“EL DERECHO HUMANO MÁS BÁSICO ES PODER GANARSE LA VIDA MEDIANTE EL TRABAJO Y EL CAPITALISMO NI SIQUIERA ASEGURA ESO”
Entrevista al economista José Antonio Rocca, 23 de noviembre de 2020

“Nos vuelven a decir, pero mirá que en mayo subió la venta de autos 0km. Vamos a pensar: ¿Uruguay lo que precisa son autos 0km? Parece que no. A mí lo que me interesa es que todo el mundo coma bien, que todo el mundo tenga una vivienda digna, que todo el mundo tenga servicio de salud adecuado, que todo el mundo tenga servicio de Educación adecuado, que la gente que quiera hacer ejercicio y deporte tenga deporte barato para hacerlo, para al que le guste la música se desarrolle por la música”. O sea, “que la gente gane un salario digno, por una ocupación digna”; afirmó el economista, docente universitario, José Antonio Rocca en ‘Mañanas de Radio’. “Además para mí el derecho más básico del ser humano es el derecho a ganarse la vida honradamente mediante su trabajo y el capitalismo ni siquiera asegura eso”, subrayó. Transcribimos esta nota que usted puede escuchar aquí:
https://archive.org/details/prof.-jose-a.-roca

 

María de los Ángeles Balparda: Nuestro invitado del día hoy, el profesor, economista, José Antonio Rocca.
¿Cómo andás, Rocca?

José Antonio Rocca: Muy bien, muchas gracias por la invitación, como siempre es un gusto estar aquí con ustedes, con la audiencia de la Centenario charlando de Economía.

 

MAB: ¿Y cómo está la economía?, porque vos escuchás algunas visiones y hablan de perspectivas muy buenas, en el medio de todo esto que pasa en el mundo que se cae a pedazos.

JAR: Yo diría que hay como dos economías. Está la economía de los ricos y la economía de la gente. A algunos les va muy bien, yo el otro día escuchaba a (Rodolfo) Saldain, exhortando a la gente a ahorrar para su futuro y no sé cuántas historias más, y yo decía, ‘o yo vivo en un mundo paralelo o este hombre vive en un mundo paralelo’, porque la gente del barrio tiene grandes problemas para llegar a fin de mes, el otro está endeudado; y este hombre está hablando de que la gente ahorre. No sé dónde vive, ni cuál es su entorno, pero el común de los mortales por lo menos acá en Uruguay, sus condiciones para ahorrar no son muy buenas. Más bien el mes se le convierte en algo bastante largo y su salario en algo bastante corto.

 

Hernán Salina: Y se amontonan las filas para pedir créditos, préstamos.

JAR: Claro, además se plantea como la gran solución, llegue a fin de mes, pida crédito de no sé dónde, y no sé cuánto.
Créditos que usted recibe 1000 pesos y “solamente” paga 2000 en seis meses, una cosa… Además lo más triste de esto es la total impunidad para hacer eso, o sea que no haya topes, controles, que no haya nada de esto.
Pero además este hombre  planteando en este entorno del Uruguay de hoy, exhortando a la gente a que ahorre, planteando como ejemplo países europeos donde el salario mínimo es 10 veces más que acá.

 

HS: Rocca, podemos hablar después de algo vinculado a este proceso de discusión de la seguridad social que lo tiene a Rodolfo Saldain como protagonista de esa Comisión de Expertos, pero para ir primero a la situación general de la economía, estamos todavía en medio de la discusión del Presupuesto, y hay como un cambio ya más pesimista, porque hace unos meses, aún en medio de la pandemia, se hablaba de algunos indicadores que podían vislumbrar mejoras en datos oficiales. Pero ya desde el segundo semestre hacia acá, se confirman todos los números negativos, preocupantes todos.

JAR: A mí me recuerda mucho el gobierno de (Mauricio) Macri en Argentina, cuando se hablaba de los brotes verdes, que nunca llegaron, se amarillaron antes de llegar a verdosos.
Y acá un poco tiene esa misma sensación, porque además en definitiva es el mismo proyecto, y en cierto modo la imagen que a uno le viene a la cabeza es como que el gobierno anterior nos llevó al borde del pozo y esta gente pretende dar un paso adelante.
O sea que está dando el paso adelante.
Eso se refleja también en un Presupuesto que lo que busca es satisfacer a los grandes acreedores del Uruguay, que están presionando para que se genere ahorro para pagarle, para asegurarse el cobro, en una situación muy difícil. Y un gobierno que sigue apostando a los reyes magos, que ve venir una gran inversión extranjera que va a salvar al país y lo va a sacar de esta situación.

 

HS: No es muy diferente a las expectativas de los gobiernos anteriores.

