“SEGUIMOS SIN SABER DE LA REESTRUCTURA, LA SITUACIÓN DE ANGUSTIA ES BRUTAL”
Gerardo Díaz y Laura del Giudice integrantes del sindicato de trabajadores de Presidencia, 19 de octubre de 2020

 

“Hay pisos enteros en la Torre Ejecutiva de compañeros contratados que estamos ejecutando millones de pesos para las intendencias, entonces nuestro trabajo es relevante, y si ellos no lo ven queremos que la gente lo vea, y queremos que vean que no somos ni privilegiados, ni gente que entró por temas partidarios o de amiguismo, sino que somos trabajadores y pretendemos salvaguardar nuestras fuentes de trabajo”, dijeron Gerardo Díaz y Laura del Giudice integrantes del sindicato de trabajadores de Presidencia que compartieron la mañana de la 36 para hablar de la situación de los trabajadores contratados, con contratos de arrendamiento de servicio, vínculos muy precarios en relación a la tarea que cumplen y el tiempo que están en el inciso. Explicaron que hay compañeros con más de 20 años de servicio, y que se venía trabajando con la administración anterior tratando de regularizar este vínculo de tareas permanentes y relevantes, “sobre todo por el volumen de compañeros, en OPP el 45 % de los trabajadores y en Agesic más del 70%”. Agregaron que una vez que salió el decreto 90 de reducción al 40% del gasto de 2019, una gran cantidad de trabajadores están quedando sin trabajo de un día para el otro. Transcribimos esta nota que usted puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/trabajadores-de-presidencia

María de los Ángeles Balparda: Nuestros invitados en esta mañana son integrantes de la Asociación de Funcionarios del inciso de Presidencia, podríamos decir, los trabajadores de Presidencia, que están con nosotros acá, Gerardo Díaz, que es integrante del sindicato, y está Laura del Giudice, dirigente de este sindicato bienvenidos, ¿cómo andan?

Gerardo Díaz: Muchas gracias

Laura del Giudice: Muchas gracias


MAB: Querés que te cuente, como dicen, ¿no? Lo que estábamos diciendo fuera de micrófonos y comentábamos nosotros que se habla muy poco de los funcionarios de Presidencia, no es un tema como de otras áreas del Estado que uno conoce más, conocemos poco y nada, así que esta entrevista nos va a servir por supuesto para ver los planteos que ustedes tienen, lo que están reclamando, pero también cuál es la situación actual, cómo es que se lleva adelante la tarea, empezando por si son muchos o pocos los trabajadores en Presidencia.

LD: Sí, no solo es un volumen grande de trabajadores, sino que la realidad es que de estos trabajadores, Presidencia abarca muchas unidades ejecutoras, una de ellas por ejemplo es OPP, que ahí sí parece que conocer un poco más, otra es la agencia AGESIC, la agencia de la información, que es la que está atrás de todas las áreas de sistemas informáticos, de acceso a la información pública, ha sido una agencia relevante en cuanto a poner al país en una etapa de digital a nivel trámites, a nivel acceso a la información, después está la unidad ejecutora Presidencia en sí, y la Oficina Nacional de Servicio Civil. En todo esto lo que hemos estado trabajando mucho en este último tiempo porque ha sido como el área de trabajadores más atacados, son los contratados y qué pasa, que uno imaginaría que en la Presidencia de la República, estamos en una situación de trabajadores ejemplar, pero no es así, la realidad es esa, la realidad es que hay muchísimos trabajadores contratados con vínculos de arrendamiento de servicio, un vínculo muy precario en relación a las tareas que cumplen, y al tiempo que están en el inciso.


MAB: Son tareas permanentes

LD: Permanentes, exactamente, hay compañeros que han tenido este vínculo por más de 20 años, otros por más de 10, en mi caso 8 años, entonces ya nosotros veníamos trabajando con la administración anterior también en tratar de regularizar este tipo de vínculos que obviamente, claramente eran de empleados del Estado, y que era para tareas no solo permanentes, sino relevantes para el país, o sea estamos hablando que nos parecía sobre todo por el volumen de compañeros, estamos hablando que en OPP ronda el 45% y en AGESIC el 70%.


MAB: Que tienen ese tipo de contratos.

LD: Que tienen ese tipo de contratos, entonces no solo, así fuera un porcentaje menor, estaríamos trabajando por regularizar esta situación, pero creo que es aún peor este volumen de compañeros que están con este tipo de vínculos, y que claro, en este tema y una vez que salió el decreto 90 de reducción al 40% del gasto de 2019, es un volumen de gente que se está quedo sin trabajo de un día para el otro.


MAB: ¿Cómo se ingresa a Presidencia? Porque también dentro de eso de no saber nada, también está la idea de que son todos funcionarios de confianza.

