BRASIL: “LA CRISIS ECONÓMICA EMPIEZA A CONVERTIRSE EN UNA CRISIS INSTITUCIONAL”
Contacto con Plinio de Arruda Sampaio Jr desde Brasil, 18 de febrero de 2021

“Brasil vive en una crisis institucional permanente” y “lo que está en realidad por detrás de todo esto es una escalada autoritaria, de irrespeto a la Ley, de irrespeto a las reglas de la democracia; es como hacer un test para ver hasta dónde llega este tipo de abuso permanente, que es la práctica de la extrema derecha. Ellos abusan de las libertades democráticas para agredir las libertades democráticas”, dijo desde San Pablo, en su contacto  semanal con CX36 el profesor, economista y analista político, Plinio de Arruda Sampaio Jr. al analizar  la realidad del vecino país y en particular a todo lo que rodea la detención de un parlamentario de Rio de Janeiro. Además hizo un pormenorizado análisis de la reciente aprobación de la autonomía del Banco Central brasileño. “Creo que la gravedad del problema es que se institucionaliza la independencia del Banco Central en relación a la soberanía popular, al poder político. Esto quiere decir que el Banco Central queda más dependiente del poder económico”, aseveró. Transcribimos esta nota que usted puede escuchar aquí:
https://archive.org/details/2021-02-18-plinio-de-arruda-sampaio-jr

Hernán Salina: Estamos en contacto con Plinio de Arruda Sampaio Jr. desde Brasil.
Buen día, bienvenido.

Plinio de Arruda Sampaio Jr.: Buen día, Hernán. Un gusto hablar con Radio Centenario, como siempre.

 

HS: Queríamos preguntarte primero por la detención de un parlamentario, que tuvo lugar hace algunos días, ¿qué importancia tiene esto?

 

PASJ: Si, es diputado Daniel Silveira del PSL (Partido Social Liberal) de Río de Janeiro, muy ligado a las milicias y al presidente (Jair) Bolsonaro; un ex policía militar. En la Policía Militar fue preso más de 60 veces, dentro de la Policía Militar; un hombre violento, que se notabilizó en Brasil  por haber roto la placa de la calle con el nombre de Marielle (Franco, la concejala y socióloga asesinada por un grupo paramilitar en 2018).
Es un hombre de la extrema derecha que hizo un video reivindicando la dictadura militar y en contra del Supremo Tribunal y ésta fue la gota de agua para que el Supremo Tribunal Federal decretara su prisión.
Esto quiere decir que Brasil vive en una crisis institucional permanente; esta es una provocación clara que va a provocar una especie de ‘brazo de hierro’ entre el Legislativo y el Judicial. Porque los Diputados aquí sólo pueden ir presos por orden, con la aprobación, de la Cámara de Diputados. Entonces esto va a provocar una votación y ahora esta es la nueva crisis institucional que vive Brasil.
Lo que está en realidad por detrás de todo esto es una escalada autoritaria, de irrespeto a la Ley, de irrespeto a las reglas de la democracia; es como hacer un test para ver hasta dónde llega este tipo de abuso permanente, que es la práctica de la extrema derecha. Ellos abusan de las libertades democráticas para agredir las libertades democráticas.
Esto es lo que está pasando aquí.

 

HS: Pero ¿por qué llega a dar el paso lo judicial de detener a este Diputado? Y además ¿cómo funciona el tema de los fueros? ¿No tienen fueros parlamentarios? ¿Cómo funcionó en este caso?

PASJ: Sí, este diputado ya tenía un problema con el Supremo porque él es tenido como uno de los articuladores de lo que aquí se llamaba “Consejo del Odio”, donde ya habían articulado una especie de golpe y de una ocupación o algún tipo de agresión al Supremo y a los Ministros del Supremo. Entonces, ya venía con esto digamos, en el panorama cuando hace un pedido explícito, de acusación de corrupción a los Ministros.
Entonces los Ministros alegan que esto es inconstitucional y el parlamentario fue preso cómo se dice aquí en Brasil, en el momento de hacer el delito.

 

HS: Flagrante…

PASJ: Si, flagrante delito.
Esto es lo que ellos alegan. Y esto si es legal.
Pero el Supremo puede mandar aprender al Diputado, pero el Diputado tiene fueros privilegiados, para que sea mantenido preso la mayoría de la Cámara de Diputados tiene que sancionar eso, o sea permitirlo o liberarlo de la prisión.
Esta es ahora la novela del momento.

 

HS: Esto habla de un camino que puede profundizarse desde el Poder Judicial con otros parlamentarios, ¿o te parece que va a quedar como este episodio nomás?

PASJ: Aquí nosotros estamos asistiendo a la judicialización de la política en Brasil este es un proceso estructural y creo que no es sólo brasileño, sino que es la crisis de la democracia.
Lo que los parlamentarios de la extrema derecha están intentando es disminuir el poder del  Judicial, de contener la onda autoritaria. Esto es lo que hay de hecho, en el fondo de toda esta cuestión, y esto es lo que se va a testear ahora: si Bolsonaro en realidad se va a contener, se va acomodar a la nueva situación de su tutela por los políticos fisiológicos; o si a despecho de esto, va a intentar una escalada autoritaria.
Creo que esto es lo que está de hecho en el fondo de este problema.