JAR: Exactamente, es la misma.
Con el agravante diría yo que de alguna forma los sectores más rentables para el gran capital ya fueron absorbidos. Entonces ahora inventar cosas ya al gobierno anterior le resultaba muy difícil.
Porque vamos a repasar los grandes proyectos del gobierno anterior: el petróleo en Salto y no sé donde los pozos que lo que hicieron fue contaminar todo por allí, no sé si sacaron aceite, no sé qué sacaron.
El famoso caso de Valentines que lo estamos pagando, porque a veces se aísla eso de gas Sayago, pero no olvidemos que gas Sayago era para importar gas para usar para la extracción de mineral de las minas.

 

HS: Como fuente de energía.

JAR: Fuente de energía para Valentines. Eso también fue otro fracaso.
Y aparece UPM 2, que cada vez es más disparatado todo, porque si empezamos a juntar esto es como un puzle que uno mira todas las fichas que cada vez están más gastadas, no se encastra más una con otra, y es un puzle que uno no sabe en qué va a terminar. Porque además la novia parece que no viene, o si viene la novia no era tan linda como la mostraban en la foto.

 

HS: ¿Qué es lo que ves como disparatado?

JAR: Por un lado vía central. Se va a hacer todo un ferrocarril al servicio exclusivo de la empresa pagado por el Estado uruguayo, además pagado a precio de oro, a precio de tren bala de Japón. Pero digamos con un estudio de la situación de la tierra, de la situación de las vías, de las expropiaciones, de todas las conexiones que había que hacer, totalmente equivocado.

 

MAB: Lo dijo el Ministro ahora.

JAR: Lo dijo hasta el Ministro ahora, porque no es que se equivocaron por poco, hay que expropiar 4 veces más.
¿Cómo se pueden equivocar tanto y nadie hacerse responsable?
Segundo, el nuevo gobierno obviamente se jugó a decir ‘ya está firmado no podemos hacer nada’, pero la pandemia curiosamente le dio toda la oportunidad de revisar todo, hicieron mutis por el foro, porque claro, su juego era totalmente demagógico, era decir, no tenemos más remedio, a esto lo firmaron, el país es serio. Pero la realidad les quemó la carta.

 

MAB: La realidad le daba la oportunidad de decir, bueno no, no lo podemos llevar adelante.

JAR: Pero esa no era su intención real, quedó clarísimo que era todo demagógico.
Queda por allí algún electrón libre, pero que supuestamente es muy curioso porque por otro lado vota el Presupuesto y forma parte de la coalición de gobierno, entonces uno dice, ¿qué seriedad tiene esto? ¿A cuál de las caras le creo?
Aparte de ese caso que es casi folclórico, no sé si le dará algún voto por allí, pero es casi folclórico.
Pero la realidad es que el gobierno se embarcó de cabeza en todo el proyecto, lo sigue hacia adelante, está supuestamente dispuesto a seguir sacándole plata al pueblo para dársela a UPM, eso es parte, se está transformando el puerto para darle, se está liquidando parte del muelle de la pesca.
Privatizaron los aeropuertos del interior.
Un viaducto que se iba a hacer en Montevideo, no sé en qué está, en qué etapa está también para la empresa. Un Río Negro que está cada vez con menos agua, sin agua. Un informe ambiental que se iba a ser presentado por la empresa, y que no fue presentado en tiempo y forma.
Entonces uno empieza a intentar atar cabos y en el fondo de todo esto, hacemos el balance y decimos, aunque fuera verdad todo, aunque saliera bien, aunque todo fuera magnifico, el Estado uruguayo está invirtiendo 4 mil millones de dólares para que una empresa privada traiga supuestamente mil, que no sé si llegan a mil, porque cada vez menos, y después las ganancias sean para las empresas privadas.
Entonces uno después oye hablar de deficiencia privada, oye hablar de productividad, oye hablar de modernización tecnológica; y cuando mira la realidad lo que ve de todas estas inversiones, ve saqueo del país, ve soja contaminada, y ve las playas infectadas con cianobacterias. Uno ve que la supuesta gran tecnología de la soja, el producto estrella, no puede plantar porque hay sequía…
Entonces ¿dónde está la gran eficiencia, la modernización, la gran tecnología?
Y cuando la hay -tipo la fábrica de celulosa porque no la quieren en el norte, la traen para acá- los frutos de ese avance tecnológico ¿quién se los lleva?

 

MAB: Y todo esto que vos estás diciendo que son los grandes temas de la economía del país y que por abajo a nivel popular lo que se está enfrentando la gente es terrible, porque la casa que se le cayó encima a la gente, los pueblos inundados porque se inunda porque no sabe por dónde sacar el agua, la gente con problema para ir a trabajar en 25 de Mayo por ejemplo. Problemas de todo tipo que está enfrentando la gente en la diaria, paredes rajadas, una casa se cayó, pero hay otras casas, ahora todo eso es a nivel de masa, pero que la gente se aguanta y se aguanta porque le dicen que eso es lo que va a traer el desarrollo.

