SUNTMA EN LUCHA POR HABERES IMPAGOS: “LOS ÁMBITOS DE NEGOCIACIÓN NO AVANZAN PORQUE EL HOMBRE NO QUIERE PAGAR”
Entrevista a trabajadores del SUNTMA, 27 de octubre de 2020

Trabajadores nucleados en SUNTMA compartieron la mañana de la 36 para hablar de una grave situación que se arrastra desde hace muchos meses, por la decisión de Ignacio Arocena, empresario de merluza negra. La empresa Cladien S.A. les informó a los trabajadores el día de la llegada del buque, dedicado a la pesca de la merluza negra, el 20 de diciembre pasado, que no tenía dinero para pagar aguinaldo, ni el salario generado. Desde ese momento, el pesquero fue ocupado por los trabajadores, algunos de ellos con siete años de antigüedad. Los trabajadores pasaron al seguro de paro, pero al terminar este beneficio, que se extendió por la pandemia, reclaman por su licencia y el despido de 25 de ellos. Se indicó que la empresa dio quiebra y puso a la venta el buque. La mitad de la tripulación hace guardia sindical a bordo del buque por la posibilidad que el empresario se fugue y los otros tripulantes están en Punta Ballena al lado del club Balleneros. La deuda global a los trabajadores asciende a unos 600 mil dólares. Transcribimos la nota que puede escuchar aquí:
https://archive.org/details/trabajadores-suntma

 

María de los Ángeles Balparda: Con mucho gusto estamos recibiendo los invitados del día que son Alexis Pintos Secretario de Prensa y Propaganda del SUNTMA (Sindicato Único de Trabajadores del Mar y Afines), Roberto Cardozo Prosecretario y Washington Barrera, Delegado. Buen día.

-Buen día.

MAB: Y para conocer más acerca de una situación que se está dando que lleva en cómo funciona el país, pero tiene que ver con el bolsillo de los trabajadores también, que aunque hace meses que no cobran tienen que pagar las cuentas como cualquiera, así que lo primero es que la audiencia conozca bien de qué problemática estamos hablando…

-Vamos hacer una introducción porque la pandemia la agarraron como la madre de todos los males. Ahora, nosotros entendemos que los que pueden estar en crisis en este momento son las tiendas, las pizzerías, un montón de rubros que sí están afectados por la pandemia. Ahora el rubro pesca, pesca industrial, no fue afectada absolutamente en nada porque los barcos desde el comienzo de la pandemia nunca pararon, al día de hoy se sigue exportando normalmente, si bien los precios han caído internacionalmente porque el mercado es África, el dólar tuvo una trepada en un año y medio entre $12 y $15, o sea que está todo equilibrado.
El señor Arocena que es el dueño del buque de pesca Badaro de merluza negra, ya los problemas vinieron cuando paró el barco en diciembre.

 

MAB: Faltaba todavía para la pandemia.

-Faltaba.
 
-No se sabía nada de la pandemia todavía.

-Pero ¿qué pasa? Ahí ya estaba el tema que decía que el mercado que el precio había bajado, opta por parar el barco y mandar la gente al seguro de paro, el seguro de paro se fue terminando, se fue extendiendo, compañeros que ya no tenían más seguro de paro, tenían unos $800.000 de despido para cobrar y les ofrecía $100.000, a otros les ofrecía $200.000 y tenía $1.000.000 y así los tiene hasta el día de hoy.
Entonces los compañeros junto con el sindicato hacen la medida de ocupar el barco y la segunda medida que fue ir a Punta Ballena, a Punta del Este, fue la segunda medida. En la primera instancia cuando se ocupa el Badaro ahí se terminan las negociaciones con la empresa porque dijo que es con barco ocupado, interviene el Ministerio de Trabajo, se hacen unas reuniones, decían que el hombre estaba mal, que estaba en la misma situación que nosotros -evidentemente que no porque el hombre posee estancias, yates, otro barco de merluza negra-

 

MAB: Es el dueño del barco para empezar…

-Sí, el dueño del barco, Ignacio Arocena.
  
-Dejame aclarar, porque lo que dice Roberto, las cifras de las que está hablando, cuando uno habla de $200.000, de $1.000.000 para un crédito laboral de un trabajador no es lo más normal, o sea la merluza negra es un producto de muy alto valor, todo lo que ellos tienen digamos es lo que ganan por ese trabajo, es una tarea muy difícil, ya llevamos una cantidad, trabajan con una jornada limitada por eso se llegan a esos números, que para el que lo escucha es muy abultado pero en realidad en la pesca somos trabajadores de remuneración variable. O sea, vamos al precio internacional del pescado y la merluza negra es un producto de muy alto valor por eso es que se genera después de tantos años, ellos tienen un promedio de 8 años cada uno más o menos por eso se genera esos créditos laborales que es una cifra que puede como golpear un poco pero es de ellos sin duda, sea $1 o $1.000.000 es de ellos.

-El tema de las exportaciones te lo puede desarrollar más él.

 

MAB: Sí, pero se pesca para la exportación la merluza negra…

-Sí, además el hombre es dueño del barco y lo vende él, no hay terceros acá, así que fíjese la plata que hace, en el mercado debe estar unos U$S24.000, U$S25.000, puede estar hasta U$S32.000 la tonelada, 1000 kilos.

 

MAB: Ahora vamos a volver sobre el negocio de la pesca y el caso concreto de Arocena, estaba redondeando allí Roberto la situación, cómo se está dando todo esto.

