LA UNIDAD POPULAR NO INTEGRARÁ LA COMISIÓN NACIONAL PRO REFERENDUM CONTRA LA LUC
Entrevista a Eduardo Rubio (26 de Marzo – Unidad Popular),  8 de diciembre de 2020

La Unidad Popular no integrará la Comisión Nacional Pro Referéndum contra la LUC, por entender que lo que se ha resuelto es “impulsar un contenido de mini enfrentamiento a la LUC. O sea, no vamos a avalar con la presencia de la Unidad Popular este proceso”; sostuvo Eduardo Rubio, de la Dirección Nacional del 26 de Marzo, Unidad Popular. De todos modos aclaró que “no vamos a hacer campaña en contra del referéndum” y si “hay compañeros que están insertos en organizaciones sociales, sindicatos o intersociales que van a participar juntando firmas por esto, obviamente lo harán, no es una cosa que vaya en contra de los principios de Unidad Popular, participarán pero también en cada lugar denunciando esta realidad”, explicó. Cabe recordar que Unidad Popular había definido ir contra al menos 230 artículos de la LUC definidos como fundamentales y otros ineludibles para recurrirlos en un referéndum; pero dada la situación en que el Pit Cnt, la FEUU, FUCVAM y la Intersocial feminista optaron por ceder ante el Frente Amplio por lo cual una enorme cantidad de artículos regresivos y antipopulares no serán recurridos, la UP no participa en la Comisión. Eduardo Rubio detalló varios de los grandes temas que quedan sin recurrir como la habilitación a utilizar el Fondo de Estabilización Energética de UTE para las obras de infraestructura para UPM; lo mismo sucederá con las utilidades que deje el BROU para pagar las obras de UPM; del capítulo de la Educación se toman solo dos artículos y no se impugna lo referido a las Unidades Reguladoras entre otros temas graves para los intereses del pueblo. Transcribimos la nota que usted puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/eduardo-rubio-26-m

 

Diego Martínez: Está aquí con nosotros Eduardo Rubio, integrante de la Dirección Nacional del 26 de Marzo.
Buen día, bienvenido.

Eduardo Rubio: Buen día, buen día a las audiencia, un saludo para todos los que están participando de esta transmisión.

 

DM: Comencemos por la Ley de Urgente Consideración (LUC), cosas que ya se conocen y definiciones que se han tomado hace pocas horas por parte de la Unidad Popular; queríamos conocer cuáles son esas definiciones y cuáles son los caminos que se recorrieron en los últimos días.

