NUEVO MERCADO MODELO: “ES SÓLO PARA LOS GRANDES, AL CHICO SE LE VA A HACER MUY DIFÍCIL”
Contacto con Milton Ubaldo, 8 de octubre de 2020

 

Hace tiempo se viene hablando del Mercado Modelo, pero nunca hablan los trabajadores ni del fin del mismo, sólo se ha hablado de la nueva ubicación y de a quién le toca, si es nacional o municipal. En ‘Mañanas de Radio’ contactamos a Milton Ubaldo, un ex trabajador del Mercado Modelo –más de 40 años trabajó allí- que además hace un tiempo le acercó a la 36 un informe titulado “Cuatro palabras sobre el Mercado Modelo y dos propuestas”, escrito por Jehová Corrales. Ese fue el disparador para la nota, en la que se habló de cómo se trabaja en el Mercado Modelo, qué fin tiene el mismo, cómo es la vida allí adentro. Transcribimos la nota que puede escuchar aquí:
https://archive.org/details/2020-10-08-milton-ubaldo-manzana

 

María de los Ángeles Balparda: Estamos dando entrada a este encuentro de esta hora con un vecino de Montevideo, Milton Ubaldo, un trabajador al que queremos saludar primero, darle los buenos días. ¿Cómo te va? A ver si está por allí Milton.

Milton Ubaldo: Sí, estoy por acá

 

MAB: Bueno, Milton Ubaldo, que yo si me permitís quiero tomar de este informe que tenemos acá sobre la mesa, sobre el Mercado Modelo, un informe que se llama "Cuatro palabras sobre el Mercado Modelo y dos propuestas". Este trabajo escrito por Jehová Corrales que ahora vamos a hablar de él también, presenta a este entrevistado nuestro, dice: "Yo conozco a un granuja que tiene 52 años de edad y 42 años de Mercado. ¿Qué me cuenta? Se llama Milton Ubaldo Rato, le decimos "Manzanita", tiene un conocimiento del Mercado y una bondad infinita. Es un excelente padre de familia, tiene 4 hijos, tiene manos que trabajan, cabeza que piensa y entre su pecho y su espalda late un corazón".
Así lo presentaba Jehová Corrales a nuestro entrevistado en el 2001 creo que escribió el informe y en el 2002 se imprimió.
Bueno, un tema el Mercado Modelo que hace tanto tiempo se viene hablando ahora pero donde no aparece un sólo trabajador, no aparece un cajón de verdura, es todo de a quien le toca, si es nacional, si es municipal, lo que va a haber en la nueva ubicación del Mercado, pero en el centro, en el corazón de lo que es el Mercado parece como que no entrara nunca.
Muchos años de trabajo ahí, Manzanita...

MU: Sí, sí, toda una vida, desde adolescente

 

MAB: Desde adolescente

MU: Y sí, prácticamente. Yo conocí el Mercado, sin estar en él porque yo vengo de la campaña, de acá de Canelones

 

MAB: ¿De qué parte de la campaña?

MU: De acá del Totoral del Sauce.
O sea, mis padres tenían chacra, y bueno, muy chico me mandaban, porque antes se usaba que se reunían muchos campesinos de ahí de la vuelta y había camiones que traían. Entonces cuando a veces era poca mercadería, a mí me mandaban, siempre había hermanos de él, tíos que estaban ahí y me mandaba con ellos. Y bueno, así conocí el Mercado, lo conocí con 10 años

 

MAB: Claro, y no eras el único niño, había niños allí

MU: Ah no, después sí, muchos. De ahí del Mercado fíjese que es donde no se piden recomendaciones, ahí entraban changadores, compradores, feriantes, todo. El Mercado fue padre de muchos

 

MAB: Claro, claro.
El compañero que escribe este informe también trabajaba en el Mercado...

MU: Sí, sí

 

MAB: Contanos de él

MU: Trabajó, estuvo en la dirección del Mercado, hizo un curso de taquígrafo y lo ganó, y bueno, integró la comisión del Mercado también. Y él escribía, siempre escribió, escribió muchas letras, incluso letras que andan por ahí de discos como la "Atadita con alambre"

 

MAB: ¿Ah sí?

