“MARADONA TUVO TODAS LAS TENTACIONES DEL SISTEMA PERO MURIÓ SIENDO UN HOMBRE CONTRA EL SISTEMA”
Plínio de Arruda Sampaio Jr. Desde Brasil, 26 de noviembre de 2020.

“Maradona no es un fenómeno argentino, es un fenómeno universal. La verdad fue un ser humano impar que enriqueció la vida de todos los que lo vieron, adentro y afuera de la cancha. Es una figura que despierta lo mejor que hay dentro de nosotros, la creatividad, el coraje, la generosidad, una figura rebelde, independiente, generosa”, dijo nuestro columnista brasileño, el economista y analista político Plinio de Arruda Sampaio Jr. Además habló del “recrudecimiento muy peligroso del coronavirus” en su país, de la internacionalización de la lucha de los trabajadores y de la segunda vuelta de las elecciones municipales. Transcribimos esta nota que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/2020-11-26-plinio-de-arruda-sampaio-jr-brasil

 

María de los Ángeles Balparda: Bueno, llegó el día y la hora del contacto con Plínio de Arruda Sampaio Jr. que ya está por ahí, nosotros hace rato que lo estamos viendo pronto para este contacto con nosotros. ¿Cómo estás Plínio?

Plínio de Arruda Sampaio Jr.: Ángeles, Hernán, siempre un gusto hablar con ustedes. ¿Se escucha bien?

 

Hernán Salina: Bueno, vamos a salir de la realidad brasileña que contigo nos gusta hacer eso también en la política, en la economía pero en un fenómeno que trasciende todo esto como es, y hablándolo con un brasileño, con lo importante que es el fútbol también, con la muerte de Maradona, Plínio, que estábamos hablando fuera de aire ¿no?

PASJ: Sí, pero Maradona no es un fenómeno argentino, es un fenómeno universal. La verdad fue un ser humano impar que enriqueció la vida de todos los que lo vieron, adentro y afuera de la cancha. Es una figura que despierta lo mejor que hay dentro de nosotros, la creatividad, el coraje, la generosidad, una figura rebelde, independiente, generosa.
Ayer yo saqué la noche en homenaje a Maradona y a escuchar programas sobre él. Y escuché a muchos jugadores brasileños que jugaron con él. Y uno sobre todo que se llama Careca, que fue un atacante muy bueno, y Careca mal lograba hablar de tanto que lo quería bien. Y son personalidades muy distintas, porque Careca es todo amable, sin las drogas, el tipo más cuadrado que hay, Maradona ya no, tuvo muchos problemas por ese lado, pero lo quería inmensamente bien. O sea, un tipo, una gran figura romántica que marcará la vida de todos lo que lo vieron.
Para mí como fan del fútbol siempre fue un gigante, un dios, en realidad es un dios. Y fuera de la cancha una figura de nuestro campo, que murió tatuado del Che y de Fidel Castro, y eso dice mucho del personaje.
O sea que fue un día triste, lo lamento por la familia, por todos nosotros que salimos empobrecidos de la muerte de Maradona

 

HS: Y siempre aparece la comparación, no ya en lo futbolístico además, que ahí podría hablarse de otras cosas, pero con la actitud o la trayectoria de Pelé, Plínio ¿no?

PASJ: Mira Hernán, yo soy sospechoso de hablar de Maradona porque yo siempre definí que Maradona es un gigante, es un dios.
Claro que yo creo que estas comparaciones son un poco de bromas porque todos son gigantes y no hay cómo comparar a los artistas, pero fuera de la cancha son dos personajes de campos opuestos porque Pelé siempre fue un acomodado, nunca luchó por (...)
Maradona, al contrario, tuvo todas las tentaciones de cooptación del sistema pero murió siendo un hombre contra el sistema. Entonces, si en la cancha son dos gigantes, fuera de la cancha uno está de nuestro lado y el otro del otro lado. Uno está con los de abajo y el otro está con los patrones, con los de arriba. Esta es la diferencia básica entre Pelé y Maradona fuera de la cancha.

 

HS: ¿Además de los jugadores que mencionabas, cómo está siendo la actitud de la gente en Brasil respecto a Maradona si tuvieras que describir?

