“LA DEFENSA DE LOS BOSQUES LA TIENEN QUE HACER LOS INDÍGENAS Y LOS TRABAJADORES”
Contacto con Plínio de Arruda Sampaio Jr. desde Brasil, 24 de setiembre de 2020.

Desde San Pablo, en su contacto semanal con CX36 el profesor y economista Plinio de Arruda Sampaio Jr. se refirió al sismo político que se vivió en Brasil con la visita de Mike Pompeo a la zona limítrofe con Venezuela. Plinio señaló que “es una ruptura en la historia de la tradición diplomática de Brasil” y explicó que la diplomacia brasilera tiene la lectura, que el imperialismo norteamericano es un riesgo para la soberanía de Brasil, entonces la política es: lo bueno es que los norteamericanos no se metan en Brasil, entonces tendremos una política de buena vecindad y subordinarnos a la política norteamericana”. Además se refirió al avance capitalista en la Amazonia y el Pantanal, que están destruyendo miles de hectáreas de bosques.
Transcribimos esta nota que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/2020-09-24-plinio-de-arruda-sampaio-jr-brasil

 

Diego Martínez: Recibimos con mucho gusto, nos trae calor aquí a la fresca Montevideo Plínio de Arruda Sampaio. ¿Cómo estás, Plínio? Buen día, bienvenido

Plínio de Arruda Sampaio Jr.: Buen día Diego, buen día Ángeles, Hernán y todos los oyentes de Radio Centenario, es siempre un gusto hablar con ustedes

DM: Bueno, el gusto también es nuestro, sin lugar a dudas.
Hablábamos antes de salir al aire que ha habido un gran sismo, en cambio, en una situación muy fuerte en cuanto a lo que ha sido la historia de la diplomacia brasileña de independencia, de tener su propia soberanía; y que esto, con la visita de Mike Pompeo a los límites con Venezuela donde participó el canciller, marca un antes y un después

PASJ: Sí, es una ruptura en la tradición de la diplomacia brasileña, iniciada por un gran diplomático del inicio del siglo XX que se llamaba "Barón de Río Branco".
La diplomacia brasileña tiene la siguiente lectura, que el imperialismo norteamericano es un riesgo para Brasil, para la soberanía de Brasil.
Entonces la política es, lo bueno es que los americanos no se metan en Brasil. Entonces nosotros tendremos una política de buena vecindad. Una buena política con los vecinos, no hacer líos con los vecinos y subordinarnos a la política norteamericana. De esta manera hacemos todo lo que quieren y no hacemos líos con los vecinos.
Bueno, cuando el gobierno Bolsonaro permite que Mike Pompeo venga a Roraima, que es en la frontera con Venezuela, para hacer provocación barata contra los venezolanos, a favor en realidad de las elecciones norteamericanas, bueno, Bolsonaro rompe con toda la tradición de la diplomacia brasileña.
Esto es coherente con lo que es el gobierno Bolsonaro, que es un gobierno de la derecha contra el orden, es una nueva derecha que viene y que desarticula todas las políticas brasileñas, incluso la política diplomática de relaciones exteriores de Brasil.
Esto es grave, la burguesía brasileña o representantes de la burguesía brasileña reaccionan mal, criticaron mucho la política de Bolsonaro, pero esto demuestra hasta dónde va Bolsonaro

DM: ¿Quiénes fueron los voceros de esa mirada desde la burguesía brasileña, empresarios o políticos?

PASJ: Políticos, los empresarios en Brasil hablan poco de política, en realidad se quedan calladitos y en movimiento sus peones.
Y el principal peón que tiene la burguesía hoy en la política brasileña, es el presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia. Y Rodrigo Maia fue muy, muy fuerte en el discurso para decir, mire, esto es una vergüenza total que permitan que venga aquí un americano a hacer provocación al vecino, esto contraría todo lo que Brasil tiene hecho en los últimos siglos.
Entonces esta fue la manifestación más contundente contra la venida de Mike Pompeo por la burguesía, claro que toda la izquierda pataleó y quedó muy enojada con esto

DM: Alguno podría especular con que este cambio de posición de Brasil, de quedar haciéndole un favor al gobierno de Estados Unidos, lo debilita incluso en su papel como el grande de Latinoamérica.

PASJ: Seguro que sí, Diego, porque la posición de Brasil es, yo soy el agente americano aquí y hago la política de mediación en América del Sur. Esta es la política tradicional de Brasil.
Cuando se subordinada de manera directa a los americanos, rebaja su fuerza. Pero para que tengan una idea, el 7 de septiembre fue el Día de la Patria de Brasil. Bolsonaro lo conmemoró con la bandera americana y brasileña. Es inusitado, yo no conozco ningún país  que conmemore el día, imagínate ustedes conmemorando el Día de la Patria de Uruguay con la bandera uruguaya y, qué sé yo, la española o americana.
O sea,es una cosa impensable.
Entonces, Bolsonaro se coloca explícitamente como un vasallo de los americanos, esto lo hace explícito. Porque si hay una virtud en Bolsonaro es que es un hombre, digamos, sincero, hace la cosa sin cosméticos

 

DM: Bien, acá en Uruguay, de un tiempo a esta parte, un poco por las políticas del Frente Amplio también cercanas a Estados Unidos, se ha rebajado esa mirada en contra del imperialismo. ¿En Brasil, además de estos voceros de la derecha, voceros del establishment burgués, ha habido voces populares realmente que hayan salido a poner esto en cuestión?