MU: Sí, esa es hecha por él, "A los adolescentes", "El benteveo", él escribió mucho. Cuando estuvo en la dirección del Mercado a veces se iba de madrugada de escribir, y estuvimos juntos

 

MAB: Claro, evidentemente había todo un grupo allí de trabajadores de ese Mercado que, como se dice, tenían la camiseta puesta, gente que vivía realmente al Mercado

MU: Claro, claro.
Y ahí, bueno, al Mercado nadie le pedía documento ni nada para entrar ni nada, salvo que se hiciera algo anormal

 

MAB: Él dice en un momento en este informe "el que esto escribe no posee la llave pico de loro, esa que abre todas las puertas, pero tiene años de Mercado y peina escarchas, además no pasé por el Mercado quise que él pasara por mí, como esas cosas que uno ama y jamás olvida, al extremo que me resulte imposible pensar sin él. El Mercado Modelo para mí es como el olor a tangerina, que el gurí travieso quiso esconder de su madre sin darse cuenta que lo llevaba en la piel".
Era como una identidad ser del Mercado, la verdad que es difícil elegir, entre tantas cosas, qué partes compartir con los oyentes.
Incluso les comento que en una página en la que habla de la comunicación y particularmente pone entre paréntesis "su ausencia", encabeza diciendo "con el mayor respeto al maestro Efraín Chury Iribarne. Chury, el maestro Chury en los años oscuros de la siniestra dictadura militar uruguaya que nos llenó de vergüenza a riesgo de su propia vida y la de su cuerpo de profesores, fundó la escuela de periodismo en el colegio y liceo Juan XXIII, de la cual tuve el honor, la alegría y el orgullo de ser alumno de la escuelita loca. Y recojo aquí aquellas palabras del maestro que mientras viva no las olvidaré, cuando una patota de militares comandados por un oficialito armados a guerra en el momento que la clausuraban dijo: "muchachos, nunca dejemos apagar la hermosa antorcha de la libertad".
Luego, levanta la cabeza, nos hace un guiño y su figura menuda se transforma en aquel gigante con el yelmo de Mambrino y le da entender a los pobres infelices, a los soldaditos patoteros "que ganaron ellos". Cerraron una escuela"
Y él habla de una gratitud, "una deuda de gratitud y cariño para el maestro Chury, lo quiero" -dice aquí.
Nosotros lo que pretendemos, yo no lo conocí personalmente a quien escribió esto, sí lo conozco a Manzana que fue el que nos entregó este informe, que no tiene copia y que se lo vamos a devolver, lo estamos prometiendo públicamente también.
Pero además de homenajear al que lo escribió y a los compañeros de él como el Manzanita, ver si hay, entre los que escuchan, gente que quiera aportar, acá tienen que aportar los productores, tienen que aportar los que trabajaron en el Mercado, los que trabajan, los que se van a mudar, los que quedaron afuera. Acá tienen que aportar todos para tener un mejor conocimiento de este Mercado que tiene muchos años, tenía muchos años en la ubicación que tenía, fue pensado -dice en el informe- para un Montevideo con una determinada cantidad de habitantes y cuando lo inauguraron en el año 1908 quedó chico.
Entre las cosas que se plantean en este trabajo, que vamos a buscar la forma de poder tener para que todos lo puedan leer, cuando habla de la historia que dice que "fue pensado para un Montevideo con una determinada cantidad de habitantes, cuando lo inauguraron en 1908 quedó chico, los productores, para poder vender sus productos, formaban largos cordones que incluso llegaban hasta la fábrica de Alpargatas. Y se construyó gracias a un hábil juego de cintura de Don José Batlle y Ordóñez, cuando concurrió a la reunión del Congreso de la Haya en Holanda.
Su brillante iniciativa concitó la admiración, entre otros, del rey Leopoldo de Bélgica, quien lo invitó a concurrir a la exposición universal de Bruselas en 1904. Don Pepe le planteó al rey que en Montevideo lo único que faltaba para inaugurar un Mercado agrícola era el techo. Y como se terminaba la exposición el rey le regaló a Don Pepe el techo de la exposición universal".
Dice el autor, "Estos eran gobernantes de otra madera, su exposición era jurídica, más precisamente de derecho internacional, pero en su cabeza había espacio para recordar la construcción de un Mercado hortifrutícola, que gracias a sus buenos oficios se construyó al fin y hoy es orgullo de nuestra ciudad por su historia".
Por supuesto esto era 2001 cuando él lo escribe, pasaron unos años y hoy del Mercado se habla de otra manera, se escucha de otra manera.
En esta parte de la historia dice, "Hablamos de 1908, el camión no existía, los productos hortifrutícolas llegaban al Mercado en carros tirados por caballos, aquello en los días de entrada era una locura. Se formaba una masa abigarrada de gente, carros, caballos, mercaderías, un movimiento infernal. En medio de ese bullicio era muy común que los caballos se desbocaran y en su disparada cometían todo tipo de desastres. Ese era el tema que se sumaba a otros no menos gratos".
Bueno, parece que estamos recuperando la comunicación con Manzanita para poder seguir conversando con él. A ver, ¿estás por ahí?

