TRABAJADORES PREOCUPADOS PORQUE NO SE SABE CÓMO VAN A CONTINUAR LOS PROGRAMAS DE MIDES
Contacto con Guillermo Troisi (Sutiga), 20 de octubre de 2020

 

Siguen las dudas acerca de cuáles son los Programas que permanecerán activos en el Ministerio de Desarrollo Social (Mides), algunos ya se han cerrado y cientos de familias han quedado desamparadas, así como cientos de trabajadores desocupados. Además, hay otros trabajadores del Mides que no cobran el salario desde hace varios meses, mientras que los directores -como Mónica Bottero- han percibido aumentos salariales del orden de los de 50 mil pesos mensuales. El Sindicato único de Trabajadores Instituciones Gremiales y Afines (Sutiga) reclama el diálogo con las autoridades pero nadie les atiende el reclamo, afirmó Guillermo Troisi en CX36. Transcribimos la nota que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/2020-10-20-guillermo-troisi-trabaj-mides

José Luis Vázquez: Vamos a compartir con ustedes una charla con trabajadores del Programa Calle del Mides, porque siguen las dudas acerca de cuáles son los programas que van a permanecer activos en el Mides, algunos programas ya han caído, hay un programa que dejó a 600 y pico de familias desamparadas totalmente, y cientos de trabajadores que también perdieron su empleo. Otros planes están funcionando pero existe incertidumbre por su futuro próximo, además hay problemas salariales, hay trabajadores a los que se les está por vencer el contrato y no saben si será renovado, muchos otros que están sin contrato, etc.
Vamos a ver qué nos dice Guillermo Troisi, que es uno de los trabajadores y voceros de estos Programas.
Guillermo, buen día, ¿cómo te va?

Guillermo Troisi: Hola, ¿qué tal?
Buenos días, José Luis, agradecer por el espacio que nos brindan para poder comentar un poco a la ciudadanía lo que está sucediendo con los programas que lleva adelante Mides.


JLV: Contanos acerca de cuáles son los programas que están funcionando.

