“QUINTELA ESTARÍA ACOMPAÑÁNDOME A VER PARLAMENTARIOS PARA QUE ENTIENDAN LA IMPORTANCIA DEL PRESUPUESTO UNIVERSITARIO”
Contacto con la Dra. Graciela Ubach, 1 de octubre de 2020

La Dra. Graciela Ubach, directora del Hospital de Clínicas conversó en la mañana de la 36 sobre el Hospital en el marco de las celebraciones del Día del Patrimonio, que este año homenajea al Dr. Manuel Quintela.  El Dr. Manuel Quinetla fue médico, otorrinolaringólogo, dos veces Decano de la Facultad de Medicina, también fue político, participó en la revolución del Quebracho y fue Diputado nacional. Su formación lo hizo ser una figura clave en la medicina actual del Uruguay.  Ubach relacionó este justo homenaje a la necesidad de mantener su legado, para lo cual se requieren recursos económicos que vienen faltando desde hace buen tiempo. “Si Don Quintela estuviera vivo me estaría agarrando del brazo y acompañándome a todas estas entrevistas con los parlamentarios para ayudar a entender la importancia del presupuesto universitario”, señaló. Transcribimos la nota que puede escuchar aquí:
https://archive.org/details/2020-10-01-graciela-ubach-directora-h.-de-clinicas

 

María de los Ángeles Balparda: Nosotros vamos a estar conversando con la doctora Graciela Ubach, directora del Hospital de Clínicas, por supuesto por el Hospital, por el Presupuesto y por supuesto porque este fin de semana es el Día del Patrimonio y está dedicado al Doctor Manuel Quintela, que es el nombre que tiene el Hospital de Clínicas.
Y la verdad que uno leyendo sobre el tema ‘Doctor Manuel Quintela’ se da cuenta de cuanto hay en nuestra historia que conocemos y difundimos poco, como el propio Dr. Quintela, quién fue, cuál fue su papel.
Un hombre que fue médico, pero que también se metió en la política y que participó en lo que fue la Revolución del Quebracho en 1886, para derrocar a Máximo Santos, perdieron y la otra cosa por la que hay conocer la historia, porque parece que la historia fuera un número de victorias.
Entonces los que le ganaron a ellos tenían orden expresa de fusilar a los rebeldes, entre los rebeldes estaba Quintela, que era estudiante en ese momento. Pero después le dieron amnistía y se salvaron en ‘el anca de un piojo’, después fue Diputado, fue político, pero fue un Médico muy destacado.
Y queremos hablar también con la doctora Ubach, además, porque fue de los primeros otorrinolaringólogos en Uruguay, fue el primer Docente en esa especialidad. Atendía a todo el mundo, pobre, rico no importaba, en esa época estábamos lejos de lo que es esta situación que tenemos hoy, había otras carencias; se encargó en forma honoraria justamente de la Policlínica de Otorrinolaringología del Hospital Maciel y después le dieron un servicio con Sala de Operaciones, pero después de un tiempo, como 3 años después.

Diego Martínez: El otro día cuando se hizo el lanzamiento del Día de Patrimonio, que se hizo en la Facultad de Medicina, lo que resaltó el Decano fue esa mirada sobre la formación que tenía Manuel Quintela, que lo hizo ser claramente una de las figuras claves en la Medicina actual en el Uruguay. Por eso también creo que vale la pena tener una mirada de Ubach sobre la importancia de que hoy se esté reivindicando, en este Día del Patrimonio, alguien de la ciencia como Manuel Quintela.

 

MAB: Justo en el año en que hemos hablado más de la Ciencia que en toda la vida, por el Covid, por los descubrimientos, por los avances, se descubrió en Uruguay que había científicos y que había gente que estudiaba.

DM: Y tenemos el contacto con Graciela Ubach.
Doctora bienvenida a los micrófonos de Radio Centenario, buen día.

Graciela Ubach: Gracias. Buen día, muy amables.

 

DM: Lo primero que queríamos conocer es su opinión respecto a que fuera el Doctor Manuel Quintela destacado para este Día del Patrimonio, las razones por la que usted entiende que es justo este homenaje.