PASJ: Hernán, Maradona es muy querido por la gente, es muy admirado. Porque es un tipo de coraje que se jugó la vida por entero y eso todos lo saben. Entonces Maradona es muy, muy querido aquí en Brasil sobre todo por la gente de abajo. Arriba no, de arriba a alguna gente le gusta y a otros no, hay una división, pero con la gente de abajo es muy común estar en la calle en Brasil y ver a alguien con la camisa del equipo argentino con el nombre Maradona. Lo que en Brasil, como hay una rivalidad en el fútbol muy fuerte con Argentina, no es normal, no es nada normal.
Pero entonces es muy querido, así como es también Suárez, es un típico jugador pero del pueblo, muy auténtico y también muy querido y admirado aquí en Brasil. Yo creo que hay un problema, sin querer hacer sociología barata aquí con la muerte de Maradona, pero hay un problema que la clase obrera se reconoce en estos ídolos muy auténticos.

 

MAB: Sí, estábamos viendo, desde hace más de 5 horas está pasando la gente en Argentina frente al féretro de Maradona y con expresiones de dolor muy importantes. Le llevan cosas, le dejan cosas, banderas, afiches, camisetas, flores, en algo que no para, es continuo el pase de gente que no se detiene ni un minuto, tienen que seguir de largo. Por lo tanto, yo no sé, alguien habrá calculado cuánta gente ya ha pasado por allí, pero es mucha.
Y un oyente nuestro que vive aquí en la zona del llamado Estadio Charrúa dice que esta conmoción popular que ha causado el fallecimiento de Maradona será comparable con la de Carlos Gardel y con la de Evita Perón.
Yo creo que está muy acertado en lo que dice, muy acertado.

PASJ: Qué interesante esto, Ángeles, ayer comentaba con mi señora que decía, mira, aquí yo creo que va a ser el mayor velorio de la historia argentina sólo comparable a Evita Perón.

 

MAB: Bueno, es lo que dice Miguel.

PASJ: Lo dije por decirlo, pero yo si estuviera en Argentina me metería en la cola una, dos, tres, cuatro veces, cuantas veces fuera.

 

MAB: Muy bueno, muy bueno.

HS: Bueno, mirando un poquito, yendo a la realidad local tuya, Plínio, primero, ha seguido superando números respecto a la situación del coronavirus Brasil ¿no?

PASJ: Sí, aquí la segunda ola, por así decirlo porque hubo el fin de la primera, nosotros tenemos una ola nomás. Pero ahora sí hay un recrudecimiento muy, muy peligrosos del coronavirus. Los epidemiólogos están de manera muy enfática insistiendo para que se cierre la economía porque parece que viene muy fuerte sobre todo en la ciudad de San Pablo.
Como estamos a días de la segunda vuelta de las elecciones los políticos no llaman, no cierran la economía y no previenen a la población de lo que está ocurriendo. Entonces es una situación trágica, el domingo en 57 ciudades grandes la gente va a la segunda vuelta cuando todos los epidemiólogos dicen por favor quédense en casa porque la situación ya es crítica.
En Brasil, Hernán, es un país de segregación social muy pronunciada, como toda América Latina pero en Brasil es muy pronunciada. Entonces está el andar de arriba y el andar de abajo, los ricos y los pobres. La pandemia aquí empezó con los ricos y ahí se fue a los pobres.
¿Y cómo regula la política sanitaria? Por las camas de UTI's (Unidades de Terapia Intensiva), y lo que pasa es que en los hospitales privados ya están prácticamente agotadas.
Entonces, estamos repitiendo ahora en el segundo recrudecimiento el patrón del primero. Empieza en las camadas más de clase media, clase media alta y ahí se generaliza para el conjunto del pueblo. Y parece que viene por la gente que hace, que va a los bares, sobre todo la juventud y asados de la gente que no tiene disciplina.

 

MAB: En todos lados es igual.

PASJ: Vietnam, tiene 100 millones de habitantes y por la información que tengo no tiene 100 muertos, porque tienen disciplina. Nuestra clase burguesa no tiene la menor disciplina, entonces esto es lo que hace que el virus aquí circule de la una manera mucho más letal que en otros países.

 

MAB: Bueno, hay otro tema para comentarte, lo que tiene que ver con el asesinato de una persona en un supermercado, que le pagaron hasta matarlo en Porto Alegre.
Y bueno, eso ha derivado en mucha cosa que se habla del racismo, pero creo que va más allá incluso del racismo ¿no?