LD: No, no es así

GD: También está la discusión de si son o no son funcionarios públicos los compañeros contratados, porque la definición de funcionario público que está presente en el estatuto de la Ley 19.121 del 23 de agosto de 2003, trae algunas condiciones para ser funcionario público que es estar incorporado mediante un procedimiento legal que ejerce funciones públicas, y tiene una relación de subordinación y está al servicio de interés general, todas estas condiciones las cumple cualquier compañero que está trabajando hoy, sea presupuestado o contratado en el inciso de Presidencia. Que comprende como decía Laura, 10 Unidades Ejecutoras.


MAB: Y para ingresar, ¿cómo se hace?, ¿te nombran directamente?

LD: Nosotros podríamos decir que salvo los casos de asesorías que entendemos así las trajo el director de OPP o de AGESIC o de cada unidad, el universo del que estamos hablando nosotros, son compañeros que entramos, me incluyo, por un llamado a un concurso público, en ningún caso es un tema partidario, y entramos, nos presentamos, en el caso mío fue en el 2012, un llamado que se publica en Uruguay Concursa, que cualquier ciudadano o ciudadana puede participar, y en esa selección, quedamos, y ese es el universo de toda esta cantidad de compañeros consultores porque aparte se piden determinados requisitos en el sentido de la preparación, de la experiencia, pero de todas las áreas, pasamos desde administrativos hasta técnicos, consultores, supervisores, y esa es la realidad que es una cosa que también me parece que en el imaginario colectivo está esto de que somos todos ingresos por amigos o por ser parte de, y no es la realidad, por supuesto que hay asesores, hoy mismo sabemos que están entrando mientras se están bajando algunos contratos, están entrando otros, entendemos que el universo de los asesores, si bien está regulado, debería ser controlado, pero existe, lo que también nos preocupa es que también están entrando cargos técnicos nombrados de esta manera como de repente tú comentabas.


MAB: Donde ya hay gente trabajando.

LD: Donde ya hay gente trabajando en esas áreas, entonces parece ser aún más difícil de entender la lógica detrás de este recorte de cantidad de contratos cuando no tenemos claro las tareas o cuál es la reestructura que están planificando para no realizar las tareas, porque si no, no entendemos cómo se va a llevar a cabo nuestro trabajo.


MAB: Claro, ahora, hay contratos que no se renuevan, ¿cómo es que quedan en la calle digamos?, esa denuncia que ustedes hacen, que Presidencia deja gente en la calle.

LD: Esto empezó en marzo, marzo-abril, el decreto se firmó el 11 de marzo, dos días antes de la pandemia, y qué pasa, los contratos no van venciendo todos el mismo día, mes a mes puede haber un universo diferente, ¿qué fue lo que vimos nosotros?, que cuando empezamos a pedir audiencia con las autoridades para ver este tema del decreto y tratar de entender cómo se iba a hacer esto, no teníamos respuesta, entendíamos que era un momento complicado con el tema de la pandemia. Pero a la solicitud del sindicato por reuniones, porque ya veíamos que había compañeros que se vencía su contrato y no habían entrado al proceso de renovación, que es un proceso que lleva un mes y medio, dos meses, entonces ya en marzo veíamos que los compañeros de abril, de junio, iban a quedar en la calle, ahí finalmente logramos algún tipo de negociación, en la cual tratamos de que nos dijeran cuál era la idea, nos presentaron una lista de los compañeros a los cuales no se les iba a renovar y algunos a los que se les iba a renovar hasta diciembre, sin tener claro cómo era la elección. Fue un listado en el cual aparecían.


MAB: Cuál era el criterio.

LD: Ningún criterio era expuesto, ni transparente, ni entendible, porque tampoco la reestructura esta de la oficina de la que se habla, pero no se trasmite al sindicato, tampoco era claro, entonces en ese momento con una negociación muy fuerte, logramos que por lo menos la gente que se desvinculaba entre marzo, abril, mayo, se le hiciera una renovación a dos meses, para que tuviera un preaviso de algún tipo y otros compañeros a diciembre que es ahora la gran mayoría de los compañeros, que no sabemos qué va a pasar, y estamos a dos meses de diciembre, o mes y medio, sin tener noticias, ni idea de va a haber una renovación, cuál es el panorama, y es lo que estamos insistiendo, y por eso estamos en conflicto, porque desde agosto que nosotros solicitamos la planificación de la reestructura de compañeros de la parte personal humana que nos interesa a nosotros, que nos muestren la reestructura que están pensando, y en la última reunión nos habían comentado que después de la Ley de Presupuesto, nos iban a presentar esa reestructura, cosa que está dentro, no es una exigencia del sindicato porque sí, no, hay una ley de negociación colectiva que exige este tipo de procedimiento y estamos esperando. Hace un mes que se presentó, más de un mes, la Ley de Presupuesto, seguimos sin saber de la reestructura y más complejamente porque la situación de angustia es brutal, de todo este universo de compañeros que son más de 60 que a diciembre se quedarían sin trabajo.


MAB: Sí, el sindicato no es recién nacido, el sindicato ya tiene su tiempo.

