APOYO A ISRAEL “DEJA MUY MAL PARADO A URUGUAY A NIVEL INTERNACIONAL, ES POCO SERIO DESDE TODO PUNTO DE VISTA”
Profesor Alejandro Hamed Franco; 6 de octubre de 2020.

El profesor Alejandro Hamed Franco analizó en 'Mañanas de Radio' el acuerdo entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos, que la Cancillería uruguaya definió como "histórico" porque ‘puede promover la paz y la seguridad en Oriente Medio’.  Hamed Franco destacó que este acuerdo es un retroceso para el pueblo palestino, porque no se atiene a los Acuerdos de Oslo que Isarel se comprometió a cumplir y que incluía el retiro de los territorios ocupados. En ese marco, se le consultó sobre la decisión del Consejo Económico y Social de Naciones Unidas de reafirmar que la ocupación israelí sigue siendo un grave obstáculo para los derechos de mujeres y niñas palestinas; y Uruguay votó a favor de esa resolución. Esto trajo consecuencias, pues el canciller Francisco Bustillo, relevó de su cargo al Director General de Asuntos Políticos, Pablo Sader y en su lugar fue nombrado como Director interino el actual Jefe de Gabinete, Fernando Miguel López Fabregat. "Esto es un sometimiento total" del gobierno uruguayo a Estados Unidos -opinó Hamed Franco- que "lo deja muy mal parado" teniendo en cuenta además que "el Consejo cuenta con 54 miembros y sólo 3 votaron en contra: EEUU, Canadá y Australia". Transcribimos la nota que puede escuchar aquí:
https://archive.org/details/2020-10-06-prof.-alejandro-hamed-franco

 

María de los Ángeles Balparda: Con el gusto de darle la bienvenida en este espacio al profesor Alejandro Hamed Franco, que hace tiempo que no conversamos con él y al que siempre recurrimos para conversar acerca de los temas que ya vamos a presentar.
¿Cómo le va profesor?

Alejandro Hamed Franco: Lo más bien, Ángeles. ¿Cómo está usted?

 

MAB: Muy bien, contentos de recibirlo y de poder tener su opinión sobre temas que son muy importantes, que son centrales en el panorama internacional y que precisamos su mirada.
Para empezar, este acuerdo que se firmó hace muy poco, hace algunas semanas, un acuerdo entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos, bueno, que marca un antes y un después en toda la temática que hace a las relaciones en el Medio Oriente ¿no?

AHF: Hay un cambio indudablemente, yo diría que es una jugada de elección interna del señor Trump, porque lo está presentando en su campaña política como un gran éxito logrado. Y seguro, dentro de la política que Israel viene persiguiendo desde hace años de normalizar sus relaciones con los países árabes, está este paso que indudablemente es importante dentro de ese contexto, pero no resuelve nada porque los problemas creados al pueblo palestino están ahí subyacentes ¿no?
La amenaza de anexar su territorio, por ejemplo, la reciente resolución de naciones Unidas del maltrato que reciben niños y mujeres en Palestina, en los territorios ocupados, y la realidad de que no hay un deseo sincero de solucionar el problema palestino con la creación de los Estados, ya de alguna manera esbozado en los acuerdos de Oslo, manifiesta que la situación no ha cambiado nada absolutamente.
Pero como digo, se presenta como un hecho positivo de la política del señor Trump

 

MAB: ¿Israel qué acuerdos tenía en la región, con países árabes?

AHF: Ningún acuerdo

 

MAB: Ninguno

AHF: No.
Aquí ha habido un cambio indudablemente en la posición de Arabia Saudita, que es el país que gravita sobre estos otros pequeños Estados, de alguna manera la influencia que ellos ejercen es importante.
El acuerdo con Arabia Saudita se hizo ya de antemano, acuérdese, la compra de armas de Arabia Saudita, el apoyo de Estados Unidos a Arabia Saudita por el conflicto en Yemen, y esta política conservadora que desarrolla en toda la región Arabia Saudita indudablemente

 

Diego Martínez: ¿La influencia de Arabia Saudita es sobre quiénes básicamente, ese liderazgo que ejerce?

