempre. Pero les prometieron que lo que se vendiera iba a ser igual al sueldo inicial que les dieron, los clasificadores pelearon, consiguieron un aumento del 50% del sueldo, y que una parte de lo que se vendiera estaba cubierta por eso; nunca se llegó a superar esa parte como para que encima de ese sueldo ganaran algo más, por la calidad de lo que llega.
Y lo que sabemos que muchos circuitos más limpios o residuos limpios de comercios del Centro, de pequeñas industrias, están levantadas por circuitos especiales, que muchas veces han sido clasificadores que consiguieron un vehículo, pero fundamentalmente están en manos de los grandes depósitos que entregan un vehículo o les pagan a alguien para que haga eso y van directo a eso. O sea lo más limpio va directo a los depósitos que son los grandes ganadores de este negocio.


DM: Eso es lo que la Intendencia reglamentó hace unos años que las empresas o los comercios, eran responsables de sus residuos, y tenían que contratar un servicio de recolección.

JR: Buena parte de eso va directo para los privados, sí, sí para los depósitos.


DM: O sea que más allá de alguna manera ser un avance desde el punto de vista del reciclaje porque se limpia un circuito eso no va destinado a los trabajadores recicladores, sino a los depósitos directamente.

JR: A los depósitos sí, algún trabajador reciclador, lo que pasa que al prohibirse los carros a caballo, eso quedó en quien pudiera tener un camioncito, algunos lo tienen, no todos, o terminan siendo simplemente dependientes de algún depósito intermedio final que es el que los ayuda, o alguna micro empresa que funciona con eso. Hay micro empresas que se han generado, también algo de trabajo se ha generado allí, pero claro si nosotros miramos el universo de clasificadores que por lo bajo lo estimaban en 3 mil, es más, tenemos 128 en las plantas, y en ese tipo de trabajo, en Montevideo no podrá haber, no sé, pero 200, 300 personas más. O sea hay un montón de gente que quedó excluida del sistema a pesar de que sigue contribuyendo a mejorar el ambiente, eso es lo importante.
El clasificador es un trabajador ambiental, es un mejorador del ambiente en las condiciones que lo haga, está haciendo eso. Y sin embargo la gran mayoría están informales, viviendo apenas, y en situación marginal.


MAB: Ana desde la ciudad de La Paz dice: “Los envases de la leche no sé qué hacer y las bolsas en las que compro menudos ese nylon es horrible”.

JR: Sí, en una época se manejaron con las escuelas las bolsas de leche, también eso quedó por el camino, por eso se precisa un plan integral, ese es el tema, donde uno sepa, y si las bolsas de menudos que están muy sucias, quizás hay que someterlas a un sistema de lavado o compactarlas y usarlas, quizás no hay más remedio que enterrarlas, no creo, siempre debe haber algún recurso para hacer algo. Porque en última instancia el plástico que no se usa en nada, siempre se puede incorporar a material de construcción, en pequeñas cantidades se puede.

LC: Ese nylon se llama nylon corrugado, que el corrugado se lava y se saca de vuelta al mercado, porque hay maquinarias que lo trabajan y lo dejan como el nylon común igual que ese.


MAB: O sea que Ana por más que quiera hacer ella sola, no puede, tiene que tener todo el sistema de punta a punta.

LC: Ni que hablar que sí.


MAB: ¿Cómo quedaron después de los conversatorios? uno fue acá en Montevideo, el otro en Canelones.

JR: Sí, el de acá fue en dos instancias, fue muy positivo, primero porque se cumplió un objetivo que era generar un espacio de coordinación inter social para promover una implementación positiva -digamos desde nuestro punto de vista- de la Ley de Residuos, eso fue lo más importante, ya quedamos en que el espacio se va a empezar a reunir a partir de octubre. Aparte después hicimos otra instancia donde participaron los candidatos a Intendente, participaron gente de la propia intendencia, participaron organizaciones sociales, donde hubo un intercambio de ideas, por lo menos se planteó cuál es la propuesta nuestra, que es una propuesta en un grupo que incluye a la Universidad, a cooperativas, incluye a Fucvam, incluye al Pit-Cnt, que rescata materiales de trabajo de años atrás.
Es decir, nosotros no estamos haciendo una payada, estamos haciendo un trabajo bastante serio, que nos den bolilla es otro tema.
El sindicato de Ucrus, los clasificadores organizados que no es poca cosa que tengamos un sindicato de clasificadores en este país, reconocido por el Pit-Cnt, único caso en el mundo, hace unos años que los clasificadores tenían un sindicato reconocido como trabajadores.
Entonces, hay un trabajo de experiencia real, de la gente que la trabaja, y de aporte de la academia, y eso por lo menos lo planteamos.
En Canelones fue más chico porque hubo problemas de traslado de los clasificadores que están muy dispersos, el local que conseguimos en la ciudad de Canelones que allí no hay muchos, participó más bien la Intendencia, algunas organizaciones sociales, entre ellas una que quiero hacer mención especial, que es la gente que se está moviendo por el tema de lo que se llama megabasurero allá en la naciente de Solís Chico, que mañana van a ser recibidos por el Ministro de Vivienda. Desde el grupo saludamos a esos compañeros que participaron en las dos instancias, porque también el tema del megabasurero es consecuencia de todo esto. Canelones ha avanzado bastante, la intendencia de Canelones dijo en el conversatorio de Canelones, que el 60% de lo que se recicla en el país, lo recicla Canelones, lo cual no es poca cosa, pero aún así es poco, es decir, aún así queda mucha cosa que no se rescata, y que termina hoy en día termina enterrando.
Entonces para enterrar hay que encontrar un lugar donde se pueda enterrar, y no es fácil encontrar un lugar que además no afecte a los vecinos o no afecte una zona.


