“UPM CONSTRUYE SIN PERMISOS DEFINITIVOS, SIN HABER CUMPLIDO LOS REQUERIMIENTOS DE DINAMA”
Contacto con el ingeniero Carlos Anido, 23 de noviembre de 2020

Finalmente la Justicia desestimó el reclamo de Movus (Movimiento Uruguay Sustentable) y no se frenarán las obras de UPM II. La decisión estuvo a cargo de la jueza Magela Otero e implica que no se frenarán las obras de la construcción de UPM II, que se están desarrollando en Pueblo Centenario, Durazno. Además, según informó Subrayado, además de no hacer lugar a la solicitud de frenar las obras, tampoco se multará a la empresa finlandesa. Movus presentó el 5 de noviembre una acción de amparo ante la Justicia, donde denunciaron el "incumplimiento de la empresa UPM de las condiciones ambientales bajo las cuales fue autorizada la instalación de su nueva planta de celulosa en el departamento de Durazno y que requiere la suspensión de las obras en curso, mientras esos requisitos no se cumplan". Horas antes de conocerse este fallo, en ‘Mañanas de Radio’ contactamos al ingeniero Carlos Anido, para hablar de los fundamentos de la acción de amparo que presentó Movus. Transcribimos esta nota que usted puede escuchar aquí:
https://archive.org/details/2020-11-23-ing.-carlos-anido-audiencia-contra-upm

 

Hernán Salina: Vamos nuevamente al tema UPM, porque hay elementos para profundizar en toda esta situación que está planteada en lo judicial, estamos recibiendo al ingeniero Carlos Anido, que me contaba fuera de aire que se ha jubilado recientemente de docente de la Facultad de Ingeniería y que sigue integrando la Red Temática de Medio Ambiente de la Universidad.
Ingeniero Anido, buen día.

Carlos Anido: Buenos días a todos.

 

HS: Gracias por estar con Radio Centenario esta mañana.
Queríamos tener su testimonio, tenemos entendido que usted ha participado de alguna manera dando su valoración técnica, sus fundamentaciones, dentro de este proceso judicial, que ha  encarado esta acción de amparo el Movimiento Uruguay Sustentable (Movus) por las cosas que no ha cumplido UPM.

CA: Sí es así, efectivamente, junto con el doctor (en Tecnología Ambiental y Gestión del Agua, ingeniero agrónomo Daniel) Panario actuamos como testigos por Movus en el reclamo de que no se había cumplido con presentar las soluciones que permitieran dar los permisos ambientales definitivos. Ahora UPM construye sin permisos definitivos, sin haber cumplido los requerimientos de DINAMA.
En particular, lo que nosotros estuvimos viendo era el tema que dentro de ese intento de dividir en pedacitos que no parezca que es un todo, el proyecto de UPM, que consta de seis, siete partes, una de las partes es que toma agua de un río que ya está muy contaminado -es el Río Negro- porque hay producción de soja, hay otros monocultivos que agregan mucho nitrógeno, mucho fósforo, que están a la base después de la formación y generación de algas verdes tóxicas. Ese río ya está comprometido.
Esta planta requiere para diluir sus efluentes unos 80 metros cúbicos por segundo que los sacaría de la Represa del Bonete, incluso ahí ha habido problema con la gente de San Gregorio de Polanco porque en UTE han estado barajando la idea de subir 1 metro la cota, pero si sube 1 metro la cota desaparece el balneario de San Gregorio de Polanco; pero la cuestión es que precisa esos 80 metros cúbicos por segundo para poder intentar diluir. Digo intentar porque lo real es que al día de hoy, ellos no cuentan -que fue una de las exigencias de la DINAMA- no cuentan con una simulación, no cuentan con las medidas necesarias de campo como para poder asegurar la dilución de esos efluentes que se hacen a una distancia que puso la DINAMA de más o menos 1 kilómetro y eso no lo han podido lograr.
No tienen un modelo matemático que funcione, esto está dicho en los mismos documentos que han generado distintas consultoras locales para UPM y sus empresas. Hay mucha incertidumbre, la incertidumbre viene de la manera como han hecho de empezar a trabajar antes que el proyecto de ingeniería estuviera completo, nunca hicieron las medidas de campo necesarias como para poder ajustar las simulaciones matemáticas que aseguraran la dilución. Esta dilución es muy importante por dos o tres cosas: una primera es que estamos contaminando más un río que ya está contaminado con nitrógeno y con fósforo, además es un efluente caliente, si el río está por ejemplo a 15, 18 grados el efluente de la planta va a estar siempre a 30 grados y eso también genera un problema.