-Como vimos que no surtía efecto hasta el día de hoy se está ocupando el barco con la mitad de la tripulación

 

MAB: Para cuidar.

-Sí para cuidar para que no se fugue, porque hubo un fallo de Juez y falló por el embargo preventivo, pero eso no le quita que el hombre no se pueda llevar el barco, se lo puede llevar, lo único que no puede hacer al día de hoy es venderlo.

-Ya tenemos experiencia con barcos que se han fugado en las mismas situaciones, porque nosotros como trabajadores siempre hemos exigido que haya  un fondo de garantía en los barcos, que estos capitales que vienen de afuera, que vienen por nuestra bandera para explotar ciertos recursos llegan un día, cierran y se van. Y nosotros quedamos ahí esperando cobrar y hemos tenido experiencia de fuga de barcos y después no los agarras más.

-Si se fuga el barco es un riesgo, le cambia la bandera, pasa el límite uruguayo, no le podes reclamar a nadie, queda con captura el barco pero puede pescar en otro país y no le reclamas a nadie, porque acá tampoco hay oficina, no hay nada del hombre Arocena.
 
-Ahora se opta por la segunda medida, manteniendo la ocupación del barco, ir también a la puerta de uno de los chalet de Ignacio Arocena en Punta Ballena.

 

MAB: Porque el hombre tiene un chalet.

-Uno de los chalet para veranear ahí, tiene su yate, un  gran yate, es el más grande de todo el Club de Yates, estamos apostados en la vereda de la casa, estamos ahí con las pancartas, las banderas del SUNTMA para que sienta un poco de vergüenza, todos los vecinos paran, preguntan, la medida se va a mantener y también estamos pensando en hacer algo frente a presidencia en Plaza Independencia, algo más fuerte porque ya hace un mes que los compañeros están apostados frente a la casa.
 

MAB: Están en el barco y frente a la casa.

-Sí y somos 24 familias que estamos con este tema desde el 24 de diciembre, llegamos y el hombre no nos dio ni para un boleto.

 

MAB: Así que él no les pagó salario…

-No. Llegamos el 20 de diciembre, 60 días de pesca tuvimos con la última marea que es corta, llegamos el viernes 20 de diciembre a las 8 de la noche, la cara visible de él dice no hay plata, cómo que no hay plata, ni para un boleto nos dieron, que nos tenían que haber aportado el aguinaldo el día 18 y el 80% de la captura por el convenio, dejamos pasar el fin de semana, nos fuimos todos sin un peso para las casas. El 23 de diciembre a las 2 de la tarde fuimos con unos compañeros a la empresa y empieza a llamar a los compañeros que viven acá a la vuelta, porque muchos compañeros son de afuera, de Tacuarembó, de Rocha, del Chuy, fíjese como se fueron y apareció el hombre lo más pancho, tranquilo, con una mochilita, dice: ‘vengo a dar la cara Barrera quiero hablar con usted’. -Bueno hable acá delante de los compañeros nomás.
‘Barrera hice un negocio mal y vengo a dar la cara’. -Si usted hizo un negocio mal o no, no me interesa, a mí me interesa que yo gané lo que me pertenece. ‘Sí ya le deposité el aguinaldo’. -El aguinaldo solo no me tendría que haber depositado el 18 estamos a 23, ahí conversamos con el hombre y le pudimos cobrar el 80% de la pesca que se lo cobré con mora por el convenio, el 10% y nos dijo a todos los compañeros con estas textuales palabras. ‘Barrera los voy a mandar a seguro de desempleo los cuatro meses después le voy a pagar el despido y su licencia porque voy  a vender el barco’. -Usted haga lo que quiera con el barco es suyo.
Pasaron los cuatro meses, nos agarró el tema de la pandemia, nos agarró de rehén con la pandemia, se metió también en el tema de la pandemia, nos dio tres meses más, ahora tres meses más que se nos termina el 31 y tengo compañeros que desde febrero no cobran un peso, nada.

 

MAB: Y se termina el 31 de octubre, ahora el sábado.

-Sí, se termina y quedamos todos en el aire, el hombre ya cortó toda relación, me bloqueó del teléfono porque yo tenía comunicación, hacíamos video llamada conversábamos con él pero siempre la misma canción, que no tiene un peso.

 

MAB: ¿Y el Ministerio de Trabajo?

-Y renegociamos ahí  pero siempre queda algo y ahí quedamos, no hay avance,

-Los ámbitos de negociación no avanzan porque si el hombre no quiere pagar, está en otro país, no tiene oficina, todo lo que tenga en propiedades sabemos que siempre ponen testaferros, parientes, no son ningunos ilusos, no son tontos. Nosotros un poco lo que venimos diciendo es que acá hay dos cosas, o paga los créditos laborales de la gente o que nos dé el barco.
 

MAB: Claro.

-Que nos dé la unidad de trabajo, porque el hombre no dice de pagar.

-Además otra cosa, que nosotros en ningún momento le paramos el barco, le hicimos conflicto, nada, llegamos a puerto que no sabíamos nada y no había plata, lo paró el y nos mandó al seguro cuatro meses, pagarnos el despido como corresponde y la licencia, pasaron esos meses, sed vino la pandemia y seguimos de rehén, tengo compañeros que ya no tienen nada y tienen  familia, otros alquilan.

 
MAB: Estamos en torno a un conflicto que es muy demostrativo de cómo funciona la industria de la pesca también, cómo se relaciona con los trabajadores, pero en este caso el empresario, el dueño del barco en el que trabajaban estos trabajadores que siguen sin cobrar lo que es de ellos es Ignacio Arocena, es un apellido distinguido en Uruguay.