ER: Ayer se reunió el Coordinador Nacional de la Unidad Popular en el marco de una intensísima actividad política en el pasado fin de semana, por lo menos en lo partidario, con Regionales, Departamentales. Ayer estaban funcionando juntas las Departamentales  de Canelones y Montevideo del 26 de Marzo; y también estaban funcionando los  compañeros del Frente Sindical en la evaluación de estos últimos acontecimientos.
La Unidad Popular definió, ya hace un tiempo, enfrentar a la LUC como parte del programa de gobierno de la coalición multicolor, que es la coalición de la derecha pura y dura, de la derecha conservadora. Desde que apareció el primer borrador de la LUC y después cuando se conoció el texto final, nosotros definimos que esta Ley era parte central del proyecto, del programa de gobierno. No era un Ley más, en realidad era un conjunto de leyes, un paquete entero, que junto con la Ley de Presupuesto que está siendo probada en estos días definitivamente -falta que de una pasada por Diputados- y la reforma de la Seguridad Social, son digamos los tres ejes que definen la esencia del proyecto de gobierno de una derecha conservadora, reaccionaria, que viene a poner en práctica el ajuste estructural que el modelo necesita.
No es que haya un cambio de modelo en el fondo, acá se sigue -como bien dijo (Julio María) Sanguinetti referido a Tabaré Vázquez- acá se sigue en el marco de la economía de mercado, en el marco del sistema internacional del capitalismo, en fin. No es que vayan a salir de eso. No. Parados en eso y ante una crisis mundial, se necesita un ajuste estructural que va mucho más a fondo, en algunos casos con cambios cualitativos. Eso lo tiene que procesar este gobierno de coalición de derecha.
Por eso enmarcamos la LUC en eso; no la LUC en su extensión y totalidad, sino la LUC en su esencia. Y de pique dijimos acá hay que dar una batalla contra la LUC, como hay que dar una batalla contra el Presupuesto y una batalla contra la Reforma de la Seguridad Social. En el medio apareció la pandemia, género condiciones difíciles del trabajo político y a eso se le suma una situación del movimiento popular que después de 15 años de gobierno del Frente Amplio -y no digo del conjunto del movimiento popular digo la dirección particularmente de la central sindical que fue la oficialista en aquel momento- de desarticulación de la lucha, de desorganización. Incluso de pérdida de objetivos estratégicos de los trabajadores y del movimiento obrero y del movimiento popular.
En esas condiciones es que surge este debate de la LUC.
Cuando la LUC se aprueba, aparecen voces rápidamente convocando, planteando la necesidad de recorrer un referéndum para impugnar esta Ley, o los aspectos más regresivos de esta Ley. Y surgieron voces distintas, voces desde el movimiento sindical que fue columna vertebral del respaldo del gobierno del Frente Amplio, del movimiento social, del cooperativismo de vivienda y de otras organizaciones sociales. Frente a eso, nosotros primero como 26 de Marzo y luego como Unidad Popular, y con otros compañeros, fuimos valorando la posibilidad de que si se planteaba el camino del referéndum para impugnar esta Ley o los aspectos realmente regresivos de esta Ley, había un ámbito de participación que teníamos que recorrer como parte de un conjunto de acciones políticas que fueran marcando el camino de la Unidad Popular. No exclusivamente con esto pero si siendo parte de esto.
Allí se empezó a conversar con organizaciones sociales, nos convocó el Pit Cnt, nos reunimos varias veces con Fucvam, compañeros nuestros a lo largo y ancho de todo el país participaron activamente y participan de movimientos sociales o las llamadas inter sociales, o en sus sindicatos; y se fue procesando este debate.
La primera discusión que se plantea es si se iba contra toda la Ley o contra parte la Ley; ahí aparecía un primer parte aguas que desde nuestro punto de vista planteado así no era real; porque la Ley de Urgente Consideración no es que sea una Ley, es un montón de leyes. Porque por ejemplo, la Ley de Impunidad es una ley concreta, vamos contra la Ley de Impunidad.
Pero en esta Ley ‘ómnibus’ había de todo. Desde el permiso para vender los chorizos caseros, los chorizos artesanales que se llama, que generó todo un debate;  a cosas casi formales de ordenamiento administrativo o temas como la provisión por parte del Estado de los medicamento de alto costo. Entonces, es un conjunto de cuestiones.
Entonces nosotros, analizando esa realidad y zafando de una falsa contradicción que iba a terminar como terminó; dijimos “el problema no es toda o una parte sino qué es lo que se impugna” y vamos por lo esencial. Y ahí hubo un estudio de compañeros detallado de esta Ley, no fue en un día que se fue resolviendo, fue artículo por artículo y ubicando aquello que realmente golpeaba a los intereses populares, entre ellos a los trabajadores; y a los intereses nacionales. Ahí están los capítulos que tienen que ver con toda la parte represiva, parte muchas veces de la base que dejó el gobierno del Frente Amplio, pero luego va mucho más allá. Incluso toda la reforma de ‘vivir sin miedo’ de Jorge Larrañaga que perdió, es colocada en la LUC y nosotros entendemos que contra eso hay que ir, decididamente. Toda la parte de inflación punitiva que fue rechazada por la Unidad Popular ya en aquellas reuniones en la Torre Ejecutiva y luego en la actuación parlamentaria, ese capítulo tiene que ir.
El tema de ANCAP y el tema empresas públicas; finalmente el Frente accedió a colocar dos artículos que había votado para privatizar ANCAP, colocarlo porque ahí ya no había forma de atar la mosca por su cola, porque era imposible -nos parece a nosotros- para la propia cúpula del Pit Cnt hacer pasar eso, aunque en principio hubo voluntad de hacerlo.
Dos artículos en materia de Educación que también aceptó poner el Frente a regañadientes, a los tironeos, pero que no abarcan el conjunto del capítulo Educación. Para nosotros el capítulo Educación tiene que ir entero, porque ahí están las esencias del modelo. El tema Seguridad, el tema empresas públicas, el tema URSEA y URSEC,  Unidades Reguladoras que…

 

Hernán Salina: Ya están incidiendo en las subas para enero de las tarifas, hay problemas por la incidencia de URSEA.

ER: A partir de que se reglamente eso en la LUC la incidencia va a ser mucho mayor, porque dejan de cumplir un papel regulador y pasan a cumplir un papel de definición de políticas de las empresas públicas. Además con una vinculación directa con el Poder Ejecutivo y avanzando en un proceso privatizador que es el que está planteado.
El tema del Fondo de Estabilización Energética, que cuando el Frente Amplio decidió en el último año, dedicar los excedentes –fue en la última Rendición de Cuentas- del Fondo de Estabilización Energética para las obras de UPM nosotros nos pusimos de punta y muchos de los que están en el gobierno hoy, denunciaron esto y además reclamaban a los gritos que esta plata debía ser para bajar las tarifas. Pero ahora se unificaron la coalición y el Frente Amplio y esa plata va para ‘obras de infraestructura. Y cuando se dice obras de infraestructura ¿de qué hablan? De todo el atraso de UPM; va derecho para UPM. O capaz que obras para infraestructura será por ejemplo, para allanar la privatización de los aeropuertos del interior.
Esto no tiene nada que ver con el desarrollo del país.
Pero además, el Fondo de Estabilización Energética es tarifas que pagamos nosotros de más, para bancar si se viene la crisis y no pagar mucho más. Acá se le roba al pueblo uruguayo esa plata.
La utilización de una parte de las ganancias del Banco República para obras de infraestructura. ¿Cuáles? Las de UPM. Sin ninguna especificación. Esto no sólo que lo votó el Frente Amplio sino que ahora no se impugna por parte del movimiento sindical e incluso del cooperativismo.
En la parte de vivienda, esto lo hablamos con los compañeros de FUCVAM (Federación Uruguaya de Cooperativas por Ayuda Mutua) , ahora se impugna todo un capítulo vinculado a todo lo que es una definición de alquileres, qué es el desalojo presto y lo demás. Hay otra parte, que a los cooperativistas yo les pregunté si eso iba a ir y después no fue; que habilita a que MEVIR (Movimiento de Erradicación de la Vivienda Insalubre Rural) se instale en poblaciones de más de 15.000 habitantes. Eso va directamente contra el cooperativismo de vivienda.
La historia se va reescribiendo, se van generando relatos, me gustaría que investigara la gente qué opinaba la izquierda de MEVIR.
Cuando nace MEVIR de la mano de (el Dr. Alberto) Gallinal, oligarca de fuste, era el emblemático oligarca en el Uruguay en la década del ’60; -ahora la estancia principal del es turística, no sé qué habrá pasado con sus campos- pero era un latifundista más vinculado a la rosca financiera y ganadera, que instaló el MEVIR –y hay que leer las críticas que se hacían desde la izquierda- para sacarse de arriba, para no bancar más a los peones y sacárselos de arriba en las estancias, porque antes vivían en las estancias. Ahora pueden decirte que los están proletarizando, todo verso, se sacaron un lío de arriba. O hay quienes dicen que la vivienda que tienen es mejor, puede ser, pero también podías exigir tener condiciones de vivienda digna dentro de los establecimientos rurales. Yo conocí los galpones donde vivían los trabajadores del tambo que eran como las barracas del penal, apilados en aquellas barracas.
Bueno, eso no se impugna. Y eso va directamente contra lo que ha sido uno de los pilares del movimiento social que ha sido el movimiento cooperativista.
Por eso decimos que era todo o una parte. Pero, del todo ¿cuál es la parte que reamente necesitamos golpear para golpear el proyecto de la derecha?
Por ahí sale el documento de la Unidad Popular con 230 y pico de articulas a impugnar, muchos de los cuales habían sido votados por el Frente Amplio, que colocamos a consideración del conjunto de las organizaciones que impulsan el referéndum.
En el interín, desde la primera intersocial que reunió más de 80 organizaciones –creo- de todo el país, de diversa dimensión: Ahora, en un momento de desorganización, en un momento de desbande, de falta de participación, que la gente se junte en sus barrios, en sus zonas, en torno a objetivos que van más allá de cosas muy limitadas para enfrentar lo que llaman el proyecto de la derecha, es muy positivo.

