"ESTO PARA MÍ ES LA GRAN NOVEDAD, LA GENTE EN LA CALLE"
El contacto con Jair Krischke, 25 de enero de 2021.

Desde Porto Alegre, en contacto con CX36, Jair Krischke, presidente del Movimiento de Justicia y Derechos Humanos en Brasil, habló de las protestas contra Jair Bolsonaro de sectores de izquierda y de derecha que ahora lo están enfrentando.
“Una buena sorpresa, en 19 ciudades importantes se registraron importantes manifestaciones. La gente empieza a entender que la cosa está mal, que se debe mover, incluso se está hablando de un impeachment a Bolsonaro”.
A continuación transcribimos el informe que usted podrá volver a escuchar aquí: https://archive.org/details/2021-01-25-jair-krishke-brasil

 

 

Hernán Salina: Estamos en contacto ya con Jair Krischke, presidente del Movimiento de Justicia y Derechos Humanos en Brasil desde Porto Alegre. Jair, buen día, bienvenido

Jair Krischke: Buen día Hernán, un gusto hablar contigo y con toda esta gente linda que nos escucha

 

HS: Bueno, tenemos a Ángeles desde exteriores, porque nos rotamos aquí en la conducción, también para saludarte

María de los Ángeles Balparda: Buen día Jair, bienvenido

JK: Buen día, querida, un gusto

 

HS: Bueno, venimos de un fin de semana, leíamos Jair, con distintos tipos de movilizaciones, de protestas contra Jair Bolsonaro, tanto desde los sectores de izquierda o progresistas como sectores de la derecha que lo apoyaron, que ayudaron a que llegara al gobierno y que ahora lo están enfrentando, digamos. ¿Es así?

JK: Sí, sí, es una buena sorpresa porque hasta entonces no pasaba nada. Pero ahora sí, en 19 ciudades importantes, capitales de Estados brasileros, hubo manifestaciones en la calle bastante fuertes.
Pero unos días antes también hubo un cacerolazo acá importante.
Entonces, parece que la gente empieza a entender que la cosa está mal, que se debe mover y debe protestar. Creo que ya se habla también, en algunos sectores importantes, del impeachment de Bolsonaro. Esto también es algo novedoso, porque la sociedad brasilera estaba en una apatía, quieta, paralizada y ahora empieza a moverse.
Vamos a ver, yo estaba muy desesperanzado y ahora veo que el escenario empieza a cambiar. Esto sería muy importante en este momento

 

MAB: Sí, ahora, Jair, ¿cómo es que la izquierda no lo apoya, la derecha también llama a movilizarse y pedir la renuncia? ¿Qué es lo que lo mantiene a Bolsonaro en el gobierno?

JK: Mira, te digo, en verdad es algo que a mí me sorprende pero no hay una oposición seria, organizada acá. Acá, incluso te digo, en este momento por ejemplo, a principios de febrero se va a elegir el nuevo presidente de la Cámara de Diputados y del Senado. Bolsonaro tiene un candidato, y para sorpresa que uno puede tener, ¿sabes quién está apoyando al candidato de Bolsonaro a la Presidencia de la Cámara? El PT, el PT está apoyando

 

MAB: ¡Qué increíble!

JK: Esto es algo sorprendente, un tipo que además de corrupto está acá con graves problemas por corrupción, es el candidato de Bolsonaro y el PT lo apoya. Esto es absolutamente incomprensible ¿no?
Entonces, si es así, en el Parlamento brasilero donde los partidos políticos deben trabajar y trabajar según sus convicciones, pasa esto, imaginate en cualquier otra situación.
Entonces, el problema es grave acá en Brasil.
Pero la gente en la calle, mismo con pandemia, es importante. Esto para mí es la gran novedad, la gente en la calle. Vamos a ver qué es lo que va a pasar en los próximos días

 

HS: Jair, y esa postura de cambio de la derecha en particular, Ángeles te preguntaba de ambos sectores de alas políticas. ¿Pero los sectores que tuvieron un alto grado de movilización para llevar a Bolsonaro al poder, por qué ahora se le dieron vuelta, como decimos nosotros?

