“PASAMOS LOS 130 MIL MUERTOS Y LA PREVISIÓN ES QUE TENDREMOS MUCHAS DESGRACIAS POR DELANTE”
Plínio de Arruda Sampaio Jr. (Brasil), 17 de setiembre de 2020.

La situación brasileña es grave y nuestro corresponsal en Sao Paulo, el economista,  docente y analista político Plinio de Arruda Sampaio Junior, detalló en su espacio en ‘Mañanas de Radio’ los distintos aspectos de la crisis que atraviesa el gigante sudamericano. “Aquí en Brasil desde todos los puntos de vista vamos bien mal. Pasamos los 130 mil muertos y caminamos para más mortandad”; además “tenemos el problema ambiental, incendios monumentales en el Pantanal” y “la política brasileña en una crisis” profunda, basta con mirar a Río de Janeiro donde “el alcalde de la ciudad de Río y el gobernador del Estado de Río, pasan por procesos de impeachment por corrupción explícita”, explicó. Transcribimos la nota que usted puede escuchar aquí:
https://archive.org/details/2020-09-17-plinio-de-arruda-sampaio-jr-brasil

María de los Ángeles Balparda: Bueno, aquí en este intento, que no queremos nunca dejar de lado, de comunicarnos con Plínio Arruda Sampaio Jr. que está en Brasil.
Buen día, Plínio.

Plínio de Arruda Sampaio Jr.: Bueno, buen día, también siempre un gusto hablar con ustedes.

MAB: Con muchos temas, siempre estamos por los mismos pero el asunto es que la situación allí en Brasil, desde el punto de vista de la salud y desde el punto de vista de la política merece atención.
¿Cómo marcha el tema del Covid-19?

PASJ: Mira, aquí en Brasil desde todos los puntos de vista vamos bien mal. Pasamos los 130 mil muertos y caminamos para más mortandad. La verdad es que la curva de muertos por Covid cae un poco, lo que no es malo, pero cae muy lentamente, entonces la previsión es que todavía tendremos muchas desgracias por delante.
Además de esto tenemos el problema ambiental, incendios monumentales en el Pantanal, incendios muy importantes amazónicos en la floresta del norte. Entonces, es una situación de crisis muy fuerte en el medio ambiente.
Y por fin la política brasileña siempre en una crisis monumental, la manera más concreta de verla es mirar a Río de Janeiro. Ahora estamos con el alcalde de la ciudad de Río y con el gobernador del Estado de Río, los dos sufriendo procesos de impeachment por corrupción explícita. Lo peor es que cada vez que la derecha entra, roba, pero la crisis resulta en uno más a la derecha y también ladrón.
Entonces, esto demuestra la grave crisis en que estamos y la ausencia de una alternativa de izquierda que dé alguna opción a la población que no sea más de lo mismo.

 

MAB: Por supuesto que esto va a acompañado por una situación política muy delicada también, que tiene como eje al presidente Bolsonaro, pero con mucho movimiento, con un capítulo abierto siempre que tiene que ver con la corrupción, la justicia y demás. Ayer, por lo que estábamos leyendo hoy, hoy mismo aparece Lula nuevamente en la palestra política por un video. ¿En qué circunstancias aparece ese video que se está conociendo de Lula?

PASJ: En verdad yo no vi ese video. ¿Qué dice?

 

MAB: En el video aparece él haciendo discurso político, donde habla a favor de los pobres, a favor de las minorías, critica al gobierno por el manejo que ha hecho de la pandemia, habla de economía, de política exterior. Lo que hay más sobre todo es si va a ser candidato o no, si esto es una especie de lanzamiento para que sea candidato

PASJ: No, yo creo que ustedes hablan de un video que hizo Lula el 7 de setiembre que es el día de la independencia que no hubo, pero de la independencia oficial brasileña.
En este video Lula hace una cosa que no es común que haga, se presenta oficialmente como pre candidato presidencial, lo que normalmente Lula siempre dice que no es candidato, siéndolo, pero dice que no es.
Esta vez no, él se presenta directamente como candidato y como la alternativa a Bolsonaro. El juego en el PT siempre es polarizar con Bolsonaro, porque juzga que es la mejor chance que tiene de ganar las elecciones. Es una apuesta muy complicada porque si pierde viene Bolsonaro y viene más fuerte, pero es en este contexto que tenemos que ver este video de Lula. Él se presenta como candidato y en realidad inaugura la campaña electoral que va a haber ahora, la municipal, que será en noviembre, entonces Lula ya se presenta como un eje para las elecciones del 2020 que viene en unos meses.