-Sí, pesado.

 

MAB: Sí es pesado.
¿Es el único barco que él tiene? Digo en el ámbito de la pesca, qué tipo de empresario es.

-El hombre acá en el Uruguay es el único barco que tiene, pero tiene barco en Chile, fábrica de pescado en Chile, también financia un barco en España, tiene criadero de salmón, tiene estancia en Paysandú, tiene caballos de polo, el hombre tiene.

 

MAB: No se priva de nada.

-No es un pobre tipo.
  
-Y cómo se para el estado en estos temas, nosotros pedimos una entrevista con el Ministro de Ganadería y la tuvimos, le hablamos del tema del Badaro y dijo que él ya había charlado con Ignacio Arocena. Siempre se dijo que Ignacio Arocena tenía alguien pesado de la política, dijo ‘tuve una charla amena con Ignacio Arocena’. Quiere decir que es el Ministro de Ganadería justamente.

 

MAB: Que es el Ministro Ganadería Agricultura y Pesca.

-Sí. Nosotros justamente le hablamos de un barco de merluza negra que llega ahora entre el 10 y el 14 de noviembre de otra empresa, empresa Sur que lo trae y justamente fuimos hablar con él por eso, por el fondo de garantía para que no pasara lo de Badaro, ahora ¿cómo se para el Estado ahí? Dijo que los trabajadores estábamos poniendo un palo en la rueda, que fuéramos consientes que era un palo en la rueda porque estábamos diciendo de antemano que no iban a pagar los créditos laborales.
Le digo, ‘amigo con todos los antecedentes que ya tenemos…’. Se nos escaparon, nosotros allá por el ‘92 le hicimos guardia gremial hasta el 31 de diciembre a las 7 de la tarde, a la 1 de la mañana del siguiente año se fugó porque los compañeros se fueron, querían estar con su familia y ahí se fue el barco, entonces con todos esos antecedentes que tenemos obviamente que queremos el fondo de garantía y el Ministro dijo que estábamos poniendo palo en la rueda.

 
MAB: Les habían sacado las ruedas a ustedes ya…

-Ahora, cuando llegue ese barco en noviembre que se siente a firmar el convenio con el sindicato de nosotros, bueno ahí vamos hacer hincapié en el fondo de garantía, porque si no vamos a estar dentro de dos años acá sentados hablando no del Badaro sino de este barco que viene.

 

MAB: Claro, el fondo de garantía es justamente por si pasa algo así…

-Ahí está, exactamente.

 

MAB: Que se alimenta con qué fondos…

-La empresa tiene que depositar en el banco, si se porta bien y paga todo lo que tiene que pagar, agarra su plata y se va, si pasa esto sacan del fondo y les pagan a los trabajadores obviamente.

 

MAB: Que eso existe hace tiempo…

-No, no existe fondo, no existe porque el gobierno quiere que vengan inversiones y tratar  de que sean buenísimos, mostrar la carátula de que son buenísimos, a los trabajadores los han jodido tanto que sabemos que no son ninguno buenísimo y de eso se trata, de meter ficha para que el trabajador no quede en esta circunstancia.

 

MAB: El Ministro está cerca del…

-Sí, más cerca del empresariado, un 99%.

-Hay una cosa muy clara, ahora que estoy allá en la carpa, soy el encargado de la guardia en la carpa, fui de los primeros que estuvo en la carpa, una cosa es la foto de la casa muy lujosa que tiene el hombre allá y otra cosa es verla en directo, el yate y todo, que se paren los vecinos y te digan tiene negocio de esto, de lo otro…

 

MAB: Los vecinos mismos…

-Sí, los vecinos muy bien la verdad, el 98% muy bien los vecinos. Fíjese usted le voy hacer un comentario cortito, paró un vecino en una  Ferrari, un argentino: ‘Buen día muchachos qué les pasa con el vecino Arocena, yo lo conozco, muy amigo mío’. -Ah que bien, pasa esto y esto, nos está debiendo, usted sabe que tiene estancia en Paysandú, sí algo me dijeron los vecinos acá, cuánto es la deuda, U$S500.000, U$S600.000 entre todos los trabajadores, ah no sé por qué no les paga agarra dos camiones de vacas las vende y les paga. Y por qué no le dice usted que es el amigo así salimos de esta situación y así sucesivamente con  otros vecinos.

  
MAB: Dos camiones de vacas y paga…

-Claro, el hombre está jugando y quiere desgastarnos pero desde ya le digo que a mí no me va a desgastar, porque yo quiero cobrar lo que me corresponde, mi licencia y mi despido como corresponde, yo y mis compañeros, hasta acá llegamos y vamos a seguir así.

 

MAB: El hombre, lo comentábamos fuera de micrófonos, por un diario chileno lo ponen acá lo mencionan, no vinculado a este caso pero sí como gerente general de una empresa regional, hablando de las dificultades, las negociaciones y haba de una empresa de la que él es gerente general, que da 46 empleos directos, 150 indirectos en Punta Arena, única pesquera magallánica que opera en el área de la zona sub antártica en las Islas Georgia del Sur, es decir que es un pesado en esto.

