PANDEMIA: “EL CAPITALISMO HACE DE ESTO UN NEGOCIO Y  SANCIONA A QUIENES OPERAN CONTRA EL NEGOCIO”
Contacto con el profesor Alción Cheroni, 16 de noviembre de 2020

En ‘Mañanas de Radio’ dialogamos con el Epistemólogo, profesor Alción Cheroni, sobre el manejo internacional de la pandemia, el capitalismo y la participación de los científicos. “Padecemos lo que se llama una pandemia, una epidemia determinada por la situación de irrupción de un virus que se expande, que no se detiene y que hay que detener; y que tiene ciertas consecuencias”, dijo y recordó que “la que está en frente de esto es gente muy especial de mucha jerarquía científica, pero que además dicen cosas importantes interesantes que nos advierten cuál es su papel y su función, que nadie vaya a creer que ellos son los que deciden”, son los del Grupo de Asesores Científicos Honorarios. Pero además hay que tener en cuenta que “el capitalismo aprovecha las crisis en las que muere la gente, las guerras y las epidemias”. Entonces “hay que tener mucho cuidado con este tipo de cosas” porque esto no es una broma ni una conspiración, “esto existe y se adoptan determinadas medidas, y uno debe aceptar aquellas que son las que nos protegen a nosotros, protegen a los demás y protegen las instituciones que nosotros defendemos”, subrayó.  Transcribimos esta nota que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/2020-11-16-prof.-alcion-cheroni

 

Los grupos políticos, gremiales, etcétera, también tienen que ser protegidos porque pueden decir yo cierro esto porque acá no se cumplió nada.
No estamos frente a cualquier cosa,

“estamos frente a una experiencia histórica, que tiene 500 años y que se llama burguesía. Estamos frente a un sistema que tiene 500 años y se llama capitalismo. Estamos frente a una clase que aprendió mucho cómo utilizar todo esto, y

 

María de los Ángeles Balparda: Estamos dando los buenos días a nuestro invitado del día, que es el profesor Alción Cheroni, sin duda un gusto para nosotros siempre recibirlo, ¿cómo estás, Alción?

Alción Cheroni: Bien. ¿Cómo están ustedes?
El gusto es mío como siempre, un fuerte abrazo a todos.


MAB: Yo me imagino que con mucho tema para analizar en estos tiempos que está atravesando la humanidad.

ACH: Este momento para decirlo simplemente -y parece ser una frase absolutamente obvia- es un momento nuevamente crítico. Ahora, es un momento crítico que aborda muchas cosas, que es muy amplio el proceso de esta situación crítica que vive la sociedad en este período.
Es decir, desde el punto de vista que nosotros podamos mirar, de la Epistemología -un ejercicio que yo he hecho en mi vida de carácter docente- simplemente la mirada es hacia qué pasa cuando sucede una circunstancia de este tipo y los científicos tienen que asumir una responsabilidad determinada, para dar u orientar en ciertas soluciones. Este es un problema, realmente es una cuestión que es necesario tener presente, incluso porque en nuestro país no estamos muy habituados a la inserción de los colectivos científicos en la vida diaria, en la vida normal. Y su intervención tiene que ver con nuestras vidas, con qué tenemos que hacer, qué no tenemos que hacer, cómo nos debemos comportar, por qué no, y las causas porqué esto.
Es decir, normalmente el científico mira este proceso desde su punto de vista como profesional, en su actividad propia, los médicos, los biólogos, los investigadores en las ciencias naturales, etcétera; que hoy han asumido una determinada responsabilidad. Creo que hace un tiempo habíamos conversado sobre esto.
Y tiene ciertas características muy peculiares y muy especiales para un país como el nuestro. Cuando digo un país como el nuestro, desde nuestra perspectiva de análisis que hacemos de las relaciones nacionales, de las relaciones de carácter social y productivo que tiene el país, su inserción en el mundo internacional, lo vemos como lo que es. Nosotros padecemos lo que se llama una pandemia, una epidemia determinada por la situación de irrupción de un virus que se expande, que no se detiene y que hay que detener; y que tiene ciertas consecuencias.
Parece ser que las consecuencias son universales, que a todo el mundo le pasa lo mismo, y que en todos los países se reacciona más o menos en forma similar.
Me estoy refiriendo a esto, que simplemente se debe actuar de tal manera para prevenir el contagio, la difusión, etcétera.
Este es un aspecto de carácter puramente médico, sobre la salud pública, es decir sobre estas cosas, yo personalmente no tengo más información que la que tenemos todos, no podría asumir ningún tipo de…, sería irresponsable además si asumiera una crítica a determinadas cuestiones que tienen que ver con algo que yo no sé.


