“EL SABIO ES EL QUE PUEDE CONTEMPLAR LA VIDA SIN TEMORES, SIN GRANDES INQUIETUDES”
Conversando con el profesor Luis Maseda, 5 de octubre de 2020

En ‘Mañanas de Radio’ hablamos de Filosofía con el profesor Luis Maseda, que para conversar con la audiencia de la Imprescindible escogió el tema: ‘EPICURO: Los átomos, la amistad y la indiferencia de los Dioses”. El desarrollo, como es habitual, lo acompañó con música, que en esta oportunidad fue de la mano del grupo español Jarabe de Palo con ‘Eso que tu me das’. Transcribimos esta nota que puede escuchar en el siguiente enlace:
https://archive.org/details/2020-10-05-profesor-luis-maseda

 

María de los Ángeles Balparda: Por la forma de empezar a esta hora (Se escucha el tema “Eso que tú me das” de Jarabe de Palo) yo creo que el 90% de los oyentes saben que el invitado hoy es el profesor Luis Maseda.
Buen día, ¿cómo andas?

Luis Maseda: Muy bien, un gusto de estar de nuevo por acá después de este ciclo electoral que culminó el domingo pasado, que nos dejó un poco lejos de los diez.

 

MAB: Sí, pero con la obligación de seguir pensando, razonando y compartiendo. Hoy les decimos a los oyentes, ustedes escucharon la canción de Jarabe de Palo “Eso que tú me das” y el tema es ‘Epicuro los átomos la amistad y la indiferencia de los dioses’.

LM: Bueno, yo voy hacer una pequeña historia vinculada a esta canción, hace un par de semanas yo recibí de regalo esta canción que habla del valor de la amistad y que agradece a los amigos lo que dan en la vida. Entonces pensando en ese regalo en esta canción se me ocurrió la charla de hoy que es sobre Epicuro, en la escuela de Epicuro, en el jardín de Epicuro se cultivaba la amistad como un valor superior, como un valor supremo. Yo quisiera dedicar esta charla de hoy a tres personas: a Sofía, a Mariana y a Graciela que nos dejó este regalo de Jarabe de Palo.
 

MAB: Muy bien.
¿De quién estamos hablando cuando hablamos de Epicuro? Hablamos de una época que hay que remontarse al griego antes de nuestra era.

LM: Exactamente.
A Epicuro lo ubicamos en el período helenístico, después del derrumbe de la polis nueva que acaece en el siglo IV AC, esto se ubica como referencia histórica, hay una batalla que es la Batalla de Queronea en la cual los macedonios vencen a los atenienses y a los tebanos, y allí se va a dar una derrota política que significa un cambio de paradigma, porque las polis griegas quedan sometidas al poder macedónico, es decir que la autoridad suprema ya no va a ser la asamblea popular, ya no van a ser los ámbitos democráticos, sino la autoridad del rey macedónico. En este caso quien gana la Batalla de Queronea es Filipo II, padre de Alejandro Magno.
La época helenística se ubica desde la muerte de Alejandro Magno que es un poquito después, en el -323 hasta el año -31 de la Era Cristiana cuando cae Egipto y pasa a ser una provincia romana, allí hay dos personajes muy importantes que son Octavio y Antonio, que son hermanos y además habían sido emperadores romanos, hay  una rivalidad entre ellos, finalmente Roma conquista Egipto y allí se consolida todo el poder romano en la zona del Mediterráneo, el Imperio Romano. Este sigo III AC donde ubicamos a esta época helenística es importante del punto de vista intelectual, en el plano filosófico hay tres escuelas fundamentales, una es la de Epicuro, el epicureísmo, la otra es la de Zenón que funda el estoicismo y la tercera gran escuela filosófica es el escepticismo, los escépticos también pertenecen a esta época.
Una digresión: En la época de la dictadura cayó una Inspectora de Filosofía a un liceo donde un profesor estaba dando Los Escépticos, entonces la Inspectora le dijo “no mire a los escépticos mejor no los dé”, porque había que creer, es muy fuerte.

 
Diego Martínez: Igual eso puede tener doble lectura, que estuviera a favor de no generar conciencia crítica o al revés que no se quede con los escépticos, que se quede con los que creen.

LM: En ese caso, en lo que se debía creer era en el relato dominante.

 
MAB: Nada de andar de escéptico.