-En el negocio de la pesca en general lo único que hay, que creo que en todos los países y en este en especial, en el Uruguay, son pobres empresarios, no hay un empresario está al borde la quiebra, nosotros lo venimos sufriendo hace décadas, son todos pobres empresarios, nos han pretendido hacer creer que no llegan a fin de mes y  esa situación que esta hoy ahí está tanto afuera como acá también instalada, digamos que retienen nuestros créditos laborales cuando quieren utilizan los permisos pesqueros que son del estado que son de todos como ellos quieren, sacan los barcos cuando quieren si quieren, nadie les pone un apriete, bueno hemos visto en papeles y compromisos de una flota exigiéndonos productividad y una flota que tiene que navegar 270 días al año, 300 días al año y eso nunca se ha cumplido. Y esos papeles que hemos visto han sido a costo de beneficios que le ha dado el estado, rebaja de permisos, exoneración de combustible y un montón de beneficios tributarios que no nos llegan a nosotros en el sueldo porque el pescado siempre baja, nosotros tenemos una remuneración variable que va a mercados internacionales, un país empresario que solo importan comoditis, que no ven otra forma de valor agregado para poder mejorar, pero es así son  pobres empresarios los pesqueros acá, en Chile, en Argentina, donde sea son pobres empresarios.

-Y como cambian la razón social, la cambian no porque no le guste el nombre que le puso a su empresa, la viven cambiando, joden con los préstamos y cambian la razón social.
 

MAB: Evaden como en todos lados.

-Evaden, obviamente que sí y como dijo Mujica son todos piratas, englobó también a los trabajadores, no somos piratas nosotros la piratería está en el empresariado como fue FRIPUR que como agarró un préstamo de U$S17.000.000 hoy al segundo día cierra la empresa y al tercer día le están vendiendo energía eléctrica a UTE, que es inentendible y los barcos están tirados en Capurro, porque siempre se pone de embargo el barco, el barco después de uno años ya no sirve para nada es una chatarra y yo como empresario digo ahí tenés el barco y el estado a quien se lo vende después y así sucesivamente no los trabajadores sino el sistema empresarial. Fíjese si será piratería que a mi están haciendo aportes del 2008 en el 2020, tuve una reunión con Ferrari y me dijo quédate contento que te están aportando. Y le dije, papá 12 años y me están haciendo aportes del 2008, la empresa que está atrás de Canal 4 y me dijo lo que pasa que ellos hacen así, nos dicen que no pueden pagar y nosotros no podemos investigar de que no pueden pagar, nosotros tenemos que hacer de buena fe, ellos lo hacen de buena fe que no pueden pagar, después pagan.
La verdad que un sistema así no es entendible.
 

MAB: No sería tan difícil. Ahora en un país donde se habla decíamos el Ministro de Ganadería que también es el de Pesca, que cada tanto en Uruguay también se habla bien de una cosa como romántica de la pesca, que estamos de espaldas al mar, Uruguay podría sacarle un provecho bárbaro a la pesca a través del propio Estado.

-Yo lo hablaba, el pescado por más espinas que tenga todo se come, usted ese pescado lo hierve lo pasa por la maquinita y hace un tremendo paté, le pone los ingredientes que quiera y tiene un paté, se lo come con una galletita al agua y es sensacional. Otros lo hacen tipo carnadita, la lacha, lo tira al aceite hirviendo y es crocante, como comerse una majuga de pejerrey, pero si no le enseñamos a la gente…

-Ahí habría que analizar primero como es todo el sistema pesquero: Tenemos una flota obsoleta que tiene más de 60 años, donde hubo muchos intentos de renovación de flota donde se puso plata arriba de la mesa y nunca llegó a concretarse.
Un sistema pesquero que  hace que todo lo que viene se exporta, es muy poco, más allá de la cultura, cuando hablan de una cuestión de cultura en este país no comíamos cerdo o pollo y cuando lo bajaron, cuando estuvo al alcance de la mano la gente lo consume, es así.
El recurso pesquero en el caso para hacerlo así a groso modo un empresario de pesca más allá de los impuestos tiene, la unidad, le pone combustible, le pone comida, nos pone arriba a nosotros a trabajar y listo, no le tiene que dar de comer, no le tiene que dar vacuna al pescado, no los cría, nada y otra cosa que tiene importante y particular la pesca es que nosotros somos trabajadores sin sueldo. Nosotros vamos a lo que pescamos, o sea el empresario si nosotros estamos 20 días en el agua lo que traemos es lo que nos paga y tenemos una jornada ilimitada, trabajamos las 24 horas. Estamos las 24 horas a la orden durante a veces 7 días los barcos más chicos, 10 días y hasta 6 meses como se van ellos, tenemos como dijimos la parte siempre exportan comoditis, lo que viene así como viene se va. No hay valor agregado en el pescado. Todo es para exportar la gran mayoría, el 98% es para exportar, no hay un incentivo al consumo interno ni siquiera con la feria artesanal, que tenemos mucha pesca artesanal.
Claro y el producto que llega al mostrador, porque está todo muy lindo con las dietas y las recomendaciones que dice el doctor, pero eso termina cuando uno va al mostrador a pagar.
El recurso es grande porque tenemos barcos que cruzan fronteras para venir a robarnos el recurso, nosotros tenemos soberanía alimentaria y además de las aguas, porque los barcos pesqueros son los que custodian un poco de eso.

 

MAB: Claro. Pero vos lo ves en la feria, acá hemos contado anécdotas y muchas cosas que uno ve, de repente a una persona de la familia le mandaron que tienen que comer pescado y vos ves las vueltas que da, porque compra lo poco que puede comprar.

