LUCES Y SOMBRAS DE LOS PRIMEROS DOS AÑOS DE GOBIERNO DE LÓPEZ OBRADOR
Contacto con Eduardo Victoria Baeza desde México, 2 de diciembre de 2020

El martes 1º de diciembre se cumplieron dos años que tomó posesión como Presidente de la República de México, Andrés Manuel López Obrador. Fueron “dos años difíciles, muy difíciles para todo el país y para la administración de López Obrador”, dijo nuestro corresponsal en ese país, Eduardo Victoria Baeza en su contacto semanal con ‘Mañanas de Radio’. Explicó que “este último año “todos conocemos las dificultades por el Covid” y “el primer año de gobierno hay que decirlo -en honor a la verdad y a la honestidad intelectual- le entregaron un país casi arruinado” pues Enrique “Peña Nieto remató lo último que quedaba, así que han sido dos años muy difíciles para López Obrador”. Transcribimos esta nota que usted puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/2020-12-02-eduardo-victoria-baeza-mexico

 

Diego Martínez: Eduardo Victoria Baeza, bienvenido los micrófonos de Radio Centenario. Buen día.

Eduardo Victoria Baeza: Hola Diego, ¿cómo estás? ¿Cómo está toda la audiencia?

 

DM: Muy bien. Comencemos con los temas que nos propones para hoy, se cumplen dos años del gobierno de AMLO (Andrés Manuel López Obrador).