LM: Exactamente. Estas tres escuelas florecen en la época helenística, en el período helenístico, y además hay un gran florecimiento de la ciencia, aparece matemáticos y astrónomos muy importantes: Euclides el de los principios de la geometría, los 5 principios de la geometría euclidiana; Arquímedes, el famoso físico; y también astrónomos como Aristarco y Eratóstenes. Hubo uno de ellos que hizo un cálculo aproximado del diámetro de la tierra que está bastante aproximado al diámetro real a partir de las sombras, las pirámides, tipos que se destacaron notablemente en el ámbito de la ciencia.

 
MAB: Estamos tocando todos los que tengan recuerdos del liceo, los primeros años de liceo.

LM: Sí. Ahora yo decía, hay un cambio de paradigma en esta época, porque hasta ese momento en la cultura helénica, en el período helénico teníamos como protagonista central a la polis griegas que eran las ciudades autónomas, se había dado una forma democrática de gobierno a través de distintas instituciones.
Esto cambia radicalmente porque se da en todas las ciudades griegas, aparte de haber un destacamento militar macedónico había un gobernador digamos, un representante del poder macedónico, entonces es la época de las grandes monarquías territoriales.
El otro día leyendo un libro sobre otro tema, me encontré con una frase de Filipo II -este que derrota a Tebas y a Atenas- que le dice a su hijo Alejandro Magno, “búscate otro reino porque el que yo te dejo es demasiado pequeño para ti”.
Era un hombre que le tenía mucha confianza al hijo Alejandro Magno, que fue el gran conquistador, conquistó toda la región que hoy es Turquía, que siguió, avanzó, llegó hasta la India.
Alejandro Magno, fue un gran conquistador que muere en el año -323 creo que con 32 años. A su vez, el preceptor de Alejandro Magno, había sido Aristóteles que vivía en Atenas en el momento que muere Alejandro Magno y cuando muere Alejandro Magno hay una revuelta en Atenas anti macedónica. O sea, trataron de levantar cabeza los atenienses y Aristóteles se va, huye de Atenas porque teme por su seguridad, por su integridad porque era macedónico, entonces el horno no estaba para bollos.
Así que este cambio de paradigma de la polis a la monarquía macedónica implica también el final de la libertad política. Entonces los grandes filósofos como Epicuro y Zenón empiezan a buscar algo que está en el ámbito de la libertad, digamos, íntima; la libertad interior, la búsqueda va a ser la búsqueda de la libertad interior, de la  libertad propia de cada sujeto y van a renunciar a toda actividad que trascienda a esa libertad interior, o sea que hay una renuncia a la vida política, a la acción que repercuta sobre la sociedad, porque justamente no había ámbito para desarrollar esto.

 
MAB: Le mandamos un saludo a Filipo, un niño oyente que tenemos que se llama Filipo, que a él le va a quedar chico, no digo el reino porque por suerte no hay más pero le va a quedar chico el mundo si sigue estudiando, yendo a la escuela y haciendo todo lo que tiene que hacer.
Vamos a la lectura:
Epicuro el ciudadano ateniense del -341 en Samos que es donde nació y en el -271 muere en Atenas.
Es hijo de un ciudadano ateniense y nace en la Isla de Sam os. Por ser hijo de atenienses, tiene la ciudadanía ateniense.
A los 18 años va a cumplir el servicio militar en Atenas donde llega en el -323.
Allí toma contacto con la Academia (dirigida por Xenocrates) y el Liceo (dirigido por Teofrasto, Aristóteles había huido de Atenas).
De los 20 a los 30 pasa a vivir en Colofón donde fue discípulo de Nausifanes de Teos, un filósofo que le enseña la filosofía atomista de Leucipo y Demócrito.
En Lámpsakos, en la costa jónica, se instala y reúne en torno suyo al grupo de discípulos que lo acompañaría el resto de su vida. Vive 4 años.
En el -306 decide trasladarse a Atenas donde permanece hasta su muerte en -271.
Al llegar compró una casa y un jardín, donde vivía con sus discípulos, y de donde toma el nombre su escuela llamada el Jardín.
Epicuro vivió allí los últimos 36 años de su vida, rodeado del halago y la amistad de sus discípulos.