MAB: Incluso, Alción, hay muchas cosas que se plantean ahora de lo que hay que hacer, que son las que tradicionalmente nos enseñaban por lo menos a los que somos viejos cuando éramos chicos: que había que lavarse las manos antes de comer, que no había que estar tocándose la cara, todas esas cosas.

ACH: Parece extraño.
Yo recuerdo una anécdota nomas por una situación, tengo ciertas deficiencias de inmunidad, de defensas, quiere decir que cualquier tipo de cuestión que pase en este mundo desde el punto de vista de salubridad, a mí me afecta. Y tuve una afección cuando era un adolescente, una especie de gripe que vino, yo creo que se llamaba una gripe asiática, donde tuve que pasar dos meses en cama, porque tuve problemas verdaderamente interesantes. Tuve que atenderme, me sacaban sangre, me investigaban, etc., que me afectó.
Y comprendo realmente lo que le puede pasar a la gente, que no es algo para tomarlo como que esto no tiene importancia, esto tiene muchísimas importancia, no solo por las cifras que nos dan, sino por lo que nos hace.
Pero esto se acrecienta porque estas cosas suceden en un mundo que las relaciones de producción son capitalistas. Y esto tiene algo que ver con la difusión del virus y la forma de tratarse, cómo se lo enfrenta, cuáles son las condiciones, y este es un análisis que requiere que por lo menos nos detengámonos en él, por qué se hacen ciertas cosas y por qué otras no se hacen; por qué en un lugar se hacen determinadas formas y en otro de otras, por qué un gobierno adopta una actitud determinada con respecto a cómo proteger a la ciudadanía de la infección y otros hacen lo contrario; para decirlo así en términos generales.
Creo que esto hay que analizarlo en función de la situación, es decir, es una relación entre estas situaciones de relaciones sociales que provoca esta cosa que se llama el capitalismo y cómo una pandemia de este tipo, afecta.
Acá lo que hay que tener en cuenta es muy simple, para nosotros por lo menos, cómo vemos y cómo creemos o cómo entendemos o cómo lo verificamos a través de la historia, que se ha actuado con respecto a esta situación. Y hemos visto que siempre se actuó igual. Es decir la defensa de la salud de la población tiene que ver con las condiciones económicas, tiene que ver con las necesidades y urgencias económicas de un país determinado; y las necesidades y urgencias económicas de estos países capitalistas son distintas, no es lo mismo Estados Unidos -un país capitalista desarrollado, imperialista- que un país como el nuestro, que son países dependientes del capitalismo, y por lo tanto tienen una Constitución o relaciones de caracteres social, a las cuales hay que satisfacer “por encima” de la propias necesidades generales.
Por qué se opta que ingresen al trabajo determinadas en determinado momento determinada fuerza de trabajo en determinadas empresas y en otras no, porque es lo que está pasando, qué es lo que vemos normalmente. La gente de turismo, la gente que atiende los problemas de los bares, la gente que atiende los espectáculos públicos, está muy inquieta porque ahí no están habilitados. A eso hay que entenderlo en función de cuáles son la condiciones económicas que tiene un país como el nuestro, es decir por qué la primer apertura a ese proceso de incorporar la fuerza de trabajo fue UPM, primero o segundo, pero fue urgente.
 
 
MAB: Estuvo al principio, sí.
 
ACH: Como urgencia, es decir, por qué se atiende, por qué esto está atendido. Y porque es el centro que preocupa a nuestros gobiernos de un pasado anterior al actual, de que UPM es como una fuente de trabajo necesaria, imprescindible y casi, casi aparece como si fuera nuestra salvación en el plano económico y financiero. Entonces por lo tanto ahí va la fuerza de trabajo, y ahí esa acción tiene que ser respondida responsablemente por aquellos a los cuales el gobierno ha designado o ha elegido para que nos den la información sobre cómo cuidar a los enfermos o cómo cuidarse. Es decir, si se dice que pueden entrar turistas, es porque hay una decisión determinada. Acá no se dijo eso por supuesto, pero digamos que todas esas decisiones giran alrededor de esto.
 