GU: En realidad es muy justo.
Yo considero que es muy justo porque el Doctor Manuel Quintela además de haber sido dos veces Decano de la Facultad y tener una vida multifacética, era una persona con muchas inquietudes, con mucho quehacer, con muchas organizaciones que postuló y que todavía están en existencia. Fue uno de los primeros para pensar la necesidad de mejorar la formación del personal de la Salud, que tenía sus limitaciones en los Hospitales de Caridad.
Por ejemplo, nosotros siempre recordamos que a los profesionales médicos varones no se les permitía por razones religiosas y culturales de la época atender en los Pabellones de Mujeres, lo cual era una cuestión bastante limitante del punto de vista de su formación. El Doctor Manuel Quintela tuvo esa visión, la necesidad de mejorar la formación, la necesidad de tener un Hospital universitario donde se concentraran todas las Clínicas para tener una bordaje multidisciplinario, para que los pacientes fueran atendidos integralmente con la presencia de todas esas especialidades, de manera que esto no se convirtiera en una suerte de vía crucis, primero ve a uno, después le pide la consulta al otro, después al otro y al otro.
Eso es una forma de atención  horrorosa y Manuel Quintela se imaginó para la formación el trabajo en equipo con el personal de Salud, no solo médico sino también enfermeros técnicos y además este trabajo en equipo, en ateneo, valorar a la paciente o al paciente de manera integral y haciéndole el recorrido más corto para llegar a un plan diagnóstico, decir pensamos esto, vamos hacerle tal y cuales exámenes. Todas esas posibilidades están en el Hospital universitario y después establecer de acuerdo a los resultados clínicos y de paraclínica el tratamiento más adecuado a esa situación peculiar, particular, de cada persona.

 

DM: ¿Por qué le parece a usted que se estableció en este momento este homenaje?

GU: Y sí, el tema del personal de salud y su papel en la pandemia ha sido maravilloso, yo digo que también podríamos incluir el papel de los maestros y de los profesores que contra viento y marea, en condiciones bien difíciles, se han mantenido conectados a los niños, a los jóvenes para que en esta situación de pandemia siguieran  aprendiendo, no  se desconectaran del sistema educativo.
En el sistema de Salud también hemos hecho un esfuerzo muy importante para mantenernos, que tiene que ver con nuestra vocación de servicio, pero es que en estos momentos justamente de crisis, de pandemia, es cuando ve uno si se reafirma o no esa vocación de servicio y yo creo que hemos cumplido con honor la primera parte de los trabajadores de la Salud, que han enfrentado directamente la atención a las personas, cumpliendo con protocolos muy exigentes, superando miedos porque a todos esto nos plantea miedos. Sin embargo por nuestra vocación el tema de superar esos miedos era fundamental, cumplir con los cuidados, cuidar a los demás pero seguir atendiendo, es así y es el tema de la Salud que siempre ha sido una cuestión muy importante para el país. Yo les decía, ‘fíjese, el Doctor Manuel Quintela es un personaje de raíces blancas’, pero a mí me gusta recordar que en el Parlamento quien presentó la propuesta de que el Hospital pasara a ser universitario fue el presidente colorado Luis Batlle Berres y esto es importante porque estas son posturas del país, del desarrollo del país, cosas muy importantes donde todos nos podemos juntar con determinados elementos de confluencia, de sentires, de pasiones y de necesidades para cubrir esas necesidades, sin que nuestras posturas de otro tipo puedan convertirse en una traba.  

 

DM: Doctora, en este momento donde usted resalta el papel que cumplen los médicos y la ciencia en general, donde el Doctor Manuel Quintela es homenajeado también un poco por las circunstancias que nos están rodeando, está arriba de la mesa también el debate presupuestal.

GU: Exactamente.

 

DM: Como mira usted por un lado el homenaje, por un lado la reivindicación de la  tarea, la valorización del esfuerzo que se realiza por parte de los actores científicos y por otro lado esa necesidad de tener que trillar cuanto despacho hay para que se fije darle presupuesto a la Universidad y al Hospital de Clínicas. ¿Cómo pueden unirse esas dos cosas?