 

HS: Y podemos convenir que muchas de esas organizaciones -como se dijo en algún momento en las discusiones en esas reuniones- muchas de esas organizaciones contribuyeron a movilizar gente más que el Pit Cnt, en estos últimos años, en determinadas instancias o por determinados temas.

ER: Bueno, bueno puede ser.
De lo que sí estoy convencido es que a la hora de salir a juntar firmas, porque tuvimos la experiencia del agua, de la Ley de Riego, que incluso en el Congreso del Pit Cnt no dejaron recoger firmas cuando había un sindicato que había resuelto impulsarlo; fue notorio el boicot que le hicieron porque era una Ley del gobierno del Frente Amplio. Y hay una cúpula, una parte de la dirección del Pit Cnt que trabaja directamente para sostener el proyecto del Frente Amplio en estas condiciones y con este proyecto.
Entonces, reunido este conjunto de organizaciones se encuentran -los que se llaman organizaciones mayoritarias- con una realidad que no les convenía, ya que la gente iba contra toda la Ley. Nosotros en esas condiciones, decíamos que planteamos la parcialidad pero cuando aparecen los 116 artículos del Pit Cnt –que eran una vergüenza- dijimos entre esa parcialidad y la totalidad, si hay que sumar, sumamos para la totalidad. Porque lo otro era realmente un engaña pichanga, porque el planteo del Pit Cnt era la táctica de (Rafael) Michelini: poner a la gente a juntar firmas para que no haga lío y qué además no signifique nada, porque realmente no vas a modificar sustancialmente nada. Y con una propuesta tan limitada como la que finalmente quedó, es difícil que motives a la gente a movilizarse y a dar la batalla. Hablando con los compañeros de todo el país, nos están diciendo de la calentura que hay en las organizaciones sociales con respecto a lo que pasó.

 

HS: Y en los gremios de la Educación, nos dicen militantes de la Educación, particularmente por lo que pasó con todo ese capítulo.

ER: Porque acá hay otra realidad, cuando se habla de la representatividad, el Pit Cnt dice nosotros tenemos la plata, nosotros somos los más representativos, nosotros mandamos. Así se partió la intersocial, a partir de la presión del Pit Cnt que viene de la presión del Frente Amplio que se movió duramente para quebrar la intersocial, para que no se le cuestionara justamente lo que ha sido su política.

 

HS: ¿Porque podría  ser una apuesta a futuro ese espacio que tomara un rumbo muy distinto al del Frente Amplio?

ER: Yo diría que el cuestionamiento a la cantidad de artículos que votó el Frente Amplio es desnudar la política del Frente Amplio. E incluso, tengo que decir la verdad, dentro del Frente Amplio hubo sectores minoritarios que no hacían ningún problema en ir contra artículos que votaron. Pero la mayoría, además de conflictos internos, porque ahí quién sustenta el proyecto de una intersocial de estas características está muy vinculado orgánicamente al Partido Socialista; y quienes defienden la primacía del Pit Cnt timoneando en el movimiento social están más vinculados a los sectores del Partido Comunista y Articulación. También estuvo ese conflicto por detrás.
Pero cuando se da todo este debate y empiezan a agudizarse las contradicciones llega un momento que nos pareció que se pone un freno definitivo a esa iniciativa de la gente, para salvaguardar los intereses del Frente Amplio. Y se corta la negociación y se quiebra la intersocial. Y en esas condiciones entonces es qué se va a poner en funcionamiento esta convocatoria a un referéndum que va por una parte sola de la LUC –y yo insisto, para nosotros no era la totalidad o la parcialidad, eran los contenidos- pero con un contenido lamentable, dejando aspectos realmente regresivos, reaccionarios y antipopulares de la LUC.

