EN OSE “HEMOS PERDIDO UNOS 1.700 PUESTOS DE TRABAJO DESDE 2013 A LA FECHA Y ESTO SIGUE AVANZANDO”
Contacto con Nicolás Ferreira, secretario general de FFOSE, 11 de febrero de 2021

El sindicato de trabajadores de OSE denuncia la pérdida de puestos de trabajo que reducen además la calidad del servicio, sumado a las tercerizaciones, políticas que continúan de los gobiernos anteriores. “Estamos en una situación caótica. En el 2019 sin negociación colectiva, sin previo aviso, envían una estructura sin estudios, sin negociación. Y hemos perdido unos 1.700 puestos de trabajo desde 2013 a la fecha y esto sigue avanzando”, dijo en CX36 el secretario general de FFOSE Nicolás Ferreira. Transcribimos la nota que puede escuchar aquí:
https://archive.org/details/nicolas-ferreira-cx-36-11-feb

Hernán Salina: Estamos en contacto con Nicolás Ferreira, secretario general de la Federación de Funcionarios de OSE (FFOSE).
Nicolás, buen día. Gracias por estar con Radio Centenario esta mañana.

Nicolás Ferreira: Hola, ¿qué tal? Buen día usado para usted y para toda su audiencia. Muchas gracias por darnos la oportunidad de comunicarnos.

 

HS: Bueno, el motivo de la comunicación Nicolás, era porque nos llega un comunicado de los trabajadores, del sindicato, de FFOSE, dirigido a la opinión pública, alertando -comienza diciendo la declaración- ‘alertando a la población del estado crítico que en materia de recursos humanos tiene en la actualidad el organismo’.
Contanos cuál es la visión que están planteando, qué le preocupa a ustedes en este tema.

 

NF: Para nosotros la visión este en cuanto a la cantidad de personal y a la del personal, es sumamente crítica. Se están yendo generaciones enteras, muchas generaciones que ingresaron desde mediados del ‘80 y el ’90; y desde la institución -tanto de la administración anterior como ésta- siempre hubo caso omiso a los reclamos del sindicato en materia de negociación.
En el 2012 llegamos, después de un trabajo importante y serio en el marco a la negociación colectiva, a firmar algún acuerdo de áreas estratégicas y además avanzar en la estructura de una dotación mínima de funcionamiento para todo el país, esto se envió a la Oficina de Planeamiento y Presupuesto y no se aprobó.
Entonces, a partir del 2013 en adelante, no hubo una reposición de vacantes, se fueron descendiendo; avanzaron las tercerizaciones que eso implica precarización laboral para el compañero que trabaja para las empresas; ganancias para los privados; pérdida de conocimientos.
Después, en el gobierno de Tabaré Vázquez aplicaron el 3x2; de cada tres que se iban ingresaban dos. En OSE nunca lo aplicaron. No llegaron ni al 3x2, a veces simplemente aplicaron el 3x1 y ahora, con el nuevo instructivo de este gobierno, que dice que cada 3 ingresa uno; tampoco se aplicó.
Nosotros habíamos negociado con la Gerencia General del Directorio que a mediados de diciembre tendría que haber un llamado mínimo para que entren por lo menos 100 personas porque se fueron 300. Y no lo hubo.
Entonces, estamos en una situación caótica. En el 2019 sin negociación colectiva, sin previo aviso, envían una estructura sin estudios, sin negociación. Y hemos perdido unos 1.700 puestos de trabajo desde 2013 a la fecha y esto sigue avanzando porque  posiblemente, de acá a que termine el periodo, unas 800 personas se van a ir.
Esto teniendo en cuenta casi los 17.000 kilómetros de tuberías que tiene la OSE, que hay departamentos donde las cuadrillas tienen 3 o 4 compañeros que hacen guardias de 21 días, trabajan 14 o 16 horas. La situación es crítica.
Y esa situación crítica del personal está atendiendo las más de 70 plantas, atendiendo Aguas Corrientes que suministra agua para casi dos millones de personas y también tiene falta de personal, las plantas de tratamientos de saneamiento, en todos lados hay falta de personal.
Después también una denuncia que en el mes de diciembre, hubo un acomodo, a dedo, de mucha gente, sin concurso -nosotros tenemos concurso interno para ascender no se  aplicaron- y esta es la perlita: En ‘Selección y desarrollo’ que son donde arman los Concursos, la persona, el nuevo jefe, no concursó.
Entonces, la situación es crítica y no podemos avanzar en la negociación colectiva. Puede llegar a existir buen diálogo, pero no hay negociación de buena fe ni tenemos la información de primera mano y entonces, lo que nosotros queremos es alertar a la población porque ya estamos en problemas.
Y por suerte arrancó a llover porque quedaban 90 días de agua para toda la zona metropolitana y eso es muy poco. Así que por suerte arrancó a llover y celebramos. Porque el Estado uruguayo –han pasado todos los gobiernos- no tiene un plan B.
A la OSE la han dejado de lado, a los trabajadores de OSE nos han dejado de lado porque  nosotros siempre mantenemos el servicio. Inclusive cuando tomamos nuestras medidas sindicales, dejamos guardias gremiales para garantizar el servicio en todo el país; lo hemos hecho y con responsabilidad.
Así como en el 2004 reformamos la Constitución para que no se venda la OSE, así como luchamos contra la Ley de Riego, en este sentido en el marco de la pandemia, celebramos el esfuerzo de los trabajadores que sin agua potable y sin energía eléctrica, el sistema de salud –más allá del esfuerzo de los trabajadores, los médicos, los enfermeros- en esta situación lo importante era tener agua potable. Como –y así algunos lo recuerdan- lo que pasó con el cólera; nosotros no tuvimos cólera en los ‘90 porque funcionaba el sistema de agua potable y saneamiento en el Uruguay.
Entonces lo que queremos denunciar es que estamos en una situación crítica, llamamos a las autoridades, al Poder Ejecutivo, a la OPP, al Ministerio de Economía y Finanzas; a la Oficina Nacional de Servicio Civil, al Directorio de OSE, a las gerencias, a que tomen conciencia.
Debo decir que estamos en contra del instructivo de la OPP porque nosotros entendemos que van a recortar a personas que garantizan el agua. En las usinas hay compañeros que trabajan 12 o 16 horas, que a veces tienen que trabajar solos, hay compañeros que tienen 200 días de licencias atrasadas, porque no salen porque hay que garantizar el servicio.
Entonces, nosotros queríamos sin generar alarma pública pero (denunciarlo porque) es indignante.
Y durante todo este tiempo de la pandemia, lo único que hicimos fue trabajar para garantizar que haya agua potable, pero ahora llegó el momento –una vez que no pudimos negociar, no pudimos acordar- de decirle a la opinión pública la situación en que estamos.
Por eso emitimos ese comunicado a la opinión pública.

