VENEZUELA: “UNA GUERRA NO CONVENCIONAL, INEFICIENCIA GUBERNAMENTAL Y CONTRADICCIONES A RESOLVER” HICIERON MELLA EN LA PARTICIPACIÓN ELECTORAL
Opiniones sobre las elecciones parlamentarias de Venezuela, 7 de diciembre de 2020.

 

El pasado domingo se realizaron elecciones parlamentarias en Venezuela. Gabriel Gil, producto rural, integrante de colectivos de productores rurales revolucionarios; y el diputado Jesús Silva (Estado Lara), y miembro del Movimiento Popular Fuerza Patriótica "Alexis Vive"; realizaron un primer análisis para CX36 de los resultados del proceso eleccionario. Gil advirtió que “van a comenzar una campaña de descrédito por seguramente el porcentaje de participación de las elecciones de la Asamblea Nacional” que se debe “a una guerra no convencional extrema contra el país y además de eso a las contradicciones que hay, pero también a la situación imperialista y del esquema opositor extremo que llamó a no votar en las elecciones. O sea que mucha gente de ellos no fue a votar”, señaló. En tanto, Silva subrayó que “la tarea fundamental de los revolucionarios y revolucionarias es abrir de nuevo los caminos de la participación popular, del poder popular, de la vía hacia la construcción del socialismo por la vía del poder popular como lo propuso el comandante Chávez”. Transcribimos la nota que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/2020-12-07-opiniones-elecciones-venezuela

Hernán Salina: Bien, abrimos otro capítulo habitualmente a esta hora como siempre en lo internacional, y queremos sumar otras visiones y otras voces que ayuden a entender y a mirar más la riqueza y la complejidad del proceso que ha venido viviendo en este último tiempo Venezuela.
Vamos a empezar por nuestro compañero Gabriel Gil, productor rural venezolano que hace tiempo ya venimos escuchando informes con él desde pleno medio rural de Venezuela, desde la localidad de Humocaro Alto en el Estado de Lara, Gabriel integra colectivos de productores rurales y colectivos revolucionarios. Vamos a escuchar una primera visión que él nos mandaba, no nos jugamos a hacer contactos en directo con él porque precisamente en el lugar en el que está a veces internet, la calidad de conexión no es buena como para poder escucharlo en directo. Pero sí nos ha enviado hace un rato esta primera mirada de lo que dejó la elección de ayer domingo

Gabriel Gil: Buenos días al pueblo uruguayo, desde Venezuela les damos un gran saludo y un gran abrazo a todos los que nos escuchan gracias a Radio Centenario y a nuestro amigo Hernán Salina, les habla por aquí Gabriel Gil del Movimiento Popular Plan Pueblo a Pueblo que es una alianza popular de izquierda que trabaja con la soberanía alimentaria del país y del Colectivo Soberanía Rural.
Bueno, para informarles los resultados 1que seguramente muchos de ustedes ya lo saben del proceso eleccionario que se desarrolló ayer en paz absoluta y total, que bueno, más o menos esos resultados se esperaban. Un porcentaje de abstención alto basado en que Venezuela no está en una situación normal. Nosotros lo hemos dicho muchas veces, en una situación de guerra no convencional que necesitamos reiterarla, también hay mucha ineficiencia gubernamental que nosotros no la ocultamos y que son contradicciones que hay que resolver, pero bueno, eso obviamente hace mella en un proceso eleccionario que en una situación normal pudo haber tenido una participación mucho mayor.
Bueno, para hacer el pequeño análisis, de 20 millones de personas que tenían que ir a votar, votaron aproximadamente, según el primer parte del Consejo Nacional Electoral 5.264.104 personas, el 31% de participación. Eso quizás ha sido de las 21 elecciones que ha tenido el chavismo desde hace más de 20 años, esa ha sido la que ha tenido menor participación.