HS: Pero el argumento de decir son cuestiones tácticas para juntar determinadas fuerzas para comprometer al Frente Amplio a juntar firmas, las cuatro organizaciones con más nombre o que movilizan gente, era esto o la nada. Incluso el argumento que el Pit Cnt era el principal aportante de recursos para la campaña.

ER: El tema es que uno no va a una batalla porque sí, y para que pase tiempo con alguna ocupación. Uno va  a una batalla por determinados contenidos y con objetivos.
Entonces, en el devenir de este de este proceso, que eso habla también de nuestras debilidades en cuanto a la capacidad de incidir y de dar vuelta algunas situaciones, nos ponen en el compromiso de acumular fuerzas; creo que la Unidad Popular actuó con claridad, con argumentos, con responsabilidad, no es que nos quedamos como espectadores a ver qué pasaba, colocamos una propuesta. Era notorio y sabíamos que con nuestra fuerza no era que podíamos imponer eso; pero pusimos una referencia del punto de vista de los contenidos.
La resolución que finalmente toman las cuatro organizaciones –FEUU, Pit Cnt, FUCVAM, Intersocial Feminista- termina adecuando todo, o poniendo todo al servicio de los intereses del Frente Amplio. Digo por la limitación y la pobreza de los contenidos. Fue más importante no impugnar lo que el Frente Amplio votó, que realmente enfrentar la política de la derecha. Esta es la realidad.
Hablan de la representatividad –mencionabas a los trabajadores de la Educación- hemos hablado con compañeros que están en Fenapes, por ejemplo a lo largo y ancho del país, que votaron mayoritariamente por ir en contra de toda la Ley. El representante de ellos en el Secretariado o en la Mesa Representativa, dio vuelta el voto.  Lo mismo decían los compañeros de AEBU.
Entonces, ¿cuál es la representatividad? Porque a los que ellos representan, votaron porque querían otra cosa. Se arregló arriba por mandato político partidario, ¿Dónde  está la independencia tan cacareada de clase que tienen?
Eso también, creo que todo ese proceso ha ayudado a que mucha gente empiece a visualizar con mayor claridad esta problemática que está instalada en el movimiento popular y que debemos que trabajar para revertirla.

 

HS: ¿Se podría haber encarado este referéndum sin el Frente Amplio?

ER: Yo creo que sí y no sería la primera vez. No había garantía de victoria con el Frente Amplio y mucho menos la hay ahora con el Frente Amplio.
Pero la lucha contra la Ley de Riego, se hizo sin el Frente Amplio.
Y yo recuerdo aún estando en el Frente Amplio nosotros, hace muchísimos años, que se fue a un referéndum por el tema de las jubilaciones, en contra de una definición del gobierno –no recuerdo di era el de Sanguinetti o el de (Luis Alberto) Lacalle- y el Frente Amplio no acompañó eso. Lo acompañamos algunos sectores del Frente Amplio y un solo sindicato, que era Adeom, con los jubilados. Y ganamos.
Es cierto que eran condiciones distintas y temas distintos, pero si claro que se puede.
Además, la amplitud -nosotros lo dijimos cuando nos reunimos con el Pit Cnt- nosotros estamos dispuestos a la mayor amplitud, a trabajar con todos los que coincidan en enfrentar esta Ley. Ahora, la amplitud tiene un límite que es el contenido. No es todos entreverados, no.  Nos juntamos para enfrentar tal cosa.
En esas condiciones estábamos dispuestos a trabajar con todos lo que se sumaran, incluso se ponía el ejemplo de las empresas públicas que hasta Sanguinetti se sumó al final allá en el ’92. Nosotros dijimos, manteniendo determinados contenidos vamos juntos.
Ahora, en esta realidad es que ayer la Unidad Popular considerando esta situación, plantea tres cosas que son para nosotros muy importantes.
Primero, ante esta realidad decidimos no integrarnos a la Comisión Pro Referéndum que se arme para impulsar este contenido de mini enfrentamiento a la LUC. O sea, no vamos a avalar con la presencia de la Unidad Popular este proceso.

 

HS: ¿Eso lo resolvió el Coordinador?

ER: Si, anoche.
En segundo lugar, decimos que no vamos a hacer campaña en contra del referéndum.  Una cosa es no participar y denunciar su contenido, su pobrísimo contenido; pero si quieren anular cuatro aspectos de la LUC está bien que lo anulen, no nos vamos a poner en contra de eso, decimos que no modifica sustancialmente el campo de la LUC:
Y por último, es que hay compañero que están insertos en organizaciones sociales, sindicatos o intersociales que van a participar juntando firmas por esto, obviamente lo harán, no es una cosa que vaya en contra de los principios de Unidad Popular, participarán pero también en cada lugar denunciando esta realidad.
Utilizando el contacto con la gente para decir: “mira, lamentablemente quedó sólo en esto, lo que habilita a la derecha a avanzar en esto, en esto y en esto, porque no hubo voluntad por parte, fundamentalmente del Frente Amplio y de su principal aliado el Pit Cnt, o la propia FEUU, que yo hablé con gente que está en la Mesa Chica y me decían que la FEUU fue con el voto definido contra toda la Ley y en qué instancia, qué asamblea, en qué lugar resolvieron cambiar el voto. No hubo nada. Fue en el mismo momento. Entonces eso también habla de cuál es el grado de representatividad de determinados cargos que utilizan una estructura con historia y todo lo demás, pero ¿en qué Facultad se definió cambiar la posición? Sería bueno saberlo.