-Ahí para que tenga una idea vamos a llevarlo lo que es la pesca artesanal, que hay mucha en todo lo largo de costa que tenemos, la pesca artesanal, una caja de pescado ronda los $600, estamos hablando de 23, 25 kilos de pescado, eso es lo que le pagan a los pescadores artesanales y ahí vienen los intermediarios que es la gran causa.
Ahí tendría que haber un incentivo para que hubiera una cuestión de cómo conservar el pescado. Hay un montón de trabajo que se puede hacer ahí con la gente de lo artesanal, si bien hay algunos proyectos, que como en el PTI, que nosotros consideramos buenos pero lo que no consideramos, lo que nos cuesta considerar es que no es abarcativo a toda la costa, se concentra solo en un lado donde se quiere hacer una fábrica o acopiar pescado y todo eso, creemos que los pescadores artesanales son de todos lados, de toda la costa y tiene que abarcar a todos por igual.
Como le decía lo del precio ahí empiezan los intermediarios, el que lo levanta y ahí la especulación, porque 30 cajas 70 cajas una barca y no tiene donde conservarlo, o me lo vendes al precio que yo quiero o lo tiras. O, como pasó algún momento en La Paloma, que lo terminaron regalando, se lo dieron a la gente, lo compartieron con la gente y esos mismos acopiadores le venden a las grandes fábricas, no es que queda en el mercado interno, o sea, estos grandes empresarios se abastecen no solamente por la parte de la captura de altura, digamos la pesca industrial, sino también de las pescas artesanales, sector que está totalmente vulnerado.

 

MAB: Ahora vamos a volver a Arocena, su barco y la merluza negra donde ahí sí se mueve mucha plata.
 
-Mucho dinero.

-Y no hay intermediario.

 

MAB: Y no se la vende a la señora de mi barrio.

-Ahí sí que nadie podría acceder a la merluza negra.

 

MAB: Silvia manda un  mensaje que dice: “Buen día, apoyo la lucha de los trabajadores de la pesca, lo que cuenta del empresario de rancio abolengo es la típica actitud de la clase empresarial de Uruguay, así son todos, codicia al máximo con la complicidad del estado ya que son las mismas familias y los mismos intereses”.
Ángel de Paso Carrasco dice: “Buen día, saludos a los compañeros de la pesca, el tema de las empresas y los aportes que nos descuentan mes a mes, por ejemplo en CUTCSA cuando vas a jubilarte hacen los aportes que fácil y no es de ahora, siempre ha sido así, lucran y usan exoneraciones, incentivos y créditos”.
Cecilia dice: “Saludos, la lucha de los pescadores lamentablemente se ampara a esos personajes como los Fernández y otros que dejan en la vía los trabajadores, ofrecer $200.000 a un trabajador no es nada teniendo en cuenta que la canasta familiar está en más de $90.000, paga las deudas y se queda sin  nada, un saludo y suerte en su lucha, gracias a la radio por apoyarlos”.
Una cosa que hay que aclarar sobre lo que pasa con nuestras aguas territoriales.

-Justamente que seguimos de espalda al mar, la ONU en el 2016 casi en el comienzo del 2017 le otorga a Uruguay 150 millas náuticas más, o sea Uruguay poseía 200 ahora tenemos 350 millas náuticas más, una milla equivale a 800 metros acá en tierra para que tengan una idea, si tendremos mar, tenemos más mar que tierra y las aguas esas no están siendo custodiadas porque la Armada obviamente tiene barcos más obsoletos que los de la pesca, digámoslo así, no puede custodiar nada y nosotros no tenemos barcos de bandera uruguaya que estén custodiando el día de hoy las aguas. Los barcos chinos, la flota china nos lleva todo, calamares, atún, nos está llevando todo, cuando tenemos la reunión con el Ministro le dijimos que la pesca ilegal cuando se agarra el barco que no sea una falta como al día de hoy, que sea un delito y dijeron que lo están estudiando y acá cuando las cosas se estudian.

 

MAB: Hacen una comisión.

-Ahí está y cuando arman una comisión es para enfriar todo. Esa era la aclaración que quería hacer.

 

MAB: Bien importante, porque ha crecido la importancia en Uruguay para la pesca, tendría que ser mayor ahora pero seguimos de espalda. Ya viene una lucha sostenida de ustedes de meses, por las dudas que alguien hubiese agarrado esto empezado, los trabajadores están ocupando el barco para que no se vaya y los deje con la deuda y están frente a uno de los chalets que tiene en Punta Ballena.

-Frente al Club Ballenero

 

MAB: Me imagino que un ranchito no ha de ser. Pero hay también momentos del conflicto muy altos como el otro día que estuvieron en el Ministerio y acá fue medio como inmediato que nos llegó la noticia.