 
MAB: Sí, incluso en esto que estás diciendo del turismo, muy calladito, pero Buquebus entra y sale todos los días, muy calladitos, un barquito, uno solo.
 
Diego Martínez: Y Aerolíneas Argentina, anuncia vuelos.
 
MAB: Que va a volver, claro, lo que obliga es eso, son los intereses económicos de sectores que presionan.
 
ACH: Hicieron poco en función de esto, sabiendo además, por razones obvias, cómo funciona este sistema, el sistema capitalista, que lo único que importa es el negocio.
En definitiva es así y parece ser esto un poco abstracto, porque uno es un conservador, vive en el mundo y no sé cuánto, y que ya desapareció, pero es así, no hay manera de ocultar estos procesos.
 
 
MAB: Sí, el Presidente acá ha dicho que no se va a volver atrás, los sectores económicos que empezaron a funcionar, aunque ha crecido tanto el coronavirus acá, igual no se va a ir para atrás, porque está la parte económica que el país tiene que funcionar, que además todos los días hay una manifestación en plaza Independencia, pidiendo que les abran también su área de trabajo.
 
ACH: Y esas son otras de las problemáticas que importan en esta problemática social, de trabajo, que importan en un modelo económico, al que el trabajador sabe que es muy peligroso como consecuencia, que si queda sin empleo, queda sin empleo, y que el pasaje a esta situación intermedia de seguridad, del seguro de paro, etcétera, es relativa. También le rebaja el salario, etcétera. Es todo lo que sucede.
Entonces en esta complejidad, vuelvo un poquito atrás en lo que estamos diciendo, en esta complejidad tienen que actuar los científicos. Yo digo, ustedes se dan cuenta de  la situación, el riesgo que se corre cuando se asume, porque no se decide solamente por razones puramente médicas en abstracto, se define razones puramente de salud pública en concreto. Qué es lo que se necesita, cómo se necesita y para qué, y esas son preguntas que el médico responde en función de lo que se le dice. ‘Mire, queremos ver si la gente, si puede haber turismo, voy a poner cosas así, absurdas, amplias, y ahí tiene que decidir, pero decide en función de lo que se le ha dicho que es la necesidad económica que tiene el país.
 
 
MAB: El carnaval ahora por ejemplo.
 
ACH: Claro, pero además esto tiene que ver con cuáles son -y acá volvemos a nuestra visión de esto- acá tiene que ver con la necesidad de clase. Es decir, quién es el que gobierna el país, cuáles son las clases dominantes que son los dueños de la economía, y que imponen determinadas reglas en este funcionamiento, es verdaderamente no sólo complejo, sino que es interesante para tenerlo en cuenta, para no confundirse y tratar de afinar un poquito mejor e intuir algo más detrás de la información que se nos da.
 

DM: Cheroni, se ha hablado mucho de que esto es una oportunidad para los poderosos digamos de reacomodar con esta crisis varias de sus necesidades, se ha hablado de incluso reformas tanto afuera en otros países, como acá en el Uruguay, se anuncian reformas importantes desde el punto de vista estructural de la economía, una de ellas es sin duda esta reforma de la seguridad social que se está planteando. Pero cómo debería contrariarse esa mirada de oportunidad digamos solo para los poderosos, los que dominan la economía, cuando está tan limitada también la posibilidad de reuniones, la posibilidad de rebatir eso también desde el punto de vista organizativo, por parte de los pueblos.
 
ACH: Claro, para nosotros -cuando estamos hablando de nosotros, es de esta radio y el conjunto político del cual formamos parte- es muy difícil esta situación.
Es muy difícil porque lo que damos, lo que estamos trasmitiendo es una necesidad de análisis crítico de la situación en función de estas relaciones económicas de capitalismo, y es muy difícil trasmitirlo, porque en el fondo lo que afecta la pandemia es la situación que ustedes estaban recién mencionando.
Hay gente que sale a la calle diciendo, a mí me abren los negocios porque yo tengo que trabajar, tengo que vivir, ¿por qué?, porque el capitalismo no responde a eso o responde limitadamente. El seguro de paro no es una respuesta, es una respuesta limitada, es una respuesta parcial. Es una respuesta que además genera otras situaciones que tienen que ver con lo que en el capitalismo se da cuando hay una crisis, que se desplaza el trabajo, queda fuerza de trabajo desplazada, se incrementa lo que se llama el ejército de reserva que son los desocupados, que además empieza a afectar otro tipo de problema que es el salario, con gente desesperada por trabajar, por recibir dinero, acepta cualquier propuesta de salario, acepta rebaja salarial, etcétera.
Y a esto hay que entenderlo, comprenderlo y ver cómo se puede ir por lo menos señalando estos puntos, tomando conciencia y vuelvo a decir, para nosotros es muy difícil, porque tenemos además un bloqueo muy grande que tiene que ver con 15 años de oportunismo, 15 años de decir que todo está bien y que se puede aceptar que esté la inversión extranjera, que eso es importante, que Aratirí era importante, que UPM es importante, que la Ley de Riego es importante, es decir.
 