AHF: Los pequeños estados de la zona como Omán, Emiratos Árabes Unidos, Bahrein que son pequeños Estados petroleros y forman parte de un conglomerado de Estados en la región que gravitan en la órbita de Arabia Saudita.
Y es más, Arabia Saudita también ejerce influencia en la Liga Árabe. Generalmente la Liga Árabe es un instrumento más bien de los países digamos contestatarios, fundamentalmente de Egipto que durante muchos años siempre ejerció, o casi siempre, la Secretaría de la Liga Árabe.
Pues bien, ahora Arabia Saudita ha gravitado enormemente ahí en esa liga también, entonces el mundo árabe se presentó un poco desarmado, desunido frente al problema principal que es el problema palestino

 

DM: ¿Y en relación con los países también del mismo origen, cómo se lleva con otros dos grandes en cuanto a su influencia y en cuanto a su poderío, Irán y Turquía?

AHF: Y con Irán evidentemente hay un enfrentamiento (...)
Pero se dan casos curiosos, por ejemplo, Qatar que es otro pequeño Estado, no está dentro de este contexto y hay una posición de rebeldía frente a la hegemonía de Arabia Saudita, a tal punto que hay una especie de alianza táctica entre Qatar e Irán, por ejemplo, para dar una idea, porque Qatar quedó aislado por decisión de Arabia Saudita en sus límites aéreos. El movimiento aéreo quedó bastante restringido, todo eso se encamina ahora a través de Irán.
Irán es la otra potencia regional, digamos así, que lucha por el liderazgo de toda esa región, ahí se encuentra con Arabia Saudita indudablemente.
El otro problema fundamental va también en el factor religioso, Arabia Saudita evidentemente es el centro mundial del islamismo sunita, mientras que Irán representa la disidencia del Islam que es el islamismo chiita.
Y por lo tanto hay cierta discrepancia, además de una posición, llamémosla así, progresista de Irán con respecto a los problemas mundiales, regionales en primer lugar y mundiales después. Estamos viendo que Irán, por ejemplo, enfrenta la ira de Estados Unidos por ayudar a Venezuela a enviar petróleo que necesita el país venezolano.
Eso despierta ira, desde luego, de Estados Unidos y ejerce todo tipo de presiones sobre Irán para llevarlo de vuelta a su zona de control. Irán era, antes de la Revolución Islámica, el centro fundamental del poderío norteamericano en la región, con el sha Reza Pahleví desempeñaban un rol importante en aquella época de la Guerra Fría en la creación de bases militares rodeando a la Unión Soviética, el Pacto de Bagdad por ejemplo, representaba esa política de Foster Dulles en crear bases militares y amedrentar a la Unión Soviética en ese contexto de la Guerra Fría.
Después todo eso cambió y hoy Irán representa una actitud independiente propia, yo diría digna inclusive recatando valores tradicionales e históricos que son muy importantes para el mundo islámico. Esa es la pequeña gran diferencia que existe entre estos dos países

 

DM: ¿En esto de histórico que se plantea, puede estar también el escenario de ocupación? ¿Es decir, para que Israel pueda seguir avanzando sobre territorio palestino necesitaba un respaldo de alguno de los países árabes?

AHF: Está muy claro eso, por lo menos si no es el respaldo, el silencio, porque si hubiera una posición más firme de Arabia Saudita como anteriormente hubo, era más difícil para Israel animarse a dar ese paso. Ahora lo dieron y están ahí a la expectativa, la amenaza es de anexar los territorios que ya ocupa, porque eso está dentro de la política israelí. Esto no es nuevo, no es el señor Netanyahu, esta política es israelí y se llevó a cabo con distintos gobiernos, no solamente con un gobierno conservador, también los laboristas cuando estuvieron en el poder en Israel, llevaron a cabo ocupaciones que después nunca más dejaron

 

DM: O sea que el carácter histórico también puede estar llevado a nunca había pasado que Israel tenga tantas condiciones para avanzar