JAR: Es todo una discusión que se parte y que se la ve -en muchos casos- ajena a lo político, cuando es una discusión que debe llevarse lógicamente al plano político, porque es una discusión que no se puede dar solamente desde el punto de vista ambiental, es una discusión que no se puede dar solamente desde el punto de vista económico, es una discusión que no se puede dar solamente desde el punto de vista de la gente inundada. Porque todo, todo eso, son coletazos del mismo fenómeno, o sea que no se pueden aislar un tema de otro. Y la única visión global la puede dar una visión social, una visión política integrada, no hay otra.
Porque si no aparecen luchas parciales aisladas que se desgastan en sí mismas, y que no se ve que esto forma parte de todo una estrategia global, que esto forma parte de todo una impunidad para el gran capital extranjero, que todo esto forma parte de una concepción en que el gran capital extranjero supuestamente es el que trae tecnología, el que moderniza, el que es magnífico -es magnífico para él- y que el capitalismo es una cosa también maravillosa. Y que ojo también, no es un tema aislado ni sólo de Uruguay. Porque yo digo, cómo salió Alemania, cómo salió Estados Unidos de la crisis de 2008, cómo salió Uruguay de la crisis del ‘80, cómo salió Uruguay de la crisis del 2000, cómo salieron los grandes capitales: saqueando al Estado.
Los Estados le están dando miles de millones de dólares a las empresas privadas o les dieron miles de millones para salir de la crisis y ellas salieron de la crisis, los que no salen de la crisis es el pueblo que paga eso, son los pueblos que pagan eso.

 

MAB: Ahora Uruguay está apostando fuertemente a todo este tema, hace pocos días se hizo un Foro de Inversión Europea en Uruguay, ese es el nombre, y lo organizó la Unión Europea por supuesto, la Euro Cámara

JAR: Fijate la gran paradoja, dicen que están defendiendo el planeta supuestamente en Europa. Ahora al mismo tiempo, ¿quién les vende a los productores de soja los productos químicos? Bayer, empresas europeas.
Y venden los productos que no pueden vender dentro de sus países, o dentro de esa zona, y lo venden acá, y después critican que aquí no cuidamos el medio ambiente, es como que vos decís, vivimos en el mundo de la mentira.

 

MAB: Pero alguna economía anda muy bien, para algunos anda muy bien.

JAR: Ahora desde el punto de vista de un país dependiente como Uruguay cada vez más dependiente y cada vez más sumiso a los dictados del gran capital, nos hemos convertido en un país que produce alimentos para los cerdos en China a través de la soja. En un país que produce celulosa para que se hagan paquetitos en los supermercados, cada vez más contaminado, los frutos del progreso técnico, del supuesto progreso técnico van a parar a los bolsillos de inversores en los países europeos. O sea a fondos de pensiones dentro de esos países o fondos de inversión, que son los que invierten y hacen grandes ganancias en todo esto. No nos olvidemos que las mayores ganancias de UPM están precisamente en estos países, que son ganancias que fluyen hacia el exterior a sus países de origen.
Y Uruguay sigue apostando directamente a esa gran inversión supuestamente salvadora, siempre decimos dando una mala imagen, pero que intenta ser gráfica -no sé si realista o no- esta dependencia del capital extranjero es como una persona que dependa del alcohol o que depende de la droga. O sea cada nuevo trago, cada nueva cosa le puede dar una sensación supuesta de bienestar o que sale de su situación, cuando en realidad lo que está haciendo es hundirse cada vez más dentro de sus problemas.
Esta historia del capital extranjero es similar.
No estoy diciendo -porque a veces también están los que intentan caricaturizar tu posición para poder atacarla mejor- no estoy diciendo que todo tipo de capital extranjero sea de por sí malo, lo que digo es que hay que analizar cada caso y fundamentalmente dentro de una estrategia nacional. Es decir, el país tiene que elaborar una estrategia y después dentro de esa estrategia, esto me sirve, esto no me sirve, pero no al revés.
No decir que venga el gran capital extranjero y que sea el que impone en definitiva su estrategia y sus condiciones. Y ya cuando además a eso se le suma que esas inversiones vienen en zonas francas, con lo cual no pagan impuestos; están con proyecto de inversiones, que a veces a las exportaciones todavía se les da una devolución de impuestos que en realidad es un subsidio, en muchos casos no es una devolución de impuestos, sino un subsidio; cuando le sumamos que el Estado hace toda la infraestructura para estas grandes empresas, que el Estado gasta en la calidad del agua destrozada por ellos, pero que la subsana o no, por lo menos parcialmente la OSE, o que la UTE le cobra menos porque son grandes inversores o que se les compra la energía eólica a un precio superior al del mercado para ayudar a los pobres productores de energía eólica que nos venden el viento.
Entonces cuando uno suma todo eso, dice, ¿dónde estamos?
Además la contrapartida obviamente -nada de esto es gratis- lo que se les paga a las grandes empresas, lo que se les regala a las grandes empresas, la renuncia fiscal a favor de grandes empresas, los pago de intereses a los préstamos de grandes empresas, se traduce por otro lado en menor presupuesto para la gente. Está todo articulado.
Entonces cuando la gente paga más IVA, cuando la gente recibe servicios de salud de menos calidad, cuando la gente recibe servicios de Educación de menos calidad, cuando la gente recibe servicios de vivienda de menos calidad, cuando no se hacen viviendas para la gente que lo necesita, es la contrapartida.
Es la otra cara de este mismo fenómeno, no son dos cosas aisladas, o sea pagamos mucho IVA porque precisamente hay mucho subsidio al gran capital.
Recibimos servicios de mala calidad, porque hay mucho subsidio regalo al gran capital, es la otra cara.
Y porque el gran capital no paga casi impuestos.
El otro día escuchaba a un representante de la ARU, de la Asociación Rural del Uruguay, que se quejaba de todo lo que le daban a los grandes capitales, pero no se quejaba de lo que le daban a los grandes capitales pedía que también les dieran a ellos,  todavía más, quieren igualdad para esto. Porque claro, el gran capital extranjero no paga nada en este país en este momento.
Es un modelo casi de locos, porque además mientras tanto es que sigue creciendo la deuda, sigue el presupuesto cada vez es más escaso para la gente, cada vez la pequeña producción se hunde más.
Todo parte de un mismo modelo.

