PERÚ: “CAYÓ EL GOBIERNO DE MERINO QUE CONCITÓ UN MASIVO REPUDIO CIUDADANO”
Contacto con el periodista peruano Gustavo Espinoza, 16 de noviembre de 2020

La situación política en Perú sigue complicada, este fin de semana “cayó el gobierno del señor (Manuel) Merino que concitó un masivo repudio ciudadano”, dijo en contacto con Radio Centenario el periodista peruano Gustavo Espinoza. “Además éste es un castigo ejemplar de la población”, afirmó. Por otro lado comentó que “el Congreso no pudo llegar a un acuerdo, referido a una sucesión Constitucional o legal cómo podría haber sido, de haber designado un nuevo encargado de la Presidencia de la República”.  De todos modos –señaló- “el tema es complicado, la situación es precaria, la gente sigue en la calle, se va a movilizar hoy día también, y están previstas tanto para hoy como para mañana grandes movilizaciones”. Transcribimos esta nota que usted puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/2020-11-16-gustavo-ezpinoza-peru

Diego Martínez: Estamos en contacto con pero con el periodista y profesor Gustavo Espinoza, a quien le agradecemos mucho estos minutos.
Bienvenido, buen día.

Gustavo Espinoza: Buenos días compañeros de Montevideo, un placer hablar con ustedes.

 

DM: La semana pasada nos comunicábamos con usted porque se había dado ese golpe de Estado y se han sucedido hechos realmente muy importantes -y se siguen dando- hechos graves, como la muerte de manifestantes en la protestas en contra de la situación que se está viviendo en Perú.
Cuéntenos cómo se está viviendo en Perú a estas horas.
 
GE: La situación en Perú sigue siendo delicada por cierto, porque ayer se produjeron dos hechos significativos: cayó el gobierno del señor (Manuel) Merino que concitó un masivo repudio ciudadano y además éste un castigo ejemplar de la población; y el Congreso no pudo llegar a un acuerdo, referido a una sucesión Constitucional o legal cómo podría haber sido, de haber designado un nuevo encargado de la Presidencia de la República. Porque cuando se sometió a votación esta última alternativa, ella solamente alcanzó 42 votos cuando requería 66.
De tal modo que ahora se ha programado un nueva una nueva reunión del Congreso para hoy a las dos de la tarde.
En paralelo hoy día también, al medio día, se reúne el Tribunal Constitucional para definir si declara legal o ilegal la destitución del presidente Martín Vizcarra. Claro, el Tribunal Constitucional puede orillar el tema y no tomar una decisión de fondo sino simplemente referirse a una interpretación legal de del tema, dejando en manos del Congreso de la República la solución de este asunto.
De todos modos el tema es complicado, la situación es precaria, la gente sigue en la calle, se va a movilizar hoy día también, y están previstas tanto para hoy como para mañana grandes movilizaciones.
Hay que decir que las movilizaciones ocurridas en el Perú el día jueves 12 y el sábado 14 han sido demostraciones nunca jamás vistas en la historia nacional, porque ha sido prácticamente todo el pueblo el que ha actuado. En esas circunstancias, decenas de  miles de personas o centenares de miles de personas han salido a las calles a movilizarse, pero los que no se han movilizado han lanzado cacerolazos desde sus viviendas. Y los que no lo han hecho, han actuado en las redes y los que no lo han hecho simplemente agarraron la calle o han actuado de una u otra manera; pero prácticamente nadie se ha mostrado indiferente.
Si antes de la crisis de gobernabilidad el 95% de la población peruana estaba en contra de la vacancia del señor Vizcarra, esta proporción ha subido a 99% en las actuales condiciones. Claro que en el contexto concreto, la situación ha variado, ya no todos están de acuerdo con que el señor Vizcarra vuelva, hay quienes consideran que el señor Vizcarra ya representa de alguna manera el pasado, el pasado que además está cuestionado, está de alguna manera involucrado en temas que hay que esclarecer y que entonces hay que mirar hacia delante, mirar al futuro y buscar una nueva alternativa.
Hay que decir también en este contexto, que algunos medios de comunicación que defendieron o fueron cómplices de la actividad del señor Merino, en esta nueva situación están planteando que la gente que está contra Merino, también debe estar contra Vizcarra; es decir ni uno ni otro. Como si el problema fuera un tema personal.
El señor Martín Vizcarra por su parte ha planteado que él no va a aceptar ninguna decisión parlamentaria, porque él ha descalificado a ese Congreso y considera que la solución debe venir por la vía del Tribunal Constitucional. Pero como he dicho el Tribunal Constitucional tiene opciones: puede resolver o puede no resolver.
Entre tanto la gente sigue combatiendo y sigue movilizada.