AHF: Nunca tanto poderío a nivel mundial, además con el apoyo desembozado de Estados Unidos. Porque Estados Unidos fue un poco, digamos, la llave de la solución de los conflictos.
Es más, Estrados Unidos no permitía a ninguna otra potencia intervenir en la región para buscar soluciones, tenía que ser Estados Unidos. Por lo tanto de alguna manera, por ejemplo, en los acuerdos de Oslo, o los acuerdos de Camp David que culminaron con el reconocimiento de Israel por parte de Egipto después de la guerra del 73, tuvieron que ver mucho los esfuerzos norteamericanos para ese fin.
Y de alguna manera Estados Unidos, si bien apoyaba abiertamente a Israel, era un apoyo más moderado, no tan abierto, tan grosero y tan agresivo como el que se le está brindando en estos momentos

 

MAB: Claro.
Profesor, le llaman los acuerdos de Abraham a estos acuerdos que se firmaron y hablan de la normalización de las relaciones, entre Israel, Emiratos Árabes Unidos y Bahrein

AHF: Sí señor

 

MAB: Que nosotros siempre recomendamos mirar el mapa para poder entender. Si uno mira el mapa le queda muy claro dónde está Bahrein, frente a quién, cómo está rodeada Arabia Saudita porque Israel había tenido algún tipo de acuerdo con Egipto, con Jordania, que lo rodean también a Israel.
O sea cómo todas las medidas que toma son en protección de ellos mismos ¿no?

AHF: Y lógico, sigue habiendo una importancia petrolera, no te olvides de eso

 

MAB: Exacto

AHF: Israel está siempre buscando lugares donde poder abastecerse bastante fácilmente de petróleo que también necesita indudablemente. Esa es la importancia estratégica geográfica y geopolítica de esa región

 

MAB: Claro.
Bahrein además es un país "pequeño", si se puede hablar así de un país, pero está muy bien ubicado

AHF: Estratégicamente ubicado, el árabe significa dos mares, porque el país está entre dos mares, el océano Índico y el golfo Pérsico

 

MAB: ¿Qué va a significar en la práctica para la población, digo pensándolo desde los palestinos, por ejemplo, desde el pueblo palestino, qué significa en la práctica este acuerdo?

AHF: Y es un retroceso indudablemente, porque se conservan estas facilidades del relacionamiento ahora de Emiratos con Israel sin exigir el cumplimiento de los compromisos asumidos por Israel con respecto al pueblo palestino, entre los cuales está a nivel mundial el compromiso de retirarse de los territorios que ocupa, la creación de dos Estados, en fin, los acuerdos de Oslo que marcaron un punto de partida para la solución definitiva del problema.
Y no va a haber solución definitiva del problema si no se consideran esos puntos y esos derechos fundamentales que hoy reclama el pueblo palestino. O sea que la lucha va a continuar, se va a prolongar más, va a tener un costo humano mucho más grande y pueden haber cambios también, no es una situación estable, porque el sentimiento de rechazo a veces de estas políticas dentro del estamento popular es muy grande, no se sabe cómo van a reaccionar determinados sectores importantes como por ejemplo las Fuerzas Armadas, los trabajadores, el pueblo en general frente a esta situación creada como hecho consumado digamos así por estos gobiernos conservadores de la región. Porque el sentimiento de solidaridad con el pueblo palestino, en el pueblo árabe es muy fuerte, consecuentemente puede también haber consecuencias a raíz de eso.
Y depende de cómo le vaya al señor Trump ahora en noviembre también, porque probablemente si Trump pierde las elecciones va a modificar Estados Unidos esta política tan agresiva y regresiva de Estado Unidos respecto al pueblo palestino

 

MAB: Bueno, si le parece pasamos a otro tema que queríamos consultarlo también. Hace algunas semanas acá veíamos en redes sociales y en distinto tipo de medios de comunicación, una actividad muy importante de la colectividad israelita muy atentos a un acto del gobierno uruguayo en Naciones Unidas porque el Consejo Económico y Social de Naciones Unidas reafirmó que la ocupación israelí sigue siendo un grave obstáculo para las mujeres y las niñas palestinas en lo que respecta a la realización de sus derechos.
Uruguay votó a favor de esta resolución y hubo un rezongo generalizado aquí al gobierno, que tuvo además repercusiones porque el canciller uruguayo relevó al director general para asuntos políticos del Ministerio de Relaciones Exteriores por este hecho, ese voto de Uruguay a favor fue considerado un error circunstancial.
Y se dijo además que la política exterior iba a mantener la línea histórica de sostén de los derechos de ese Estado.
¿Cómo entendemos esto?