 

HS: Rocca, mirando hacia el Presupuesto que está en su fase final de discusión en el Senado, y hay Economistas que han dicho que incluso el Presupuesto que tiene fuertes recortes fundamentalmente, que el gobierno lo hace en base a cálculos optimistas hacia el futuro, que los números en realidad van a ser más preocupantes, o el gobierno dice que bueno se va a achicar el déficit fiscal, que este año va a ser bastante más importante por supuesto por la situación, se habla de un 6,5 pero que después se va a ir atenuando la caída de la economía, que va a bajar la desocupación, en fin. El gobierno tira como señales optimistas hacia adelante, ¿qué mirada tenés vos al respecto, qué números, qué indicadores te parecen que habría que tener en cuenta en ese panorama?

JAR: Coincido totalmente con los que dicen que la visión del gobierno es muy optimista respecto al futuro, porque siguen apostando a que van a venir grandes capitales, que va a haber inversiones, que la economía va a crecer. Pero dentro del propio Presupuesto, todas las supuestas mejoras futuras de salario, toda supuesta recuperación futura de salario, está sujeta al crecimiento futuro de la economía, o sea que es todo una gran mentira.
Primero porque aunque sea real que se va a recuperar, lo que se perdió en el medio no se va a recuperar más. Ahora está bajando el salario real 3% por lo menos en cifras oficiales, creo que es más, en el 2020; va a bajar por lo menos un 4 o 5% en el 2021 el salario público, el privado también, pero aquí estamos hablando de presupuesto público; pero que después se va a recuperar. Ahora, aun suponiendo que fuera verdad que después se va a recuperar, ya lo que se perdió en el medio, ya se perdió, a eso a los trabajadores no se lo va a devolver nadie. Pero incluso la supuesta recuperación, cuando se lee entre líneas, está condicionada a los futuros aumentos del PBI, con lo cual visto del otro lado, si los futuros aumentos del PBI no se dan, la futura recuperación salarial tampoco se va a dar. Con lo cual es todo una gran mentira.
Y después otro elemento clave, me parece, es que se dice que todo esto es para mejorar el empleo, en ningún lado está visto que porque se bajen los salarios, se mejore el empleo automáticamente. No es real. No es una ecuación que sea…

 

HS: Aunque sea para preservarlo, no ya para mejorar.