LM: El Jardín de Epicuro en realidad no es una institución donde se investigue, una institución de investigación científica -como pudo haber sido La Academia de Platón o El Liceo de Aristóteles- sino más bien una comuna, un lugar aislado del mundo, de espaldas, hay un autor español que dice que era una especie de balneario de las almas, era como una...

 

DM: ¿Tipo retiro?

LM: Claro.
El Jardín, lo decía el profesor Garcé -El Huerto también otra traducción- era una institución jerarquizada, rígidamente, Epicuro era el jefe y el sabio, después había otros por debajo de él, los subjefes, después venían los asistentes y los que ingresaban por primera vez. No se admitían discrepancias ideológicas o sea que se iba allí a seguir las enseñanzas del maestro y nada más, como decíamos era una comunidad de espalda al mundo político y que vivía de acuerdo con sus principios; se admitían a las mujeres que participaban allí en esa comunidad, había también hetairas –que eran cortesanas que también frecuentaban- y los miembros de la comunidad tenían una relación fraterna entre ellos, donde se predicaba la amabilidad, la generosidad y también tenían entre ellos relaciones sexuales. Se celebraban fiestas, había una todos los meses que se hacía en honor a Epicuro y vivían en general dentro de un clima de moderación y tranquilidad.
¿Qué se cultivaba en El Jardín de Epicuro?
Se cultivaba la amistad como valor superior.
Entonces, vamos a hacer una pregunta para los oyentes: ¿Lo importante en la vida es cultivar la amistad y desatender la sociedad en la que uno vive, será cultivar la amistad y desatender la política por ejemplo o sea el interés general, priorizar los amigos por sobre todas las cosas? Hay gente que dice para mí lo más importante en la vida son mis amigos, después la familia, la política.
¿O se puede cultivar la amistad y la política al mismo tiempo, tener amigos y a la vez una vocación por los asuntos públicos?

 

DM: Solo para comprender la orientación de la pregunta, ¿Epicuro decía que había solamente que prestarle atención a las relaciones personales humanas?

LM: Exactamente.
Por eso decíamos es una comunidad de espaldas al mundo, se desinteresaba de los asuntos políticos, además lo dice, está escrito eso, que es lo importante y decía Epicuro lo más importante en la vida son los amigos, porque es fundamental confiar en los amigos que uno tiene en la vida.
¿Tendrá vigencia esto hoy? ¿Será lo más importante la amistad o son más importantes otras cosas aparte de la amistad? Esto parece un  poco antiguo pero si uno se pone a pensar yo creo que es una pregunta que es bueno hacerse, sobre todo en los momentos difíciles de la vida quiénes están.

 

MAB: Es cierto, además hay mucho cuando se dice filosofías populares, primero lo tuyo y después el resto, hay que empezar primero por casa y después por la sociedad.

LM: ¿Tendrá razón Epicuro? Él tenía sus razones en el contexto histórico, hay que ver si hoy esas razones siguen vigentes.

 

MAB: Él estaba por cultivar la amistad.

LM: En El Jardín de Epicuro se cultivaba la amistad y además se fundamentaba en este sentido de que el camino de lo público, la búsqueda de la gloria, de que a uno le levanten monumentoso que se dedique a la actividad política, eso nos conducía -decía Epicuro- inevitablemente a la desdicha, la felicidad hay que buscarla en el círculo reducido de los amigos.

 
MAB: ¿Ellos vivían ahí todo el año?

LM: Exactamente, todo ahí.

 

MAB: Hay un mensaje que nos manda Cecilia dice: “Buen día, que lujo comenzar el lunes con el Profesor, nada más motivante para un día difícil. Abrazo a él, felicitaciones a la radio por tenerlo, difundo siempre sus reflexiones, les mandé esta frase que me gustó sobre la amistad. “En la vida es importante tener amigos, tener un amigo que a la vez fuera espejo y sombra, el espejo nunca miente y la sombra nunca se aleja”, gracias”, dice.

LM: Muchas gracias por los conceptos que son caricias para el alma.

 

MAB: Verdad que sí.
Bueno ahora a responder la pregunta, todos los que puedan y quieran.
Dice Ana de La Paz: “Primero hay que ser amigo de uno mismo, si tú no te querés no vas a poder considerar amigos, si tú te consideras enemigo estás peleando con el mundo”.
Darío desde Durazno dice: “La amistad importa pero no debiera ser excluyente, otras cosas valen tanto más, Epicuro hoy sería un anarquista”.
No sé vos qué opinas, ¿sería un anarquista Epicuro?