DM: ¿Cuál es la diferencia entre los proyectos de megabasureros y los que ustedes están tratando de promover?

LC: Yo en caso de que llegue a abrir un megabasurero o una planta trato de abrirla en un lugar donde no contamine, porque si hay un río que está pasando y hay agua que emana limpia, yo no voy a poner un megabasurero. ¿A qué estoy jugando? Estoy contaminando a toda la población, estoy contaminando todo.
Me parece que lo que se tiene que hacer es ponerlo en un lugar donde no contamine, no podemos ser tan ciegos de enterrar basura toda entreverada donde emana agua normal.


DM: ¿Pero hay posibilidades de tener procesos limpios?

JR: Sí, nosotros lo que dijimos es que el cambio de paradigma que le llamamos así de la limpieza, implica el mínimo enterramiento.
Somos conscientes que para llegar al mínimo hay un proceso, y que en ese proceso se va a enterrar mucho, y hay que buscar la forma de enterrarlo de la mejor manera posible. Eso lo entendemos. Pero lo que decimos que si no se empieza a caminar para ahí, seguimos reproduciendo el problema, y una de las cosas básicas es llegar a hacer una separación muy fuerte de la materia orgánica, y de la materia orgánica limpia, porque no alcanza con decir, separamos seco de húmedo, si en los húmedos metemos los pañales, se acabó, se estropeó todo por ejemplo.
Lo que importa es poder rescatar toda la materia orgánica posible para hacer abonos, para hacer compost, para hacer plantas de alimentación animal, todo eso es posible.


MAB: ¿Productores agropecuarios se han interesado?

JR: Sí, y uno de los ejes del trabajo es la alimentación, lo pusimos porque creemos que a partir de la incorporación de -está además la red de agro-ecología- de la incorporación de productores que pueden utilizar eso, esa fracción orgánica le podemos dar no un destino teórico, sino un destino real, porque también es cierto eso, no se trata de teorizar, decir bueno se puede hacer, no, se puede hacer pero se va a hacer, con esto se hace esto, con esto otro se hace esto otro, y esto otro se usa para esto, eso es un plan.
Sino es teoría.


MAB: ¿Y quedaron condiciones como para seguir trabajando? ¿Cómo quedaron después de estos conversatorios?

LC: Esto recién empieza, si vendrá para largo esto.
Aprovechar decirle a los candidatos a intendentes de que cuando sean Intendentes mismos, que alguno va a ser de todos los candidatos, que se acuerde del clasificador.


DM: ¿Alguien se comprometió? ¿Alguno generó algún compromiso directo con ustedes?

JR: Lo que escuchamos, compromiso en sí, no, hubo una intervención de (el candidato de Unidad Popular, Eduardo) Rubio bastante alineada con lo que nosotros planteábamos y algunas cosas de las que dijo (uno de los candidatos frenteamplistas, Álvaro) Villar, que por lo menos se preocupaba por tratar a la idea de darle uso al material.
Y después lo otro, yo a mi juicio fueron muchas generalidades, incluso, pero tampoco quiero en una exposición de 10 minutos no podemos exigir tanto.


DM: Pero digo pensando en estos caminos que ustedes quieren recorrer de acá hacia adelante, sería bueno que los equipos que trabajan con los candidatos que escuchen las ideas de ustedes para que formen parte de los planes.

JR: La idea nuestra es, porque tampoco vamos a andar dispersando esfuerzo, apenas se elija el Intendente, no solo acá, ir directo a plantear las cosas.
Lo mismo el Ministro de Ambiente.
Incluso este viernes tenemos un conversatorio en Fray Bentos, donde van a participar gente de Soriano, de Río Negro, de Salto, de Paysandú. Y aparte generó interés porque candidatos a alcalde de otros departamentos se interesaron en ir, organizaciones sociales de la zona también, hay varios sindicatos que van a participar, los clasificadores de Salto se vienen en una camioneta hasta Fray Bentos para participar. Entonces generó un interés muy especial esto, va a ser este viernes, va a arrancar como a las 10 de la mañana hasta las 6 de la tarde; es para toda la zona, está armado en Fray Bentos por los compañeros del Sindicato de la Química en Fray Bentos, que fueron los que ponen el local y pusieron la organización, pero va a ser para toda esa zona.


