APAGONES EN MEXICO: “LAS CONSECUENCIAS DE HABER PRIVATIZADO LA GENERACIÓN DE ENERGÍA”
Contacto con Eduardo Victoria Baeza desde México, 17 de febrero de 2021

 

“En este momento en la mitad de México hay apagones debido a una serie de apagones que también ha habido en los Estados Unidos”, dijo nuestro corresponsal en México, Eduardo Victoria Baeza, en su contacto semanal con Radio Centenario. “En México no tenemos la capacidad, los recursos, que tienen los estadounidenses para hacerle frente rápidamente, a estos problemas y muchos usuarios se van a quedar sin la posibilidad de la reconexión eléctrica rápidamente y sin saber qué es lo realmente está pasando”, explicó y sostuvo que “esto nos pone de manifiesto la necesidad imperiosa de retomar en nuestras manos la generación de energía, nunca debimos haber privatizado, nunca debimos haber entregado la generación de energía, en este caso de electricidad; nunca debimos haberlo entregado a todas estas empresas”, afirmó.  Además, habló de las graves consecuencias que traerá para millones de trabajadores la decisión de López Obrador de terminar con las tercerizaciones en el Estado. Transcribimos esta nota que usted puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/2021-02-17-eduardo-v.-baeza

Hernán Salina: Es un gusto recibir en Montevideo a nuestro compañero Eduardo Victoria Baeza desde México.
Eduardo, bienvenido.

 

Eduardo Victoria Baeza: Buen día, ¿cómo están? Un saludo a toda la audiencia.

 

HS: Bien, Eduardo contentos de recibirte en directo de nuevo esta semana, y no pusiste como título del tema inicial ‘apagones’. ¿Esto está vinculado con lo que nos hablaste la semana pasada?

EVB: No. Hay apagones en este momento en la mitad de México. Hay apagones debido a esta serie de apagones que también ha habido en los Estados Unidos, en Texas.
La mitad de la red eléctrica del país está ligada a la red eléctrica estadounidense, entonces lo que afecte a la red eléctrica estadounidense va a afectar en la red eléctrica mexicana. Así que en este momento hay casi 4 millones de usuarios que están sin energía eléctrica y según las explicaciones oficiales, es debido al frio. Pero cuando hace frio es por el frío, cuando hace calor es por el calor y cuando hay lluvias es por la lluvia, cuando hay viento es por el viento y sino por el chupacabra.
La verdad es que sabemos muy poco de qué está sucediendo con estas empresas privadas a las que en los últimos 30 años, el gobierno de México les regaló la generación, la producción de energía eléctrica, no supervisó absolutamente nada, eso sí les comenté la semana pasada. La Comisión Federal de Electricidad (CFE) que fue en los últimos años adelgazando, desligando, únicamente quedándose con las deudas, pero dejando toda las ganancias en manos de estas empresa privadas, porque la consigna era ‘para qué queremos producir energía eléctrica en México’, si se la podemos comparar a los estadounidenses, supuestamente mucho más baratas, supuestamente mucho más económicas, supuestamente de mucho mejor calidad.
Entonces, durante los últimos 30 años decir los países tienen que ser independientes en cuanto a la generación de su propia energía, era como un pecado, te decían que eras un perfecto imbécil. Bueno pues ahora estamos con estos problemas serios, graves; sucede que en Estados Unidos hay un apagón y en México hay un apagón.
El problema es que en México no tenemos la capacidad, los recursos, que tienen los estadounidenses para hacerle frente rápidamente, a estos problemas y muchos usuarios se van a quedar sin la posibilidad de la reconexión eléctrica rápidamente y sin saber qué es lo realmente está pasando. Y esto nos pone de manifiesto la necesidad imperiosa de retomar en nuestras manos la generación de energía, nunca debimos haber privatizado, nunca debimos haber perdido, nunca debimos haber entregado la generación de energía, en este caso de electricidad; nunca debimos haberlo entregado a todas estas empresas.
Si hoy tenemos este problema no depende de nosotros, se les cae a ellos por la razón que sea, se les cae a ellos la producción, la generación de energía en este caso y somos afectados, no sabemos absolutamente nada y no tenemos ninguna capacidad operativa en este momento, así que buena parte del país sobre todo los Estados del norte, sin energía eléctrica.

