SEGÚN DATOS DEL INE LA DESOCUPACIÓN AFECTA MUCHO MÀS A LAS MUJERES JÓVENES DEL INTERIOR
Comentarios sobre datos económicos vinculados al trabajo, 20 de febrero de 2021

Nuestro compañero, columnista, contador Luis Freda, docente de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de la República, analizó en ‘Mañanas de Radio’  los datos -que se conocieron esta semana- respecto a los números de empleo en nuestro país. Son datos difundidos por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) mirando hacia la situación de la economía en el Uruguay. Hay un 12,5% de mujeres que están económicamente activas desempleadas, son mayormente del interior y jóvenes. Este es el nivel más alto desde el año 2007 y es un índice que viene creciendo, “o sea que las mujeres cada vez hay más porcentaje de mujeres desocupadas”, indicó. Transcribimos estos comentarios que usted puede escuchar aquí:
https://archive.org/details/2021-02-20-luis-freda-sabado

En esta oportunidad nos vamos a referir a otra noticia económica que en estos días se estuvo manejando a nivel de gobierno, a nivel de la prensa, y la misma obedece a que el Instituto Nacional de Estadísticas publicó datos vinculados a la actividad empleo y desempleo, o sea datos económicos vinculados al sector del trabajo.
Estos datos son recogidos a través de la Encuesta Continua de Hogares y en este caso los datos corresponden a información del mes de diciembre de 2020. O sea que estamos en febrero, esta información que vamos a comentar de dos meses hacia atrás.
¿Cómo se elabora esta información?
Esta información se parte de datos recabados a través de la encuesta continua de hogares, que en contextos de normalidad -o sea sin pandemia-, es una encuesta de manera presencial, pero dada la situación de pandemia, la situación sanitaria que estamos atravesando el Uruguay y el mundo, se está realizando de manera telefónica, es importante que al no ser presencial esta encuesta y los datos anteriores sí son tomados de forma presencial, puede darse que a futuro, nos demos cuenta que hay algún tipo de diferencia o sesgo; quiere decir alguna variación o algún desvío en la forma y no son exactamente comparables. Esto va a faltar un tiempo para que nos demos cuenta si esto es así o no, y básicamente lo que se hace es, se toma mediante procedimientos estadísticos, se seleccionan determinados hogares y a ellos se les aplica una batería de preguntas.
En este caso, alguna de las preguntas que se han realizado corresponden al tema del trabajo, al empleo, al desempleo y luego vamos a ir viendo cuáles fueron los resultados. Concretamente tenemos que tener en cuenta que del total de la población del Uruguay que son unos 3.400.000 personas, en ese entorno; en tanto la población del Uruguay económicamente activa, o sea que estarían en condiciones de trabajar, o población en edad de trabajo, o sea los mayores de 14 años, son aproximadamente 2.900.000 personas. O sea que unas 500 mil personas son menores de 14 años, los mayores de 14 se consideran que están en edad de trabajo.
De esos 2 .900.000, hay un 40% más o menos que son una población económicamente inactiva. Allí encontramos a los jubilados, a los pensionistas y a personas que se dedican a tareas o no ofertan o no están interesados en participar en el mercado de trabajo.
De ellos -o sea ese 40% sería más o menos 1.100.000 personas- tenemos que el resto, un 60 o 61% aproximadamente; 1.770.000 personas son los que les llamamos población económicamente activa, son personas están dentro del mercado de trabajo, de las cuales un 89,5% -según la encuesta- están ocupadas, y un 10,5 están desocupadas.
Ese 10,5% de personas desocupadas, corresponde a 10,5% de la población económicamente activa, entonces estamos hablando de que son el 10,5% de 1.771.000 estamos hablando de que hay 186 mil personas desocupadas en este momento en Uruguay.
Esta es una cantidad muy importante de personas. Porque si nosotros queremos hacer algún tipo de comparación para darnos una idea de qué tan grande es ese número, hay sólo dos departamentos de la República que tienen más población que esa: Montevideo y Canelones. El resto de los departamentos, los 17 restantes, tienen menos pobladores que la cantidad de gente que está desocupada.
Entonces en base a eso, en comparación con noviembre que era el último dato disponible, la actividad básicamente se mantuvo muy parecida y el empleo también.
La tasa de desempleo bajó levemente, pero esta baja no es importante porque pasó de 10,9 a 10,5% de desempleo.
¿Por qué decimos que no es tan importante la baja?
Y porque como es una encuesta -no se le pregunta a todas las personas- tiene un cierto error, un cierto margen de error podríamos decir; por tanto este 10,5% de desocupados, de desempleados, puede variar, podría estar entre un 9,6% y un 11,4%. Esos serían los límites razonables en los cuales se movería el dato concreto.
Nosotros decimos que es 10,5% porque es lo que dio la encuesta en ese momento.
¿Este número es alto?
Tenemos que verlo en comparación, si comparamos con diciembre del año anterior, el desempleo era 8,5%, o sea que sí ha crecido el desempleo en 1 año, hay más gente desempleada, y lo que es importante tomar en cuenta también es dónde se ubica ese desempleo, cómo podemos decir, bueno por dónde viene, porque este es un promedio de todo el país.
¿Dónde hay más desempleo?
Hay más desempleo en el interior, si medimos solo el desempleo del interior, es un 11,9% o sea que un 12% de la población económicamente activa del interior del país, está sin empleo. Sin embargo en Montevideo la tasa es menor: un 8,4%.
Obviamente que la gente que está en el seguro de desempleo no se lo considera como persona desocupada, se lo considera como ocupado.
La tasa de desempleo por sexo -para también ver dónde están, dónde podemos ver que hay más desempleo- dice que hay un mayor desempleo en las mujeres, porque ese promedio si lo separamos por sexo tenemos que un 12,6% de las mujeres está desempleada, mientras que un 8,7% de los hombres económicamente activos está desempleado. Por tanto vemos que hay más en las mujeres, más en el interior y también más en gente joven.
Vemos también fundamentalmente la gente que se encuentra inactiva, al preguntarle sobre cuáles son las razones o los motivos por las cuales manifiesta no buscar trabajo, hay un 30% de ellos -más o menos- que no buscan trabajo por motivos de estudios, hay un 16% que parece con un cierto desánimo porque buscó trabajo antes y no lo encontró, y después hay un 15% más o menos que no buscan por la coyuntura económica de la pandemia.
Lo último para destacar es un dato que habría que seguirlo y prender alguna luz amarilla, porque sería bueno tomar en cuenta y decir bueno acá hay un lugar para establecer una política, para generar propuestas. Es que cuando dijimos que las mujeres hay un 12,5% de las mujeres que están económicamente activas que están desempleadas, este dato es el nivel más alto desde el año 2007. Y es un índice que viene creciendo, o sea que las mujeres cada vez hay más porcentaje de mujeres desocupadas, sería un buen momento para crear algún tipo de políticas tratando de revertir esta asimetría que hay entre ambos sexos.