JAR: Ni siquiera para preservarlo.
Pero todavía se está reduciendo el empleo en el sector público en todos los niveles, en la intendencias, en los entes, en todos los niveles se está reduciendo.
Se está reduciendo ni siquiera para mejorar la inversión en esos sectores, porque cuando uno mira el presupuesto está previsto que los aportes de los entes al gobierno central vayan creciendo en relación al PBI, con lo cual esa supuesta mejora de la eficiencia de los entes, no se va a traducir ni en menores tarifas, ni en menor calidad de los servicios, ni en mejor calidad de los servicios, al contrario. Se va a traducir simplemente en más transferencias al gobierno central para pagar intereses de deuda. O sea que va todo por allí, la supuesta mejora del empleo no se va a dar ni por el lado del empleo público, difícilmente se de por el sector privado porque la caída de la demanda interna está llevando a que si sigue así, sigan quebrando empresas para el mercado local, y por otro lado se está proyectando una reforma jubilatoria en la cual la gente, me hace recordar a una murga que decía –creo que La Reina de La Teja- ‘vamos a trabajar hasta el día antes de ir para los pinos’; pero la contrapartida de eso, si los viejos seguimos laburando hasta el día del juicio final, los jóvenes no van a poder ingresar al mercado laboral.
Porque además el jubilado si le van a dar la chance de seguir trabajando, aunque se jubile va a seguir laburando para hacer unos pesitos más.
Y el joven que quiere entrar al mercado de trabajo, se va a encontrar con una competencia absolutamente desleal de ese punto de vista y no va a poder ingresar, entonces es una historia que no tiene solución.

 

HS: En lo de la actividad hay una apuesta fuerte al tema construcción y sobre todo en esto de UPM que hablábamos, sin hablar si la planta va a funcionar y cuánto va a producir, pero están jugados a que la propia obra de construcción les levante el número de empleo.

JAR: Son estrellas fugaces.
Durante un tiempito va a subir, pero además con esto se podía fantasear en la primer UPM o en la primera planta de celulosa, pero los hechos han demostrado que pasado eso no hay vuelta -y la historia se convierte en cada vez peor, porque además el monocultivo de eucaliptus a su vez que se promueve con esto desplaza toda otra gran cantidad de actividades que dan más empleo- y además la contaminación de estas empresas desplaza pesca artesanal, desplaza caza, desplaza actividades turísticas.
Entonces cuando uno hace el balance, es mucho más el trabajo que finalmente se pierde que el que se crea.

 

MAB: Seguimos con José Antonio Rocca. Nos pasa siempre, muchas veces cuando vos venís hablamos de lo mismo, los Ministros de Economía y los gobiernos dan prisiones, de qué va a pasar este año, después se los juzga, tenían razón, o fueron tantos puntos más, tantos puntos menos, y ahora también, y habla como con optimismo de lo que va a pasar con la economía en nuestro país, ¿vos cómo lo ves a eso?

JAR: Realmente pienso que no para nada, además los grandes focos de supuesta inversión extranjera ya más o menos han sido cubiertos, o sea que como decíamos hoy, la alta rentabilidad ¿donde estuvo? Cuando el precio de la soja fue a las nubes, ahí estuvo la alta rentabilidad y vinieron las capitales hacia allí, más allá que gran parte de la ganancia fue para los grandes laboratorios que les vendía todos eso agroquímicos. El asunto de la celulosa, cuando el precio de la celulosa se fue hacia arriba, Uruguay todavía con una enorme ventaja en cuanto a la producción de eucaliptus que es mucho más rápida que en otros países, la absorción de agua y de energía es mucho más rápida; pero bueno, ahí estuvo la gran ganancia, después siguieron buscando como decíamos hoy.
Se buscó petróleo, se buscó mineral de hierro, pero ya la piedra filosofal ya no estaba más. Se habla de la construcción, los grandes ejes de la construcción han sido algunas mega obras, también algunos mega shopping.

 

HS: El gobierno aprobó algunas leyes de incentivo que fue elogiado por la Cámara de la Construcción.

JAR: Claro, por todos los incentivados, parece lógico.
Pero cuando hubo estas mega obras durante un tiempito se creó un pueblito de crecimiento en Fray Bentos, durante un tiempo funciona desde los que les venden viandas a los trabajadores, camioneros, hasta la prostitución, hasta la semi prostitución, hasta... los que alquilan casa, los que hacen en el fondito otro galponcito para alquilar algo, los que venden tortas fritas, durante un tiempo funciona. Pero pasado eso chau.
Y después la cosa suele ser peor, porque claro, mucha gente que fue a esos polos de atracción cuando se quedó sin laburo y sin nada, qué hago, agarrate del pincel que te sacan la escalera.
Los proyectos políticos partidarios se jugaban, como decíamos hoy, a esa política de corto plazo que durante un tiempo generan una sensación de bienestar, pero claro es todo una gran mentira. Cuando pasa la película, cuando se acaba el humo de las fiestas, cuando se apagan los reflectores, queda claro que eran todos o mentirosos o chantas o vendedores de humo o gente que quería estar allí medrando en el corto plazo, haciendo proyectitos políticos, oportunistas de todo tipo que en la historia siempre los hubo, y claro en la medida que mientras dura, dura… Después que duró, ¿quién se va a acordar que fuimos nosotros los culpables? Durante un tiempito changamos, nos hicieron películas hasta por allí mostrando lo magnifico que era. Además claro el tema es que uno tiene la ventaja -o desventaja- que ya no es cronista de la historia, es testigo de la historia y ve que esta película ya la vi dos o tres veces por lo menos.