Y por supuesto, la oposición que también llamó a parte de la oposición recalcitrante hiperfascista que está tratando de destruir el país desde afuera, que llamó a la abstención, bueno, ellos lograron que mucha de su gente no fuera a votar.
El resto del sector del bloque opositor, sumados los dos bloques opositores 21%, y el Partido Comunista de Venezuela que es el que nosotros votamos 2.73%.
Como hemos dicho, las veces que hemos hablado por Radio Centenario, la situación ha sido muy, muy complicada desde el punto de vista político, desde el punto de vista económico, desde el punto de vista social, ahora es más complicada. Se han reforzado las agresiones contra la Nación y por ejemplo nosotros tenemos graves problemas con la distribución de la gasolina, graves problemas con la distribución del gas, graves problemas con el sistema eléctrico nacional que siguen habiendo apagones un día sí y un día no.
La hiperinflación es una de las herramientas que más usa el sector opositor agresor desde afuera y desde adentro para manipular la moneda, para manipular el dólar paralelo y eso se hace, lo hemos dicho muchas veces, gracias también a analistas políticos y económicos del país que, esa manipulación de la moneda no se hace o no aumenta el precio del dólar gracias a leyes económicas sino a agresiones políticas que se hacen.
Cualquier elección que se haga en el país, días antes someten a la moneda venezolana a un proceso de devaluación extrema y aumento del dólar paralelo que es el que marca desafortunadamente todos los precios en el país.
Hace dos semanas aproximadamente el dólar paralelo estaba en 500 mil bolívares y hoy día amanece a 1.300.000 bolívares. Todo el aumento de los alimentos, el aumento de las herramientas, materiales, absolutamente todo sube y es una situación de guerra demasiado complicada.
Como hemos dicho, los servicios están en una situación de debacle y este proceso de guerra al que estamos siendo sometidos implica que el país haya dejado de percibir el 99% de sus ingresos.
¿Entonces, cómo se sostiene un país que por ejemplo trabajaba con más de 70.000 millones de dólares y eso nosotros tenemos que reiterarlo, por renta petrolera, ahora por ese concepto no entran 1.000 millones de dólares? Lo último que hizo los Estados Unidos fue que nos secuestraron un barco de petróleo de más de 3 millones de barriles, lo subastaron, lo vendieron a precio (...) en Estados Unidos. Y así paré de contar.
Entonces es difícil acceder a  recursos internacionales de financiamiento y además de eso a algunas cosas importadas que son claves para el país.
Sion embargo nosotros, desde el Movimiento de Campesinos, le hemos intentado decir muchas veces al presidente que no es cierto que no se esté produciendo en el país, se está produciendo mucho y por ejemplo, en la situación alimentaria si hay voluntad política de trabajar con los movimientos campesinos que son los que están produciendo de lo que se produce en el país más del 70%, se puede solventar un 80% de las preocupaciones de la gente. Se rompe una cadena de intermediación extrema capitalista que sigue prelando en la distribución de alimentos en el país, y bueno, nosotros podemos producir adecuadamente con financiamiento adecuado, con un mercado o con una distribución aceptable de manera permanente y garantizada, y el pueblo que está en las grandes ciudades, como Venezuela tiene un porcentaje de urbanización muy alto, aproximadamente el 85% de la gente está en las ciudades, bueno, esa gente comería los alimentos sanos que está produciendo el sector campesino a precios solidarios.
Pero esas son cuestiones que el gobierno tiene que solventar.
Básicamente es lo que está sucediendo en el país, como hemos dicho, una situación extremadamente grave desde el punto de vista económico que obviamente hace mellas en lo social, en lo político seguramente va a haber conflictividad gracias a ese porcentaje de abstención que se desarrolló no solamente del sector opositor sino que del sector chavista también.
Ahí tú puedes reflejar que si el PSUV tiene un número grande de militantes, apenas obtuvo casi 4 millones de votos. O sea, mucha gente nuestra desafortunadamente no fue a votar, por todas las contradicciones internas que hay que creen, mucha gente tiene la percepción, también nosotros tenemos la misma que no se solucionan algunos problemas porque se cometen errores desde el alto gobierno, y además de eso la guerra opositora es extrema.
