BRASIL: “EL PARTIDO DEMÓCRATA ES EL ÚNICO QUE CRECIÓ, PERO ES DE DERECHA”
El contacto con Jair Krischke desde Brasil, 30 de noviembre de 2020.

“El PT tenía un poco más de 600 Intendencias, más de 600 ciudades de Brasil eran dirigidas por el PT. En las anteriores elecciones bajó a 273 y ahora logró apenas 170 y pocas. Ninguna capital brasilera, ninguna ciudad importante de Brasil en estas elecciones de ayer eligió a alguien del PT. Fue derrotado rotundamente en todas las ciudades importantes de Brasil”, dijo Jair Krischke, el presidente del Movimiento de Justicia y Derechos Humanos, desde Porto Alegre en contacto con Radio Centenario, al analizar el panorama político brasileño tras la segunda vuelta de las elecciones municipales. “Esto me parece que debería prender una luz roja y la gente del PT por un momento parar y pensar que tiene que hacer una parada y pensar sobre sus errores, pero me parece que no están dispuestos a hacerlo”, aseguró. Transcribimos la nota que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/2020-11-30-jair-krischke-brasil

 

Hernán Salina: Vamos ahora a recibir el día después de la segunda vuelta de las Elecciones Municipales, a nuestro amigo, nuestro compañero Jair Krischke desde Porto Alegre, el presidente del Movimiento de Justicia y Derechos Humanos.
Jair, bienvenido a Radio Centenario.

Jair Krischke: Muchísimas gracias, buenos días para todos ustedes ahí en el estudio y para todos los oyentes, un gusto como siempre.

 

Diego Martínez: El gusto es nuestro como siempre, Jair, y en este escenario post electoral donde muchos analistas políticos definen como una elección que dejó en derrota a quienes supuestamente eran los dos polos más altos y opuestos que eran Bolsonaro y el PT. Aparentemente son los dos derrotados de estas elecciones, se confirmó esto en la Segunda Vuelta, ¿es así?

JK: Exactamente, eso fue lo que pasó, dos grandes derrotados Bolsonaro y Lula. Impresionante lo que pasó.
Además también algo que para nosotros que veníamos de una elección muy, muy complicada, esta que eligió a Bolsonaro, donde un gran número de candidatos a diputados nacionales, a diputados provinciales, senadores, se presentaban como comisario Fulano, con él mengano, mayor Fulano de tal, capitán...
Bueno, esto acabó borrado del escenario político electoral brasilero, la gran mayoría de los tipos que así se presentaban fueron derrotados. Yo creo que solamente uno de ellos logró elegirse, es impresionante esto, cómo cambió desde la elección de 2018 hasta ahora, cambió muchísimo además de estas dos derrotas.

 

DM: Jair, lo de Lula tiene algunos elementos donde uno podría agarrarse para entender esta bajada importante que ha tenido el caudal electoral del PT, la situación particular de Lula a nivel judicial, las denuncias, lo que ya era el desgaste que había tenido el PT y que incluso lo llevó a perder la elección con Bolsonaro. Ahora, lo de Bolsonaro, que tuvo un momento de auge incluso a nivel popular en los últimos meses, por lo menos así lo decían las encuestas, ¿por qué cae derrotado de manera tan fulminante en estas elecciones Bolsonaro que muchos señalan que le condiciona bastante las chances para las próximas elecciones?

JK: Sí, nos parece que sí, pero el tema Bolsonaro, porque la gente votó con muchísimas esperanzas en Bolsonaro, porque era nuevo, veníamos de denuncias graves de corrupción pero la decepción de la gente es tanta que ya se manifiestan en la votación. Entonces, fue la decepción.

 

DM: ¿Y las claves de esa decepción son económicas? ¿O sea, no pudo sostener económicamente el país, está en crisis o hay otros elementos que la gente le adjudica a Bolsonaro?