GD: No, no es recién nacido. Y además quisiera decir algo que si bien este conflicto disparado por un decreto que barre en su mayor consideración un número importante de contratos, y también reduce, pone un tope a lo que es la máxima ejecución presupuestal para el período, tiene su origen en realidad en estas formas de contratos basura que fueron usados y abusados durante muchos años, muchos años atrás, y donde el sindicato estuvo siempre luchando contra esas formas y tratando de llevar a la mayor parte de los trabajadores que estaban siendo contratados bajo esas formas que eran sumamente precarias, a formas más seguras que podían garantizar sus derechos, como puede ser las que tenemos los presupuestados. Si bien tuvimos una acérrima postura en contra de parte de los gobiernos anteriores para que esto sucediera, el sindicato por lo menos estaba negociando que se equipararan los derechos que tenemos los presupuestados con los derechos que tienen los compañeros contratados que no gozan de derechos por ejemplo de un aguinaldo, no gozan derechos supuestamente de muchas cosas, porque son tratados como empresas, como empresas que facturan al Estado un servicio, y no como trabajadores, en realidad cumplen todas las funciones de un funcionario público, realizan las mismas tareas que realiza cualquier funcionario presupuestado, tienen jerarquías, marcan en el reloj entrada y salida, pero no se les reconoce el carácter de trabajador, y tanto es así que ni siquiera se les reconocía en el período pasado el derecho a marcar salida gremial, si bien se les decía verbalmente, no podemos desconocerles el derecho, había una negación tajante de dejar en ningún lado escrito, en un protocolo, ni siquiera en un acta de reunión en el Ministerio de Trabajo, cuando estuvimos, íbamos, firmamos un acta que con lo que ustedes se oponen a dejar por escrito que se está negando el derecho de los trabajadores contratados a marcar salida gremial.


MAB: ¿Eso cuándo fue, cuánto hace de eso?

LD: Hace un año y medio, 2018 por ahí, o sea nuestros primeros reclamos era esto como decía Gerardo, tratar de hacer más ecuánime el tema de los derechos y no estoy hablando acá del tema económico, porque una gran discusión era, no, los contratados ganan muchísimo más que los funcionarios, lo cual no es cierto, porque hay que comparar escalafón con escalafón, si yo estoy en un grado de supervisión técnica, no se puede comparar con un ingreso al Estado en un primer escalafón, eso por un lado, y por otro lado, siendo empresa tenemos que pagar la Caja Profesional, el Fonasa, todo por afuera, que en realidad, y si fuera así no pediríamos a lo mejor, si hubiera una reducción económica tan grande no pediríamos que nos regularizara.
En ese momento lo que pedíamos eran derechos en ese sentido, hacer uso de los fueros sindicales, poder marcar salida gremial, que no fuera discrecional con los jefes, porque también ahí se genera sino un vínculo muy perverso que algunos compañeros podíamos participar y otros no, por un tema de definición de jerarca inmediato, y otro tipo de derechos de casos de horarios de trabajo, ese tipo de cosas, que como nosotros también tenemos determinadas tareas como supervisores que realizar, muchas veces, si bien nuestro contrato decía 40 horas semanales, lo que fuera, terminábamos trabajando muchísimo más, era un poco generar ese ambiente más ecuánime en unas oficinas donde yo te hablé de esos porcentajes, pero hay oficinas donde, o pisos enteros, u oficinas por ejemplo en el área descentralización, donde hacemos la inversión pública en las intendencias, donde de repente la proporción es totalmente diferente y hay 5 compañeros presupuestados y 30 contratados.

GD: La ley prevé los contratos de servicio sean de corta duración, pero como decía Lura, hay contratos que tienen más de 5, 10 y 15 años.

MAB: Laura del Giudice y Gerardo Díaz, integrantes de la Asociación de Funcionarios del Inciso de Presidencia, están con nosotros. Estamos conociendo una parte muy importante del Estado, que no sé ese pensamiento mágico que funciona el Estado, pero sin trabajadores, y que están viviendo y vienen viviendo desde hace mucho tiempo algo que mucho trabajador que puede estar escuchando la radio, dice, ah, acá era igual, yo me acuerdo de muchos medios de comunicación que tienen a sus trabajadores como empresas por el tipo de contrato que tienen. 1.000 trabajadores trabajan en Presidencia en los distintos organismos, digo distintos organismos porque hay una mesa coordinadora de sindicatos, que está integrada ¿por?

LD: En la mesa también está ASEC, que es el sindicato del INE, el Instituto Nacional de Estadística, está la Secretaría de Deportes también, que tiene 2 sindicatos, y estaba la URSEA, que ahora se fue de la órbita, pero era también parte integrante, y también tenemos nosotros (Sindicato de Trabajadores del Inciso Presidencia) AFINPRE, reuniones con ellos porque hay temas que son transversales y que nos cruzan.


MAB: ¿En todos los casos está pasando esto?