AHF: Y un sometimiento total me parece a mí, absolutamente.
Fíjese que la resolución fue tomada, el Consejo cuenta con 54 miembros de los cuales sólo 3 países en el mundo votaron en contra que fueron Estados Unidos, Canadá y Australia, países anglosajones. El resto de los integrantes votó por la resolución, incluyendo Uruguay, e incluso incluyendo Paraguay, no menciona Francia, China, Rusia, España, países importantes que entendieron que había que adoptar esa resolución porque es una resolución justa.
Yo creo que a Uruguay lo deja muy mal parado internacionalmente, porque eso es poco serio, de ninguna manera se puede decir circunstancial ni puede decir que nos equivocamos. Yo creo que alguien declaró ahí que no había que disgustar a la comunidad judía, por lo tanto se tomó esta decisión. Creo que eso es muy peligroso, absolutamente

MAB: Es peligroso sí

AHF: Supongamos, por ejemplo, y esto es para la audiencia, en este momento hay conflicto entre los armenios y azeríes, el conflicto militar que en estos días estamos teniendo ahí

MAB: Sí, que le íbamos a pedir al final de esta entrevista una opinión suya

AHF: Bueno, supongamos que Naciones Unidas toma una decisión contra Armenia por violación de los derechos humanos, que se suele dar en las guerras, y bueno, Uruguay acompaña a Naciones Unidas, o la mayoría de Naciones Unidas y acá la comunidad armenia se moviliza y dice que no, que no está bien, que esto y que aquello entonces el gobierno uruguayo cambia su decisión, eso es poco serio porque la decisión internacional hay que tomarla en función a los hechos concretos. Es en función del Derecho Internacional y no en función a la presión de la comunidad, en momentos determinados a un gobierno determinado.
Así que en mi opinión le deja muy mal parado a Uruguay a nivel internacional, es poco serio desde todo punto de vista

DM: Si hubiera votado en principio la determinación a favor de Israel, digamos, no hubiera sido tan malo...

AHF: Tan evidente desde un comienzo, pero cambiar una decisión por presión de la comunidad israelita en Uruguay, me parece poco serio

 

MAB: El Comité Central Israelita aquí en Uruguay mencionó este tema, fue de los primeros que mencionó el tema y dice que esto generó críticas de organizaciones pro israelíes y del Partido Colorado. O sea ya directamente hablando, incluso lo menciona, Partido Colorado socio de la coalición de gobierno. O sea, habla de la política nuestra obviamente

AHF: Sí, sí, es cierto, he visto eso. Y es evidente eso, me parece a mí, repito, deja muy mal parado internacionalmente a Uruguay. Y conste que Uruguay hasta hace poco era miembro del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, y votó dentro del Consejo de Seguridad una resolución parecida por 14 votos contra la abstención de Estados Unidos que era el 15to. voto que tiene el Consejo.
Por lo tanto no pasó nada, nada se dijo y llama la atención que ahora digan lo que están diciendo, cuando lo que resuelve esta organización es la verdad, no lo hace inventando esto sino a raíz de investigaciones, ellos envían sus representantes que investigan y consecuentemente después se toma la decisión

 

MAB: Claro.
Ahora, esta forma de reaccionar en los países no es nueva, no hay ninguna innovación acá, Israel mueve enseguida todas sus piezas en los países para hacerse sentir

AHF: Se sabe, sabemos el apoyo importante que tiene a nivel internacional, con qué socios se mueven ¿no?

 

MAB: Sí, exactamente.
Bueno, antes de terminar queríamos pedirle una opinión sobre lo que está sucediendo precisamente en Armenia, la guerra que se está viviendo allí entre Armenia y Azerbaiyán