JB: Hay otros elementos, el económico pesa mucho pero también el tema de la pandemia en sí. Porque Bolsonaro es un negacionista y ahí provocó un desastre, y se ve en varios momentos cómo fue incompetente, él y sus ministros, y administrar esta cosa. Puso en el Ministerio de Salud a un general especialista en logística.
¿Qué pasó ahora? Se descubre que hay millones, no sé cuántos millones, una cantidad bárbara de test de coronavirus en el aeropuerto en San Pablo que están guardados, no se distribuyeron, están ahí parados.
Entonces, estas cosas, esta incompetencia administrativa pegó bastante. Además de la cantidad de barbaridades que todos los días dice Bolsonaro, desde la vacuna, que no va a comprar vacunas chinas y ahí va.
Entonces, todos los días hay problemas provocados o por Bolsonaro o por sus hijos, entonces la gente se empezó a dar cuenta que este tipo no tiene las más mínimas condiciones de conducir el país, que sus hijos son pésimos, muy semejantes a él y por lo tanto votaron con este sentimiento.
Y lo que les comentaba a ustedes, en esa elección de Bolsonaro no imagino la cantidad de gente que se presentaba comisario, teniente, capitán. Ahora esta gente desapareció del escenario, entonces creo que los brasileros se empezaron a dar cuenta que este no es el camino.
Ahora, vamos a ver lo que los partidos políticos van a hacer, cómo van a leer esta nueva realidad. Esto para mí es lo más importante, la gente cambió, la opinión de la gente cambió, pero ahora se tiene que ver cómo van a administrar esto. Yo me preocupo con esto, los partidos políticos brasileros son muy incompetentes en esto de analizar con profundidad cómo la gente se mueve, cómo piensa, cómo siente.
Entonces, hay una señal fuertísima, este camino no nos sirve, esto está muy claro, y vamos a ver de aquí en adelante cómo va a ser la cosa.

 

DM: Bien, sacando de la discusión a los derrotados, ¿quiénes fueron los victoriosos? ¿A quién se podría asignar una victoria, un crecimiento, un lugar nuevo en la política brasileña luego de la caída del PT y de Bolsonaro?

JK: Se pulverizó muchísimo. El PSDB, que fue el partido de Fernando Henrique, este también se deshidrató, disminuyó. Es verdad que hoy, si eligieran gente del PSDB, un número importante de capitales. Entonces, digo, el PSDB está ahora administrando un número de brasileros, el mayor número de brasileros, es verdad, pero tiene menos Intendencias que lo que tenía, bastante menos.
Entonces, ¿salieron victoriosos? Me parece que ganaron San Pablo, por ejemplo, muy importante, pero se disminuyó bastante.
Un partido que creció fue el demócrata que eligió al intendente de Río de Janeiro y que ya tiene en la Presidencia del Senado y en la Presidencia de la Cámara de Diputados, este creció. Es un partido netamente de derecha, este creció, este viene creciendo paulatinamente. Este es el único que se puede decir que creció, pero es un partido de derecha.
Entonces, vamos a ver cómo se va a administrar, la gente está muy enojada con estos que prometieron muchísimas cosas y no hicieron nada, al revés, la calidad de vida de los brasileros se fue. La desocupación en Brasil en este momento es de 14.400.000 desocupados. ¡Esto es gravísimo!
Y ahora, en el mes de diciembre que ya está llegando, se termina esta beca, esta ayuda que el gobierno nacional estaba prestando a la gente que está desocupada, que está sin tener ningún tipo de renta, se termina en diciembre. ¿Cómo va a ser? Acá el Covid está creciendo más.

 

HS: Sí, el único al final el PSOL, ese partido creado con un desprendimiento del PT pero que acordó en las campañas nacionales con el PT, al final la única ciudad en la que triunfó fue Belén que es la capital del estado de Pará, corregime si es así.

JK: Es así, ganó ahí muy bien.
Ahora, yo te digo así también, tenemos que ser justos, el PSOL creció mucho, acá en Porto Alegre eligió a 4 ediles, está creciendo, tenía 2 ediles.

 

HS: Y en San Pablo tuvo un 40% de votos por lo que vimos

JK: Exactamente, sí señor, este (Guilherme) Boulos, el candidato, todo indica que será un nuevo liderazgo político nacional, a nivel nacional, es un tipo que está ocupando un espacio político en San Pablo en nombre del PSOL pero que tiene toda una trayectoria muy importante. Es el líder, el conductor, de la Coordinación Nacional del Movimiento de Trabajadores Sin Techo, gente que no tiene dónde vivir.
Entonces, es un tipo que está surgiendo también porque tuvo una cantidad de votos impresionante. Y también se afirma como una figura de izquierda, la gente lo reconoce como tal, un tipo de izquierda. Ya venía, porque fue candidato a la Presidencia de la República en 2018, pero ahora se está afirmando. Yo creo que es la figura que puede sustituir a Lula como un liderazgo de izquierda.
Para nosotros es importantísimo porque hasta ahora no tenemos en Brasil una oposición a Bolsonaro, no tenemos, esto es una tragedia política. Y este es un tipo que está surgiendo, que empieza a aparecer y puede ser sí un nuevo y gran liderazgo nacional. Concurrió por San Pablo pero es una figura que tiene un perfil muy interesante, no se puede criticar por cualquier cosa y puede ser sí el nuevo personaje de la izquierda de Brasil.

 

HS: Claro, puede haber un poco el debate a nivel de la izquierda como siempre, como en todos nuestros países es en torno a qué políticas de alianzas desarrollar para pesar porque por un lado se habla como figura de centro-izquierda de Ciro Gomes, que vos podés contarnos un poco quién es y qué representa, y por otro lado como vos mencionabas a Boulos como una figura de izquierda. Pero va a haber un debate, nos imaginamos, desde el PT y otros sectores en torno a qué políticas de alianzas hacer hacia el futuro.