 

HS: Nos enviaban un artículo sobre el mayor otorgamiento, la mayor autonomía, del Banco Central de Brasil, que fue aprobada.

PASJ: La autonomía, la independencia formal del Banco Central fue votada por la Cámara de Diputados y aprobada pues ya había sido votada en el Senado.
¿Esto qué cambia? Primero es un viejo sueño de la banca, hace más de 20 años que intentan votar la autonomía del Banco Central. En realidad Brasil ya está en estos últimos 20 o 30 años viviendo con una autonomía de hecho del Banco Central; o sea lo que cambia es que ahora la autonomía no es de hecho, es formal, institucionalizada.
Creo que la gravedad del problema es que se institucionaliza la independencia del Banco Central en relación a la soberanía popular, al poder político. Esto quiere decir que el Banco Central queda más dependiente del poder económico.
La pregunta es ¿por qué votar con tanta urgencia en la primera votación de la nueva legislatura la independencia formal del Banco Central?
Cuando está estabilizado y no hay ninguna presión política en este momento sobre el Banco Central. El gobierno brasileño todavía no votó, no aprobó, el Presupuesto de 2021. Las emergencias en Brasil son claras: dinero para las vacunas –que no hay y por eso la campaña de vacunación se paraliza, por falta de vacunas- y el auxilio… (NdeR: Se interrumpe momentáneamente la comunicación). Sin que el mercado del trabajo haya retomado algún tipo de dinamismo.
Entonces, es una admitida muy extraña porque es totalmente en contra mano de las exigencias nacionales,  del funcionamiento normal del gobierno. Mi interpretación es que esto es una medida preventiva.
La banca percibe (NdeR: Se interrumpe momentáneamente la comunicación).
Empiezan a haber presiones fiscales, una insostenibilidad de la situación fiscal por la explosión de la deuda pública y los flujos de capital internacional empiezan a invertir el sentido. Sin estos dos presupuestos -entrada de capitales internacionales y relativa estabilidad de la relación deuda pública/producto nacional- el real empieza a sufrir problemas.
Bueno, esto todavía es muy incipiente, pero yo creo que la banca de manera preventiva pide un refuerzo institucional de sus intereses; que es -en última instancia- el deseo de mantener todo igual, en una circunstancia imposible.
Esto es lo que yo creo que motiva esta votación tan apresurada y tan inexplicable por el momento político.

 

HS: Convengamos que no es algo novedoso en las políticas neoliberales de nuestros países en estos años, la búsqueda de la autonomía de los bancos centrales ha sido una línea central desde los ’90.

PASJ: Sin duda alguna. Pero –insisto- aquí ya había autonomía de hecho.
Los presidentes del Banco Central no tenían ningún tipo de presión. Pero ¿por qué entonces institucionalizar, que amarra, deja  la situación mucho más rígida?
Porque se prevé que en un futuro breve la situación será más conturbada  y para evitar cualquier tipo de inflación que pueda significar una devaluación de la deuda pública, los banqueros hacen esta medida preventiva.
Es como si fuera una vacuna contra cualquier tipo de devaluación de la deuda pública, entonces no vacunan al pueblo contra el Covid, pero si lo vacunan contra ña posibilidad de una política un poco diferente.

 

HS: Es una señal preocupante para nosotros, pero desde la lógica banquera sería ‘quédense tranquilos que esto está en nuestras manos’.

PASJ: Exactamente.
Porque en realidad el plan real empieza a quedar problematizado por una crisis monumental, colosal, del capitalismo y de su impacto en la economía brasileña. Es muy difícil mantener esta política neoliberal y muy ortodoxa, el propio FMI ya dijo que ahora es momento de flexibilidad.
Pero Brasil hace exactamente lo contrario.
Y la gravedad de esto es que la crisis económica empieza a convertirse en una crisis institucional, porque cuando la crisis se agrave y haya la necesidad de una política monetaria más flexible, va a haber un bloqueo institucional a esto. Entonces, todo empieza a converger: crisis económica, crisis social, crisis institucional.
Empieza a ser una sola crisis.

 

HS: Y ante esto, ¿qué pasa con las reacciones del espectro político, de los trabajadores? ¿Qué reacción ha habido?

PASJ: Mira, Brasil está como en boxes y de repente hay nocauts.
La verdad es que la oposición está en nocaut.
Esto pasó durante el carnaval –aunque estemos en plena pandemia y no haya carnaval- es un momento de mucha distracción, entonces hubo una reacción digamos formal, de salón, las personas de manifestaron, todos dijeron que lo que pasó es en realidad dejar que el zorro cuide del gallinero.
Pero no hubo nada más fuerte.

 

HS: Uno piensa que algo así iba a generar una reacción fuerte por ejemplo del sindicato de los bancarios que sabemos que en Brasil también ha habido sindicatos fuertes en esa rama, por ejemplo.

PASJ: Sí, pero la verdad que provocó manifiestos, declaraciones, pero nada más allá de esto. Ha sido muy, muy blando y no pasó mucha cosa.

 

HS: Un abrazo Plinio, hasta la semana próxima.

PASJ: Un abrazo, Hernán, un gran gusto hablar siempre con Radio Centenario que es una luz de crítica en la oscuridad.