PASJ: No, no ha habido pero es mucho por el contexto en que estamos viviendo de la pandemia donde no hay manifestaciones de calle. Y el control de los medios sobre la opinión pública es total. Entonces, esto no ha habido.
Pero seguro que hay un sentimiento antiimperialista latente en la clase obrera brasileña

 

Hernán Salina: Plínio, yendo a lo que pasó, todos los presidentes han hablado ante Naciones Unidas en estos días de forma virtual ¿verdad? Habló del medio ambiente Bolsonaro y hay voces críticas a lo que dijo, incluso estaba leyendo que el ministro Roberto Barroso del Supremo Tribunal Federal, se refirió a los problemas ambientales del país y que no se está mirando la gravedad real.
¿La Justicia incluso puede meter mano en estos temas de lo que está pasando con el medio ambiente, que son muy graves en Brasil con el Amazonas, etc. que hemos hablado? Y del cual Bolsonaro echó la culpa a los indios y a los trabajadores rurales, a los campesinos

PASJ: Bueno, vamos por partes, Hernán.
Primero, acaba de salir una noticia que en los en los incendios en el Pantanal 75% de los puntos de incendio son de grandes haciendas. Pero no son en el lugar donde está cultivado, es en la floresta vecina de las grandes haciendas.
Entonces, por detrás de los incendios hay en realidad la necesidad del capital de derrumbar la floresta para abrir camino al agronegocio. Esto es clarísimo.
Cuando Bolsonaro dice, no, la culpa es de los indios, es de los pequeños productores, esto es una mentira total, todos aquí en Brasil saben que es mentira y el propio Bolsonaro sabe que esto es mentira. Entonces esta es la primera cosa.
La segunda es que Bolsonaro tiene la mentira como, digamos, su manera de hablar, él no tiene la mejor condición de entrar en la realidad, que la realidad es fea. Él vino para administrar la barbarie.
Entonces, él tiene que negar todos los problemas y es esto lo que él hizo de manera muy clara allí en la asamblea de la ONU

 

HS: ¿Y lo de la Justicia que te decía, puede incidir en algo?

PASJ: Mira, Hernán, en Brasil estamos asistiendo a una judicialización de la política, o sea, la Justicia se mete en todo.
Pero esto no resuelve nada, porque lo que pasa es que junto a este proceso ocurre el correlato que es la politización de la Justicia. Y, combinando los 2, una crisis institucional monumental que no termina nunca.
Entonces, es posible pero muy poco probable porque en realidad la quema de la floresta (los bosques) no es una política de Bolsonaro. Bolsonaro apenas la profundizó, la aceleró  y la colocó en otra calidad, sin control y esto asusta un poco a la gente. Pero la realidad es que hay mucha hipocresía de la burguesía brasileña e internacional en esto. Porque en la nueva posición que cabe a Brasil en la División Internacional del Trabajo, el frente de expansión del capitalismo es el Pantanal, el Cerrado y la Amazonia. Entonces, para esto hay que derrumbar la floresta y preparar el terreno para que el capital entre.
Esto es lo que hace Bolsonaro, entonces, cuando vienen, por ejemplo, los europeos y Macron y critica a Brasil, en una hipocresía muy fuerte porque el 1% más rico de la población mundial hace una emisión de carbono equivalente a los 50% más pobres del mundo.
Entonces, ellos piden que hagamos la liberalización de la economía, que nos especialicemos, pero después dicen, pero no pueden derrumbar la floresta. Lo mismo pasa con la burguesía brasileña, los que reclaman de Bolsonaro en realidad están interesados en esto.
Resumo de la ópera, Hernán, no hay solución dentro del mundo del capital, la defensa de la floresta la tienen que hacer los indígenas y la tienen que hacer los trabajadores

 

HS: Una última, Plínio, por lo menos de mi parte, te cambió de tema, acá en Uruguay, no sé si sabés, estamos rumbo a un fin de semana con Elecciones Municipales, a las Intendencias y a los Municipios locales dentro de las ciudades.
Estaba leyendo de Brasil rumbo a las elecciones que tienen en los próximos meses, podés recordarnos la fecha, que el PT se quedó sin aliados en buena parte de las ciudades más grandes, no consiguió hacer alianzas. ¿Esto de qué habla respecto a la situación del PT?

PASJ: Mira, en realidad hay una fragmentación en la política brasileña, la derecha está fragmentada, la ultraderecha y la izquierda también ¿no? La burguesía operó de manera muy fuerte para aislar al PT, y el propio PT con su política muy prepotente, refuerza este aislamiento.
Entonces el PT entra debilitado en varias capitales, por ejemplo en San Pablo que siempre fue un reducto muy fuerte del PT.
Pero esto, digamos, cuando tomas el cuadro como un todo, la verdad es que la derecha está en ofensiva y la izquierda del orden está reculando de manera muy clara.
Entonces, tenemos un electorado que sería 55 o 60 % de derecha en el momento, y esto es previsible porque la izquierda del orden tiene un discurso que es anacrónico, que es "vamos a volver al pasado" y esto no siempre tiene fuerza en parte importante del electorado.
De cualquier manera es una situación muy inestable y hay que ver lo que pasa en estos 2 meses. Mi opinión es que es una elección muy controlada por la burguesía y los resultados serán bien a la derecha

 

DM: Muy bien, Plínio, completo el informe hoy, te agradecemos mucho.

PASJ: Soy yo que agradezco, saludo a todos y hasta el jueves que viene.