 
HS: ¿Por qué genera un problema esa diferencia de temperatura?

CA: Porque hay toda una biota, una vida ahí, toda una situación del río que está adaptada a determinado tipo de temperatura y si uno le sube 10 grados la temperatura, un  50%, hay mucho de lo que es la vida, la fauna, la flora, lo que sea tanto vegetal como animal va a sufrir y mucha va a desaparecer. Eso también pasa en el Río Uruguay. La gran diferencia es -no sé si se acordarán- que llevó a que la DINAMA subiera 10 grados el umbral tolerable de temperatura en el agua del Río Uruguay, pero el Río Uruguay tiene 10 veces más caudal que el Río Negro.
Ahí hay un problema. Y además hay otro problema que está vinculado con los efluentes que eso además es modelo matemático y la cuestión de los efluentes que es muy importante y no fue considerada, es que aguas abajo de la toma; o sea, hay un represa aguas arriba de ahí van a tomar agua para diluir, eso va a comprometer obviamente la producción eléctrica del Bonete porque se comprometen a sacarle un caudal a la represa. Pero aguas abajo hay dos represas más: está Baygorria y está Palmar. O sea que lo que usted diluye en Pueblo Centenario aguas abajo del Bonete, en el fondo se va a volver a reconcentrar cuando haya condiciones apropiadas en esas otras dos represas y van a volver a ser un generador de algas. De hecho además el problema es que no se puede hacer la suposición de que el caudal es constante, sabemos que el Río Negro un 15, un 30% del tiempo no tiene caudal durante el año, entonces ¿qué va a pasar durante el año cuando no haya caudal? ¿la planta para?

 

HS: ¿Ahora está pasando algo así?

CA: Lo que pasa que todavía no está construida y funcionando.

 

HS: Sí claro.
Pero digo, es un momento de bajante del Rio Negro, nos han mandado fotos.

CA: Claro, se cruza a pie.
Entonces, peor los lagos si hay agua van a ser aguafiestas y se va a generar una gran cantidad de algas y  cuando venga lluvia, una inundación, esas algas van a pasar por los vertederos y van a llegar en el Río Uruguay y después en el Río de la Plata hasta no se sabe dónde, eso va a depender de las condiciones.
Nosotros ya tenemos antecedentes aún sin funcionar esta planta, digamos sumando lo que venga de Brasil, Argentina vía Salto Grande, además lo que venga de Río Negro con lo que ya había, tuvimos un evento extraordinario donde las algas tóxicas llegaron a Rocha.

 
HS: Sí, las cianobacterias.

CA: Exactamente.
Entonces el problema es que esto estadísticamente va a tener más probabilidades que vuelva a pasar.
   

HS: Ingeniero Anido, algunas de las cosas que tenemos entendido ha planteado UPM intentando refutar estos elementos que usted nos pueda explicar, ha señalado que la línea de base es movible de alguna manera ha dicho UPM, que no se puede calcular porque va variando.