MU: Sí, estoy acá

 

MAB: Bueno, estábamos aprovechando a leer algunos pedacitos más para los oyentes donde incluso citábamos la parte donde habla de Efraín Chury Iribarne...

MU: Ah sí, la verdad, yo tengo muchos recuerdos de él y una vez hace años nos hizo una entrevista en el bar "Los Perales" ahí en Propios, al costado de (...)

 

MAB: Cerquita del Mercado

MU: Sí, hace años de esto, se la hizo a él, cuando eso, ahí hay varias versiones ¿vio?

 

MAB: A ver...

MU: Y están las versiones porque muchas veces este muchacho una vuelta había hablado contra la dirección vieja del Mercado que estaba, y bueno, salió en el diario "La República", yo soy tapa de diario porque soy yo el que está pesando ahí, pero la entrevista era a él, y entonces no le daban metro, no le daban nada. Y bueno, de los que trabajábamos el que figuraba era yo.
Y así fuimos hasta que un día vino y dice, bueno, el problema es que nos dieron los metros y nos dicen, bueno, páguenlos, siempre pagamos los metros, la verdad que desde que me conozco si hay algo está el Mercado nunca, me dio todo y tampoco le debo nada.

 

MAB: Claro.
Él hace una dedicatoria en este trabajo al Nene Molina, operador del Mercado

MU: Claro, olvidado, que nunca...

 

MAB: Contanos del Nene Molina

MU: Y el Nene Molina, el conocimiento era de él, yo lo conocí pero no como él.
El Nene Molina según cuentan era un changador que trabajaba con él, no sé si está ahí en el libro

 

MAB: Acá habla del Nene Molina nomás como operador del Mercado Modelo y habla de lo que pasó con él, fue un desaparecido

MU: Sí, sí, es cierto eso

 

MAB: Y dice "nuestra contribución al horror, la vergüenza y la ignominia que las Fuerzas Armadas uruguayas desataron sobre el suelo patrio condenando a mujeres, hombres y niños a la peor y más tenebrosa de todas las penas, la desaparición forzada. Tan infame es que sume a parientes y amigos en el castigo añadido de no tener un lugar físico donde por lo menos depositar una flor".
Y se refiere a la señora del Nene Molina que perdió la razón, estaba internada en ese momento en una casa de salud, "sus amigos lo llevamos en el corazón, mientras haya un habitante del Mercado Modelo con vergüenza y honor quedará en la memoria de este pequeño micro mundo de nuestro pequeño y orgulloso paisito su ejemplo y recuerdo"

MU: Es verdad eso, eso es cierto porque él se preocupó de todas esas cosas

 

MAB: Claro.
Milton, en esto había muchos actores, como se dice, en el Mercado, porque estaban los administradores, los operadores, los que van a comprar, estaban esos niños, los changadores.
¿Cómo podés describir eso? ¿Quiénes son, quiénes eran los que estaban en el Mercado? ¿Cómo era la relación entre todos?

MU: La relación entre nosotros ahí era, le podría decir un oasis en el Uruguay. Ahí nos conocíamos todos, o sea, de repente por el nombre como el mío no lo conocía nadie, por el sobrenombre me ubicaban. Y así era con los changadores, con los feriantes, con los puesteros, con los que venían a comprar la mercadería que venían del interior. Fíjese que venía mercadería de todas partes, de San José, Canelones, de Salto, Paysandú, de todos los lugares, del Santoral y todo eso

 

MAB: Sí, acá Ana desde la ciudad de La Paz dice, "Mi padre tenía un amigo que era lechuza en el Mercado por el año 50".
¿Qué es ser lechuza?

MU: Que ahora son intermediarios, es lo mismo

 

MAB: Los intermediarios son los lechuzas

MU: Sí, un intermediario viene a ser como una farmacia, es lo mismo

 

MAB: Claro.
En esto que se está hablando tanto ahora, que se habló tanto y que hubo discusiones públicas al más alto nivel sobre qué va a pasar con el Mercado, de quién es el Mercado y todo lo demás, ¿vos qué opinás, está bien que se haya mudado, está bien que vaya a ser lo que va a ser ahora?