GT: Nosotros vamos a plantear ahora un poco la situación de algunos de los principales programas que se están viendo afectados por la nueva gestión de Mides a partir del mes de marzo. Decir también que parte de estas problemáticas se podrían haber evitado también si se hubiera mantenido el diálogo con las trabajadoras y los trabajadores de los Programas que desde un primer momento nucleados en el sindicato Sutiga, hemos tratado de dialogar con las autoridades y advertir de problemáticas que ya están sucediendo o advertir en relación al impacto que podía llegar a tener la discontinuidad de algunos de los Programas que se estuvieron realizando. Pero no tuvimos respuestas por parte de las autoridades, y de a poco estamos viendo cómo se van afectando y cómo van cayendo algunos de los programas.
En relación al programa Socat (Servicio de Orientación, Consulta y Articulación Territorial) que es uno de los programas que Mides implementa en los territorios de atención a la ciudadanía, se firmó una prorroga. Estuvo en dudas en su momento la continuidad del Programa y se terminó firmando una prórroga, pero la partida para pagar los salarios y el dinero de funcionamiento se atrasó 3 meses, eso afectó el servicio brindado.
El Socat es un Programa a nivel nacional, hubo retrasos de 3 meses de salario y obviamente de dinero para funcionamiento y eso terminó afectando lo que fue la gestión del Socat. La última novedad que tenemos es que llegó una de las partidas para pagar parte de ese atraso salarial, pero también hay preocupación por esta ineficiencia e irregularidad en cuanto a los tiempos de depósitos de las partidas de funcionamiento en ese Programa.
En relación a la situación de los ETAF, los Equipos Territoriales de Atención Familiar, y que implementaban el programa ‘Cercanías’, desde el mes de febrero, antes que asumieran las autoridades, estuvimos advirtiendo y reuniéndonos con (Armando) Castaingdebat, con (Pablo) Bartol, para que no se discontinúe el programa, explicando un poco la función que cumplía, la importancia que tenía. No hubo recepción al planteo y en el mes de mayo cerraron la parte del Programa que dependía de Mides, dejaron sin atender a más de 60 familias, dejaron sin trabajo a 110 trabajadoras y trabajadores, quedan funcionando los equipos que dependen de Inau pero hasta fin de año. No hay respuestas por parte tampoco de las autoridades de Inau en cuando a la continuidad del Programa, hay un hermetismo total, por lo que se entiende que van a dejar que caiga el Programa que también es parte de la estrategia, no hablar de la situación, no dar explicaciones, no plantear un plan de trabajo para que esto no salga a la luz.
Estamos hablando que en total van a quedar 1200 familias de las más vulnerables del Uruguay, de las más empobrecidas a nivel nacional, sin atención en este momento también de crisis sanitaria, con las familias que vendrían de los Etaf de Mides.
No es menor que esa discontinuidad del Programa fue en el mes de junio, al inicio del invierno, familias -que hay que decirlo- en la mayoría de ellas se atendía todo el núcleo familiar, y habían niñas, niños y adolescentes; el retiro del Estado es tremendo en este momento y preocupa.
En relación a los programas ‘Calle’, hay compras directas que han hecho las nuevas autoridades, tienden a bajar horas técnicas, estamos hablando de que las nuevas compras directas que ha realizado el Mides baja las horas de presencia de Psicólogos, Trabajadores Sociales, Auxiliares de Enfermería, rebaja horas de presencia de Educadores, cambia de categoría a Cuidadores, en lo que se entiende que es para precarizar las condiciones de trabajo. Todos estos cambios tienden a desprofesionalizar las intervenciones que se vienen realizando en ese programa.
Hay Centros que están funcionando sin marco contractual, sin pliego, sin licitaciones, en un marco de incertidumbre tremendo y en lo que configura digamos una irregularidad por parte del Estado.
Hay centros que pasaron a depender del Fondo Covid-19 y reciben también con retraso las partidas para el funcionamiento, eso repercute en retrasos de salarios y en los aportes a BPS, irregularidades que genera el propio Estado, que genera la propia gestión del Mides actual. Hay trabajadores que hace dos meses que no están cobrando el salario en lo que tiene que ver a los programas Calle. Improvisaron también en relación a atender la problemática cuando se vino el invierno y la emergencia sanitaria, pasaron Centros Diarios a ser 24 horas, sin garantizar las condiciones de seguridad laboral que corresponden. Implementaron la modalidad de albergue masivo donde han pernoctado hasta 250 personas en un mismo Centro, algo que ya estaba más que probado que no funciona, genera hacinamiento; algo también contradictorio con las propias indicaciones sanitarias que da el mismo gobierno.
En los servicios de atención a violencia basada en género también hay una situación de incertidumbre, desestimaron la licitación que adjudicaba los servicios a nivel nacional, recordemos que son servicios que brinda el Mides en convenio a nivel nacional en todos los departamentos; de atención entre otras situaciones, a las situaciones de alto riesgo que comprenden las tobilleras. Y bueno, desestimaron una licitación pública, hicieron una prórroga para que no se interrumpa el servicio que va hasta el 30 de noviembre, fijate que estamos a 20 de octubre y hace muy poco sacaron la nueva licitación que por los tiempos que lleva no va a llegar a que se adjudique antes del 30 de noviembre. Hay que ver qué es lo que implementan para que no se corte el servicio, eso tampoco queda claro porque no hay diálogo, desde el sindicato se recorrió diversas Comisiones de Género, de los diferentes niveles de gobierno, planteando esta preocupación, tratando de poder generar diálogo.
La señora Mónica Bottero, la directora de Inmujeres, nunca aceptó reunirse con las trabajadoras y los trabajadores, es así que se generó luego una mesa de diálogo en la Comisión de Derechos Humanos de Diputados donde se convocó a los diversos actores involucrados en la implementación de esta política, estamos hablando de la Red Nacional Contra la Violencia Basada en Género, que ejecutan los servicios, sindicatos como Utmides y Sutiga, y las autoridades de Inmujeres, fue convocada Bottero a esa mesa, la Directora concurrió en una sola oportunidad y con una actitud la verdad que nos llamó mucho la atención, han acusado a los trabajadores de terroristas, nos faltó el respeto en esa mesa, y en una actitud muy infantil se levantó, se retiró de la mesa de diálogo y no volvió a concurrir. En un claro ejemplo de cuál es la actitud de las autoridades del Mides en relación a los Programas. Una falta de diálogo total, una negación, acusaciones hacia los trabajadores que llevamos adelante la tarea, que hay que decirlo, los Programas hemos tratado desde el primer momento, más allá de todas las irregularidades que estamos sufriendo, que no se vean afectados a nivel de servicio, pero todo tiene un límite, hay mucha preocupación y la falta de diálogo por parte de las autoridades genera muchas problemáticas, y ha generado también impactos que se podrían haber evitado con un buen diálogo y una buena predisposición a charlar con las personas que llevamos adelante los Programas.
Ahora hay una licitación en curso en lo que tiene que ver con los servicios de violencia, pero como les decía, los tiempos de licitación no van a llegar al 30 de noviembre, hay que ver qué se hace.
En conclusión desde el sindicato lo que se plantea es que haya una apertura al diálogo, que habiliten el intercambio con las trabajadoras y los trabajadores, planteamos conocer cuál es el plan de desarrollo social, si es que hay un plan por parte de las autoridades para este quinquenio, que se terminen las irregularidades, que hay centros Calle sin contrato ni licitación, eso no puede pasar, que paguen todas las partidas en tiempo y forma para que se pueda funcionar, y no se generen retrasos salariales, y esté la plata para que los dispositivos funcionen; que generen condiciones de trabajo adecuadas en materia de seguridad laboral, que paren de desprofesionalizar las políticas sociales, porque eso va a generar un impacto que al país le va a costar caro; que dejen de desmantelar los Programas sin la evaluación previa, porque hay que decirlo, no han hecho ningún tipo de evaluación para poder argumentar la caída de estos Programas; estamos en contra del hacinamiento de personas en situación de calle, eso daña, va en contra de los derechos humanos, lo que está haciendo el Mides actualmente, y no se hacen responsables.
De más está decir que en el medio de todo esto, en el medio de lo que está sufriendo toda la clase trabajadora en relación a la pérdida de salario real, hay autoridades del Mides como la propia Bottero, los directores en general, aumentaron el sueldo, sueldos de más de 100 mil pesos, aumentados en 50 mil pesos en el medio de toda esta crisis social que se está viviendo.


JLV: Guillermo Troisi, muchísimas gracias por la información, te liberamos porque sabemos que te vas a trabajar ahora, así que gracias por el tiempo y quedamos a la orden.

GT: Muchas gracias por habilitarnos el espacio para difundir lo que está sucediendo, lo que decimos es que hay preocupación, porque tampoco se sabe cómo van a continuar los Programas.