DM: ¿Qué pasa en el resto del país, qué pasa en el interior? ¿En todas las ciudades hay reciclaje, hay recicladores?

LC: Hay muchos lados que hay clasificadores, sí, y hay plantas, como tenemos nosotros, hemos recorrido departamentos que también tienen plantas, pero no le hincan el diente al 100% de lo clasificado. Hay mucha gente que hace negocio con la basura, no le da al clasificador, yo he recorrido varios departamentos y he escuchado de compañeros que me han dicho, que se llevan lo mejor…


DM: ¿Se lleva lo mejor qué sería, el cartón, el plástico directamente de los lugares donde se genera el desecho?

LC: Sí. Porque hay fábricas grandes que también generan mucho, que tiran mucho material reciclable, no estamos hablando de dos o tres kilos, estamos hablando de toneladas, ahí es donde hincan el diente los que más tienen.


MAB: ¿Qué tipo de material?

LC: Tenemos el papel blanco, que esos se venden en toneladas. En la planta de nosotros nos ha llegado donaciones de toneladas de papel, que se llama papel planchado que nunca lo pudimos recibir porque no se podía, y somos clasificadores.

JR: La Cámara de Industrias, vamos a decirlo claro, no lo admitió porque decía que no estaba dentro del plan de gestión de envase. Que es un plan generado antes de la ley de envase en acuerdo de la Cámara de Industrias con Dinama, involucrando a Intendencias, pero que en definitiva es una delegación del poder de manejar los residuos a un fideicomiso de la Cámara de Industrias. Esa es la realidad.
En el interior hay plantas también, algunas se han cooperativizado, en Rocha, en Castillos, en Maldonado, en Flores, en Trinidad, en esos lados algunas de las plantas se han cooperativizado y están trabajando. Son a pequeñas escalas, muchas tienen otras facilidades porque tienen un vehículo que salen ellos a recoger, ya conocen, están en eso que nosotros pedimos acá. Es cierto que eso funciona en ciudades chicas. Pero una ciudad grande se puede fraccionar en pedazos chicos, eso es lo que hay que pensar también, la ciudad chica claro porque la gente se conoce.


MAB: Más trabajo daría todavía

JR: Daría más trabajo todavía exactamente. Y eso hay.
En otros lugares simplemente la intendencia recoge y tira al vertedero y ahora la ley prohíbe, hay que cerrar los vertederos a cielo abierto, y nosotros uno de los planteos que hicimos, bueno perfecto que el cierre impliquen la generación de un lugar donde los que estaban trabajando sigan trabajando en otras condiciones.
Esa es otra de las propuestas que le tenemos que llevar al Ministro de Ambiente.

MAB: ¿Va a haber algún tipo de material de resumen de todos estos conversatorios, algún informe?

JR: La idea era una vez terminados, no sabemos si vamos a hacer otro antes de las elecciones departamentales, porque además pensamos hacer uno en San José, pero hay mucha, es difícil juntar, no sé si haremos alguno después, pero la idea es que terminara esta etapa se hiciera un resumen a partir de un documento que ya elaboramos y que fue entregado en todas las instancias conversatorios.


MAB: Para la audiencia que está escuchando, ¿hay algún pedido se le puede hacer a la gente?

JR: Que presione por esto; que difunda, que los residuos urbanos son un gran negocio, y que lo que estamos tratando es que esa riqueza que hay ahí, que la conviertan en riqueza real los clasificadores, derive en beneficios para ellos. Y para eso hay que empujar para que la ley se reglamente, para que sea un plan, etcétera.

LC: Que no se olviden tampoco que hay mucha gente que depende de eso y que trabaja en eso, si nosotros queremos tener trabajadores que estén clasificando como clasificadores, yo prefiero que el clasificador clasifique, y que no vaya a parar a una cárcel

 

MAB: El asunto es que no alcanza con que uno en la casa tenga toda la conciencia, sino que hay presionar para que los que tienen que tomar las medidas, las tomen. No sé si queda algo que agregar que a ustedes les parezca que falte.

LC: Yo lo único que quiero decir es que la población sepa que el clasificador es un trabajador como cualquier otro.

JR: Y nosotros queremos que esto se convierta en una industria, en una cadena productiva de reciclaje.

 

DM: Y que participe el Estado, y no se la lleven siempre los privados.

JR: Fundamental que haya una política pública, porque si no se corta por algún lado.

 

MAB: Muchísimas gracias por haber venido.

LC: Gracias a la audiencia por escucharnos.
 
JR: Muchas gracias a ustedes también.