JUICIO CONTRA EL SINDICATO DE MEDICA URUGUAYA PROVOCA LA SUSPENSIÓN DE LOS 290 DEMANDANTES
Entrevista a la presidenta de APMU, Rosalba Hunter, 16 de octubre de 2020

 

Un juicio contra el sindicato de Médica Uruguaya provocó la suspensión de los 290 demandantes de los registros de Apmu. En pocos días habrá elecciones de autoridades del Sindicato y estos 290 demandantes no podrán elegir ni ser elegidos, lo que generó polémica a la interna de  Médica Uruguaya. La Asociación de Personal de Medica Uruguaya (Apmu) nació a mediados del siglo pasado y pocos años después creó una Caja de Previsión al amparo del propio sindicato.  La Caja tiene fondos propios, una Dirección propia, funcionarios y los préstamos y descuentos se hacen a nombre de Apmu.  Pero extrañamente lo único que no se hace a nombre de Apmu es el depósito del dinero. Todo el dinero de la Caja de Previsión del sindicato está a nombre de tres personas físicas. Transcribimos la nota que usted puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/2020-10-16-rosalba-hunter-sindic-medica-uruguaya

Hernán Salina: Recibiendo, agradeciendo que esté atendiendo a Radio Centenario, temprano en la mañana de este viernes a Rosalba Hunter, presidente de la Asociación del Personal de la Médica Uruguaya (APMU), del personal de la Médica Uruguaya.
Rosalba, buen día.

Rosalba Hunter: Muy buenos días, buenos días para la audiencia.


HS: Gracias por recibirnos en esto de informar, también de que la gente conozca distintas realidades que los trabajadores organizados les toca enfrentar y cómo se procesan, cómo se resuelven. Recibíamos una noticia en esos días, nos mandaban mensajes desde la audiencia, de una situación que se está dando con trabajadores de Médica Uruguaya, respecto a su sindicato y una resolución gremial de suspender a alrededor de 300 trabajadores del sindicato.
Contanos de qué se trata, cuánto de cierto hay en esto.

RH: Bueno, la historia… ese es el final de una situación bastante compleja.
Creo que lo primero que hay que poner en contexto las cosas. Esta dirección sindical que actualmente tiene APMU -la Asociación del Personal de Médica Uruguaya- tiene 4 años, este es el segundo período. En 2 semanas tenemos elecciones nuevamente.
Esta situación de la suspensión de 290 afiliados al sindicato de APMU se origina por un juicio que establecen algunos compañeros atentando contra el buen nombre y los intereses del sindicato. Perp esta situación tiene muchísimos años, habría que empezar y dar contexto a la situación.
ATMU tiene 70 años, en el artículo 4º de su estatuto dice, ‘crease una Caja de Previsión’, la que se crea 6 años después, en 1956 se crea la Caja de Previsión como brazo social del sindicato, con aportes propios y con una organización propia, al amparo del sindicato totalmente, toda la operativa de Caja de Previsión pertenece a la Asociación del Personal de Médica Uruguaya. O sea, los préstamos que otorgaban en nombre del sindicato, los descuentos a nombre del sindicato, los funcionarios a nombre del sindicato y opera en la sede sindical, es un brazo social del sindicato.
Cuando nosotros asumimos, nosotros solicitamos un balance de la Caja de Previsión y se nos negó el balance. Solicitamos en todo caso que se llamara a elecciones -porque los que dirigían, en ese momento los administradores de la Caja de Previsión, hacía 12 años que estaban sin elecciones, sin presentar balances- se negaron a hacer un llamado a elecciones, se negaron a presentar un balance e intentaron de alguna forma crear una cooperativa, algo que era absolutamente contrario a la voluntad de la mayoría de los propios integrantes de APMU y de la Caja de Previsión. Y además violando reglas y reglamentos internos.
Nosotros intervinimos la Caja de Previsión, habíamos solicitado a todo esto, un detalle que no es menor y que no es un detalle, habíamos solicitado una auditoría, la auditoría revela graves irregularidades en la Caja de Previsión, entonces con todo esto, 12 años sin elecciones, 12 años sin balance, y una auditoría que revela graves irregularidades, nosotros no solamente decidimos porque era nuestro derecho, pero además nuestro deber, nuestro deber proteger el nombre de APMU.


HS: Rosalba, perdoná una precisión, 12 años sin elecciones ¿en qué ámbitos entonces?
 
RH: En la Caja de Previsión, 12 años sin elecciones en Caja de Previsión y 12 años...
 
 
HS: La responsabilidad de hacer elecciones ¿ahí sobre quién recaía?
 