-Sí, nosotros veníamos en otra área, el SUNTMA este año arrancó en punta con el tema de los conflictos, arrancamos con el sector mercante que estuvo 92 días acampando en Capurro en el puerto pesquero, tratando de hacer respetar las leyes que están vigentes, los muchachos ahí dieron una larga pelea, estuvieron rodeados por todo el conjunto del movimiento sindical, así como estuvimos el primer día junto con ellos ayer estuvimos en el último día cuando desarmaron la carpa finalmente, porque lograron que trabajadores del sector pudieran entrar a trabajar en la obra del puerto Capurro, ahí lo que se reclamaba era no solamente que se cumplieran las leyes si no una cuestión de seguridad, ahí lo que planteó el estado era solamente hacer cumplir la LUC, no las leyes que están vigentes para la seguridad marítima y para la plataforma flotante que hay ahí para trabajar, eso fue lo que arrancó en punta este año y después tenemos un conflicto que viene desde hace unos cuantos meses que tuvo el punto más alto la semana pasada, es un conflicto con la carga y descarga.
Nosotros tenemos diferentes sectores, sector mercante, carga y descarga, plantas procesadoras, el sector de mercado al que pertenecemos nosotros y granjas marítimas, que eso para el norte todavía hay, ahí en la descarga se vio, vamos a contar medio rápido, la respuesta de los empresarios antes de arrancarla zafra era condicionado en un aumento para el sector embarcado por la zafra, la condición era reducir costos en la descarga, reducir costos para ellos era dejar gente sin trabajo, eso nosotros no se lo llevamos ni cerca porque no vamos a poner nuestro salario contra el despido de cualquier trabajador de cualquier área, ahí se dio que pasó la zafra, llegó finales de septiembre, hicimos movilizaciones, hicimos una fritada solidaria en Plaza Independencia en su momento tratando de sacar para fuera el conflicto, que se conociera lo que estaba pasando en ese sector. Y allá por finales de septiembre nos mandan un borrador con un ultimátum que al 1° de octubre teníamos que trabajar, reducir la plantilla y trabajar ahí para descargar y para alistar los barcos llevan  13 personas, 13 trabajadores que se llama manos, ahora redujeron la plantilla de 13 trabajadores a 8 y para alistar que es cuando ponen cajas, hielo, preparan el barco para que salga de 13 trabajadores a 5.
Ahí dimos una batalla en el Ministerio agotando todo el ámbito de negociaciones, ellos desconocen completamente el ámbito de negociación porque están parados en los pedales hoy en día, entre medio de eso hubo una propuesta de hacer un estudio prevencionista y profesional para ver cuántas personas determinaran, también lo tiraron para un costado, nosotros firmamos el período puente ese que englobaba ya una rebaja salarial donde se iban a mantener los beneficios y todo lo acordado por los trabajadores, eso tampoco lo respetaron y se fueron dando todas las situaciones hasta que hace dos viernes atrás íbamos hacer una movilización con los compañeros que era trancar los accesos norte y sur del puerto de Montevideo. Trancar la economía para que hubiera presión. Los compañeros ahí sobre la marcha, nosotros somos un sindicato totalmente de base y ellos dijeron acá no es, vamos directo al Ministerio y si no hay respuesta nos metemos para dentro.
Eso fue el viernes.
Estuvimos ahí negociando, decir que nos tenían desde el 1° de octubre que se da esto, nosotros declaramos knock-out patronal porque los barcos que estaban respetando los convenios y los laudos de aliste, arranche y  todo eso iban saliendo, un parte de la cámara empresarial estaba empecinada, es monopólico esa parte porque es una empresa grande, los otros tienen algún barco y ahí ellos planteaban que teníamos que reducir o reducir sino nos iban a sacar los barcos, nosotros declaramos knock-out patronal, exigimos al Ministerio que declarara knock-out patronal, que nos dieran nuestros seguros de paro porque la gente estaba a la orden, no fue convocada a trabajar. Y otra cosa que hicieron que también es muy de estos empresarios, es que retuvieron los créditos laborales de la gente, nosotros acá tenemos mucha movilidad no trabajamos siempre, en los barcos la gente cambia, eso genera que vos haces dos viajes y pedís tu renuncia, tus créditos laborales, a partir del 1° de octubre ellos retuvieron toda esa plata en otra estrategia para hambrearnos porque lo que hacen es eso. Es la única estrategia que tienen, no han innovado tampoco ni en eso no solamente ni siquiera en la pesca sino en las estrategias, es del hambre, se fue dando esa situación, otra instancia en el Ministerio, mandó una propuesta la Cámara Empresarial donde hay una operadora nueva que va a entrar a desregular. Quiso entrar al muelle lo paramos con 300 compañeros, dijimos no en su momento, la operadora nueva lo que viene es a eso a desregular porque ellos quieren libertad de contratación. Perfecto, nosotros lo que queríamos era que si iba a entrar una operadora nueva que absorbiera los trabajadores despedidos, se fue dando eso.
Una propuesta un lunes de la Cámara Empresarial, la llevamos a la base, hicimos una asamblea el día martes donde de ahí salieron dos cosas, una fue la contrapropuesta para los empresarios sobre la base de que tenían que tomar estos trabajadores, que no habían despidos, tomaron una medida directa de acción de lucha porque ya estuvimos por meternos al Ministerio el viernes, del encadenamiento, ahí el secretario general nuestro que ahora no está, que le mandamos saludos y dos compañeros, un compañero de la descarga y un delegado de la parte de marcado decidieron encadenarse y nosotros negociar.
¿Por qué la medida? Porque los empresarios ya no estaban poniendo medidas para negociar, si no haces esto no te doy esto, nos estaban poniendo condiciones que si les dejamos gente sin trabajo, no nos iban a dar nuestros créditos laborales, no nos iban a dar nuestro seguro.
 
-Pero se le dijo a Mieres que era un Poder Ejecutivo que no ejecutaba nada, yo se lo dije de frente, un Poder Ejecutivo que no  ejecuta nada porque son ellos los que tienen que ejecutar cuando pasan estas cosas.