 

HS: Curiosamente uno de los aspectos que más resalta en estos documentos de autocrítica del Frente Amplio que están ahora circulando, es la separación de las organizaciones sociales o la pérdida del vínculo con las organizaciones sociales. Esto no parece ir en un camino de fortalecer esto.

ER: Esto agiganta el vínculo, que además habla de la soberbia de algunos de sus dirigentes. Yo cuando escuchaba las declaraciones de Michelini, aparte de su contenido repudiable, se vio cuánta soberbia hay en esta gente para plantear cosas así; cómo se disponen a manejar a la gente.
Ahí aparecen los antecedentes del 2002, cosa que denunciamos, batalla que dimos también en el 2002.

 

HS: ¿Por qué te parece que el Frente Amplio da ese paso de presionar? ¿Lo ven como un costo político muy duro que un referéndum elimine cosas que ellos votaron o hay un temor en la separación de campos que lleven adelante luchas hacia el futuro, perdiendo el Frente Amplio como referencia central política?

ER: Seguramente lo hay. Si vos en el Parlamento votaste eso y después la gente va a anular lo que vos votaste, te está diciendo ‘loco qué votaste’. Tal vez si uno lo mira desde un punto de vista de una resolución inteligente, ya que hacemos tanta autocrítica hacemos otra más y vamos por esto.
Pero ahí hay una colisión, un choque, con lo que se defiende auténticamente. La mayoría de los sectores del Frente Amplio defienden este modelo. Su cúpula defiende este modelo.

 

HS: Ellos –Mario Bergara, etc.- argumentan que mucho de lo que votaron se lo pidieron organizaciones.

ER: No es verdad. Esto nos lo dijo FUCVAM, estuvieron tres meses buscando las organizaciones que habían mejorado, lo ha dicho Gustavo González incluso públicamente en la prensa;  salieron a buscar las organizaciones y creo que encontraron 18 artículos -por ejemplo los Animalista- habían conseguido que incluyeran algún elemento. Ahora no creo que ninguna organización haya apoyado y pedido para que le den palo en una huelga, para que los desalojen de los lugares de trabajo, etc. Creo que por ahí no caminó.
Por eso digo ¿qué motivó? Motivó me parece, que la confirmación de qué modelo defienden, ellos están para confrontar y para pelear por el control del gobierno, no por el cambio real del modelo.

 

HS: Hay un montón de mensajes que están llegando de gente que dice que están escuchando y saludando, de Mauro San Martín, Juan de Melilla, Guillermo Chifflet desde España, y algunos están mirando también por youtube. Martín Andrada desde Paysandú, Teresita de La Teja dice “estamos escuchando al firme”; Óscar desde Sídney, desde Australia; Luis Pérez de Jardines del Hipódromo; Mario, Gerardo Carbone manda un audio veremos si nos da el tiempo para escucharlo ahora; Héctor del Buceo dice: “Buen día, el  doctor Gallinal dividió en vida sus campos entre sus hijos sólo se había quedado con el casco”; Daniel Sugo de la empresa Centinela; Óscar Du Petit también saludando; Doris de Shangrilá, Gloria Sellera que está mirando también la entrevista; Danilo de Punta de Valdez; Jorge; Juan Carlos de Las Piedras; Miguel Puig desde África está escuchando y dice “yo no puedo creerlo lo que tenía pensado el imperio en el Documento de Santa Fe que el gran enemigo a dispersar eran los movimientos sociales pasa desde adentro, increíble”. Bueno Mirta está escuchando, Hellen dice “Muy buena la entrevista”.
Un montón de mensajes que han llegado.

ER: Un saludo a todos los compañeros que están escuchando.

 

HS: Repasamos que la UP resolvió no participar de la Comisión, la militancia de la UP que están en organizaciones sociales participar pero planteando esto. ¿Qué más Rubio se estuvo viendo ayer?

ER: Bueno, eso fue lo central.
Esta crítica que va a ser a fondo no implica que nos pongamos a contra campaña,  simplemente decimos por qué orgánicamente la Unidad Popular no va a estar allí y también creo que esto va a recoger el sentimiento y expresar la bronca de muchísima gente que se ha movilizado en torno a esto, también en la búsqueda de caminos de organización y confrontación. Nosotros seguiremos enfrentando los aspectos negativos de la LUC:

 

HS: ¿La UP como tal va a juntar firmas?

ER: No, nosotros no participamos en la Comisión Pro Referéndum, los compañeros quedan en libertad de hacerlo.

 

HS: ¿Desde espacios sociales?