 

DM: Desde el punto de vista formal ¿es posible que ocurra que Vizcarra vuelva a ser el Presidente?

GE: Es difícil, pero puede ocurrir.
El Tribunal Constitucional en teoría podía declarar nulo el procedimiento parlamentario del 9 noviembre, en cuyo caso se restituirían las cosas a su origen inicial, al momento anterior a la aprobación de la decisión de vacancia. En ese caso el señor Martín Vizcarra podría volver a ser Presidente.
No es una cosa fácil, pero en teoría podría ocurrir.
También el Congreso podría decidir lo mismo, es decir el Congreso podría acordar por ejemplo esta tarde, declarar nula o sin fundamento la resolución que tomara el 9 de noviembre, en cuyo caso también deja sin efecto la censura o la vacancia del señor Vizcarra y éste podría volver. Pero esta segunda opción ha sido rechazada por él mismo Vizcarra, él no quiere nada con el Congreso y no quiere que el Congreso tome ninguna decisión respecto a su futuro. Pero ambas posibilidades -tanto por la vía del Tribunal Constitucional como por la vía del Congreso- son complicadas. Es difícil que se llegue a esa situación, porque hay gente que está interesada en promover algún tipo de cambio.
Y entonces, unos quieren un cambio hacia la izquierda, como se puede decir, y por eso promovieron la candidatura de la señora Rocío Silva Santisteban, que ayer no pudo lograr el número de votos suficientes. Y otros plantean la posibilidad de elección del señor (Francisco) Sagasti que es un científico social de cierta resonancia y actualmente es Congresista y que pertenece al Partido Morado que es un partido de centro derecha.

 

DM: Podría resolverse tanto el retorno de Vizcarra como un nuevo gobierno.

GE: Sí, en realidad se podría decir que están 50 y 50 las posibilidades. Ahora, la gente que quiere, me parece que es un nuevo gobierno, o mejor dicho un gobierno. Es decir, quiere una cierta estabilidad.
Porque este clima de tensión ya es un poco insufrible para mucha gente, entonces lo que se quiere es que retorne la ecuanimidad a la “clase política”, y se arribe a un acuerdo. Pero naturalmente hay gente abajo que está movilizada, que está combatiendo y que está protestando; porque además está de por medio el planteamiento referido a la situación de los reprimidos. Hay hasta este momento 21 personas que fueron, digamos, intervenidas por la policía o secuestradas por la policía o encarcelados por la policía, el día sábado y no han aparecido nunca. No se sabe del destino de esas personas.
En cambio sí hubo dos personas que murieron y hay más o menos un centenar de personas heridas por perdigones, por balines, por canicas, o simplemente por severas contusiones. La represión policial ha sido también brutal.
Nunca jamás en la historia del Perú se había conocido una represión masiva de esa magnitud.
Por supuesto ha ocurrido que la Policía ha torturado, ha digamos, golpeado a un detenido en una celda o en un centro policial, pero masivamente como en este caso no ha sucedido nunca que se haya descargado una violencia tan brutal como la ocurrida sobre todo el día sábado, que ha sido el día más duro de la confrontación.

 

María de los Ángeles Balparda: ¿Cómo se da la presencia del pueblo en la calle? ¿Quiénes convocan? ¿Son sindicatos, son partidos políticos?