MU: No, yo lo que opino es que si se hubiese mudado porque está muy acá en el centro, pero no de la manera que se fue, y lo que va a ser, porque yo pienso que esto es sólo para los grandes, para el chico se le va a hacer muy difícil.

 

MAB: ¿Vos decís para el productor chico o para el que va a comprar de un almacén?

MU: Para el productor chico, para todos. No sé cómo lo van a organizar, opino mal de repente pero es bravo, igual que para la gente que trabaja, los changadores, no sé ahora cómo va a ser. Porque ahí supuestamente es un polo alimentario y va a haber de todo, porque eso presentaron.
Pero lo más triste que yo veo de esto es que tuvieron que prender fuego para justificar algo, para decir que había que... Y le erraron al bizcochazo porque se creyó que se iba a caer y no fue así, sin embargo con el Cilindro pasó distinto, ya estaban aceitaditos.

 

MAB: Con las autoridades, la Comisión Administradora, ¿siempre existió la Comisión Administradora del Mercado Modelo?

MU: Y bueno, antes la administración era de los productores, así se inició el Mercado.
Porque él relata ahí, él fue a la fuente, no sé si lo leyeron todo el libro, de la forma en que fue. Él fue a los registros y después entrevistó a mucha gente, gente que hoy ya no está, otros no sé si están, gente de los inicios. O sea, yo te puedo decir de lo que me contaba mi padre, que cuando empezó con el Mercado ellos primero empezaron las ventas en el sótano, antes que lo hicieran y terminaran.
Y bueno, empezaron viniendo con jardineras al Mercado, no al otro sino al de José L. Terra.

 

MAB: No eran camiones.

MU: Ah no, al de José L. Terra, por lo que me contaba mi papá que venía con el finado de mi abuelo por parte de él que yo no lo conocí, yo no era nacido, se venía con carro a caballo, no había cajones usaban el lienzo.

 

MAB: O sea, empezaron siendo los productores directamente, después se creó una comisión administradora...

MU: Claro, después pasó a la órbita de la Intendencia, a administrar. Y bueno, ahí va cómo son las cosas.

 

MAB: ¿Y cómo fue, después que empezó a haber una comisión administradora cambiaron las cosas?

MU: Y algunas cosas cambiaron sí

 

MAB: ¿Para bien o para mal?

MU: Y para las dos cosas, depende

 

MAB: Claro, muy bien.
Bueno, el ver pasar a los camiones que van y vienen del Mercado es una imagen muy común para todos nosotros, en las distintas rutas por las que pasan. Hay gente que se ha ido convirtiendo en una especie de revendedora para almacenes chicos ¿no?

MU: Claro, te voy a explicar, en el año 80 yo había comprado un camión e inicié un reparto, que fue ron los únicos 3 años que estuve, hasta el 83, que estuve por fuera. Estaba siempre en el Mercado porque iba a levantar mercadería y me pedían los puestos y almacenes a los que llevaba, y bueno, así es lo que va a surgir también.

 

MAB: Claro, que va a haber como intermediarios de intermediarios.

MU: Ahí está. Porque el almacenero chico que descarga 10 bultos, 15 bultos o algo, a veces ya no le sirve, no es redituable porque entre lo que gasta de combustible, lo que pierde en horas, le sirve que le hagan más o menos los números y la mercadería que le lleven y a ellos les sirve.
Tu fijate que antes, a veces en el Mercado venía mercadería de Salto para acá, viajaba 500 km y había puesteros que volvían a llevar esa mercadería para atrás. Digo, la falta a veces de organización de las cosas

 

MAB: Sí ahora, ayer se publicó que se va a abrir un Mercado también en Canelones

MU: Y bueno, sería lo bueno. ¿Sabe por qué? Si eso existiera en cada zona de departamentos, uno que abarataría mucha cosa y serviría, con una producción nacional que volviera, que la veo muy difícil, las chacras a como eran antes.
Mira, te puedo decir que en la zona que yo estaba más o menos habría 50 o 60 quintas, chacras de 15 a 20 cuadras, 10, y todo eso venía al Mercado, y en otras zonas igual.
Y no sé, de esas 40 0 50 habrán 10.

 

MAB: Claro, el Mercado estaba pensado para un determinado país que hoy es muy diferente

MU: Ahí está, sí. Incluso en los tiempos, que ahora no hay nada, había fábricas trabajando, había todo, la mercadería que entraba no alcanzaba y ahora sobra de todo

 

MAB: Claro.
Bueno, yo no sé si vos querés agregar algo más en esta que es una primera entrada al tema del Mercado sobre el que va a haber que meterse mucho más. Porque además del Mercado depende la mesa de la gente, salvo los que compran en las grandes superficies, en los superMercados gigantes.

