“EUROPA TAMBIÉN ES ESTO: MILES DE MIGRANTES QUIEREN INGRESAR A LA UE ESTÁN VARADOS EN BOSNIA”
Contacto con Jorge López Ave desde España, 6 de febrero de 2021.

 
Centro de refugiados de Lipa, en Bosnia

“En Bosnia hay 9 mil personas varadas en una ciudad de Bosnia donde no pueden ni ir hacia adelante -que es lo que les gustaría a ellos, hacia la Unión Europea- porque hay una frontera que se lo impide; ni ir hacia atrás, -dejar Bosnia, volver a sus respectivos lugares de origen que son Argelia, Pakistán, etc.-“, dijo nuestro corresponsal en Europa, el periodista uruguayo Jorge López Ave, al repasar la realidad europea. “Es una situación trágica que van pasando las semanas, los meses y continúa, se están produciendo muertos, como digo hay muchos niños ahí”, pero “no hay una solución política, ni siquiera geográfica, a la situación”, explicó. Además analizó el poder de las farmacéuticas y el gran negociado de las vacunas contra el coronavirus; se refirió al juicio contra una nazi en Alemania y a la realidad política italiana.  Transcribimos esta nota que usted puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/2021-02-06-lopez-ave

 

María de los Ángeles Balparda: Tenemos el contacto con Jorge López Ave, buen día.

Jorge López Ave: Perfecto, escuchándote, saludos a la audiencia y a todos ustedes.

 

MAB: Bueno, Jorge, empecemos por el tema de la vacunación contra el Covid-19 en Europa que es todo un tema sanitario y político.

JLA: De todo, es decir, estamos en una situación complicada, lo primero que habría que reseñar es que se ha visto o se está viendo con una meridiana claridad es el poder de los laboratorios.
Y que una cosa es el poder y otra cosa es el gobierno, y me sirve para casi cualquier país. Es decir, la tensión se ha agudizado en la Unión Europea porque se ha visto con meridiana claridad que un laboratorio, en concreto AstraZeneca mandaba sobre la Unión Europea.
Es decir que los países de la Unión Europea pusieron muchísima plata, muchísimos cientos de millones de euros adelantados para crear la vacuna en distintos laboratorios europeos y para luego la distribución, y una vez creada aparentemente y sin esperar por aquello de que había una urgencia enorme y las medidas que van a tomarse serán luego, aparentemente con bastante rapidez se han conseguido varias vacunas.
Pero el problema está en que los laboratorios no tienen capacidad de creación, de producción de esas vacunas para toda la población. Máxime con, que no sería tal problema pero el problema existe Ángeles, porque como sabemos tienen que pasar nada más que 21 días entre una dosis y otra en una misma persona, van dos pinchazos.
Entonces, los gobiernos tienen un stock de vacunas y no saben si ponerlas todas porque la segunda dosis no va a llegar a tiempo, entonces aguantan un porcentaje de las vacunas para poder poner la segunda dosis.
Los laboratorios además se lavan las manos, AstraZeneca ha hecho un par de comunicados bastante gallitos diciendo "esto es lo que hay, valor" y los gobiernos han cedido, están muy irritados, la Presidencia de la Unión Europea ha hecho un par de ruedas de prensa, de conferencias de prensa, de comunicados, pero lo cierto y verdad es que las vacunas no están llegando en tiempo y forma a los distintos países generando una situación de incertidumbre absoluta.
A eso hay que añadir que se van conociendo datos, datos oficiales, diciendo que la vacuna en realidad no va a servir para que te puedas volver a contagiar, que una persona vacunada puede contagiar a otra persona sin saberlo también. Y ahora, como a lo de los 21 días parecía que no iban a poder llegar, están diciendo que no importa que sean 21 días, pueden ser de 5 a 7 semanas, han estirado el tiempo, lo cual indica, aparte de una improvisación manifiesta una falta de respeto hacia la gente.
Es decir, vendieron una cosa que no es y la desconfianza aumenta. Yo puedo hablar a nivel personal, en mi entorno casi nadie está dispuesto a vacunarse inmediatamente, todo el mundo dice que hay que esperar.
Y se está vacunando la gente que está en primera instancia, gente grande, gente mayor que la están vacunando sí o sí y gente que está trabajando en el sistema de salud.
El negocio se ha puesto sobre la mesa, digo porque han aparecido los intereses privados, los hospitales privados están haciendo caja con el traslado, igual es para toda Europa de la asistencia pública. Como están colapsados los hospitales privados dicen, no, vengan a acá que tengo camas, pasan a cobrar unos 800 dólares por persona, por enfermo hoy día que se traduce en más de 2.300 dólares por persona hoy día en el caso de ocupación de CTI.
Y a esto hay que añadir que las farmacéuticas, la farmacia como negocio privado que es junto a los consultorios odontológicos, van a comenzar a poder vacunar. Es decir, un traslado enorme de millones de euros públicos, del erario público, al fin y al cabo a empresas privadas, es decir farmacias y consultorios odontológicos.
Es decir, el capitalismo no puede obviar el colmillo sangriento del negocio en el tema de la salud, esa es la realidad.