ER: Si, claro. Es casi una redundancia decir esto, pero si vos estás en un lado y sos parte de ese movimiento vas a estar allí.
Nos decía compañeros que participan de inter sociales zonales, que han definido que a pesar de todo y en contra de la resolución van a estar en eso; ya hay una deserción importante de gente. Que esto es lo grave. Cada golpe de estos te desmoviliza, te desorganiza y ahí viene el gran desafío nuestro de colocar también horizontes de lucha que puedan organizar.
Se dieron cosas… A ver un compañero planteaba si no hubiera sido mejor de entrada ir contra toda la Ley y después venir hacia la parcialidad. Ayer hubo instancias importantes de participación de militantes del 26 y casi unánimemente coincidían en el acierto del camino recorrido. No es que uno dice voy por todo y después agarro lo que venga. No. Decidimos ir por los contenidos, no por la cantidad.
Entonces sacar lo que estorbaba y lo que te podía generar incluso confrontaciones con sectores sociales que se veían representados. Por ejemplo, el caso de los medicamentos de alto costo, cómo fundamentas a la gente que le querés anular esa Ley, no le podemos decir después lo ponemos en otra, porque nosotros no estamos en el Parlamento, no podemos poner nada.
Y después compañeros que dicen que no camina el referéndum que con la LUC no pasa nada y como contraparte decían de por qué no tomamos la iniciativa de ir por todo. Pero entonces ¿vale la pena o no vale la pena? Ese debate hay que darlo antes, es una reflexión o una hipótesis sobre algo que ya pasó, es casi como distorsionar la realidad para justificar una táctica. Yo creo que hay que ser muy serios, muy responsables.
Creo que actuamos con responsabilidad, en las condiciones que estamos, venimos de duros golpes nosotros. No es que estamos con la Unidad Popular a 100 por hora hemos tenido derrotas electorales.

 

DM: ¿Para la UP fue importante este proceso?

ER: Si. Porque nos permitió generar instancias de debate interno, actuación pública, vinculación con muchísimas organizaciones sociales, no estoy hablando de las grandes  donde fuimos a la reunión ya sabiendo que allí había un campo complejo; no, de vinculación con muchísima gente, a lo largo y ancho del país, que reconoció en la propuesta nuestra por lo menos la seriedad. Se generaron hechos, de un grupo de sindicatos que nos quiso vincular con el Frente Amplio, metiendo todo en la misma bolsa, creo que hoy estaría claro para todos los que han intentado mezclarnos en la misma bolsa cuán diferentes son las posiciones en el contenido, no quedándose atados a la forma.

 

DM: ¿No está en discusión la participación en el proceso?

ER: No, al contrario. Nosotros somos una fuerza política que estamos en esta realidad y podés estar ausente, es una opción. Y dedicarte sólo a tal cosa, a plantar la huertita tuya, etc. O decidís tratar de pelear y de incidir en política en la medida de tus fuerzas. Esto fue lo que definimos y creo que fue correcto y logramos un objetivo, la Unidad Popular de alguna manera estuvo también en la opinión pública, en la medida de nuestras fuerzas. Y los compañeros recorrieron este proceso, organizadamente, participando en organizaciones sociales, en el barrio, en el sindicato. Y como saldo más que positivo nos dejó una cantidad de vínculos que no teníamos y que empiezan a consolidarse ahora.
La incorporación de nuevos compañeros a la militancia. Nos pasó el otro día cuando se hace la Regional Este del 26 de Marzo, donde se encuentran los compañeros con la sorpresa de incorporación en Lavalleja de gente fundamentalmente joven, vinculada a la Educación y que vienen del Frente Amplio, repudiando, rechazando, lo que ha sido la política del Frente Amplio en todo este último tiempo.

 

DM: Esta ruptura que mencionabas en la interesocial ¿puede generar algún nuevo ámbito que permitan también un escenario positivo desde el punto de vista de la lucha?

ER: Creo que el camino andado abonó el campo que debemos trabajar hacia delante con ese objetivo.
De los tres ejes que el gobierno ha definido, el Presupuesto ha pasado y casi sin pena ni gloria. Yo no recuerdo un Presupuesto con menos movilización. Está el tema de la pandemia, pero no es la pandemia.

 

HS: No, porque ha habido movilización.