EV: Si, dos años de López Obrador. Ayer 1º de diciembre se cumplieron dos años que tomó posesión como Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador. Dos años difíciles, muy, muy difíciles. Difíciles para todo el país y muy difíciles para la administración de López Obrador, particularmente el último año todos conocemos dificultades por el Covid, el primer año de gobierno hay que decirlo -en honor a la verdad y a la honestidad intelectual- le entregaron un país casi arruinado. Y digo casi ,porque pues ya no más faltaba quitarle algún pequeño alfiler con el que estaba colgado para que se nos cayera toda la estantería al piso. Pero la verdad es que estaba el país casi arruinado, (Enrique) Peña Nieto remató lo último que quedaba, así que han sido dos años muy difíciles para López Obrador.
Sin embargo, se habían generado muchas expectativas,  López Obrador generó muchas expectativas como candidato, durante los muchos años que fue el candidato eterno, del PRD primero y después de Morena -partido que él formó y que él fundó- y generó muchas expectativas. Sin embargo en este momento creo que López Obrador lo que genera son muchas, muchas dudas. Quizás lo que más le podemos criticar desde una perspectiva honesta es la improvisación de su equipo.
López Obrador no es el problema, al menos así lo alcanza a ver gran parte de la población que lo sigue apoyando, sigue siendo muy popular en el país, sigue siendo muy popular entre la clase trabajadora; sin embargo su equipo, todo este equipo del que  se ha rodeado son unos improvisados, han llevado en la Administración Obrador el pragmatismo político al máximo nivel, han hecho alianzas –por lo menos así a la vista- sin necesidad, con lo peorcito, con personajes de la política y de los negocios en el país que deberían estar presos y hoy han hecho alianzas. Por ejemplo, su alianza con el Partido Verde Ecologista que -lo he dicho y muchos en México lo creemos así- es una organización delictiva. Han hecho alianzas con este Partido Verde Ecologista que es lo peor y que deberían estar presos; y con muchos otros caciques locales. López Obrador y el partido Morena han hecho alianzas con caciques locales, que muchas veces no están en los grandes medios de comunicación y menos en los medios internacionales, pero que tienen el control de grandes regiones o de Estados completos en el del país. Ellos han hecho alianzas con esos caciques, que hace unos años eran del PRI, luego pasaron al PAN, luego pasaron al PRD. Pero son caciques tenebrosos con ligas y nexos con el narcotráfico, con la trata de personas, con la venta de armas. Personajes muy tenebrosos de la política y del sector empresarial del país, y con ellos han hecho alianza, alianzas peligrosas. Por eso digo, han llevado el pragmatismo hasta su máxima expresión. Con un partido político Morena que entre lo peor es lo peor. Es un partido político primitivo.
Los invito a que sigan en la redes las discusiones y debates que ha habido en Morena, en el propio partido político, para que vean el nivel de primitivismo, han terminado a los balazos en las asambleas para elegir candidaturas. Es muy común que se termine a los sillazos como en la lucha libre, a los golpes, a las patadas y en algunas ocasiones, el propio partido Morena de López Obrador -hay que recalcarlo- ha hecho rifas, tómbolas, para decir “no se peleen, pongan los nombres de todos en una en una tómbola y que una mano santa saque un nombre y ese va a ser el candidato”: Ese es el nivel que tiene Morena, el nivel que tienen los legisladores de Morena, sumisión absoluta, total, peor que al viejo estilo PRI.
Pero bueno, como les digo, la casa trabajadoras tiene muchas expectativas en López Obrador,  le han dado el apoyo completo, él  sigue siendo muy popular entre los trabajadores,  sin embargo en la parte sindical, en la parte de trabajadores organizados lo mismo: Morena y López Obrador se han decantado por el sindicalismo charro, ahí está la alianza con Elba Esther Gordillo, los recortes con machete que ha hecho la administración pública.
Esas son las sombras que le vemos.
Algunas luces sí ha tenido bastante luz, por ejemplo en materia de política exterior, es muy interesante el guarismo que López Obrador le ha vuelto a dar a la política exterior mexicana, una política de no intervención en asuntos de otros países. Eso creo que ha sido una de las máximas luces que tiene el gobierno de López Obrador, la política exterior hacia América Latina particularmente, todos vimos el apoyo irrestricto que le dio a Evo Morales; el apoyo que le ha dado al gobierno de Venezuela no interviniendo, no dejándose someter por este Grupo de Lima y por todo este tipo de grupos organizados por los Estados Unidos y la mafia de Miami. Esa ha sido una gran luz.
Otra de las grandes luces son los juicios contra los ex colaboradores de Peña Nieto que le han dado a López Obrador, le mantienen -a pesar de todas estas pifias de él y de su equipo- lo mantienen con una gran popularidad. Juicios que siguen abiertos y que siguen abriendo causas y que todos esperamos la causa más jugosa, que debería ser contra Peña Nieto y contra Felipe Calderón.
También  algunos programas de apoyo directo, como programas de becas que ha utilizado Morena electoreramente, pero a los que reciben las becas los ha ayudado bastante, a un montón de jóvenes, a un montón de madres solteras, les han echado bastante la mano con estas becas de apoyo directo. Antiguamente el gobierno estaba dando los apoyos a través de fundaciones, a través de organizaciones, que terminaban quedándose con una parte, pero ahora son apoyos directos, si es cierto que en algunos lugares los maneja directamente Morena y es reprobable; pero a los que reciben esa beca les cambia bastante poder tener ese apoyo directo.
El aumento al sueldo mínimo quedó corto, pero por lo menos un aumento considerable al sueldo mínimo, sobre todo para los trabajadores de la frontera, de la maquila, que lo recibieron bastante bien.
El tema del avión presidencial es otro de los temas muy controvertidos en la administración de Peña Nieto y de Felipe Calderón, que López Obrador ha sabido cumplir, no se ha subido a ningún avión presidencial utiliza vuelos comerciales. Y un país que venía de este tipo de aviones de jeque árabe, de sultán, que tenía Peña Nieto es muy refrescante el hecho de que López Obrador utilice vuelos comerciales.
Por ahí algunas de las luces.
López Obrador como les he dicho, es un animal político, sabe siempre ponerse en posición de ventaja para nunca quemarse. A través de los años, los colaboradores de López Obrador son los que se han quemado mal, él siempre se ha sabido poner en posición de ventaja.
Lo que no tiene equipo, parece que no tiene equipo, solamente Marcelo Ebrard que ya tiene muchos años con López Obrador y que suena como el sucesor, fue su sucesor en el gobierno de la ciudad de México, es –digamos- en quien más se apoya, pero realmente López Obrador es López Obrador. El problema es que así no se puede gobernar un país sin equipo, no se puede gobernar así ni en la derecha ni en la izquierda, en ninguna posición; no se puede gobernar sin equipo. Y yo creo que eso es lo que está pasando con López Obrador, su figura sigue siendo muy grande en el país, pero su equipo, sus colaboradores, son los que los que no están dando la talla.
Perdió algunas elecciones locales hace unos meses, esto quiere decir que hay un cansancio por parte de un sector de la población por este tipo de cosas de Morena. Entonces esa gran masa que lo apoyó y lo sigue apoyando, comienza ya a dar algunos signos de cansancio; y también el sector de la oligarquía que lo apoyó –porque no hay que ser inocente en este análisis- hay un gran sector de la oligarquía que le dio su apoyo a López Obrador, también en este momento parecen bastante impacientes con él.
Así que por un lado la clase trabajadora los sigue apoyando pero un sector ya muestra signos de cansancio; por el otro el sector de la oligarquía que lo apoyó también muestra algunos signos de cansancio; los militares que son en quienes se ha apoyado bastante también López Obrador le están exigiendo cada vez más impunidad.
El caso Cienfuegos, el ex Secretario de la Defensa de Peña Nieto que fue detenido en Estados Unidos y después fue dejado libre para mandarlo a México y hasta el día de hoy sigue libre. Al general (Salvador) Cienfuegos supuestamente lo han mandado a México para que se le abriera una causa pero no se le abrió ninguna causa y ya se habla de de esa negociación de impunidad con el sector militar, porque el general Cienfuegos es uno de los representantes máximos de la cúpula burocrática del sector militar. Hasta ahorita ya va casi un mes que lo soltaron en Estados Unidos y no ha sido detenido en México.
Así que yo veo que el gobierno de López Obrador se está desgastando fuertemente, veo que López Obrador parece cada vez más un priista pero sin el PRI, esa es una de las cosas que hay que tomar en consideración. López Obrador está bastante solo.
López Obrador es López Obrador con métodos electorales…
López Obrador decidió -o su equipo al menos o su partido político- decidieron no continuar con la organización de la militancia, no continuar con la organización de un partido político popular, realmente. Y se fueron por métodos electorales.
Porque la formación de un partido político que fuera la columna vertebral de su gobierno, debió haber implicado otro tipo de liderazgos y no estaban dispuesto a pagar ese precio, por eso ese pragmatismo tan grande. Lo convirtieron en un partido electorero y ahí vemos -cómo te digo- a sus colaboradores.
Así que a dos años de AMLO, generó muchas, muchas, expectativas y creo que lo que hoy genera son muchas, muchas, dudas. AMLO sigue siendo muy popular pero hay signos de desgastes.

 

DM: Muchas gracias, Eduardo. Un fuerte abrazo.

EVB: Un fuerte abrazo.