SECUNDARIA: “NO HAY CONDICIONES MÍNIMAS NI GARANTÍAS COMO PARA INICIAR UN AÑO CON RELATIVA NORMALIDAD”
Contacto con el profesor Andrés Mancioni (ADES), 17 de febrero de 2021

 

“Las condiciones están muy, muy lejos de ser las mejores. O sea, lo que veníamos arrastrando de años anteriores se ha potenciado por el recorte de horas y por la pandemia; y la reducción presupuestal que hubo también el año pasado, implica que no haya condiciones mínimas ni garantías como para iniciar un año con relativa normalidad”, dijo el profesor Andrés Mancioni, integrante de la Dirección del Sindicato de Enseñanza Secundaria en diálogo con CX36, al referirse al inicio de clases fijado para el 1° de marzo y que las autoridades pretenden que se vuelva de presencialidad plena. Mancioni  dijo que gran parte del cuerpo docente se reintegró el 1 de febrero y la docencia directa esta semana y “nosotros vemos un escenario muy complejo en varios niveles, uno es el sanitario donde el Codicen plantea la presencialidad plena pero no visualizamos un escenario adecuado, ya que no está claro los espacios disponibles. Se habla de aulas alternativas y hubo declaraciones del Presidente del Codicen que plantea que no hay recursos para más docentes”, comentó. Transcribimos la nota que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/2021-02-17-andres-mancioni-ades

Hernán Salina: Queremos tener una actualización de qué pasa con el comienzo de las clases en Secundaria, vamos a recibir al profesor Andrés Mancioni, integrante de ADES, de la dirección del Sindicato de Docentes de Secundaria, profesor de Historia.
Andrés, buen día, gracias por estar en Radio Centenario.

Andrés Mancioni: Buen día para ustedes, Hernán y para toda la audiencia de la radio, es un gusto, y el agradecimiento por el espacio.

 

HS: Andrés, queríamos como decíamos tener la actualización contigo de qué panorama están viendo los profesores de Montevideo con el comienzo de clases, tenemos entendido que en estos días comienzan a tener ya los docentes ir vinculándose a los centros, pero está todo el capítulo de asignación de horas, de las condiciones sanitarias, ¿qué panorama están viendo desde el sindicato?

AM: Aclarar que en realidad gran parte del cuerpo docente se ha reintegrado a partir del primero de febrero, o sea todo lo que es docencia indirecta, adscripción, preparadores y demás de laboratorio, biblioteca y demás, y también en exámenes. Docencia directa ahora a partir de esta semana hay salas docentes preparatorias de lo que sería el inicio de cursos, para este inicio de cursos nosotros vemos un escenario muy complejo en varios niveles, uno es el sanitario en donde en realidad desde Codicen se plantea lo que sería la presencialidad plena, pero no estamos visualizando un escenario adecuado en este sentido porque no está claro los espacios que estarían disponibles, se habla de aulas alternativas fuera de los liceos, pero eso no está claro si se han encontrado, si no se han encontrado, en la cantidad y calidad suficiente, o sea que un escenario es el sanitario que es bastante complejo para lo que sería la presencialidad plena, que en ese sentido sería que los estudiantes asistieran todos los días, todos los estudiantes, todo el horario.
Y aparte hubo declaraciones recientes del presidente del Codicen Robert Silva que plantea que no hay recursos para más docentes, entonces ahí vemos otro problema, cómo se aspira a la presencialidad plena que implicaría la división de grupos para mantener el distanciamiento físico entre estudiantes y con los docentes, pero no hay recursos para más docentes y funcionarios, o sea por ahí tenemos un problema. Otro punto que vemos tiene que ver con el recorte presupuestal que hubo y de horas en Secundaria a partir de para este año lectivo en el entorno de las 43, 45 mil horas, que ahí hay otro problema, que arrancamos con muchísimos centenares de compañeros y compañeras en todo el país sin hora, muchos docentes con menos horas porque se redujeron las horas de coordinación que en muchos casos, en muchos liceos eran dedicadas para apoyo y tutoría, ahí tenemos otro escenario complejo, o sea el de varios compañeros, compañeras que están desocupados al momento.

 

HS: ¿Hay alguna estimación de cantidad de docentes que les puede pasar eso?