LD: No, la realidad está de los contratados, donde está focalizada no es así en ASEC, que hay muy poco, y de repente en esos cargos ya más de asesoría donde hay este volumen de técnicos trabajando mano a mano como cualquier otro trabajador presupuestado, es en la oficina de planeamiento y presupuesto en OPP, y en AGESIC, con la relevancia que a veces está bueno ponerlo sobre la mesa el trabajo que se hace. Nosotros ejecutamos millones de dólares de rentas generales, que trabajan programas como fondo de desarrollo del interior, un programa que está en la Constitución, cómo se distribuye ese dinero, programas como en el que yo trabajo, es el programa de desarrollo y gestión subnacional, que trabaja con fondos de un préstamos del BID que tiene más de 20 años, este préstamos se da cada 5 años, y no tiene, de hecho está preaprobado ahora para los próximos 5 años, y es plata realmente que van destinadas a las intendencias, a ejecutar distintos programas, distintas obras, después hay programas que trabajan también con la capacitación, con el pequeño productor, eso Gerardo también puede conversar de este tema, apoyando la descentralización y apoyando a los gobiernos departamentales para la ejecución de obras de todo tipo, en muchos casos servicios muy básicos como los que se les brinda a un barrio que no tiene nada, no tiene conexión a saneamiento, no tiene conexión a OSE, no tiene una calle por cual transitar, ni una vereda, partimos de esa base de proyectos hasta equipamientos, infraestructura, accesos a una ciudad, equipamiento deportivo, equipamiento cultural. La intendencia propone determinadas obras y se financia en un 85% con fondos, el gobierno nacional de estos préstamos, y la intendencia pone un 15% de contrapartida.

GD: En el caso del FDI también es el mismo sistema


MAB: ¿Cómo se llama ese?

GD: Fondo de Desarrollo del Interior, donde se ha hecho una labor muy importante de electrificación del interior de la república. Hay obras de todo tipo, obras de carácter cultural, gimnasios, piscinas comunitarias, arreglos de calles, hay una gran cantidad

LD: Caminería rural también, otro préstamo que antes estaba en el Ministerio de Transporte y Obras Públicas, y ahora pasó a la Dirección de Descentralización de OPP. Digo para que la gente entienda también de qué estamos hablando, o sea son obras fundamentales y en muchos casos servicios básicos a la población que en Montevideo capaz que no lo vemos porque justamente está mucho volcado, está volcado el programa, estos programas así al interior, y a apoyar esa ejecución en intendencias que muchas veces carecen de técnicos o no tienen las posibilidades de encarar determinadas obras.


MAB: El sindicato está en conflicto, ¿eso qué quiere decir en la práctica?

LD: Nosotros ahora ya pedimos cita a través de COFE al Ministerio de Trabajo, queremos hablar ya, subir el escalafón este de negociaciones, queremos ir a la Dinatra, COFE que ha estado también participando incluso en alguna instancia con reuniones con Alfie o con Heber Paguas por AGESIC, como vemos que en un momento parecía una buena idea que fue propuesta por la administración de manejar los temas de AGESIC con la dirección de AGESIC, y los temas de OPP con la dirección de OPP, vemos que ninguno de los dos casos, si bien AGESIC empezó mejor las negociaciones y hubo un ida y vuelta bastante lógico de información y de escuchar a los trabajadores en su propuesta, en un momento el director dijo, no, ya no puedo seguir, y se empezaron a incumplir algunas cosas que se venían trabajando, en OPP fue mucho más difícil el camino, nunca tuvimos una mesa de negociación, mesa de trabajo de negociación como nosotros exigíamos, esto es, tener a una persona cercana a la dirección de OPP, pero también contar con gestión humana para tratar estos temas, y con la Oficina Nacional de Servicio Civil, porque una de nuestras idea era bueno si quedamos desvinculados de la función de OPP porque cambian las tareas, estos compañeros con una espertiz de muchos años, con mucha validez como consultores y profesionales, a lo mejor pueden trabajar en otras áreas del Estado, no perdamos ese capital humano de trabajo. Y nunca logramos ese tipo de negociaciones, ahora más allá de esto se ha visto, y por eso estamos en conflicto, que hasta lo poquito que habíamos acordado en esas negociaciones bipartitas con OPP, con un interlocutor que tampoco consideramos que sea la persona más relevante para la negociación en sí, porque se tenía que ir a consultar, también están incumpliendo, por ejemplo de esa lista que yo te hablaba hoy que se presentó de los compañeros que iban hasta diciembre o iban algunos hasta marzo, cuando vamos a firmar contrato, empiezan a cambiar las clausulas de los contratos que son de recontratación, que no pueden cambiar su clausulado, en otros casos habían prometido ir a marzo los cortaron a diciembre, en algún caso hasta cortaron el salario, ya nos parece totalmente inaceptable y desde ese punto dijimos, estas mesas no son de trabajo.


MAB: Dialogo evidentemente no hay.

