ELECCIONES EN ESTADOS UNIDOS: “EL PELIGRO ES QUE TRUMP PIERDA Y NO RECONOZCA LA DERROTA”
El análisis de James Petras en CX36, 3 de noviembre de 2020.

Joe “Biden tiene un voto solo que es minoritario, hay más de una docena de Estados claves. Si Biden gana uno o dos de esos estados claves puede ganar las elecciones. Pero si pierde todos los Estados cuestionables es posible que Donald Trump pueda ganar. Florida es uno de estos, Texas es otro y otros Estados en el medio-oeste”, dijo horas antes de las elecciones el sociólogo estadounidense, profesor James Petras en su espacio semanal pro CX36 (*). “Es difícil calcular pero el peligro es que Trump pierda y no reconozca la derrota, está cuestionando muchas cosas sobre el proceso electoral y hay posibilidades de que según Trump ‘roben’ las elecciones o manipulen el voto. Entonces, las consecuencias son muy peligrosas, porque si Biden gana pero Trump niega la votación, ¿qué va a pasar?”, se preguntó. Transcribimos esta columna -en la que además se refirió a la asunción del nuevo gobierno en Bolivia, habló del enfrentamiento comercial entre Estados Unidos y China y de lo que atrás del terremoto en Turquía, entre otros temas- que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/2020-11-03-james-petras

Hernán Salina: Profesor Petras, un gusto como siempre recibirlo en Radio Centenario de Montevideo a pocas horas de que Estados Unidos defina un nuevo Presidente.

James Petras: Sí, es un gran acontecimiento aquí, las noticias constantemente están discutiendo quién tiene mejores posibilidades, cómo van a manejar las elecciones, dudas de si son verdaderas elecciones, si hay corrupción. Hay muchas cosas en juego y parece que están con computadoras tratando de calcular cuántos Estados podría ganar Biden y cuántos puede ganar Trump.
En este momento las cifras en las encuestas indican que Biden puede ganar las elecciones pero hay Estados claves que todavía no se han decidido.

 

HS: Y los candidatos a diferencia de nuestros países, por ejemplo, no hay veda electoral, ¿pueden seguir haciendo actos de campaña hasta el último día?

JP: Sí, pero van a parar esta noche.

 

HS: Claro.
¿Qué puede pasar, por ejemplo, Estados como Florida es donde están dando una paridad, una igualdad entre los candidatos?

JP: Sí, bueno, Biden tiene un voto solo que es minoritario, hay más de una docena de Estados claves. Si Biden gana uno o dos de esos estados claves puede ganar las elecciones. Pero si pierde todos los Estados cuestionables es posible que Trump pueda ganar. Florida es uno de estos, Texas es otro y otros Estados en el medio-oeste.
Es difícil calcular pero el peligro es que Trump pierda y no reconozca la derrota, está cuestionando muchas cosas sobre el proceso electoral y las posibilidades de que según Trump roben las elecciones o manipulen el voto. Entonces, las consecuencias son muy peligrosas, porque si Biden gana pero Trump niega la votación, ¿qué va a pasar? Van a llamar al Ejército, hay más de 3 millones de personas que han comprado armas. Entonces el factor armas entra en juego, hay varios incidentes de milicianos apoyando a Trump que quieren intervenir en las elecciones.

 

HS: Claro, pero ante esa posibilidad, por ejemplo, que ha amenazado Trump, ¿no se han pronunciado organismos judiciales? El organismo electoral de Estados Unidos, no sé, la Suprema Corte, ¿no han habido advertencias ante esa amenaza de Trump?

JP: Sí, pero no hay tanto, porque la policía ha apoyado a Trump, el Ejército es cuestionable, no sabemos definitivamente a qué juega, la policía federal y otras instituciones como la CIA no está claro qué posición van a tomar en el asunto.

 

HS: ¿Y el Congreso?

JP: El Congreso está dividido, el senado está a favor de Trump hasta ahora y el Congreso es pro Biden. Pero en esta elección parece que el Senado va a pasar a las manos de los demócratas.
Entonces, si en este momento el Congreso está dividido, el resultado de las elecciones la predicción es que podría ganar Biden. Entonces Trump puede no reconocer los resultados del Senado y eso podría crear otro caos.