AM: Nosotros estimamos en centenares, algunos plantean algunos miles, es muy complejo una cifra al momento, lo que sí tenemos claro que en varios lugares de Montevideo, o sea la elección de horas de Montevideo y del interior hay los carteles de, no hay horas de geografía, no hay horas de profesores de música, o sea que se han terminado las horas, y esto tiene que ver con el recorte de horas que hubo para algunas asignaturas o cargos, pero también con que se suprimieron cerca de 18 mil horas de coordinación en todo el país, eso implica que muchos docentes al reducírsele su carga horaria por la coordinación, tomaran más grupos de clase y eso va llevando a que los docentes que están en lugares, o sea que eligen después en lugres inferiores de las listas, no tengan grupos que antes sí tenían, entonces estamos en un escenario muy complejo, y a eso le sumamos el recorte salarial que hubo en cuanto al poder adquisitivo del salario, el salario real de un 5%, o sea que los docentes al tener menos horas por coordinación y la reducción de salario real, estamos hablando de una reducción salarial en la unidad docentes que son unas 20 horas de clases semanales de 13 a 15% del salario menos. O sea que un escenario a varios niveles muy complejo e incierto porque no solamente la complejidad, sino la incertidumbre en que no sabemos, no tenemos certeza de los horarios en que vamos a trabajar los que vamos a trabajar, ni tampoco donde, ni esas condiciones de trabajo, porque se plantea esa situación de buscar aulas alternativas que se dejó encargada en muchos casos a las direcciones de los liceos, pero de eso no hay ninguna certeza tampoco en un escenario en donde la pandemia no está para nada controlada. Un poco es como introducción te podría decir eso

 

HS: Este año por supuesto se agrega todo este panorama de la pandemia, pero ¿hay situaciones de estas que se repiten, uno tiene la sensación todos los años hay problemas con la asignación de cargos, de horas, en mucho de esto es historia de todos los años, Andrés?

AM: Sí, nosotros notamos, o sea hay mucho que ya venía de años anteriores, incluso con la anterior administración, lo que sí vemos es una profundización importante en esta problemática porque el recorte de las 43 mil horas implica digamos que un salto en calidad de lo que se venía dando, eso sin lugar a dudas. Y después también tiene que ver con la falta de negociación colectiva, nosotros en años anteriores luchábamos, tomábamos medidas, pero había instancias de negociación en donde en definitiva podíamos no  lograr el 100% de las reivindicaciones, pero teníamos posibilidad de alguna cosa poder arrancar, poder lograr, ahora hay un desconocimiento total de la negociación colectiva porque las instancias bipartitas se han transformado en instancias en donde se informa al sindicato, pero no se negocia absolutamente nada, o sea se informa de lo que es hechos consumados, incluso lo que tiene que ver con el plan de inicio de cursos en donde el sindicato, ni siquiera el sindicato, los docentes en general a través de las salas docentes, de ATD, no han tenido ninguna participación.

 

HS: En ese punto de las horas entonces ¿con qué se van a encontrar los alumnos?, ¿hay grupos o materias digamos así que no van a estar y distintas opciones de apoyo a los alumnos que pueden no estar en muchos liceos?

AM: Claro, lo que tenemos en cuanto a asignaturas en sí ha sido la reducción por ejemplo de lo que tiene que ver con los acompañantes en las horas e coro, después hubo reducción en algunos cargos de docencia indirecta, no de las horas de las asignaturas clásicas en sí, el problema que tenemos es el siguiente, que la pandemia implica que tiene que haber reducción del número de estudiantes por grupo, al no haber más horas, esa reducción va a ser imposible. Entonces vamos a un escenario en donde o bien se va a reducir la distancia entre estudiantes para que entren más estudiantes en cada salón, que a eso es a lo que se aspira, reducir de un metro y medio a un metro esa distancia, pero no se va a garantizar de ninguna manera al no haber más horas docentes, la posibilidad de que todos los estudiantes puedan ir todos los días, porque hay lugares en donde no hay condiciones, y al haber una reducción de grupos en general, o sea porque hay menos grupos que el año pasado, sumado a que hubo un alto índice de repetición producto de la pandemia el año pasado, estamos frente a una situación en donde la súper población que ya era un problema, y contra el que veníamos luchando permanentemente con idas y venidas. Ahora va a ser probablemente muy importante porque el número de estudiantes por grupo va a aumentar sensiblemente en el marco de la pandemia y sin la posibilidad de dividir los grupos, como ya lo dijo el presidente del Codicen porque no hay docentes asignados para lo que sería el otro subgrupo, entonces hay un escenario bastante complejo.
O sea como padre, y a los padres el mensaje es que muy probablemente sus hijos no van a ir nuevamente todos los días a los liceos o si van, no van a ir todo el horario porque no hay condiciones materiales porque no están los recursos asignados para eso.

 

HS: Porque no se puede plantear que vayan todos los integrantes de cada grupo juntos, no es la idea.