LD: Y el hecho de ir a la DINATRA es subir y tener un interlocutor por el Inciso, a ver si logramos algo porque ya no sabemos qué hacer, a su vez vamos a adherir al paro que se está planificando para el 28 de octubre, y también estamos con toda esta campaña de difusión para hacer ver la problemática, y lograr de alguna manera que nos podamos sentar a trabajar porque nuestra idea tampoco, podemos entender que algún programa se acaba, que no es prioridad de este gobierno determinada área de trabajo y se corta, lo que queremos es que no se pierda la fuente de trabajo o que se pierda en el mínimo, y sentarnos a trabajar en eso desde nuestro lugar.

GD: Pero además si hubiera sido eso

MAB: Y seguimos con nuestros invitados, Cecilia, una oyente, se comunica, da los buenos días, agradezco a la radio y a los invitados por el conocimiento de esta situación, muy desconocida por los ciudadanos, me imagino que a la vez de ser despedidos, los contratados, debe ser muy difícil la reinserción en el Estado, tal vez solo a través de concursos en entes públicos, ¿es así?, pregunta, agradece y manda un saludo.

GD: Lo siniestro es que no es así, no son despedidos, solamente caen sus contratos, como son tenedores de un contrato basura que se firmó con el Estado, porque por otra parte no había otra posibilidad, si querías trabajar tenías que firmar un contrato de ese tipo. Cuando el contrato vence, se acabó tu vinculación con el Estado, y no tenés nada que reclamar, ninguna cobertura de ningún tipo, al otro día sos un desempleado que no tiene ni siquiera un mes de apoyo, eso es realmente lo siniestro de esto. Este tipo de contratos que supuestamente eran para suplir situaciones especiales, y de corto lapso, y se convirtieron en una forma, por los gobiernos anteriores, dominantes en muchas áreas del Inciso, como en el caso de la OPP y de la AGESIC, de forma de tener trabajadores completamente libres para hacer con ellos lo que quieran porque además estaba siempre prendido sobre ellos el hecho de que si se le renovaba o no se le renovaba el contrato, ponerle mala cara a un jerarca posiblemente podía ser una razón para que no se renueve. De todas maneras, porque me parece importante es que el Decreto 90, el 020 del actual gobierno, pone las cosas ya en una situación de blanco y negro, recorta la cantidad de posibles recontrataciones, a solo un 60%.


MAB: Y no es por la pandemia, digámoslo también, porque el 11 de marzo, y la pandemia la fecha que se marca es el 13, esto obviamente ya estaría pronto. Ahora, uno lo ve esto dentro de lo que el gobierno dice que es el recorte porque tiene que ahorrar, porque los gastos que se hacen, no sé cuánto, hay que ver cuánto es el gasto entonces que se está planteando acá y cuánto se ahorrará.

GD: Y cuánto se ahorrará, eso es un tema importante porque supuestamente esto es una medida para reducir los gastos del Estado y así de esa forma achicar el déficit fiscal, es más, está recomendado en las distintas visitas que hizo el Fondo Monetario durante todos estos años ha hecho recomendaciones, entre las que están las cosas que han hecho los anteriores gobiernos, la desindexación de los salarios, la flexibilización del trabajo, todas que se llevan adelante. En 2014 me acuerdo cuando Bergara propuso en la Comisión de Hacienda desindexar los salarios, y lo volvió a plantear en el 2015, ahora sí con el apoyo de Danilo Astori, o sea esto estaba y viene desarrollándose y viene cada vez más agudizándose. Pero digamos que tenían todos los elementos para hacer lo que se hizo, cosa de decir, bueno a partir de ahora solo vamos a renovar una parte de los contratos, sin tener que despedir a nadie, solamente los vamos a dejar caer, y a veces graciosamente decir, los vamos a extender por 6 meses más.


MAB: ¿Pasa eso?

LD: Sí, claro, porque aparte incluso antes era el contrato anual, con lo cual si bien año a año tenías esa pequeña angustia, como también pasamos por un proceso de evaluación, si tu evaluación era buena, tu trabajo está bien, uno no vivía esto como un drama, asumía que se realizaba la recontratación. Con este gobierno no solo, dado que el decreto es del 11 de marzo, y ocurrió la pandemia el 13 de marzo, se declaró como tal, nuestro camino de lucha también era ese como diciendo en este momento que no era un tema solo de crisis sanitaria, sino económica, no dejar a nadie sin trabajo, por lo menos ayudar a pasar todo este período. De hecho nuestro primer reclamo era llegar a diciembre con todos los contratos que solo pudimos en algunos casos, muchos en agosto cesaron, por lo menos para palear esto y darse tiempo también las autoridades de, primero conocernos, conocer el trabajo que se hace, poder evaluar a los compañeros y saber si hay que hacer una reducción con una cierta lógica y un criterio, que es como hablamos hoy, nunca se puso sobre la mesa.


MAB: Porque la reinserción de la que hablaba la oyente, uno la ve muy difícil.