 

MAB: El hecho, las reacciones, los comentarios.

JAR: Yo recuerdo cuando volví al Uruguay de todos los días, gente que me decía, ‘pero mirá que la cosa está bien’ y yo decía ‘seré yo que estaré mirando tan mal’. Estoy hablando del ’80. A los poquitos días se cayó la estantería, pero claro en ese momento todo el mundo cambiaba el auto, consumía, venían las importaciones baratas, la gente compraba duraznos en Grecia, y después allá en los ‘90 la historia se repitió y por allá por el 2008, 2010 la historia se repitió.
Entonces, pará no me contés más, inventame otra película, no me hagás la misma de nuevo, porque yo la vi, no es que la leí en los libros, es que yo la vi.

 

MAB: Claro, pero apuestan a que mucha gente no lo sabe, entonces cada vez cae una nueva generación.

JAR: Y entonces de vuelta te vuelven a decir, bueno pero mirá que en mayo subió la venta de autos 0km, pero escuchame, vamos a pensar, ¿Uruguay lo que precisa son autos 0km? A mí lo que me interesa -y me sigue interesando- es que todo el mundo coma bien, que todo el mundo tenga una vivienda digna, que todo el mundo tenga servicio de salud adecuado, que todo el mundo tenga servicio de Educación adecuado, que la gente que quiera hacer ejercicio y deporte tenga deporte barato para hacerlo, para al que le guste la música se desarrolle por la música.

 

MAB: ¿Vos decís de gente que gane salario?

JAR: En definitiva, lo sintetizaste en forma magnífica.
Salario digno y ocupación digna.
Además para mí el derecho más básico del ser humano es el derecho a ganarse la vida honradamente mediante su trabajo. Y el capitalismo ni siquiera asegura eso, ni siquiera el derecho a ser explotado le asigna a mucha gente, que ve el derecho a ser explotado no como un derecho si no como un regalo de las grandes empresas, y se los intenta convencer de eso. Y que la seguridad social es un tema de ahorrar para llegar a viejo y tener algo de plata. No, la seguridad social es el derecho al trabajo, la seguridad social es el derecho a que si la persona se enferma, pueda seguir comiendo, es el derecho a que si la mujer se embaraza pueda traer al niño que tiene en su panza y no perder el trabajo, es el derecho a que si el trabajador queda lamentablemente lastimado en su trabajo, tenga derecho a seguir viviendo y subsistiendo.
No es un tema de darle ahorro a una empresa privada para que la administre y después, la administre bien o mal, miremos el ejemplo chileno a donde mucha gente quedó patas para arriba con esta famosa cosa, pero se nos siguen haciendo los mismos planteos como si fuéramos niños de pecho. A mí a veces me indigna cuando veo que hay gente que se come la pastilla, pero claro, obviamente juegan con una enorme tremenda desinformación, una desinformación que se propaga a todos los niveles.

 

MAB: Pero como viejos nosotros podemos decir que vale la pena meterse en los temas, hay que saber, hay que conocer.

JAR: Para la gente joven es absolutamente necesario, porque si no llega un día que le cae de arriba, que se le cae una pared arriba y no sabe por qué se le cayó, y dice ‘tuve mala suerte’. Pero no, hay pocos accidentes en realidad; los hay, pero menos de lo que parece.

 

MAB: Y vamos para que no extrañe en este final, ya en este último bloque, los temas que damos seguimiento contigo siempre, qué pasa con el dólar, qué pasa con la deuda, y el endeudamiento de la gente, pero estas que son constantes que tenemos que estar atendiendo, ¿cómo les ha ido con todo esto de la pandemia?

JAR: Hay elementos muy dispares, muy desparejos en todos los planos, respecto al tema del dólar creo que en Uruguay es muy difícil saber proyectar el dólar por varias razones. Una está muy ligado al dólar en la región, fundamentalmente al dólar en Brasil, o sea las oscilaciones en Brasil últimamente están impactando mucho sobre el mercado uruguayo, en Argentina no tanto porque como ahora hay control del tipo de cambio, ya el efecto es bastante dispar, aunque como Uruguay se está jugando a traer capitales desde Argentina, capitales especulativos, esos capitales pueden hacer también atenuar el impacto sobre el dólar y el dólar tender a bajar o a estabilizarse. También está el problema de Estados Unidos que está en una crisis bastante grande, en una inestabilidad política, social, económica, que uno no sabe además para dónde va esa gente cuando está en eso, cuando está en ese tipo de problema, uno nunca sabe muy bien cómo reacciona la cabeza del imperio, hasta uno mira a veces los efectos de sus invasiones y han sido tétricos por dónde lo mire. Porque los ingleses invadían e integraban como zonas dependientes, pero integraban, invadieron, pero estos invaden y destruyen; hacen pelota todo, miramos Afganistán, miramos Irak…

 

HS: Libia.