 

HS: ¿Eso es también por la por la conexión energética que viene del otro lado de la frontera? ¿Dependen de conexiones que vienen de Estados Unidos?

EVB: Si, se depende de conexiones que vienen de Estados Unidos y también con un sistema todo intrincado, porque México produce la energía y se la vende a los estadounidenses, después los estadounidenses nos la revenden a nosotros.
Entonces son una serie de acuerdos muy oscuros entre compañías privadas que no sabemos muy bien hasta donde llegan, pero en efecto viene de allá.
Por ejemplo, el gas que se utiliza en México también para muchas de estas plantas que generan electricidad, viene de los Estados Unidos, así que cuando hay problemas con el suministro de gas en Estados Unidos, es un problema en México porque tampoco tenemos la soberanía en cuanto a la producción de gas, siendo que somos un país petrolero.
Te diría que somos casi una potencia petrolera, tenemos muchísimo petróleo, tenemos muchísimo gas, pero cuando pasa esto nos quedamos sin gas, siendo que en México se extrae gas lo que pasa es que el gas que se extrae se va. Y en México se genera electricidad sobre todo en la zona fronteriza, pero esa electricidad se va.
Entonces, esto es resultado directo de los años neoliberales, de esta política –que comentaba antes- de ‘para qué’ vamos nosotros a ser autosuficientes en materia de energía, si se la podemos comprar a cualquier país mucho más barata, es una tontería, tener a la CFE, a Luz y Fuerza del Centro, a PEMEX…
Bueno esto es lo que sucede.
Cuando esto pasa, no sabemos ni por qué está pasando, no sabemos cuándo nos van a reconectar la energía, no tenemos ningún control sobre eso como país.

 

HS: Tremendo, claro.
Bueno, el otro punto que nos marcabas para esta semana es un término en inglés, outsourcing.  