LD: Es muy difícil, en el Estado mucho menos, porque en realidad si estamos hablando de recorte, los cargos que serán, serán para quienes quieran que ellos sean, pero lo nuestro quedamos somos profesionales todos, técnicos, buscaremos en el sector privado, como sea, pero va más allá de eso.

GD: Pero además hay que ver cuál es el peso que tiene dentro del presupuesto la administración central, la administración central es prácticamente el 10% de la estructura de gasto presupuestal, es la mitad de los pagos por intereses de deuda, o sea que se paga el doble por intereses de deuda, esa deuda que está constituía fundamentalmente por títulos, me refiero a la deuda pública, de la cual nos congratulábamos porque salíamos a vender y estaba todo el mundo loco por venir a comprar esos títulos, bueno, hay que pagarla, y hay que pagar los intereses, bueno, el doble de lo que se paga, y todo lo que se gasta en administración central, se destina a pagar los intereses de esa deuda que nos congratulamos en otro momento de adquirir. Es interesante porque tengo aquí el último informe que hizo la misión del Fondo Monetario Internacional al gobierno uruguayo, es del 17 de diciembre del 2019, en la cual ya se conocía que iba a haber un cambio de gobierno y donde se le recomienda al gobierno uruguayo, que es necesario introducir un plan de ajuste creíble a partir del 2020, para ubicar la deuda en una trayectoria firmemente descendente, ¿y qué les propone?, dado los considerables de pliegos a la baja el llevar a la deuda a mediano plazo a niveles de 2012, 2014, aproximadamente 10 puntos porcentuales del PIB por debajo del nivel actual, colocaría a Uruguay cómodamente en el rango de países con grado de inversión, o sea apurar la reducción de la deuda en 10 puntos porcentuales del PBI, para hacer eso hay que sacar de algún lado, y se saca de donde siempre se saca, la parte más débil que son los trabajadores.


MAB: Eso a los oyentes, prestar atención a esto, porque uno dice, bueno y ahora están hablando de la deuda externa, sí, porque acá tenemos que hablar de lo que es directamente vinculado, acá está dicho con todas las letras, en esto del Fondo Monetario está dicho con todas las letras de lo que hay que hacer.

LD: Exacto, en seguir esos lineamientos un poco ya vemos a coste de los trabajadores, pero además en una situación que se podrían tomar otras medidas como dijo Gerardo, hasta nosotros proponíamos eso.


MAB: Eso les quería preguntar, ¿qué propuestas han hecho ustedes?, ¿piensan que se puede hacer, qué se puede hacer frente a esto para no dejar a la gente sin trabajo?

LD: Nosotros en su momento incluso en una asamblea que se validó como una propuesta valida dijimos si los compañeros contratados todos podemos llegar hasta una reducción salarial para que nadie se quede sin trabajo, y no es menor, porque no es un tema menor que uno en una situación de vulnerabilidad donde siempre estamos perdiendo derechos, también proponer una baja salarial solo para los contratados, no para los funcionarios, cuando hacemos las mismas tareas, y se votó en asamblea, se trató de conversar esa alternativa, y en el caso de AGESIC se dijo que no, que no era viable, en el caso de OPP ni siquiera se tomó como para hacer un número. Eso fue en esa desesperación tratar de mantener a diciembre a todos los compañeros, después que eso no se tomó, el único camino que nos quedaba era sentarnos a negociar eso, tratar de salvar  mayor cantidad de fuentes de trabajo cuando la oficina y cuando las áreas de trabajo se mantenían, y en el caso de las desvinculaciones, lograr no perder ese capital y tratar de generar con la Oficina Nacional de Servicio Civil, que también tuvimos una reunión con el director, con Conrado Ramos, que lo veía difícil de operativizar, pero lo más grave es que él no había tenido línea desde OPP para eso, que fue lo que estábamos reclamando desde marzo, por favor, acá hay un capital que se estamos hablando que va a haber un Ministerio de Vivienda, y bueno de repente precisan gente para administración, arquitectos como yo, un ingeniero, no sabemos, y no perder todo ese capital, por lo menos hacer el esfuerzo y tratarlos que en AGESIC se lograba, se trató de por lo menos a la interna del inciso, bueno si se va de AGESIC, capaz que pasa a Servicio Civil, y bueno por lo menos vamos achicando los daños. Y como básicamente es eso, tampoco entendemos la reestructura, creemos que se está violentando una negociación cuando no se presenta una reestructura que está y que Alfie en su momento nos dijo, la van a tener y con tiempo para dar aporte, esto nos dijo hace 3 meses.
 
 
MAB: 3 meses ¿y después de eso?
 
LD: Y después de eso las negociaciones eran, sí, en la próxima semana voy a presentar el proyecto de reestructura, después el interlocutor, porque después ya no íbamos directamente con Alfie, sino que nos pasaron a un interlocutor para la negociación era semana a semana les vamos a presentar, y nunca vino, a la fecha de hoy, hace 2 días mandamos un mail solicitando que estábamos dispuestos antes de ir a la Dinatra a tener una mesa de trabajo con las condiciones que veníamos pidiendo hace 3 meses, presencia de gestión humana, presencia de servicio civil, y la reestructura sobre la mesa.

