PRESENTARON ANTE ONU DOCUMENTADA “DENUNCIA SOBRE LAS INNUMERABLES VIOLACIONES QUE HAY EN EL CONTRATO” CON UPM
Contacto con Ana Filippini (MOVUS), 18 de febrero de 2021

 

Ana Filippini, integrante del Movimiento por un Uruguay Sustentable (MOVUS), informó en CX36 sobre la denuncia presentada por organizaciones finlandesas ante el Consejo de Económicos, Sociales y Culturales de la ONU. Señaló que “apoyando lo que hemos denunciado acá y en Finlandia, mediante el acuerdo que hizo el gobierno uruguayo con UPM se están violando derechos esenciales económicos, sociales y ambientales”. Filippini señaló que esto es parte de un largo proceso que se inicio cuando se firmó el acuerdo en diciembre de 2017, que comenzamos a organizarnos y a divulgar “ese contrato leonino que le da todos los derechos a una empresa” y “que no se sabe cuál va a ser el destino del agua, de la tierra, de los derechos sociales, de la gente, de la cultura, de la enseñanza”; en suma “que no se sabe cuál va a ser el destino de los derechos sociales”, indicó. Transcribimos la nota que puede volver a escuchar aquí:
https://archive.org/details/2021-02-18-ana-filipini-upm-en-la-onu

 

Hernán Salina: Ayer hablábamos de temas medioambientales en el departamento de Maldonado, y hoy queremos abordar una realidad que ha trascendido fronteras respecto a UPM, a la instalación de su segunda planta en nuestro país. Les leíamos en estas horas un comunicado del Movimiento Por un Uruguay Sustentable (Movus), que nos informaba del inicio del tratamiento del tema UPM a partir de denuncias presentadas por organizaciones finlandesas a nivel de Naciones Unidas. Tenemos en línea a Ana Filippini, integrante del Movus, precisamente.
Ana, buen día, gracias por estar con Radio Centenario.

Ana Filippini: Gracias a ustedes por la entrevista como siempre.
Efectivamente como tú decías, estamos divulgando esta acción que esta vez la llevaron adelante organizaciones sociales finlandesas, apoyando lo que muchas veces hemos denunciado nosotros acá y en Finlandia, y es que mediante el acuerdo que se hizo entre el gobierno uruguayo y la empresa UPM, se están violando derechos esenciales desde el punto de vista económico, social y cultural.

 

HS: Precisamente ¿cómo se llegó? Repasemos para quienes no siguen este proceso, Ana, el hecho de que organizaciones sociales finlandesas presentaran esta denuncia ante la ONU.

AF: Eso es un proceso largo que nosotros hemos venido haciendo con muchas organizaciones ya desde el momento mismo en que se firma el contrato, en noviembre de 2017, que comenzamos a organizarnos y a tratar de divulgar lo que se acababa de formar, este contrato leonino que le da todos los derechos a una empresa, que como bien dicen las organizaciones finlandesas, no se sabe cuál va a ser el destino del agua, de la tierra, de los derechos sociales, de la gente, de la cultura, de la enseñanza, ahora que estábamos hablando sobre el tema de la enseñanza. Entonces todo el poder se le ha dado a una empresa, y nosotros durante todos estos años, nos hemos vinculado con organizaciones atentas en Finlandia a lo que hacen las empresas finlandesas en el exterior, y hemos comenzado una relación que nos ha llevado a que les hemos aportado mucha información, aparte de eso, nosotros entregamos personalmente acá en el Uruguay una carta al embajador, cónsul, de Finlandia para que fuera directamente a las autoridades finlandesas, hemos enviado otra documentación que le ha llegado directamente al gobierno finlandés, y de esa forma las organizaciones vieron que dado que se iba a tratar este año el tema de la violación de los derechos humanos y la violación de los derechos sociales, culturales y económicos en esta comisión, esta comisión de Naciones Unidas se dedica justamente a analizar cuál es el comportamiento de las empresas en el exterior en relación a esos derechos.
Entonces a ellos se les ocurrió y a nosotros nos parecía muy buena idea, presentar una denuncia sobre las innumerables violaciones que hay en ese contrato. Para empezar, lo más grave es que se promete invertir una cantidad, que en este momento ya no sabemos cuánto es, por los problemas por ejemplo que ha habido con el tren, en principio nosotros calculábamos que el Uruguay iba a tener que poner más de 5 mil millones de dólares de gasto para que la empresa si quería y si decidía, que lo que había decidido el Estado para la empresa era suficiente, entonces en ese caso sí se iba a instalar, eso es algo que realmente no se entiende en el mundo entero porque nunca una empresa va a condicionar miles y miles de millones de dólares de inversión por parte de un Estado para poder instalarse en ese lugar, es realmente una cosa que llamó mucho la atención cuando se divulgó a finales de 2017 que se había firmado ese contrato con la empresa UPM.