ER: Ha habido alguna, pero pasa que vemos a algunos sindicatos negociando por la suya, en un tuya y mía, aceptando una rebaja salarial sin lucha; porque hay circunstancias, conocemos gremios, que van a terminar sufriendo una la rebaja salarial pero después de años de lucha, de confrontación, de pelea, de búsquedas, bueno, ahí medis fuerzas y a la hora de ver entre el trabajo y un poco menos de salario, elegís defender el trabajo.
Ahora, a nivel de la central, de la máxima dirección del Pit Cnt hubo un cambio de figuritas sin un minuto de lucha. Ni siquiera de información.
Nosotros nos encontramos en el tema de la LUC, hablando con compañeros, que les preguntamos -concretamente de la Federación Uruguaya de la Salud- qué estaban viendo en la Comisión Interna sobre el tema de la LUC y no tenían idea, nunca les bajó información. Nunca.
Eso también habla de qué forma de funcionamiento y qué democracia existe.
Entonces, estuvo el Presupuesto, la LUC quedó en lo que quedó; ahora queda otro capítulo que es central, pero central, que es la reforma de la seguridad social.
Y aquí sí que de antemano ya están divididos los campos.
Por ejemplo, la Unidad Popular propone la anulación del capítulo de seguridad social en la LUC. Cuestionábamos lo de la formación del Comité de Expertos y nos decían no pero ya está formado. Pero vamos a cuestionarlo porque esto es un cuestión amiento político.
Ni el Pit Cnt ni el Frente Amplio aceptaron cuestionar eso. Porque ya están involucrados en ese proceso. Y cuando hubo que escuchar las argumentaciones, que los uruguayos vivimos mucho, que la relación activo - pasivo es insostenible,  entonces van por el camino del Fondo Monetario todos. Todos.
No he escuchado un cuestionamiento a las AFAP’s. Ni uno solo.
Al revés, las AFAP’s están proponiendo que cambios deben hacerse para que ellas ganen más plata.
Cuando en esta situación de pandemia, miles de uruguayos fueron al seguro de desempleo y muchos eran cotizantes de las AFAP’s, les preguntamos ¿qué les dieron las AFAP’s en todo este año? Nada.
Un día habrá que agarrar el tema del Sistema Nacional Integrado de Salud. Las mutualistas siguen cobrando las cápitas de los que no tienen, de los que se fueron para ASSE. El Estado les está asegurando la ganancia a las empresas de medicina privada, que son las mutualistas. ¿Esa es la socialización de la medicina?
Los atiende en ASSE y les paga a las mutualistas para que no pierdan plata. Además con una gestión destacada del principal dirigente de la FUS para que eso sucediera.
Y no estaban haciendo los hisopados hasta que no les dieron 480 millones de pesos. Tenemos testimonios durísimos, de gente que ha estado una semana y media con condiciones de que eran covid cantado y que no les fueron a hacer hisopado ni aislaron a nadie.
No es el tema de hoy, pero para retomar temas ideológicos. Porque cuando nos dicen que la Unidad Popular ha cuestionado apenas éticamente a la gestión del Frente Amplio, no es así, lo cuestionamos. Porque la ética es parte de ideología, no hay ideología que no refleje una ética determinada. Pero el cuestionamiento al Sistema Integrado de Salud,  a las privatizaciones; a Aratirí, a la regasificadora, tiene que ver con proyectos de país. Y lo cuestionamos duramente. Y el Sistema Integrado de Salud es otro eje de confrontación en esta batalla ideológica. Pero me fui de tema.
Decía que se viene la reforma de la seguridad social y creemos que en este ámbito que se ha ido generando de movilización incipiente a nivel de las intersociales hay que colocar este tema, porque todo el Parlamento va a terminar apoyando esa reforma. Ojalá me equivoque y haya alguna voz disidente.
Pero los partidos que integran el Parlamento van a apoyar la reforma de la seguridad social neoliberal que se viene, quitando derechos a los trabajadores y fortaleciendo los privilegios del sistema financiero.

 

HS: Vamos con algunos mensajes, dice Gloria: “Desde el principio fui reacia a la juntada de firmas o sea apoyo la decisión de la Unidad Popular”.
Cristina Otero dice: “En la parte sindical de la Ley, si esto sale como está es una clara reglamentación sindical. Saludos a Eduardo”.
Helen dice: “Gracias a la imprescindible por la entrevista”.
Richard Marquéz: “Compañeros desde Tacuarembó estamos escuchando a Rubio. Vamos arriba”.
Gustavo de Paysandú dice: “Saludos al Flaco desde Pueblo Porvenir, compartimos charlas en casa con él”.
María Elena Melo, que está escuchando también. Mirta, que dice que está reenviando estas cosas que mandamos de la Radio. Luis Soria, el pescador, dice: “Estamos escuchando. Se repiten en el tiempo las traiciones de integrantes del Pit Cnt, me acuerdo claramente con el artículo 29 de la Ley de Inversiones sólo levantamos firmas 8 sindicatos ya que en todas las Mesas Representativas no se definía esperando por el Frente Amplio. Y cuando fueron gobierno incrementaron las exoneraciones impositivas a las multinacionales y a la burguesía. Saludos para todos”.
Mauricio de la Unión dice: “Buen día, saludos a Eduardo. Con la reforma de la seguridad social hay que ir con las dos piernas como en el fútbol. Ahí la gente se va a dar cuenta de quién defiende los intereses del FMI o los intereses del pueblo. Saludos”. Carlos Lima de Salinas está mandando un audio, veremos si da el tiempo. Y Jorge Olivera desde Argentina dice: “Capaz que es tarde la pregunta pero ¿esto ha  servido para mejorar el relacionamiento con otras organizaciones políticas y sociales? Y en esto quedó claro lo que nos atacaban, el juego a la derecha los dirigentes del Pit Cnt quedaron expuestos. Vaya un abrazo a Rubio y a los compañeros de la radio. Seguimos en la lucha de ideas para construir organización”.