 
MAB: Claro, los ámbitos que les quedaron a ustedes para conversar, no eran ámbitos con poder de decisión.
 
LD: No.
 

MAB: Que puede uno tomarlo como cuál es la voluntad de negociación.
 
LD: En el caso de OPP no, en el caso AGESIC creemos que sí porque venía el director que también es, Heber Paguas, que es también director de Presidencia, que temporalmente asumió el cargo de director de AGESIC, iban los gerentes de AGESIC, iba la gente de gestión humana de AGESIC, entonces hubo unos primeros encuentros que parecían demostrar ese intento de que los daños fueran los menos, pero también en un momento bueno hay compañeros de AGESIC que no cobraron septiembre, estamos a 19 de octubre, se les dice que van a cobrar ahora, pero ya están en esa situación, nosotros 7 contratos de estos contratados firmamos el 20 de octubre un contrato, perdón 21 de septiembre, un contrato que vencía el 31 de agosto, y todo esto pasa a ser las señales que recibimos, ya no respetan los plazos, no respetan lo que se negocia, no se respeta, realmente ha sido muy duro, y nosotros creemos que hemos tenido la mayor disponibilidad y disposición a sentarnos para que se nos escuche y lograr algún grado de equilibrio en esta situación, entendemos que la reestructura de OPP y de AGESIC en todo Presidencia puede existir, está sobre la mesa, se está trabajando, y estas personas no están entendiendo de que hay una ley que obliga a presentarla al sindicato de base, y que tenemos que poder decir en lo que podamos, porque se va a llevar a cabo y no va a haber vuelta atrás.

 

MAB: Presentar propuestas.

LD: Se votaron y están haciendo lo que la gente votó, pero por lo menos lograr poder conversar  sobre las maneras, no es menor, no es menor que a un compañero le digan bueno te vas, hay compañeros que no se tomaron su licencia esperando la recontratación, haciendo su tarea, y de repente le dicen, te vas, no sabían a quién pasarle su tarea. Porque en este grado de poco tiempo, no conocen las tareas, los directores no están todavía al tanto de todo, no saben a quién pasarle la tarea.

 

MAB: Te queda la idea de que ha habido varias reformas del Estado, y además cada gobierno que viene, yo qué sé, crea un ministerio uno, el otro divide un ministerio en dos, hay un ministerio que funciona, tiene una piecita en la Torre Ejecutiva, no tiene funcionarios, hay un montón de cosas que han venido, que alguien que esté escuchando puede decir, bueno pero mejor que tal tarea pase a tal ministerio, bueno pero así es como está funcionando, y acá hay que mirarlo desde el punto de vista del Estado, la conveniencia del Estado, pero también tenés que tener en cuenta que hay gente que trabaja, que tiene su lugar, se gana la vida trabajando, sea como carpintero o sea como arquitecto.

GD: Muchas veces se ha tratado de dividir a los trabajadores del Estado con los trabajadores privados, se ha querido meter una cuña diciendo que los trabajadores del Estado son trabajadores que están en una posición cómoda, que tienen todo protegido, y que ahora los trabajadores privados, es más, ahora ha habido algunos cambios para igualarnos a los trabajadores privados. O sea, se iguala hacia abajo, se pierden derechos, en vez de decir, aumentemos los derechos de los trabajadores, disminuyámoslo. Pero como ves, no es cierto, porque dentro de los trabajadores públicos existe este tipo de trabajador que tiene menos derecho que cualquier trabajador privado, porque es considerado una empresa y por lo tanto no tiene ni aguinaldo, se les están quitando licencias, no tiene una cantidad de derechos, obviamente no tenemos ni lo presupuestado, ni tienen los contratados el sueldo vacacional, hay una serie de cosas que no tienen ninguna estabilidad, en ningún tipo donde hoy se le deja sin contrato y queda en la calle, o sea no es tan diferente nuestra situación a la de cualquier otro trabajador.

MAB: ¿Qué piensan hacer ustedes?, ¿qué pasos van a dar?, porque el tiempo corre, como decías, estamos a dos meses, menos de dos meses de que empiece diciembre, bastante menos, hay gente que no cobró septiembre, toda esta situación.