JAR: Libia.
Donde meten la pata no dejan nada, es como un huracán, un tsunami.
Leí el otro día, no tiene nada que ver con lo económico, estos australianos que no reconocían que mataban civiles, decenas de civiles para entrenarse.

 

HS: ¿Como bautismo de fuego?

JAR: Una cosa que, el grado de locura que ha llegado el mundo, el capital, es terrible, pero todo eso, todas esas brutalidades, impactan sobre el dólar, impactan sobre los mercados, hacen subir bolsas, hacen bajar bolsas, por ejemplo, el otro día el Reino Unido, planteó que iba a ser el mayor presupuesto militar de todas las épocas, un disparate tan grande como ese. Ahora, hacen eso y al otro día suben las acciones de todas las empresas del complejo militar, suben las acciones de los productos que le venden, que producen cañones, drones, tecnológico, todo ese tipo de cosas. Entonces estamos viviendo en un mundo que es tan disparatado todo eso, y después en lo local obviamente cuando baja el dólar, en principio podría ser favorable para muchos sectores de la economía, porque bajan algunos productos importados, por otro lado los sectores vinculados, los complejos frigoríficos se arrancan la cabeza se tiran los pelitos, porque les baja también el precio de exportación. Ahora, aún así lo que le llama la atención y volviendo al Presupuesto es que dentro del Presupuesto pone, dentro de 4 años el dólar va a estar al tanto y el IPC va a subir tanto…

 

HS: ¿Qué fuerza tiene el gobierno?

JAR: No lo sabe ni la Merkel, ni Trump, ni la Reserva Federal, pero el gobierno uruguayo sí sabe a cuánto va a estar el dólar y el IPC dentro de dos o tres años. e incluso ayer escuchaba a un legislador obviamente de la coalición multicolor planteando que, qué bueno sería llegar a un acuerdo con los trabajadores para ajustar los salarios no sobre el IPC pasado, si no sobre el IPC futuro, nunca le acertaron, de que yo recuerde, además no solamente nunca le acertaron, sino que el IPC futuro siempre fue mayor del IPC proyectado real, entonces cuando uno escucha esas cosas, de vuelta, volvemos, pero no sé si están pasados de rosca, si se piensan que nos chupamos el dedo.

 

HS: Ahí hay una apuesta grande en lo internacional a China, que sigue siendo nuestro principal…

JAR: Y además siempre se pone bueno, China se está recuperando significa que el precio de la soja va a subir. Esto implica que el precio de la carne va a subir, que vamos a tener mercado, pero se sigue apostando al mismo Uruguay, donde el 60% de las exportaciones son de soja, celulosa, carne, y productos cárnicos, un Uruguay en donde los productos cárnicos lo domina la industria frigorífica en manos de capitales brasileros, y no sé qué efecto va a tener, porque creo que es muy difícil saberlo, hace poquitos días en China encontraron coronavirus de carne exportada desde Brasil.

 

MAB: Y desde Argentina también.

JAR: Y dijeron también desde Argentina, algunas empresas frigoríficas de Brasil que también tienen presencia en Uruguay. No quiero decir el nombre para no equivocarme, pero sí sé que tiene presencia en Uruguay.
Ahora eso puede provocar: A) que esa empresa exporte desde Uruguay, porque en China se la cerraron para exportadores de Brasil, no desde Uruguay. B) que los chinos no son bobos, saben que la empresa es la misma y de repente digan, en lo de Uruguay puede pasar lo mismo.

 

HS: También están los controles.

JAR: Sí, hay que ver qué pasa con los controles.
También puede pasar que eso le puede servir, ese frigorífico para decirle al productor rural, mirá como está este problema en China, te voy a pagar menos, eso le puede servir al productor rural para decir voy a exportar de acá, va a haber mejores precios y entonces eso le puede servir a todo el complejo para decir, vamos a estar en más problemas para exportar y entonces hay que devaluar para que estos sectores ganen más, o sea son tantas las variables que es prácticamente imposible hacer futurología en todo este tipo de cosas.

 

MAB: Acá nos dice Corina que anoche escuchó en el Canal 12 que hay un grupo interesado en desarrollar en Uruguay criadero de chanchos para China, que el ministro (de Ganadería, Agricultura y Pesca, Carlos María) Uriarte está interesado, lo mismo que quisieron hacer en Argentina.