 

MAB: Claro, falta muy poco, en tiempos políticos es muy poco, no sé cuán claro puede estar el panorama.

PASJ: Mira, Ángeles, una elección muy difícil porque va a ocurrir en el medio de la crisis por la pandemia, entonces la gente, principalmente la izquierda va a tener mucha dificultad de ir a las calles, muchos de los grupos optaron por hacer sólo campaña por las redes sociales lo que es un riesgo porque es un terreno minado donde gana el que tiene más plata que no es el caso de la izquierda.
Entonces, yo creo que es una situación muy, muy complicada, desconocida, y desde mi punto de vista peligrosa para la izquierda, yo digo la izquierda como un todo, la contra el orden y esa izquierda que está involucrada dentro del orden por la izquierda.

 

MAB: Claro.
Mientras tanto sigue pasando todo esto de la corrupción, que bueno, hablábamos en una época del gobierno del PT, Lava Jato y demás, pero que también ha tomado para el lado de Bolsonaro obviamente y con fuerza. Por lo que leímos ayer estuvieron desde la Policía federal de Brasil, allanando las oficinas de un diputado que es jefe del bloque de gobierno de Bolsonaro Ricardo Barros, y en una investigación por presunta corrupción, por lavado de dinero, y toda la información viene de las Lava Jato.
La Lava Jato que se había cerrado, no sé si es que sigue abierta ahora.

PASJ: Aquí hay una pelea primero sobre la Lava Jato, hay un esfuerzo de los políticos convencionales -y esto incluye del PT hasta Bolsonaro- a drenar la Lava Jato.
La tendencia es que la Lava Jato vaya perdiendo fuerza. Los políticos, varios de ellos están en el gobierno de Bolsonaro, son corruptos que ya estaban en el gobierno de Lula y en el gobierno de Fernando Henrique. Son profesionales de la corrupción, sin los cuales es casi imposible, yo diría que es totalmente imposible gobernar en Brasil, porque el sistema político es corrupto.
Y la burguesía sabe esto, porque es la burguesía la que paga. Entonces, si el presidente no se maneja bien, no obedece lo que le conviene a la plutocracia brasileña, ellos entonces abren los procesos de corrupción.
El gobierno Bolsonaro sí tiene mucha vulnerabilidad y esto es utilizado para disciplinarlo y colocarlo en línea con lo que se exige de reformas liberales.

 

MAB: Claro, claro.
Bueno, Plínio, lo otro es la economía que siempre nos gusta preguntarte, los temas económicos cómo están, hubo un anuncio allí por parte del Ministerio de Economía, del equipo económico hablando de medidas económicas que se tomarían y allí hablan de congelar las pensiones, congelar la seguridad social. Y lo que dice el presidente Bolsonaro es que no, se enojó bastante parece, tal vez porque dijeron lo que iban a hacer y no querrá que se anuncie.

PASJ: Porque en realidad esta es una cosa importante para ver cómo está el debate en Brasil. Bolsonaro le dice públicamente a Guedes, yo no voy a sacar plata del pobre para darle al miserable, lo que es interesante.
Entonces, con esto él dice, yo voy a sacar pobres de los trabajadores con derechos, esto es lo que Bolsonaro le dice a Guedes. Pero el recado no es a Guedes, el recado es a la burguesía. Bolsonaro en realidad le está diciendo a la burguesía, si ustedes no me dejan gobernar como un tirano, tengo que gobernar con el Congreso, y para esto necesito un mínimo de voto. Si ustedes no me dan un poco de plata para que yo pueda hacer programas sociales mínimos, ¿entonces cómo voy a gobernar?
Lo que Bolsonaro dice es, yo necesito un mínimo de respiro, no necesito mucha plata pero alguna plata tengo que tener para poder hacer el clientelismo entre los pobres y los miserables que es la única manera que tienen ustedes, la plutocracia, de tener un gobierno con algo, digamos un ritual democrático mínimo.
Entonces, es interesante y es bien dramático lo que está pasando aquí, pero la burguesía mientras está insensible y no abre ninguna brecha al ajuste fiscal. Esta es la pelea en el momento en el piso superior de la burguesía brasileña.