LD: Sobre todo la angustia que no es de ahora, se viene viviendo desde que se firmó ese decreto y se declara la pandemia, nosotros incluso con el tema de la pandemia, pedíamos por favor un poco de sentido de solidaridad en cuanto a tratar estos temas en plazos que permitieran a la gente sobrellevar todos estos temas. Nosotros estamos muy preocupados porque en diciembre caerían muchos contratos, y no sabemos la angustia de los compañeros, porque nosotros estamos acá representando, nosotros convivimos con ellos todos los días, y estar así desde marzo, abril, que empezó todo esto, estamos en octubre y seguir en esta situación donde no hay una propuesta y no hay una voluntad de solucionar, realmente nos queda, más allá de ir a Dinatra, y nos sabemos qué podemos hacer ahí, trataremos de generar alguna otra medida de conflicto. Porque es lo que te decía yo, hay pisos enteros en la Torre Ejecutiva de compañeros contratados que estamos ejecutando millones de pesos para las intendencias, entonces nuestro trabajo es relevante, y si ellos no lo ven queremos que la gente lo vea, y queremos que vean que no somos ni privilegiados, ni gente que entró por temas partidarios o de amiguismo, sino que somos lo que somos, y pretendemos salvaguardar nuestras fuentes de trabajo, y si no fuera así, que hubiera un criterio, nos preocupa muchísimo todo esto que está pasando, porque no hay criterio, no hay criterio cuando en Presidencia como decís tú, caen oficinas del Ministerio de Ambiente, que no sabemos ni qué tareas van a hacer, no sabemos, hasta ayer se estaba discutiendo si el programa mejoramiento de barrio venía la OPP o no, que está llevado por muchísimos técnicos, sociólogos, arquitectos, gente administrativa, asistentes sociales.

 

MAB: Hay discusiones públicas sobre eso, hemos visto, sí.

LD: Exacto, pero entonces qué hay detrás, cuál es esa reestructura, qué es lo que quieren plantear, y con qué gente lo van a hacer, con qué persona lo van a hacer, porque a nosotros es muy fácil decirte, bueno se acaba tu contrato y mañana hago otro llamado o no, o te digo a ti, a ti y a ti, porque ya ha habido, ya tenemos situaciones donde dicen, no, hay cargos que no se llenaron, hay vacantes de cargos presupuestados de dirección, es verdad, pero en lugar de esa cargo presupuestado de dirección, hay 3 o 4 contratados por más dinero, para hacer la tarea que antes hacía 1 persona, esas son las señales que vemos.
Vemos a un programa como Sembrando, que no entendemos a santo de qué vienen a Presidencia, que si nos explican lo podemos entender, pero por qué esos 3 o 4 técnicos que ingresan no ingresan por concurso como ingresamos nosotros, y por qué algunos de esos contratos son 2 veces lo que ganaban los técnicos que ahora están desvinculando, entonces en esos panoramas que vemos, estamos en conflicto justamente, y haremos todo lo que se pueda desde la vulnerabilidad que tenemos, pero vamos a pelear porque en realidad ya estamos...

 

MAB: Es el corazón del Estado. Yo creo que todo el mundo, más consciente o menos consciente sabe que la OPP manda más que el Ministerio de Economía y Finanzas, tenés que saber qué dice fulanito, que en este caso es Alfie, para saber qué va a pasar, o sea, si lo dijo él, está, va a ser así.

LD: Él cuando una de las primeras reuniones dijo, yo tengo que cumplir el Decreto 90, esa reducción.

 

MAB: Que es el del 11 de marzo.

LD: Del 11 de marzo, tengo que generar esa reducción del 40% y esa fue su línea, y no vimos exactamente ninguna señal de decir, flexibilizar un poco en la medida que las tareas están.

GD: Hace algunos años hablaba con el director del DARPA, que es la empresa de pesquisa, la empresa de investigaciones agropecuarias a Brasil, que había sometido a una reingeniería de este tipo, hay que cortar tanto, no importa cómo ni dónde, y no tengo un plan atrás para recortar, solo que hay que recortar, y él lo decía, bueno esto es como, tenés 2 pulmones, vamos a sacarle 1, porque 1 funciona, y después te invito a correr una maratón, cuando en realidad te tendría que poner un pulmotor atrás para arrancar la maratón, entonces después cuando no tenemos las capacidades para poder desarrollar lo que debemos desarrollar, el Estado no funciona.

 

MAB: Y entonces ya sabemos cuál es la solución, como no funciona, se privatiza. Yo creo que nos ayuda mucho esto para comprender cuál es la situación ante la que estamos, frente a todo el Estado, frente al tema privatizaciones también enseña mucho.

LD: Es la realidad que estamos viviendo, o sea nosotros trabajando en la Torre lo vemos en cada manifestación que hay, la cantidad de compañeros en otras áreas del Estado, nosotros justamente invitamos también a unirse a este paro que va a haber nacional el 28, es una movilización, tratar de darnos tiempo y de conocer, y de repensar las cosas, este gobierno en estos pocos meses ha ido para adelante y para atrás en algunas cosas, podemos ir para atrás a lo mejor en alguna de estas decisiones que parecen poco serias.

 

MAB: Seguro, bueno la frase de Lacalle Pou para la pandemia puede ser, ir para adelante todo lo que se pueda, y para atrás todo lo que se necesite, se puede aplicar en este caso también, ¿por qué no?. Quedamos por hoy por acá, pero nos interesaría darle seguimiento a este tema, así que les pedimos que nos mantengan informados.

LD: Muchas gracias.

GD: Muchísimas gracias.