 

MAB: Exacto, creo que era la declaración de la Uccsnal (Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad y la Naturaleza en América Latina) decían que nunca se vio tantos dineros públicos, tantos recursos públicos, de todos los gobiernos, puestos a los laboratorios para una cuestión privada, para algo que está organizado como negocio.

JLA: Es un verdadero saqueo lo cual te da, a cualquier persona que piense, no hace falta ni ser negacionista ni conspiranoide, nada, simplemente pensar y podemos decir, bueno, ¿qué está pasando? Es decir, ese traslado de dinero público que es el dinero de los impuestos de los trabajadores, de las plusvalías de los trabajadores, esas arcas llenas de plata, o por lo menos parcialmente plata que tienen los Estados, se está volcando en la salud privada. Bien sea a través de laboratorios, a través como digo de empresas farmacéuticas.
Por eso en ese contexto y añado, impacta lo del tema de Rusia. ¿Por qué? Porque la vacuna Sputnik, que es la que se está dando en Argentina también, obedece a otra lógica donde hay todavía un resto de lo que era la Unión Soviética, un aparato estatal sanitario muy poderoso y que no es un negocio en realidad, es decir, no se plantea como un gran negocio.
Y la Unión Europea en principio rechazó abiertamente diciendo cómo vamos a poner la vacuna de Putin, por favor, y apostaron por la Pfizer y AstraZeneca.
¿Pero qué pasó? Que como ni Pfizer ni AstraZeneca tienen capacidad de producción, ahora ya se está viendo con buenos ojos, y yo estimo que en la próxima semana va a haber una compra masiva también de esa vacuna rusa.
Y lo cual, ya para terminar el aro, es la idea, se está hablando ya y lo puede buscar la audiencia en internet, de un cóctel de vacunas. Es decir, vos te ponés la primera y después la segunda parte de la vacunación, sea a los 20 días o 4 semanas, no hace falta que sea la misma, no hace falta que sea Pfizer, podemos ponerte la otra. Ya se está llamando a eso, a un cóctel de vacunas, lo cual es otro ítem para decir ¿qué está pasando? Es un poco extraño todo.

 

MAB: Claro.
Ahora está toda la emergencia, pero después que pase esto ojalá haya una fuerza importante que obligue a que los gobiernos en el área pública sean los que fabrican las vacunas que haya que fabricar y los dineros vayan a ahí.

JLA: Y la distribución.
La distribución, en España y Portugal se ha puesto, incluso a nivel parlamentario sobre la mesa, el tema de las farmacias que hasta ahora era un negocio intocable que tenían personas recibidas en farmacia y que ponían un negocio, por cierto bastante interesante desde el punto de vista económico, y nunca se había valorado la posibilidad de tener una industria pública de la industria farmacéutica, es decir que haya farmacia pública más allá de lo poquito que puede haber en un hospital o algo así muy puntual. Pero en un barrio, las farmacias que hay, normalmente un 99% o un 100% son farmacias privadas.
¿Por qué el Estado no puede tener algo tan básico como es la distribución de remedios y medicamentos?

 

MAB: Claro.
Bueno, pasando a otros temas, Italia primero, en qué manos quedó ahí también. En la otra los laboratorios, ahora Italia en las manos de un tecnócrata, banco central.

JLA: Tecnócrata, exactamente, y otra reflexión interesante que podríamos apuntar, cuando surge un vacío de gobierno, el poder piensa en alguien de los suyos, lógicamente. Es decir, no piensa en un líder sindical o una mujer que sea la protagonista de reivindicaciones y luchas. No, piensa en un banquero, obvio.
Es decir que Mario Draghi, quien va a ser el encargado de formar el gobierno ha sido -parece- como una especie de mirlo blanco, la persona que está dispuesta a salvar Italia, tiene un currículum que nosotros calificaríamos de lamentable, en las grandes empresas dirían qué brutal, qué bárbaro. Pero fue el presidente del Banco Central Europeo, fue director del Banco Mundial, fue vicepresidente de Goldman Sachs y fue el gobernador del Banco de Italia. Es decir, un empresario y un factótum absoluto de la banca, yo diría casi mundial, porque Banco Central y Banco Mundial lo dicen todo. Ese es el encargado de salvar a Italia en las últimas horas.
Y me recuerda mucho a cuando el sistema también sacó de la chistera a Berlusconi.

 

MAB: Es cierto.