 

MAB: Quedaba también un tema que te queríamos consultar porque lo estamos viendo en Brasil y en Argentina, que están planteando que muchas empresas grandes se están yendo del país. En Argentina son empresas chilenas –Falabella y Sodimac-; ahora la Sony en Brasil también dice que se va. Algunos le echan la culpa a la pandemia pero en algunos casos se habla de problemas económicos que vienen de antes.

PASJ: Estas decisiones son siempre estratégicas y no son tomadas de manera improvisada.
Yo creo que varias empresas vieron que la crisis del capitalismo es muy fuerte, que la crisis golpea a América Latina de manera particular y a Brasil de manera muy especial, muy dura.
Entonces tenemos una década de crisis por delante, y las empresas realojan sus recursos en función de esta visión.
Todos los organismos internacionales dicen explícitamente en sus reportes que la crisis es de larga duración. Entonces, una cosa es lo que uno escucha en los grandes medios, "no, es un tropezón, se cayó un poquito pero luego se levanta", y otra cosa es lo que ellos saben que es la crisis, es una crisis gravísima.

 

MAB: Sí, aquí por lo menos se usa mucho para tratar de demostrar que el gobierno argentino es desastroso, y entonces dicen que se van las empresas de Argentina, y después se van las de Brasil, pero como vos decís, se están relocalizando, van a donde más les conviene.

PASJ: Claro, se están relocalizando, los grandes medios hacen eso en Argentina para decir que el gobierno es malo, pero aquí en Brasil que el gobierno es todavía mucho peor dicen que no, que el gobierno es bueno, porque hace las reformas liberales.
Entonces esto es una hipocresía total, lo mejor que podría hacer la gente es no escuchar a los grandes medios porque deseducan. Que escuchen más a Radio Centenario.

 

MAB: ¡Muy bien!
Nos queda la visita de una de las figuras más importantes del gobierno de Estados Unidos que es Mike Pompeo que está a partir de hoy en América Latina y que anuncian como puntos altos su presencia en la frontera entre Brasil y Venezuela, entre Venezuela y Colombia.
Desde Brasil vos podés tener una lectura diferente; dice que vienen a combatir el coronavirus y la crisis económica... ¡Justo ellos!

PASJ: Sí, seguro que no, es un personaje siniestro.
En realidad, para que tengan una idea Ángeles, Bolsonaro conmemoró el Día de la Patria con la bandera americana. Parece broma, la gente puede pensar que es una broma pero no es. Estaba la bandera brasileña y la bandera americana.
Es una provocación barata de Trump contra Venezuela, tiene que ver con las elecciones americanas, el payaso que nos gobierna se presta a este tipo de servicio, pero en realidad es todo mediático, no va a pasar nada, Brasil no tiene la menor condición de movilizar ejército contra Argentina y los primeros que dirán esto al Presidente son los militares. Además ya lo dijeron varias veces, nosotros no vamos a guerra alguna.
Entonces, todo esto es propaganda.

 

Diego Martínez: Y tampoco Venezuela puede ser un lugar de destino de algunas fuerzas aliadas a Estados Unidos en Latinoamérica.

PASJ: Seguro que no, esto es propaganda, elección americana, manipulación de la opinión pública, un circo total.

 

MAB: Sí, con reuniones que se van a hacer en la misma frontera. Mike Pompeo reunido con gente del gobierno de Bolsonaro en la frontera, son situaciones realmente delicadas.

PASJ: Sí, sería mucho más útil que el gobierno brasileño se dedicara a apagar el fuego en la Amazonía y en el Pantanal.
El fuego en el Pantanal, para que tengan una idea, en los últimos 14 días consumió un territorio del porte de Haití. Esta es la magnitud de la crisis ambiental brasileña.

 

MAB: Y mejor sería que el gobierno de Estados Unidos se dedicara, por empezar, a cuidar la salud de los estadounidenses.

PASJ: Seguro que sí, no cuida ni de la salud ni de la economía. La verdad es que no hay solución, vivimos un capitalismo en crisis profunda y es importante que la gente empiece a pensar más allá del capitalismo. Y más allá del capitalismo es el socialismo.
Y esta es una cosa que la burguesía dice que no se puede discutir.
Entonces, si ellos dicen que no podemos discutir, vamos a discutirlo.

 

MAB: Gracias, Plínio, como siempre, nos reencontramos la semana próxima.

PASJ: Muy bien, muchas gracias a ustedes.
 Un saludo para todos ahí en Montevideo.