GU: Es muy raro sí.
Nosotros estamos abocados a armar todo este Día del Patrimonio, vamos a hacer una presentación como un museo con una cantidad de artefactos e instrumentos de determinados profesores, maquinarias y cosas que se usaron, de fotos desde la construcción del Hospital. Vamos a hacer un video, obviamente no podemos hacer un recorrido presencial por dentro del Hospital con las personas para mostrar el funcionamiento y todo lo que aporta el Hospital que es fabuloso.
A la vez, estamos en un trabajo muy intenso visitando representantes nacionales, Senadores y Diputados, porque justamente el sueño de Quintela está vivo y tiene que seguir desarrollándose y para eso se necesita más presupuesto.
El otro día me preguntaron, si Don Quintela estuviera vivo qué le parece que estuviera haciendo, y estoy segura que me estaría agarrando del brazo y acompañándome a todas estas entrevistas con los parlamentarios para ayudar a entender la importancia del presupuesto universitario, del desarrollo de la Ciencia, del desarrollo de la Cultura y del Hospital Universitario, que cumple un papel fenomenal en el Sistema Nacional Integrado de Salud.
Y bueno, yo trato de hacerle honor a ese sueño, todos los trabajadores del Hospital empecinadamente vamos, presentamos los resultados, presentamos todas las obras que hicimos, conversamos para qué queremos y nos dicen, entonces si no viene la plata, entonces cuando se vote el presupuesto y no haya un aumento, nos sentaremos a pensar con mucha tristeza si es que no viene ninguna clase de aumento, cómo ajustamos las cosas para poder seguir brindando atención de calidad. Eso es lo primero.
Y Formación de calidad. E Investigación de calidad.
Fíjese que en el medio de la pandemia en el Hospital en la semana académica que estamos transitando, se presentaron 91 trabajos novedosos de investigación, un trabajo de ética de la investigación los avaló, los revisó, se hicieron las premiaciones en el día de ayer. O sea que este Hospital no se para, por qué, porque es nuestra razón de ser y el ser universitario implica eso, implica formar recursos de todo tipo, porque pasan  cerca de10.000 estudiantes por el Hospital Universitario de todas las carreras, del área de la Salud y de otras áreas también. Además la Investigación, además la Extensión y además la Coordinación con otros servicios del Sistema Nacional Integrado que a nosotros nos llenan de orgullo, de tranquilidad, porque sabemos que hay que trabajar así, coordinadamente, para racionalizar el uso de los recursos, para ajustar, para que no haya derroches innecesarios cuando de pronto quedan otras áreas sin cubrir, entonces esa mejora de la cuestión de los recursos es un norte para nosotros.
Cuando hablamos de la re-funcionalización del Hospital decimos eso, no es solo una tarea de mejorar su planta física, es de mejorar su organización, de mejorar la utilización de los recursos, de coordinarnos mejor con otros Hospitales, con otros efectores, de producir más, innovar en la enseñanza, esto de la pandemia nos ha obligado a innovar una cantidad de cosas porque imagínense todo lo presencial, todo lo que estaba muy restringido, se han instalado en el Hospital una cantidad de laboratorios de simulación, donde se practican varias veces para desarrollar destrezas y posibilidades; el reflejo cerebro-mano para hacer cosas virtualmente. Entonces vienen los alumnos y con unos equipos impresionantes, prueban, prueban y prueban para adquirir las destrezas que después cuando las vayan a emplear en una persona ya estén bien capacitados, bien entrenados, ese es el sueño de Quintela.
Nosotros tenemos que hacerle honor a Quintela siguiendo trabajando y por supuesto en este momento hemos colaborado enormemente con la pandemia, con una cantidad de producción de exámenes de detección y debo decir que ya vamos en la cuarta línea de protocolos, que por supuesto nosotros los hacemos, los revisamos, de acuerdo a las medidas, la situación epidemiológica y que eso se expande para el resto de las instituciones, porque esa es la razón de ser del Hospital.

 

MAB: Exacto y eso implicó más gastos ¿no Doctora?

GU: Pero por supuesto, usted vio que en la pandemia se produjo un aumento de los precios de una forma horrible. Especulación pura y dura. Entonces yo pongo el ejemplo, los tapabocas simples salían $0.68, menos de $1, los llegamos a pagar $60, ahora estamos comprando algunos a $20, otros a $15, nos pusimos a producir tapabocas en el Costurero del Hospital como otro servicio, nos ayudaron las Damas Rosadas, nos ayudaron gente voluntaria, que nosotros compramos la tela, los cortábamos, la gente los llevaba, los hacía, nosotros los distribuíamos, fue un trabajo tan maravilloso, tan comprometido con el país que yo estoy muy orgullosa de trabajar acá. Y todo eso honra a Manuel Quintela, honra el sueño de Manuel Quintela, pero es un sueño que no se puede parar.
Para que no se pare necesitamos un presupuesto apropiado para la Universidad, que esto de la pandemia ha dispuesto una cantidad enorme de millones de pesos de sus planes ya establecidos para recursos humanos y para la Facultad de Ciencias, para la Facultad de Química, para nosotros mismos, para colaborar con el Pasteur, para el Instituto de Higiene, ustedes se dan cuenta.

 

MAB: Y no se ha hablado de eso, se nombra otras instituciones que está bien que se las nombre por cierto, pero el papel del Hospital de Clínicas en todo esto no se ha mencionado en la misma medida.