JLA: En los años ‘90 lo único que se sabía era que era un gran empresario mediático que tenía muchos canales de televisión, que era el presidente de un club de fútbol, el Milan, pero ahí lo colocaron como presidente de gobierno. Es decir, tiene los mismos perfiles, este es más tecnócrata, más serio en ese sentido pero la reflexión es que los poderes fácticos están ahí, que a las democracias hay que ponerle muchas comillas siempre, son muy relativas y que el poder es el poder -como se suele decir.

 

MAB: Y no encontraron a otro que pudiera resolver el tema, que eso también es...

JLA: No, aparte los "afectados directos" como Renzi o Conte están encantados. Leía una declaración esta mañana en "Il Messaggero", diario italiano, de Renzi diciendo que es el hombre que va  salvar a Italia.
Y eso en teoría, si tenemos la necesidad de actualizar términos, el tal Renzi es una persona de centro-izquierda y vendrá aquí como un salvador, para que nos ubiquemos un poco.

 

MAB: Bien.
Pasamos a Alemania, si te parece, con esta novedad de este juicio que se está llevando adelante que tiene que ver con la época del nazismo.

JLA: Claro, Alemania, por su historia, siempre vuelve al pasado, siempre es como una pesadilla que aparece todas las mañanas en la mesa.
Sí, la noticia, si no fuera tan trágica sería casi anecdótica, de que han encontrado a una mujer, a una persona de 95 años que fue secretaria de un campo de concentración. Por sus manos pasaron los papeles que afirmaban y confirmaban la ejecución de casi 10 mil personas, que se dice pronto.
Ella era menor de edad, tenía menos de 21 años y por eso va a ser juzgada por un juez de menores. Más allá de la salud que pueda tener, no ha sido revelada su identidad, nada más que el nombre y una inicial. Más allá de que es una persona de 95 años, que estará como todas las personas que llegan a esa edad muy limitada de sus facultades, Alemania cada dos por tres necesita algo así para exonerarse de su pasado de alguna manera. Para decir, hubo responsables, si están vivos los apresamos, los juzgamos o los perdonamos pero están ahí y es una manera de seña de identidad.
Es decir, han pasado muchos años pero Alemania sigue con esa herida absoluta.
Y bueno, más allá de la imagen es que pueda pasar los próximos días de esa anciana sentada en un banquillo de un juzgado, en realidad siempre se juzga la historia del país. Y los alemanes eso lo saben y por eso intentan no hablar mucho del tema, cuando estás en Alemania es casi un tema tabú hablar del nazismo que sus abuelos lo tuvieron muy presente, claro.

 

MAB: Claro.
Bueno, en el capítulo migrantes, que lo tenemos casi siempre contigo, hoy nos vamos a Bosnia.

JLA: Me llamó mucho la atención, Ángeles, un reportaje que invito a la audiencia a que lo vea en Euronews, en Bosnia hay 9 mil personas, a mí las cifras siempre me parecen tan impresionantes porque los imagino juntos en una cancha de fútbol, por ejemplo. 9 mil personas están varadas en una ciudad de Bosnia donde no pueden ni ir hacia adelante que es lo que les gustaría a ellos, hacia la Unión Europea porque hay una frontera que se lo impide, ni ir hacia atrás, dejar Bosnia , volver a sus respectivos lugares de origen que son Argelia, Pakistán, etc.
La realidad es que en esa zona estos días está haciendo, 0ºC es una buena temperatura, de ahí para abajo. Y "viven" -que es una manera de decir- en trenes, en fábricas abandonadas, en zonas absolutamente depauperadas con niños, con alguna ONG que aparece de vez en cuando a dar alimentos, fogatas, problemas de todo tipo y eso es en Europa. No estamos hablando de la frontera de Afganistán con otro país, no, es ahí en el cogollo de Europa.
Es una situación trágica que van pasando las semanas, los meses y continúa, se están produciendo muertos, como digo hay muchos niños ahí.
Y la Unión Europea lo máximo que dice ante la situación es: ‘a ver si podemos la semana que viene mandar alimentos, y mandamos unas cuantas cajas de alimentos para que sobrevivan’, pero no hay una solución política, ni siquiera geográfica a la situación. Y a mí, viendo las imágenes siempre digo, la emigración es algo extremadamente duro pero en esas condiciones donde te juegas la vida directamente, es algo diferente. Y sobre todo en el contexto. Es decir, el contexto europeo, al lado de Croacia y de Serbia, digo para que la gente cuando piensa en Europa siempre se piensa en la torre Eiffel y en los Campos Elíseos.
Europa también es esto, también es esto.

 

MAB: Bien.
¿Qué está pasando en Irlanda, por otro lado, que lleva a que haya mirada desde lo que es la Unión Europea, desde Brexit mirando a Irlanda? ¿Qué pasa ahí adentro?