 

HS: Si tenemos que pensar en elementos concretos que se seleccionaron, de peso, para presentar esa denuncia ante este comité de la ONU, esto que mencionás ¿fue uno de ellos o qué otros nos puedas mencionar?

AF: Ese fue el fundamental, tan importante que en el día de ayer un delegado de estas cuatro organizaciones -porque son cuatro organizaciones finlandesas las que presentaron la denuncia- y uno de ellos tuvo que hablar ante la comisión para presentar un resumen muy escueto, tuvo muy poco tiempo para hablar, pero como ya se había presentado un documento muy exhaustivo sobre todo, en realidad él lo que hizo fue una breve síntesis de todo lo que había presentado.
Y uno de los puntos fundamentales que él planteó fue justamente eso, cómo puede ser que una nación tenga que invertir el 7% del PBI, pusieron ellos calculando lo que es el PBI uruguayo y todo lo que se le va a dar a esta empresa UPM, para que la empresa luego decida si en caso de que siente que eso es satisfactorio, que se va a instalar en el Uruguay. Y en este momento nosotros ya sabemos que la empresa se está instalando, no se sabía en el momento en que se firma el contrato, pero eso es algo realmente de peso en la denuncia, pero además ellos denuncian el tema de que todos los criterios que se han utilizado para la evaluación de este proyecto han sido por ejemplo el éxito financiero, la forma en que los mejores intereses para UPM eran atendidos, quiere decir que hubo pocos criterios de justamente lo que trata esta comisión que es de los derechos de la gente, de qué forma se va a cuidar, y ya lo estamos viendo, que no se está cuidando nada, en la construcción del tren que se le está haciendo de uso exclusivo para UPM, y la cantidad de problemas que están habiendo en el trazado del tren, problemas que no fueron resueltos porque justamente se contrató otra empresa finlandesa para que diera el aval del recorrido de la forma que se iba a hacer el tren cuando acá en Uruguay hay técnicos y especialistas y hasta el propio intendente que dijo no esa vía no puede ir por ahí, tiene que salir por otro lado, no pasar por el medio de las ciudades, y sin embargo se sigue adelante.
Ahora descubrimos con horror que no alcanza con todo lo que se le ha dado a esta empresa, sino que además en estos últimos días se estuvo hablando por parte del Ministro de Transporte que le van a hacer una ruta paralela a la Ruta 5 para que por los atrasos del tren, UPM pueda utilizar libremente la Ruta 5, o sea esto es como sin fin la cantidad de entregas que se le está haciendo. Pero gran parte de esta denuncia también tiene que ver con lo que ellos llaman la suerte, el destino de lo que va a pasar con la vida, con el agua, con la tierra, porque estas empresas están realmente invadiendo el territorio, están utilizando tierra muy fértil para acrecentar los monocultivos forestales, y algo que nos ha llevado mucho tiempo, pero que finalmente las organizaciones finlandesas han entendido, es que las plantaciones forestales en Uruguay son eso, plantaciones forestales. Y no son bosques. Son plantaciones de especies exóticas implantadas en lo que para nosotros es un ecosistema fundamental para nuestra sobrevivencia. O sea vivimos en todos los sentidos porque vivimos, disfrutamos, tenemos, algo que es poco valorado porque lo tenemos, realmente tenemos agua, tenemos campo, tenemos fertilidad en la tierra, tenemos gran cantidad de disposición de materias primas para siempre se ha minimizado el hecho de que nosotros somos un país rico, se nos dijo siempre, no, pero es un país pobre que no tiene nada, hoy en día sí con esta pandemia el mundo entero se está dando cuenta lo rico que somos, y mucha gente en el resto del mundo se está viniendo a vivir en Uruguay, porque el Uruguay todavía tiene tierras fértiles, es increíble la cantidad de gente que ha manifestado, que se ha instalado en nuestro país viniendo del extranjero y ha manifestado que es maravilloso llegar a un país donde se planta cualquier cosa y todo crece, y todo se puede hacer donde esa capacidad en el resto del mundo ya hace mucho tiempo y fundamentalmente en Europa, ya hace mucho tiempo que desapareció.

