“URUGUAY TIENE QUE DEFINIR QUÉ POLÍTICA MIGRATORIA QUIERE HACER”
Contacto con Guillermo Macció, 8 de septiembre del 2020.

“Siempre el Uruguay tuvo una política demográfica” pero “luego eso se abandonó, fue como un tema tabú que no se toca y yo creo que eso es una mala política para pensar el Uruguay del futuro. ¿Qué Uruguay, con  qué población, de dónde y cómo?”, dijo el demógrafo Guillermo Macció en su habitual contacto con CX36. Por eso, dijo, “creo que nosotros, humildemente, deberíamos hacer nuestro aporte para que se reflexione sobre ese proceso, porque el Uruguay envejece rápidamente por una cuestión progresiva de prolongación de la vida, porque tiene relativamente buenas condiciones de salud, pero tiene un nivel de reemplazo muy bajo, entonces ¿vamos a seguir con la migración clandestina, con dominicanos que vienen y viven clandestinamente en pensiones miserables en Montevideo o en cualquier parte? O vamos a establecer una definición de política, queremos que el Uruguay tenga un nivel de reemplazo aceptable adecuado a las futuras necesidades del Uruguay, que se piensa para dentro de 10 o 20 años”. Transcribimos esta nota que usted puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/2020-09-08-guillermo-maccio

 

Diego Martínez: Tenemos el contacto con Guillermo Macció, a quién recibimos con muchísimo gusto.
Buen día, ¿cómo estás?

Guillermo Macció: Muy bien.

 

DM: Nos planteabas para hoy como tema ‘El lado oscuro de la demografía’. ¿Qué es eso?

GM: El lado oscuro de la demografía es un capítulo muy largo, muy oscuro, porque la demografía nació como conocimiento o como propuesta política para la exclusión de la gente, es decir, en sus orígenes la demografía era -por ejemplo según (Thomas) Malthus- para discriminar a la población, aquellos que podían comer y aquellos que no podían comer. Aquellos que no podían comer eran los que tenían familia que no podían alimentar y decía Malthus que esa gente tenía que desaparecer porque la población crecía en progresión crítica y los alimentos solo podían crecer en progresión aritmética. La progresión geométrica es una serie de números que crecen mucho más rápido que la progresión aritmética, entonces -decía Malthus- esos, los desgraciados que en la lotería de la vida sacaron un billete en blanco, es decir daba por un hecho que el aumento de población por encima de la capacidad de alimentos significaba que mucha gente era excedente y por lo tanto tenía que desaparecer. Esa era la tesis Malthusiana que tanto se menciona y de la que tanto se habla, aunque poco se conoce en su profundidad argumental, qué era el excedente demográfico, es la consecuencia de la irresponsabilidad de las personas que no tienen recursos para tener hijos, entonces lo daba como un hecho natural.
Después vinieron las corrientes raciales que surgieron en lo que era Germania (NdeR: zona de Europa Central que no estuvo sujeta al dominio romano, que se extendió al este del Rin, en la que se asentaban la mayoría de las tribus germánicas) y se empezaron a medir los cráneos y se llegó a la conclusión de que la raza superior era la alemana que eran los dórico cefálicos, los que tenían el cerebro largo; y los que tenían el cerebro corto los braquiocefálicos o braquicéfalos que eran los pardos y los negros eran razas inferiores. Entonces se estableció el principio de la superioridad racial que estuvo vigente y en plenitud hasta la época de Hitler, entonces se distinguía a la población para lo que servía, para el trabajo cerebral -en el caso de los europeos- y el trabajo manual o esclavo -para los africanos-. Esa era la justificación científica que se hacía para la diferenciación de clases.
La diferenciación de clases no era una cuestión política, social o económica sino que era racial, la raza estaba preparada para una determinada  actividad y no otra. Y eso estuvo muy vigente, fue la justificación principal de la esclavitud. Había toda una falsa justificación científica que partía de la condición racial del cerebro, de la cabeza.
Había un cálculo matemático aritmético que justificaba la diferenciación de las razas.
Incluso por ejemplo, para ingresar a la Escuela Normal de Rosario en Argentina, escuela de Maestras, hasta hace muy pocos años, las alumnas tenían que pasar el índice encefálico -es una medida que mide la cabeza en lo largo y en lo ancho- y si no daba el índice encefálico no entraban a la escuela Normal para ser maestras. Hasta 1945 estuvo vigente ese control de ingresos y en el Primer Congreso Argentino de Población de 1940 había una resolución que decía que había que combatir la empleomanía de las mujeres -cuando empezaba la demanda laboral femenina por la industrialización de la Argentina- y decían que había que combatir la empleomanía para que la mujer se dedicara a su labor principal que era el cuidado del hogar y de los hijos.
Eso está establecido como resolución de un Congreso Nacional de Población  de 1940, con lo que quiero decir -para dar información a la audiencia- que la cuestión de la igualdad de la mujer es un asunto muy tardío en el gobierno de José Batlle y Ordóñez fue pionero en el mundo, porque había una discriminación por la aptitud  mental de la mujer, no era por otro motivo. Entonces ese es el lado oscuro, porque se usó la demografía para decretar aptitudes inferiores y superiores respecto de la población humana.
Lo mismo pasó con los negros. Por eso costó mucho tiempo lograr la igualdad de la mujer y en los Estados Unidos pasó exactamente lo mismo. El derecho a voto, por ejemplo, de participación política de la mujer es un fenómeno muy tardío de la humanidad occidental y en la cultura griega el ciudadano griego de poder, tenía derecho a tres mujeres, era la esposa con la que tenía hijos, la hetaira que era la mujer culta que entretenía, tocaba la lira, cantaba y se divertía con los amigos del jefe del hogar; y la esclava. Es decir, en la cultura griega tradicional de la época clásica había tres mujeres en el ciudadano rico, era una forma de discriminación sencillamente escandalosa, por eso la misión de la mujer durante siglos no fue contada como un ser de valor sino como una cosa adicional doméstica. Todo eso hizo que la mortalidad femenina fuera muy superior a la mortalidad masculina cosa que cambió porque biológicamente la mujer sobrevive más al hombre, la esperanza de vida de las mujeres hoy es mayor que la de los hombres, estuvo sepultada por una  percepción discriminadora la condición biológica de la mujer por una cuestión social que la sometió a un trato devastador.  Entonces tenemos que entender eso porque ese es un lado oscuro de la interpretación de la sociedad humana del que se ha hablado muy poco, el trato discriminatorio de la mujer en las sociedades tradicionales antiguas desde la Grecia clásica hasta hace prácticamente muy pocos años.
El derecho a voto que consiguió la mujer en el Uruguay fue un elemento pionero en la sociedad contemporánea, la mujer no votaba porque no tenía discernimiento. Ese tema yo lo quería tratar porque es anti biológico, la mujer tiene mejores condiciones de sobrevivir que el hombre, la esperanza de vida de la mujer actualmente es mayor que la del hombre, por eso hay mucho más viudas que viudos, porque emparejadas las condiciones sociales, de atención de salud y todo lo demás la mujer sobrevive más que el hombre. Entonces la demografía no  hizo un estudio científico de las condiciones biológicas de los seres humanos durante siglos, estudió y valoró a la población por las condiciones no biológicas sino sociales de valoración  que el propio hombre masculino imponía y eso hay que entenderlo para comprender todo lo que dice Malthus respecto a la diferenciación social.
Entonces cuando hablamos de la historia, de la evolución contemporánea tenemos que incluir estos elementos discriminadores que estuvieron vigentes durante siglos sino no lo entendemos. Recién en el siglo XX es que se avanza respecto a la equiparación de la mujer con el hombre, el derecho a voto de la mujer fue una revolución impresionante que tuvo la humanidad.