JLA: Irlanda, la audiencia debe saber que el Reino Unido lo conforman Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte, pero Irlanda del Sur es un país independiente, ellos se llaman Irlanda. Es un país que no tiene nada que ver, los irlandeses se enojan mucho cuando los confunden con  ingleses, y hacen bien, no tienen nada que ver ni siquiera con el Reino Unido, no pertenecen.
Irlanda es un país diferente que está dentro de la Unión Europea y que no ha votado por salir con el Brexit.

 

MAB: Cientos de años peleando para que eso sea así ¿no?

JLA: Exactamente.
¿Qué ocurre ahora? Que Irlanda del Norte, como es un país ocupado por Inglaterra sí se ve afectado por el Brexit y el otro trozo de isla que es mayoritario, lo que llamaríamos técnicamente Irlanda del Sur, queda fuera del Brexit.
¿Qué ocurre ahí? Hay un trozo, una zona que va a seguir perteneciendo a la Unión Europea y una zona que no.
Bueno, estos últimos 4 o 5 días es un tema de tapa de diarios y de informativos porque está habiendo muchísimos problemas en las fronteras entre un país que es Irlanda que sigue dentro de la Unión Europea y una zona que es Irlanda del Norte, que como está dentro del Reino Unido, está fuera de la Unión Europea.
La Unión Europea ha querido llegar a acuerdos rápidamente con Irlanda para de alguna aislar a Irlanda del Norte, y bueno, la situación se ha convertido en algo explosivo. La izquierda en general en Irlanda del Norte aboga desde hace muchos años por unificar la isla, que sea integrar a Irlanda del Norte en Irlanda. Lo que ocurre es que ahí el Reino Unido, Inglaterra tiene en esa zona de Irlanda del Norte un destacamento militar, y como hacen en el caso de Israel en territorios palestinos de zonas ocupadas que impiden ese proceso. Entonces Irlanda del Norte siempre electoralmente aparece muy dividida entre los que quieren la unificación y los que miran a Londres.
Todo este aparente cóctel se está convirtiendo en un problema en la vida cotidiana de la gente, en la llegada de alimentos, en la salida de ferris para el Reino Unido y hay enormes filas de camiones. Es decir, toda esta situación está complicándole la vida cotidiana a la gente, y por eso quería mencionarlo, para que la gente sepa que Irlanda en este momento está en una zona bastante convulsa, por eso, por la división que tiene y porque la zona mayoritaria, lo que es la República de Irlanda sigue perteneciendo a la Unión Europea.

 

MAB: Bien.
Por último Holanda que nos proponías hablar de las elecciones, ¿cuándo son las elecciones? Faltan como dos meses.

JLA: Sí, y van a tener el récord de participación, yo creo que van por 60 partidos políticos.

 

MAB: ¿60?

JLA: Sí, se ha descompuesto todo, va a ser una locura.
Va a ser de los países más fragmentados, aparte por lo menos 16 van a tener representación parlamentaria según los sondeos y las encuestas.
Y también la abstención, cuando no es obligatorio el voto la abstención es uno de los elementos claves para entender lo que ocurre en los programas políticos.
Digo Holanda y digo Cataluña, el domingo 14 hay elecciones en Cataluña también. Y bueno, entre que la situación es la que es a nivel pandémico, es una cosa que si no fuera trágica sería simpática. La gente a la que le está tocando las mesas electorales para asistir y hacer la recepción de los votos de los ciudadanos, están todos haciendo parte diciendo que no van a participar. Digo porque no es como en Uruguay que si sos funcionario te puede tocar, en el caso de la mayoría de los países europeos es un sorteo del censo de ese barrio y va el ciudadano que le toca.
Entonces, tienen un margen de días para rechazar esa "invitación".
Bueno, ya hay casi un 30% de persona que han sido elegidas por un sorteo para presidir o estar ahí en la mesa, en la recepción de votos que ha justificado que no van a ir porque tienen miedo del Covid o porque están en cuarentena, etc., lo cual está provocando una situación electoral que es muy similar a la que va a ocurrir en Holanda, es que es muy complicado organizar una historia electoral en plena pandemia, la gente tiene miedo. ¿Cómo vas a ponerte en una fila, no sabés lo que tienes delante ni detrás, vas a entrar en una cabina a la que no sabés quién entró antes, es como entrar a un ascensor? Y eso hace que la gente al no estar muy comprometida en lo político tampoco, como ocurre en todos lados, decide quedarse en casa. Por lo cual la cifra de abstención tanto en Holanda como en Cataluña pueden ser históricas.

 

MAB: Bueno, Jorge, tenemos que cerrar por acá agradeciéndote mucho todo este panorama.

JLA: Bueno, les mando un saludo muy cordial a todos.