RH: Yo creo que recae en todo caso en el propio sindicato también, si toda la operativa está a nombre del sindicato y tenés un brazo social sin control, la responsabilidad es sindical.
Eso fue lo que nosotros sentimos cuando asumimos hace 4 años, que dijimos ‘tenemos un brazo social absolutamente descontrolado’. Nosotros no teníamos ni idea, o sea si nosotros sabemos que se hacen préstamos a nombre del sindicato, se opera a nombre del sindicato, hay funcionarios a nombre del sindicato, nosotros pedimos un balance, y se le niega al sindicato. Bueno, no hay mucho que conversar ahí. Es evidente que nosotros debíamos cumplir con el deber de transparentar toda esa situación y lo hicimos, algunos compañeros entendieron que eso implicaba la disolución de Caja de Previsión, lo cual no es así, y entonces iniciaron un juicio.
Hay una cuestión que yo no la mencioné hasta ahora y que es clave: toda la operativa, todo absolutamente estaba en nombre –está- a nombre de APMU, menos el dinero. El dinero de la Caja de Previsión estaba a nombre de 3 personas físicas, esas 3 personas dijeron, tenemos este dinero, no sabemos de quién es, y por supuesto que cuando APMU le solicitó que entregara el dinero para continuar la operativa normal de Caja de Previsión, ellos se negaron a entregarlo.
 

HS: ¿Eran militantes del sindicato?
 
RH: Militantes de toda la vida del sindicato, vinculados además a listas anteriores del sindicato también. Hay que tener en cuenta que acá nunca hubo ningún inconveniente sencillamente porque de un lado de Caja de Previsión y del sindicato eran la misma agrupación durante muchos años, eran los mismos.

 

HS: Que ahora está en la oposición digamos.

RH: Digamos que los que estaban en ese momento desparecieron, algunos de sus representantes están todavía trabajando y algunos formando parte de otras agrupaciones.

 

Diego Martínez: ¿Y la razón que dan para no entregar el dinero que pertenece a la Caja, que es del sindicato cuál es? ¿Qué excusa puede poner alguien que tiene un dinero a su nombre que pertenece a una herramienta del sindicato?

RH: Yo creo que no tiene ninguna excusa.
Ellos aducen que no saben a quién pertenece el dinero.

 

DM: Pero es claro que debe estar en algún lado registrado.

RH: Está absolutamente claro que vos no tenés cientos de miles de dólares a nombre de una cuenta personal, sin que el banco pregunte cuál es el origen. Está absolutamente claro además que nosotros consideramos que esto es una respuesta política a un cambio en la Dirección del sindicato también, está más que claro.
Algunos, 290 compañeros decidieron hacerle juicio al sindicato, y entre otras cosas, reclamando ese dinero, que no lo tiene el sindicato, que lo tienen estas 3 personas que en este momento como estamos en un litigio judicial, está congelado el dinero. Entonces 290 compañeros deciden hacerle juicio al sindicato y entre otras cosas reclamando además, un porcentaje de la casa sindical. Es algo nunca visto.

 

HS: ¿Cómo sería eso? ¿Un porcentaje de la propiedad, de lo que vale la propiedad?

RH: Un porcentaje de lo que vale la propiedad, sí, o sea, primero que hay muchísima confusión en todo, muchos de esos compañeros que estaban haciendo juicio al sindicato en estos momentos por ejemplo están dando la baja del juicio, porque de alguna forma fueron engañados, y muchos no conocen bien toda la historia de Caja de Previsión de lo que está sucediendo. Esto es una batalla por la transparencia y una batalla política, y ustedes saben que en cualquier guerra la primera víctima es la verdad.
Y cuando hay dinero realmente ahí es cuando se calibran los principios y los valores. Nosotros teníamos el estatuto de APMU viejo y todo, como cualquier estatuto de cualquier organización, establece conductas que son absolutamente inapropiadas y que ameritan la expulsión, atentar contra el sindicato, un sindicato que tiene personería jurídica, un sindicato que es de todos, es atentar contra sí mismo.

 

DM: ¿Con qué razón un integrante de un sindicato, un militante, un afiliado, pide una parte de una propiedad del sindicato, que es un bien común?

RH: Porque consideran que aportaron para eso y como Caja de Previsión en algún momento también aportó a la reconstrucción de APMU, ellos consideran que es como un patrimonio, hay una equivocación de fondo: Caja de Previsión es un brazo del sindicato, es un brazo social no es una cooperativa, y por lo tanto lo que se genera ahí es patrimonio de todos. Pero además es un patrimonio que no es objeto de reparto, no es objeto de ganancia, o sea hay varias cuestiones, primero hay desconocimiento jurídico, pero sobre todo hay desconocimiento político y más importante, hay una tremenda falsa moral en algunos trabajadores. Nosotros decidimos, la Mesa Directiva de APMU y después fue refrendado en una asamblea, se decidió la suspensión hasta que el juicio termine de redimir y transparentar esta situación.