GE: No, en realidad son mías las redes han jugado un rol decisivo en estas circunstancias, y los colectivos juveniles son los que han salido a combatir.
Después se han plegado algunas organizaciones políticas, por ejemplo el Partido Comunista del Perú - Patria Roja ha movilizado con cierta vehemencia núcleos juveniles y algunos sectores de capas medias. Otros grupos también se han sumado, el Partido Comunista Peruano también ha movilizado algo; pero son colectivos bastante pequeños.
En realidad las organizaciones sociales y de masas no han participado activamente. Una de las cosas que acá se critica mucho entre la gente, por ejemplo, de la Confederación General de Trabajadores del Perú que podría haber asumido un rol de primera magnitud, de haber participado activamente en esta lucha. Pero no lo ha hecho.
Y no lo han hecho porque estaban un poco presas de su antivizcarrismo. Es decir, como estaban contra Vizcarra, bueno pues derribar a Vizcarra no caía mal; y cuando se dieron cuenta de que Merino era peor quisieron reaccionar pero ya era tarde, ya la gente estaba en la calle y estaba combatiendo.

 

MAB: Es importante ese dato, se parece a lo que ha pasado en algunos otros países, como en Chile, por ejemplo.

GE: En Chile creo que no ha sido exactamente así, porque los partidos políticos de izquierda en Chile de todos modos tienen muchísimo más presencia que los partidos políticos de izquierda en el Perú.

 

Hernán Salina: ¿Qué pasa con las Fuerzas Armadas? Leímos que hace  algunas horas emitieron un pronunciamiento hablando de que van a defender al pueblo, ese tipo de términos.

GE: Bueno, en realidad en las Fuerzas Armadas hay una situación complicada que puede ser interesante.
Lo que ocurre es que el Presidente del Comando Conjunto de la Fuerza Armada, el general (César) Astudillo, fue nombrado antes por el gobierno de Vizcarra y cuando el propio Vizcarra modificó los cuadros de ascenso de la Fuerza Armada y designó los Comandantes Generales de las Armas –es decir, del Ejército, la Marina y la Aviación- sin embargo mantuvo a Astudillo en el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, lo que generó críticas de la derecha. Y Vizcarra dijo que se mantenía al general Astudillo porque era un hombre muy capaz, muy eficiente y con una posición democrática clara.
Bueno, lo real es que Astudillo se ha mantenido, Merino tampoco lo alcanzó a cambiar, Merino convocó a una reunión a los Comandantes Generales de las Fuerzas Armadas pero ninguno concurrió: nadie del Comando Conjunto ni los de las distintas Armas concurrieron a la convocatoria del señor Merino.
Y tampoco este atinó a tomar ninguna decisión.
De tal manera que al final, el que se ha quedado es el general Astudillo que ha sido el que ha promovido o ha aparecido liderando este pronunciamiento del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, dónde hay tres puntos importantes:
Uno, cuando se solidariza con las víctimas y los estudiantes movilizados y las capas populares que están protestando por la crisis política.
Dos, cuando rechaza la violencia que se ha generado contra estas poblaciones.
Y tres, cuando plantea una salida que responda a los lineamientos formales de la legalidad establecida.
Entonces, se podría decir que esta línea del general Astudillo se ha confirmado a través del pronunciamiento del Comando Conjunto.
Hay que decir que las Fuerzas Armadas no ha intervenido para nada en esta represión; la represión ha sido policial no ha sido militar. En algunos lugares de la ciudad se dispuso la instalación de tanques del Ejército que salieron a las calles y se quedaron en los lugares donde fueron asignados, simplemente como una manera “de amedrentar” a la población. Cosa que tampoco no ocurrió, porque la gente simplemente miró los tanques como quien mira un espectáculo inusual en el escenario, pero no participó en ni en un sentido ni en otro ante ello.

 

DM: Muy bien Gustavo te agradecemos mucho este contacto, un fuerte abrazo.

GE: Muchas gracias a gracias a ustedes, felicidades.