Eso, como hemos dicho, hizo influencia en eso.
También hay casos muy puntuales, por ejemplo, nosotros queremos visibilizar el caso ya internacional de la detención de los compañeros chavistas que hicieron denuncias de algunas mafias opositoras, de algunos integrantes del gobierno dentro de PDVSA como es el caso de la pareja joven Alfredo y Aryenis, bueno, ellos están detenidos porque supuestamente son agentes de la CIA y resulta que son personas humildes y que toda su familia es, no chavistas nada más sino verdaderos revolucionarios.
Esos compañeros están detenidos sin justificación alguna, fueron casi que acribillados moralmente en los medios de comunicación, fueron acusados como espías de la CIA cuando obviamente no tienen ningún recurso adicional que defina que recibieron algún dinero para entregarle información a los Estados Unidos. Y resulta que Guaidó que sí recibe plata de Donald Trump, que recibió 300 millones de dólares para conspirar contra el país, que se apropiaron del dinero de Citgo, que se apropiaron de dinero Venezolano que está en los bancos de Inglaterra a través del oro, y muchas cosas más, reciben dinero para conspiración, que estuvo involucrado en la operación Gedeón, al tipo nunca lo capturaron y creo que ni siquiera tiene orden de captura. Más bien hubo liberación de algunos miembros del sector opositor que desde el 2017 estaban detenidos porque hicieron ataques fascistas, ataques racistas contra el pueblo venezolano y no están liberados.
Entonces, ese tipo de casos por ejemplo hace que la gente nuestra vea que nuestro gobierno tiene contradicciones. Que incluso en la política alimentaria también hay severas contradicciones. Un ministro que habla de la burguesía revolucionaria y que es necesario que desde el punto de vista material se le está devolviendo tierras a los terratenientes cuando ese sujeto social que existe en Venezuela lo que ha hecho es mantener las tierras para engorde y que no se hable del sector campesino sino de manera instrumental nada más, que no se haga el apoyo adecuado en esta situación de crisis, y bueno, son contradicciones que nosotros respetuosamente le hemos dicho al presidente Maduro que él como cabeza principal de nuestro gobierno debe resolverlo.
Creo que eso es parte, por lo menos la base de lo que está sucediendo en el país, la guerra es extrema ahora nuevamente, ya es una guerra que como hemos dicho no es convencional, no tiene que ver todavía con una invasión, pero que es muy difícil, que ha ocasionado severas dificultades.
Lo de la pandemia se une a esta situación muy complicada, no gracias a Dios pero podemos decir que la pandemia no nos ha golpeado tanto pero sí ha disminuido la movilización de la gente, ha sido también un problema que se anexa más. Esperemos que eso se supere pronto, que llegue una vacuna y pueda superarse.
Entonces, bueno, un gran saludo al pueblo uruguayo, este es un  pueblo en resistencia, este es un pueblo en lucha a pesar de las contradicciones. Ahorita en estos momentos nos estamos preparando para irnos al conuco, a las chacras, a la milpa -como dicen en el sur- para continuar trabajando en procesos de diversificación. Estamos trabajando en materia deportiva con los jóvenes, con los adultos, hay un proceso de organización bien bueno aquí en Venezuela.
Y que la gente, bueno, por fortuna no está pasando hambre como dicen a nivel internacional. Hay una serie de cuestiones que tú dejaste de comer y que dejaste de disfrutar, aquí como hemos dicho y repetimos, la situación económica es muy difícil, pero bueno, es un pueblo en resistencia y es un pueblo en lucha.
Esperemos que salgamos adelante de esta situación y también esperamos finalmente que no crean las matrices de opinión que se generan a nivel internacional y que se van a generar.