 

HS: Estaría a prueba digamos también qué poder tiene el Partido Demócrata para enfrentar una situación así.

JP: Sí, es difícil de saber, hay un sector del Partido Demócrata de izquierda que está organizado, están los afroamericanos que están apoyando a Biden y que están contra Trump. Y por el otro lado la policía que mata cada día a afroamericanos y han definido sus políticas como pro Trump.

 

HS: Habrá que esperar entonces en estas horas.
Hay alguna posibilidad, leíamos profesor Petras, de que crezca un movimiento que ya existe que pretende cambiar el sistema de votos que llama a que los presidentes elijan por voto popular. ¿Usted ve alguna posibilidad de que eso se pueda dar en Estados Unidos en el futuro?

JP: En el futuro, por el momento la mayoría no decide el voto, en el Colegio Electoral. Es decir, como en la elección pasada Hillary Clinton tenía mayoría absoluta pero perdió las elecciones porque la distribución de los electores estaba en favor de un candidato minoritario.

 

HS: Claro.
Bien, le queremos preguntar por otros temas antes de que usted seguramente quiera redondear algo de la elección de Estados Unidos. Mirar hacia Europa donde la mayoría de los países por lo menos de Europa Central están adoptando medidas muy rigurosas ante el crecimiento del coronavirus en momentos donde también se generan protestas contra estas medidas que a su vez generan enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.
¿Cómo pueden leerse estas medidas que están tomando los gobiernos europeos cuando se acerca el invierno en el hemisferio norte?

JP: Sí, el problema es que los gobernantes quieren terminar o debilitar el coronavirus a partir de cerrar empresas, cerrar actividades económicas. Pero eso afecta a algunos empleos, afecta también la compra, los clientes que quieren ir a la calle y comprar cosas y resistir al gobierno.
Entonces la protesta es contra los esfuerzos del gobierno a cerrar las empresas, y es una cosa seria, porque hay que cerrar las empresas y tratar de controlar el coronavirus que está creciendo a saltos. O cierran las empresas o cierran las empresas para guardar contra la enfermedad y los que quieren abrir las empresas para mantener su empleo y sus sistemas de compras.

 

HS: Llevándolo un poco más lejos, algo de lo que se ha hablado menos aquí en Occidente, hubo una reunión muy importante del Comité Central del Partido Comunista de China definiendo algunos aspectos de la estrategia como país para los próximos años.
¿Qué se puede destacar, qué se debe analizar de esa reunión?

JP: China está creciendo, China se está recuperando del coronavirus, China está aumentando sus inversiones en exportaciones y vínculos con países productores o consumidores, especialmente en América Latina.
Pero China enfrenta la agresión de Trump, y también de Biden, quieren restringir los mercados de China y quieren ver si hay posibilidades de intervenir en la política interna de China, pero hasta ahora han fracasado. China tiene una agenda multipolar, tiene una política mezclada con Rusia, con Vietnam, con otros países en Asia y quiere seguir adelante contra los Estados Unidos. Y hasta ahora han tenido gran éxito a pesar de Trump declarando que van a importar con restricciones, han fracasado.

 

HS: Uno de los aspectos que destacan de esta reunión es una reafirmación de seguir un camino de la autogestión tecnológica, para no depender de vetos que Estados Unidos pueda hacer para el desarrollo tecnológico chino.

JP: Sí, posiblemente es correcto, yo creo que la tecnología de China ha avanzado mucho y la autosuficiencia la han aprovechado. Por ejemplo, de las posibilidades de que muchos que estudian en otros países como Inglaterra y Estados Unidos, los chinos científicos vuelven a China. Y entonces China tiene una gran cámara de científicos que estudian afuera, estudian adentro y mantienen los niveles de investigación. El gobierno de China no se mete contra los científicos, incluso algunos que mantienen dudas sobre el régimen siguen trabajando en China porque se sienten nacionalistas.