-Llegamos ahí al ámbito de negociación con los negociadores que tenemos siempre, no estuvo lo mejor posible, llegó la hora  de cerrar el Ministerio donde nos dicen que nos teníamos que retirar, dijimos que no, que íbamos a seguir con las medidas de lucha porque entendíamos que era correcto, que necesitábamos respuesta porque teníamos toda la barra afuera, que era mucha gente que estaban pidiendo porque tenían hambre, porque no tenían para comer, porque no tenía para pagar sus cuentas, porque no tenía para llenar la heladera y ahí directamente nos llama el Ministro -que se acordó de nosotros, se acordó que teníamos un número- nos llama a intimarnos a retirarnos de primera, si en 10 minutos no nos íbamos nos iban a sacar por la fuerza.
Le volvimos a plantear que habíamos estado reunidos con él, que habíamos puesto todo y que necesitábamos respuestas, colgó el teléfono, a los 10 minutos nos volvió a llamar, que podíamos tener una instancia de negociación, lo evaluamos los que estábamos que éramos 7 personas y lo que le exigimos al Ministro en ese momento que la reunión del día siguiente que era el miércoles que fuera resolutiva, que ahí teníamos que definir algo porque nosotros no queremos dilatar más, se logró eso, tuvimos una instancia larga el miércoles de más de 8 horas.

-Nos cachearon.

-Sí, es lamentable que a la hora de entrar al Ministerio a negociar, somos trabajadores, que nos cacheen como delincuentes, que nos exijan a mí particularmente que dejara mi mochila, lo que yo llevo en la mochila es mi computadora y alguna cosa personal, hay papeles, pero bueno, así está estoy, así va y  va a seguir así.  

-Y una cosa que se le dijo a Mieres directamente, Lacalle padre fue el que reguló el puerto en el año 92, lo reguló él, puso las operadoras portuarias, porque ahí si yo era amigo de un empresario me daban unos pesos a mí, yo le daba a los negritos de arriba del barco unos pesos y me descargaban el barco, ahí es que entraron  hacer millonarios estos empresarios, entra Lacalle padre y regula el puerto y ahora el hijo quiere desregular todo, porque el Ministro Mieres es parte de este gobierno y es el que dice ustedes no quieren trabajar, cómo esa empresa que entra quiere trabajar y con menos, pero él no tiene ni la más mínima idea de lo que es un trabajo de puerto, un trabajo casi esclavista, caja de 30 kilos, bajo lluvia, bajo sol los compañeros están ahí. Ya se hicieron estudios que es insalubre el trabajo, hay más en el Banco de Seguros que trabajando y él le da total apoyo al empresariado, escucha a los trabajadores porque no le queda otra.

 

MAB: Y encima no les pagan.

-Después de la negociación que fue larga con toda la gente afuera, con la amenaza de la LUC continuamente, porque parece que lo quieren agarrar como un bastión eso de querer demostrar fuerza, pero nosotros tenemos fuerza y se lo mostramos y ocupamos el Ministerio y la OTU (Observatorio Territorio Uruguay), ocupó la OTU no lo suavicen como lo está suavizando el Ministro y está diciendo que esto se arregló mediante, no, esto se arregló porque nosotros los trabajadores pusimos condiciones y eso fue lo que pasó en el Ministerio y ya se lo dijimos.  

-Y finalmente ahí hubo una instancia, qué compromisos asumieron.

-De lo que pudimos resolver ahí fue cosas positivas, no el 100%. Lo que salió de ahí de todas esas movilizaciones, todas esas marchas que hicimos, durante 4 días seguidos hicimos movilizaciones de nuestro gremio hacia el Ministerio que fue creciendo en cantidad de gente, en cantidad de gremios que nos rodearon, que nos rodean de todos los sectores y lo que pudimos sacar de ahí fue que no hubieran despedidos, mediante una rotación las empresas plantearon que va haber un impacto pero que no va a ser el mismo que quedarse sin trabajo, que eso a medida que la empresa fuera competitiva se iba alinear el trabajo. No va a ver despedidos de esas 40 familias que iban a quedar en la calle, se firmó un compromiso de la salida inmediata de los barcos, un seguro parcial por el mes de octubre por lo que demoró todo este conflicto y una cosa que a nosotros nos pareció que en un acta ministerial no tendría que haber estado y  se lo dijimos, se lo dijimos al director general de trabajo y lo planteamos, fue el hecho de que en un acta firmada por trabajadores y empresa hayan puesto el hecho que nos tienen que pagar algo que son los créditos laborales, que ya habían pasado los plazos legales, que es un delito y ponerlo en un acta ministerial a nosotros nos causó vergüenza.
Lo que no pudimos revertir fue el tema de la operadora porque no había marco legal, le buscamos por todos lados y no había un marco legal.

 

MAB: ¿Cómo es lo de la operadora?

-Que no tiene por qué absorber trabajadores porque no hay registro, cuando se terminó ANSE se terminó el registro, la ley está vigente pero no hay bolsa de trabajo.
 
-El artículo 137 del convenio laboral de la OIT dice entre otras cosas que tiene que haber un registro portuario, que ahí los trabajadores en ese registro tienen la preferencia a la hora de contratar, de que si hay innovaciones tecnológicas tiene que haber una forma de redistribuir el trabajo para que no queden sin trabajo, pero al no haber  un registro.

 

MAB: ¿Desde cuándo no hay registro?

-20 años

-Esa cuestión no la pudimos revertir, la operadora tiene 5 barcos contratados ahora donde ya vimos irregularidades en el área de seguridad, nosotros estamos en el muelle continuamente, irregularidades en las condiciones de trabajo de las personas.

-Y la operadora es como este gobierno, no quiere sentarse a dialogar nada con el sindicato.