MAB: La bancarización es importante.
 
ACH: Claro, es una devaluación de lo que a mí me parece que es el concepto de soberanía nacional, de lo que es importante para esto.
En situaciones de crisis que son guerras, epidemias, etcétera, vuelvo a repetir, no quiero cansarlos diciendo lo mismo, pero esto es dificultoso, a mí me cuesta mucho trasmitir cosas sobre esto, porque dirán ‘usted está haciendo un análisis en abstracto sentado en su casa, no tiene problemas, puede decir esto’.
No, yo trato de trasmitir lo que puedo decir en lo que sé y lo que creo que es mi responsabilidad trasmitir.
 
 
MAB: Alción, en una comparación con algo que puede ser de interés particular, pero yo creo que se puede comparar. Yo me acuerdo acá hace años cuando estábamos con el tema de las curtiembres y el envenenamiento de los trabajadores de las curtiembres por los elementos con los que trabajan, una vez vino una delegación acá de la zona de lo que es ahora Ciudad del Plata, Rincón de la Bolsa, unas mujeres vinieron que trabajaban en las curtiembres, venía una con muletas que estaba muy enferma por el trabajo, pero planteaban la situación de lo difícil que era para algunos decir ‘yo sé lo que me va a pasar, pero tengo que seguir trabajando, porque tengo que pagar las cuentas y tengo que comer’. Entonces comparado puede ser parecido.
 
ACH: Comparado es parecido porque además ilumina algo que es esencial en esto, que en el sistema que vivimos no hay beneficencia. No es un sistema benéfico, en términos muy concretos, no quiero decir que la gente sea mala porque sí, quiero decir que el sistema funciona así, funciona en obtención de beneficios para las empresas, punto y aparte. Es decir, acá no se califica al individuo, se califica a un sistema, claro que es responsabilidad de los individuos, es claro que es responsabilidad de los gobiernos, pero por supuesto responden a esos intereses de clase entonces por lo tanto nos movemos dentro de ese contexto, no nos estamos moviendo en el mundo socialista o en las relaciones socialistas, no.
Incluso cuando uno examina un poco lo que pasa en el mundo, los pocos espacios socialistas que quedan, se ve que allí la cosa, digamos o que tiene una tradición, que tiene todavía reminiscencias del pasado, que tiene una tradición de contemplación sobre la población, que hay mucho más defensa que en otros países, es decir, hay cosas totalmente patológicas, cuando uno piensa lo que dice el presidente de Estados Unidos, lo que piensa el presidente de Brasil, ya el grado de patología es desesperante, porque no les importa nada, salgan nomas y hagan lo que quieran, si morís mala suerte, porque además por tradición, por herencia, por herencia teórica y por herencia de comprensión del proceso.
El capitalismo tiene una tradición sobre las epidemias. Creo que la otra vez habíamos dicho algo, hay un autor que se llama (Thomas) Malthus, que hizo un tratado sobre la población donde explica esto: En qué beneficia el capitalismo una epidemia, ellos tenían la gripe, tenían la viruela en esos momentos en 1700 y pico, y mataba gente a diestra y siniestra.
Entonces no se preocupen, esto es beneficioso, porque va a haber dos o tres cosas, entre otras cosas, le provocan soluciones al interior del propio sistema. Es decir, les elimina competencias, a las grandes empresas les elimina competencias, todos esto chicos caen, esa es la concentración y su expansión, quiere decir que acumula más capital las grandes empresas, entonces tienen beneficio, hay un beneficio.
 
 
MAB: Y que rigen las leyes que rigen que son las del sistema.
 
ACH: Son las del sistema, claro.
 