JK: Porque entendieron que este señor es un desastre.
Es un desastre este señor, no hay ningún plan de gobierno, es un incompetente para gobernar, absolutamente incompetente. Y entonces, claro, la derecha tiene todos los problemas que sabemos todos nosotros, pero absolutamente no es estúpida y se dio cuenta que con este señor la economía está empeorando cada día más, no se sabe cómo va a terminar esto.
Entonces, este señor ya no sirve más, básicamente la derecha es así, el tipo no les interesa más, vamos a cambiar. Esto está pasando, esto también está pasando, yo te diría que quienes están frente a las manifestaciones en la calle son grupos, los mismos grupos que movilizaron para echar a Dilma. ¡Los mismos grupos!
Entender esto, para mí, es algo complicado. ¿Qué está pasando? Porque a la derecha, y esta derecha brasilera, a ellos le importan sus ganancias. Y como Bolsonaro no está correspondiendo a la expectativa, vamos a sacar a Bolsonaro, simplemente es así

 

HS: ¿Y quién dirige o quién incentiva eso? Hablamos del Movimiento Brasil Libre, el de Vem Pra Rua, ¿quiénes están en la organización de esos grupos?

JK: Son las mismas personas, la misma gente, exactamente los mismos.
Uno de ellos por lo de Dilma, después se presentó como candidato a diputado nacional, y es un diputado nacional, es un tipo que se asume como un tipo de derecha. Y lo impresionante es que este tipo es el que hace más oposición a Bolsonaro, es el tipo más contundente en la oposición a Bolsonaro, el tipo que fue uno de los líderes, de los más importantes de la movilización contra Dilma.
Brasil es sorprendente en este tipo de cosas ¿no?

 

HS: Claro.
Sabés que vemos en la prensa brasileña también, un estudio que ha hecho en centro de Pesquisas y Estudio de derecho Sanitario de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de San Pablo. Y una organización que se llama Conectas Derechos Humanos que está denunciando como que Bolsonaro ejecutó una estrategia institucional para propagar el coronavirus, una denuncia muy grave. Reveló la existencia de una estrategia institucional de propagación del virus

JK: Yo te diría así, ahí tenemos la Universidad de San Pablo que es una universidad muy seria, yo te diría que es una de las más importantes universidades de Brasil.
Y Conectas, que es una organización de derechos humanos, también muy respetable, gente muy seria que trabaja en el tema derechos humanos.
Entonces, esto a mí me llama muchísimo la atención.
Yo creo, y ahí no podría decirte con más detalle porque desconozco, no sé, pero a mí me parece que se puede decir que la postura de Bolsonaro en no hacer absolutamente nada para combatir el coronavirus, esto sigue, cuando empezó a partir de las primeras víctimas del coronavirus, Bolsonaro decía públicamente que esto era una gripecita y no hizo nada.
Después decía que quien era afectado por el coronavirus eran los maricones

 

HS: Cierto, cierto

JK: Que los hombres no, un tipo como él, un atleta, no le pasaba nada.
Y que a los brasileros pobres, la gente pobre brasilera que vive en pésimas condiciones sanitarias, estos ya tienen los anticuerpos, que no les iba a pasar nada. Y ahí fue.
Entonces, (...) nunca, por ejemplo, de la vacuna. No, porque ahora Brasil no tiene vacunas, el Estado de San Pablo a través del Butantan, que es del Estado, de la provincia de San Pablo, fue que tomó la iniciativa de hacer con los chinos una vacuna. Pero nada que ver con Bolsonaro, que incluso ridiculizaba.
Entonces, no estoy de acuerdo con que se diga que Bolsonaro incentivó el coronavirus, yo digo que no hizo nada. Es parecido, las consecuencias son muy semejantes pero a mí no me gustó la forma que adoptaran, porque nosotros hicimos oposición a Bolsonaro pero tenemos que ser intelectualmente honestos. Esta es la lectura que yo personalmente estoy haciendo, Bolsonaro es el culpable, sí, de omisión, podría sufrir un impeachment por esto, por no haber hecho absolutamente nada, recomendaba cloroquina y otra medicación para no sé qué cuando el tema era otro.
Entonces, mira, por favor, ¿Bolsonaro es responsable? Sí, si la Cámara de Diputados y el senado de la Nación trabajasen como debe ser, ya debería haber echado a Bolsonaro de la Presidencia

 

HS: Sí, esto lo publica la edición brasileña de El País de Madrid, dice que lo obtuvo con exclusividad este análisis que es muy detallado de las medidas, las resoluciones, en fin, cosas que fue realizando el gobierno federal y que es una investigación coordinada por Deisy Ventura que es una de las juristas -dice- más respetadas de Brasil investigando la relación entre las pandemias y el derecho internacional, con otros académicos. Y bueno, está entrando en detalle de eso, de las cosas que hizo, dicen que la publicación no presenta todas las normas almacenadas en el banco de datos de la investigación sino una selección de los pasos legales que fue dando.
Pero como vos decís, de todas maneras la responsabilidad de Bolsonaro es muy alta en esto ¿no?

