“BRASIL TIENE UNA POLÍTICA REALMENTE CRIMINAL EN RELACIÓN A LA PANDEMIA”
El contacto con Plínio de Arruda Sampaio Jr., 21 de enero de 2021.

 

Desde San Pablo, en su contacto semanal con CX36, el profesor y economista Plínio de Arruda Sampaio Jr. habló de la vacunación en Brasil y dijo que es el tema central de la coyuntura política. “El gobierno hace más propaganda que vacunación real, los gobiernos estaduales y federales no se preparan para hacer una campaña nacional de vacunación. Hay mucha propaganda, muchas fotografías pero la realidad es que no hay vacunas suficientes”.
A continuación transcribimos el informe semanal que usted podrá volver a escuchar aquí: https://archive.org/details/2021-01-21-plinio-arruda-sampayo-jr_202101

 

 

Hernán Salina: Estamos en comunicación con nuestro compañero Plínio de Arruda Sampaio Jr., buen día, bienvenido Plínio

Plínio de Arruda Sampaio Jr.: Buen día Hernán, gran gusto hablar con Radio Centenario

 

HS: Está Ángeles también

PASJ: Buen día Ángeles, buen día a los oyentes

María de los Ángeles Balparda: Buen día

 

HS: Bueno, estamos viendo la noticia, primero te digo que se ha dado el comienzo de la vacunación del lado brasileño en nuestras ciudades fronterizas, en Santana do Livramento, en Chuy, y bueno, con la expectativa, fijate cómo será la cosa, de uruguayos que puedan, ya alguno se ha vacuna que tienen la doble nacionalidad o que trabajan del lado brasileño, así que los primeros uruguayos vacunados son en Brasil precisamente

PASJ: Bueno, Hernán, el problema de la vacuna aquí en Brasil es el tema central de la coyuntura política en estos inicios de 2021. El gobierno hace más propaganda que vacunación real, el hecho es que todos los gobiernos, el federal y los estaduales no se prepararon para de hecho hacer una campaña nacional de vacunación. Entonces, hay muchos factores, hay mucha propaganda, fotografías de gente vacunando, pero la realidad es que no hay vacunas suficientes y no hay un plan nacional de vacunación.
Esto es una cosa que ha espantado a la población porque el último período se pasó diciendo aguanten firmes que viene la vacunación, y además que tenemos en Brasil la capacidad de producir la vacuna.
Ahora que viene la vacuna se descubre que en realidad nuestra capacidad de producción es limitada porque depende de insumos que vienen de China y de India y estos insumos no están llegando. No llegan por problemas de prioridad de China e India y que son agravados por la política de hostilidad del gobierno brasileño en relación a China y aún también en relación a India

 

HS: Hoy empezaba, por lo que leemos, oficialmente la vacunación, había adelantado para el lunes y en estos días se está dando el lanzamiento y el Estado de San Pablo se adelantó, arrancó el domingo por el apuro que había, algo que se toma como un desafío al presidente Bolsonaro

PASJ: Sí, Hernán, desde el punto de vista formal Brasil ya empezó la vacunación. Bueno, pero la realidad es que no hay vacuna para hacer la campaña que se inició, entonces sí hay una pequeña dosis, tenemos creo si no estoy engañado, poco menos de 5 millones de dosis pero necesitamos 420 millones.
Entonces sí, se empezó a vacunar simbólicamente a la gente de la salud, el personal de la salud. En algunos puntos se saca la foto, está ahí el gobernador, el ministro pero no hay de hecho una campaña de vacunación en campo.
Esto ha generado muchas protestas espontaneas de caceroleadas en las ciudades y coloca al gobierno nuevamente en una situación muy precaria porque la población está realmente irritada con el descubrimiento de que no se hizo nada para que la campaña se efectivice de hecho y que se transforme en gente vacunada

 

HS: Y esto no está exento, por supuesto, de las contiendas políticas ¿no? Porque en el caso de San Pablo al gobernador Doria se le ve como un eventual contrincante de Bolsonaro para las próximas elecciones, y Bolsonaro a su vez respondió atacándolo, que las vacunas son de todo el país, que no son de un gobernador. O sea, no queda ajena a la disputa política el tema de distribución de vacunas

PASJ: Sin duda alguna, en realidad es una disputa muy infantil, porque la disputa es quién va a empezar antes, quién va a sacar la mejor foto, quién será el responsable. Y esta disputa se polariza de hecho entre Bolsonaro y João Doria que es el gobernador de San Pablo.
Pero más allá de la política del espectáculo, el hecho concreto es que ninguno de los dos se movilizó para que existieran vacunas, agujas, logística para una vacunación en masa.
La expectativa aquí en Brasil de los epidemiologistas del sector público es que Brasil, si no cambia drásticamente su política no logrará terminar este proceso de vacunación que empieza ahora antes del primer semestre del 2022

 

MAB: Y hay algún capítulo muy grave allí que se está viviendo como lo de Manaos. Lo que está sucediendo allí es que los médicos están diciendo que están muy angustiados porque es muy agresivo el coronavirus allí, que suponen que sea una variante de las tantas que ha tenido ya este virus pero además por las escasas herramientas que tienen para hacerle frente. La falta de oxígeno para los pacientes es lo que más se ha conocido, incluso ese capítulo que tiene la frontera entre Brasil y Venezuela como un lugar de alto movimiento en estos momentos ¿no?