GU: No. Se menciona poco. Yo no sé por qué pero nosotros lo hemos expresado, hemos mandado toda la información pero a veces, yo no me explico por qué es…

 

MAB: Se cuenta como que está, es seguro, el Hospital está…

GU: El Hospital está y es potente. La gente ya está comenzando obviamente hemos retomado con más actividades presenciales con todos los cuidados pertinentes, imagínense que nosotros hasta ahora no hemos tenido un solo foco en el Hospital universitario, ni un solo foco.

 

DM: Doctora, en algún momento de la lucha presupuestal se logró que una parte de los subsidios que recibía la fabricación de cerveza o el envasado de cerveza fuera destinada al Hospital de Clínicas.

GU: Es verdad.

 

DM: Eso en definitiva se va a cambiar, va a significar una pérdida o por lo menos una pérdida de garantías para los recursos que el Hospital tiene predestinado, ¿cómo se analiza eso?

GU: Yo espero que no se corte, esto fue establecido por Ley, ya hace 2 años que lo hemos recibido, son $74.000.000 que nos han venido de maravilla para terminar y encarar algunas obras muy importantes en el Hospital. Una de ellas es lo que tiene que ver con la atención ambulatoria, que en noviembre de este año se inauguraría una primera parte muy  importante, hemos hecho otras obras de recuperación del Hospital, algunas de ellas con el MTOP.

 

DM: Sí con la División Arquitectura.

GU: Exactamente, obras excelentes, que eran necesarias, que tenían que ver con el funcionamiento del Hospital como es la recuperación de su sala de máquinas, como es la ampliación del CTI, entonces el Hospital sigue funcionando.

 

DM: La zona del lavado de la ropa también.

GU: Hemos cambiado toda la parte de lavadero y le digo, una obra enorme con la participación de los trabajadores porque eran los que decían qué se hacía en cada parte del proceso, cómo tenían que estar las máquinas, qué va primero, qué va segundo y eso hizo, ese compromiso, esa cosa tan alegre y tan productiva que se generó, ni un solo día se dejó de lavar la ropa ni aun estando en obra y que se lavan miles de kilos de ropa por día.
La verdad que yo solo tengo frases de agradecimiento, de alegría por cómo se ha trabajado en el Hospital, todos los funcionarios, de todos los sectores, de la División Enfermería, de nuestra Imprenta, del Lavadero, del Costurero, de todas las áreas de gestión pura y dura como yo digo sin recursos materiales, alertos a las compras, a que no se cayeran los stock, a las negociaciones y con un cuidado también en lo económico financiero en esta situación de mucha reflexión y de muchos precios absolutamente, eso no se paró en la pandemia, la especulación no se paró.  

 

DM: Pero con respecto a la determinación de que pasen a recibir esos recursos desde Rentas Generales y no desde esta exoneración de la cerveza, ¿cree que genere alguna duda, alguna desconfianza sobre si están dadas las garantías para que eso permanezca?

GU: Bueno yo espero que sí, está incluido en el presupuesto con un destino específico, por supuesto la Universidad siempre respeta estas cuestiones, espero que se mantenga porque para nosotros ha sido primordial, ha sido sensacional, entonces que se mantenga verdad.
La otra cosa es que nosotros hemos hecho, otros pedidos que están incluidos en el pedido de la Universidad de la República que también ya le digo, ha aportado una cantidad enorme de millones de pesos para aportar a la ciudadanía, como corresponde a una Universidad pública en estos momentos de crisis, por algunas cosas, todo el trabajo de descentralización, todo el trabajo maravilloso que está haciendo la Universidad desde miles de muchachos que se van a formar en el interior sin desarraigo, eso es una cosa que merece atención y merece expansión, soporte, es el desarrollo del país, yo a veces me conmuevo con estas cosas porque la verdad...
Así que ya le digo, estamos en este homenaje, el Doctor Manuel Quintela tuvo un sueño para la mejoría de la formación de los Recursos Humanos para la Salud que es calidad para la atención de las personas y nosotros nos consideramos constructores, seguimos siendo constructores de este sueño, seguimos adelante con esto, con mucho tesón, con mucha alegría porque nos honra ser ciudadanos de este país y universitarios.

 

MAB: Claro. Doctora, la lucha por el presupuesto ¿qué jalones tendrá de aquí en adelante? ¿Qué tienen previsto ustedes? Pensando en esa imagen que nos daba muy gráfica de que el Doctor Manuel Quintela estaría acompañándola del brazo a la lucha por el Presupuesto. ¿Qué viene ahora? ¿Con quién hay que hablar?