LM: No, no sería y vamos a decir después por qué.

 

MAB: Y hay un audio de Cecilia: “Buen día, interesante la pregunta del Profesor. Yo creo que se tienen y se deben de cultivar las dos simultáneamente la amistad y no estar ajeno a lo político, porque lo político marca toda nuestra vida, sin duda que la mejor amistad se puede conseguir cuando se aúna una política similar y también empatía y un montón de valores que se comparten con los amigos. Pero también en mi caso cultivo amistades por la calidad humana que tienen esos amigos y los sentimientos, aunque políticamente piensen de forma diferente, es un poco más difícil en algunos casos pero creo que también es muy válido valorar eso así. Lo que sí no debe haber -me parece- políticos que cultivan el amiguismo no la amistad, un abrazo para el profesor y siempre maravilloso”.

LM: Bueno no sé si puedo pasar por la puerta cuando me vaya de acá.
Increíble, muchas gracias; no por favor, no merezco esos elogios tan lindos.

 

MAB: No sé si hay alguna respuesta o referencia a las cosas que dijeron o seguimos.

LM: Seguimos un poquito.

 

DM: En la pausa hablamos de una empresa que tiene una fábrica de pastas, ‘La Epicúrea’.

LM: Sí, debe su nombre a Epicuro, porque Epicuro planteaba que el placer más importante era el placer del estómago. Pero hay un  concepto acá que hay que plantear que es, no es que digamos se privilegie el comer, el placer para Epicuro es la ausencia del dolor, o sea que el placer tiene que ver con la aponía -que es la ausencia de malestar-, eso es lo que se busca. Y él plantea que entre los placeres el más importante es el del estómago, por eso es que en una época se hizo muy conocida esta fábrica de pastas que está por acá cerca que se llama ‘La Epicúrea’, que hoy recordábamos que tenía un aviso muy famoso en la televisión en la década del ‘60, ‘70, que debe su nombre justamente a esta afirmación de Epicuro.
Pero no es que se buscara el placer en forma desmesurada, el placer es la ausencia de dolor, la aponía, eliminar el malestar, incluso eso valía para lo que decíamos hoy el tema de las relaciones sexuales, tampoco se buscaba la pasión o la sensualidad, era algo de lo cual uno tenía necesidad pero tampoco se ponía el énfasis en el desenfreno, al contrario, en la tranquilidad o en la moderación.

  
DM: No como en esas películas que a veces muestran que eran unas fiestas.

LM: No para nada.
La de Epicuro es una de las grandes escuelas filosóficas de Atenas, la primera es la academia de Platón, la segunda es el liceo de Aristóteles, la tercera es El Jardín de Epicuro y la cuarta es La Estoica de Zenón, el fundador del estoicismo, una de las cuatro escuelas filosóficas.
La charla de hoy enunciaba los átomos, íbamos a un aspecto importante de Epicuro que tiene que ver con su filosofía, digamos su cosmología. De Epicuro no queda mucha cosa, no quedan textos, sí cartas que recoge Diógenes Laercio, varias cartas, entre ellas una muy famosa que es la carta a Meneceo, a uno de sus hijos, donde expone su doctrina moral. Pero hay  otras cartas donde Epicuro expone lo que sería su cosmología. A diferencia de lo que pensaban Aristóteles y Platón que buscaban el saber por el saber mismo, la filosofía como un saber desinteresado, Epicuro hacía la filosofía un saber instrumental. ¿Qué quiere decir esto? Que la filosofía estaba al servicio dela felicidad del hombre, el saber por el saber mismo para Epicuro no tenía valor, así como la medicina sirve en la medida que cuida el cuerpo, la filosofía sirve en la medida que cura al alma, o sea en la medida que procura la felicidad.
Ese es el valor que tiene la filosofía y el conocimiento en general porque a través del conocimiento se van ahuyentar los temores, esto es fundamental para Epicuro, el ahuyentar los temores del ser humano, la filosofía si no suprime las enfermedades del alma es una palabra vana del punto de vista de Epicuro. Ahora bien, yendo hacia la filosofía de Epicuro ¿cuál es la visión del Universo que tiene Epicuro?
El universo básicamente está constituido por átomos y vacío, están los átomos y el vacío, esos son los dos elementos que componen el universo. Luego tenemos los cuerpos físicos de los cuales tenemos evidencia sensible, qué sé yo, la mesa, la silla, un árbol.