CA: Eso son espejito de colores para indios tontos.
La realidad de los proyectos de ingeniería en todo el mundo y  ellos lo saben bien porque así se lo exigieron en Finlandia de donde vienen, es que los proyectos tienen que estar completos todos. O sea tendría que haber estado la planta de Pueblo Centenario, la planta de producción de químicos, el sistema de efluentes, la vía férrea, el puerto, la disposición final de residuos, todo tendría que haber sido un todo que después lo evaluaran como un conjunto. Y eso lleva tiempo.
La línea de base es simplemente decir bueno, ¿sin proyecto cuál es la situación? La situación es nitrógeno, fósforo, uso del suelo, etcétera. A partir de ahí uno valora dos tipos de impactos, uno durante la construcción -donde se genera mucho sedimento que enturbian las aguas, también afecta lo que es la vía fluvial, el estado del río- y después la parte de operación -que está la parte de efluentes y de residuos-.
Todas esas cosas en general, en los proyectos de ingeniería en el mundo están antes, entonces viene la autoridad y le dice “está bien, arreglame esto o está mal y te decimos que no”, de hecho en Finlandia -y pueden decirlo ellos porque lo saben bien- ellos armaron un proyecto que se estuvo estudiando durante 5 años, la planta era mucho más chica que esta; y al final se lo terminaron rechazando.
Lo que pasa que ellos ahora, la estrategia de la empresa, es abandonar todo lo que tienen en el resto del mundo, han cerrado las plantas en Finlandia y que se arregle la coalición dirigida por social demócrata con esta primera Ministra joven que hay, para los pueblos que quedan colgados del pincel, porque quedan sin trabajo, ha cerrado también en Francia un par de fábricas de pulpa que tenía y se ha concentrado en este país porque aquí hace lo que quiere e incumple incluso bajando la calidad.
Ha traído consultoras finlandesas, supongo que pensando que los indios no revisan, que han trabajado mal, pero esa línea de base es fundamental para poder ver después los impactos, pero aunque no fuera la línea base el problema es que tienen que dar una solución a la dilución de efluentes.

 

Diego Martínez: Ingeniero, hay  dos aspectos el formal que se está dirimiendo vinculado a los tiempos de los permisos; y el aspecto medio ambiental, que usted señalaba recién. ¿En el medio ambiental las condiciones son peores aún que las que había en Fray Bentos para la primera planta o en Colonia para la planta de Montes del Plata?
 
CA: Sí, claro. Yo creo que los ha matado la codicia, porque se plantearon una planta doble en un río que tiene diez veces menos agua. Entonces si hay dificultades o hay problemáticas en el Río Uruguay donde más o menos se puede diluir e igual aparecen los eventos de sequía, hay una parte de tiempo que el río no tiene la cantidad de agua; en el Río Negro es mucho peor.

 

DM: O sea que a nivel medio ambiental es mucho peor que los otros anteriores.

CA: Sí, porque la producción y por lo tanto la cantidad de efluentes que metes en un río que es 10 veces más chico.

 

DM: Y desde el punto de vista formal, ¿qué cosa les parece a ustedes inviables para que continúe la obra en etas condiciones?

CA: Lo que parece inviable para seguir es, primero no tener seguro -dicho dentro de los mismos estudios encargados por UPM, incluso ahora hizo algunos convenios con Facultad de Ingeniería para poder conseguir esos datos de campo con los cuales ajustar los modelos de simulación de efluentes-. Primero la capacidad de diluir los efluentes, porque si no es capaz de diluir los efluentes, el Río Negro aguas abajo se convierte en una cloaca, va a terminar sobre todo cuando hay poca agua -que es una parte significativa del tiempo- y va afectar también al Río Uruguay. Y después seguirá afectando para abajo en función de la cantidad de lluvia que haya en la Cuenca del Plata que termina arrastrando todo vía Río de la Plata y distribuyéndolo por toda la costa atlántica, digamos, por toda la costa de Uruguay, de Colonia hasta Rocha.

 

HS: Ingeniero, sobre esto en particular del sistema de dilución de los efluentes, de lo que sale de la planta parece que UPM ha planteado, que como no se está construyendo no era necesario presentar todavía el proyecto para su autorización definitiva por la DINAMA.