PASJ: Sí, este fue un supermercado, que hay una red de supermercados que es Carrefour, no es la primera vez que esto ocurre en esta red, no fue un problema personal del funcionario que se excedió, es una política institucional de Carrefour y de muchas otras grandes organizaciones que es la violencia. Lo que nosotros vimos aquí Ángeles es la violencia estructural de la sociedad brasileña, el núcleo de esto es el racismo estructural, pero la violencia estructural es mayor.
Carrefour tenía una práctica que es, si alguien, normalmente gente pobre, causaba algún tipo de conflicto, algún tipo de reclamo, alguna cosa que se juzgara que no se encuadrara en lo que ellos querían, lo llevaban al estacionamiento que queda en la parte de abajo y le pegaban, lo torturaban. No es la primera vez, es una práctica recurrente, no sólo de este Carrefour de Porto Alegre sino de todo el sistema y de varias otras instituciones.
Entonces, esto muestra la violencia brasileña, está saliendo a flote, el fenómeno fue grabado por lo que esto va a tener consecuencias.
Hubo una reacción popular razonable en la ciudad de Porto Alegre, digamos tímida en los demás lugares por la pandemia y por toda la situación política que estamos viviendo, pero seguro que va a haber una punición draconiana por el Judiciario pero sobre los funcionarios, no sobre la dirección del sistema.
Entonces esto muestra lo primitivo que todavía es la sociedad brasileña

 

MAB: Claro, que seguramente también se habló más y se hizo notar más porque Estados Unidos ha dado varios casos en los últimos tiempos y se ha transformado en un tema de atención mundial.

PASJ: Seguro que sí, nosotros estamos asistiendo a una internacionalización de la lucha de los trabajadores. El capital ya está globalizado, internacionalizado y políticamente centralizado, pero el trabajo no. Pero las luchas de los pueblos se comunican y seguro que lo que está pasando aquí tiene el buen ejemplo que viene de los Estados Unidos, seguro que sí, sin duda alguna.

 

HS: Plínio, unos minutos en el cierre para hablar de lo que mencionaste, la segunda vuelta de las elecciones municipales que se vienen, vimos algunas imágenes de la dirigencia del PT posando junto a los candidatos del PSOL que pasaron a segunda vuelta. Lo que sería el progresismo o la izquierda del sistema -como vos le decís- tratando de mostrar una imagen de unidad para esta segunda vuelta. ¿Qué se puede esperar del domingo?

PASJ: Mira, nosotros ya discutimos el resultado electoral la semana pasada, y como en todo en las elecciones le fue bien a la derecha y a la ultra derecha y le fue bien mal a la izquierda. Ahora hay una segunda vuelta y los partidos a la izquierda del orden están en 4 ciudades importantes Belém, Recife, San Pablo y Porto Alegre.
Es probable que ganemos Belém, y si ganamos una de las otras tres será una buena sorpresa, pero la realidad es que esta fue una elección muy controlada por la burguesía, toda la pauta fue de la burguesía y entonces estos resultados pueden atenuar un poco la victoria de la derecha pero no va a cambiar el sentido de las cosas.
Yo veo la situación así, las elecciones no van a resolver nada porque son elecciones ya de cartas muy marcadas. La izquierda contra el orden fue prohibida del sistema político, no aparece en la televisión, no tiene fondos públicos, o sea fue totalmente marginalizada.
Entonces, la izquierda que sobró es una izquierda bien domesticada, que trabaja por adentro del orden. Si aun así logramos imponer una derrota en ciudades importantes a la derecha autoritaria, por fuera del orden el bolsonarismo, o por adentro del orden en el caso de San Pablo que es lo que nosotros llamamos de dorismo, del gobernador de San Pablo Doria, es una pequeña derrota a la derecha y es una pequeña victoria para nuestro lado.
Pero en el cuadro brasileño, la única esperanza viene de movilizaciones del pueblo por las calles, el ejemplo está en Chile, está en Perú, está en Bolivia, Ecuador, Colombia, Guatemala, porque  fuera de esto es una lucha muy indigna

 

HS: Bien, cerramos por hoy, haremos los balances la semana que viene entonces, Plínio. Muchas gracias como siempre, un gusto verte y escucharte

PASJ: Es siempre un gusto hablar con ustedes.