-En ningún momento se quiso sentar a dialogar, no solo sabemos que tarde o temprano lo va a tener que hacer, porque para la buena convivencia dentro del muelle se tiene que sentar hablar con nosotros. Y bueno, eso estamos, nosotros nos hemos plantado, somos una dirección nueva, asumimos este año y nos planteamos varias cosas, sacar los conflictos a la calle, sacar el puerto a la calle, que la gente conozca la situación real de la pesca y no como usted dijo al principio esa romantización de la pesca, la realidad es que nosotros acá como pescadores estamos esclavizados, sumergidos, en condiciones muy malas y sacar a la calle el conflicto, lucharla en la calle porque ese es el concepto que hemos manejado.
 
-Que la gente acceda a comer pescado, es lo más importante.

 

MAB: Va en todos los planos.

-Y tomar las medidas que sean necesarias para defender lo que es nuestro

-Para hacérselo así bien concreto, un feriante que tiene su permiso para entrar al puerto y se lleva su caja de merluza de 25 kilos, al filetero de él le paga $100 la caja por filetearle, ahí le saca 13 kilos de filetes, ahí ya se lo lleva para la feria y se lo vende a lo que usted lo compra $350, eso le va a dar como $5.500, $6.000 la caja y él la compra a $1.200, es decir que es un  500, 600% y a eso está acostumbrado este tipo de empresariado

 

MAB: Y toda la vida se ha denunciado y sigue igual. Acá en el estudio está sentado un trabajador que estuvo meses arriba de un barco pescando para un  empresario, que es Ignacio Arocena que es dueño del barco Badaro y allí se pescó merluza negra que se vende muy bien, por lo que hemos visto, dicen que entre U$S20.000 y U$S25.000  la tonelada, se vende a precio a internacional.

-Hoy por hoy por el tema de la pandemia, ha llegado a estar hasta U$S32.000

 

MAB: Pero volvieron a tierra y no les pagaron lo que les debían.

-Ni para un boleto.

 

MAB: Ni para un boleto, entonces ahora están estas medidas y se está en pleno reclamo.

-Sí tal cual.

 

MAB: ¿Cuántas familias son?

-23, 24 familias.
 

MAB: 23, 24 familias que están reclamando lo que es de ellos, porque si uno trabaja no trabaja por amor a la pesca, trabajará para sacar.

-Nos gusta ser pescadores

 

MAB: Pero si vos trabajas te tienen que pagar.

-Obviamente  

-Más allá de eso el sacrificio que pasa uno en el agua, porque yo escucho acá o en la tele que hablan de la gente de la construcción, 8  horas son las que hace arriba de un edificio, pero nosotros hacemos 16 horas arriba de un barco y estamos las 24 horas a las órdenes.

 

MAB: Sí, cuando terminas no vas para tu casa, no vas a pasear, no te sentas a tomar mate en tu casa.

-Si tenés un dolor de muela el capitán o el patrón te da una pastillita y seguís trabajando, asimismo si se enferma un compañero tenés que cubrirlo porque no viene otro a cubrirlo

 

MAB: Sí claro son meses…

-Y yo ahí no puedo decir voy hacer un trámite y mañana no vengo, ahí tengo que salir a trabajar calladito la boca

-Sí, el trabajo pesquero acumula muchas cosas, nosotros tenemos muchas cuestiones familiares, no vemos crecer a nuestros hijos, nos perdemos sus cumpleaños, nos perdemos las cosas malas también, hay familiares que fallecen y en esta cuestión hay una cosa que nunca pesa arriba de la mesa a la hora de cuando se valora nuestro trabajo, que es algo que no nos van a devolver nadie, ni el empresario ni nadie que es el tiempo y eso es intangible.

 

MAB: Sí, ahora eso no es que lo están llorando sino que están  diciendo nosotros corremos todos estos riesgos y corremos todas estas desventajas.

-Los riesgos.

-Hay una cosa, el director general de trabajo quedó de cara cuando lo planteó la multinacional VELO, el abogado de ellos, porque fuimos por reclamos de compañeros de esos barcos y él dijo ustedes tienen que  saber que estos son trabajadores de $80.000 por marea y el director miró como diciendo a que vienen a quejarse y le digo pero no se lee por hora, no hay  domingo, no hay feriado, desglose por hora las 24 horas, sabe cuánto le da a usted $13.50 la hora y están 45 días en el agua o 1 mes y medio, ahora ese mes y medio por los $80.000 dividido las horas que está $13.50 le da, tuvo que agachar la cabeza el abogado, el director le dijo al abogado mire que no tiene asidero lo que usted dice.

-Hay otra cosa también, los barcos de merluza negra de altura, pero nosotros no pescamos solo del lado uruguayo, también vamos a la Antártida a temperaturas de 15 grados bajo cero, llegas a estar hasta 25 grados bajo cero, yo lo viví 23 días, estuve en Islas Georgia también que es uno de los lugares más fríos del planeta con temporales y  todo, yo lo viví no me lo cuenta nadie y que vengas y no te den ni para un boleto.

 

MAB: Exacto.
Juan de la Aguada dice: “Buen día compañeros, simplemente los felicito por la valentía de denunciarlos públicamente, hace pocos días murió el señor Juan Setín, creo que algunos de los trabajadores de la pesca lo tienen que haber sufrido” y manda un abrazo.

-La verdad que no lo sufrimos para nada, porque era el más perro de todos los hermanos, él llego a decirme a mí, si siguen jodiendo con el barco Beatriz uno que tuve yo, voy lo amarro le paso cadena porque yo la plata ya la peso no la cuento, así nos dijo en el muelle, así que no lo lamentamos.

 

MAB: Gracias a los tres por haber venido.

-Gracias por el espacio, muy amables.                                                                                                                                                                                       

-Gracias.