 

HS: Son 290 que iniciaron el juicio ¿de cuántos afiliados en el gremio Rosalba?

RH: APMU tiene casi 4 mil afiliados, 290 son los compañeros que están haciendo juicio, así que nosotros exhortamos a esos compañeros a que reflexionen, nosotros podíamos saber desde el punto de vista estatutario o la asamblea podría haber tomado la decisión de expulsarlos. No se decide la expulsión, se decide la suspensión, sin embargo es una suspensión muy especial, no pueden decidir, no pueden elegir ni pueden ser electos, en cuestiones sindicales, no pueden decidir porque vos no podés ser arte y parte, no podés hacerle juicio y después pretender decidir en las diferentes instancias del sindicato. Sin embargo mantienen toda la representación sindical, si tienen algún inconveniente con la empresa o con la patronal, APMU los defiende y además mantienen sus derechos sociales, o sea eso es así.
¿Por qué esa actitud? Porque nosotros entendemos que hay muchos compañeros que están muy confundidos, que entienden que el juicio no lo están haciendo contra APMU, que lo están haciendo contra las tres personas que mantienen el dinero, y en esa confusión, por más que nosotros les hemos mostrado por ejemplo evidencias, porque la demanda está aquí, la demanda es clara y es contra APMU, y está a disposición de todos los afiliados, vuelvo a reiterar que en toda guerra la primera víctima es la verdad, por eso tomamos esa decisión.
Hay que tener en cuenta, nosotros enviamos entre otras cosas, una carta a la Federación Uruguaya de la Salud, porque nosotros tenemos integrantes del Consejo Central de FUS, integrantes de la Directiva de la Asociación del Personal de Médica Uruguaya haciéndole juicio al sindicato en un hecho que no tiene parangón, que no tiene ningún tipo de justificación, o sea que estamos hablando de mucho más que una cuestión jurídica.

 

DM: Además de las cuestiones jurídicas y las cuestiones que van a pasar por la Justicia ¿hay a nivel del Ministerio de Educación y Cultura o de algún otro organismo estatal, alguien que pueda regular este tipo de situaciones que establezcan cuáles son los alcances que se tienen por parte de una conducción sindical? Tú hablabas ahí de un montón de años sin elecciones, ¿qué regulación hay con respecto a esto?

RH: Nosotros somos un sindicato que tiene personería jurídica, nosotros nos tomamos muy en serio nuestros deberes, parte de nuestros deberes es este tipo de control que no se habían realizado, ahora se realizan, ahora ser realizan absolutamente, en parte son los dolores de parto, estos son los dolores de parto de una nueva forma sindical, cuando nada pasa, yo creo que todo cambio es doloroso, sobre todo cuando son cambios de alguna forma de raíz como los estamos haciendo nosotros.
Nosotros vamos a dejar y estamos transitando en el camino de dejar un sindicato más transparente, más democrático, con más conciencia, y que cumpla la función que tiene que cumplir, ese es el motivo por el cual nosotros tomamos esa dolorosa decisión, en principio, de suspender a estos compañeros en una mesa directiva, y hay que tomar en cuenta que eso fue refrendado por una asamblea general, es el máximo órgano sindical, la asamblea tomó la decisión de suspenderlos hasta que el juicio se termine, como forma de transparentar toda esta situación. Hay que decir que son 290 compañeros, que vuelvo a reiterar día a día algunos entienden la situación, esa confusión sirvió para llevar agua al molino de algunas agrupaciones, estamos en un proceso electoral, estamos a 2 semanas de elecciones en el sindicato, entonces evidentemente que esto tiene ese cariz, estamos exhortando a esos compañeros. Muchos están reviendo esa situación, pero hay que tener en cuenta también la magnitud que tiene esto porque no es como algunos que hacen ver ni una catástrofe ni nada por el estilo, primero porque nosotros estamos absolutamente tranquilos, respecto a todo el proceder que tuvimos, pero además hay que tener en cuenta que son 290, porque somos 4 mil afiliados.

 

HS: Rosalba Hunter, presidente de ATMU, gracias por estos minutos, seguimos conversando y vemos qué pasa en las elecciones entonces.

RH: Bien, muchísimas gracias, a las ordenes.