GU: Yo he hecho una cantidad de visitas a una cantidad de Diputados, empezamos con algunos Senadores, tenemos solicitadas varias entrevistas con otros Senadores de todas las bancadas, porque tenemos entendido que esto es una responsabilidad del país y que acá hay que hacerlo con ese criterio de necesidad del país, que debe acompañar las soluciones presupuestales para la Universidad, así que seguiremos con alegría y con tenacidad, no hay otra.

 

MAB: Doctora, nos pregunta un oyente -que nos pide que no digamos su nombre y por supuesto se lo vamos a respetar- es una madre que quiere hacer como una especie de propuesta, de reflexión a los académicos y refiere al instituto que trata el tema del VIH, dice: “el Instituto del Clínicas donde se trata enfermos del VIH”, por lo que ella describe en su mensaje habla de la necesidad de “tener un criterio de apoyo, habla de la Asociación ASEPO”, que seguramente me imagino yo es de los usuarios.

GU: Sí.
Nosotros con todos los pacientes, sobre todo de algunas de estas patologías crónicas  y que movilizan mucho a las personas, a las familias, si pretendemos tener un programa con un abordaje integral, con apoyo sicológico, preocuparnos por el seguimiento, preocuparnos por el tratamiento. Ahora no hay dificultad en ese sentido y también apoyar a la familia en la comprensión del tema, porque hay veces que en estas enfermedades crónicas uno a veces no ve avances, los avances que quisiera, pero es que hay limitaciones del punto de vista de los avances científicos al respecto.
Yo lo que les aconsejo, tenemos una línea muy  fuerte de comunicación con la gente, de atención al usuario, cualquier sugerencia de mejora que nos la haga llegar nosotros la consideramos y la hablamos con el programa respectivo porque es así, para mejorar a nosotros nos sirve que nos hagan sugerencias de mejoras, de cosas que se consideran que de repente uno no lo consideró no lo tuvo en cuenta y una de estas medidas, de estos consejos nos viene bien para valorar la situación y tratar de superar las cosas que no estén del todo bien.
Así que no se contengan, que vengan y nos digan esto nos parece mal o me parece que se podría arreglar de tal forma y eso lo agradecemos.

 

DM: Doctora, muchísimas gracias por estos minutos en contacto con la radio, esperamos más adelante inclusive cuando prosiga el debate poderla tener aquí en el estudio y conversar más profundamente sobre la importancia de esos recursos que el Hospital pide, tiene para la atención, o sea, no se piden recursos solamente para aumentar los salarios de los funcionarios, cosa que también estarían más que justificados, sino también por una  razón de plan, cuál es la idea que se tiene con respecto a la atención en el Hospital.

GU: Exactamente.

 

DM: ¿Y hay una deuda además de ASSE?

GU: Sí, tenemos una deuda de lo que trabajamos el año pasado en base a un convenio que estamos transitando con cierta dificultad y es mucho dinero.

 

DM: ¿No la reconoce ASSE o no la puede pagar?

GU: No, en realidad es el Ministerio de Economía y Finanzas que tiene que abrir los créditos y trasladarlo a través de ASSE para nosotros.
Hemos hechos innumerables reuniones y en esto que hablamos también con representantes nacionales, hemos explicitado esta situación que nos acucia y esperamos que esto sea resuelto a la brevedad, porque ese dinero lo tenemos que ejecutar el 31 de diciembre.

DM: ¿Cuál es el monto?

GU: Son casi $126.000.000 que tienen que ver con compra de insumos del Hospital, que son compras que cubren aproximadamente dos meses de los gastos de funcionamiento del Hospital. Es muy importante la partida que nos falta.

 

DM: O sea que noviembre y diciembre solo estarían garantizados si se recibe esa plata.

GU: Exactamente. Y ahora por qué, porque usted sabe que si los proveedores otean que puede haber alguna dificultad en el cobro, los precios cambian. Los precios cambian en peor, va a ser más caro, entonces es un círculo vicioso que nosotros recibiendo el dinero vamos a cortar y componer un círculo virtuoso de mejor manejo económico financiero de la institución, más eficiencia, porque son cosas que necesitamos para mejorar la atención, la investigación, la formación, o sea, no son cosas que sean cuestiones menores, son cosas muy importantes para el Hospital.

 

DM: Doctora, le agradecemos nuevamente este contacto y como le decíamos probablemente más adelante podamos tenerla aquí en el estudio para seguir conversando sobre este Hospital. Un abrazo grande y gracias.

GU: Un abrazo y es un gusto.