 

HS: ¿Se puede decir que este desarrollo que China planifica y ese relacionamiento multilateral que usted dice va a golpear en la economía de Estados Unidos?

JP: Sí, es un gran problema para Washington porque quiere mantener algunas restricciones y sanciones sobre China pero por el otro lado los productos norteamericanos son insuficientes. Estados Unidos depende del mercado de China hasta cierto punto importante, pero Estados Unidos mantiene una retórica anti China, restricciones sobre China autosuficiente en todo momento que no tiene mucho de realidad. Incluso Biden ha dicho que va a mantener más políticas internas y contra el comercio con China.
Entonces, ambos partidos, ambos gobernantes en Estados Unidos quieren mantener alguna política pero no es realista, no hay ninguna posibilidad de mantenerse independiente de China, esa es la realidad. Entonces hay muchas contradicciones en la política de Estados Unidos con China.

 

HS: Bien, un último comentario que le pedimos es de mirar hacia Bolivia porque el próximo domingo estará asumiendo el nuevo gobierno que triunfó con más del 55%, Petras, ya con algunos adelantos que se pretende por ejemplo iniciar causas penales a los responsables del gobierno golpista por violaciones a los derechos humanos.
¿Con qué desafíos asume este nuevo gobierno en Bolivia?

JP: Tenemos que ver, por un lado podríamos decir que Bolivia ha alcanzado un tipo de independencia, pero hay que ver cómo va a reaccionar el ejército, la policía. Es posible que el nuevo gobierno quiera limpiar al gobierno de los golpistas, pero vamos a ver si tienen el poder para hacerlo.
Yo creo que el nuevo gobierno va a tratar paso a paso de hacer lo que necesita para crear los fundamentos para una democracia. Y también están todos los problemas económicos, el coronavirus combinado con el problema de qué hacer con los golpistas.
Yo creo, por ejemplo, que los golpistas más duros y más involucrados en el golpe van a ser castigados, expulsados del gobierno por supuesto. Pero más allá de eso encarcelarlos, ponerlos en juicio, tenemos que ver, mucho depende de la combinación del pueblo en acción y la limpieza del ejército para que el gobierno tenga manos libres para profundizar la democracia.
Y no hay que olvidar una cosa más, Brasil, Chile y la derecha en general, incluso Colombia, están muy debilitados y desprestigiados. Piñera está afuera, lo que hacen en Brasil está fracasando, Colombia está metida en golpistas y terroristas. Yo creo que la derecha es mucho más débil ahora en América Latina y Trump no tiene aliados que pueda combinar con los golpistas internos. Creo que es un buen momento en América Latina.

 

HS: Otros temas, otros puntos que quiera abordar en esta semana, Petras.

JP: Sólo una cosa más, el terremoto en Turquía, cayeron edificios, colapso, el pueblo en escombros, tenemos que pensar una cosa, ¿por qué los ejércitos han colapsado? No es simplemente por el terremoto, porque algunos edificios siguen y otros cayeron. Mucho tiene que ver con los contratistas de Erdogan, el presidente, él tiene relaciones con contratistas corruptos que no construyen bien los edificios. Hay que investigar el papel de los contratistas y su vínculo con Erdogan que financian sus campañas electorales y su partido.
Yo creo que el terremoto empieza a mostrar los efectos socioeconómicos que están atrás del colapso.

 

HS: Muy bien, Petras, quedamos en la expectativa del resultado electoral de Estados Unidos en estas horas que analizaremos con usted la próxima semana. Le mandamos un abrazo desde Montevideo, como siempre.

JP: Un abrazo para vosotros y ojalá que no tengamos un golpe de Estado aquí.

 

HS: Ojalá que no, estaremos atentos y en contacto.

JP: Muy bien, un abrazo.

(*) El sociólogo estadounidense, profesor James Petras, analiza semanalmente la realidad internacional en exclusiva en español por CX36 Radio Centenario. Usted puede escuchar este análisis los martes 11:30 horas (local) por el 1250 AM del Dial uruguayo y por www.radio36.com.uy ya que la emisora transmite las 24 horas online.