PASJ: Seguro que sí, Brasil tiene una política realmente criminal en relación a la pandemia. Porque cuanto más se tarde en vacunar a la gente e interrumpir la circulación del virus, más se crea la posibilidad de mutaciones en el virus, que tienden a seleccionar las más infecciosas y las más eficaces para el virus.
Entonces, es una política digamos humanitaria, urgente, interrumpir el virus, no es lo que hace el gobierno brasileño. Tampoco hace una política mínimamente decente de enfrentamiento de la enfermedad, es el caso de Manaos, es la segunda crisis fuerte de Manaos.
Manaos es muy vulnerable porque es una ciudad muy pobre con mucha gente, con mucha circulación de gente y con mucho aislamiento en relación al continente brasileño. Para llegar a Manaos se llega de manera más rápida, por barco que no es tan rápido y por avión.
Bueno, el gobierno federal fue alertado que Manaos no tenía oxígeno unos 10 días antes de la escasez y respondió mandando cloroquina y proponiendo tratamiento preventivo al Covid, cosas que no existen ¿no?

 

MAB: Claro, claro

PASJ: Cuando la crisis estalla la realidad es que el que se movió para atender a Manaos fue el gobierno de Maduro que envió de manera gratuita una remesa muy, muy grande de oxígeno de Venezuela donde el transporte es mucho más fácil que de Brasil

 

MAB: Bueno, y hay también para analizar qué va a pasar en Brasil ahora, cómo queda Brasil ahora en su relación con Estados Unidos ante el cambio de gobierno, se fue Donald Trump que con Bolsonaro tenían mucha sintonía. No sé cuánto en lo efectivo, pero sí en el discurso.
Los que rodean a Biden han dicho que va a ser difícil la relación, que va a ser complicada, pero no sé realmente cómo lo estás analizando

PASJ: Mira Ángeles, primero decir que el gobierno americano debe haber quedado muy, muy aliviado de saber que Bolsonaro lo saludó ayer, porque estaban realmente temerosos de que la reluctancia de Bolsonaro en saludarlo podría generar alguna crisis.
El presidente brasileño es un payaso, ayer mandó una carta con la cola entre las piernas diciendo que saluda al nuevo gobierno, que quiere mantener buenas relaciones y que Brasil está abierto a un acuerdo de libre comercio, eso es lo que dice Bolsonaro.
La verdad es que tendrá muchos problemas sin duda alguna porque la política de Bolsonaro es muy, muy próxima a la de Trump y ahora Biden tiene que combatir la internacional fascista de la ultraderecha.
Y Bolsonaro es una especie de símbolo de la internacional fascista, entonces yo creo que sí tendrá problemas, creo que la propia burguesía brasileña ya percibe esto, no podemos nunca olvidarnos que Brasil por más grande que sea es una colonia y lo interesante es que ahora en los medios, sectores de la burguesía y de la derecha empiezan a aventar la hipótesis de la oportunidad del impeachment de Bolsonaro.
Lo que tiene mucho que ver con el fiasco total de su política sanitaria pero también de una manera muy disimulada de la necesidad de ajustar el alto comando del Estado brasileño a las conveniencias del imperialismo norteamericano.
A observar, son cosas todavía muy puntuales pero que es interesante observar

 

HS: Plínio, sumemos a ese panorama la relación política o económica, la expectativa que tenía Bolsonaro con Estados Unidos, algo que ya comentaste, ya conversaste con Diego y Ángeles la semana pasada que refleja este panorama que es la ida de Ford desde Brasil a la Argentina. Ahora hizo declaraciones el CEO de Stellantis que es la empresa gigante que surgió tras la fusión de Fiat, Chrysler, Peugeot y Citroën, las empresas que tenían esas marcas y que envió un mensaje también hablándole a Brasil de que cualquier empresa tiene sus límites y que hay que preguntarle a los gobiernos qué van a hacer con esto de que se anunció el cierre de plantas en Brasil.
Dijo, hay un momento en el que uno va acumulando todas las exigencias, las normativas, todos los aranceles, llega un momento en el que ya no se puede más -dijo este importante ejecutivo hablando como de los condicionamientos que Brasil le ponía para seguir funcionando