 

Hernán Salina: Esto de Malthus que vos planteas ¿sigue siendo realmente un sustento ideológico de concepciones dentro de la demografía?

GM: No, ha sido superado. La demografía y la biología demostraron que las mujeres tienen mejores condiciones de sobrevivencia que el sexo masculino, la esperanza de vida de las mujeres es 1 o 2 años mayor que la de los hombres actualmente.

 

HS: Sí, yo preguntaba porque estamos en una etapa de tanta regresión en tantos aspectos que no me extrañaría que reviva esa interpretación.

GM: Bueno, esa expresión estuvo vigente durante la ley del hijo único en China contemporánea, en 1974, hace muy pocos años.
China asustada por el crecimiento demográfico aplicó la ley del hijo único, aunque parezca mentira tiene mayoritariamente su población campesina –hablo de la República Popular de China- entonces empezaron aparecer abortos cuando la mujer quedaba embarazada del hijo único que podía tener. Si se detectaba que era femenina se producía un aborto y el aborto de feto femenino fue una cosa impresionante, porque en tren de elegir un hijo único se prefería el varón, no solo hubo abortos clandestinos sino también prácticas para seleccionar la detección precoz del sexo, y qué pasó, que después de aplicar por 20 años la ley del hijo único hubo un déficit en China de 40 millones de mujeres, faltaban 40 millones de mujeres en China, no había con quién casarse; como consecuencia salieron a buscar mujeres que fuera con una etnia compatible con la china y donde mayor oferta había de mujeres era en Filipinas. Pero resulta que los filipinos son considerados por la China una etnia inferior entonces no querían a las filipinas buscaban otras, fueron  a Vietnam pero en Vietnam -a consecuencia de la guerra- había un gran déficit poblacional y los vietnamitas no estaban dispuestos a exportar población femenina.
Esos son los costados oscuros de la demografía.