 
MAB: O sea, ¿sabés por qué pregunto eso, Alción?, porque muchas veces pasa con esto de las redes que hay mucha cosa circulando, hay veces que dice, no es mentira, la epidemia no existe, la pandemia no existe, o la pandemia la inventaron ellos para que pase, es como que estamos con la situación que tenemos, por la forma de producción que hay, se crean determinados virus que se convierten en muy poderosos, y después se aplican las reglas del capitalismo.

ACH: Exacto, pero sucede lo mismo con cualquier cosa que sucede en el mundo con las fuerzas naturales, el capitalismo aprovecha todo, el capital aprovecha todo, acá en el Uruguay tenemos una prueba, es decir, hay molinos que pertenecen, molinos de viento, que utilizan el viento para producir energía eléctrica, que pertenecen a empresas extranjeras, la fuerza natural que hace el molino es gratis, ellos después la transforman en una cosa que la llaman mercancía, que la venden.
Es decir, nos están vendiendo los efectos del viento que es gratis.

 

MAB: Es verdad, está muy bien eso.

ACH: Los efectos del viento que es gratis, ellos hacen una acumulación, ponen partes técnicas, etcétera, pero son los dueños de esto, y lo mismo pasa con cualquier cosa, la tendencia normal de este sistema es convertir en mercancía, es decir, producto vendible, todo, cualquier cosa, lo que pasa por todo. Es decir, convirtió el trabajo humano, la fuerza de trabajo en una mercancía, que le produce el rédito que se llama plusvalía, etcétera.
Así que por lo tanto todo lo demás está en función de eso. Ahora, no es fácil trasmitir esta situación, quizá a veces yo pienso, yo a veces hablo acá con mi compañera, con mi señora, y le digo, sabés una cosa, a veces siento que me estoy hablando a mí mismo.

 

MAB: Justamente están entrando dos mensajes, uno dice: “Buen día, jamás nos aburre el profesor Cheroni, todo lo contrario, lo necesitamos cada vez más, un saludo afectuoso para él. Totalmente de acuerdo a las prioridades de lo que se atiende, y como dicen muchos, primero UPM, Buquebus, la Asociación Rural, etcétera, magras canastas y ayuda para feriantes, desocupados, jubilados, artesanos, artistas, etcétera. Lo último en habilitarse es la cultura, muchas gracias y saludos”.
Y Víctor dice: “Buen día, cuando está el profe Alción Cheroni, es un placer escucharlo con los dos oídos”, y manda saludos.

ACH: Yo agradezco mucho a los compañeros, a la gente que nos escucha, que escucha a la radio, porque además yo escucho poco, no ingreso en las llamadas ‘redes’, esas cosas, yo soy un viejo que ya estoy viejo, entonces por lo tanto elimino ese tipo de cuestión.

 

MAB: Para qué complicarse la vida.

ACH: No es complicarse la vida, es por lo menos decir ‘bueno, ya esto ya lo tengo remanyado’, perdón la expresión, pero ya pasamos esa etapa de tener que, pero igual me enoja, me pone irritado cuando a veces escucho algún noticiero.
Pero no me irrito con los compañeros trabajadores que trasmiten cosas, me irrito con quienes los inducen a que hagan eso. Perdonen, yo soy muy tanguero, y a veces se me aparecen cosas de letras de tango, entonces yo te digo lo mismo que Discepolo tenía razón: Muchas veces nosotros, nosotros los trabajadores tenemos que aceptar cosas que son imposibles, es decir, cosas que nos están imponiendo porque depende nuestro trabajo. Esto no quiere decir más nada que lo que estoy diciendo, por favor, es decir, hay que poner mala cara o buena cara frente a situaciones que es imposible, entonces hay que trasmitir lo que se debe trasmitir. Es muy difícil decir, miren parece que estos no tienen razón, o me parece que esta información tiene efectos o viene está mediada, etcétera.
¿Qué es lo que sucede?
Yo dejé de ser epistemólogo, en el sentido que yo no doy más clase, estoy jubilado, simplemente soy un ciudadano que se sienta y que ustedes con esa generosidad que tienen a veces me llaman, me dicen, queremos que digas algo sobre esto, yo trato de decir lo que sé, lo que puedo, y lo que debo además. Pero en este sentido, en que lo que veo es que estamos muy comprometidos, el sistema científico uruguayo está muy comprometido, puede comprometerse aún más.
La que está en frente de esto es gente muy especial de mucha jerarquía científica, pero que además dicen cosas importantes interesantes que nos advierten cuál es su papel y su función, que nadie vaya a creer que ellos son los que deciden, pero todos los ciudadanos que estamos fuera de esto cuando sentimos, no se puede hacer tal cosa, o se debe hacer tal otra, decimos, estos son los del Grupo de Asesores Científicos Honorarios, que se llama, creo que se llama así.
A mí lo que me suena raro es lo de honorario, no porque estén cobrando, sino porque un trabajador siempre trabaja por salario y los científicos son trabajadores asalariados, es decir, alguien les debe estar pagando algo supongo, no creo que vivan del aire.
Es curioso porque además también responde a otra cosa ese aspecto, tiene que ver con algo interesante, es decir, el gobierno crea un grupo de asesores científicos honorarios, pero que les pagan otros, no los paga el gobierno, supongo, yo no sé, hay gente muy prestigiosa que son profesores universitarios.