AHF: Sí, lamentable desde todo punto de vista, la guerra no conduce a nada, a ningún tipo de soluciones. Ahí en esa zona hay muchos problemas que quedan pendientes de solución entre los cuales el primer lugar es un problema limítrofe, y después en esos países pesa mucho también el problema étnico, cosa que por ejemplo acá en América Latina nosotros no tenemos, por lo tanto no lo conocemos.
Está el problema étnico, la pertenencia a una etnia determinada, y está el problema de los límites que tienen que resolverse al final de todo y después de todo en una mesa de negociaciones en el marco de una paz. Porque después de la guerra viene la paz y ahí se firman los acuerdos y se definen los conflictos, siempre ha sido así, no hay diferencia en estos momentos.
Por lo tanto es de esperar que prevalezca el criterio humanista de los dirigentes mundiales y puedan llegar a una solución, a un acuerdo entre estas dos partes.
Ahí están implicados varios países, empezando por Turquía naturalmente, Rusia que tiene buenas relaciones con ambos países y está en su frontera el conflicto. Y después la implicancia de otros poderes, como siempre, indudablemente gravitante en el conflicto.
Es de desear que predomine la cordura y termine este enfrentamiento

 

MAB: Claro.
Y acá aparece Turquía nuevamente, el papel de Turquía en la zona

AHF: Mire, yo personalmente he hablado una vez, hace mucho tiempo, con dirigentes turcos y les decía que Turquía debería de bajar un poco los decibeles en su ofensiva por pertenecer a la Unión Europea. Estaban haciendo una gran ofensiva, querían ser miembros de la Unión Europea.
Y les decía, porque es muy difícil que en la Unión Europea los acepten porque son musulmanes. ¿Por qué más bien ustedes no se fijan en sus raíces? Porque ustedes son asiáticos, no son europeos.
Y parece que el señor Erdogan tomó muy en serio esto y empezó Turquía a tener una participación agresiva, y a mi manera de ver, desubicada en los conflictos regionales que se dan en estos países en esa zona. Por ejemplo, intervino e interviene abiertamente en el problema de Siria, eso se sabe, ahora está interviniendo en el problema de Libia, eso lo estamos viendo también, interviene evidentemente en este conflicto de Armenia y Azerbaiyán, en Nagorno Karabaj.
En el lugar donde hay algún tipo de conflicto, hay una intervención de Turquía, para mi manera de ver, desacertada, no debería ser esa sino una intervención diplomática, de mediador, le da otro prestigio y no tomar partido por alguno de los contendientes que se dan en estos países.
Por lo tanto yo creo que ellos tendrán que modificar esa actitud, no está ayudando a nada, además de que Turquía por sobre todas las cosas es aliado, miembro de la OTAN, hay una base con bombas atómicas ahí en la frontera de Turquía con Rusia que es un elemento disuasivo importante desde todo punto de vista. Tiene que modificar su actitud, ayudar a que se encuentre una solución negociada y que pueda pacificarse la región

MAB: Claro

 

DM: Bueno, profesor, obviamente que son temas que mueven a toda la comunidad, se habla mucho del peligro de la intervención del resto de los países, se habla mucho del riesgo de que esto derive también en situaciones más graves, pero bueno, evidentemente también el paso de las horas ha hecho cambiar algunas de estas circunstancias y han sido varias las voces que se han escuchado para que baje un poco la intensidad del conflicto

AHF: Y vayan a la mesa de negociaciones

 

MAB: Sí, claro. Hay un llamado hoy para un inmediato e incondicional alto a las hostilidades en la zona que lo hacen Francia, Rusia y Estados Unidos

AHF: Sí señor, exactamente, ese es el camino. Y nosotros formularemos el mismo pedido desde la distancia, sumándonos a las voces a nivel mundial, de hallarse una solución pacífica de ese conflicto

 

DM: Esperemos allí que no sólo Nagorno Karabaj, Armenia o el propio Azerbaiyán sino también Turquía que ha sido un actor fundamental en la zona, tomen esto como un elemento de presión, que la comunidad internacional no quiere participar en una guerra.
Hay que ver también qué tan sólidas son esas pretensiones que se manejan por parte sobre todo de Estados Unidos

AHF: Bueno, pero Estados Unidos por suerte no va a estar solo, hay otros países que van a estar juntos que de alguna manera van a fiscalizar. Si la actitud de Estados Unidos es sincera o no, si va hacia la paz realmente o hay algún subterfugio detrás

 

DM: Muy bien.
Un fuerte abrazo, profesor, como siempre muchas gracias

AHF: Muchas gracias a ustedes, muy gentiles

 

MAB: Alejandro Hamed Franco estuvo con nosotros.