"Y NOS SEGUIMOS PREGUNTANDO, ¿CUÁNDO VA A CAER ENRIQUE PEÑA NIETO?"
El contacto con Eduardo Victoria Baeza, 23 de diciembre de 2020.

 

La columna semanal de nuestro corresponsal en México Eduardo Victoria Baeza contándonos sobre la actualidad en este país, además nos cuenta sobre una tradición azteca de celebración de solsticio de invierno y saluda por las navidades.
A continuación transcribimos el informe que usted podrá volver a escuchar aquí: https://archive.org/details/2020-12-23-eduardo-victoria-baeza-mexico

 

 

Eduardo Victoria Baeza:
"Pero mira como beben los peces en el río
Pero mira como beben por ver a Dios nacido
Beben y beben y vuelven a beber
Los peces en el río por ver a Dios nacer"

¿Cómo están oyentes? ¿Cómo les va? Ya estamos en Navidad.
¿Oigan, ustedes saben si los peces pueden beber en el río? Yo no lo sé pero lo que sí sé es que este villancico nos hacían aprenderlo en el coro de la escuela una y otra y otra vez, nos hacían aprender este villancico y algunos otros para la presentación de fin de curso.
¡Qué buenos recuerdos! No hace muchos años.
Pues la Navidad ya está aquí, mañana es navidad y les quiero mandar un fuerte, fuerte abrazo, quiero que se cuiden mucho, que la pasen muy pero muy bien pero sobre todo muy seguros, hay que estar muy seguros porque por ejemplo en este momento en México nos encontramos en semáforo rojo del Covid. ¿Por qué? Porque no da tregua, hay más de 110 mil fallecidos.
Imaginen ustedes la tragedia, la dimensión de la tragedia que estamos viviendo en el país, más de 110 mil fallecidos por Covid más quién sabe cuántos otros que se sospecha, son miles que se sospecha que fallecieron de Covid, que no tenemos la certeza pero que hay una certeza muy amplia, más o menos 10 o 15 mil más.
Así que las cifras varían mucho, el gobierno ha venido una y otra vez con estas cifras de los sospechosos, 10 mil, 15 mil, 20 mil, 5 mil, es una tragedia de dimensiones monstruosas.
Nos encontramos en este momento en semáforo rojo, sin embargo en las calles hay ambiente navideño, hay ambiente de festividad, los centros comerciales se encuentran llenos, los mercados populares se encuentran llenos, las plazas de encuentran llenas.
Desgraciadamente el gobierno, como ya les he venido reportando, lo hizo mal desde un principio, lo siguió haciendo mal y cuando quiso corregir el rumbo ya era demasiado tarde, muy, muy tarde, el Covid no da tregua, no dio tregua en esta Navidad.
Quienes tampoco dieron tregua fueron los delincuentes organizados que hace unos días asesinaron en Puerto Vallarta a quien fuera el ex gobernador del Estado de Jalisco en la época de Peña Nieto, Aristóteles Sandoval.
Aristóteles Sandoval era probablemente uno de los operadores regionales más importantes de Enrique Peña. Tan importante para Enrique Peña que en el Estado de Jalisco inició su campaña presidencial junto a Aristóteles Sandoval y muchos otros prominentes priistas. Prominentes priistas que hoy están prófugos, prominentes priistas que hoy están presos o como en el caso de Aristóteles Sandoval 3 metros bajo tierra.
Lo asesinaron al más puro estilo ajuste de cuentas tipo "El Padrino", se encontraba en un restaurante bar a entradas horas de la madrugada, se paró al baño y ahí fue que los sicarios, un comando muy profesional abrió fuego adentro de los baños.
Este ex gobernador traía asignados 15 escoltas y 2 vehículos blindadísimos. Así de pesado estaba Aristóteles Sandoval, cantaba "sigo siendo el rey", por ahí hay videos donde se le escucha cantando esto y vayan ustedes a saber qué cartel decidió terminar con la vida de este político que desde sus inicios como diputado local dicen los que saben que andaba ligado quien sabe a cuántos negocios turbios. Eso es lo que se dice en el Estado de Jalisco, no me consta pero eso es lo que dice la voz popular, y como dicen, la voz popular es la voz de Dios.
Mataron a Aristóteles Sandoval, se armó una balacera tremenda en ese restaurante entre sus escoltas y este comando de quién sabe qué cartel que se llevó también los videos y se llevó todos los registros de las cámaras. En fin, hasta este momento no hay ningún, absolutamente ningún detenido.
Uno a uno van cayendo, ya sea por las balas, ya sea por la acción de la Justicia, todos los que rodearon a Enrique Peña. Y nos seguimos preguntando, ¿cuándo va a caer Enrique Peña Nieto? Cuándo va a caer quien era, si no el jefe, por lo menos uno de los más visibles. Quién sabe si le daba para hacer de jefe de esas mafias, pero por lo menos uno de los más visibles de la mafia que gobernó México en los últimos años. Ya no se puede ocultar, ya no se puede tapar el sol con un dedo, se llevaron todo lo que quisieron y se ligaron a cuanta delincuencia y a cuanto crimen organizado pudieron y desafortunadamente estas son las consecuencias.
Bien, oyentes, quiero por último compartir con ustedes algo que me pareció muy interesante que compartía con Ángeles, con Diego, con Hernán y con Sandra, el solsticio de invierno para los Aztecas. Por estas fechas, entre el 20 y el 22 o 23 de diciembre del calendario gregoriano, los Aztecas celebraban el solsticio de invierno, el equinoccio de invierno. Para ellos el sol, Tonatiuh, era un dios muy importante. Sin embargo en este momento, en estos momentos de invierno cuando es un sol frágil, cuando es un sol que le echa muchas ganas, mucha voluntad para estar en el firmamento -decían los Aztecas- se convertía en Huitzilopochtli, lo celebraban como si en ese momento el dios fuera Huitzilopochtli, el dios de la guerra, un dios central para los Aztecas y lo identificaban con un colibrí.
Es muy bonita la tradición, es muy bonita la leyenda en la que el sol de invierno, el sol débil, sin embargo no por ello carecía de belleza, era un sol hermoso, débil pero hermoso, pequeño sin embargo muy fuerte por eso lo asociaban con un colibrí y ese colibrí era asociado con Huitzilopochtli el dios de la guerra.
Compartía esto por interno con las compañeras y los compañeros de la Radio y también queríamos compartirlo con ustedes. Los que estén interesados búsquenlo en internet, es muy bonito. Es una tradición muy bonita que hemos estado retomando en México, evidentemente también con la tradición heredada por los españoles, la tradición de las posadas, la tradición de la Navidad cristiana católica que nos legaron los españoles.
Bien, pues, quiero enviarles a ustedes nuevamente un abrazo, cuídense mucho por favor, cuídense mucho, utilicen ese tapabocas, protéjanse mucho, lávense las manos, en México estamos en alerta roja, estamos en semáforo rojo, más de 100 mil fallecidos, hospitales llenísimos en algunos lugares, hospitales regionales o estatales ya llegaron al 100% de su capacidad, están derivando pacientes de Covid a otros hospitales y en ocasiones no da el tiempo y fallecen en el camino.
Por favor cuídense mucho, celebren con los más cercanos únicamente, cuídense mucho. Les mando un abrazo, hasta la próxima y ¡feliz Navidad!