 

DM: Todo lo que vemos.

LM: Todo lo que vemos, todo lo que percibimos está en los cuerpos físicos, de eso tenemos evidencia sensible. Ahora bien, esos cuerpos -dice Epicuro- están constituidos por átomos, esos átomos no son visibles, son pequeños, son invisibles pero macizos, son invariables y  además son eternos. O sea que los átomos no se destruyen ni cambian y se distinguen unos de otros por el tamaño, por la forma y por el peso que tienen, esas son las tres características que distinguen a los átomos. Incluso él hablaba de que los átomos caían, que los átomos tenían trayectorias verticales, pero para explicar el origen del mundo él hablaba del clinamen que era una desviación que se producía en esa caída y en esa desviación los átomos chocaban unos con otros y por lo tanto así se dio el surgimiento del universo.

 
DM: ¿Caían desde dónde?

LM: Caían a través del vacío, pero en determinado momento había que explicar cómo se forman porque tenían una declinación, ‘el clinamen’, la desviación que hacía que los átomos chocaran entre sí y eso dio origen al Universo.
Otra cosa interesante de Epicuro, él decía que el Universo -igual que Demócrito- es infinito en el tiempo y en el espacio, o sea, el Universo no tiene comienzo ni fin en el tiempo y en el espacio, eso es interesante también.
 

MAB: Las ciencias en esa época estaban atrás.

LM: Digamos que esta era una visión que provenía de la Filosofía, porque todavía la ciencia no estaba constituida como tal.
Yo leía ayer un filósofo argentino que se llama Néstor Luis Cordero, que tiene un libro que se llama “Veinte siglos no es nada”, y decía que la Filosofía es una mirada -cosa bien interesante- él dice, esa mirada escudriñadora quiere ir más allá de lo que se ve, en vez de actuar como una cámara que toma fotografías de la realidad la mirada del filósofo pretende radiografiar las cosas, o sea sacar radiografías, ver su estructura oculta y esto hicieron los filósofos griegos y cuando Epicuro dice que más allá de lo que vemos están los átomos invisibles pero que son invariables, eternos y que en definitiva, componen todo lo que existe incluso el alma compuesta de átomos. Cuando uno se muere los átomos se dispersan, cuando dice eso justamente hace una radiografía de la realidad, trata de ir más allá de las apariencias y ver o llegar a la estructura oculta que está más allá de lo aparente.

 

MAB: Gerardo Gordano dice: “El hedonismo, la egolatría y el egocentrismo ya fue, pocos por generosos, estamos con los estoicos que se preocupan y ocupan por los demás, por nuestro prójimo y actualmente nuestra especie, porque el individualismo y el hedonismo es una herramienta que usan las élites dominantes. Honor y gloria a Demócrito iniciador de la física cuántica”.
Luis de Sayago dice: “Vivimos en una sociedad de consumo donde los consumidores nunca hacemos valer nuestra participación como consumidores, sino que prima más nuestros egoísmo en pensar yo sí puedo comprar y el otro no, en cambio sí participáramos en esta sociedad de consumo con lazos fuertes de amistad y compañerismo, sin egoísmo, lograríamos cambios reales en la sociedad, por ejemplo, si la carne está muy cara en base a esos lazos de amistad ponernos de acuerdo y no consumirla, tal vez sea muy ideal” dice.
Yo creo que Epicuro ni se imaginó que iba a llegar a esta inserción de sus planteos ¿no?

LM: ¡Claro!

 

MAB: Nelson Martínez desde Tala: “Buenos días compañeros. Felicitaciones por el invitado de lujo que tenemos hoy, referido a la amistad yo estaba recordando el poema de Mario Benedetti “Puedes contar conmigo” que creo está bastante bien en ese tema y a las partes de la pregunta yo creo que no son antagónicas, que una no prioriza sobre la otra, que hay que darle a cada una su medida, eso es todo, gracias, un abrazo”.  

LM: Muchas gracias.

 

MAB: El profesor Alción Cheroni se comunicó también, saludos al profesor dice, recordar a Diógenes de Sinope, Epicuro se abstuvo de la política, fue por su excepcional preocupación por la igualdad, un abrazo. Un abrazo grande a Cheroni que esta semana va a estar con nosotros.