MU: Claro, esos lo sustituyeron.
Cuando hicieron la ley de los superMercados, fijate que antes los superMercados que estaban acá iban a levantar la mercadería al Mercado. Después ellos conversaron con muchos quinteros de estos que trabajaban de mejor calidad, les hablaron y los proveían ellos. O sea, si quiere eran peones calificados de ellos

 

MAB: Es verdad. Y les pagaban lo que querían ¿no?

MU: Y primero entraban pagando en la semana, no sé ahora cómo es pero ya ves después la mercadería que más bien iba sobrando se la descontaban o la devolvían. Algo de eso pasó o está pasando.

 

MAB: está pasando, seguro

MU: Porque ahora los superMercados prácticamente traen todo desde el exterior, la mayoría de las cosas, compite con lo poco de acá y entra por zona franca, no sé el canon que deja. Y bueno, así estamos, no tenemos nada nuestro, no tenemos otras cosas que yo no me voy a meter porque no las entiendo. O sea, las entiendo, opino a mi manera pero tenemos medio país que prácticamente ya no es nuestro.

 

MAB: Exacto

MU: Y mientras sigamos así, yo tengo una edad que ta, pero mis nietos... ¿Se acuerda lo que antes decíamos que les íbamos a dejar?

 

MAB: Sí.

MU: Y ya veo lo que les vamos a dejar.

 

MAB: Sí, lo vamos viendo.
Bueno, el Mercado tuvo un perfil social muy fuerte, que se lo daba la misma gente que trabajaba ahí, hasta los niños como vos decías que empezaste trabajando ahí a los 10 años

MU: Sí, el Mercado fue padre de mucha gente, hay mucha gente agradecida y mucha gente extranjera que vino, unos fueron a quintas, otros se quedaron, gente que le debe mucho al Mercado.
Yo nomás soy una persona muy agradecida con el Mercado

 

MAB: Bueno, acá te está saludando Lidia, "Buenos días. ¿Es nuestro Manzanita, del 26 de Marzo? Abrazo grande", dice.

MU: Bueno, muchas gracias.

 

MAB: Y están saludando Ricardo y Olga del local de Antares 4034 en Puntas de Manga, mandan un saludo para vos, para todos los compañeros y además un ¡viva! para el Che -dice- por la fecha en que estamos.

MU: Sí, hoy capaz que me encuentro con ellos, dos por tres estamos hablando y discutimos de todo un poco.

 

MAB: Está muy bien.
Y bueno, fue en la casa de ellos que hicimos un programa el año pasado donde nos entregaste este informe.

MU: Sí, sí

 

MAB: ¿Bueno, algo más que vos quieras decir sobre este compañero que escribió? Que es fallecido ya ¿no?

MU: Y perdí un gran amigo, lo que él me decía a mí, el hermano que nunca tuve.
Porque nos conocimos ahí después de la dictadura viene a ser prácticamente que él vino al Mercado, apareció allí un poco antes, y bueno, como toda amistad. ¿Sabés lo que era el Mercado antes? Entre todos nosotros, porque ahí, no voy a nombrar a ninguno para no quedar mal con nadie pero lo que compartíamos, los lugares, las ventas al lado, cuando nos íbamos para las casas nos preguntábamos si andábamos mal, si andábamos bien, si precisábamos algo, nos prestábamos lo que sea y después se devolvía, ahí no había que firmar papel, no había que firmar nada.
Y era lo lindo, la gente que venía de afuera, del interior, traía mercadería, uno precisaba una mercadería y se la pedía, nos daban, llevá y después traé. ¿Sabés lo que te decían? Mandame los cajones, porque a veces valían más los cajones que la mercadería que traía adentro

 

MAB: Muy bien.
Bueno, nosotros te agradecemos muchísimo por este encuentro, por este material también, Milton Ubaldo Rato, y por supuesto que vamos a estar en contacto de nuevo

MU: Sí, cómo no.
Bueno, un saludo para toda la Radio, para los operadores y para toda la 36

 

MAB: Muchas gracias, saludos para vos y la familia

MU: Gracias a todos los oyentes que pudieron escuchar algo, que es la realidad de las cosas.

 

MAB: Sí señor, y van a seguir comunicándose estoy segura.

MU: Sí, bueno, muchas gracias.