 

MAB: Capaz que les va muy bien en otros lados.

ACH: Investigadores, asesores de empresas, de laboratorios, etcétera.
Entonces por lo tanto quiere decir que el trabajador lo que le entrega al capitalista, es una cosa muy simple son horas de más de sus trabajos, donde le saca lo que se llama plusvalía, entonces ¿a quién se las están sacando?

 

DM: Alción, usted sé que no lo hizo sin querer, pero dejó caer por allí el tema de, algunos trabajadores que aceptan determinadas situaciones porque no tienen más remedio, porque no hay otra posibilidad, no tienen una opción real, tienen que aceptar las condiciones porque si no se quedan sin trabajo, y por ende sin ingresos para sus familias, sin posibilidades, el otro día conversábamos con una maestra acá que hablaba de la manipulación de las emociones hacia los niños de cómo se intenta que los niños sean de determinada manera, y que no sean de otra, porque se los forma ya de niños para que sean de alguna manera dóciles que se adecúen a las situaciones, que no protesten, que no sean niños que hagan rabietas, y uno estas dos cosas, porque claramente da la sensación de que están unidas, de que en la sociedad se forman personas para que cuando llegue el momento de que tienen que aceptar las condiciones que están dadas, las acepten también.

ACH: Exacto. Me parece correcto lo que usted está diciendo, pero además yo le agregaría otra cosa, que tiene que ver con cómo se trasmite eso, de qué forma en estos momentos, un gremio de maestros hace un paro, no son solidarios, lo que se le dice a la gente es eso, les falta solidaridad, están haciendo un paro un día de pandemia, no dejan que los niños vayan a la escuela. Y peor los médicos, cuando los médicos dicen vamos a hacer un paro, necesitamos yo qué sé defender nuestros derechos, no sé cuánto, ah no, esto es de una falta de solidaridad brutal.
Y es lo que nos trasmiten y muchas veces reaccionamos en contra, decimos sí cómo este individuo que tiene que atender a la gente va a hacer un paro en el medio de la pandemia.
Estas son cosas muy concretas, la capacidad que tiene el capitalismo de desviar todo, de enajenarnos frente a las situaciones, tienen 500 años de vida, entonces por lo tanto sabe muy bien cómo utilizar los medios, la difusión, las condiciones, lo que tú estabas diciendo con los niños, la preparación, lo que le dicen, cómo nos educamos, etcétera
Y todas las limitaciones que tenemos para entender esta situación.
Nosotros heredamos, vuelvo a decir, heredamos un bloqueo de 15 años con respecto a eso, el Frente Amplio hizo mucho mal en este sentido. Iluminó optimísticamente lo que no debió hacer nunca, es decir, el capital financiero internacional, es decir el capital monopolista. Lo dio como un factor de desarrollo, hasta de civilización, metió a UPM hasta para decir lo que debe estudiar la gente en determinadas cosas, entonces no es cualquier cosa esta situación.
Esta situación, este es un gobierno que todo el mundo sabemos cómo es, punto, no nos equivocamos con respecto a su calificación.
Su calificación de clase para nosotros, responde a eso. Está bien, en la llamada democracia, este tipo de democracia eso se acepta porque la mayoría los votó, los alemanes tuvieron que aceptar a Hitler porque era la mayoría que lo votó, los norteamericanos tienen que soportar a Trump porque la mayoría es que lo votó, etcétera. Es una idea que tenemos con respecto a esto. Bueno muy bien, personalmente no me satisface de ninguna manera esta idea, pero digamos no forma parte de mi contexto mental o conceptual sobre esto, pero no importa, lo que me importa a mí, no le importa a nadie.
Pero lo que más interesa es cómo debemos hacer para hacer entender, y es muy difícil, yo escucho muchas cosas, escucho a veces las tertulias y las reuniones en las radios, etcétera, y no aparece, o aparece muy de vez en cuando un análisis crítico en profundidad con respecto a lo que es el sistema. Claro el sistema está defendido, el sistema se defiende, a la gente que tiene problemas, en los medios de comunicación, etcétera, bueno, se le dice, ahora no hay más contrato y se terminó el problema, no sé si se me entiende.