Ahorita van a comenzar una campaña de descrédito por seguramente el porcentaje de participación de las elecciones de la Asamblea Nacional. Ese porcentaje de participación es debido a lo que ya dijimos, a una guerra no convencional extrema contra el país y además de eso a las contradicciones que hay pero también a la situación imperialista y del esquema opositor extremo que llamó a no votar en las elecciones. O sea que mucha gente de ellos no fue a votar.
Un gran abrazo y esperemos estar en contacto en un próximo momento

 

HS: Un gran abrazo a Gabriel, productor rural revolucionario desde el centro de Venezuela.
Vamos a sumar en esta mirada desde Venezuela a Jesús Silva que es un diputado al Consejo Legislativo del Estado Lara, el mismo Estado donde vive Gabriel Gil, y miembro del Movimiento Popular Fuerza Patriótica "Alexis Vive" en este audio enviado también para Radio Centenario

Jesús Silva: Saludos a Radio Centenario de Uruguay y al camarada Hernán Salinas desde Venezuela, cuna del libertador Simón Bolívar, estamos en la ciudad del Tocuyo Estado Lara. Mi nombre es Jesús Silva, militante revolucionario y diputado del Consejo Legislativo del Estado Lara.
Queremos compartir con ustedes algunas apreciaciones al respecto de las pasadas elecciones ayer 6 de diciembre en nuestro país. Se realizó la elección para designar diputados y diputadas al organismo, al Poder Legislativo nacional, a la Asamblea Nacional.
En Venezuela es recurrente, es normal que hayan elecciones cada un año o dos años máximo se hacen elecciones en nuestro país. Entonces, bueno, es como parte de la cotidianidad de los venezolanos y venezolanas despertarse un día después de unas elecciones, en este caso elecciones parlamentarias.
La primera cosa que queremos fundamentar, presentarles, es que podemos celebrar que estamos saliendo de una Asamblea Nacional, de una representación en la Asamblea Nacional venezolana que le ha hecho mucho daño al país y al pueblo venezolano. Dado que la directiva de esta Asamblea Nacional y su conjunto, un importante número, han colocado el organismo de legislación nacional en función de intereses que se alejaron cada vez más de los intereses del pueblo y de la nación. A la luz de que los vimos salir al exterior a promover las sanciones contra nuestro país, las sanciones que ha aplicado el imperialismo norteamericano contra nuestro país, el boicot que ha implementado el imperialismo y los poderes mundiales contra la economía de nuestro país y que las consecuencias se han traducido en terribles números que nos han devuelto a situaciones que el gobierno bolivariano del comandante Chávez en su tiempo había avanzado desde el punto de vista de la justicia social y de la igualdad social.
Eso queríamos precisar como primer punto, la alegría que nos embarga a todos y todas por haber superado ese momento oscuro para los intereses de la Nación, tener un organismo del Estado prácticamente dirigido desde los Estados Unidos de Norteamérica.
En un segundo punto queremos también hacer una fotografía, digamos, de lo que fue la participación popular en estas elecciones. Nuestra Constitución plantea, en el Artículo 5 la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela que la soberanía reside intransferiblemente en el pueblo.
Es decir, el pueblo es el depositario de la soberanía y la va a ejercer según nuestra Constitución a través de mecanismos de democracia participativa, a través de las asambleas populares, la asamblea de ciudadanos y ciudadanas, el referéndum, las consultas, los cabildos abiertos. O sea instancias de participación populares que van a privilegiar el ejercicio directo de la soberanía.
E indirectamente, según nuestra Constitución, a través de elecciones el pueblo va a expresar su voluntad. Nuestra Constitución es clara en eso.
Ahora bien, ¿por qué traemos este articulado de la Constitución y esta referencia? Porque nosotros creemos que los números de participación realmente son bajos.
La participación ha mermado lamentablemente y lo tenemos que decir así, ha mermado, está alrededor de un 30% y tanto, no va a llegar a un 40%, va a ser 34 o 35 por ciento cuando hay una cultura de participación popular.