 

HS: Ana, para redondear, en elementos concretos de esta acción, de la denuncia ante este organismo de la ONU, es importante el hecho de que lo presenten y esto habla de cierta capacidad crítica de reserva en la sociedad finlandesa, organizaciones de ese país, en algún caso también representando a organizaciones internacionales, porque UPM muchas veces se muestra como un modelo de lo más avanzado de esa sociedad finlandesa de la que tanto se pone de ejemplo a veces en distintos aspectos, pero esto está demostrando también que hay un sector crítico en los propios países contra estos emprendimientos y con esas modalidades que desarrollan.

AF: Sí, ellos este tema de que UPM es nada más que una empresa y que hace lo que quiere en el mundo, lo tienen bien claro, porque llevan muchos años siguiendo la trayectoria de UPM, y UPM no es el primer país donde está haciendo atrocidades, esta misma organización, una de las organizaciones que es Amigos de la tierra Finlandia, durante muchísimos años estuvo siguiendo la trayectoria de UPM en Indonesia, donde la empresa actuó en forma criminal, o sea hacía desaparecer personas, tenía todo el derecho y todo el poder, hasta que finalmente hubo tanta protesta y tanto problemas, que tuvieron que cerrar esa fábrica que habían puesto en Indonesia porque eran denuncias internacionales y nacionales y manifestaciones en forma permanente, o sea ellos conocen muy bien y saben muy bien que las empresas, este tipo de empresas y UPM en particular está acostumbrada a violar los derechos de la gente con total impunidad, porque lo hace desde hace muchísimo tiempo.
Lo que sucede es que este organismo tiene muchísimo contacto como todos los organismos internacionales, tienen mucho más contacto con los gobiernos y con las empresas que con la gente, nos enteramos a través de esta denuncia y por las palabras que emitieron ayer parte del cuerpo inspectivo de esta comisión de que en Uruguay había venido un relator de Naciones Unidas en 2017 y que había estado con UPM.
El relator de Naciones Unidas que vino en 2017 vino a ver la cuenca del Río Santa Lucía, nos preguntamos cómo viene un relator de Naciones Unidas y se entrevista con UPM en 2017. Antes, mucho antes de que nosotros como uruguayos nos enteráramos de que había tratativas con este empresa y que se estaba cocinando por decirlo de alguna forma, un contrato leonino como el que se firmó a finales de 2017.
Entonces eso lo que demuestra es que realmente ellos tienen mucho más contacto con la empresa que con la gente, y cuando vienen a hablar con la gente, así sea en misión por decirlo de alguna forma, de Naciones Unidas, hablan con las empresas, pero no hablan con la gente, no nos enteramos ninguno de nosotros de que ya había una misión internacional en el país, y que venían supuestamente también a tratar este tema, eso nos acabamos de enterar por ellos mismos.

 

HS: ¿Qué cabe esperar, para redondear por ahora, de este proceso que se inició, de esta denuncia, cómo seguiría esto?