 

HS: Hablas de una situación que se viene dando desde los gobiernos anteriores y se profundiza en este, pero ¿se da mayoritariamente en algunos sectores más prioritarios que otros o es general esa pérdida de personal?

 

NF: Es general.
En números generales hoy, para el sistema de agua potable, saneamiento y las cuadrillas que hoy es el servicio de exteriores, para llegar a la dotación mínima, la mínima que los compañeros tienen que quedarse de guardia, porque trabaja en la mañana, la tarde, la noche y la madrugada y siguen de largo; y faltan 300 funcionarios. Eso para una atención mínima. Y ellos siguen de guardia.
Nosotros, en su momento, se llegó -después de varios años de estudio- en el año 2012 se necesitaban 5.700 funcionarios y hoy tenemos 4 mil, menos los 300 que se fueron este año.


HS: ¿Ustedes perciben que habría sectores o cargos por donde si se podría reducir, que fueron la reducción importante a nivel de gasto en OSE?

NF: El único lugar que han reducido fueron los trabajadores, han bajado algunas inversiones pero ¿cómo lo ve la población?
La población paga la tarifa de OSE, en la que las inversiones, las tercerizaciones y los cargos de operación son el 70%. O sea que los salarios de los trabajadores, del funcionario público, no llega al 29% de la tarifa. Por lo tanto lo central del costo no es el salario de los trabajadores.
Y nosotros también enviamos comunicación al Directorio porque queremos discutir la estructura tarifaria de OSE que es la misma desde el año ‘68 a la fecha, con alguna modificación. Y lamentablemente los hogares más pobres están subsidiando a los hogares más ricos y esa discusión no la quieren dar tampoco.
Nosotros hemos elaborado un documento, para el que contratamos a la cooperativa Comuna, y queremos dar el debate público pero las autoridades de OSE no han respondido. Sabemos que en este sentido lo que más pesa son las tercerizaciones, porque con lo que el Estado le compra la mano de obra a una empresa privada, es el doble mínimo de lo que sale un funcionario público, y hay casos que es más del doble.
Después tenemos la lógica de los préstamos internacionales, la deuda externa para construir.
También dar el diagnóstico de por qué la OSE cada vez gasta más en productos para potabilizar el agua. ¿Quién contamina el agua? Las cuencas están contaminadas y recuerdo en este momento una Tesis de Grado de una bióloga, que demostró que el 86% de la contaminación de las cuencas es por contaminación difusa y es de la agricultura, y estamos hablando de soja transgénica, maíz transgénico, el modelo agro exportador y forestal.
Entonces ahí hay mucho para discutir.
Si en la punta del iceberg está cuántos son los funcionarios públicos, nosotros queremos discutir todo: la estructura tarifaria, el ordenamiento territorial y por qué el agua está en estas condiciones y porqué los trabajadores tienen que hacer lo imposible para que el agua salga potable. ¿Por qué los trabajadores de laboratorio tienen contrato de confidencialidad?