CA: No, volvemos al asunto ese. Es como si usted tuviera un salchichón difícil de tragar, entonces no le dan el salchichón entero, se lo van dando de a pedacitos. En vez de agarrar y decir este es el proyecto completo entonces hacemos un análisis global, no, se lo van dando por pedacitos. Y eso no es verdad, porque el proyecto de ingeniería tiene que estar todo completo, así es como funciona en todo el mundo y antes no le dan permiso. Es como construir una casa, si usted no tiene todos los permisos no hay permiso, los proyecto de ingeniería en el resto del mundo son así, usted tiene todo el proyecto, lo presenta, se lo aprueban o le dicen que no. Como ya les pasó a ellos mismos en Finlandia.
Es crítico, porque yo no pudo construir una planta y después encontrar de que no soy capaz de diluir, ¿qué hago? Van a decir ‘bueno ya está pronta que va hacer sigamos adelante’. Es una política del hecho consumado, pero claro tanto en la anterior administración como en esta administración están de acuerdo y esta administración en particular se hizo responsable de no usar la cláusula de pandemia para detener todo. Entonces, ahora le dicen que sí a todo, pero está claro que si una fábrica no puede diluir efluentes y convierte el curso de agua en un curso muerto, no es autorizable.
Eso se tiene que saber antes y si dicen que no son capaces de simular o de decir con certidumbre que es lo que realmente va a pasar, menos por un principio de precaución puede ser autorizada, esa es la situación. Lo que pasa que hay un blindaje mediático que incluso con la Ley de Medios nueva es peor, pero el blindaje mediático consiste en que ellos dicen cualquier cosas pero nadie les re pregunta, nadie les dice ‘pero señores esto queremos saberlo antes, queremos saber si el río va a conservar ciertas calidades ambientales, etcétera o va a ser una cloaca’.
Entonces no solo va a haber un problema ambiental, va a haber un problema económico, va haber un impacto económico, hay gente que si es una cloaca no va a poder usarlo para poder tomar agua para el ganado, para regar, tampoco las poblaciones van a poder sacar agua de ahí, va a comprometer lo que pueda ser la toma de OSE de una cantidad de ciudades, como Mercedes, etcétera, que están a la salida del Río Negro. Es decir hay costos económicos derivados  de la situación ambiental.

 

DM: Con respecto a lo de los hechos consumados, en las últimas horas hemos visto publicaciones de UPM reproduciendo un video de cómo va la planta, la construcción de la planta, la chimenea que ya ha llegado a la altura máxima, un poco tratando de imponer esa idea, uno supone de que ya está, no hay revés para esto, no hay forma de volver atrás en ese sentido.

CA: Sí claro, aparten juegan mucho con la subestimación de la población en el sentido de que ‘estos indios’ con unas imágenes, con unas promesas de empleo incumplidas además, porque hemos visto alguna carpa que se armó de gente de Durazno, a todos esos que les habían prometido darle empleo no les dieron.
Hay toda una política de recolonización, porque hoy la colonización se está haciendo de manera económica y nosotros estamos siendo recolonizados.
Esto lo hace no sólo manejando las malas artes que le conocíamos a todas las corporaciones, sino que además cuenta con complicidades locales, no hay que olvidarse que hay grupos económicos locales que tienen el 9% de la inversión de UPM, el Grupo Forestal Oriental, el grupo Otheguy, o sea que también tenemos malinches locales.

   
DM: Ingeniero Anido, le queremos agradecer mucho por este contacto.

CA: Una última cosa: lo lamentable es que seguimos en medio de toda esta situación que ha cambiado, pensando que con inversiones que vienen que no dejan dinero porque están en zona franca, no pagan nada, etcétera, no sabemos qué contribuciones hacen para conseguir esas facilidades, esto no es la solución. Están comprometiendo 50, 60 años de futuro del país, se sigue insistiendo y se sigue fracasando y yo no sé van a decir desde el momento que empiecen aparecer las crisis, porque sequía como la que tenemos ahora van a volver aparecer ¿y qué van a decir en ese momento? ¿Van a parar toda la planta?

 

HS: Gracias Ingeniero, seguimos conversando en cualquier momento, muy amable. Hasta pronto.

CA: Hasta luego, que pasen bien.