AF: Nosotros estamos preparando un documento para dar respuesta a este tipo de cosas que manifestaron los integrantes del gobierno porque si bien hablaron las organizaciones, después habló el gobierno porque, una parte muy importante de esta denuncia es que las organizaciones finlandesas hacen responsable al gobierno finlandés de lo que hagan sus empresas, porque consideran -y es cierto- que las empresas están, forman parte del gobierno, en la medida que el gobierno tiene intereses privados y públicos que están relacionados con las empresas.
Entonces, hacen responsable al gobierno de, son sus empresas también, a ver qué responden, Y en esa medida esta comisión, por supuesto que como dije atiende lo que dice UPM, lo que dice el gobierno, entonces estamos esperando un esquema de lo que ha declarado el gobierno y la empresa para darle respuesta y dejar bien claro cuál es nuestra postura frente a esas consideraciones, sean del tipo que sean.Porque ya sabemos que lo que va a hacer el gobierno y la empresa es defenderse y decir que ellos hacen todo bien y que acá no hay ningún problema, cuando hemos -nosotros en particular- hemos hecho hasta un juicio al Estado por los incumplimientos de UPM, y tenemos clarísimo la cantidad de incumplimientos que hay en materia de obligaciones desde el punto de vista ambiental y la forma en que todo el contrato fue firmado, con cero participación de la gente. O sea, hay mucha violación de los derechos sociales, ambientales y culturales.

 

HS: ¿Qué se sabe de cómo trabaja este consejo, hay chance de que analicen expertos o técnicos lo que se está planteando, denunciando desde el derecho, desde lo medioambiental, qué cabe esperar de cómo trabaje ese ámbito de ONU?

AF: Nosotros lo que proponemos y que pensamos que no es ningún disparate es que no se le puede consultar a la empresa solamente de qué forma creen ellos que están violando o no violando los derechos, lo que solicitamos es una inspección independiente que pueda realmente hacer un análisis de todo lo que está sobre la mesa, y de todas las calificaciones que han hecho estas organizaciones, y nosotros mismos de lo que ha sido este proceso, y que ese análisis independiente se lleve a cabo. Porque no nos sirve que esta comisión diga hablamos con UPM y UPM dice que se portó muy bien, eso es totalmente infantil para nuestro concepto cultural, tenemos otra idiosincrasia, no creemos que la empresa sea la que esté capacitada para autovalorarse, y es por eso que nosotros estamos solicitando una comisión independiente, que no sea de la empresa, que tampoco seamos nosotros, pero que pueda evaluar en la forma en que ha sido violados los derechos en todo este proceso. Que se declare que se puede hacer y que se puede hacer esta evaluación independiente, no es nada extraño, no es la primera vez que este comité forma una comisión independiente para el análisis de otros casos, así que nosotros vamos a insistir en eso, en que haya una investigación y una comisión independiente, que seguramente el resultado no vaya a ser lo que nosotros queremos, pero sí por lo menos no que nos contesten esa estupidez. Nosotros hablamos con la empresa y la empresa dice que está todo bien

 

HS: Hablaría muy mal de la seriedad de ese organismo, de ese comité.

AF: Exacto, no podemos pensar si quiera en ningún tipo de justicia que dice hablamos con la empresa y hablamos con el gobierno y dicen que está todo bien, un poco similar a lo que nos pasó en Uruguay con la justicia, la justicia dictaminó que la empresa dice, que el gobierno dice que se va a ir cumpliendo todo, ¿y los documentos, y la forma en que se le había dado la autorización a UPM?; era clarísimo que los estudios que tenían que llevarse a cabo en Uruguay eran antes del comienzo de las obras y no después, y acá en cierta forma la justicia hizo eso, dijo, bueno yo hablé con la empresa, la empresa dice que va a ir haciendo y el gobierno dice que va a ir aprobando. Lo he dicho varias veces, es como si cuando tú te vas a operar, el cirujano dice, bueno acá ya que estamos en la mesa de operaciones vamos a ver si le hacemos algunos análisis a ver si está todo bien, o sea lo que es antes es antes, y todos los análisis que había que hacer en el caso uruguayo y que había sido dictaminado por la DINAMA y el Ministerio no se hicieron, y se quedaron para después, y vamos a ir viendo, eso la verdad no es serio. Ni en Uruguay, ni en Finlandia, ni en esta comisión, así que esperamos que de alguna forma este organismo independiente comience a actuar así como nosotros, ellos en realidad lo están requiriendo.

 

HS: Estaremos atentos a ver cómo sigue ese proceso, gracias por la información que nos van enviando, Ana, y hasta cualquier momento cuando surjan novedades también de estos temas. Gracias por atendernos.

AF: Muchísimas gracias a ustedes, como siempre, por darnos una voz, un espacio;  agradecemos enormemente.