ER: Creo que es así y que ese horizonte de la batalla en defensa de la seguridad social, en rechazo a la privatización y al robo de derechos conquistados por los trabajadores, nos plantean un horizonte de lucha muy importante. Y un compromiso.
Ayer decíamos en las Departamentales que esta batalla no es para los jubilados, esto es para los trabajadores y para los jóvenes. Porque esta reforma a quién le va a arrancar la cabeza es a los trabajadores de hoy y a los jóvenes que van a empezar a trabajar.
Y ahí hay un modelo de país.
Vos querés mejorar la relación activo pasivo, bueno inversión pública y generación de fuentes de trabajo. No hay vuelta.
Si vos seguís tercerizando, privatizando, cerrando fábricas no hay forma de que se mejore esa relación.
Si le seguís dando privilegios inéditos; y acá entra la reforma de la Caja Militar cuando estuvo en el Parlamento, los que nos acusaban de no haber votado un impuesto trucho por un año, cuando hubo que discutir la reforma de la Caja Militar nuestra propuesta fue que el tope de la jubilación de los militares fuera el mismo que para el BPS, se negaron a llegar al tope los de la hoy coalición multicolor y el conjunto del Frente Amplio.
Además de condiciones de privilegio que no logramos quitar en aquel momento porque no la llevó el gobierno del Frente Amplio.
Me quedó pendiente de la LUC, una cosa que no se tocó, que no se quiso impugnar es todo el capítulo de las PPP. El régimen de las PPP es un robo al país, es el sistema de construcción del tren de UPM; es el sistema de construcción de la cárcel de Punta Rieles. Si hay experiencias de cuánto nos endeudamos aunque no figure como deuda, multiplica la deuda del Uruguay, privatiza elementos esenciales de la gestión pública. No se la toca.
No hubo acuerdo, nadie quiso ponerla.
Claro la Ley de las PPP fue aprobada en el primer gobierno del Frente Amplio. Recuerdo que fuimos unos cuantos a las barras y en la discusión (Jorge) Gandini les dijo a los del gobierno del Frente Amplio: “Bienvenidos al neoliberalismo”.
En una cuestión muy concreta, muy real, muy gráfica.
Así que ahora nos queda ese horizonte por delante, vamos a meternos de lleno en la batalla por la seguridad social junto con otras tareas que para nosotros -ahora hablo en términos partidarios- son imprescindibles.
Tenemos que dar un fuerte impulso a la venta del diario La Juventud que viene creciendo pero esto implica un esfuerzo militante y un compromiso grande.
Estamos muy comprometidos en el fortalecimiento orgánico y en la inserción de nuestros compañeros en los movimientos sociales.

 

HS: Con esto de la desocupación que crece por el tema de la pandemia, ¿cómo se encara desde Unidad Popular y del 26 de Marzo ese aspecto de la realidad?

ER: Estamos insertos en esa realidad, en la lucha por el trabajo, por el salario, es un aspecto central. Es planteo programático nuestro, pero además es planteo concreto de nuestros compañeros en sus lugares de militancia en el plano social, esta batalla. Basta escucha la radio en la mañana, para saber cuántas batallas se están dando, dispersas, parceladas, sin un respaldo concreto, pero bueno vamos a estar empujando en ese sentido.
Tratando de construir organización en el plano político pero aportando y al desarrollo de toda la expresión de organización social. En eso el compromiso s permanente y la situación lo va a exigir sabiendo que no es nada fácil.
Hay otro elemento para nosotros –estoy hablando como 26 de Marzo- es que se viene el año del 50 aniversario del 26 de marzo.
El año que viene vamos a estar conmemorando 50 años de vida. Y hay una iniciativa allí, se está por conformar un grupo de trabajo para que no sea solamente el acto; que a esta altura no se si podremos hacer acto porque esto viene complicado.
Pero que sea un año referido al rescate de la historia, al rescate de lo que ha sido una práctica revolucionaria que ha conocido todas las circunstancias de la lucha.
Hay compañeros que nos dicen que no hay que tener miedo a quedar en soledad; y la verdad que en nuestra historia como fuerza política hemos enfrentado las más duras soledades. Y eso no ha implicado bajar ni una sola de las banderas.
O sea que la verdad, experiencia tenemos.
También sabemos que no es buena la soledad, que a veces es lo que te impone la circunstancia, pero la construcción de alianzas, de fuerzas que nos ayuden a empujar en el camino de la lucha, es el arte de la política de los revolucionarios. Sumar fuerza a un proyecto, aunque no sea en coincidencia plena con el proyecto final, sino que en el enfrentamiento a las condiciones concretas del momento concreto.
Pero bueno, será un año para nosotros de conmemoración, de rescate de la historia y de compromiso de lucha.
Porque si hemos estado 50 años plantados en esta realidad, que atravesamos la dictadura, la cárcel, la muerte de compañeros, de exilios, la reconstrucción de la Organización; eso no puede ser simplemente una tarea contemplativa o casi de biblioteca para estudiar qué fue lo que hicimos. Tiene que ser parte esencial de un compromiso de multiplicar nuestras fuerzas en la lucha con nuestro pueblo.

 

HS: Bien Rubio, vamos a cerrar con un mensaje de un país del cual, que yo recuerde no recibimos mensajes habitualmente, que es de Portugal, allá está Agustin Casanova -el joven uruguayo que estudia en Rusia, estuvo por acá en Montevideo un tiempo- y ahora se fue a estudiar en la universidad de Coímbra que es la tercera ciudad de Portugal; y dice:
“Los estoy escuchando desde Coímbra y sobre esto de la reforma de la seguridad social, el progreso técnico que se realiza a pesar del capitalismo no por el capitalismo, permite simplificar muchos trabajos. Eso en este sistema, regido por la búsqueda de lucro se traduce en más desempleo; elevar la edad jubilatoria sólo radicalizaría el problema del desempleo. Se podría argumentar contra la reforma de la seguridad social con el desempleo” y envía “saludos a los compañeros”.

ER: Totalmente de acuerdo. Posterga ‘in eternum’ la posibilidad de los jóvenes a acceder a un trabajo.

 

HS: No es negar el progreso técnico, pero bueno si se antepone al trabajo de la gente sí. Nos parece que dio para mucho la entrevista, hay que difundirla ampliamente y seguimos conversando en cualquier momento.

ER: Un saludo a todos los compañeros y nos encontramos pronto.