 

HS: Ahh, es interesante eso.

NF: Es interesante y las autoridades nunca nos han contestado.
Entonces, nosotros lo que estamos poniendo es un funcionamiento mínimo para garantizar el servicio que es con la gente.

 

HS: Ustedes han alertado por ejemplo Nicolás, de la gravedad de la situación en la cuenca del Santa Lucía, de la necesidad de inversiones para mejorar la potabilidad del agua.

NF: Si, ese es un aspecto técnico porque la cuestión es por qué  el agua que toma OSE está contaminada, recuerdo hace muchos años en un Congreso los compañeros definieron exigir que existiera una especie de área protegida donde están las tomas de agua, los arroyos; donde no haya contaminación para que el agua bruta –como nosotros le llamamos- venga lo menos contaminada posible para que no se utilicen tantos insumos que se requieren para potabilizarla, insumos críticos le llamamos.
Entonces tendríamos un agua de mayor calidad con menos productos químicos y que va a ser más barata. Porque el problema no son la cantidad de funcionarios públicos ahora si hay funcionarios públicos de más, funcionarios que entran a dedo, etc. vamos a discutirlo. Pero nosotros lo que queremos discutir de una vez es una estructura de funcionamiento que no tenga tercerizados, que sea personal genuino, y nuestro sueldos están a la vista, cualquiera entra a la web de OSE busca escala salarial y ahí están los sueldos.
A los trabajadores de OSE una hora extra le vale menos que una hora común por la estructura del salario, nosotros tenemos mucha cosa para discutir y somos un sindicato de hablar, de negociar, de acordar, de estudiar, de llevar propuestas. Y bueno, dado que intentamos durante todo este año, garantizar el servicio y a su vez instalar negociación no hemos tenido respuestas.
Y como tú dijiste en el 2013 denunciamos la calidad del agua, en el 2015 lo que pasó en Maldonado, 2016 en la Laguna del Cisne, que ahí se demostró que cuando se dejó de plantar soja transgénica mejoró inmediatamente la calidad del agua.

 

HS: Nicolás además de poner en conocimiento de la opinión pública la situación ¿qué van a hacer?

NF: Ayer fuimos recibidos por el Directorio, fue una charla, un intercambio, no obtuvimos información concreta, hicimos un cuarto intermedio hasta el próximo miércoles, ellos iban a tener reuniones con OPP Y la ONSC pero la cuestión que los llamados no están. Nosotros queremos que se terminen los acomodos, queremos que haya concursos, nosotros colaboramos para que haya concurso por ascenso, que eso se apruebe y se lleve adelante.
Lo que queremos es transparencia y que cualquier ciudadano sepa cómo se hacen las cosas en OSE.
Y en cuanto a la defensa del agua, nosotros -como ya lo hicimos en el 2004 que lo establecimos en la Constitución y como salimos a dar la crítica con la Ley de Riego- todo aquello que afecte la calidad del agua, por lo tanto la salud de la población, la salud de la alimentación; porque a veces simplemente se dice el agua está contaminada, que mal que sale el agua y la culpa es de OSE. Y si, OSE tiene responsabilidad pero el Estado no se hace cargo de la situación del agua como tal, de las cuencas, sigue autorizando determinadas prácticas agrícolas que contaminan. Entonces garantizar la calidad del agua es garantizar la salud de la población y garantizar hasta la calidad de los alimentos.
Nosotros somos plenamente conscientes de esa situación y en este caso estamos alertando que hoy peligra la situación por la cantidad de funcionarios y si esto sigue así vamos a tener una situación crítica.
Esa es la situación y queremos decirle a la población que la situación es jodida pero se puede revertir y que los trabajadores, los funcionarios y este sindicato, somos responsables y somos los que garantizamos y vamos a seguir garantizando el agua potable y el  saneamiento.
Una anécdota. El martes fuimos a hacer una asamblea en Distribución, en un área de Montevideo, y tenían dos camionetas para dos cuadrillas y les sacaron una camioneta. Los compañeros no tenían un vehículo para salir a trabajar. Esa es la situación. Es indignante.
Y siguen avanzando las tercerizaciones, la mayoría de la flota de OSE es contratada por lo tanto sale carísima. Y si la gente piensa que el problema son  los funcionarios públicos, nosotros les decimos que no es así. Esa es la punta del iceberg de un sistema que está frágil.

 

HS: Bien, Nicolás Ferreira, secretario general de la Federación de Funcionarios de OSE gracias por estos minutos con Radio Centenario.

NF: Bueno muchísimas gracias. Y a la población: denuncien todo. Denuncien contaminación en el agua, denuncien la falta de agua, denuncien si demoran; porque hay decisiones que no las tomamos los trabajadores pero para nosotros es fundamental el apoyo de la gente. Por lo tanto en este sentido, denuncien todas las situaciones que haya y los trabajadores nos comprometemos a hacer lo imposible para solucionarlo.