JAR: Que yo recuerde en la época que fui frentista que me invitaron del Ministerio de Ganadería porque había todo un proyecto para fomentar la producción de cerdos desde toda la zona este del Uruguay, -en todo una serie de sectores, pequeños productores, por lo general, después ese proyecto como era mucho más barato importar desde Brasil, se fue al diablo- sospecho que sigue siendo que la realidad sigue siendo exactamente la misma, es muy difícil que Uruguay pueda competir en esos planos con la producción de países vecinos. Y además es muy difícil proyectar en todo esto cuál va a ser el precio futuro del cerdo, más allá que el mercado chino va a seguir estando, pero también de vuelta, además fijate lo que son las paradojas, si China produce cerdos muy bien, los productores de cerdos de acá van a la ruina.

 

MAB: Ya no quedan casi.

JAR: De acá digo no solamente Uruguay, sino toda la región.

 

MAB: De toda la región.

JAR: Ahora pero Uruguay vende más soja, si le va muy mal, como hubo una gran pandemia de cerdos en China, los chinos compraron más carne, no solamente de cerdos, sino que de ahí viene el precio del ganado, el precio de las vacas, qué sé yo, subió el precio del ganado, pero al mismo tiempo como habían menos cerdos China, el precio de la soja en aquel momento cayó. O sea digamos volvemos siempre a lo mismo, son tantas las variables, que a veces cuando crece una, baja la otra, lo único cierto acá que siempre gana el capitalismo.

 

MAB: Antes de terminar dos mensajes de los oyentes:
“Buen día, Mañanas de Radio, soy Walter Rosende de la Unión. La perorata del trabajo digno y la vivienda digna, lo vengo escuchando desde que tengo uso de razón, pero nadie, nadie pregona que debemos tener la Constitución de la República en nuestras casas para saber derechos, deberes y garantías. Yo la tengo”, dice, manda abrazos, que viva el comandante Chávez, que fue el que me enseñó a saber qué es la Constitución. Y agrega al final, “sé que no tiene nada que ver con lo que están hablando, pero tenía ganas de escribir algo que está en mi mente”, y agradece

JAR: Está muy bien eso, está muy bueno que la gente hable, participe y vea, ahora creo que también a veces lo malo es cuando en muchos países la Constitución se convierte en un... a veces se respeta a veces no.

 

MAB: Y Alejandro de Colón dice: “Buen día, saludos al invitado, como siempre muy bueno el programa. Aparte de todo lo nefasto que menciona Rocca sobre la economía quisiera saber su opinión acerca de la falsa pandemia, mi opinión, incidiendo en la economía, que creo que lejos de ser un problema sanitario, más bien es económico, parecería que lo que tratan de hacer es justamente hacer caer las grandes economías, tuvimos un ejemplo acá al lado con el mamarracho del presidente Fernández”.

JAR: La verdad que no tengo elementos sanitarios como para saberlo realmente.
Tengo que ser muy clarito en que hay una cierta exageración, a veces interesada, pero tengo miedo de estar equivocado, entonces por respeto de repente a mi ignorancia con el tema y por respeto también a que mucha gente está realmente asustada con todo esto, -con razón o sin razón, no lo sé, reitero- tengo que andar cuidándome y cuidando a los demás en cierto modo, sin exagerar obviamente, sin llegar a un grado de paranoia. Pero cuidarse también, reitero, uno ve que en estas cosas se tira un bolazo de que salió una vacuna y a la media hora ya subieron las bolsas, entonces uno supone que ese bolazo, subieron las acciones de esas empresas, a veces son bolazos interesados.

 

HS: Es parte del sistema ¿no?

JAR: Es parte del sistema, hay gente que se está beneficiando con propugnar el trabajo desde la casa, donde la cual el trabajador está más aislado. Otros lo quieren aprovechar para destruir la enseñanza presencial, o sea, hay demasiados intereses en todo esto.
Pero claro tampoco se puede llegar a un radicalismo en un plano negacionista, me parece a mí, que es muy peligroso también en cuanto a que puede tener efectos también nefastos sobre la salud de todos y ahí asumo mi total casi absoluta ignorancia, y digo casi absoluta para no ser tan drástico.

 

MAB: Muchas gracias por haber venido, Rocca.

JAR: Al contrario, el agradecido soy yo, en particular agradezco también obviamente a ustedes y a toda la audiencia especialmente a los que mandan preguntas que nos obligan un poco a movilizar o a tratar de movilizar las neuronas. Y si ayudamos, nuestra intención es ayudar a hacer pensar sobre estos temas en el acierto o en el error, si la cosa va por ese lado, quedamos contentos.
Quiero agregar una pequeña cosita que me estaba olvidando, quiero felicitar a (el contador Luis) Freda por su ciclo. Me parece muy claro, muy instructivo, muy necesario, y además lo está haciendo con gran calidad didáctica por lo menos es mi opinión, quiero mandarle un abrazo, y quiero exhortar a la audiencia para que lo escuche.