 

DM: En esos términos se habla de exportación de personas para poblar un país.

GM: Sí, por ejemplo en los países árabes se habla de exportación transitoria de mano de obra que reciben los países árabes, los países árabes importan mano de obra transitoria de Turquía y de los países súper poblados de Europa.

 

DM: Acá a algún Presidente se le ocurrió decir que quería que viniera determinado tipo de población porque faltaba gente de campo.

GM: Claro, exactamente.
Se está poniendo de modo lo que se llama la ‘exportación  transitoria’, tenemos un ejemplo reciente en Uruguay que fueron exportados transitoriamente esquiladores a España, para hacer la esquila en España que ya no hay más esquiladores, fueron hicieron el trabajo y volvieron.
Ello yo no lo veo tan mal si es algo especializado. Pero tendemos a los movimientos migratorios transitorios, yo los importo para una determinada actividad  específica, van pero vuelven, no van con ánimo de residir y tenemos que tener mucho cuidado porque el Uruguay es un  país de tránsito ahora que está casi conectado por tierra todo el Caribe atravesando Brasil y llegando al Uruguay, por eso encontramos ahora tantos dominicanos y tantos caribeños en el Uruguay. Porque la migración por tierra se ha facilitado muchísimo, entonces el Uruguay tiene que definir una política migratoria si es que quiere hacer.
Entonces han cambiado las condiciones geográficas y sehan  acentuado las diferencias demográficas en los países de América Latina y eso hace que la cuestión migratoria sea considerada en términos políticos, en términos científicos y en términos humanitarios.  Y de eso en el Uruguay no se habla, es una cosa silenciosa que pasa y que está pasando. Por eso el tema no es solamente académico, no es solamente demográfico es social y es político, porque en la medida que en el Uruguay envejece su población y su nivel de reemplazo con los jóvenes que nacen en Uruguay es insuficiente plantea una cuestión política, que los partidos políticos y las dirigencias políticas debería estudiar atentamente. Qué pasa si nosotros envejecemos nuestra población y no tenemos un nivel de reemplazo adecuado, tenemos programas de seguridad social deficitarios, como lo que está ocurriendo ya en las jubilaciones que perciben que se forma con el capital que aportan los activos, resultan insuficientes para financiar a los pasivos y los sistemas de capitalización resultan insuficientes, que está pasando ya en el Uruguay, una contracción progresiva pero muy dura del régimen jubilatorio.

 

HS: ¿Algo más que quieras decir Guillermo a modo de cierre digamos de este tema por hoy?

GM: Yo lo que digo es que si uno revisa la agenda política de todos los partidos, del gobierno y de todos los pensadores en el Senado, en la Cámara de Diputados, de los candidatos, el tema demográfico está ausente, no existe,.
No existe nadie que se preocupe del nivel de la mortalidad, de la mortalidad infantil, de la migración interna, de la migración internacional, qué país queremos para el futuro, con qué población, con qué perfil. No lo tenemos.
Entonces parece que esa es una cuestión absolutamente natural en la que la política no interviene. Siempre el Uruguay tuvo una política demográfica -implícita o no- y siempre el Uruguay fue un país de recepción migratoria, tuvo sus políticas migratorias muy específicas hasta 1960, después eso se abandonó y el país se pobló con migrantes, todos nosotros somos descendientes de migrantes -la mayoría- luego eso se abandonó, fue como un tema tabú que no se toca y yo creo que eso es una mala política para pensar el Uruguay del futuro. ¿Qué Uruguay, con  qué población, de dónde y cómo?
Creo que nosotros, humildemente, deberíamos hacer nuestro aporte para que reflexione sobre ese proceso porque el Uruguay envejece rápidamente por una cuestión progresiva de prolongación de la vida, porque tiene relativamente buenas condiciones de salud, pero tiene un nivel de reemplazo muy bajo, entonces ¿vamos a seguir con la migración clandestina, con dominicanos que vienen y viven clandestinamente en pensiones miserables en Montevideo o en cualquier parte? O vamos a establecer una definición de política, queremos que el Uruguay tenga un nivel de reemplazo aceptable adecuado a las futuras necesidades del Uruguay, que se piensa para dentro de 10 o 20 años. Y eso tenemos que estimularlo hablándolo públicamente como lo estamos haciendo ahora, tenemos que preguntarle al gobierno, a los gobernantes qué pensamos sobre ese tema.

 

HS: Queda el tema expuesto para seguirlo conversando contigo además Guillermo, muchas gracias por este contacto.

GM: Gracias a ustedes. Un abrazo para todos.