Mira, aquí cualquier día de la semanahabían asambleas populares, había una elección de un Consejo Comunal que es un organismo vecinal, había una elección en un sindicato o había una discusión o una asamblea para decidir sobre cualquier proyecto, cualquier plan o cualquier problemática de cualquier comunidad, de cualquier sindicato, de cualquier organismo de expresión de la participación popular.
Esa situación, eso ha venido mermando. La participación política de los venezolanos y de las venezolanas ha venido mermando. No solamente en el tema electoral sino en el tema político como tal. Y es que nosotros creemos o estamos convencidos de que el ejercicio de la política en manos de élites, en manos de cogollos, de cúpulas, no le hace bien a la democracia y a la participación popular. No anima a la participación popular.
Entonces, ese ejercicio va haciendo, va trayendo como consecuencia que de alguna otra forma vaya retrocediendo los caudales de participación que habíamos visto en otras elecciones y los caudales de participación ciudadana en el qué hacer de la vida política, de la participación popular.
Entonces esa fuerza constituyente, esa fuerza de expresión de soberanía, no se ha ido expresando, no va teniendo canales de participación. A todas estas hay un movimiento importante, por ejemplo la Unión Comunera que es una expresión de trabajo popular donde se van articulando comunas en todo el país. Bueno, está naciendo, hay otras expresiones también de comunicación popular como la Asociación Nacional de Medios Comunitarios Libres y Alternativos, existen esas expresiones, pero lamentablemente ese tipo de expresiones han dejado de tener una gran potencia de participación popular que se exprese realmente en el tema electoral y en el ejercicio de la soberanía.
En el caso de la Unión de Comuneros es una expresión que está naciendo y no podemos achacarle absolutamente nada.
Pero una fotografía de esto que les estoy diciendo quizás pudiéramos estudiarla en el Partido Socialista Unido de Venezuela que es la organización más importante del país y está rescatando alrededor del 65% de la nueva Asamblea Nacional. 65% de los diputados de la Nueva Asamblea Nacional es la fuerza del gobierno nacional, del PSUV y algunos aliados de otros partidos aliados.
Pero en el caso del PSUV tiene inscriptos alrededor de unos 8 millones de militantes, y es tremendo decirle que en este momento esa coalición donde participa este partido, el Partido Bolivariano, no está llegando a los 4 millones de votos.
Entonces esa fotografía nos dice mucho, es un partido que tiene más militantes que votos, nos dice mucho del tema de la participación. Y nosotros lo vemos con preocupación como militantes revolucionarios, como seguidores de la democracia participativa y revolucionaria, lo vemos con preocupación porque la esencia de toda democracia es la participación popular. No es la cooptación, no son los mecanismos de representatividad, no son los mecanismos que van a permitir que los dirigentes tengan relaciones de poder sobre los dirigidos, entonces bueno, finalmente el ejercicio de la política por parte de cúpulas y élites que no nos favorecen.
Y no estoy hablando nada más del caso de la fuerza bolivariana sino que estoy hablando también de la oposición, porque la oposición venezolana culturalmente ha privilegiado el ejercicio de la vieja cultura política basada en la representatividad, basada en los cogollos gobernando las mayorías, en la cultura de dominación política, de muy pocos sobre las mayorías. Entonces, bueno, eso va digamos que esa situación de secuestro de la política, partiendo de la concepción de la representatividad, digamos que va desanimando a las grandes mayorías populares para la participación política.
Digamos como último punto que van a quedar muchas tareas sueltas allí, nosotros queríamos preguntarnos y pedirle al pueblo latinoamericano que demos el debate y la discusión sobre la revolución bolivariana, sobre el proceso popular bolivariano, sobre el legado del comandante Chávez y sobre todo las tareas del porvenir.
Estamos viviendo, como decía al principio, una serie de sanciones y de agresiones del imperialismo norteamericano que son una verdad real que está destruyendo la vida de la República Bolivariana de Venezuela, la vida de los venezolanos y las venezolanas. Hay un conjunto también de medidas económicas que ejerce el Estado venezolano que no pueden resolver también estas agresiones y las consecuencias de las mismas.