JK: Sí, sin duda.
Yo quiero decir lo siguiente, yo vi esto publicado en El País y también quiero decirte que conozco personalmente a Deisy Ventura, podría decir hasta que somos amigos porque ella es de acá de Río Grande del Sur. Vive en San Pablo, es profesora en la Universidad de San Pablo pero yo la conozco, sé que es una persona muy seria.
Pero a mí no me gustó el abordaje de esta pesquisa, no me gustó. Como te digo, tenemos la obligación de ser honestos también intelectualmente, y a mí me pareció que está faltando un poco más de honestidad intelectual

HS: Bien

 

MAB: Jair, el otro tema que queríamos volver, ya has hablado pero queríamos volver sobre el tema Manaos, lo que está sucediendo allí, esa Manaos en la Amazonia. Digo porque muchas veces no unimos las cosas, pero toque de queda 24 horas al día hay en Manaos

JK: Sí, Manaos es una tragedia, y ahí está un hecho que responsabiliza a Bolsonaro y su ministro de de Salud. Porque faltó oxígeno, mucha gente se murió por esto, por falta de oxígeno. Una cantidad de personas en los hospitales, una demanda grande de oxígeno, la empresa que fabrica oxígeno en Manaos ya había avisado en los primeros días de enero que estaba creciendo mucho la demanda de oxígeno, que ellos no tenían la capacidad de producir diariamente lo que estaban exigiendo o consumiendo, que se consumía 3 veces más su capacidad de producir, lo avisó. El ministro de Salud estaba en Manaos, no hizo nada y entonces terminó en esta tragedia.
Manaos es muy complicada porque está localizada alrededor de varios ríos y hay apenas una ruta que la comunica con Puerto Viejo. Pero esta ruta, ahora es época de lluvias en la región, mucha lluvia y la mitad de esta ruta no está, es de tierra y termina intransitable.
Entonces, para mandar oxígeno de afuera de Manaos, como mínimo demora 5 o 6 días, pero todo esto podría ser tratado, prevenido.
Y el ministro este que es un general, estando por ahí no hizo nada y ahora Bolsonaro empieza a responsabilizar al ministro por lo que se fue para ahí. El ministro está ahí en Manaos y sólo puede volver a Brasilia después de resolver el tema.
Entonces Bolsonaro eligió una manera muy increíblemente zafada, un tipo que responsabilizara a un general y le impida salir, es terrible. Manaos es terrible, hace media hora escuchaba al intendente de Manaos que ascendió el 1º de enero, él decía que todo lo que fue posible hacer en estos días, lo hizo. Pero que como la ruta está intransitable, tiene que venir o por el río, por navegación, o por el aire, por aviones. Entonces, es trágica la situación de Manaos, es trágica

 

HS: Bien, Jair, algo más que quieras comentar de la actualidad de esta semana de Brasil para cerrar...

JK: Te diría que este tema de Manaos es gravísimo, este es un tema que tenemos que ver bien de cerca porque tenemos que responsabilizar a las personas por no hacer lo que era su deber hacer, tienen que ser responsabilizadas. Incluso Bolsonaro y este ministro de Salud.
Esto para mí es el tema para los próximos días, lo que pasa en Manaos

 

HS: Muy bien

JK: Vamos a ver si las manifestaciones callejeras van a seguir, creo que estamos en un momento muy interesante, en la próxima semana vamos a tener elecciones en la Cámara de Diputados y en el Senado, creo que el escenario político brasilero en los próximos días nos va a dar algunas cosas muy beneficiosas. Esperamos ¿no?

 

HS: Muy bien, estaremos atentos acá también con la colaboración de ustedes.
Te mandamos un abrazo, que siga bien la recuperación y hasta la próxima

JK: Hasta la próxima, un gusto Hernán, Ángeles, un abrazo fuerte a todos y a nuestros oyentes

MAB: Igual para vos.