 

MAB: Se entiende clarísimo.

ACH: Los que hemos trabajado en algunas situaciones, yo trabajé cuando era muy joven en la Tienda Inglesa, en la vieja Tienda Inglesa, y echaban a la gente a diestra y siniestra, estoy hablando de los años ‘53, ‘54, echaban y punto, se terminó. Y el esfuerzo que hacían los compañeros del gremio, etcétera, era casi inútil, y la gente se adaptaba ‘porque tengo que vivir’.
Porque es lógico además, y en tiempos de crisis que el capitalismo aprovecha más son las que muere la gente, son las guerras y las epidemias, le elimina muchas cosas, le limpia, perdón cómo estoy hablando, me disculpo por lo que estoy diciendo.

 

MAB: Para que se entienda bien.

ACH: Como decía Malthus, hacen una limpieza de inútiles, “esto es excedente, que se mueran” y después coloca a los útiles, ahora se puede explotar mejor, ahora están en situación de indefensión total.

 

MAB: Está claro, Alción, está muy claro lo que estás diciendo, pero por las dudas, alguien que esté escuchando, no estamos diciendo, no hay que hacerle caso ¿no?

ACH: No, tú dijiste algo al principio que yo no respondí, esto es cierto y es serio. Esto existe, así sea por efectos naturales o por efectos artificiales, es decir, y digamos, al margen de cómo se aproveche, al margen de cómo se utilice, está presente y genera causas tremendas para la población, enferma y mata.

 

MAB: Y la forma de revelarse frente a esto, no es no usar tapabocas o no lavarse las manos, o no apelotonarse en la plaza; sino que hay que luchar contra las cosas de fondo.

ACH: Claro, es decir, yo hablé hace un rato de una situación personal que tuve, y eso me enseñó mucho. Yo estoy cuidándome mucho, en casa, me protege mucho la señora que tengo al lado, que me aguanta, y a su vez mis hijas que son las que hacen algunos trámites fuera de acá. Trato por todos los medios de no tomarme esto en broma.
Si me lo tomo en broma soy un inconsciente, porque además no es que yo esté afectando a otros, el problema tampoco es ese. Es que puedo llegar a causar situaciones muy comprometidas y complejas para otros, porque esto se aprovecha también para sancionar, no solo te sanciona porque en un bar entró más gente, sino que se puede sancionar también a otros. Por opciones de carácter político, ideológico, ya aprovecho esta epidemia, allí me fueron sin un tapabocas y lo cierro, no sé si se me entiende.
Es decir, hay que tener mucho cuidado con este tipo de cosas, estas son cosas serias, el tomarse esto como diciendo, acá es una conspiración, nos están embromando, etcétera, no es. Esto existe y se adoptan determinadas medidas, y uno debe aceptar aquellas que son las que nos protegen a nosotros, protegen a los demás y protegen las instituciones que nosotros defendemos. Los grupos políticos, gremiales, etcétera, también tienen que ser protegidos porque pueden decir yo cierro esto porque acá no se cumplió nada.
No estamos frente a cualquier cosa, estamos frente a una experiencia histórica, que tiene 500 años y que se llama burguesía. Estamos frente a un sistema que tiene 500 años y se llama capitalismo. Estamos frente a una clase que aprendió mucho cómo utilizar todo esto, y estamos frente a un sistema que hace de esto un negocio, y que sanciona a quienes operan contra el negocio, entonces mucho cuidado con esto.

 

MAB: Alción Cheroni, como siempre, muchísimas gracias por este tiempo que nos dedicaste.

ACH: A ustedes un gran abrazo y en algún momento volveremos, tengan en cuenta que a mí me cuesta bastante esto.

 

MAB: Pero por esta vía está impecable.

ACH: Un abrazo a todos, un saludo a los compañeros.