Hemos visto la opción por parte de políticas económicas de privilegiar los criterios liberales, criterios de liberación de la economía, que bueno, a los revolucionarios nos preocupa mucho porque son criterios que van a privilegiar a los sectores dominantes de la economía, a la burguesía y a las grandes capas de trabajadores y trabajadoras. Bueno, nos van a dejar en el fondo de la economía sobreviviendo o intentando sobrevivir con una situación de desvalorización de nuestra fuerza de trabajo terrible. O sea, que no habíamos visto nosotros los venezolanos y las venezolanas en muchos pero muchos años.
Entonces, en ese sentido queremos invitar al debate y a los pueblos latinoamericanos, al pueblo venezolano, que es un momento difícil, quizás la lucha contra las sanciones imperialistas, qué cabida tendrán. Ya de por sí no sólo nuestra Asamblea o la nueva Asamblea Nacional creo yo podrá avanzar sobre esas sanciones, sobre la recuperación de nuestros activos en el exterior puesto que la merma en la participación nos deja en una situación dificultosa al respecto.
Entonces, es como una tarea que va a ir más allá seguramente de la Asamblea Nacional, es una tarea del pueblo venezolano, del pueblo bolivariano y de los pueblos de Latinoamérica y para eso elevamos nuestras ganas, nuestra solicitud de la mayor suma de solidaridad posible para con el pueblo venezolano.
Igualmente hay otras tareas que están allí pendientes que nos corresponde al pueblo venezolano, a los revolucionarios y revolucionarias que es luchar por la recuperación de nuestra economía, por la recuperación del valor de nuestro trabajo en las organizaciones sindicales, las organizaciones populares, las organizaciones de trabajadores y trabajadoras tienen la gran tarea de irse a la batalla no solamente en las fábricas sino en la calle para profundizar la lucha por la revalorización de nuestra fuerza de trabajo, por los beneficios laborales que se van perdiendo y que los tenemos allí realmente en alerta. Ante la agresión imperialista pero también ante las políticas liberales que no corresponden a los intereses de los trabajadores y las trabajadoras y que sus consecuencias, bueno, lamentablemente no van a ser a favor de los trabajadores y de las trabajadoras de nuestro país.
A todas estas, bueno, queremos expresar que la oposición venezolana, en este caso la derecha, no puede atribuirse la desmovilización y la poca participación en las elecciones. Esta poca participación es producto de una cultura política que regresa a la historia venezolana, que nos pone a mirar con cuidado aquel viejo pacto de punto fijo donde la derecha venezolana se repartió el poder entre dos grandes partidos y dejó a las grandes mayorías fuera de la vida política y de la participación política.
No queremos un nuevo pacto de punto fijo en Venezuela, los venezolanos no participan de ese tipo de pacto, simplemente no caben en esos pactos.
Y bueno, yo creo que habrá que luchar para que aparezcan nuevos espacios de participación, nuevas iniciativas de participación como este instrumento naciente de la Unión Comunera, como organismos de trabajo popular, como los medios comunitarios, como las organizaciones como la Fuerza Patriótica "Alexis Vive" que vemos que ha hecho un trabajo en el tema comunal bien importante para el desarrollo de territorios, de poder popular, de control territorial, de producir una nueva economía.
Igualmente la gente de Pueblo a Pueblo que es una iniciativa de producción y distribución de alimentos en las ciudades. Creo que la tarea fundamental de los revolucionarios y revolucionarias es abrir de nuevo los caminos de la participación popular, del poder popular, de la vía hacia la construcción del socialismo por la vía del poder popular como lo propuso el comandante Chávez y en ese caso el chavismo tiene su suerte en este tipo de iniciativas.
Un gran abrazo y agradecido por el espacio, camarada. Un fuerte abrazo a los uruguayos y a las uruguayas del pueblo profundo de Uruguay.