LM: Ah mira que bien.

 

MAB: Así que nos vamos preparando.
Yo tengo que hacer otra lectura por acá, una frase sobre la amistad de Epicuro:
“No tenemos tanta necesidad de la ayuda de los amigos, como de la confianza en su ayuda.
El sabio no sufre más si es sometido él a la tortura, que si lo es el amigo, (y por él está dispuesto a morir porque si lo traicionara), toda su vida será turbada y subvertida por la inquietud.”

LM: Está clarísimo que para Epicuro la respuesta es que hay que cultivar la amistad sobre todas las cosas, es la condición necesaria para llegar a la felicidad. Estábamos hablando un poquito de esa visión del Universo ahora de Epicuro, los átomos, el vacío, concebía la tierra como un plato, tenía forma plana para Epicuro igual que a los primeros filósofos.

 

DM: Igual que muchos, hasta Colón, casi 2000 años después de Epicuro, 1800 años después.

LM: Claro. Lo importante para ser feliz es la condición íntima, de la cual nosotros podemos ser amos, podemos de alguna manera incidir en lo que pasa en  nuestro mundo interior, no importa ni la riqueza ni la abundancia de las cosas, ni el poder, ni la gloria, lo fundamental es la tranquilidad del espíritu, entonces la gran tarea de la filosofía es ahuyentar los temores.
¿A qué le temen los seres humanos? Bueno fundamentalmente le tienen temor a la muerte y también les tienen temor a los dioses, al dolor, son temas como universales. Hay una carta de Epicuro el día que muere, una carta breve que le deja a un amigo, a un discípulo que dice:
“En este feliz día de mi vida, en que estoy en trance de morir, te escribo estas palabras. La enfermedad de mi vejiga y estómago prosigue su curso sin admitir ya incremento de su habitual agudeza.”
Es fuerte que alguien dijera ‘en este feliz día en que estoy en trance de morir te escribo’, ¿por qué alguien puede decir una cosa tan loca, algo tan insólito?
Epicuro hablaba del cuadrifármaco, que eran los conocimientos liberados que había cuatro tipos de errores que debían erradicarse a través del conocimiento, el primer error era el temor a los dioses, primero los dioses existen, son seres perfectos, bienaventurados, pero no crearon el mundo y además no les interesa lo que pasa en el mundo, están  absolutamente despreocupados, de espaldas a lo que sucede en el mundo porque son demasiado perfectos para preocuparse de cosas imperfectas. Entonces temor a los dioses para nada, hay que desterrar ese temor a los dioses porque los dioses no le dan ni bolilla, por eso la charla de hoy se llama la indiferencia a los dioses.
Segundo, ningún temor a la muerte, la muerte no es nada para nosotros decía porque mientras nosotros existimos la muerte no existe y cuando la muerte existe nosotros ya no estamos, no vamos a sentir nada. Entonces si ella es yo no soy y si yo soy ella no es, ningún temor.
Luego tercer aspecto, hay  que procurarse un límite de los bienes, o sea no hay que tratar como decíamos hace un momento de obtener riquezas, de acumular riquezas, bienes. No, hay que conformarse con poco y en último término tampoco hay que tenerle demasiado temor al dolor, porque decía él, el dolor muy fuerte dura poco, es breve. O sea que hay que tratar de conducirse sin temor a esta cuestión vinculada al dolor, en general los dolores son breves decía, los dolores agudos son breves y por lo tanto esa es la gran tarea, ahuyentar los temores que emanan de estas fuentes.
El sabio entonces es el que puede contemplar la vida sin temores, sin grandes inquietudes. Esto que hoy puede parecer banal es muy importante, es una construcción del punto de vista del hombre, del hombre de la antigüedad, el tratar que el hombre se libere de esos temores sobrenaturales, a los dioses, a los castigos, de nada de eso hay que preocuparse sino tratar de vivir de una forma tranquila, moderada y cultivando este valor fundamental que es la amistad.

 

MAB: Bueno estamos redondeando acá, por supuesto con el agradecimiento de siempre por permitirnos conocer más a fondo todo esto, porque esto es parte de cómo la humanidad ha ido pasando por distintas etapas. Muchas gracias profesor Luis Maseda.

LM: Exactamente.
Muchas gracias a ustedes.