EVB: Si, la traducción de outsourcing  sería tercerizaciones.
En México durante los años neoliberales, la forma de pagar favores políticos por parte de quienes tomaban el control del gobierno, los partidos políticos que iban tomando el control del gobierno, era dando contratos a empresas de amigos y familiares. Nadie aporta dinero a las campañas políticas sin esperar nada a cambio en esa dinámica de política electoral burguesa. Se aportan muchos millones de dólares a cambio de algo. No hay ideas, ni nada que no sea solamente lucro.
Esa fue la forma que el sistema político mexicano encontró en los años neoliberales de premiar a los amigos, a las amigas, que habían aportado mucho; los socios en este caso que habían aportado mucho a las campañas, era dándoles contratos con el gobierno.
Pero estos contratos se daban a través de empresas tercerizadas.
Como ya no se podía seguir metiendo personal a la nómina porque eso iba a estallar, el gobierno no podía seguir teniendo más empleados directos porque no tenían la forma de justificarlo, y les costaba mucho dinero porque había que pagar seguridad social y un montón de cosas. Entonces, lo que se hizo fue ir dando contratos a grandes empresas y estas empresas a su vez, daban otros contratos a trabajadores para que hicieran por ejemplo, el caso del contrato más grande que tenemos en el Estado de México es ‘personal de limpieza’. Entonces tenemos que el contrato más grande en la ciudad de México en los últimos años fue en limpieza. Una empresa que contrató a otra empresa, que contrato otra empresa, que a su vez contrató directamente -con contratos basura y por algunos meses- a trabajadores y trabajadoras. Y cuando se intentaba seguir el rastro de este dinero era un relajo. Y sigue siendo un relajo. La gran repartija de millones de pesos se quedaba en los que podían obtener los grandes contratos y después se hacían –y se siguen haciendo- estos contratos basura, para los y las trabajadoras por algunos cuantos pesos, contratos sin beneficios sociales, ya no hay seguridad social, ya no hay vacaciones ni los diferentes pagos que marca la ley.
Es una forma de flexibilización total y el único fin en el caso el caso de México –imagino que en Uruguay sucede lo mismo- es pagar favores políticos.
El gobierno de Manuel López Obrador, en una buena, está terminando con los outsourcing; pero en la mala, los está terminando como ha terminado algunos contratos del gobierno: a machetazos.
Entonces lo que lo que parecerían muy buenas intenciones, el terminemos con el outsourcing que le cuesta al gobierno miles de millones de dólares, en este tipo de contratos superinflados, en este tipo de contratos multimillonarios, a estos empresarios o a esos amigos de los amigos del sistema. Bueno, pues eso está muy bien, terminemos con esto. ¿Pero qué hacemos con los millones de trabajadores que dependen y que trabajan para estas empresas? Que son empresas basura, lo sabemos; que tienen contratos basura también lo sabemos; pero viven de eso. ¿Qué hacemos con esos millones de trabajadores? No podemos dejarlos de un plumazo sin trabajo, sin empleo.
Bueno, el gobierno de la República desafortunadamente, como cuando ha terminado con muchos contratos de gobierno, lo está haciendo así. A partir de tal fecha se terminan estos contratos de o outsourcing y todos ustedes se van a la calle.
Sabemos que muchas de estas grandes empresas, de estos grandes empresarios que controlan por ejemplo, el caso de la limpieza en la Ciudad de México, tienen miles de millones de dólares, incluso tienen contratos en diferentes países, con diferentes entidades  de la República, pero ¿qué va a pasar con los miles de trabajadores y trabajadoras -del caso por ejemplo de la limpieza en la Ciudad de México- que de un día para el otro se están quedando sin empleo.
Este es uno de los problemas medulares que en este momento estamos enfrentando en el país, la finalización de estos contratos de outsourcing que sí, hay que decirlo como es, han sido prebendas y son prebendas a favores políticos, sin embargo qué va a suceder con las y los trabajadores. ¿Se van a ir -cómo les está sucediendo- sin ningún beneficio, sin absolutamente nada?
Esto es una de las grandes interrogantes que el gobierno de López Obrador no está respondiendo y esto va a venir a agravar aún más, la crisis que ya de por sí vamos a enfrentar en la pos pandemia. Porque la economía quedó muy mal.
Hace unos días, uno de los estudios más importantes del propio gobierno, nos habla de que cerca del 30% de los mexicanos económicamente activos, están en el desempleo.
Estas son nuestras interrogantes.
Parecerían muy buenas las intenciones de López Obrador de terminar con el outsourcing, pero qué va a suceder con los y las trabajadoras que trabajan para empresas de outsourcing.
En muchos casos el gobierno los estpa dejando fuera, de un plumazo, se termina el contrato, se van, hasta luego.
Ese es uno de los más graves problemas que estamos enfrentando, cuando el gobierno vaya liquidando los contratos de outsourcing y desafortunadamente hasta el momento, no ha habido una respuesta ni un plan ni un programa del gobierno de López Obrador para hacerle frente a esta crisis que se viene, y son millones de trabajadores los que se encuentran en esa situación.

 

HS: Será todo un desafío, imagino, la organización de esos trabajadores para enfrentar este panorama.

EVB: Así es. Muchos sindicatos y dependientes hemos estado tratando de reorganizar a los y las trabajadoras, en esta situación. Sin embargo se viene un panorama muy complicado. En algunos casos -como las universidades públicas, por ejemplo- han terminado ya con estos contratos de outsourcing  y de un día para toro los trabajadores a la calle, con unos cuántos pesos que no le alcanzan para pagar un mes de renta y se terminó.
Es un problema muy grande que se viene y habrá que enfrentarlo con la fuerza de trabajo organizada, de lo contrario nos vamos a quedar todos en la calle.

 

HS: Un apunte final, estábamos leyendo la noticia que el canciller de México, Marcelo Ebrard, anunció que a estas horas iba a hacer un planteo ante el Consejo de Seguridad de la ONU, de alguna manera representando a América Latina, respecto a lo que denuncian como ‘desigualdad e inequidad en el acceso a las vacunas’ por el tema el coronavirus, por supuesto.