PASJ: Sí, yo creo que ahí hay oportunismo de todos lados. La situación de la economía brasileña es una situación muy complicada, compleja, es una decadencia estructural que va mucho más allá del gobierno Bolsonaro y de problemas coyunturales. Esto las grandes empresas lo sienten y perciben.
Pero hay del otro lado las estrategias de las grandes empresas. Muchas salen porque para allá de los problemas de la economía brasileña tienen otra forma de organización de su producción, pero en el medio del camino siempre se puede pescar en aguas turbias. Entonces sienten la fragilidad del gobierno y van a reivindicar beneficios. El sector automovilístico brasileño es, después de los bancos, el sector que recibe más dinero público, más inversiones, subsidios y todas formas de beneficios.
Entonces yo creo que hay que estudiar este caso específico pero me huele mucho a un oportunismo de garantizarse algún tipo de exención de impuestos, algún tipo de beneficio en un momento en que el gobierno está acorralado

 

HS: Bien, me quedaba preguntarte algo más de este tema de las vacunas y de la situación en Manaos, el oxígeno que proporcionó Venezuela, ¿cómo se tomó eso? Porque leímos algún comentario burlesco por supuesto como es su estilo de Bolsonaro hacia Venezuela, hacia el presidente Maduro, ¿pero en general qué repercusión ha tenido en Brasil esto?

PASJ: Mira, tú sabes Hernán que los brasileños tienen manía de grandeza, y yo tengo un poco de esto también, yo creo que Brasil probablemente tiene la burguesía más hipócrita del mundo. Entonces, la noticia de la iniciativa de Venezuela fue divulgada por la gran prensa brasileña omitiendo la acción del gobierno venezolano y diciendo que solamente es un transporte de una empresa privada que está abasteciendo a Manaos desde Venezuela, pero no divulgando de manera honesta que esto fue una iniciativa pública de humanidad del gobierno Maduro.
Entonces, en los grandes medios la propaganda salió truncada pero la mentira tiene patas cortas y la gente percibe y se dice que vino de Venezuela, así como la misma cosa en relación a la vacuna China. Mucho se habló contra la vacuna pero es la única que tenemos, entonces esto siempre acaba revirtiendo en un prestigio de China. Claro, porque es en última instancia de dónde vendrá la salida para la vacuna brasileña.
Entonces, hay mucha hipocresía aquí en Brasil, siempre se esconde la verdad que viene de los países progresistas como es el caso de Maduro

 

HS: Bien, Plínio, ¿algo más que quieras agregar de esta semana en el cierre?

PASJ: No, yo creo que el tema central aquí en Brasil en los próximos meses será la vacuna y la impresión que yo tengo es que si la vacuna, si la lucha por la vacunación de la población no se transforma en una lucha de calle, de masa, la realidad es que Brasil va a arrastrar este problema sin darle la prioridad que tiene que tener

HS: Un apunte final, nunca te preguntamos en qué está el trabajo de Contrapoder, de ese espacio, de ese portal de reflexión política que bueno, quisiéramos poder entrar más, leer más dentro de las cosas que todos los días tenemos que leer. Sabemos que han hecho actividades, teleconferencias, para redondear contanos un poco en qué están ustedes

PASJ: Mira Hernán, Contrapoder es un esfuerzo de crear un espacio de debate de la izquierda contra el orden. Dentro de este parámetro es un espacio plural. Es un esfuerzo más necesario que nunca porque hay una presión muy, muy fuerte de la burguesía brasileña a domesticar la izquierda del orden. Entonces, estamos ahí luchando con mucha dificultad pero tratando de mantener la llama prendida, de no dejar apagar la llama.
Sí, como todo, camina despacio pero digamos yo creo que está cumpliendo su función en la coyuntura que es la función de germinar un proyecto alternativo y ayudar en la unificación de la izquierda brasileña

HS: Muy bien, ya seguiremos conversando de cómo se sigue desarrollando esa reflexión en ese espacio al que invitamos a la audiencia a leer, a recorrer también.
¿Contrapoder.br es, Plínio?

PASJ: Es contrapoder.net.
Y aprovecho para decir que Contrapoder está abierto a todas las colaboraciones que vengan, si tienen artículos importantes para conocer la realidad uruguaya o cualquier otra que juzguen, están invitados a enviarlos y lo publicaremos al tiro

MAB: Muy bueno

HS: "Al tiro"

MAB: "Al tiro", ahí le salió el chileno a Plínio

HS: Estamos en deuda por cierto, Plínio nos ha conminado varias veces a escribir desde la realidad uruguaya y le estamos debiendo. Pero en este 2021 vamos a cumplir, Plínio

PASJ: ¿Viste Hernán? Yo creo que sí es importante para nosotros porque hay mucha mistificación en la izquierda brasileña en relación a la izquierda uruguaya. Entonces, una visión crítica de lo que está pasando ahí, yo creo que ayuda mucho aquí en el debate nuestro

HS: Cierto, tenemos que aportar ahí.
Un abrazo grande, Plínio, cómo siempre muchas gracias, saludo a los compañeros

MAB: Gracias

PASJ: Abrazo Hernán, Ángeles, todos los oyentes de Radio centenario y a Diego que nos debe estar escuchando en este momento

MAB: Seguramente sí

HS: Desde la playa

PASJ: Una playa merecida, fuerte abrazo para todos

MAB: Un abrazo, chau.