AM: Claro, o sea si se plantea esa idea es sobre un escenario de cambiar absolutamente los protocolos sanitarios y reducir la distancia entre estudiantes, lo que pone en riesgo la salud, o sea el problema acá es que ir a una presencialidad plena sin recursos, implica o el desdoblamiento del docente en varios subgrupos que no está claro cómo, o el hacinamiento de estudiantes en los salones, porque no se previó un escenario evidentemente.
Bueno esto lo dijo otro consejero del Codicen en una entrevista a Búsqueda, Gabito Zóboli, en donde plantea que no se previó un escenario como el que tenemos hoy con respecto a la pandemia, y a eso se le suma el recorte de las horas que ya estaba digamos estipulado, entonces ahora se une el problema de la pandemia en ascenso con un escenario de recorte de horas lo que da una mezcla bastante explosiva, por eso hablamos mucho de un escenario caótico e incierto para este inicio de cursos.
Hay que anotar una cosa que es importante, el año pasado, en el marco de la pandemia cuando se va a reiniciar la presencialidad, funcionó bastante bien una comisión bipartita de salud laboral en donde los sindicatos en los diferentes liceos teníamos presencia en los grupos de trabajo, pusimos en práctica los protocolos y el control de los mismos, para este año ya se elimina la presencia sindical en cuanto a la elaboración y el cumplimiento de los protocolos, o sea que en realidad el año pasado tuvimos un escenario diferente en donde logramos que no hubiera brotes en la enseñanza pública secundaria, brotes de Covid, pero en este año los sindicatos han sido borrados también de lo que tiene que ver con la instrumentación del protocolo. Entonces como trabajadores podemos decir nosotros vamos a extremar las medidas de higienes, de cuidado, etcétera, pero no hemos tenido participación en lo que tiene que ver con los nuevos protocolos que van un poco en la línea de lo que es la LUC, digamos esa verticalidad en donde la nueva gobernanza, la autoridad plantea sus lineamientos, y lo que se ve como autonomía de los centros es simplemente en la instrumentación de lo que ya viene, pero no en la elaboración.
Entonces, nosotros ahí no podemos decir están las garantías sanitarias realmente, no hemos tenido ni voz, ni voto.

 

HS: Vos dijiste al pasar que hubo un aumento de los casos de repetición. No era que se iba a contemplar las circunstancias del año pasado para tener en cuenta las promociones.

AM: Bueno ahí en realidad hasta ahora lo que tenemos, esto es un escenario muy cambiante, es que se flexibilizaron muchísimo las pautas de evaluación en cuanto a la modalidad de las pruebas, incluso en Bachillerato se redujo la nota mínima en algunas asignaturas para poder promover, pero el problema que hay no es con los estudiantes que de una u otra manera se vincularon, sino con un importante porcentaje de estudiantes que se desvincularon completamente a partir de la declaración de emergencia sanitarias y no retomaron su vínculo con los liceos, ni virtualmente en principio, ni presencialmente después, y ahí tenemos altos porcentajes de estudiantes que perdieron el vínculo, entonces no dieron exámenes, o sea no retornaron el año pasado a los liceos, ni dieron los exámenes o las pruebas en diciembre, ni exámenes en febrero.
Ahora habría algunas instancias especiales en marzo y abril para algunos de ellos, pero no está resuelto el tema de que no haya repetición. Entonces, tendríamos un número importante acumulado de estudiantes que no ha pasado hasta hoy el nivel, esa es otra de las incertidumbres que tenemos. O sea qué va a pasar en cuanto a la normativa con todo este sector importante de chiquilines sobre todo en ciclo básico porque si se mantiene lo que es hasta hoy, el índice de repetición es altísimo, por lo tanto la súper población de los grupos va a ser importante también, y de eso hoy no tenemos ni idea, o sea eso implica problemas en cuanto al armado de los grupos porque no se sabe a ciencia cierta el número de estudiantes por grupos que va a haber. En el marco de que hay que cumplir ciertos protocolos sanitarios para evitar la propagación del Covid, o sea es muy complejo el escenario.

 

HS: Sí, la verdad que muy complicado, ¿qué van a hacer en este panorama? Bueno vos nos venís contando que han intentado plantearle a las autoridades, siempre hay una gran presión sobre los sindicatos de la Educación, por si toman medidas que impliquen que no haya clases normalmente, ¿qué están manejando en este sentido, Andrés?

AM: En este sentido se van a realizar las asambleas, o sea en el caso de ADES Montevideo hacia el final de la semana que viene, previo al inicio de cursos, no está fijado oficialmente la fecha, en el caso de la FENAPES la Asamblea General de Delegados sería el sábado 27 de febrero, y ahí se discutirá este panorama, y eventualmente si se van a tomar medidas de paralización o no, eso lo van a discutir las asambleas.
Lo que sí es unánime es que las condiciones están muy, muy lejos de ser las mejores, o sea lo que veníamos arrastrando de años anteriores, se ha potenciado por el recorte de horas, y por la pandemia y la reducción presupuestal que hubo también el año pasado, implica que no haya condiciones mínimas, ni garantías como para iniciar un año con relativa normalidad, pero las medidas las van a resolver las respectivas asambleas en el conjunto de las filiales del país incluida Montevideo.

 

HS: Panorama preocupante, profesor Andrés Mancioni, muchas gracias por estos minutos, y seguimos a ver qué pasa rumbo al inicio de clases que está originalmente fijado ¿para cuándo? Recordanos, Andrés, el comienzo en los distintos niveles.

AM: Para ciclo básico el 1° de marzo, y para Bachillerato sería la semana siguiente, a partir del 8 de marzo.

 

HS: Muchas gracias por este rato, Andrés, hasta pronto.

AM: A ustedes y a las órdenes, que pasen bien, muchas gracias.