EVB: Marcelo Ebrard es una broma. El canciller es una broma, él quiere ser Presidente de la República y probablemente lo sea. Ha sido el sucesor de López Obrador absolutamente en todo, durante más de un año se la pasó ponderando la vacuna de Pfizer, diciendo que nuestra relación primordial con los Estados Unidos nos iba a poner en esa posición de privilegio para obtener la vacuna de Pfizer. Incluso que Donald Trump nos iba a ayudar a traer la vacuna de Pfizer, que México tenía una posición de privilegio con la compañía Pfizer. En el último año se la pasó el gobierno de López Obrador y principalmente el Canciller denostando a la vacuna rusa, hablando cualquier disparate; y diciendo que ya venían las vacunas de Pfizer y cuando Pfizer nos dio la espalda y nos dijo ‘yo no tengo ningún contrato con ustedes y los que tengo no los vamos a cumplir’, pues ahora se convierten en los grandes defensores del continente. Hay que tener mucho cuidado con lo que estos dicen, ustedes ya tuvieron esa experiencia en Uruguay con el gobierno de (José) Mujica, y hay que tener cuidado porque por un lado dicen una cosa pero por otro lado hacen otra. Y Marcelo Ebrard durante un año estuvo ponderado diciendo que ya tenemos montones de contratos con Pfizer y en este momento, ellos son muy malos porque no nos dan la vacuna.
Me parece que México debería haber utilizado desde un principio esta posición de liderazgo latinoamericano para empujar en la ONU, que sabemos no sirve para mucho pero bueno. Lo que sí es criticable es ese doble rasero, cuando se debió haber hecho no se hizo y ahora que México quedó absolutamente mal parado con la población, pues ahora están diciendo cuán malos son los capitalistas.
Hay que tener cuidado con este doble rasero y esta doble moral.

 

HS: Bueno para cerrar, sos el único integrante –te sentimos por supuesto como parte de este equipo de la 36- que ya ha sido vacunado. ¿Cómo ha sido tu experiencia?

EVB: Yo estoy en este momento en los Estados Unidos, como les he comentado tengo la ciudadanía mexicana y la ciudadanía estadounidense, y pude conseguir una cita en Estados Unidos. No he tenido ningún efecto secundario y prácticamente es como cualquier vacuna. Déjenme decirles que la organización está muy mal, en este momento es un sálvese quien pueda, el que pueda sacar la cita la saca y el que no pues se amoló. No importa la edad. Hay supuestamente una serie de regulaciones pero eso no es verdad, hay gente que debería estar siendo vacunada y no consigue la cita; y hay otros que tuvimos la fortuna de conseguir la cita y nos vacunamos.
Así que es un verdadero relajo, como es el capitalismo: sálese quien pueda.
Pero por fortuna no he tenido ningún efecto secundario y ahora  esperar dentro de un mes la segunda dosis y que todo siga bien, a no bajar la guardia.

 

HS: En tu caso te tocó la vacuna ‘Moderna’

EVB: Si, en una farmacia en Estados Unidos había que estar atento, encima de la cita por internet hasta que como a las 5:50 de la mañana la pudimos conseguir, y hubo que viajar rápido a los Estados Unidos para poder aplicármela. Es una red de farmacias que lo están haciendo.
En un principio se las estaban dando a la Guardia Nacional y se hacía la vacunación a través de instancias gubernamentales, pero después el gobierno de los Estados Unidos decidió darle el negocio a las farmacéuticas, a todos los supermercados y quedó abierto al que podía sacar una cita. Desafortunadamente, es así y muchas personas mayores que no tienen acceso o que no sabe utilizar la computadora, se están quedando sin la cita.
Y muchas personas que tienen acceso a la computadora, personas más jóvenes que saben cómo hacerlo, pues están obteniendo las citas. Hay algunas organizaciones que apoyan especialmente a las personas mayores o a la gente enferma, las están ayudando a conseguir citas.

 

HS: ‘Moderna’ es con este sistema nuevo de ARN mensajero.

EVB: Si, no he querido averiguar mucho porque cuanto más averiguo más nervios me dan.

 

HS: Bueno pero nos alegramos si sirve, con la preocupación de todo esto que nos contabas. Eduardo, muchas gracias como siempre y una alegría escucharte en directo. Un abrazo.

EVB: Hasta la semana próxima.