JK: Sí, yo te diría Ciro Gomes es una figura muy interesante, porque Ciro Gomes aparece en la política brasilera por las manos de la dictadura, impresionante, viene por manos de la dictadura, de la Intendencia en Fortaleza capital de Ceará.
Bueno, después va cambiando, va cambiando su perfil político y en este momento está en el PDT, el partido de Brizola, está ahí, es un liderazgo muy importante.
Cuando estábamos en Brasil en las elecciones de 2018 y él estaba muy bien, Lula no quiso apoyarlo, porque Lula pretendía ser él el candidato y fue hasta la última hora, lo que inviabilizó a Ciro Gomes de ir a la Segunda Vuelta. Si hubiese ido Ciro Gomes y no Haddad del PT, hubiese ganado las elecciones, no tendríamos a Bolsonaro como presidente. Tanto que Ciro Gomes siempre critica mucho a Lula y dice "fui traicionado por Lula", bueno, es un tema que se puede discutir largamente.
Pero esta figura Ciro Gomes está en el PDT que es un partido que también se viene achicando, cada elección es menos, disminuye.
Entonces, yo te diría, es muy complicado, Ciro Gomes pretende elegirse a la Presidencia de la Nación, hacer una alianza muy, muy larga y cuando se trata de esto se sabe que hay de todo junto en el paquete.
Entonces, yo creo que es muy complicado esto.
Yo hablé personalmente con Ciro Gomes hace casi un año sobre que él debería ser el gran líder de la oposición, pero me parece que no entendió que debería ser el tipo que condujera la oposición ya desde el primer momento del gobierno Bolsonaro.

 

HS: Claro, porque es uno de los hombres además, que no es menor el dato, que él no ha estado salpicado de las denuncias de corrupción como otros.

JK: No, no está, es de una familia, su hermano es senador de la República, es de una familia muy importante de Ceará, tanto que el gobernador de Ceará es del PT, y logró elegirse con el apoyo de la familia de Ciro Gomes. Es muy interesante esto.
Y ahora, el intendente de Fortaleza que es del PDT se eligió con el aval del PT. Es muy interesante esto, pero es muy particular ahí de la provincia de Ceará.

 

HS: Claro, hay un dato para cerrar que impacta que habla de la derrota del PT es que fue el partido que más Intendencias perdió en relación a las anteriores elecciones municipales del 2016, perdió 71 Intendencias el PT.

JK: El PT tenía en esta época un poco más de 600 Intendencias, más de 600 ciudades de Brasil eran dirigidas por el PT. En las anteriores elecciones bajó a 273 y ahora logró apenas 170 y pocas. Ninguna capital brasilera, ninguna ciudad importante de Brasil en estas elecciones de ayer eligió a alguien del PT, fue derrotado rotundamente en todas las ciudades importantes de Brasil.
Esto me parece que debería prender una luz roja y la gente del PT por un momento parar y pensar que tiene que hacer una parada y pensar sobre sus errores, pero me parece que no están dispuestos a hacerlo.

 

HS: Exacto, exacto.
Siguen siendo las similitudes, a otra escala pero como siempre hablamos contigo con el Frente Amplio de nuestro país, por más que algunas voces hacen autocrítica, sí hablan del cambio que se dio siendo gobierno, es difícil pensar que desde adentro se va a poder torcer el rumbo o frenar la caída de esos partidos.

JK: Este es el gran error de la izquierda, es un gran error de la izquierda, en Brasil, en Uruguay claro y también en otros países de nuestra región, de no pensar y examinar cómo estaba tratando los temas importantes, sus compromisos ideológicos y ahí empiezan a pasar cosas.
La gente no es tonta, cuando empieza a ver que no hay un compromiso con las cosas que uno dice en las campañas electorales y lo que hacen después, bueno, ahí el elector cambia el voto tranquilamente. La gente no es tonta, puede errar una vez, claro que sí, lo que pasó en Brasil que queriendo salir del PT se metió con Bolsonaro.
Y los dos ahora, en esta elección, los dos fueron derrotados, esto es impresionante. La sabiduría de la gente.
Ahora, estamos en esto, vamos a ver lo que el universo político brasilero cómo va a leer lo que pasó y a raíz de esto cómo van a comprometerse con el proceso electoral. Porque la vida sigue, los problemas brasileros son graves y están ahí esperando.

 

HS: Exactamente, se abre un proceso muy interesante en Brasil para seguir analizando contigo Jair, te agradecemos estos minutos como siempre, un abrazo desde Montevideo y hasta la próxima.

JK: Hasta la próxima, muchísimo gusto.